Archivo de la etiqueta: Unidad Popular

“Considero que el proyecto socialista de Allende fue precursor del socialismo del siglo XXI

Entrevista a Marta Harnecker

“Considero que el proyecto socialista de Allende fue precursor del socialismo del siglo XXI cuyo gran promotor fue el presidente Chávez”

Entrevista a Marta Harnecker realizada por Isabel Rauber, en el Programa “Visión Nacional”, en AM 870, Radio Nacional Argentina, el domingo 16 de septiembre de 2013
‑Tu eres una militante chilena que tuviste que exiliarte producto del Golpe, ¿cómo viviste aquellos sucesos? –

Primero quiero agradecerte la posibilidad de conversar contigo y llevar este diálogo a todas y todos aquellos compañeros interesados en estudiar el pasado para construir el futuro, así titulé un artículo sobre el tema de la Unidad Popular que publiqué hace 10 años atrás.

Yo era como tú dices una militante del Partido Socialista chileno y en el momento del golpe mi primera militancia era dirigir la revista política Chile hoy, una revista con un valor informativo especial, porque siendo un órgano de la Unidad Popular, el frente político que apoyaba a Allende, estaba abierto a toda la izquierda y de hecho el MIR chileno fue el que nos proporcionaba los datos de inteligencia que nos advertían que se estaba preparando un golpe.

El golpe en Chile, fue un golpe anunciado. Desde el primer intento de golpe ocurrido en el 29 junio 1973 conducido por el general Viaux, vivimos en constante zozobra.

La amenaza de golpe estaba diariamente presente. Al comienzo toda la izquierda tomaba medidas para enfrentarlo, pero ocurrió como el cuento de Pedrito y el lobo, de tanto anunciar que venía el lobo, y no llegaba, cuando el lobo llegó no estaba preparado para enfrentar. Eso ocurrió con los dirigentes de la izquierda. Muchos de ellos, en ese momento estaban durmiendo en sus casas.

Habíamos empezado a coordinar con el MIR chileno el paso a la clandestinidad de la revista. Este era el partido más preparado para darnos dicha asesoría. La instrucción que habíamos recibido del dirigente nacional encargado de estas actividades era que estuviésemos atentos al levantamiento que se daría en los cuarteles en contra de los militares golpistas.

Este levantamiento nunca se dio. Los mandos golpistas dieron un golpe dentro de las propias fuerzas armadas apresando a los generales más cercanos al presidente Allende, entre ellos al general Bachelet, padre de Michelle, la ex presidenta y actual candidata a la elección presidencial en Chile.

El día 11 el golpe nos pilló por sorpresa. No recuerdo quién me llamó en la madrugada avisándome y rápidamente decidimos irnos todo el equipo que producía la revista al departamento de uno de nuestros periodistas que quedaba a unas 10 cuadras de la moneda.

Allí nos enteramos por la radio del bombardeo de la Moneda y de que el departamento en que estábamos quedaba y que la zona que fue declarada zona de toque de queda durante tres días.

Estando en el departamento recibimos la visita una patrulla militar que en revisó todos nuestros enseres pero felizmente no reconoció a ninguno. ¡Pasamos un gran susto!

Muy pronto yo aparecí en la lista de las personas buscadas. Había una lista de políticos y otra de periodistas, yo figuraba en esta última lista. Poco antes del golpe había recibido en la sede de la revista una visita de generales de la Fuerza Aérea amenazándonos por el tipo de información que estábamos dando acerca de los preparativos del golpe. Terminado el toque de queda, traté de volver a mi departamento pero no pude hacerlo. Una junta fascista se había instalado en los bajos del edificio y controlaba a todo el que entraba o salía.

Pasé algunos días en casas de seguridad. Desde allí hice contacto con el MIR. Se descarto la posibilidad de sacar clandestinamente la revista. Decidí entonces salir del país. Me refugié en la embajada de Venezuela y cuatro meses me dieron salvoconducto para partir a Cuba.

La gran tristeza y frustración que me provocó el golpe militar fue compensada por el encuentro con el que luego fue mi compañero y padre de mi única hija, el comandante Manuel Piñeiro, más conocido como Barbarroja. Cuba fue mi segunda patria. El cariño y la solidaridad de su pueblo me hicieron sentir siempre como que estuviese en mi casa. 

‑¿Cuál consideras tú que sería el mensaje fundamental para el quehacer actual de los gobiernos populares en el continente, en lo que hace a la relación con sus pueblos y a la relación con el poder?

‑Sabes Isabel que yo considero que el proyecto socialista de Allende fue precursor del socialismo del siglo XXI cuyo gran promotor fue el presidente Chávez. Allende no sólo fue el primer presidente socialista electo democráticamente en el mundo, sino que fue el primero en pretender avanzar al socialismo por la vía institucional y el primero en entender que para hacer esto debía distanciarse del modelo soviético.

Ese socialismo no podía ser impuesto desde arriba, tenía que contar con un apoyo muy mayoritario de la población, y tenía que estar inserto en las tradiciones nacionales, un socialismo con vino tinto y empanadas como él lo catalogaba, es decir, una sociedad socialista democrática enraizada en las tradiciones nacional‑populares. Por desgracia, el proyecto de Allende fue demasiado heterodoxo para izquierda chilena de entonces que era demasiado ortodoxa cuyos planteamientos no se correspondían con los nuevos desafíos que el país estaba viviendo. Te pongo algunos ejemplos de esa ortodoxia:

Cuando Allende hablaba del tránsito democrático al socialismo, sectores de la izquierda pintaban en los muros: ¡Viva la dictadura del proletariado!;Cuando Allende —tomando en cuenta que el electorado chileno estaba dividido en forma muy gruesa en tres tercios: los conservadores, los demócrata cristianos y la izquierda, con una leve preponderancia de la izquierda‑, planteaba la necesidad de contar con el apoyo de los demócrata cristianos, con el cual se podría lograr un apoyo mayoritario de la población al proyecto, nuestra izquierda actuaba muy sectariamente enfrentando a los militantes de ese partido; nunca entendió la necesidad de aliarse con fuerzas que catalogaba como burguesas;Cuando Allende hablaba de ganar a sectores de la burguesía para su proyecto, una parte importante de la izquierda reafirmaba que nuestro enemigo era toda la burguesía;

Mientras Allende quería consolidar lo avanzado en el plano económico: la estatización de las grandes empresas estratégicas, teniendo muy claro los límites del poder con que contaba, sectores de la izquierda se tomaban pequeñas empresas y pedían su nacionalización, exigiendo más radicalidad a Allende. Cuando Allende luchaba por conseguir una conducción única del proceso, los partidos más fuertes: el socialista y el comunista, hacían públicas sus divergencias.

Una de las grandes limitaciones que tuvo el gobierno de Allende fue el marco institucional heredado. Aunque el Presidente y la Unidad Popular tenían clara la necesidad de elaborar una nueva constitución para cambiar las reglas del juego institucional y facilitar el tránsito pacífico socialismo, y de hecho el presidente Allende entregó a los partidos que componían la unidad popular una propuesta de nueva constitución en septiembre de 1972; nunca se hizo una convocatoria para llevar adelante este proyecto. Creo importante estudiarla porque allí están plasmadas las ideas de Allende sobre cómo debería ser el tránsito social a partir de la realidad chilena.

¿Y por qué entonces no se llevó nunca adelante una convocatoria?, porque se estimó que la Unidad Popular todavía no tenía el apoyo electoral mayoritario que era indispensable para llevar adelante un proceso constituyente con éxito. La UP nunca logró llegar al 50% más de los votos. La gran pregunta que la historia no puede responder es qué hubiera pasado si dicha coalición política hubiese decidido tensionar sus fuerzas y hacer un trabajo casa por casa para ganar a la población para su proyecto. Quizás aquí faltó audacia, esa audacia que tuvo el Presidente Chávez cuando la oposición llama a un referéndum para derrocarlo y él acepta ir al combate aunque en ese momento las encuestas le daban una aceptación muy baja. Él acepta a pesar de estar en ese momento en condiciones de inferioridad, pero inmediatamente planifica cómo lograr las fuerzas para triunfar en esa contienda y crea la idea de las patrullas, es decir grupos de 10 personas a las que podía integrarse gente sin militancia en partidos pero que simpatizaba con Chávez, cada una de ellas debía lograr el apoyo de otras 10 con un trabajo casa por casa.

Otra lección es que yo creo fundamental del proceso chileno es la importancia de la organización popular en la base. Una de las grandes debilidades nuestras fue no entender esto. Fue delegar la acción política en los políticos, o más bien, el hecho de que los políticos se apropiaron de la política, y con ello los Comités de Unidad Popular —que fueron básicos para el triunfo electoral de Allende— comenzaron a debilitarse y a desaparecer. 

‑¿Cuáles serían los desafíos y las tareas principales para los movimientos populares y la izquierda latinoamericana?

‑Pienso que nuestra izquierda y nuestros movimientos populares deben tener muy presente lo ocurrido en la experiencia chilena para no repetir los mismos errores.

Tenemos que entender que para construir una sociedad alternativa al capitalismo esencialmente democrática tenemos que ser capaces de ganarlos el corazón y la cabeza de la mayoría de la gente. Que la crisis actual del capitalismo hace que cada vez mayores sectores se sientan afectados. Ya no sólo existen condiciones objetivas sino también condiciones subjetivas para que cada vez más personas entiendan que el capitalismo no es la solución para sus problemas cotidianos.

Necesitamos elaborar un proyecto alternativo y a ello pueden contribuir especialmente las experiencias de los gobiernos y movimientos populares en los países más avanzados de nuestra región. Se requiere una militancia nueva en que su forma de vivir y trabajar políticamente prefiguren la nueva sociedad Militantes que encarnen en su vida cotidiana los valores que dicen defender. Deben ser democráticos, solidarios, dispuestos a cooperar con los demás, a practicar la camaradería, la honestidad a toda prueba, la sobriedad. Deben proyectar vitalidad y alegría de vivir.

Si luchamos por la liberación social de la mujer, debemos empezar desde ya por transformar las relaciones hombre‑mujer en el seno de la familia;

Nuestros militantes deben capaces de aprender de los nuevos actores sociales del siglo XXI. Estos son particularmente sensibles al tema de la democracia. Sus luchas han tenido generalmente como punto de partida la lucha contra la opresión y la discriminación. De ahí que rechacen ser manipulados y exijan que se respete su autonomía y que puedan participar democráticamente en la toma de decisiones. Pienso que nuestros militantes deben ser también disciplinados. Se que este no es un tema muy simpático para muchos. A mí me gusta citar a uno de los coordinadores nacionales del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra, Joao Pedro Stédile, quien dice: “Si no hay un mínimo de disciplina, que haga que las personas respeten las decisiones de las instancias no se construye una organización. “La disciplina consiste en aceptar las reglas del juego. Hemos aprendido [esto] hasta del fútbol y la Iglesia Católica, que es una de las organizaciones más antiguas del mundo. […] Si alguien está en la organización por su libre voluntad, tiene que ayudar a construir las reglas y a respetarlas, tiene que tener disciplina, tiene que respetar al colectivo. Si no, la organización no crece.” Pero esto no debe significar que nuestros cuadros deban tener una mentalidad de ordeno y mando, deben ser pedagogos populares , respetuosos de la iniciativa creadora de la gente. Por otra parte, se requiere de una nueva cultura política: una cultura pluralista y tolerante, que ponga por encima lo que une y deje en segundo plano lo que divide; que promueva la unidad en torno a valores como: la solidaridad, el humanismo, el respeto a las diferencias, la defensa de la naturaleza, rechazando el afán de lucro y las leyes del mercado como principios rectores de la actividad humana. Necesitamos una izquierda que comienza a darse cuenta que la radicalidad no está en levantar las consignas más radicales ni en realizar las acciones más radicales —que sólo unos pocos siguen porque asustan a la mayoría—, sino en ser capaces de crear espacios de encuentro y de lucha para amplios sectores; porque constatar que somos muchos los que estamos en la misma lucha es lo que nos hace fuertes, es lo que nos radicaliza. Una izquierda que entienda que hay que ganar hegemonía, es decir, que hay que convencer en lugar de imponer. Una izquierda que entienda que más importante que lo que hayamos hecho en el pasado, es lo hagamos juntos en el futuro por conquistar nuestra soberanía y construir una sociedad que permita el pleno desarrollo del ser humano: la sociedad socialista del siglo XXI.

Mensaje final 

-Por último, quiero decirles que si bien el capitalismo está en crisis, este no desaparecerá por sí sólo. Si nuestros pueblos no se unen, organizan y luchan con inteligencia, creatividad y coraje, el capitalismo buscará la forma de recomponerse. Nuestros pueblos han dicho basta y echado a andar, ahora no deben detenerse, ¡la lucha es larga pero el futuro es nuestro

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso de las autoras mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.
 
 

 

ALLENDE: Las grandes alamedas

An East German stamp commemorating Allende
An East German stamp commemorating Allende (Photo credit: Wikipedia)
Página 12
Ni que se haya convertido en la fecha de la caída de las Torres Gemelas evitará que –para nosotros, para los hombres y mujeres de América latina– el 11 de septiembre sea la fecha del golpe de Estado más detestable de los tantos que padecimos. Se trataba de un gobierno elegido democráticamente. Se trataba de un país con un ejército que –a diferencia de los de nuestro continente– había sido guardián del orden constitucional. Se trataba de un presidente que era un hombre noble, con ideas e ideales, un hombre honesto y un hombre valiente. Había tenido un gran apoyo de las masas obreras. Y una queja constante, un repudio sin tregua, del MIR, el principal grupo armado de Chile. Finalmente, todos los sectores de la sociedad –menos los obreros– se unificaron para voltearlo: el ejército, los medios de comunicación, los gremios, las clases altas, las clases medias y –con un empeño criminal, furibundo– los Estados Unidos de Nixon y Kissinger. Las clases medias inauguraron la modalidad de salir a la calle con cacerolas y atronar el país pidiendo la renuncia de Allende.
Allende fue el más original, el más creativo de los líderes socialistas del siglo XX. Descreyó de la célebre dictadura del proletariado y eligió el camino democrático, pacífico al socialismo. Si ese camino fracasó, no menos fracasaron los otros. Con una enorme diferencia. Allende no dejó decenas o decenas de miles o millones de cadáveres tras de sí. Ni presos políticos tuvo. Confiaba en solucionar la antinomia entre socialismo y democracia, que el mandato de la dictadura del proletariado (que viene de las páginas de Marx y que éste asume como su mayor aporte a la teoría política) obliteraba. La derecha –beneficiada por los errores y por las muertes de los socialismos triunfantes y luego derrotados– no tiene rédito alguno para sacar de la experiencia de la Unidad Popular. Salvo que digan que nacionalizar el cobre equivale a fusilar enemigos políticos, o peor aún.

En su último mensaje, don Salvador Allende dijo a su pueblo y a todos los pueblos de América:
¡Trabajadores de mi Patria!: Tengo fe en Chile y en su destino. Superarán otros hombres este momento gris y amargo donde la traición pretende imponerse. Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, se abrirán de nuevo las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor. ¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores!
La historia es nuestra y la hacen los pueblos.
Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que por lo menos será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición.

El criminal de guerra Richard Nixon y su secretario de Estado, Henry Kissinger, peor criminal de guerra aún, odiaban a Allende con una pasión enfermiza. En octubre de 1970, Nixon dijo sobre él palabras injuriosas: “That son of a bitch, that bastard…”

Pero esa imagen de este hombre sereno –aunque capaz de encarnar la fuerza de un tornado–, que lo único que nos dejó, como pertenencia, fue el pedazo ensangrentado de uno de los vidrios de sus anteojos, este hombre maduro, con canas, que sale de La Moneda con casco de guerra y metralleta, para morir peleando, tal vez insensatamente, pero como él lo sentía, es, para mí, el símbolo más puro de la rebeldía, porque trató de cambiar el mundo por los caminos de la democracia y de la paz, y porque no pudo, porque los asesinos del poder internacional no lo dejaron, agarró una metralleta, se puso un casco de guerra y decidió (como esos bravos, legendarios marinos con sus barcos) hundirse con su causa. ¡Ah, don Salvador Allende, ojalá hubiera yo tenido alguna vez en mi patria un líder como usted! Simple, duro, pero sensible, amigo y compañero de la gente de su pueblo, sin sinuosidades, con una sola palabra, la misma de siempre, la que marcó la coherencia de sus días y, por si fuera poco, con ese coraje, don Salvador, que le hizo decir:

De aquí no me voy, que sigan otros, no van a faltar, y van a llevarme en sus corazones como a un hombre puro, como a un guerrero y como a un demócrata que les va a henchir el pecho de orgullo y de exigencias perentorias. Porque, de ahora en más, todo chileno que sepa que tiene detrás la figura de Salvador Allende, sabe que no se viene a la vida a jugar, a gozar de las liviandades y las tentaciones, sino a meterle el alma y el cuerpo a las causas duras, las de la injusticia, las del hambre, las de la tortura y la muerte. Es mi legado.

Lo es. Tenía la cara de un hombre bueno. Vestía de civil. No andaba ostentando armas ni uniformes bélicos. Se metía entre los obreros. Hablaba en sus asambleas. Les pidió, al final, que se cuidaran. Que no se dejaran sacrificar fácilmente por los carniceros que se cernían sobre Chile. Cuando Castro lo visitó le dijo que tenía que recurrir a la violencia si quería sostenerse. Allende no lo hizo. De la violencia se ocupaban los guerrilleros del MIR que, desde luego, lo acusaban de burgués conciliador. ¿Por qué se habrán preocupado tanto los de la CIA y Nixon y Kissinger por un burgués conciliador? ¿Por qué el ejército habrá bombardeado La Moneda? ¿Por qué el diario El Mercurio (al que Nixon le dio dos millones de dólares para desestabilizar su gobierno) lo atacó sin piedad ni vergüenza? ¿Por qué las conchetas chilenas, que son terribles, salieron con sus cacerolas para injuriarlo? ¿Sólo porque era un burgués conciliador? Los del MIR fueron funcionales a los golpistas que, salvo los que se fugaron, murieron todos, en el Estadio Nacional o en las más siniestras mazmorras, tan cruelmente como los líderes de la Unidad Popular. No, Allende no era un burgués conciliador. Era un socialista temible. Porque había elegido la democracia (el arma ideológica que la derecha cree suya) para ir hacia el socialismo. Pero, luego, hizo algo peor. Murió con su causa. Dejó, para el socialismo, un ejemplo moral incuestionable. Y murió sin perder sus esperanzas. El hombre libre volverá. Las altas alamedas lo esperan. Bajo ellas se fue Allende de este mundo.

En recuerdo de un gran periodista chileno Un día después: Augusto Olivares Becerra

Español: Presidente de Chile Salvador Allende ...
Español: Presidente de Chile Salvador Allende (1970 – 1973) (Photo credit: Wikipedia)

Había nacido el 27 de junio de 1930 y contaba al morir con 43 años. En plena madurez y capacidad de servir a su profesión y a sus ideales, fue Augusto Olivares Becerra un precursor del periodismo revolucionario de izquierda para todos los tiempos.

Un dia después, pues nació al igual que Salvador Allende, su amigo y compañero de lucha, en el mes de junio, solo que este último nace un 26 de junio, veintidós años antes. De haber sobrevivido Augusto Olivares a los hechos del 11 de septiembre de 1973, quizás aun hoy contáramos con su presencia, con sus vivencias y recuerdos, pero optó en aquella coyuntura histórica por inmolarse antes que caer en manos de sus encarnizados e inescrupulosos enemigos políticos, convertidos en vándalos fascistas que echaron por tierra lo sueños y la incipiente obra de justicia social de la Unidad Popular con su presidente al frente el compañero Allende.

El próximo año 2013, se cumplirán 40 años del golpe militar del 11 de septiembre en Chile. A la memoria vienen los recuerdos de aquellos valerosos revolucionarios que enfrentaron con las armas de las ideas la brutal agresión. La primera victima y el primer mártir de aquellos acontecimientos que tuvieron como escenario el palacio de La Moneda, fue Augusto Olivares.

Había servido con lealtad al presidente Salvador Allende. Su actividad principal desde 1970, era acompañarle en su campaña y desde mucho antes se convirtió en su asesor político, pero sobre todo en un amigo.

Olivares se había iniciado en los medios de comunicación como locutor de radio , trabajando posteriormente en el periódico La Tercera y fue reportero de Clarín. Consejero nacional del Colegio de Periodistas de Chile y fundador de la revista Punto Final , donde desempeño labores en su consejo de redacción al cual perteneció hasta su muerte. Al momento de su fallecimiento en La Moneda, Olivares se desempeñaba como jefe de prensa en Televisión Nacional de Chile .

El documental Héroes frágiles, de Emilio Pacull, el cual constituye un sentido homenaje a Augusto Olivares, dignifica la vida y la obra del revolucionario que fue. Héroes frágiles como dijera su autor, porque “simplemente están ahí, en La Moneda, con las manos vacías. Enfrentando tanques, tropas, aviones, misiles, y defendiendo la República y sus valores universales. Son héroes democráticos, resistiendo mientras la bandera chilena arde en el mástil del palacio”. Es la historia ya escrita e inolvidable de aquellos héroes frágiles por las endebles armas físicas que portaban, pero gigantes en su moral y su talla histórica.

Manuel Cabieses Donoso en su insuperable articulo: “ Augusto Olivares: Morir en La Moneda” revela de manera muy coherente y exhaustiva la vida política y humanística de Augusto Olivares. Lleno de detalles y anécdotas releerlo es fuente y necesario referente. De la personalidad de Olivares refiere que fue el hombre que “ nunca hizo daño a nadie, amistoso y sentimental, que cultivó amigos en todo el arco político”. Es siempre impresionante, aun mas al paso de los años, constatar que uno tras otro, cada hombre y mujer nucleado al presidente Allende, llevaban la ética y el honor como identidad. Después de su muerte, al paso del tiempo, todo lo que Augusto Olivares denunció en sus columnas periodísticas, en sus parlamentos, se fue evidenciando. Su palabra fue siempre sentencia y pronostico.

“Las palabras y los actos tienen coherencia. Cuando uno dice una cosa, va hasta al final de lo que dice”: enseño Olivares desde temprana edad a Emilio Pacull y es que el periodismo entendido mas que como un medio de vida, como una conducta de compromiso social para el bien, fue la brújula de Olivares, y su accionar profesional y político una consecuencia.

En esto tiempos, la valentía y la pulcritud del periodismo necesita de muchos Augusto Olivares. Si cada mujer u hombre enfrascado en los medios, llevan en sus mensajes esa valentía y pulcritud política, será el mejor homenaje y el mejor monumento a quien sirvió a la verdad y a la justicia social de su pueblo: Augusto Olivares, un hombre de Allende.

 

FIDEL CASTRO: SALVADOR ALLENDE, un ejemplo que perdura

ALLENDE, un ejemplo que perdura

FIDEL CASTRO – (escrito para el 100 º aniversario de Allende)

Nació hace cien años en Valparaíso, al sur de Chile, el 26 de junio de 1908. Su padre, un abogado de clase media y notario, fue el Partido Radical chileno. Cuando yo nací, Allende tenía 18 años. Realiza sus estudios en una escuela media ciudad natal. Durante sus años de estudiante preuniversitario, un viejo anarquista italiano, Juan Demarchi, lo pone en contacto con los libros de Marx. Egresa como excelente estudiante. Al igual que los deportes y la práctica. Ven voluntarios para el servicio militar en el Regimiento de Coraceros de Viña del Mar. transferir llamadas a Lanceros Regimiento de Tacna, un enclave chileno en el norte seco y semidesértico, y luego regresó al Perú. oficial y graduado de la Reserva del Ejército. Pero el hombre tiene ideas socialistas y marxistas. Esto no fue un mol joven y sin carácter.Era como si supiera que un día luchan hasta la muerte defendiendo las convicciones que empezaban a formarse en su mente. Decide estudiar la noble carrera de Medicina en la Universidad de Chile. Organiza un grupo de compañeros que se reúnen periódicamente para leer y discutir el marxismo. Sople el Grupo Avance en 1929. Fue elegido vicepresidente de la Federación de Estudiantes de Chile en 1930 y participa activamente en la lucha contra la dictadura de Carlos Ibáñez. Una gran depresión económica en Estados Unidos ha desatado ya la Bolsa de Valores de crisis que estalló en 1929. Cuba entró en la lucha contra la tiranía de Machado. Mella fue asesinado. Los trabajadores y estudiantes cubanos frente a la represión. Los comunistas, con Martínez Villena al frente, desencadenó una huelga general. “Realmente tenemos que cargar bastardos matar a terminar la obra de las revoluciones …” â € “había proclamado en vibrante poema. Guiteras, los intentos imperialistas de raíces profundas para derrocar la tiranía con las armas. Machado Cai, que no pudo resistir el empuje de la nación, una revolución surge y Estados Unidos en pocos meses, con guantes piel de becerro y un puño de hierro, aplastando, y su dominio absoluto duró hasta 1959. Durante este período Allende Salvador, en un país donde se ejerce la dominación imperialista brutalmente sobre sus trabajadores, su cultura y sus recursos naturales, lleva a cabo una lucha consecuente siempre lo destituye de su irreprochable conducta revolucionaria. formó en 1933 como un archivo. médico participó en la fundación del Partido Socialista de Chile. líder se encuentra ya en 1935 el Colegio Médico de Chile. ‘s atascada desde hace casi medio año. Impulsa el esfuerzo para crear el Frente Popular y eligieron secretario general del Partido Socialista en 1936. asume En septiembre de 1939 la carpeta de Higiene en el gobierno del Frente Popular. publica un libro sobre la medicina social. organiza la primera exposición de la Cámara. Participa en el año 1941 en la reunión anual de la Asociación American Medical EE.UU.. Importes en 1942, el Secretario General del Partido Socialista de Chile. Vota el Senado en 1947, en contra de la Ley de Defensa Permanente de la Democracia, conocida como “Ley Bloody” por su carácter represivo. Rises en 1949 Presidente del Colegio Médico. Ahead En 1952, el pueblo de los postulados a la presidencia. tenía entonces 44 años. sí misma. Presenta el Senado un proyecto de ley para la nacionalización del cobre. viaja a Francia, Italia, la Unión Soviética y la República Popular de China en 1954. Cuatro años más tarde, en 1958, proclamado candidato a la Presidencia por el Frente de Acción Popular, que comprende la Unión Socialista Popular, el Partido Socialista y el Partido Comunista de Chile. Pierde la elección del conservador Jorge Alessandri. asistencias en 1959 para toma de posesión como presidente Rómulo Betancourt de Venezuela, hasta ahora considerado como una figura revolucionaria de izquierda. viaja a La Habana ese año y la entrevista con el Che y yo. backs en 1960 los mineros del carbón, que paralizan su trabajo durante más tres meses. Denuncia junto al Che en 1961 el carácter demagógico de la Alianza para el Progreso en la reunión de la OEA celebrada en Punta del Este, Uruguay. Nombrado nuevo candidato a la presidencia, fue derrotado en 1964 por Eduardo Frei Montalva, el demócrata cristiano que incluye todas las características de las clases dominantes y, según los datos revelados en los documentos hechos públicos en el Senado de los EE.UU., recibió dinero de la CIA para apoyar su campaña. Durante su gobierno, el imperialismo trató de dibujar lo que él llamó la Revolución ” En Libertad “, como respuesta ideológica a la Revolución Cubana. engendrada ¿Cuáles fueron los fundamentos de la tiranía fascista. esa elección, Allende obtiene, sin embargo, más de un millón de votos. Puntas de lanza en 1966 la delegación que asista a la Conferencia Tricontinental de La Habana . Visita la Unión Soviética en el 50 Aniversario de la Revolución de Octubre. año siguiente, 1968, visita a la República Democrática de Corea, la República Democrática de Vietnam, donde tiene el placer de conocer y charlar con el líder extraordinario de este país, Ho Chi Minh. Incluye la misma ruta Camboya y Laos, en plena efervescencia revolucionaria. Después de la muerte del Che, fue personalmente a Tahití tres guerrillero cubano en Bolivia, que sobrevivió a la caída del Guerrillero Heroico y se encontraban ya en territorio chileno. A Populares política de la coalición Unidad compuesta por comunistas, socialistas, radicales, MAPU, Acción Popular Independiente y PADENA, proclama su candidato el 22 de enero de 1970 y el 4 de septiembre de victorias en las elecciones de este año. verdaderamente es un ejemplo clásico de luchar por la vía pacífica para establecer el socialismo. gobierno de los EE.UU., presidido por Richard Nixon, después del triunfo electoral entra de inmediato en acción. Comandante en Jefe del Ejército chileno, general René Schneider, es asesinado en un atentado el 22 de octubre y murió tres días más tarde, ya que no se sometió a las exigencias imperialistas de un golpe de Estado. Fracassa tratar de evitar la llegada del gobierno de la Unidad Popular. Allende legalmente con toda dignidad asume el cargo de Presidente de Chile el 03 de noviembre 1970 . gobierno comienza su heroica batalla por los cambios, enfrentando al fascismo. ya tenía 62 años de edad. Coube mí el honor de haber compartido con él 14 años de lucha antiimperialista desde el triunfo de la Revolución Cubana. elecciones municipales de marzo del año 1971, la Unidad Popular obtiene la mayoría absoluta de los votos con 50.86 por ciento. El 11 de julio el presidente Allende promulga la Ley de Nacionalización del Cobre, una idea que fue propuesta en el Senado hace 19 años. fue aprobada por unanimidad en el Congreso. Nadie se atrevió objetable. Denuncia En 1972 la Asamblea General de las Naciones Unidas la agresión internacional de que su país es víctima. ‘s aclamado de pie durante largos minutos. Visita ese mismo año la Unión Soviética, México, Colombia y Cuba. En 1973, cuando las elecciones parlamentarias se celebran en marzo, la Unidad Popular obtiene un 45 por ciento de los votos y aumentó su representación parlamentaria. no podía prosperar las medidas promovidas por los yanquis en las dos Cámaras para destituir al Presidente. agravar el imperialismo y la derecha sin luchar cuartel contra el gobierno de la Unidad Popular y el terrorismo desatar en el país. Le escribí seis cartas confidenciales a mano, con letra pequeña y una pluma de punta fina entre los años 1971 y 1973, en la que abordó temas de interés con la mayor discreción . El 21 de mayo 1971 usted dijo: “… Nos maravillamos ante su extraordinario esfuerzo y su energía sin límites para sostener y consolidar el triunfo. “Se puede apreciar que el poder popular gana terreno a pesar de su misión difícil y complejo. “Las elecciones del 4 de abril fueron un espléndido y alentador la victoria. “estaban valor fundamental y decisión, su energía mental y física para llevar adelante el proceso revolucionario. “Seguramente le aguardan dificultades grandes y variadas que hay que afrontar en condiciones que no son precisamente ideales, pero una política justa, apoyada por las masas y la decisión aplicada no se puede ganar … ” El 11 de septiembre de 1971, escribí: “. El vehículo viaja con usted para abordar los detalles de la visita “Inicialmente considerando un posible vuelo directo en avión de Cubana, analizamos la . conveniencia de aterrizar en Arica e iniciar el viaje hacia el norte emerger pronto dos cosas nuevas:. interés expresado por usted Velazco Alvarado de un posible contacto en mi viaje a este; posibilidad de contar con un avión soviético IL-62 de mayor radio Este Esto último permite, si se desea, obtener la ruta a Santiago. “Vai una ruta y plan de actividades para que usted pueda añadir, eliminar e insertar las modificaciones que estime convenientes. “Traté de pensar sólo en lo que podría ser de interés de política sin preocuparse demasiado con el ritmo o la intensidad del trabajo, pero absolutamente todo está sujeto a los criterios y consideraciones. “Realmente disfrutamos de los éxitos extraordinarios de su viaje a Ecuador, Colombia y Perú.Cuando en Cuba tendrán la oportunidad de emular a los ecuatorianos, colombianos y peruanos el enorme cariño y el calor con el que recibió? ” Ese viaje, cuyo esquema transmitió al Presidente Allende, milagrosamente salvó la vida. decenas de kilómetros caminaba delante de una gran multitud, situado en el camino. Una Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos llevó a cabo tres acciones para asegurar mi asesinato durante ese viaje. anunció una conferencia de prensa con anticipación, había una cámara suministrada por una estación de televisión en Venezuela equipada con armas automáticas, manejada por mercenarios cubanos con documentos que ese país había llegado a Chile. Coraje no aquellos que sólo tenía que apretar el gatillo durante el largo tiempo que tomó para entrevistarme y las cámaras enfocadas. no quiere correr el riesgo de morir. me había perseguido, por otra parte a lo largo de Chile, donde una vez más no tener tan cerca y vulnerable. sólo podía conocer los detalles de la cobarde acción años más tarde. servicio especial de EE.UU. había llegado más lejos de lo que podíamos imaginar. El 04 de febrero 1972 Salvador escribió: “La delegación fue recibida con el mayor esmero por todos aquí. Las Fuerzas Armadas Revolucionarias dedicaron prácticamente todo su tiempo durante esos días para responder. Las reuniones eran amables y humanos. El programa intenso y variado. Mi impresión es que el viaje fue positivo y útil, que existe la posibilidad y debe seguir desarrollando estos intercambios. “Con Ariel hablé sobre la idea de tu viaje. entiende completamente el trabajo duro y el tono de la contienda política en las últimas semanas no han Yo le permitió considerar la fecha aproximada que mencionamos esto. Indudablemente que no habíamos tomado en cuenta estas eventualidades. Para mí, ese día, víspera de mi regreso, cuando cada vez que cenó en su casa al amanecer, antes de que la falta de tiempo y la urgencia de horas, me tranquilizaba pensar relativamente pronto volver a reunirse en Cuba, donde se nos dio la oportunidad de hablar extensamente. Me obstante, esperamos que usted podría considerar la posibilidad de una visita antes de mayo. Menciono este mes porque a más tardar, desde mediados del mismo, tengo que hacer el viaje, ya aplazado, Argelia, Guinea, Bulgaria, la Unión Soviética y otros países. amplio Esta visita me va a llevar un tiempo considerable. “Muchas gracias impresiones que me da sobre la situación. Aquí, cada día todos estamos más familiarizados, interesados ​​y afectados emocionalmente con el caso chileno, seguimos con gran atención las noticias que llegan desde allí.Ahora podemos comprender mejor el calor y la pasión que llevó a la revolución cubana en los primeros días.Podría decirse que estamos viviendo nuestra propia experiencia a la inversa. “En su carta, puedo apreciar el humor magnífico calma y valentía con la que están dispuestos a enfrentar las dificultades. Y eso es fundamental en cualquier proceso revolucionario, especialmente cuando se desarrolla condiciones sumamente complejas y difíciles de Chile. Volví con una calidad de impresión extraordinaria moral, cultural y humana pueblo chileno y su vocación notable patriota y revolucionario. A ti te corresponde singular privilegio de ser su conductor en ese momento decisivo de la historia Chile y Estados Unidos, como la culminación de toda una vida de lucha, como se cuenta en el estadio, dedicado a la causa de la revolución y el socialismo. Ningún obstáculo puede ser invencible. Alguien dijo que una revolución se marcha adelante con audacia, audacia y más audacia estoy convencido de la profunda verdad que cierra este axioma. “. le escribió de nuevo al presidente Allende el 6 de septiembre de 1972:”. Con Beatrice le enviaba mensajes sobre diferentes temas Cuando se fue y por qué la noticia de que venían semana pasada, decidimos enviar el compañero Osmany para ratificar nuestra voluntad de colaborar de cualquier manera, y al mismo tiempo para que pueda comunicarse a través de su evaluación de la situación y sus ideas respecto a viaje proyectado para este y otros países . el pretexto de Osmany viaje inspeccionará la Embajada de Cuba, a pesar de que le dará un poco de publicidad. quieres estar en que es muy breve y discreto. “puntos propuestos por usted a través de Beatriz ya se están cumpliendo … ” Aunque comprendemos las actuales dificultades del proceso chileno, estamos seguros que encontrará la manera de ganar. “puede contar con nuestra plena cooperación. Recibe un saludo fraternal y revolucionario de todos nosotros. ” El 30 de junio 1973 se envió una invitación oficial al presidente Salvador Allende y los partidos de la Unidad Popular para celebrar el aniversario ° 20 del asalto al Cuartel Moncada. aparte En una carta, dile : “Salvador: “Lo anterior es la invitación oficial, formal, para celebrar el aniversario 20 ° formidable ¿Qué podría hacer un viaje a Cuba de esa fecha ¿Te imaginas lo que esto significaría para la alegría, la satisfacción y el honor.. los cubanos. saben, sin embargo, depende más que nada en su trabajo y en esta situación. marcharse, por lo tanto, para su consideración. “Todavía estamos bajo el impacto de la gran victoria revolucionaria y el 29 de su brillante papel personal en eventos. Es natural que muchas dificultades y obstáculos que sobrevivirá, pero estoy seguro de que esta prueba con éxito la primera le dará gran aliento y consolidará la confianza del pueblo. Internacionalmente renunció a los eventos de claros y disfrutar de sí mismo como un gran triunfo. “Actuar como el hecho en 29, la revolución chilena tendrá éxito ninguna prueba de que es difícil. reiterar a usted que los cubanos están de su lado y usted puede contar con sus leales amigos nunca. ” El 29 de julio 1973 lo envió a última carta: “Querido Salvador: “Con el pretexto de discutir contigo cuestiones relativas a la reunión de países no alineados, Carlos y Piñeiro realizar un viaje a esta. El verdadero objetivo es informar sobre la situación y ofrecerte como siempre nuestra disposición a cooperar con las dificultades y peligros que amenazan y obstaculizan el proceso. La estancia será muy breve ellos aquí porque tienen muchas obligaciones pendientes y, no sin sacrificio de sus actividades, se decidió hacer el viaje. “Yo veo ahora en la delicada cuestión del diálogo con la DC en medio de acontecimientos graves como el brutal asesinato de su asesor y la nueva huelga naval de los propietarios de camiones. pregunto por qué la gran tensión y su deseo de ahorrar tiempo, mejorar la correlación de fuerzas en caso que aparece para luchar contra ella y, si es posible, encontrar una manera que asegure que adelante el proceso revolucionario sin contienda civil, mientras que el ahorro de su responsabilidad histórica por lo que pueda ocurrir. Estos son propósitos loables. Pero si la otra parte, cuyas intenciones reales no son capaces de valorar desde aquí, a comprometerse en un política pérfida e irresponsable que requiere un precio imposible de pagar por la Unidad Popular y la Revolución, que es incluso muy probable, no olvides por un segundo la formidable fuerza de la clase obrera chilena y el respaldo enérgico que te ofrecen en todos los momentos difíciles; lo posible, su llamado ante la Revolución en peligro, paralizar los golpistas, mantener la adhesión de los vacilantes, imponer sus condiciones y decidir de una vez, si es necesario, el destino de Chile. debe saber que el enemigo está alerta y listo para en acción. Su fuerza y su combatividad pueden inclinar la balanza a su favor en la capital aun cuando otras circunstancias sean desfavorables. “Su decisión de defender el proceso con firmeza y con honor hasta el precio de su propia vida, todo lo que sabes es capaz de cumplir, para arrastrar a su lado todas las fuerzas capaces de combatir y todos los hombres y mujeres dignos de Chile. Su valor, su serenidad y su audacia en esta hora de su patria histórica, y especialmente su empresa cacicazgo, resuelto y el liderazgo heroico, son la clave de la situación. “Vamos a Carlos Manuel y saber cómo pueden cooperar leales amigos cubanos. ” Reitero a usted el afecto y la confianza ilimitada de nuestro pueblo “. escribió Esta meses y medio antes del golpe. emisarios eran Carlos Rafael Rodríguez y Piñeiro Manuel. Pinochet había conversado con Carlos Rafael. tenía simulado una lealtad y firmeza similares al general Carlos Prats, Comandante en Jefe del Ejército durante parte del gobierno de la Unidad Popular, un militar digno de que la oligarquía y el imperialismo pone en plena crisis, que lo obligó a renunciar mando, y más tarde fue asesinado por sicarios en Argentina DINA, después del golpe fascista de 1973. Pinochet sospechaba desde que leí los libros de geopolítica que me adulaban durante mi visita a Chile y observé su estilo, sus declaraciones y los métodos aplicados como Jefe del Ejército cuando las provocaciones de la derecha obligó al presidente Allende a decretar el estado de sitio en Santiago, Chile. advirtió recordó lo que Marx en el 18 Brumario. muchos comandantes del ejército en las regiones y sus estados mayores querían conversar conmigo dondequiera que vinieron, y mostraron notable interés en los temas de nuestro guerra de liberación y las experiencias de la Crisis de Octubre de 1962. reuniones se prolongó durante horas por la mañana temprano, era el único tiempo libre para mí. acedia puedo ayudar a Allende, inculcándoles la idea de que el socialismo no era enemigo de los institutos armado. Pinochet, como jefe militar, no fue una excepción. Allende consideran útiles estas reuniones. El 11 de septiembre de 1973 Fallecido heroicamente defendiendo el Palacio de la Moneda. luchó como un león hasta el último aliento. revolucionarios que resistieron la embestida hay fascista dicho cosas fabulosas sobre los momentos finales. versiones no siempre estaban de acuerdo, lucharon en diferentes partes del palacio. Además, algunos de sus más cercanos colaboradores murieron, o fueron asesinados después de luchar duro y desigual. A diferencia del testimonio era que algunos dijeron que los recientes tiroteos los hizo contra sí mismo para no caer prisionero, y otros que su muerte se produjo por el fuego enemigo. Palacio quemado atacado por tanques y aviones para consumar un golpe que sintió procedimiento fácil y sin resistencia. No hay contradicción alguna entre ambas formas de servicio. En nuestras guerras de independencia hubo más de un ejemplo de combatientes ilustres que, cuando no había defensa posible, se privaron de la vida antes de los prisioneros que caen. mucho tiempo se ha dicho ya acerca de lo que estaban dispuestos a hacer por Allende, algunos lo escribió. ‘s no es el propósito de estas líneas. Hoy se cumple un siglo de su nacimiento. Su ejemplo perdurará.