Archivo de la etiqueta: Santiago

Más de 100 mil irán tras 4,213 cargos en elecciones 2016

César Medina

La Junta Central Electoral plantea la eliminación del voto preferencial y retornar al viejo sistema de arrastre para el tramo congresional. El proyecto está trabado en gran parte porque el PLD no está de acuerdo
Participación. cálculos conservadores proyectan que unos cien mil dominicanos correrán por puestos electivos en el año 2016. El presidente de la JCE, Roberto Rosario, dice que el organismo está trabajando a todo vapor.
Más de cien mil correrán “en el maratón electoral” del 15 de mayo de 2016 por 4, 213 posiciones electivas, incluyendo la Presidencia de la República, en representación de 25 partidos políticos y un movimiento municipal, uno solo, en Puñal de Santiago, con la novedad de que retorna la boleta múltiple, aunque con otra modalidad.
Será un verdadero quebradero de cabeza para la Junta Central Electoral, que ha comenzado a barajar fórmulas para organizar las últimas elecciones nacionales “todos incluidos”, porque a partir de 2020 serán separadas las presidenciales y congresuales de las municipales por un lapso de tres meses entre febrero y mayo, de conformidad con la Constitución de 2010.
El propósito es que en los próximos comicios se vote con el nuevo carnet electoral que incluirá las huellas dactilares de los sufragantes de forma digital para evitar definitivamente la duplicación del sufragio y la compra de votos, como se denuncia ocurre cada cuatro años.
El proceso para renovar el carnet electoral, sin embargo, va muy atrasado si se toma en cuenta que faltando dos años y nueve meses para las elecciones aún se está en el proceso de licitación para escoger a la empresa que aplicará la tecnología, con el agravante de que no hay presupuesto para solventar sus costes multimillonarios.
La mejor alternativa es la contratación de una multinacional experta en ese tipo de tecnología de avanzada digital, con chip incluido, que llegue con financiamiento bajo el brazo, a largo plazo y con bajos intereses, aunque implique garantía soberana.
Se descartó definitivamente la posibilidad de aplicar el voto electrónico en las elecciones del 2016, aunque se contempla llevar a cabo algún tipo de laboratorio experimental como plan piloto, es decir, instalar dos o tres colegios con esa modalidad para contemplar sus resultados y proyectar su aplicación general en los comicios de 2020.
No existe definición tampoco sobre la prevalencia o no del sistema del voto preferencial en las próximas elecciones porque será potestad de los partidos decidir sobre ello. Existe una corriente aparentemente mayoritaria entre las formaciones partidarias que aboga por su eliminación.
En cambio otros, como la Federación Dominicana de Municipios, quieren que ese método se extienda a los ayuntamientos para que los regidores también sean elegidos por el voto preferencial, como los diputados. Ello constituiría un verdadero rompecabezas para el órgano electoral que probablemente tendría que tardar más de una semana para determinar ganadores… Por una razón simple.
Todos halan para su lado…
En un sistema electoral tan complejo como el que se avecina, con cinco tramos de elección y la participación de 26 formaciones partidarias, complicar aún más el procedimiento es altamente riesgoso.
La Junta Central Electoral plantea la eliminación del voto preferencial y retornar al viejo sistema de arrastre para el tramo congresional. Las opiniones están divididas entre los partidos mayoritarios: El PRD acepta su eliminación; el PLD, no. El Reformista, tampoco. Y los llamados partidos emergentes también dividen sus preferencias.
El problema es que con la implementación del voto preferencial se pensó eliminar el arrastre a nivel de los diputados y la presión que ejerce el voto en bloque sobre las candidaturas municipales. Pero resulta que a la larga el problema es mayor porque el arrastre se produce en el sentido inverso, es decir, el diputado arrastra al senador, algo insólito en la estructura piramidal de las jerarquías políticas.
El proyecto de la nueva Ley Electoral que la Junta elaboró conjuntamente con técnicos de la Organización de Estados Americanos, al que le han pasado tres legislaturas en el Congreso, establece la eliminación del voto preferencial. Está trabado precisamente porque el PLD no está de acuerdo, y en particular el ex-presidente Leonel Fernández que entiende que ese sistema viabiliza las alianzas electorales.
Algunas fuerzas minoritarias apoyan su eliminación porque prefieren alianzas con los partidos grandes para ganar algunas diputaciones. Otras lo prefieren porque entienden que es más fácil hacer acuerdos con el voto preferencial. Todo el mundo, en fin, hala para su lado.
(+)
VUELVE LA BOLETA MÚLTIPLE…
Para viabilizar unas elecciones que se proyectan tan complejas como las del 15 de mayo de 2016, se ha decidido en primera fase la aplicación de cinco boletas con igual número de tramos de elección, que estarán numeradas del uno al cinco.
En la boleta número uno se elegirá al Presidente y Vicepresidente de la República; en la número dos, al senador; en la número tres, a los diputados; en la número cuatro, a los síndicos; en la número cinco, a los regidores.
Es decir, el votante entrará a la caseta electoral con cinco boletas y deberá marcarlas todas para luego dirigirse a cinco urnas numeradas también del uno al cinco e ir depositando esas boletas una por una en la urna correspondiente.
Los detalles para determinar la validez o no de las boletas marcadas en caso de errores al depositarlas, no han sido considerados. Los partidos políticos tomarán esas decisiones más adelante, pero se anticipa que ese método podría provocar muchas dificultades en el escrutinio.
Las urnas con los resultados del tramo presidencial serán las primeras en procesarse, y le seguirá el conteo con los votos senatoriales. De esa forma se conocerá la elección del Presidente, Vicepresidente y senadores en las primeras horas del escrutinio para quitarle presión a la expectación que generan las elecciones nacionales.
Posteriormente, seguirá el conteo para los tramos congresionales y municipales, primero los diputados, luego los síndicos y por último los regidores.
Las posiciones en disputa
Son 4,213 las posiciones electivas a disputarse en los comicios del 15 de mayo de 2016. Concurrirán 25 partidos y el Movimiento Municipal Independiente de Puñal, en la provincia de Santiago. Podrán acudir unidos o con boletas separadas.
El de Puñal es el único movimiento municipal independiente que podrá concurrir a las elecciones próximas.
Los candidatos inscritos serán más de 25,000 en todo el país, y se calcula que por cada posición hay una media de cuatro aspirantes por cada partido, incluyendo los que ya figuran en alianzas particulares o en bloques de fuerzas aliadas.
El presidente de la Junta, doctor Roberto Rosario, comentaba muy recientemente a La Tecla que cálculos conservadores proyectan que unos cien mil dominicanos correrán por esos puestos electivos, y avanzó que debido al gran trabajo por la complejidad de ese proceso, el organismo está trabajando ya “a todo meter… sin pérdida de tiempo”.
Algunas formaciones mayoritarias, como el PRD, por ejemplo, han llamado ya a sus dirigentes y militantes a que inicien el proceso de pre-inscripción formulando sus aspiraciones a través de los organismos partidarios con el fin de que a mediados del próximo año comiencen a perfilarse esas candidaturas.
EL PADRÓN ELECTORAL A LA FECHA
Proyectado el 2016, el padrón electoral llegará a 7 millones 260 votantes, y calculando la abstención histórica de un 20 por ciento, podrían sufragar 5.8 millones de dominicanos, cifra sin parangón en la historia electoral dominicana.
Hasta hace cinco días– al 20 de agosto pasado—, el padrón electoral registraba 6 millones 831 mil 078 votantes, con un crecimiento neto de 328 mil 110 sufragantes en relación a las últimas elecciones del 20 de mayo del 2012, que era de 6 millones, 502 mil 968.
Esos votos estarán distribuidos en 32 provincias, incluyendo el Distrito Nacional, 156 municipios, 232 distritos municipales, 4,120 recintos y 14,512 colegios.
En las últimas siete elecciones, la población electoral ha crecido de 4, 251,218 electores en el año 2000, a 7,260.000 proyectado al 2016, para un promedio de 58.55 por ciento en los últimos 16 años. Al terminar la presente legislatura gubernamental, sólo dos partidos se han alternado en el poder desde el año 2000, el PRD y el PLD, el primero que gobernó por un período de cuatro años, y el segundo que agota su tercer mandato consecutivo.

EL ROEDOR: Contrabando y subsidios, Presidente

  • Aristófanes Urbáez

 César Vallejo ha muerto, le pegaban// todos sin que él les haga nada;// le daban duro con un palo y duro// también con una soga; son testigos// los días jueves y los huesos húmeros,// la soledad, la lluvia, los caminos.” 

–César Vallejo– 

 El Ing. Fernando Fernández, y el Presidente de la República, tienen que ponerle “ojo” a la denuncia de que por el Puerto Multimodal Caucedo, hay una “filtración” o contrabando de una friolera al año de 1,000 millones de pesos. Al parecer ya no son enervantes lo que se trafica por dicho puerto, sino que se ha convertido en otro brecha para burlar el fisco. Primero, la lucha con los navieros que no quieren Rayos X, cosa que es normal y obligatoria en todos los puertos del mundo, de los países subdesarrollados como los desarrollados, sea los Estados Unidos o Europa, y con todo, por la cantidad de contenedores, la prisa y el método “alterno” se cuelan los alucinógenos.

La guadaña de la corrupción, las coimas, las mordidas, como decía el Arzobispo de Santiago de los 30 Jinetes apenas ayer, y tal como dijo el ex presidente Leonel Fernández con 30 mil millones que se llevaba la corrupción en 1996, son los responsable de que todavía tengamos vergüenzas como La Barquita, Los Cartones, y ese feo espectáculo que avistamos al regresar de San Cristóbal por la 6 de Noviembre con esa ‘favela’ en esos bordes y riscos a la entrada de la Capital que parecen vencer la gravedad, hasta que no llegue un ciclón tipo Karina y lance la favela entera al valle de San Juan o al de Neyba. Presidente: ¡hay que controlar las Aduanas y parece que la militarización ordenada del Multimodal se está “relajando”! No hay democracia con hipercorrupción. y aquí la medusa saca su cabeza por todas partes. ¡Fíjese el relajo de las ARS y de los libros escolares! 

2.- ¡Jerjes venció! 
Jerjes el Grande, fue más poderoso que su padre Darío (Imperio Persa), y aunque se retiró del archipiélago griego, no perdió, sino el general Mardonio que dejó al mando de sus tropas. Jerjes fue un triunfador, un señor de la guerra, pese a las tácticas del general Temístocles (ex de la CDEEE) en el Peloponeso y en Salamina. Fuera de la epopeya, un género con el que a veces intentamos evadir las la realidad agobiante del presente, y que es hermoso para los que nos gusta la transformación de los pueblos; he dicho que Jerjes Rubén Jiménez Bichara, sureño ilustre del Cercado, reseñador de libros clásicos (su pasatiempo), con la ayuda de Danilo, no nos defraudará con la energía eléctrica.

Bichara, pese a las molestias de hoy, nos dejará una CDEEE estable. Fuerzas poderosas y diabólicas e imperialistas nos tiene medio siglo en los apagones. ¡Hay que darles hasta combustibles a los IPPPs! El pueblo dominicano, Presidente y Bichara, no puede pagar 1,500 y hasta 2,000 millones de verdes todos los años. Pese al subsidio combustibles a los IPPPs por causa de “fuerza mayor”, la matriz será cambiada. Sólo pensar que la presa de Las Tres Gargantas, en China, costó 35 mil millones de dólares y que el proyectado el Canal de Nicaragua en 40 mil millones (aunque no se construya). ¿Qué habríamos hecho, sin robo, con los 25 mil millones de dólares “pagados” a los dueños de plantas, fiel Diandino? Jerjes debe seguir ganando. ¡para que el pueblo deje la oscuridad! 

3.- ¡Ohh, Jesús! 
¡Bienaventurados los que tiene sed de justicia, porque ellos serán saciados! “¿Cuáles experiencias aprendió en la cárcel?”, le preguntó una voz a mi patrón Ramoncito Báez Figueroa, al salir del tribunal de San Cristóbal. “Que lo espiritual es más importante que lo material”, dije entre lágrimas, más viejo y canoso. No acusó a nadie. ¿Qué dirán los otros depredadores, que han vivido la ‘dolce vita’ con el disfrute de lo ajeno? ¡Oh, mi Dios, como dijo Francisco, el Papa!, ¿”quién soy yo para juzgar a un gay”?

 

Balaguer, Peña y Bosch…

Por espacio de medio siglo, Balaguer, Bosch y Peña Gómez dominaron el escenario político

Por espacio de medio siglo, Balaguer, Bosch y Peña Gómez dominaron el escenario político. En términos electorales los dos viejos caudillos polarizaron las simpatías populares solo en dos elecciones: las de 1966 y 1990, con 24 años de diferencia.

En el interregno hubo dos abstenciones electorales de aquel PRD liderado por Bosch, y luego, durante tres elecciones consecutivas, la lucha electoral fue encarnizada entre Balaguer y los candidatos perredeístas Antonio Guzmán, Jorge Blanco y Jacobo Majluta.

Bosch cayó en un tercer plano a partir de las elecciones de 1978 mientras le daba forma a una fuerza alternativa negada a masificarse y centrada en principios ideológicos incomprendidos en esa época confusa y de metodología política tan rudimentaria.

Mientras se consolidaba el liderazgo interno de Peña Gómez al margen de las trapacerías de “los blanquitos” que se disputaban el poder, se enconaban mucho más las intrigas y los odios entre el Profesor y su discípulo más aventajado, separados definitivamente en septiembre de 1973.

Zahorí de la política montonera de principios de siglo, Balaguer se ocupaba de meter baza en aquel primitivismo electoral alentando el surgimiento de aspiraciones internas en el PRD y haciendo lo posible para separar el liderazgo interno de ese partido mientras cortejaba “a su pana” Juan Bosch.

Y el profesor, ni corto ni perezoso, se dejaba cortejar como quinceañera coqueta a la vez que potenciaba su partido y se abría una brecha entre las dos grandes fuerzas electorales… Así transcurrieron 12 años, entre 1978 y 1990.

El primer enfrentamiento
Bosch y Balaguer se enfrentaron en condiciones desiguales en las elecciones de 1966 aún con las tropas de intervención norteamericanas en el país. Recién había terminado la guerra civil del ’65 y la represión puso en jaque al PRD y a su candidato.

Bosch hizo su campaña por radio, bajo un virtual encierro en su residencia de la avenida Independencia, protegido por tres o cuatro comandantes constitucionalistas –Fico Orsini, Pujols, Barahona— y algunos hombres ranas orientados por Montes Arache: Santiago, Aníbal López

Fue una campaña llena de violencia de ambos lados. En algunas demarcaciones del interior, Balaguer y su corta caravana fueron recibidos a tiros limpios.

El líder reformista, protegido por las tropas interventoras pero también en grandes riesgos, recorrió todo el país en una campaña exitosa con un lema de paz que al propio tiempo simbolizaba los cambios que exigía la población: ¡La Revolución sin Sangre…!

Los resultados llevaron a Balaguer al poder por 12 años… A Bosch, a un exilio voluntario que sin duda potenció el liderazgo de Peña Gómez a límites insospechados que pocos años después lo enfrentó con su mentor por el resto de la vida de ambos.

…Y Balaguer muerto de risa

Las elecciones de 1990 encontraron al PRD dividido (¿cuándo no?) entre Peña Gómez y Majluta que se disputaban las siglas del partido. Bosch aprovechó la brecha y coló una candidatura que amenazaba la reelección balaguerista.

Balaguer maniobró hábilmente para que las siglas del PRD quedaran en manos de Peña, que sin duda recuperaría– como en efecto ocurrió–, una parte sustancial de los votos liberales que se habían deslizado hacia el PLD por el conflicto interno perredeísta.

Y volvió a salirse con las suyas cuando el Profesor se negó a recibir el apoyo de Peña que se lo ofreció sin condiciones… ¡Lo traicionó otra vez el orgullo!

Cuatro años después, fuera Bosch de la competencia electoral aunque otra vez candidato, Balaguer volvió a dividir el voto liberal para quedarse en el poder… ¡Esa vez dicen que por fraude!

Dos años más tarde hizo que Peña perdiera al aliarse con el PLD para llevar a Leonel al poder.

Entonces… ¿quién es el que más sabe?

 

Román Ramos Uría: “La clave de éxito de La Sirena es el trabajo”

Proceso expansión continúa Los Aprezio buscan llegar a clientes de más bajos ingresos

SANTO DOMINGO. El Grupo Ramos, uno de los principales líderes del comercio en el mercado dominicano, tiene una historia de éxitos que comienza con ocho empleados y ya van por 10 mil, así como 36 tiendas en las principales provincias, de las cuales 24 son hipermercados.

Pero la verdadera clave de esos éxitos está en “el trabajo, el tesón, la persistencia y la inquietud”, destaca Román Ramos Uría, socio fundador de La Sirena y presidente del Consejo de Administración del Grupo Ramos, quien ya en el año 1965, en plena época de la revolución, era encargado de La Sirena. Ese año lo consideró malo para el sector comercial.

Don Román Ramos Uría y su hija Mercedes Ramos Fernández hablaron de su historia de éxito en el comercio durante su participación en Diálogo Libre, espacio de entrevistas de Diario Libre, que conduce su director, Adriano Miguel Tejada, y que esta vez contó con la participación de la subdirectora, Inés Aizpún; José María Reyes, jefe de redacción; Eli Heiliger, editor de la página web, http://www.diariolibre.com; José Javier, editor de economía y Adonis Díaz, redactor.

Ramos Uría expuso que el Grupo Ramos seguirá expendiéndose, y citó que la creación de empleos va concomitante con el crecimiento. Agregó que no se pueden abrir tiendas sin que haya más empleos. “Entonces vamos a seguir creciendo, y una de nuestras satisfacciones más grandes es tener los empleados que tenemos siempre y ayudarlos siempre”, destacó.

A su vez, Ramos Fernández dijo que hoy por hoy en la República Dominicana hay mucha oportunidad de crecimiento y que en las principales ciudades hay posibilidad de crecer con otros formatos.

Agregó que hay una característica especial del Grupo y es que de 36 tiendas 24 son hipermercados, lo que considera es bastante agresivo cuando se ve lo que representa el formato de hipermercados.

Indica que el formato Pola, por ejemplo, de más cercanía, “lo hemos dejado a propósito, pero nosotros vemos una oportunidad de crecer con el Pola, que es un supermercado de tamaño mediano, que ofrece frescura, buenos precios y servicios al cliente”.

También con los Aprezio, que son pequeños negocios, se está llegando a los barrios y ofreciéndoles otras alternativas a los clientes de menores ingresos adquisitivos.

Los Aprezio

El Grupo Ramos incursiona también en otro tipo de tiendas para llegar a sectores de menores recursos: Los Aprezio. Según Ramos Uría, lo que hizo que incursionaran en este tipo de negocios fue llegar más lejos. “Llegar a sitios donde no se llega con la tienda grande, o sea, es una especie como si tuviéramos distribuidores de periódicos. No es igual el de la capital, ni el de Santiago, que el que puedas tener en otro sitio”, dijo Ramos Uría, presidente del Grupo Ramos.

Agregó: “Nosotros ahí llegamos a otro público, el público del día a día, no el que hace su compra quincenal o mensual”.

A seguidas informó: “Llegamos al público que va todos los días a comprar quinientos o trescientos pesos, y que compra sin muchos lujos”.

Para Ramos Uría la idea es “acercarnos más al cliente. Ese es nuestro objetivo y hemos llegado a lugares que con los formatos grandes no podemos llegar”.

Román revela La Sirena nunca estuvo en venta

En torno a los rumores de la posible venta de La Sirena a una cadena estadounidense, Román Ramos Uría, socio fundador y presidente del Consejo de Directores de Grupo Ramos, aclaró que nunca tuvieron negociaciones con la cadena multinacional Walmart ni con nadie. A seguidas, Mercedes Ramos Fernández, presidenta ejecutiva del Grupo Ramos, considera que es posible que por el crecimiento organizado que han tenido en sus negocios, eso haya movido a rumores, pero que en realidad no están vendiendo.

La ejecutiva empresarial refirió que tuvieron la visión, en momentos en que hubo mucho movimiento internacional de fusiones y adquisiciones, en especial en Centroamérica, de que si querían ser los líderes del comercio en República Dominicana, tenían que trabajar mucho por delante y hacerlo rápido, de lo contrario habría que dejarle el mercado a otro. “Y eso sí lo hicimos, y modestia y aparte, creo que lo hicimos bastante bien y realmente fue ahí cuando comenzamos a crecer de una manera organizada, estandarizamos todas las tiendas, incluso estandarizamos la imagen de todas las tiendas y comenzamos con un crecimiento sostenido que todos los años abríamos varias unidades”, explicó Ramos Fernández.

A su vez, Don Román afirma: “Tuvimos visitas tentativas, pero lo que es una propuesta de Walmart nunca la tuvimos y no estamos cerrados a que en un futuro pueda haber algo de eso”.

“Uno nunca puede cerrarse, mientras tanto nosotros tiramos pa’lante sin mirar para los lados, seguimos creciendo, incluso estamos entrando en centros comerciales, ya no solo tiendas, sino centros comerciales y vamos a seguir para adelante, sin parar, porque hay dos caminos, uno hacia abajo y el otro hacia arriba”, agregó.

Haití seria mercado ideal o una tienda en la frontera

Román Ramos Uría, socio fundador de La Sirena y presidente del Consejo de Administración del Grupo Ramos, manifestó que no tienen planes de expandirse hacia el exterior. Agregó que el sitio natural sería Haití, pero la verdad es que “no nos atrevemos”.

“Nos gustaría pero no, no nos atrevemos. Yo hasta pensé en una tienda en la frontera, pero eso está en veremos”, dijo Ramos Uría.

A su vez, Mercedes Ramos Fernández dijo que “Haití debería ser nuestro mercado objetivo natural”, pues en las demás islas como Puerto Rico pues “hay competidores muy fuertes y no nos atrevemos”.

Además, en el caso de Cuba -afirma- tiene una situación política que tampoco lo permite, y por eso “entonces nosotros creemos que hoy por hoy en la República Dominicana hay mucha oportunidad de crecimiento y que en las principales ciudades hay posibilidad de crecer con otros formatos” de negocios.

Ver texto completo de la entrevista

TOMADO DEL DIARIO LIBRE

 

Presidente Medina con muchos planes en salud y educación

El mandatario inició en su primer año de gobierno el remozamiento de los principales hospitales, y materializó la promesa del 4% para la Educación. Por Niza Campos/Redactora Senior

Cuando asumió el poder el 16 de agosto del 2012, el presidente Danilo Medina, se comprometió con los sectores salud y educación, a fin de que los dominicanos pudieran recibir esos servicios con calidad, promesas que a un año de gestión sólo ha podido cumplir en parte.

Los anuncios de Medina incluían remozamientos, nuevas construcciones, así como planes de trabajo tendentes a lograr un buen desarrollo en esos sectores.

En el área de Salud Pública, el propio mandatario reconoció que los hospitales del país “son una pocilga”, y que más de 100 necesitaban ser intervenidos. Los cañones se enfilaron entonces al remozamiento de los principales centros hospitalarios del país, en los que se trabajan con inversiones superiores a los RD$9 mil millones.

El ministro de Salud Pública, Freddy Hidalgo Núñez, detalló que en el primer nivel de atención, se ha invertido más de RD$2 mil millones para la entrega de unos 50 centros de diagnóstico; RD$2,500 millones en la construcción de la nueva Ciudad Sanitaria Luis Eduardo Aybar (incluye el hospital ); cerca de RD$2 mil millones en el Darío Contreras, y otros RD$2 mil millones en el José María Cabral y Báez, de Santiago. A ello se suma otro anuncio de una inversión de RD$2,900 millones, para la construcción y reconstrucción de 65 hospitales en todo el país.

Hidalgo Núñez aseguró que en el primer año de gobierno se ha logrado una reducción en la mortalidad materna e infantil, así como se ha mantenido el control sobre enfermedades como la malaria, la leptospirosis y el cólera, mientras señala que se trabaja para controlar el dengue.

Pero no todo fue positivo, el Ministerio de Salud Pública también se vio envuelto en una crisis, debido a la falta de vacunas contra la influenza AH1N1, lo que causó alarma en la ciudadanía ante el incremento de los procesos gripales.

En medio de las críticas, la institución desplegó una amplia campaña de higiene en la población, y llamó a no alarmarse. Luego las vacunas comenzaron a llegar, y el impasse fue superado, lo que no ha sucedido con los casos de dengue, cuyas cifras se mantienen en aumento, y ya rondan los siete mil afectados, y más de 47 muertos.

Otro punto trascendental a favor del sector salud fue la eliminación total de la cuota de recuperación en todos los hospitales públicos.

La educación y sus cambios

El primer compromiso asumido por Medina fue otorgar el 4% del Producto Interno Bruto (PIB) para la educación preuniversitaria, sumado a la construcción de 10 mil nuevas aulas, la ampliación del número de escuelas con jornada extendida, y el programa de alfabetización. A ello se sumó la reestructuración del Ministerio de Educación, para descentralizar funciones.

Los cambios se han sentido en el orden educativo, comenzando por el Ministerio de Educación, donde su titular hasta el 19 de julio pasado, Josefina Pimentel, fue destituida del cargo, y en su lugar nombrado Carlos Amarante Baret.

De inmediato, el nuevo incumbente garantizó que la aplicación del 4% del PIB contemplado en el presupuesto del año 2013 para la educación preuniversitaria se ejecutaría plenamente.

Como parte de la inversión de esos recursos, está el aumento de un 20% que se hizo al salario de los profesores.

Uno de los mayores logros exhibidos en el orden educativo es el programa de alfabetización “Quisqueya Aprende Contigo”, el cual ha tenido una gran acogida por los diferentes sectores de la población, quienes se sumaron al proyecto.

A través del mismo se busca alfabetizar unas 850 mil personas en todo el país, con la graduación, el jueves, de los primeros 70 mil beneficiados del programa.

Sin embargo, las prometidas 10 mil aulas para el primer año de gobierno han tenido sus tropiezos, y las mismas no estarán listas como se tenía pautado. Dichos retrasos se deben principalmente a la falta de solares para levantar los planteles, pero el mandatario le advirtió a sus funcionarios que no quiere excusas, sino las obras.

Aunque no estarán listas para el inicio del año escolar, las autoridades mantienen la esperanza de que las obras sean entregadas este año. La meta se mantiene, pero sin fecha fija.

Mientras, fue ampliado el esquema escolar de “Jornada Extendida”, para estudiantes que, entre otras facilidades, recibirán desayuno, almuerzo y merienda. La jornada de ocho horas de clase se inició con un plan piloto en 97 escuelas, donde participaron 23 mil niños y niñas en todo el territorio nacional. Este plan se enmarca dentro del programa del gobierno del presidente Medina que para el próximo año escolar contemplaba la incorporación de 195, 387 estudiantes del sistema público.

Los gremios

El CMD y su “sí, pero no”

La presidenta del Colegio Médico Dominicano (CMD), Amarilis Herrera, reconoció que el Presidente le ha dado importancia a muchas de las denuncias del gremio, en torno al deterioro de las infraestructuras de los hospitales. Pero consideró que debe trabajarse más en la reducción de la mortalidad materno-infantil y otras enfermedades infecto-contagiosas como el dengue, el cólera, la leptospirosis y la malaria.

“Debemos seguir trabajando, y esperamos que las autoridades sigan poniendo empeño, y el Colegio Médico seguirá haciendo denuncias para que se busquen soluciones y la salud del pueblo pueda ir mejorando”, manifestó.

ADP y mejores sueldos 

El presidente de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), Eduardo Hidalgo, se ha mantenido reclamando un reajuste mayor para los educadores.

Los maestros aducen que todavía los sueldos se mantienen por debajo de la inflación, y que para exigir mayor calidad deben ser mejor remunerados.

A decir de Hidalgo, un maestro ganando RD$8,972 como salario base por tanda, que después de los incentivos llega a RD$14,000, no puede subsistir. Además, aspiran a que este año se aplique la evaluación del desempeño.

TOMADO DE DIARIO LIBRE

 

¡Balaguer y Rosita Fadul!

7f5d2-capitalist5b15d

 César Medina 

De haberse dedicado al humor, Rosita Fadul habría dejado en la cola a Freddy Beras Goico, por mucho el mejor humorista que ha tenido el país…

Todas las veces que se juntaron esos dos en la televisión, sin importar la hora y el día, hicieron récord de audiencia y la gente aún recuerda muchas de sus ocurrencias.

La señora Fadul –la más política de la conocida familia de origen libanés oriunda de Santiago–, era más balaguerista que Laíta… Su hermano menor, Monchy, era boschista enfermo… Un tercer hermano, que dice la gente “le zumba el coco”, era medio comunista.

El asunto es que Balaguer nombra a Rosita como gobernadora de Santiago. Ella estaba casada con un comerciante de apellido Villamán, por lo cual el decreto salió con el nombre correcto: Rosa Fadul de Villamán…

Rosita se había casado por primera vez con el general Olgo Fernández, un bonachón oficial de la Policía con quien tuvo un hijo, el hoy general Fernández Fadul, conocido por el apodo de Checho, que ha sido director de Amet, subjefe de la Policía y ocupado otras funciones importantes en la institución.

Checho era capitán, muy jovencito, y su madre entendía que había acumulado méritos para ascender a mayor. Habló con Balaguer para que le diera “un empujoncito…”

Se acercaba el 16 de agosto, fecha de los ascensos, y Balaguer fue a Santiago a una de sus tantas inauguraciones de obras. Rosita lo aguardaba al bajar del helicóptero y le acompañó en el auto hasta el sitio del acto…

Balaguer la escuchó en silencio abogar por su hijo…

ó¿Cómo se llama él, Rosita…?

“… El capitán Fernández Fadul, Presidente… Fulano Fernández Fadul…”.

ó¿Cómo Fernández Fadul? ¿Tú no eres Fadul de Villamán? ¡Será….Villamán Fadul!

Ay no Presidente… Ese fue un tropezón que yo di siendo jovencita…

Balaguer sonrió y calló…  Y ahí llegaron otros temas.

…Por poco se muere de la risa
Ese día el jefe de Estado iba a inaugurar un proyecto de viviendas para familias muy pobres que lo habían perdido todo “en el voraz incendio del barrio El Ejido…”.

Había un solo problema: las casitas habían sido construidas en “La Loma del T…”, un nombre vulgar que los lugareños habían dado desde tiempo inmemorial a la altiplanicie donde se hizo el nuevo proyecto para protegerlo de las frecuentes inundaciones.

Tocaba a la gobernadora Fadul dar las palabras de inauguración… Le habían recomendado que en vez de “Loma del T…” llamara “Loma de la Malapalabra” el sitio donde estaban las nuevas viviendas…

Y así lo hizo… Pero Balaguer era hombre pícaro y malicioso. Terminado el acto, se acercó a la gobernadora y le preguntó:

óQué nombre más raro, Rosita, ¿cómo es que se llama el sitio…?

“La loma deitoto, dotoi…” Repitió varias veces acentuando su acento cibaeño ante la carcajada interminable del presidente Balaguer que no había olvidado ni un segundo el ascenso de Checho…

Próximo a las elecciones
Se acercaban las elecciones de 1990, y el PLD con Bosch de candidato, amenazaba con derrotar la enésima repostulación de Balaguer. Monchy, el hermano de Rosita, era síndico de Santiago y su popularidad andaba por las nubes, independientemente de que Bosch había elegido a otro santiaguero, José Francisco Hernández, como candidato vicepresidencial.

Balaguer quería ganar Santia-go y sabía que la familia Fadul podía ser determinante en aquel momento. Complacer a Rosita con el ascenso de su hijo Checho le resultaba conveniente y no le costaba nada…

Además de que el joven oficial tenía méritos para ello y estaba en el escalafón.

De regreso al helicóptero con la gobernadora a su lado, Balaguer estalló en una carcajada mientras le preguntaba a Rosita:

-¿Cómo es que se llama tu hijo, el del tropezón…?

 

Pedro Francisco Bonó y el pensamiento dominicano alternativo

Dominicana, Santiago de los Caballeros - Monum...

““El dominicano es un gran trabajador (…) solo le falta que medidas insensatas no obstruyan de continuo la legítima aspiración de su trabajo, que lo dejen mover a sus anchas en sus faenas, y que sus ahorros no lo esparzan a todos vientos los ardientes partidarios del progreso a todo trance”. (Apuntes sobre las clases trabajadoras dominicanas, 1881)

Instituto Filosófico Pedro Francisco Bonó

El Centro Bonó adoptó el nombre de Pedro Francisco Bonó para dar carne a su compromiso por una sociedad más justa y solidaria. Su vida y su obra representan un modo alternativo a la manera en que los sectores dominantes de la política y de la economía dominicana impusieron las bases del proyecto de nación de la joven República Dominicana. En el Centro Bonó estamos convencidos de la actualidad de su pensamiento, a través de una interpretación actualizadora de sus intuiciones fundamentales.

Datos biográficos fundamentales

Bonó nació en Santiago de los Caballeros, el 18 de octubre 1828, y falleció en San Francisco de Macorís, el 13 de septiembre de 1906. Durante toda su vida, intentó construir la convivencia social sobre la base de relaciones justas y solidarias, sobre todo en los momentos cruciales de la naciente República Dominicana.

Con este objetivo, asumió responsabilidades públicas variadas, desde la que intentaba incidir con eficacia en las políticas públicas. Fue miembro del Senado por Santiago y de la Cámara de Diputados. Participó como Congresista de la Constituyente de Moca, conocida en la historia dominicana por sus posicionamientos liberal.Estuvo a cargo de las Relaciones Exteriores y del Comisionado de Guerra durante el período de la Restauración. Se responsabilizó luego del Ministerio de Justicia e Instrucción Pública. En ese mismo período, ocupó provisionalmente el Ministerio de Hacienda. Como si su deseo fuera impregnar de espíritu de servicio todas las esferas públicas que podían ayudar a mejorar la vida del pueblo dominicano, fue Comisionado de Interior y Policía, Inspector General de Agricultura y miembro de la Suprema Corte de Justicia.

Sin embargo, por las mismas razones que aceptó esta variedad de cargos, rechazó el más importante de todos: la Presidencia de la República. Bonó entendió que de asumir la Presidencia en los esquemas dominantes de la cultura política dominicana, no iba a poder aportar las ideas orientadoras para defender a la población dominicana de los abusos de poder. Esta población estaba compuesta sobre todo porpequeños productores y  campesinos monteros. La petición de que asumiera la Presidencia venía de todas partes, porque por su historial Bonó era conocido como hombre capaz para la gestión de lo público, pero sobre todo, como hombre ético. Entre las personas que más insistieron en que Bonóocupara la presidencia de la República se encontraba Gregorio Luperón, líder emblemático del Partido Azul. Muchos han criticado a Bonó por esta decisión, pero, ¿no le dio la razón el fracaso de su amigo Ulises Francisco Espaillat en su tentativa presidencial dentro del mismo Partido Azul?

Bonó fue además lo que en el siglo XIX se llamaba “publicista”, es decir, un creador de opinión pública a través del debate público. Buena parte de sus escritos fueron dados a conocer en la prensa nacional. Por esta obra de creación de opinión pública, es considerado como el primer sociólogo dominicano.  Sus Apuntes sobre las clases trabajadoras dominicanas (1881) representan quizá el mejor ejemplo de su peculiar modo de comprender la realidad dominicana. Y su Congreso extraparlamentario (1895)aborda narrativamente las razones por las cuales las cámaras legislativas no toman las decisiones adecuadas para el bienestar de la nación.

De joven, publicó una novela corta, El Montero(1848), en El Correo de Ultramar. A pesar de su escaso valor literario, esta novela revela desde temprano a Bonócomo un conocedor y amante de las costumbres campesinas de su época y, a través de ellas, de las verdaderas bases de la sociedad dominicana. Si consideramos que la ideología del progreso de la “clase dirigente” despreciaba al campesinado dominicano que vivía de la montería, a pesar de que componía el sector más vivo de la sociedad dominicana de entonces (los que lucharon en la Restauración eran básicamente monteros), podemos considerar que este “teórico de las clases trabajadoras” sentó las bases de un pensamiento alternativo y contra-hegemónico. En esa época diagnosticó que: “El dominicano es un gran trabajador (…) solo le falta que medidas insensatas no obstruyan de continuo la legítima aspiración de su trabajo, que lo dejen mover a sus anchas en sus faenas, y que sus ahorros no lo esparzan a todos vientos los ardientes partidarios del progreso a todo trance”.

Por un pensamiento contra-hegemónico, crítico de la ideología del progreso

Un  17 de octubre, nació en 1826 Pedro Francisco Bonó. Desde el Centro Bonó se hace esta reflexión actualizadora de su pensamiento, refiriendo de soslayo el mal manejo de la gestión pública en nombre de la ideología del progreso.

Bonó estudió la sociedad dominicana intentando comprender con simpatía su verdadera composición social y los impedimentos que debía padecer por las élites políticas embebidas de la ideologá del progreso. Bonó no idealizó las características del pueblo dominicano. Entre ellas se encontraba una propensión a la violencia y al uso de las armas como modo inadecuado de resolver los conflictos. Propuso reformas sociales que pusieran fin a los más diversos males de su época,por ejemplo, planteando el licenciamiento del ejército y creando una Guardia Cívica. En educación, propuso el establecimiento de un sistema educativo nacional  que acercara la escuela al ciudadano, no que desterritorializaraa los pobres de su poder cotidiano. Como planificador de infraestructuras, percibió la importancia de la apertura de caminos que permitiera a los campesinos transportar sus productos. También se esforzó por comprender los aspectos culturales: quería un ethos dominicano bañado de misericordia y justicia, inspirado en los valores evangélicos y en el pensamiento masónico, tan en boga en los publicistas de entonces.

Puede decirse queBonó desarrolló su pensamiento como una especie deobservador participante. Renunciando a categorías eruditas prefabricadas, su pensamiento y su escritura quierenservir como canalesde la voz de los que no eran escuchadospor la clase política dirigente y que para él constituían la verdadera base de una nación justa y solidaria. Seguramente haciéndose eco de los ideales socialistas, llamó a estas bases “las clases trabajadoras”. Se trataba de un conglomerado social poli-clasista que se oponía al despilfarro de las finanzas públicas por parte de la clase política dirigente y a la ideología del progreso que introdujo el latifundio cañero en nuestro país, concediendo amplios privilegios y exenciones fiscales al capital transnacional. Fue este proyecto de nación ensoñado por el progreso que convirtió “al ciudadano en peón”, según una acertada frase del mismo Bonó.

Bonó es quizá la figura más importante del pensamiento social dominicano decimonónico, por su exquisita sensibilidad popular y su compromiso por la justicia. Con toda razón se le ha otorgado el título de “Padre del pensamiento social dominicano”.  Para nosotros es además un referente para la construcción de un pensamiento social alternativo que escucha de verdad y con paciencia las demandas de la población dominicana.

AQUEL INGRATO 25 DE SEPTIEMBRE DE 1963

English: Mural of Francisco Alberto Caamaño De...
English: Mural of Francisco Alberto Caamaño Deño in Bonao, Dominican Republic (Photo credit: Wikipedia)

Escribe: Fulgencio Espinal

            Las intensas jornadas de agitación social que habían precedido al 25 de septiembre de 1963, vislumbraban el desenlace fatal contra la  constitucionalidad consagrada en las urnas el 20 de diciembre de 1962.

            El gobierno revolucionario encabezado por el presidente Bosch había dado señas de identidad que disgustaron al triangulo de la oligarquía integrado por la jerarquía católica, la patronal económica y los generales trujillistas terratenientes, consideraron “lesiva” a sus interés la nueva constitución democrática proclamada el 29 de abril de 1973.

            Excluido el concordato Trujillo-Pio XII y la declaración del Estado Laico desató la furia de los infiernos en la curia vaticana, articulándose un movimiento sedicioso “amenaza de la fe” gritaba los cursillistas de cristiandad militares, los mítines de reafirmación cristiana semanales con la concurrencia de cruzados, sacerdotes e hijas de María sazonaban la tribuna política contra “la constitución materialista” denunciada en sucesivas pastorales publicadas por los obispos, a la campaña contra el “comunismo ateo y disociador” se unieron la patronal de Industrias y la Asociación de Hacendados, unos contra el programa de justicia social perredeista (bodegas populares, precio tope del azúcar y cooperativización de las empresas e ingenios estatales),  otros gritaban “amenaza a la propiedad privada” de la ley de Reforma Agraria que condenaba el minifundio y latifundio. Esa ley, fundamental para el desarrollo de la masa campesina (70% de la población) asustó a los generales y coroneles que se apropiaron ilegalmente de fincas de la Hacienda Fundación (latifundio millonario propiedad de Trujillo), ya que la ley de “Expropiación” las obligaba disponer lo robado para entregarla a los campesinos sin tierra.

            Las “señas de identidad” escribió el periodista  del New York Time Tabb Zsulc, del experimento boschista, “rebelaron” al clan oligárquico enemigo de la democracia con justicia social”.

            A mediados de Julio Bosch denunció que en nombre del “anticomunismo” se conspiraba desde San Isidro señalando al Capellán católico Marcial Silva orientador del plan sedicioso, y apuntando ese activismo en el centro de Enseñanzas de las FAD comandado por el coronel Elías Wessin, la gravedad de la denuncia alertó  el señor Elías Wessin y Wessin, la gravedad de la denuncia alertó al señor Sacha Volman, director del Centro Interamericano.

            Democrático de Desarrollo Social (CIDES) a trabajar por elevar la capacidad de combate de la ciudadanía contra la conspiración oligárquica.

            ¿Quiénes eran Sacha Volman y el CIDES? Volman de nacionalidad rumana-americana, hombre de excelentes relaciones con el gobierno de Kennedy, era asesor político de Bosch y desde el CIDES ayudaba a la gobernabilidad, mantenía excelente relaciones con juventud del PRD y particularmente con José Francisco Peña Gómez, director de Tribuna Democrática. El CIDES funcionaba como Escuela de Formación Política, realizaba cursos y seminarios de formación de “cuadros para la democracia”, la derecha lo denunciaba “centro de adoctrinamiento comunista”. Volman estaba claro en preparar la resistencia en defensa de la democracia con esa finalidad llegó a tener contacto con Manolo Tavarez Justo, líder de la Agrupación política 14 de junio, intentaba coordinar acciones de masas para contrarrestar la conspiración.

            Pero todo fue muy rápido, huelgas de maestros, trabajadores de la CDE y de la administración autónoma, allanaron el camino para el éxito del paro patronal que cerró el alto comercio en Santo Domingo y en Santiago, calificando al gobierno de comunista.

            La tarde del 24 de septiembre, día de las mercedes, no encontraba en el hotel Paz, allí vi al presidente Bosch y a su “asesor” Sacha Volman, preocupados con el movimiento de los militares en San Isidro (en nombre de la Virgen) habían decidido derrocar a Bosch. Y efectivamente, esa madrugada decidió derrocar el gobierno del pueblo. Los guardias juramentaron un Triunvirato de la oligarquía, deportaron al presidente Bosch y derogaron la constitución y sus derechos y libertades ciudadanas.

            Una semana después los estudiantes desatamos la desobediencia civil en la UASD, llamamos al pueblo “rebelarse contra el gobierno golpista”, durante dos días de combate (piedras Vs. Bombas y tiras) mantuvimos en la raya a las tropas antimotines de la Lotería Nacional.

            En medio de un alto de las hostilidades, conversamos con el jefe de las tropas, el joven coronel Francisco Caamaño. El vino a nosotros en son de paz, “yo” en mi calidad de “periodista” me monté en su carro Rambler acompañado  de cuatro estudiantes le eché en cara que el aparecía en el manifiesto golpista  de las FAD firmando el derrocamiento del gobierno del pueblo. El negó que hubiera firmado. “Eso fue inconsulto, yo no soy cómplice de lo que han hecho otros”,  Vislumbrando la esperanza del 24 de abril de 1965.

Las raíces de nuestros problemas

DIÓGENES CÉSPEDES (DCESPEDES@CODETEL.NET.DO)

Entre 1961 y 1964 escribió el empresario conservador liberal José Ramón Hernández cuatro artículos proféticos que hicieron historia en el periodismo dominicano y  la naciente disciplina de la sociología política.

El autor fue diplomático, miembro de la Junta Monetaria y uno de los fundadores de Neveras Dominicanas, cuyo producto, Nedoca, recuerda como excelente la mayoría de los dominicanos.

Los artículos comenzaban con la advertencia en singular “Téngase miedo…” o en plural “Ténganse miedo…” y a continuación el vocativo a quien o a quienes estaba dirigida. De tal título he recuperado el primer sintagma, por ajustarse al contenido de mi escrito, que rinde homenaje al extraño profeta que predijo, antes de que ocurrieran los hechos, el desenlace fatal que tuvieron las acciones políticas de aquellos sujetos para la naciente democracia dominicana.

El pueblo hebreo tuvo, consignado en la Biblia está, sus profetas mayores y menores. Su rasgo distintivo era, como lo observó Juan Bosch, corregir los desaciertos de los políticos y los poderosos que llevaban al país al despeñadero. El profeta se distingue del vidente o adivino: El primero es el oído, la crítica y la conciencia de su pueblo; el segundo es la simple visión incapaz de vivir el abismo de lo que sucederá antes de que acontezca. Henri Meschonnic aseguró que el Apocalipsis de San Juan, y todo el Nuevo Testamento, es visión, no así el Viejo Testamento, que es oído-ritmo, ni prosa ni verso (ta’min).

El primer artículo de Hernández, publicado en “La Información”, de Santiago, el 7 de diciembre de 1961 con el título de “¡Téngase miedo, Señor General!”, advertía al hombre que contribuyó con su acción y la de sus compañeros militares a echar del país aquel 19 de noviembre a los remanentes del trujillismo. Pero la soberbia y la ambición del general Pedro Rafael Ramón Rodríguez Echavarría, nombrado jefe de las Fuerzas Armadas, le cegaron y quiso calzarse las botas del Generalísimo. Se alió con Balaguer y ayudó a deponer el Consejo de Estado presidido por Bonnelly. Balaguer se asiló en la Nunciatura.

Hernández le advirtió: “Todo hombre tiene en sí la semilla de su propia perdición.” (“Desfile de coetáneos”. SD: Corripio, 1989, p. 192). Le dijo más: “¡Cuide sus laureles recién ganados, porque la Gloria es tornadiza y esquiva.” (p. 193).

Se adelantó a lo que vendría con Juan Bosch, vencedor en las elecciones del 20 de diciembre de 1962: “En la nueva Constitución que se proyecta, teniendo en cuenta nuestra viciada y tradicional manía de hacer tiranos, hay que consignar la no reelección.” (Ibíd.).

Ya sabemos lo que le sucedió a Rodríguez Echavarría. Consignado está en los libros de historia: al igual que Balaguer, se exilió y regresó décadas después, derrotado, desprestigiado y olvidado, como el boxeador noqueado que fue Estrella Ureña.

A seis días de la juramentación de Bosch, Hernández escribió en “El Caribe” del 21 de febrero de 1963, su segundo artículo titulado “¡Téngase miedo, Señor Presidente!”, dirigido al aparentemente poderoso primer presidente elegido democráticamente con el 59.53 por ciento de los votos en los comicios del 20 de diciembre de 1962.

¿Qué oyó Hernández en medio de la algarabía del triunfo y antes de la juramentación de Bosch? Una formidable conspiración de los perdedores encabezada por el Consejo Nacional de Hombres de Empresas. Estos lanzarían su estrategia en tres puntos: ataque frontal a la Constitución, ataque frontal al gobierno acusado de comunista y ataque frontal al gobierno por los artículos sobre la educación laica, la igualdad de hijos naturales y legítimos, con lo cual “legitima el amor libre” (p. 197).

La dialéctica del empresario liberal le dice a Bosch que no votó por él, pero le respeta, sobre todo al haber despejado, en la polémica con el padre Láutico García, la acusación de comunista: “en tu campaña, no vertiste una gota de hiel.” (p. 195) y “tras la última duda de tu pensar político de ayer, hábilmente aclarada, vino el triunfo mayoritario de tu partido” (p. 196).

Hernández enumera las objeciones de los sectores sociales que se oponen al nuevo proyecto de Constitución y termina con estas palabras luego de la llegada de Bosch de su periplo por Washington, Londres y París: “cuando descendiste de las nubes, de vuelta al hogar, todo el pueblo estaba hambriento de tu palabra de sosiego y paz. Todos los sectores de la población esperaban el alivio de tu voz de padre porque habías dicho que serías el Presidente de todos los dominicanos, y para todos, y que gobernarías con todos los dominicanos. Al hablar, ya ceñido el mando del poder, pensamos que tendrías la dórica sobriedad de una columna, y que lo harías como Martí, conservando los pies en la tierra, aunque tu frente se perdiera en las estrellas…” (p. 197)

Viene la advertencia, mucho antes de que ocurriera el golpe de Estado del 25 de septiembre de 1963, harto estudiado y admitido por el propio Bosch: su caída ya había sido decretada por los Estados Unidos, pero en la visión reformista del autor de “La Mañosa” ese fatalismo es metafísico, porque si hubiera gobernado con todos y para todos, como decía Martí, ese conjunto formidable de opositores unidos en el frente oligárquico recompuesto por los norteamericanos, no hubiera podido sacar la cabeza. Bosch jugó al revolucionario sin serlo, pues en esa etapa de su vida era demócrata representativo, como Betancourt, Figueres, Muñoz Marín.

Al llegar Bosch al país, Hernández le advierte y profetiza: “Pero esta vez, no eras el mismo. Destilaste hiel y acíbar. Tu verbo fustigó como las plagas, como el apocalipsis. A veces creo que no nacerá más yerba, donde arrasó el caballo desbocado de su elocuencia. ¡Téngase miedo, señor Presidente! Porque así no  hablan los buenos gobernantes, los hombres sabios.” (Ibíd.)

¿Por qué entró en pánico la oposición y con ella Hernández?: “En fin lo repudian muchos espíritus revolucionarios y liberales, porque él, ya [la] Constitución festinada en 72 horas, aplanaría todo asomo de albedrío e individualidad, y se prestaría a alentar sueños de predominio de partido sugiriendo esa terrible dictadura de clase.” (Ibíd.).

El verbo de Hernández prosigue sus advertencias a Bosch porque oye el torbellino que se está formando en torno a los grupos empresariales, militares, profesionales, estudiantiles y sindicales: “Aún no has llegado al poder, y ya parece haberte despojado de tu alba vestidura de patricio… No nos defraudes, porque aún te creemos como esas moles de los Andes: nieve en la cumbre, pero tibio el corazón de hermano.” (P. 198).

Hernández predice el curso de los acontecimientos si Bosch persiste en sus“errores”, pese a las objeciones y reparos hechos: “¡Téngase miedo, señor Presidente! Los enemigos de los grandes hombres, son sus resabios, sus pasiones y sus aduladores (…) Este pueblo te pide que sigas el recto camino de la justicia, de una Constitución pensada y ponderada con toda calma: porque si es verdad que él desprecia los cuartelazos y los atentados, también es cierto, que prefiere mil veces su libertad y su hambre, a la voz altanera de un amo, y a la dura ración del esclavo.” (Ibíd.).

En la próxima entrega veremos las últimas dos profecías cumplidas: Al Triunvirato y a Unachosín.

 

Antonio García Vásquez: El plan intelectual y político del 30 de mayo

POR JOSÉ RAFAEL LANTIGUA

La acción patriótica del 30 de mayo de 1961, que cumplirá cincuenta y dos años el próximo jueves, fue un proceso que, a nuestro juicio, se manejó dentro de cuatro ejes pocas veces resaltados.
El eje central fueron sus dos fundamentales protagonistas: Antonio de la Maza Vásquez y Juan Tomás Díaz, líderes absolutos del movimiento conspirativo. Ambos conforman el tándem motivador que lidera el episodio. En razón de la ubicación de origen de los dos constructores de este supremo acontecimiento histórico, el eje geográfico de la trama se establece entre Moca y La Vega, que es donde en sus inicios se columpian los diálogos, planeamientos, coincidencias y divergencias del proceso.
Un tercer eje que llamamos grupal está conformado por los estadios que integran la conspiración, algunos no comunicados entre sí. Díaz crea un grupo a su alrededor y de la Maza hace lo mismo. Pero, a su vez, Modesto Díaz, hermano de Juan Tomás, incorpora a Miguel Angel Báez, Luis Amiama Tió, Huáscar Tejeda y Roberto Pastoriza. Por su parte, Antonio de la Maza tiene ya incorporado a su primo Antonio García Vásquez, quien forma parte del grupo que realiza las primeras reuniones formales de la trama en la casa de Juan Tomás en Santo Domingo, solo compuesto por los dos líderes del movimiento, a más de Modesto y Miguel Angel. De la Maza integra además a sus hermanos Mario y Ernesto (ambos con roles específicos), Antonio Imbert Barrera, Salvador Estrella Sadhalá, Tunti Cáceres y a Miguel Angel Bissié que realizaría una de las tareas más peligrosas como la confección de juegos de placas, el recorte de escopetas utilizadas luego en el magnicidio y el cuidado y transporte de las mismas que eran llevadas dos veces por semana a las reuniones en casa de de la Maza en Santo Domingo, lo cual constituía un riesgo enorme en el estado de espionaje y delación reinante. El sistema celular se desarrolla, ampliando el núcleo de la conspiración. Van insertándose en este eje grupal el teniente Amado García Guerrero, Pedro Livio Cedeño, Angel Severo Cabral, Manuel de Ovín Filpo y el general Román Fernández, quien llega al proceso de manos de Luis Amiama Tió.
Es interesante resaltar que otras personas, civiles y militares, son contactadas por los líderes del grupo y sus principales colaboradores. Algunos desestiman su participación y otros ejercen acciones puntuales en procura del objetivo tiranicida. Entre los primeros, se guarda el secreto y la trama sigue su rumbo.
El cuarto eje es la contribución intelectual de Antonio García Vásquez. Y decimos intelectual no porque fuese un simple manejador de ideas, sino porque estableció estrategias políticas (en las que entendemos colaboraron Modesto Díaz y Severo Cabral), elaboró la proclama que sería leída por la radio, presionó al grupo sobre la importancia de pensar más allá del suceso liquidador de la dictadura y, algo que creemos relevante: fue un mediador constante entre los dos integrantes del eje central. Sirvió de receptáculo de las confidencias de Juan Tomás sobre “el monstruo” como éste llamaba al dictador, y fue una efectiva correa de transmisión entre Díaz y de la Maza, viajando con frecuencia entre Moca y La Vega para llevar recados, recoger noticias, incitar iniciativas, mover resortes y presionar decisiones que apuraran el desenlace. De ahí que en las memorias de García Vásquez se puede constatar que nadie como este instruido y arrojado profesional construye el perfil humano y patriótico de los líderes de la trama, así como el perfil conspirativo en general, debido a que es el único que aparece inmerso en las dos tiendas del bazar magnicida: el militar y el intelectual o político.
Resulta obvio que el grupo militar que, prácticamente, eran todos -salvo quizá García Vásquez, Modesto Díaz y Severo Cabral- solo daba importancia al hecho concreto de la eliminación física del dictador, por lo que en la “noche de autos” como llama García Vásquez al acto magnicida del 30 de mayo, la tesis política se vino abajo porque el primer grupo confió el éxito de la operación en la acción que llevarían a cabo Román Fernández y Amiama Tió, que nunca se ejecutó.
Algunos que minimizan interesadamente el espíritu patriótico de la gesta del 30 de mayo, debieran leer las memorias de García Vásquez para conocer cómo, desde varios años antes, tanto Díaz como de la Maza habían estado, cada uno por su lado, intentando acabar con los desmanes de la dictadura. Naturalmente, en una acción de este tipo hay que concentrar todas las energías en la acción militar -que era, al fin y al cabo, el oficio central de los dos líderes de la conjura-, pero este hecho mismo se inscribe dentro del halo patriótico de la gesta porque había que estar fuertemente imbuido de la necesidad de cambiar el destino del país, sacudido por tres décadas de abyección y criminalidad política, para poder llevar hasta sus últimas consecuencias el propósito planificado.
García Vásquez es pues, sin dudas, el tronco intelectual de toda la gesta conspirativa que culmina el 30 de mayo de 1961, pero que pudo haber tenido lugar antes o después. Por ejemplo, el 3 de junio cuando el dictador presidiría un desfile en su honor en la ciudad de Moca. De la Maza y García Vásquez preparan una estrategia para acabar allí mismo, en plena tribuna, con la vida del Benefactor. El abogado mocano, como parte del plan, convence al gobernador Frank Rodríguez y al diseñador de la tribuna, el artista Poncio Salcedo, para que disminuyan la altura de la balaustrada, argumentando razones estéticas y de comodidad para el Jefe, como escribe García Vásquez. El propósito era que su pecho quedase a descubierto y en medio del desfile desde una de las carrozas, previamente preparada con planchas de hierro sobrantes de la reparación del tanque del acueducto de Moca, en la que irían García Vásquez y otros cinco o seis hombres más (de la Maza no iría tal vez, porque resultaría muy sospechosa su presencia en ese vehículo) se dispararía contra el dictador y los hermanos suyos que les acompañaban. Ya se temía que Trujillo estuviese al tanto de la trama (de hecho, ya el gobernador de Santiago había puesto en conocimiento del tirano lo que se proponía Antonio de la Maza) y querían apurar el desenlace. Gracias al aviso temprano, el 30 de mayo, del teniente García Guerrero y la confirmación de Miguel Angel Báez Díaz la noche decisiva, el magnicidio se consume en la fecha que conocemos.
Lo que busco resaltar en este nuevo aniversario de la gesta que puso fin a la Era de Trujillo, es la singular contribución de Antonio García Vásquez a la misma, en condiciones similares o superiores a los demás valiosos integrantes del proceso conspirativo y del acto contra el tirano. Además de participar activamente en toda la trama desde sus inicios, cuando no habían llegado los demás, de su vínculo entrañable con los dos líderes de la conjura y de sus constantes observaciones y diligencias clave, García Vásquez pudo haber encabezado la temeraria y desesperada acción magnicida en Moca el 3 de junio. Pero, del mismo modo, iba a realizar otra acción valiente, que de haberse llevado a cabo como se planeó hubiese dado un giro político fundamental al hecho patriótico del tiranicidio: asaltar La Voz Dominicana y utilizar sus frecuencias para leer un manifiesto anunciando el fin de la dictadura.
Como parte relevante de esta trama, García Vásquez había barajado con Díaz y de la Maza los nombres de las personalidades que podrían encabezar un gobierno provisional una vez muerto el tirano, sugiriéndose a Enrique Apolinar Henríquez, Viriato Fiallo, Juan Bosch, Rafael Bonnelly, Angel María Liz, Emilio de los Santos y a Modesto Díaz. El plan político y los primeros decretos ya García Vásquez los tenía redactados. Y el plan político era el siguiente:
1/ Fusilamiento de los hermanos del tirano (Juan Tomás quiso exceptuar a Héctor Bienvenido, pero de la Maza dijo que igualmente lo liquidaría). 2/Deportación de las hermanas y parientes del dictador. 3/ Proclamación de Juan Tomás Díaz como jefe de las Fuerzas Armadas. 4/ Arresto de personeros del régimen, quienes serían juzgados por un tribunal especial. 5/ Los bienes de la familia Trujillo y sus asociados se declararían de inmediato propiedad del Estado. 6/ Se ordenaba el cierre inmediato de las fronteras y los exiliados entrarían cuando se tuviese total control de la situación. 7/ Se cortarían totalmente las comunicaciones la misma noche del ajusticiamiento. El plan incluía integrar a Joaquín Balaguer, que era el presidente títere, para que dictase los decretos y si no accedía llevarlo al Palacio a punta de pistola para que anunciase que asumía el poder, aunque pronto se formaría un gobierno colegiado con Modesto Díaz a la cabeza.
Antonio García Vásquez es pues uno de los héroes olvidados de la conjura del 30 de mayo. Siempre he sostenido que había que tener mucho coraje personal para estar presente la “noche de autos” en la carretera que conduce hacia San Cristóbal y sostener un intercambio a tiros con el dictador y su chofer Zacarías de la Cruz. Junto al valor de Antonio de la Maza, hay que destacar el arrojo extraordinario de Antonio Imbert, Salvador Estrella, García Guerrero y los demás conjurados en aquella cita decisiva. Igualmente, ha de valorarse la admirable contribución de Bissié, de los demás conjurados que, como el propio Juan Tomás no participaron del acto casi suicida de la avenida pero que fueron piezas fundamentales del armazón tiranicida. Y en especial, de Antonio García Vásquez, quizá y sin quizá después de Díaz y de la Maza el más activo coordinador de toda la trama que dio al traste con la dictadura y propició el camino de libertad y democracia que, con altas y bajas, hoy disfrutamos todos los dominicanos. Hora es ya de que demos el puesto de honor que merece en esta historia el doctor Antonio García Vásquez.
(Sugerimos la lectura de El 30 de mayo es una fecha sin padrino de Antonio García Vásquez. Colección especial 30 de mayo: puerta a la libertad. Editora Nacional: 2012/ 139 pp.)
Antonio García Vásquez estableció estrategias políticas (en las que entendemos colaboraron Modesto Díaz y Severo Cabral), elaboró la proclama que sería leída por la radio, presionó al grupo sobre la importancia de pensar más allá del suceso liquidador de la dictadura y, algo que creemos relevante: fue un mediador constante entre los dos integrantes del eje central.