Archivo de la etiqueta: Otra

Una experiencia de “alfabetización científica” en una escuela pública

61206-madurez_adictamente-blogspot252822529

Walter Rago demuestra con su experiencia de enseñanza de la física y de la química, desarrollada durante quince años en una escuela media de la CABA, que es posible revertir el crónico rechazo de estas asignaturas y transformarlas en una interesada y rigurosa indagación de la realidad cotidiana

Leamos el relato del Profesor Rago

Entre 1992 y 2007 fui  profesor de Química y Física (4º año) en la EMEM Nº1 Rodolfo Walsh.  Por la extensión en el tiempo y por  lo atípico de lo que fuimos construyendo con las chicas y chicos, creo que la experiencia permite pensar sobre las reales posibilidades de recorrer caminos alternativos en la Escuela Pública.

Enseñar a partir de  las “ideas previas” en Ciencias Naturales, implicaba no  dejar pasar los prejuicios más básicos de los alumnos respecto de la Física y la Química, prejuicios a los que tenía que enfrentarme desde el primer día: “Son materias muy difíciles”, “Para pocos” “Para inteligentes, científicos”, “No tienen nada que ver conmigo”. Por supuesto estas ideas surgen de la transmisión de generación en generación de prácticas escolares sufridas durante décadas en  la  escuela secundaria.

Por eso comenzaba proponiéndoles conversar sobre ¿Para qué  y cómo estudiar Física y Química? Les presentaba mi visión de la enseñanza de esas materias y los convocaba a un debate real, sin caretas. Tomaba un par de semanas para desarrollar mi propuesta de trabajo mientras íbamos problematizando la relación ciencia-sociedad y explicando el concepto de alfabetización científica.  Me tomaba todo el tiempo necesario, apoyaba mi posición presentándoles textos de filósofos de la ciencia, cuentos, artículos periodísticos, historietas, canciones, películas.

El primer día le pedía a alguno de los chicos que relatara en detalle, un día típico de su vida, mientras yo iba intercalando preguntas dirigidas a todos: ¿Saben cómo funciona el reloj que su compañero apaga al despertarse? ¿Saben si el jugo que toma contiene aditivos tóxicos? ¿Cómo funciona el motor del colectivo que lo trae a la escuela? ¿Y el walk-man que escucha? ¿Y el laser que lee el Cd?… Ante los obvios No, concluíamos que si bien no podemos saber “todo sobre todo” tampoco podemos ser meros “apretadores” de botones ya que en una sociedad basada en la desigualdad social  y donde  la ciencia y la tecnología son herramientas utilizadas para sostener esa desigualdad, la ignorancia nos coloca en el lugar de víctimas potenciales.

Les entregaba por escrito mi enfoque, convocándolos a “abrir el cerrado lenguaje científico” para poder decidir. Dada la orientación de la escuela (Bachillerato con Orientación en Comunicación social),  mi objetivo no era prepararlos para el CBC sino intentar que la química y la física les sirvieran para siempre y a todos, se dedicaran  a la abogacía, a la música o al fútbol.

Una vez leída la propuesta de trabajo, podían aceptarla,  cuestionarla o ampliarla por escrito. Explicaba que si bien yo era el especialista, capacitado para orientarlos, quería enseñar un método de trabajo que fuera coherente con lo que proponía, que era precisamente no someternos a las decisiones de los especialistas de la ciencia y que como ciudadanos tuviésemos voz y voto en cuestiones que nos impactan a todos, tales como la contaminación ambiental, los usos de la energía  o la biotecnología… Ellos  debían fundamentar sus opiniones y proponer temas y metodologías de trabajo que les interesara abordar. Con el debate, a partir de sus trabajos escritos  y la puesta en común de sus propuestas, terminábamos de armar en el pizarrón el programa del año.

Otra línea importante de la cursada era considerar que el estudiante secundario puede ser un “divulgador científico” en su  comunidad y que en tanto ciudadano, privilegiado por haber accedido a un nivel de estudios al que muchos no llegan, les proponía el compromiso ético de divulgar las conclusiones a las que fuésemos llegando

Las experiencias realizadas se pueden agrupar en cuatro categorías, que en muchos casos se superponían:

Investigaciones escolares

Al abordar los problemas del Medio Ambiente, traté de invertir lo que habitualmente ocurre en Ciencias Naturales, en las que la “aplicación a la realidad” es solo la zanahoria pedagógica para seguir centrando la enseñanza en la fórmula o el problema matemático abstracto y descontextualizado.

En los proyectos desarrollados, el  estudio de los conceptos teóricos dejaba de ser un fin en sí mismo para convertirse en un medio y cobraba sentido porque era necesario para comprender los artículos del diario, la entrevista al especialista o el documental que utilizaban como fuentes para argumentar y elabora conclusiones.

En los trabajos en pequeños grupos, debían discriminar la influencia de los distintos factores que interactúan en la problemática ambiental de la Ciudad de Bs As y el Gran Bs As. Debían jerarquizar esas causas y proponer soluciones realizables (Apuntábamos a soluciones colectivas, teniendo en cuenta que el discurso ecologista suele propiciar la salida individual) Las propuestas tenían que fundamentarse en visitas a instituciones, pequeños trabajos de campo y entrevistas a especialistas que cada subgrupo autogestionaba.

Con la misma metodología, se abordó el consumo de alimentos en nuestro país, integrando los factores sociales al estudio de la química de los alimentos y la viabilidad de las energías alternativas en Argentina. Cada equipo se centraba en estudiar la situación de una provincia y debía presentar las conclusiones al terminar su indagación.

A través del tiempo, los alumnos se contactaron con decenas de  instituciones que les enviaban su material (eran tiempos pre-Internet) o que ellos visitaban: Facultades de la UBA, universidades del resto del país, Organismos estatales…Pasaron de su escaso movimiento más allá del barrio a realizar observaciones en Dock Sud, Wilde, Munro, Campo de Mayo, San Martín…; en fábricas, terminales de ómnibus, hospitales y basureros a cielo abierto…Entrevistaron a científicos, funcionarios, vecinos de zonas contaminadas y militantes de ONGs…Construyeron hornos solares, diseñaron prácticas de laboratorio, determinaron contenido real de Vitamina C en los jugos, hicieron relevamientos de la información en los envases de alimentos en el Walt Mart del barrio ( de donde nos echaron) …  y creo que en muchas ocasiones la pasamos muy bien.

Trabajos de Divulgación

Su propósito era difundir las investigaciones realizadas o los temas estudiados. Tanto el formato como el sector social al que iban dirigidos eran optativos. Cada grupo debía diseñar, elaborar el material y gestionar la actividad en la institución elegida.

Algunos ejemplos de las experiencias de Divulgación son los siguientes:

Cuentos infantiles y obras de teatro para chicos de Educación Inicial, presentados en sus escuelas.

Talleres sobre Comida chatarra en más de diez establecimientos primarios de CABA.

Taller sobre “Intoxicación con monóxido de carbono” en una escuela primaria de Villa Martelli.

Edición de la revista  “El Microscopio Público” (que vendíamos en la escuela) y que elaborábamos colectivamente en un taller a contraturno)

Folletos, historietas, afiches, videos, sobre contaminación sonora,  desnutrición oculta en adolescentes, intoxicación de niños por el  plomo de las naftas, efectos de la radiación ultravioleta de las camas solares, efectos desconocidos por las empleadas de los solarium

Debates y charlas sobre medio ambiente, alimentos transgénicos, peligrosidad de la energía nuclear, en los que participaron miembros de la Comisión Nacional de Energía Atómica, y de diputados, ecologistas y funcionarios

Presentación de propuestas de solución en Congresos de Ecología para jóvenes y en la Legislatura de la Ciudad.

Ensayos

Temas muy polémicos, como los usos de la energía nuclear para generar electricidad o  cuestionamientos éticos a los avances en genética, sobre los que era difícil experimentar, dieron lugar a trabajos escritos individuales y ensayos basados en los conceptos teóricos estudiados, en los que el autor debía fundamentar su posición a partir de la lectura de mucha bibliografía.

Dedicábamos a estas cuestiones el último trimestre y los trabajos funcionaban como evaluación final de las herramientas adquiridas durante el año.

¡Quebaranda!

En los dos últimos años para trabajar las situaciones problemáticas  y la relación con los conceptos químicos, incorporamos un blog. En él se presentaba una ciudad llamada “Quebaranda”, en la que el estallido de todos los problemas de contaminación generaba la intervención de los distintos actores sociales representativos.

El blog “Novedades de Quebaranda” actuaba como una revista digital en la que yo iniciaba la discusión con la  presentación de una situación inicial y luego cada grupo, poniéndose en el rol de un actor social, publicaba su comentario que iba transformando la situación inicial.

Una de las ventajas del formato fue permitir interactuar a alumnos de los turnos  mañana y tarde en un trabajo común. Todavía se puede ver esta dinámica en el blog:http://www.quebaranda.blogspot.com.ar/ (Conviene empezar por la entrada más antigua)

Para finalizar:

Las evaluaciones y autoevaluaciones demostraron que la experiencia fue significativa para la mayoría de los chicos. Vale, entonces, preguntarse qué fue lo que motorizó el entusiasmo con que participaban

Considero que, entre otros factores, intervinieron: el proponer desafíos realizables; darles la posibilidad de optar, de realizar trayectorias diferentes pero integradas en un proyecto grupal; confiar en su responsabilidad para actuar con  autonomía; decidir entre todos y democráticamente sin que se diluyera mi función de  coordinador.

Y por sobre todo: salir de la burbujita escolar para realizar acciones pequeñas pero que intentaban incidir efectivamente en la solución de un problema social

Hasta acá, el relato de Walter Rago. Ahora el análisis de Claudia Barrientos y de Agostina Sambucetti, integrantes del Grupo de Reflexión sobre la Práctica

Walter Rago, profesor de Física y Química en una escuela media de la Ciudad de Buenos Aires, realiza una experiencia alternativa de enseñanza de las ciencias “duras” tratando de desmitificar los prejuicios sobre esas asignaturas que persisten en los estudiantes y se transmiten de generación en generación.

Desde la perspectiva de nuestro Grupo de Reflexión sobre la Práctica, los rasgos emancipadores que se desprenden de la experiencia son los siguientes:

Algo que rompe con la enseñanza tradicional, es presentar la materia no desde fórmulas, números, leyes, etc., sino desde una perspectiva mucho más amplia e integral, que incluye la presentación de materiales filosóficos, literarios, fotográficos y audiovisuales.

Así el proyecto se fundamenta en la problematización de la relación ciencia y sociedad en el sistema capitalista dominante que utiliza a la ciencia como herramienta para legitimar y sustentar un orden social desigual, ya que como dice Walter, “ignorar nos coloca en el lugar de víctimas potenciales”.

Por eso, plantea, ya en las primeras clases, la necesidad de generar una práctica orientada a la apropiación de los saberes de manera significativa, con el objetivo de generar conciencia crítica en sus estudiantes (Por ejemplo, el relato de un día en la vida de un estudiante como disparador para problematizar los contenidos científicos que se encuentran en la vida cotidiana; lo que nos recuerda los aportes del Maestro Iglesias sobre la necesidad de desamurallar la escuela)

Con respecto a los contenidos curriculares, Walter presenta el plan de trabajo y propone a sus estudiantes que discutan y argumenten otras posibilidades de contenidos o de temas, en función de sus intereses o inquietudes por conocer. Esto implica desarrollar una organización curricular participativa y democrática, al mismo tiempo que posiciona al estudiante en un rol de divulgador científico de su comunidad, rompiendo con la imagen del alumno como tabula rasa. De esta concepción nace la diversidad de actividades y de medios para difundir las conclusiones de los temas que investigban.

El cambio en la relación teoría-práctica. No se lee para aplicar en el aula lo dicho por los especialistas sino para comprender las situaciones específicas que se deben afrontar (En palabras de Walter: “en los proyectos realizados, el estudio de los conceptos teóricos dejaba de ser un fin en sí mismo, era un medio y cobraba sentido porque resultaba una necesidad para comprender lo que se indagaba”).

Observamos que cada contenido curricular surgía a partir de problemáticas científicas concretas de alguna región de nuestro país, que permitiera comprender la complejidad del fenómeno y así realizar el estudio del mismo bajo una investigación rigurosa y planificada. Esto incluía trabajos de campo, entrevistas a especialistas, visitas a instituciones, prácticas de laboratorio y mucho más traspasando los muros de la escuela.

Los contenidos eran evaluados de manera formativa e incluía una autoevaluación de los estudiantes.

Ahora esperamos su palabra para continuar profundizando este intento renovador del estudio de dos materias habitualmente temidas y rechazadas por los estudiantes

4 comentarios para “Una experiencia de “alfabetización científica” en una escuela pública”

  1. Pablo Imen dice:

    El trabajo que Walter le propone a sus estudiantes – bien analizado en el comentario de Claudia y Agustina- demuestra que hay prácticas emancipadoras en las aulas de la instituciones escolares públicas.
    Frente a los reiterados intentos deslegitimadores de los sectores privatistas, el ejercicio de reflexionar y comunicar estas experiencias nos ponen a quienes queremos y construimos la educación pública, popular, democrática, emancipadora en el desafío de profundizar los análisis, potenciar la comunicación y desarrollar redes de trabajo que permitan multiplicar las propuestas valiosas que desarrollan los trabajadores de la educación y sus escuelas. Déjenme compartir la alegría y el orgullo de saber que desde estos lugares se defiende, se alimenta y se despliegan las prácticas educativas liberadoras que le dan sentido a nuestro trabajo como docentes.¡Felicitaciones!

  2. Liliana dice:

    Es como dice Pablo, en nuestras aulas de escuelas públicas hay maestras y maestros preocupados en construir educación emancipadora, es un buen momento para buscarnos, encontrarnos y juntarnos.

  3. Marta dice:

    La significativa experiencia de Walter Rago no se circunscribe a innovar en la enseñanza de la física y la química sino que nos demuestra que la alfabetización trasciende el aprendizaje del sistema de escritura. Alfabetizar, en todos todos los niveles educativos, significa enseñar a leer no solo los textos específicos, sino también las relaciones entre ciencia y sociedad; la función enajenante de la propaganda; la imposición de los modos de pensar, sentir y actuar de los sectores dominantes; el aporte potencial de la filosofía, la literatura, el cine, las historietas, las canciones, las películas a la comprensión de los contenidos científicos. Y por sobre todo, leer la responsablidad de ser difusores de los conocimientos científicos construidos en la escuela entre quienes no tienen la oportunidad de acceder a ellos

  4. claudia dice:

    Nos resultó muy interesante el relato de Walter, y al analizarlo veíamos cómo las experiencias del Maestro Iglesias, se actualizan cuando encontramos maestros comprometidos con una enseñanza emancipadora.

LAS 10 ESTRATEGIAS DE MANIPULACIÓN MAS PUESTA EN PRACTICA

Qué es noticia?   El francés Sylvain Timsit publicó “10 Estrategias de Manipulación” de los medios, que son:

1. La estrategia de la distracción. Consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio de continuas distracciones y de informaciones insignificantes.

2. Crear problemas y después ofrecer soluciones. Se crea una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar.

3. La estrategia de la gradualidad. Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos.

4. La estrategia de diferir. Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento.

5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad. La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos y personajes particularmente infantiles.

6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión.

7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible”.

8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad.

9. Reforzar la autoculpabilidad. Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su desgracia.

10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen. En la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor sobre los individuos, que el de los individuos sobre sí mismos.

atejada@diariolibre.com

Tendencia mundial: Vivir en pareja, pero separados.

¿Vivir solos o en pareja? Hoy muchas personas que han decidido formalizar una relación deciden vivir separados, y no precisamente porque no haya amor, la razón radica en que muchas veces el espacio es primordial y es mejor que cada quien viva en su casa.

Matrimonios van y vienen, y una de las causas de divorcio en ocasiones es la convivencia diaria, compartir un hogar, y es que dormir en la misma cama se puede convertir en un problema. Si tu pareja, ronca o no te gustan ciertas cosas de él o ella, pueden desatar una pelea.

Si bien es cierto, dicen, que si se ama aceptas a la persona con su virtudes y defectos, también es una realidad que por más amor que se le tenga a la persona no siempre se pueden tolerar muchas cosas.

Por ejemplo los ronquidos, si a tu lado tienes una locomotora y tuviste un día difícil y lo único que quieres es dormir, dormir y dormir, por más que tu amado o amada tenga cara de príncipe o princesa, créeme que escucharlo roncar te hará odiarlo; y si es constante, es sinónimo de grandes problemas.

Otro motivo por el cual las parejas deciden vivir separadas es por cuestiones económicas, muchas parejas se tienen que mover de ciudad por cuestiones de trabajo, por lo que el cónyuge tiene que vivir aparte

De acuerdo con fundaciónunam.com, LAT (Living Apart Together) es una nueva tendencia en la convivencia de parejas, casadas o no casadas, que mantienen una relación monógama pero viven separadas. Alrededor del mundo, los así unidos han decidido vivir en diferentes hogares y según estiman los expertos, el número va en aumento.

Un estudio de la Universidad de Missouri (EU) mostró que cada vez más parejas optan por esta modalidad de relación. Los expertos advierten que el sistema fue impulsado por una generación pragmática, que se muestra escéptica ante las relaciones convencionales, temerosas del compromiso que implica y no disponibles para coartar su libertad por una vida bajo el mismo techo.

Otras teorías apuntan a que esta peculiar forma de relación se debe a la crisis económica mundial y a la falta de oportunidades en conjunto, el fenómeno ha obligado a varias parejas a sacrificar su vida en común, para irse cada uno a ciudades donde encuentran puestos de trabajo que son incompatibles para una relación tradicional. Las estadísticas muestran que existe un importante número de matrimonios que se han salvado del divorcio gracias a haber preferido este estilo de vida, alejándose de los conflictos de la convivencia, tomando en cuenta que dos tercios de ellos pelearía al menos una vez por semana por tareas hogareñas.

En Estados Unidos un promedio de 1,7 millones de parejas casadas estilan esta manera de llevar el matrimonio. En Inglaterra, la situación es parecida, 2.2 millones de personas están clasificadas como LAT, ya sea por fuerza mayor o por opción. De hecho, este importante número de parejas hizo que el Economic and Social Research Council, uno de los organismos de investigación más importantes de aquel país, realizara un estudio para evaluar qué parejas son las que están optando por vivir separadas y si este tipo de relaciones es factible en el siglo XXI.

Estudios como este, indican que las parejas jóvenes viven separadas porque no quieren sacrificar su independencia, mientras que los que son más viejos, han acumulado demasiadas posesiones como para caber en un departamento intentando una nueva relación, comentó en una nota, la escritora inglesa Deborah Moggach, quien también opina: “Pero creo que hay miles de razones de por qué vivir separados es conveniente para muchos. Hay mujeres que han trabajado duro y no quieren arriesgarse a perder sus ahorros cuando una convivencia desafortunada va mal, y hombres que valoran su independencia y viceversa”.

Para que una relación así funcione, no puede haber lugar para celos o falta de compromiso, teniendo un total conocimiento y confianza de que vivir separados puede servir para resguardar la relación.
Otra modalidad es la de parejas maduras que ya fueron casadas y no tuvieron buenas experiencias en sus matrimonios de manera convencional. Andan por los 40 años o más y son pareja desde hace mucho. Comparten días, noches, momentos especiales, viajes, fines de semana y, a veces, hasta tiempo con los hijos del otro y la familia política. Tienen en común la forma de ver la vida pero por decisión de ambos, ni la casa ni la economía son comunes.

Sea cual sea el caso, esta realidad se está expandiendo y adoptando en distintos países del orbe, existen cifras que indican que esta modalidad se presenta en Canadá en el 8% de la población adulta. Y en los mexicanos se presenta en el 1.1% de la población.

 

Brasil: lecciones para la izquierda y…

Ángel Guerra Cabrera

Rebelión

La presidenta Dilma Rouseff mostró la madera de que está hecha con la firme voluntad rectificadora expresada ante las grandes protestas de las últimas semanas. Dialogó con el Movimiento Pase Libre, lo que ningún gobernante ha hecho con sus indignados, llámese PiñeraObama, Zapatero o Rajoy. Mandó la pelota al lado del parlamento al proponer iniciativas en respuesta a varias de las demandas de las insubordinadas calles a las que los legisladores tendrán que responde por su aprobación. Con esa audaz jugada podría muy bien recuperar la iniciativa política.Es muy importante la propuesta de reforma política, que regularía y reduciría sustancialmente los exorbitantes gastos de campaña de los candidatos, financiados por empresarios a cambio de favores inconfesables. Igual que las medidas para mejorar la educación, la salud y el trasporte público busca dar respuesta a las protestas.
La ex guerrillera forma parte de una hornada de líderes latinoamericanos de raíz popular que contrasta con la grisura, pusilanimidad y sometimiento incondicional al capital financiero de una mayoría de sus pares en el mundo actual.
Aunque las protestas evidencian errores de conducción de los gobiernos de Lula y Dilma, en la explosividad social subyacen profundas, complejas y multifacéticas causas, no todas imputables a la gestión de los últimos once años. Paradójicamente, una parte importante de quienes protestan fue sacada de la marginalidad precisamente por las políticas incluyentes de ese periodo. No es la primera vez que ocurre en la historia de las rebeliones sociales pero es un dato importante para el debate.
Brasil es un espejo en el que deben mirarse otros países latinoamericanos. En el análisis de las causas del reciente estallido realizado por el líder del Movimiento de los Trabajadores sin Tierra Joao Pedro Stédile(La Jornada, 25 de julio), destaca una crisis urbana provocada por el capitalismo financiero con una enorme especulación inmobiliaria, venta incontrolada de automóviles, caos vehicular y una década sin invertir en el trasporte público. Añadiría que un ingrediente básico de esa crisis es la aplicación de las llamadas políticas de modernización agrícola, expulsoras de millones a las ciudades y, en el caso de México, también a Estados Unidos.
Otra necesidad urgente de Brasil es una profunda reforma agraria. La brutal represión de las policías estaduales controladas por gobernadores de oposición ha añadido mucha indignación pero nadie la para.
Para los gobiernos anti Consenso de Washington y para las formaciones populares que aspiran a gobernar queda claro el imperativo de impulsar extensamente el transporte público gratuito o a muy bajo costo. Buscando de una vez los sistemas menos contaminantes y desestimulando todo lo posible el uso del ecológica y culturalmente dañino automóvil.
Después de la rebelión brasileña nadie debería tener dudas sobre el deber de los estados de garantizar gratuitamente la educación y la salud integrales como derechos humanos primordiales, universales e inalienables. Cuba demuestra hace muchos años la enorme cohesión social y política y la cultura solidaria que genera el asegurar esos derechos.
Pero la solución de graves y grandes problemas sociales no sólo deriva apoyo y consenso social. También diversidad sociológica y nuevas culturas, apetencias y aspiraciones. Nuevas contradicciones sociales y políticas en fin. Por eso para los gobiernos de orientación popular cada meta es un nuevo punto de partida.
Cuando crece el empleo y el poder adquisitivo de la población es indispensable estimular una gran elevación del nivel cultural y del espíritu asociativo pues solo así es posible dotar al individuo de las herramientas para cribar el barraje mediático consumista e individualista.
Las protestas han demostrado el hartazgo de la gente con los partidos políticos, incluyendo al PT. Por eso Dilma hizo tabla rasa al convocar al debate público y al plebiscito, propiciando a la protesta callejera una solución institucional a sus demandas. En las protestas no han intervenido hasta ahora la clase obrera y otros sectores de trabajadores, los sin tierra, los indígenas y los quilombolas, integrantes fundamentales del pueblo brasileño.
Es indispensable que ellos participen del debate ya, única forma de evitar el riesgo de una deriva antipopular del movimiento. Justo lo que buscan Washington, la derecha y la corrupta mafia mediática, locos por hacerse del gobierno en 2014.
Twitter: aguerraguerra

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 

para conciliar el sueño rápidamente: 8 ténicas (algunas bastante raras)

Es probable que en más de alguna oportunidad hayas sufrido de insomnio, quizás porque dormiste una siesta demasiado larga durante el día o porque tienes un sinnúmero de preocupaciones que no dejan de dar vueltas por tu cabeza en cuanto la pones sobre la almohada.

Pero también hay personas a las que les cuesta caer en los brazos de Morfeo simplemente porque sí. El empresario estadounidense Timothy Ferriss es una de ellas y en “El cuerpo perfecto en 4 horas” (Ediciones B) cuenta que en su anhelo de poder dormir bien toda la noche, ha intentado de todo, desde remedios caseros hasta fármacos sofisticados.

Y como le importa el tema, Ferriss dedicó un capítulo de su extenso libro (tiene más de 500 páginas) precisamente al sueño. En “Perfeccionar el sueño”, el autor relata que realizó una serie de experimentos buscando conseguir un descanso realmente reparador, pero también con el objetivo de lograr dormirse en poco tiempo y así superar su “espantoso insomnio inicial”. Hizo cambios y probó diferentes herramientas, para finalmente dar con ocho técnicas que a su juicio fueron las más efectivas.
Aunque algunas pueden parecer un poco extrañas, todo vale para quienes noche tras noche tienen dificultades para dormir. Si eres uno de ellos, ¡toma nota!

1.- Temperatura: Ferriss sostiene que ésta fue la variable con la que más experimentó y con la que tuvo los efectos más constantes. Según él, la clave está en taparse con una sola sábana en una habitación cuya temperatura sea entre 19 y 21 grados. “Las temperaturas superiores no me beneficiaban; en cambio, a 18 grados sí me iba bien si me ponía calcetines para que no se me enfriaran los pies”, cuenta. Por esto, su recomendación es que si no es posible controlar la temperatura ambiente, es bueno probar con calcetines de distintos grosores para minimizar la pérdida de calor. “La temperatura ideal es algo muy personal, y todos tenemos una franja estrecha, así que experimenta para averiguar la tuya”, sugiere.

2.- Alimentación: Los especialistas siempre recomiendan irse a la cama un buen rato después de haber comido una cena liviana. Sin embargo, el empresario estadounidense comprobó que algo que ayuda a conciliar el sueño con mayor rapidez es consumir tres horas antes de acostarse una comida abundante con predominio de grasas y proteínas. En su libro aconseja ingerir al menos 800 miligramos de colesterol, lo que equivale a cuatro o más huevos enteros grandes, y 40 gramos de proteínas. Incluso -dice-, comer dos chuletas grandes, de 300 gramos cada una, tiene un “efecto sedante”.

3.- Luz: Ferriss también experimentó con luminoterapia, para lo cual utilizó un aparato que emite luz azul de gama alta que instaló junto a su computador portátil, dirigiéndolo hacia su cuerpo durante 15 minutos. A su juicio, la técnica fue efectiva y de cinco noches en que la aplicó, en cuatro se quedó dormido en menos de diez minutos. Y aunque afirma que habitualmente ese tipo de lámparas se usan para el jetlag o la depresión, para él ha sido de gran utilidad como instrumento para corregir el sueño.

4.- Ejercicio: A pesar de que normalmente se aconseja practicar ejercicio físico para mejorar los problemas de sueño, a Ferriss no le dio resultado. Sin embargo, hizo una modificación e incorporó ejercicios de resistencia isolaterales, es decir, aquellos que se realizan con un sólo brazo o con una sola pierna. “Registré menores tiempos para dormirme después de ocho sesiones de ejercicio de un total de diez. Cuanto más compleja era la estabilización requerida, menos tardaba en dormirme”, asegura.

5.- Baños fríos: Otro consejo que es común escuchar para relajarse y dormir como un bebé, es darse un baño caliente antes de acostarse. Pero Ferriss recordó la recomendación que un profesor de Stanford dio en la clase de biología del sueño a la que asistió en 2002: el frío es más eficaz para iniciar el sueño. Por esto, el empresario estadounidense probó con baños de hielo de menos de 10 minutos: en una tina medio llena de agua echaba dos o tres bolsas de hielo, y esperaba a que éste se derritiera en un 80%. Luego sumergía la mitad inferior del cuerpo y después permanecía cinco minutos con el torso también bajo el agua, manteniendo las manos afuera. “Era como recibir una dosis de tranquilizante para elefantes”, describe.

6.- Humedad: Otro aparato utilizado por Ferriss en sus intentos por conciliar el sueño rápidamente fue un humidificador de vapor frío ultrasónico, que -explica- genera una neblina fría muy sutil, que se propaga por la habitación y luego se evapora en el aire. “Este aparato unido a la lámpara de luminoterapia, constituye mi combinación infalible”, sostiene. Además, afirma que el humidificador también sirve para eliminar problemas de sinusitis y para reducir espectacularmente las arrugas faciales, “un efecto secundario inesperado, pero agradable”.

7.- Asistente de sueño: El empresario estadounidense también probó el NightWave, una lámpara que proyecta una suave luz azul, la cual aumenta y disminuye lenta y sucesivamente. La idea es que, con la habitación a oscuras, la persona observe las variaciones de intensidad y las sincronice con su respiración durante un determinado período de tiempo. Posteriormente, el NightWave se apaga, y la persona se da vuelta y se duerme. “Funciona de verdad”, asegura.

8.- Postura: Ni de espalda, ni de lado, ni en posición fetal. Según Ferriss, lo ideal para lograr quedarse dormido con rapidez es adoptar la “postura militar de semiarrastre”. “Túmbate boca abajo con la cabeza apoyada en una almohada y mirando hacia la derecha. Los dos brazos deben estar rectos a los lados, con las palmas hacia arriba. Luego sube el brazo derecho hasta que tengas el codo en un ángulo de 90 grados y la mano cerca de la cabeza. Otra posibilidad es colocar la mano derecha bajo la almohada y bajo tu cabeza. Luego dobla la rodilla derecha a ese lado hasta que quede flexionada en un ángulo de aproximadamente 90 grados”, describe. A juicio del empresario estadounidense, esta posición es efectiva simplemente porque impide que la persona se mueva.

 

Thung Nai en los orígenes vietnamitas.

Muong women in Hoa Binh, Vietnam playing game ...

 

La Habana (PL) El tiempo transcurre en Thung Nai entre visitantes.

Sus residentes obvian las manecillas del reloj, mientras esperan la llegada de turistas, en mayoría de casos coterráneos, en tanto la localidad carece por ahora de una difusión internacional, pero espera por su momento, porque le sobran condiciones para convertirse en un emporio de la industria del ocio.

Ubicada a unos 110 kilómetros al noroeste de Hanoi, la capital vietnamita, esa localidad pertenece al distrito de Cao Phong, de la provincia de Hoa Binh, en la cual según estudios se han encontrado evidencias de presencia humana de hasta 20 mil años de antigüedad.

Es asentamiento en especial de la minoría étnica Muong, aunque también residen otras como la Tai o Mhong, entre las 54 que forman parte de la nación indochina.

En sus inicios, Thung Nai era un valle de vasta foresta, en el cual vivían numerosos ciervos. De ahí el nombre del sitio. Thung Nai en idioma vietnamita significa “Valle de Ciervos”.

Las aguas represadas del río Da, necesarias para la enorme hidroeléctrica construida en los años 80 del siglo pasado, transformaron el paisaje en un lago rodeado por montañas, del cual emergen mogotes, islas y otros accidentes.

Como resultado de esa configuración, ganó el título de bahía de Ha Long del interior, por las similitudes con la ahora Maravilla Natural del Mundo, según una reciente encuesta planetaria realizada por la organización New7WorldWonders.

El agua del estanque la tributan ríos, arroyos y pequeñas cascadas. Hay numerosos esteros y recovecos que otorgan a la navegación un atractivo agregado, porque los viajeros nunca encuentran monotonía a la vista; siempre se observan parajes curiosos que mantienen la imaginación ocupada, sin espacio para el tedio.

Para llegar al embarcadero, hay una escalinata de un centenar de peldaños con una gran pendiente que requiere de atención; un tropezón e irá a parar a las aguas luego de mil volteretas.

Los capitanes aguardan por rellenar las embarcaciones hasta la cifra permisible de navegación, en aras de un ahorro evidente de combustible y de menor trasiego de un punto a otro, a modo de cuidar el ecosistema.

Previa coordinación, las lanchas parten hacia los dos únicos puntos destinados a restauración alimenticia o albergue en la zona: un motel, caracterizado por un molino de viento a su entrada o la Isla del Coco, ubicados en islotes ocupados por una sola familia en cada caso.

De la orilla a la instalación principal de ésta última, hay una escalinata construida con ladrillos. Son unos 60 escalones hasta el final. El colofón resulta una gran pancarta de tela; Typlus dice en letras rojas con fondo blanco.

Se toma un descanso después de la escalada. Hay un recibimiento muy familiar por los empleados, tal vez un reflejo de la manera de ser de los integrantes de la etnia Muong que otorgan confianza, calor humano y solidaridad a los visitantes.

No transcurre mucho tiempo entre arribo e invitación a la mesa servida ya con variedad de vegetales, platos típicos de la localidad y salsas o preparados de tanta aceptación en el país indochino. Todo tapado con celofán o nylon.

Seguidamente la oferta incluye cerdo cocinado en su grasa más un pescado fresco, acabado de salir del lago, asado al estilo de la etnia Muong.

Se trata de una nave rústica con piso de cemento pulido, techada y sin paredes que para asombro de los recién llegados se encuentra repleta de comensales.

El ruido es notorio allí.

Tengo amigos con experiencia de vida en Asia y afirman: “Los vietnamitas son los latinos de la región”.

Ese criterio se comprueba en el restaurante de la Isla del Coco. Los presentes ríen a carcajadas, cantan, se cuentan chistes en voz alta y brindan con una frase: mo, hai, ba, yooo, es decir, uno, dos, tres, entraaaa, y chocan copas, vasos o latas.

Nada más alejado de la idea formada en el visitante durante la travesía que cree en el predominio de la naturaleza, en tanto se percibe de a poco la presencia humana.

La floresta, las montañas o los mogotes resultan los principales protagonistas. Apenas la existencia de trampas para peces o redes de piscicultura muestran vestigios de los habitantes. También la existencia mínima de casas flotantes u otras clavadas y basadas sobre grandes estacas en las abruptas laderas cercanas al espejo de agua.

Otra evidencia humana se halla en la pagoda o templo budista Ba Chua Thac Bo, al cual solo se llega por el lago.

Cada día 1 o 15 de los meses, según el calendario lunar, los seguidores de ese credo llenan la instalación. Es decir, que en esas fechas deben ser numerosas las idas y venidas de embarcaciones por el estanque.

El budismo ocupa la primera posición dentro de las religiones en Vietnam con más de 12 millones de creyentes, centenares de monjes, instalaciones y centros de estudio.

Una de las atracciones naturales radica en la gruta Thac Bo, en cuyas galerías se observan estalagmitas y estalactitas como reflejo de los millones de años con que las gotas de agua crearon esas formaciones.

Se dice que en otoño el nivel del lago sube hasta llegar hasta la misma entrada de la caverna, pero en la actualidad no es así, porque se encuentra en su rasero más bajo.

Thung Nai acumula de todas las posibilidades para un descanso activo alejado del estrés, la congestión de tráfico o la necesaria modernidad de los centros urbanos actuales.

Unos días de disfrute en ese paraje privilegiado de la geografía vietnamita propiciará un bálsamo a los visitantes que solo volverá con la repitencia.

*Periodista de la redacción Asia y Oceanía de Prensa Latina.

Por Armando Reyes *

 
arb/ar

 

El análisis de la crisis y la lucha política

"I", Mindsets, Lets-be-friends-ism, ...

La necesidad de interpretar la crisis responde a un instinto de supervivencia. Es obvio que de su interpretación depende la respuesta de política económica. Pero hay algo más importante: también de su comprensión dependen las estrategias y formas de lucha en contra del neoliberalismo global. Sin un conocimiento claro de sus orígenes y alcances, es muy difícil identificar los objetivos de la lucha política.

Desde que estalló la crisis global en 2007 se han sucedido diversas interpretaciones sobre su génesis y su naturaleza. Casi todos los esfuerzos por analizarla se han centrado en el sector financiero. Aquí hay dos grandes corrientes. La primera es la de la derecha neoliberal: la culpa la tiene el gobierno. Las huellas de su negligencia y proclividad al despilfarro se encuentran en una política monetaria poco rigurosa que mantuvo tasas de interés demasiado bajas por muy largo tiempo. Para el caso de Estados Unidos esta visión pretende ignorar la forma en que la Reserva Federal buscó mantener burbujas en los precios de activos para ayudar a mantener un nivel adecuado de la demanda agregada. La evolución en Europa es distinta, pero en el fondo siempre emerge el gobierno como el gran culpable de una crisis generada en y por el sector privado. La receta de política económica es, por lo tanto, más neoliberalismo (por ejemplo, más flexibilidad en el mercado laboral) y menos gobierno.

Existe una variante de esta línea de análisis: la crisis se genera por una falla regulatoria. El detonador fue el rompimiento de la estructura regulatoria heredada de los años 30. Eso condujo a un excesivo apalancamiento en el sector financiero, tanto en el bancario como en el no bancario. La auto-regulación en el sector financiero llevó también a una absurda dispersión de riesgos a través de la bursatilización, lo que sembró bombas de tiempo en todo el mundo. Los bancos y el sector financiero llevaron al sobrendeudamiento a todo tipo de agentes y con todo tipo de productos. Otra vertiente de este tipo de análisis se relaciona con el sistema monetario internacional y con la capacidad de Estados Unidos para mantener un déficit comercial por tiempo indefinido. La respuesta de política económica consistiría en una más efectiva regulación del sistema financiero.

En realidad, la historia económica de los últimos 80 años demuestra que las raíces de la crisis van mucho más allá del sector financiero. Durante el periodo 1945-1975 la economía mundial mantuvo un fuerte ritmo de crecimiento sostenido. El soporte de ese proceso fue la presencia de una demanda efectiva que mantenía la venta segura de mercancías. A su vez, la demanda efectiva se apoyaba en la evolución favorable de los salarios (éstos siguieron de cerca al crecimiento de la productividad). Por último, el sistema financiero se mantuvo bajo un sistema regulatorio que controlaba la especulación o por lo menos la separaba de la inversión real.

Ese modelo económico se rompió en la década de los años setenta. Primero la tasa de ganancia comenzó a declinar a finales de los años 60. El capital buscó contrarrestar dicha evolución negativa con la reducción de costos laborales, rompiendo así el vínculo entre aumentos de productividad y salarios. En 1973 comienza un largo periodo de estancamiento de los salarios reales. En Estados Unidos el endeudamiento de los hogares permitió sostener el crecimiento de la demanda agregada. El salario dejó de ser la clave de la reproducción de la fuerza de trabajo. El modelo tuvo que mantener constantes procesos cíclicos de inflación en los precios de diversos activos (acciones y títulos de empresas, bienes raíces). Esas burbujas terminaron por reventar. En Europa la secuencia es algo diferente, pero mutatis mutandis el resultado fue una marcada deficiencia en la demanda agregada, desequilibrios internacionales y endeudamiento.

Entre 1971 y 1991 el capital también se desplazó hacia la especulación y forzó la desregulación financiera en todo el mundo. La causa se encuentra en la caída de la tasa de ganancia y en los conflictos de distribución que esto generó.

Las distintas interpretaciones de la crisis son importantes. De ellas depende que se cuestione el modelo neoliberal o sólo una de sus facetas (por ejemplo, la regulación financiera). Es más, de la interpretación de la crisis depende que se cuestione el mismo sistema capitalista que parece recrearse en una larga sucesión de crisis. ¿Hay que buscar una alternativa al neoliberalismo o también al capitalismo? Es evidente que estas preguntas son muy importantes. En México la izquierda electoral o institucional no ha querido ni asomarse a estas interrogantes. En la coyuntura actual eso le ha impedido diseñar una opción alternativa creíble de política económica, lo que acarrea múltiples consecuencias negativas.

Para fijar un derrotero de lucha es indispensable conocer el terreno, dice Sun Tzu en El Arte de la guerra. Habría que añadir que en política lo peor que puede pasar es equivocarse de enemigo.

Alejandro Nadal, La Jornada