Archivo de la etiqueta: Miami

Los descuidos del chavismo

English: Hugo Chávez in Porto Alegre, Brazil. ...

Al ver la imparable campaña política y mediática contra Nicolás Maduro, que se libra de norte a sur, no dejo de recordar los primeros tiempos de Hugo Chávez -fines de los 90- cuando pocos daban un real por su talante político proyectivo. Una vez desaparecido surgió una frase que quiso delinear, a modo de sentencia, la idea de que él era irreemplazable: Maduro no es Chávez. Sugestiva reflexión que resume lo que el antagonista anhela al excluir la dialéctica de los procesos sociales y políticos.

Por supuesto, las comparaciones son odiosas, pero sirven para graficar hechos. Ciertamente Maduro no es Chávez, y, muchos dijimos, en su momento, que lo peor que le podría ocurrir al actual presidente venezolano es querer imitar a rajatabla el estilo de Chávez. Pero de ahí a creer que su formación y origen social eran -o son- obstáculos para gobernar es una bobería.

Es innegable que los resultados de las elecciones de abril dejaron un mal sabor. (Sin contar todos los extraños ataques informáticos que sufrió el Consejo Electoral venezolano el mismo día de los comicios.) Quizás por eso los errores de campaña del chavismo lucían crasos a la hora de evaluar su real penetración política. No obstante, ese evento mostró cómo la oposición expresa el enfermizo amor que tiene por aquello que dizque alimenta el chavismo: el odio de clase. ¿Dónde hay más odio de clase: en la burla al chofer que quiso ser y hoy es presidente, o en la confirmación de que Chávez fue el hombre que por fisionomía o “silueta racial” encarnaba al venezolano promedio?

Pero como la vergüenza del otro -en la estética elitista- no parece ser ya la opción para “concienciar” contra el chavismo, hoy se apuesta a la deslegitimación. Primero fabrican una matriz informativa que echó dudas sobre los votos y, luego, menosprecian la constitución y viabilidad del gobierno. El propósito de Henrique Capriles no es que le “devuelvan” la presidencia que perdió por un hipotético fraude, sino propagar la idea de que “algo huele mal en Dinamarca”. De ahí que en su visita a Colombia, por ejemplo, no intentó siquiera revivir la demanda de una auditoría a los comicios de abril; más bien insinuó que Maduro no debe dormir tranquilo porque su búnker político mantiene despierto al monstruo de la inestabilidad. Y es que Capriles no está solo; tiene a varios congresistas opositores visitando países vecinos y a unos cuantos mercaderes venezolanos protestando en inglés y en Miami

Además, la cruzada mediática que reporta la “escasez” de artículos básicos solo presenta a unos malísimos administradores de la crisis; pero nada dice de los sabotajes externos a la economía venezolana ni del acaparamiento y la especulación por parte del sector privado interno, que no acepta los controles de precios y que prefiere no producir y/o facilitar el contrabando.

Hoy es imperativo que Nicolás Maduro reconsidere el sustrato de su estilo y los métodos aplicados en la comunicación política de su gobierno. Este es otro momento del proceso bolivariano que implica renovación y reajuste. No asumirlo de esta manera supondría que el chavismo se confía demasiado y que los adversarios tienen ocasión de aprovechar su descuido.

 

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 

Correa: nuestro proyecto político es la revolución ciudadana

19 desafíos para tu inteligencia (y sus soluciones)

Según anunció el presidente, Alianza País logró entre 97 y 98 escaños en la Legislatura unicameral de 137 miembros. “¿Estoy bien sin corbata?”, dijo, vestido con una camisa celeste y un saco, antes de sentarse a conversar, rodeado de algunos colaboradores.
El mandatario de Ecuador, en una entrevista exclusiva con Página/12, contó lo que se propone para los próximos cuatro años, incluyendo sus planes en la relación con Argentina y la incorporación de su país al Mercosur. Con voz tranquila y un poco ronca, vestigio de la campaña, Correa respondió sobre todos los temas locuazmente, dando datos como el economista que es, y se refirió sobre la Ley de Comunicación de la que tanto han escrito por estos días los medios locales. “Aquí hay que buscar un equilibro adecuado: controlar los abusos de la prensa, pero sin que se caiga en censura previa”, señaló, insistiendo en que se debe cambiar una ley heredada de la dictadura. También habló de Guillermo Lasso, ex presidente del Banco de Guayaquil que obtuvo el segundo lugar en estas elecciones y a quien Correa identificó como un rival que se atiene a las reglas de la democracia.
–¿Cómo ve la relación con Argentina de acá a cuatro años? ¿Qué planes tiene?
–Tenemos que seguir profundizando la relación bilateral y tratar de equilibrar un poco el comercio. Es poco el comercio, pero bastante desbalanceado, porque básicamente compramos de Argentina. Y eso nos acercará más a la potencial entrada al Mercosur. A mí no me gusta mercantilizar las relaciones bilaterales. El vínculo con Argentina va mucho más allá de lo comercial, tenemos la misma visión en lo político. Cristina Fernández está diciendo cosas muy importantes, que también la decimos nosotros. Por ejemplo, estos tratados de inversión recíproca, que fueron una entrega total de nuestros países en manos de las transnacionales. ¿Ahora las transnacionales tienen más derechos que los seres humanos? Si usted quiere ir a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos a denunciar un atentado a los derechos humanos tiene que agotar todas las instancias jurídicas del país respectivo. Acá, cualquier transnacional puede acusar a un Estado soberano ante el tribunal de la ONU. Estos tribunales siempre condenan a los Estados y defienden al capital. Eso lo está denunciando Cristina muy fuertemente y nosotros también. Argentina y Ecuador solos podemos hacer muy poco. Mercosur y Unasur podemos hacer mucho. Tenemos que crear nuestras propias instancias de arbitraje y no estar sometidos a los arbitrajes internacionales que siempre están en favor del capital de las transnacionales. Ese es otro punto de coincidencia con Argentina: la coordinación política entre países puede hacer tanto.
–Por eso en su discurso habló de construir la patria grande.
–Es una necesidad. Analice las políticas económicas de antes de los Kirchner, analice aquí la política económica de la revolución ciudadana. Los subsidios, con los que tanto se rasgan las vestiduras las oligarquías y los neoliberales. Anteriormente los subsidios eran para los ricos, no para los pobres, ejemplo la sucretización del ’83, de las deudas de la burguesía. En el ’99 tuvimos el salvataje bancario, con 6 mil millones de dólares en esa época. Conformar esa patria grande es una cuestión de supervivencia. Nosotros imponemos las condiciones sobre ese capital transnacional. Lo que pasó con los trabajadores, competir precarizando la fuerza laboral, haciendo caer los salarios reales. Si negociamos en conjunto con el capital internacional, nosotros ponemos las condiciones.
–¿La dolarización de la economía ecuatoriana es una traba para la incorporación de Ecuador al Mercosur?
–La dolarización de nuestra economía es una traba para cualquier proceso integracionista y de liberación comercial, porque la dolarización significa establecer otra política monetaria. Un país que va hacia un mercado común, si tiene problemas se deprecia su moneda. Nosotros no tenemos moneda nacional, así que todo esto hay que pensarlo. La entrada al Mercosur nos exige eliminar muchos aranceles y subir otros; estamos haciendo el análisis del beneficio que tendríamos para presentárselo a los miembros del Mercosur para ver si hay perjuicios y nos pueden dar compensaciones, sobre todo considerando que Ecuador no tiene moneda nacional. A nosotros nos interesa mucho integrar el Mercosur y, modestia aparte, al Mercosur le interesa mucho integrar a Ecuador, porque sería un país con costa en el Pacífico. Y además, porque tenemos cercanía ideológica con el bloque.
–Cuando lo comparan con Hugo Chávez, y lo ven a usted como un sucesor en cuanto a liderazgo en la región, ¿qué contesta?
–Que se dejen de opinar un poquito. Yo creo que hablo en nombre de Cristina, de Evo, no buscamos nada para nosotros, como eso de ser un sucesor. Estamos para servir a nuestros pueblos, no sólo a la patria chica, Ecuador, si no, a la patria grande. Estaremos donde nos necesiten nuestros pueblos, sea como presidentes o en otras funciones.
–El Atpda (acuerdo de preferencias arancelarias con EE.UU.) vence dentro de poco. Perú y Colombia ya tienen tratados de libre comercio con EE.UU. ¿Qué va a hacer Ecuador?
–También está Bolivia. Las preferencias arancelarias nacen como una compensación por la lucha contra las drogas. ¡A que los países andinos tienen responsabilidad porque son los mayores productores de droga! Estados Unidos no dice nada de la responsabilidad que tienen por consumirla. Eduardo Galeano dice que las luchas contra la droga son compartidas: nosotros ponemos los muertos y ellos las narices. La Atpda nació en la administración Clinton como compensación en esa lucha contra las drogas que es extremadamente cara, que es una causa de la humanidad. Pero nosotros tenemos otras causas como la miseria, como niños sin escuelas, familias sin hospitales. Es una nueva forma de presión para los países que no se portan bien de acuerdo con la mentalidad de Estados Unidos. Cada año tenemos que estar con esta zozobra de si nos extienden las preferencias arancelarias. Si las extienden, bien, si no, sabremos salir adelante.
–Ahora que tendrá mayoría en el Legislativo usted ha dicho que una de las prioridades será la aprobación de la ley de comunicación. Sus críticos señalan que la misma crea un organismo gubernamental que regula contenidos y sanciona a los medios que difundan contenidos discriminatorias. ¿Cómo se garantiza la plena libertad de expresión?
–Usted no me va a creer lo que yo le voy a decir: yo no conozco el proyecto de ley. Esa fue una orden constitucional aprobada por el pueblo ecuatoriano en las urnas. Así como la prensa dice que esta ley se va a meter con los contenidos, no apoya el cumplimiento de la Constitución del 2008, que fue aprobada con el 63 por ciento de los votos y que impulsa una nueva ley de comunicación. La prensa la bloqueó sistemáticamente con sus cómplices en la Asamblea, usted sabe que hay asambleístas cómplices de los poderes fácticos. En todo caso, es una iniciativa legislativa que no conozco y ya le avisé al presidente de la asamblea que si va a tratarse el proyecto le pido una reunión para ver que no haya mayores vetos. Aquí hay que buscar un equilibro adecuado: controlar los abusos de la prensa, pero sin que se caiga en censura previa. Aquí en Ecuador sí hay ley de medios, una ley de la época de la dictadura, claro, sólo para medios audiovisuales e impresos. Y tiene concejo controlado completamente por el Ejecutivo, que puede hasta suspender canales de televisión. Entonces han inventado la patraña de que se quiere ahora controlar cuando tenemos que cambiar una ley de la dictadura.
–En el caso de los medios opositores, ¿cree que aprendieron alguna lección tras el intento de golpe del 30 de septiembre y su cuestionada cobertura?
–No. Todavía siguen negando que el 30 de septiembre (de 2010) existió. Increíble. Algunos, hace poco, publicaron una caricatura diciendo que el intento de golpe fue un invento: que las amenazas de muerte y los tiros contra el carro fueron un invento. Créame que existen un sectarismo y fundamentalismo en algunos medios, que como dice Cristina Fernández, son medios de oposición. Pero ni siquiera asumen su responsabilidad política, sino que cuando se los quiere hacer responder por sus posiciones políticas, ahí son medios de comunicación que piden que no los toquen. Estos señores bloquean una ley de comunicación que fue respaldada en el referéndum de 2011, para que no queden dudas de que el pueblo dijo que quiere esa ley. Y la siguen bloqueando.
–Otro de los proyectos que usted mencionó como fundamentales es el Código Penal. Sus detractores afirman que se criminaliza la protesta. ¿Qué puede decir sobre este punto?
–(Muestra una sonrisa burlona.) Mire cómo es la mala fe, el código actual tiene un problema, tiene una sección que se llama Sabotaje y Terrorismo, donde se castiga a los que cortan caminos, arrojan piedras contra carros, etcétera. Nosotros tenemos que sancionar esas acciones, pero no tendrían que estar en la sección Sabotaje y Terrorismo. Esa tipificación es equivocada y ya está corregida en el nuevo código. Los que sacaron esos slogans de la criminalización de la protesta obtuvieron tres por ciento de los votos, para que vea a quienes representa. La principal preocupación del pueblo ecuatoriano es la seguridad. El actual Código tiene más de 70 años y establece delitos que ya no existen, y no incluye otros que se dan ahora como el sicariato. El nuevo Código Penal fue enviado hace un año a la asamblea, pero para hacerle daño a Correa, para que fracase la lucha contra la inseguridad, que maten a nuestros hijos, que destruyan a nuestra familia, no lo aprueban. Pero gracias al pueblo ecuatoriano ese Código va a salir.
–¿Su gobierno impulsará una ley de matrimonio entre personas del mismo sexo?
–No. La Constitución dice que el matrimonio como institución es entre personas de diferente sexo. Nosotros promocionamos mucho los derechos y la no discriminación de ninguna persona por ninguna causa, menos por sus preferencias sexuales. La Constitución reconoce uniones de hecho, por ejemplo los derechos a heredar, pero claramente la Carta Magna dice que el matrimonio es entre un hombre y una mujer.
–¿Propondrá una ley que despenalice el aborto?
–En lo personal no impulsaré ninguna ley que vaya más allá de los dos casos que están ya contemplados en la legislación actual, en caso de una violación a una mujer con discapacidad intelectual y en el caso de estupro, cuando se viola a una menor.
–Cuando dijo este domingo que con algunos dirigentes opositores no iba a dialogar, ¿estaba incluyendo a Guillermo Lasso?
–No. Estamos muy contentos de que se haya consolidado una derecha ideológica, por fuera de una partidocracia saqueadora y corrupta. Lasso tiene un discurso coherente con su ideología, aunque no estemos de acuerdo con ella. La praxis, lo que se dice y lo que se hace. El mismo ha tenido declaraciones muy acertadas, muy decidoras, cuando reconoció la derrota y dijo “somos la segunda fuerza electoral y vamos a inaugurar la oposición en el Ecuador”, está reconociendo que lo que no hemos tenido era una oposición. Bienvenida la oposición democrática. En América latina no hemos tenido oposición democrática, hemos tenido oposición conspiradora. ¡Lucio Gutiérrez apoyó el golpe de Estado del 30 de septiembre! Aquel día los opositores se reunieron en un hotel cinco estrellas a beber whisky importado celebrando la caída del gobierno. Cuando fracasaron en su intento porque el pueblo ecuatoriano salió a la calle a defender la democracia, todavía pidieron una amnistía para todos los asesinos. Lo que dijo Lasso es muy acertado, y es que va a inaugurar una oposición democrática. Hemos tenido golpismo, conspiración permanente, en complicidad con algunos medios de comunicación.
–Usted dijo en la campaña que el proceso ecuatoriano va más allá de su persona. ¿Preparará a un delfín político como hizo Lula con Dilma Rousseff?
–Estamos preparando centenas, sino miles de cuadros jóvenes. Analice nuestra lista de candidatos asambleístas y el promedio de edad que tienen. Tenemos gobernadores de 25 años, mujeres, confiamos mucho en la juventud y en las mujeres. En el gabinete hemos tenido ministros de 28 años. Confiamos mucho en los jóvenes, estamos preparando a muchos cuadros para que tomen la posta. De acuerdo con la Constitución puede ser candidato a partir de los 35 años, por ahí nos pasamos con la juventud. Y después de cuatro años los jóvenes tendrán sólo 33 (se ríe). Nuestro proyecto político no es Correa, es la revolución ciudadana y sobrepasa a cualquier persona.
Mercedes López San Miguel
Publicado por Página 12

Haití: Reflexiones de un integrante de la Brigada Dessalines

 Sobre la realidad de un país ocupado. Cuando la soberanía se vuelve una utopía

 

English: Michel Martelly, Haitian politician
English: Michel Martelly, Haitian politician (Photo credit: Wikipedia)

 

 Hoy el 70% de la población haitiana es campesina, es decir vive directamente de la tierra.

Hoy el 60% de los alimentos consumidos en territorio haitiano son importados.

¿Por qué un país que tiene 7 millones de personas produciendo alimentos no puede darle de comer a las 10 millones de personas que lo habitan? Acá es cuando empieza la novela…

Según las agencias de cooperación internacional, las causas se encuentran en el modelo productivo atrasado, en la falta de tecnología de punta y en la inviabilidad de cualquier modelo productivo que no esté basado en la tecnología de insumos promovida por las multinacionales del agronegocio.

Esto es MENTIRA. Haití se autoabasteció de alimentos 150 años, hasta hace 30 años exportaba alimentos y no lo hacía produciendo sobre el modelo de agricultura industrial difundido a partir de la llamada “revolución verde”. ¿Entonces?…

Alguien está comandando este proceso de destrucción de la soberanía alimentaria mediante la despoblación del campo y la pérdida de la capacidad productiva. No hace falta indagar mucho para entender que ese alguien es Estados Unidos. Tampoco para ver cuáles son los objetivos que persigue.

Ante la pregunta ¿por qué a EE.UU. le interesa afectar la producción agropecuaria haitiana? Algunas de las muchas respuestas…

1) EL ARROZ

Haití hace 30 años se autoabastecía del arroz, que es la base de la dieta de su población. Hoy es el tercer comprador más grande, a nivel mundial, de arroz proveniente de los EE.UU. Esto es consecuencia directa de las políticas norteamericanas en el país y tiene dos beneficios estratégicos para EE.UU.: por un lado, actúa como buffer a sus exportaciones ante las variaciones anuales de su producción interna, ya que no tiene cuotas fijas a cumplir con Haití; y por otro lado, somete a los gobiernos del país caribeño a un mayor grado de dependencia, ya que ante cualquier medida que afecte los intereses imperiales, EEUU no tiene más que frenar los barcos de arroz que salen de Miami para agudizar el asedio de hambre al país y presionar al gobierno de turno.

2) CAMPESINO: ¡A LA MAQUILA!

La mano de obra no calificada, barata y exenta de cualquier derecho laboral es hoy un bien codiciado para el capital internacional y sus maquiladoras, más aún si los neo-esclavos están disponibles cerca de los grandes centros de consumo. Por esta razón, en los últimos 4 años se instalaron en Haití 18 zonas francas, con cientos de maquiladoras que en el mejor de los casos llegan a pagar un salario de U$D 2 diarios a sus trabajadores.

Sabiendo que en Haití hay millones de campesinos, sacarlos del campo y meterlos a trabajar en las maquilas es a todas luces beneficioso. Es con este objetivo que se boicotea la producción agrícola y se incentiva la reconversión de los agricultores hacia producciones que utilicen menos mano de obra. El máximo ejemplo en esta materia es el proyecto que, impulsado por la USAID, apuesta a reconvertir los arrozales en plantaciones de mango y banana, que utilizan 11 veces menos mano de obra.

3) DONDE ENTRA UNA MINA SALEN MILES DE AGRICULTORES

El territorio haitiano está cubierto en casi el 80% por montañas. Sobre estas montañas hay campesinos y debajo de ellas: oro, plata y cobre. Desde el 2010 se instalaron en el pais 11 proyectos de mega minería en manos de siete empresas (todas ellas provenientes de EEUU y Canadá).

Como lamentablemente ya lo sabemos en Argentina, este tipo de minería consume grandes cantidades de agua. El agua es un bien escaso e indispensable para los campesinos que deben emigrar de sus territorios a medida que las vertientes y arroyos se secan y se va volviendo imposible el -ya de por sí muy difícil- arte de ser agricultor en estas regiones montañosas.

Viendo algunos de los objetivos que persiguen los EEUU al atentar contra la soberanía haitiana, es interesante también evaluar algunas de las metodologías y herramientas que emplean a la hora de hacer realidad estas políticas.

1) LAS ONG y AGENCIAS

Son la cara más amigable del imperio. Según dicen, vienen a ayudar solidariamente a los pobres y desamparados. Manejan grandes cantidades de dinero que destinan fundamentalmente a: Cooptar y desarticular movimientos y organizaciones populares; donar alimentos para deprimir los precios internos; afectar la producción local e importar sus productos; introducir semillas e insumos del agro negocio en las producciones locales para, una vez perdidas las semillas criollas, comenzar a vender las semillas importadas y su paquete de insumos asociado; promover cultivos que necesiten poca mano de obra para dejar campesinos desocupados que trabajen en las maquiladoras. La madre de todas estas organizaciones es sin lugar a discusión la USAID.

2) LAS PRESIONES POLITICAS

La embajada de EE.UU. en Puerto Príncipe tiene más de mil funcionarios. Muchos dicen que es la casa de gobierno, y muy lejos no están de la realidad. A modo de ejemplo, el primer ministro Laurenth Lamothe es un confeso títere de los EE.UU. y todas sus decisiones responden a la embajada. Estas decisiones contradicen muchas veces la voluntad del actual presidente Michel Martelly, pero esto no parece importar demasiado.

3) EL GARROTE

Intervenir tan abiertamente en el país más pobre del hemisferio -un país que tiene 80% de subalimentación y una esperanza de vida que no supera los 50 años-, naturalmente genera mucho malestar entre los pobladores, que ven, no sin razón, a “los blancos” como la causa de todos sus males. Este malestar deriva en inestabilidad política y dificulta el ingreso de los capitales. Pero para esto también hay solución, y ahí entra en juego la MINUSTAH, una tropa que proviene mayoritariamente de países sudamericanos, que cuesta 800 millones de dólares al año (el presupuesto total del estado haitiano es de 1000 millones). La MINUSTAH no tiene, en la práctica (aunque sí en el discurso) otra función más que la de reprimir a un pueblo cansado ya de tanta explotación y condiciones de vida tan miserables y así mantenerlo callado y quieto mientras se continúa saqueando su territorio y explotando su trabajo.

En un país donde el hambre es un problema cotidiano, la pérdida de soberanía alimentaria sale a la luz de forma más evidente y dramática. Pero aún así, queda claro que es sólo una de las facetas de la pérdida de soberanía general, que abarca también los planos territoriales, políticos, económicos y culturales. Para la existencia del imperialismo, es condición la pérdida de soberanía nacional de los países pobres en manos de los países imperialistas. Por lo tanto, luchar por la soberanía nuestramericana es ser antimperialista y ser antimperialista es el único camino para ser libres.

El caso haitiano no es algo lejano y aislado de nuestra realidad. Las mismas empresas de agronegocio y los mismos capitales mineros son los que explotan hoy los recursos que constituyen la base de la economía argentina.

Alba TV

Facundo Ramos es militante del Frente Popular Darío Santillán – Corriente Nacional e integrante de la Brigada Dessalines, de Solidaridad con Haití

Fuente: http://www.albatv.org/Cuando-la-soberania-se-vuelve-una.html

 

JOSE MARTI: EL HOMBRE DE LA EDAD DE ORO

patriotas3.gif (12503 bytes)

      Cronología »Galerías »Pensamientos

        AIN | Injusticia en Miami |Historia | Terrorismo contra Cuba

Home

»Cronología »Galerías»Pensamientos»Versos Sencillos

»Especiales


Por Mercedes S. Moray 

La autora es colaboradora de la AIN

La vida de Martí fue un magisterio vivo, la muerte una leyenda que voló para convertirse en la historia de un caballo espantado, de un blanco certero entre las filas enemigas, de un hombre que fundió las almas de los suyos en un mismo sentimiento de amor.
Los que le conocieron en vida admiraron al patriota con el   que crecieron el prestigio, la capacidad de resistencia y el ejemplo de militancia política de los cubanos.
La firmeza le vino de su propia raíz popular, de la fe en la victoria y del trabajo creador, persuasivo y útil.
Su mérito más relevante fue unir a los cubanos en una unidad dinámica, históricamente concebida y dialécticamente lograda.
El sorteo con sabiduría los vestigios del caudillismo de la Guerra de los 10 años, donde los jefes militares pretendieron que sus bondades y servicios a la patria, que fueron realmente grandes, y sus verdades, que fueron realmente respetables, fuesen las únicas verdades y bondades y determinasen inequívocamente el destino de la nación.
La independencia de Cuba fue la brújula de su gesta, la lucha por la dignidad humana el patrón moral que lo convirtió en apóstol americano.
Es cierto que al final no pudo terminar machete en mano esa batalla incesante contra el colonialismo, es cierto que sus conocimientos y la practica militar no ocuparon un lugar preponderante en su vida, pero cuando le llego la hora fue digno del hombre y de la fama del héroe.

José Antonio Torres

 

—————————————————————————-

marti1.gif (22624 bytes)

Y ahora nos juntaremos, 
y sus amiguitos, y todos a coro, cogidos de la mano, les daremos gracias con el corazón, gracias como de hermano, a las hermosas señoras y nobles caballeros que han tenido el cariño de decir que La Edad de Oro es buena
                                       jmarti3.gif (5413 bytes)

Pensamientos

A pensamiento es la guerra mayor que se nos hace ganémosla a pensamiento

E- Mail:

 web@ain.cu
email2.gif (15184 bytes)

Agencia de Información Nacional  (AIN)
Calle 23 No. 358  esquina a “J” Vedado. La Habana

 

Pensamientos

“La única verdad de esta vida, y la única fuerza, es el amor. El patriotismo no es más que amor. La amistad no es más que amor.”

Obras completas,
tomo 5, pág. 21 Patria, 29 de abril de 1893


“Y mientras unos se preparan para deslumbrar, para dividir, para intrigar, para llevarse el tajo con el pico del águila ladrona, otros se disponen a merecer el comercio apetecido, con la honradez del trato y el respeto a la libertad ajena.”

Obras completas,

tomo 6, pág. 35 La Nación, 28 de sep. de 1889


“Enoja, oír hablar de clases. Reconocer que existen es contribuir a ellas. Negarse a reconocerlo, es ayudar a destruirlas.”

Obras completas,

tomo 5, pág. 53 Patria, 11 de junio de 1892


“No hay más que dos clases entre los hombres: la de los buenos y la de los malos.”

Obras completas,

tomo 5, pág. 53 Patria, 11 de junio de 1892


“En pie, con los ojos alegres de los trabajadores, se saludan, de un pueblo a otro, los hombres nuevos americanos.”

Obras completas,

tomo 6, pág. 21 El Partido Liberal, 30 de enero, 1891


“Se ha de tener fe en lo mejor del hombre y desconfiar de lo peor de él. Hay que dar ocasión a lo mejor para que se revele y prevalezca sobre lo peor.”

Obras completas,

Tomo 6, pág. 22 El Partido Liberal, 30 de enero, 1891


“Brazos de hermano se ha de tender a los hombres activos y sinceros, que son la única crítica eficaz y la única honrosa en las sociedades que padecen de escasez de verdad y de energía.”

Obras completas,

tomo 5, pág. 57 Patria, 17 de noviembre de 1894


“Una idea enérgica, flameada a tiempo ante el mundo, para, como la bandera mística del juicio final, a un escuadrón de acorazados.”

Obras completas,

tomo 6, pág. 15 El Partido Liberal, 30 de enero de 1891


“¡Lo que importa es fundar un pueblo libre, sin enojarse con las zarzas del camino!”

Obras completas,
tomo 5, pág. 54 Patria, 28 de enero de 1893


 “El gobierno ha de nacer del país. El espíritu del gobierno ha de ser el del país. La forma de gobierno ha de avenirse a la constitución propia del país.”

Obras completas,
tomo 6, pág. 17 El Partido Liberal, 30 de enero de 1891

 

A medio siglo de la Crisis de los misiles en Cuba

Otros artículos sobre: 

El foto - El Che , Fidel Castro ,
El foto – El Che , Fidel Castro , (Photo credit: ilkerender)

 

 

 

 

La capital cubana acogerá la próxima semana un taller científico para debatir sobre la llamada crisis de los misiles, un suceso que medio siglo después sigue en la atención internacional. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

La capital cubana acogerá esta semana un taller científico para debatir sobre la llamada crisis de los misiles, un suceso que medio siglo después sigue en la atención internacional. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

La capital cubana acogerá esta semana un taller científico para debatir sobre la llamada crisis de los misiles, un suceso que medio siglo después sigue en la atención internacional. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

La capital cubana acogerá esta semana un taller científico para debatir sobre la llamada crisis de los misiles, un suceso que medio siglo después sigue en la atención internacional. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

La capital cubana acogerá esta semana un taller científico para debatir sobre la llamada crisis de los misiles, un suceso que medio siglo después sigue en la atención internacional. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

La capital cubana acogerá esta semana un taller científico para debatir sobre la llamada crisis de los misiles, un suceso que medio siglo después sigue en la atención internacional. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

La capital cubana acogerá esta semana un taller científico para debatir sobre la llamada crisis de los misiles, un suceso que medio siglo después sigue en la atención internacional. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

La capital cubana acogerá esta semana un taller científico para debatir sobre la llamada crisis de los misiles, un suceso que medio siglo después sigue en la atención internacional. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

La capital cubana acogerá esta semana un taller científico para debatir sobre la llamada crisis de los misiles, un suceso que medio siglo después sigue en la atención internacional. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

.

La capital cubana acogerá la próxima semana un taller científico para debatir sobre la llamada crisis de los misiles, un suceso que medio siglo después sigue en la atención internacional. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

La capital cubana acogerá esta semana un taller científico para debatir sobre la llamada crisis de los misiles, un suceso que medio siglo después sigue en la atención internacional. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

La verdadera historia de la Operación Peter Pan

El Miami Dade College, una institución universitaria de esa ciudad estadounidense, inaugurará en los próximos días una escultura del artista cubanoamericano Enrique Martínez Celaya, que pretende conmemorar los 50 años del fin de la Operación Peter Pan.

Un comunicado de dicha institución asegura que la inauguración de la escultura será el 19 de octubre en un pequeño parque frente a la Torre de la Libertad de Miami, propiedad de ese establecimiento educativo.

Según los organizadores, “recordará todas las luchas de las generaciones pasadas, y le dará la bienvenida a nuevas generaciones plenas de esperanza y optimismo”. ¿Será que añoran otra operación basada en la mentira con la intención de causar daño a la familia cubana?.

La historia de Cuba que se pretende escribir desde Miami está llena de falsedades y mentiras, muy lejos de la verdad y la ética.

Uno de los capítulos más miserables en la incesante campaña de engaños, calumnias y fechorías contra la Revolución Cubana fue la Operación Peter Pan, una de las acciones de subversión más crueles  desarrolladas por la CIA, el Departamento de Estado e instituciones religiosas de Estados Unidos, con el apoyo de organizaciones contrarrevolucionarias dentro de Cuba, donde las principales víctimas serían indefensos niños y padres engañados o confundidos por ilusorios rumores, con propósitos desestabilizadores.

El 26 de diciembre de 1960 llegaron a Miami los primeros niños que viajaron por la Operación Peter Pan, ejecutada por el sacerdote de origen irlandés Bryan O. Walsh y financiada por el gobierno de Estados Unidos. La misma se extendió a lo largo de 22 meses y finalizó teóricamente el 22 de octubre de 1962 con la Crisis de Octubre, aunque en realidad se extendió hasta bien entrada la década de 1970, con nuevas variantes, como la de los vuelos de menores de edad a Madrid.

Según escribe Ricardo Alarcón de Quesada, presidente del parlamento de Cuba, en la introducción al libro Operación Peter Pan, un caso de guerra psicológica contra Cuba, de los autores Ramón Torreiro y José Buajasán:

“La burda patraña, según la cual el gobierno revolucionario iba a quitarles los hijos a sus padres, privándoles de la patria potestad, fue echada a circular por la CIA y la contrarrevolución después que las autoridades revolucionarias llevaban varios meses haciendo, precisamente, lo contrario: la Ley 797 del 20 de mayo de 1960 había facultado al Ministerio de Justicia para que, en forma totalmente gratuita, realizara inscripciones y transcripciones de nacimientos y celebrase matrimonios que antes no se habían efectuado legalmente.

 “Esa ley sirvió de base a lo que se denominó Operación Familia que benefició a 400 mil uniones extramatrimoniales y a 500 mil niños. Jamás en la historia de Cuba se hizo tanto y en tan breve tiempo para extender y consolidar la patria potestad y fortalecer la institución de la familia.

“Quienes diseminaron la mendaz calumnia dentro del país, habían contemplado sin chistar una sociedad en la que para una parte sustancial de la población, sumida en la mayor miseria,  esa posibilidad jamás existió y habían convivido, en gozosa y pastoral armonía, con gobernantes corruptos que nada hicieron para resolver el drama de muchas familias cubanas.”

Muchos de aquellos niños fueron enviados a casas de adopción, orfelinatos, e incluso, a establecimientos penitenciarios para delincuentes juveniles. Muy dura se presentó la vida para estos infantes debido a la inadecuada alimentación que recibieron, la existencia de pandillas en los centros de recepción y campamentos, el uso de castigos corporales, la obligación de hacer tareas domésticas humillantes y ser explotados por sus tutores y maestros.

Entre los Peter Pan hubo quienes se asieron a sus raíces y defendido a su tierra hasta con la vida, como es el caso de  Carlos Muñiz Varela, quien fuera fundador de la Brigada “Antonio Maceo” y director de la Agencia Viajes Varadero, que promovía excursiones de la comunidad cubana, de norteamericanos y puertorriqueños a Cuba. Muñiz Varela fue asesinado a balazos el 28 de abril de 1979 por elementos terroristas de la ultraderecha cubano-americana, por el simple hecho de simpatizar con la Revolución y promover vínculos estables con su patria; otros como el senador Mel Martínez y el músico Willy Chirino se han sumado a la agresión de Estados Unidos contra su país natal.

Asombrosamente, algunos historiadores de Miami, medios de comunicación capitalistas e instituciones como el Miami Dade College, se refieren a esta operación como una de las más conmovedoras historias de cubanos huyendo del comunismo, y  engrandecen el supuesto humanismo de sus ejecutores, pretendiendo ocultar la verdadera historia de la Operación Peter Pan.

La pupila insomne

 

Fuente: http://lapupilainsomne.wordpre

ss.com/2012/10/12/la-verdadera-historia-de-la-operacion-peter-pan/

La corrupción no es un problema de coyuntura

Tutta la vita
Tutta la vita (Photo credit: Wikipedia)

La corrupción descansa en la ideología patrimonialista del Estado

Escrito por: ANDRÉS L. MATEO

Son pocos los instantes en la práctica política de  este país en los cuales se produzca un enlace entre el espectáculo y la autenticidad. Esa es la fatal ostentación de la mentira. Los políticos dominicanos se creen con derechos adquiridos sobre la población vista como una inofensiva masa plural, y mienten totalmente desentendidos de la crisis inmóvil de credibilidad que han provocado en la población. Es cierto que el mundo es ya un universo sin paradigmas, y que lo importante es disfrutar del poder, pero sería bueno que la vida se tiñera del rubor de la gente sencilla, que cuando miente tiembla, y si la mentira es puesta en la picota pública, como sábana de virgen luego de la primera noche de amor, lo que sobreviene es la vergüenza  como estigma imperecedero.

Es a esa perversidad a la que se enfrenta el tema de la corrupción. Aquí ya  a nadie le da vergüenza porque lo asocien a los corruptos, la sociedad es una tupida  red de grandes y pequeñas complicidades, contra la que choca todo escrúpulo moral. Puede que sea a ojos vistas la gran indigencia de la época, pero llena la faltriquera de dinero, y promueve a los sujetos  en la estratificación social. Incluso, se le ha dado carta de naturaleza, porque si bien es cierto que la corrupción es endémica, no hay por qué despojarla de su carácter histórico. La corrupción dominicana no es genética, descansa en la ideología patrimonialista del Estado que tienen los partidos tradicionales, y por las mismas causas que originaron las quejas de los intelectuales dominicanos del siglo XIX, se ha incorporado  a nuestro vivir como algo natural.

 Ahora el escenario de las elecciones la ha convertido en espectáculo, y esto desnaturaliza, legitimándola,  su desagradable presencia entre nosotros. En rigor, en toda la vida republicana nunca ha existido una separación de la hacienda pública y los bienes de los caudillos. El Estado dominicano ha sido como una chaqueta de uso individual, indiscernible en la riqueza que lo conforma de las fortunas personales de los líderes. Balaguer estuvo mágicamente fundido a la magia del presupuesto nacional, y es de ahí que su figura gravitó como una sombra rabiosamente aferrada al destino del país.

Los perredeístas fueron una brevísima esperanza de que algo cambiaría, pero se corrompieron tan rápido que ni siquiera dieron lugar al sueño. Cuando el PLD subió al poder por primera vez, había una ilusión difusa de que ejerciera la práctica política de manera diferente. El discipulado de Juan Bosch debía una parte considerable del poder al discurso ético con el que se identificó la pequeña burguesía que padecía la decepción de la historia, y se creyó que el mundo deslumbrante de la riqueza material no los atraería. Pero, ¿qué ocurrió?  Sencillamente que Leonel Fernández ha gobernado encaramado en la concepción patrimonial del Estado (“el Estado soy yo”)…

Por ello es pertinente aclarar que, aunque se intente esfumar en el espectáculo la dimensión de la corrupción, no se trata de un problema de coyuntura electoral. A los dos partidos que tienen posibilidades de ganar las elecciones hay que recordarles que es un peligro transformar en un tema banal los estragos de la corrupción, porque en este pobre país es mucha la felicidad ciudadana que se llevan entre sus garras los corruptos de este gobierno, y de muchos otros gobiernos anteriores.  Yo no sé lo que va a pasar el próximo 20 de mayo, pero si Hipólito y Danilo se creen que la corrupción es un problema  de coyuntura electoral, se han equivocado.

Este país no puede seguir gobernado, como si fuera una fatalidad histórica, por el ejercicio descarado de la concepción patrimonial del Estado, y su hermana gemela la corrupción. Sin una sola institución que sirva, sin un solo signo al que la idea de un Estado funcional ampare, tanto en el orden práctico como en el moral. Y sí, es cierto, ¡es mucha la felicidad ciudadana que la corrupción en los gobiernos de(…) le ha robado al país!

“Un pueblo sin referentes camina a ciegas”

“Yo que soy profesor, trabajo en una universidad que esta colindate con la avenida Máximo Gómez y cuando le preguntas a los estudiantes ¿Quién fue Máximo Gómez? Y no saben responder”, Matías Bosch.
Matías Bosch
26 Septiembre 2012, 12:18 PM
Nieto de Bosch: “Un pueblo sin referentes camina a ciegas”
Escrito por: Ana De la Cruz (anacruzcepeda@gmail.com)

SANTO DOMINGO.-Matías Bosch, nieto del expresidente Juan Bosch, y director ejecutivo de la Fundación que honra la memoria del ilustre escritor y político, afirmó que las nuevas generaciones necesitan de ejemplos como el encarnado por su pariente.

“Un pueblo que no tiene referentes camina a ciegas y por lo tanto puede ser fácilmente manipulable”, expresó Matías al ser entrevistado en el programa Cuentas Claras, que se transmite por La Nota (95.7 FMI).

Reflexiona sobre el legado de su abuelo, quien ganó la Presidencia de la República con el respaldo del 70% de los votantes, pero que fue derrocado siete meses después por la intolerancia de los sectores de poder de entonces, y piensa que es un ejemplo digno de ser conocido por las nuevas generaciones.

“En la fundación estamos haciendo un trabajo serio poniendo los documentos de Juan Bosch a disposición del pueblo, haciendo actividades que sirven de encuentro para diferentes generaciones´´, dijo Matías a propósito del 49 aniversario del derrocamiento del profesor Juan Bosch.

“Yo que soy profesor, trabajo en una universidad que esta colindate con la avenida Máximo Gómez y cuando le preguntas a los estudiantes ¿Quién fue Máximo Gómez? Y no saben responder´´, entonces uno se pregunta “¿Qué ha hecho la escuela con la conciencia del pueblo dominicano?  Si hay jóvenes que no saben que este fue el último gran libertador de América´´, dijo Matías.

Destacó que desde su fundación, en 1998, la fundación que dirige trabaja para preservar y difundir la obra y el ejemplo del Profesor Juan Bosch.

Actividades de la fundación Bosch por el 49 aniversario del Golpe de Estado:

Hoy a las 6:00 PM en el Teatro Guloya calle Arzobispo Porte No. 205 Ciudad Colonial.

El golpe contra el pueblo conversatorio con Milagros Ortiz Bosch, Arlette Fernández y Xiomara Zelaya. Acto artístico a cargo de Victor, Victor y sus invitados. Entrada libre de costo.

El fin de la historia

Desde que en 1992 Francis Fukuyama escribiera la obra titulada “El fin de la historia y el último hombre”, mucho ha llovido sobre nuestras cabezas.

Pero efectivamente, Fukuyama tenía razón. La lucha entre las ideologías acabó, venció el diálogo y la resolución política y diplomática de los conflictos en el mundo.

Bajo el buen gobierno del modelo triunfador ya no habría eventos históricos catastróficos, revoluciones, guerras ideológicas… bajo el buen gobierno del modelo que inevitablemente ganó por ser el mejor, el más eficiente, bajo ese modelo, ya no habría más historia que contar.

Y en efecto. La historia de Europa desde finales de la Segunda Guerra Mundial lo atestigua. Con la caída del Muro de Berlín cayó también todo el anacronismo de un dogma estancado en su pasado glorioso. Con la caída del Muro de Berlín ya no habría que temer el retroceso de los intolerantes, de esos pobres desgraciados que no se daban cuenta de que otro mundo, libre, conectado, rico, desarrollado, era posible.

Ahí está, traspasándonos como individuos. El fin de la historia no es algo externo. Es algo muy nuestro. Dentro de cada cabeza y cada sentimiento. Dentro de cada valor y cada decisión.

Bajo el prisma inconsciente y colectivo de esta macabra filosofía, hemos desarrollado generaciones de ciudadanos y ciudadanas, modelos y formas de vida, industrias culturales, partidos políticos, (in)cultura política.

Bajo este prisma inconsciente somos sociedades perfectamente receptivas a las coyunturas económico-político-ideológicas del exterior.

Porque cualquier tiempo pasado fue peor, la realidad nunca había sido más histórica que ahora.

El alcance de los procesos políticos y económicos llevados a cabo en Europa durante estos últimos años se nos escapa (en una mezcla de no querer pensar y no llegar a imaginar), precisamente porque en nuestra mente está tan imbricada y tan profundamente asentada la idea de “Europa” de “progreso” de “ciudadanía”, que no somos conscientes de que ya sabemos como acaba esto, porque ya ha pasado.

La historia es cíclica, y el poder tiende a concentrarse. Europa está viviendo su inevitable etapa de “Ajustes Estructurales”. No es nada nuevo, lo aplaudíamos cuando no era en nuestra región del mundo.

América Latina y África ya sufrieron este inevitable devenir en los años 80.

Recordemos cómo eran esas regiones antes de esto y cómo han quedado después, pero… espera, ¿puedes recordar cómo eran antes? ¿Cuántas referencias tenemos sobre estos países que no se relacionen con: pobreza, subdesarrollo, turismo y guerras?

Hacernos sentir que la realidad es producto de su propio contexto en lugar de entender cuáles son los procesos históricos, económicos y culturales que generan esa realidad es otra de las estrategias de “El Fin de la Historia”.

Sin comprender su verdadero alcance, ciudadanos y ciudadanas de toda Europa se quejan y lamentan por la situación. Muchos y muchas ya lo están sintiendo muy en sus carnes, muy en la boca, muy en sus hijos e hijas.

Despertar de un letargo tan largo es complicado. Despertar de nuestros espejismos de riqueza y desarrollo es confuso. Darnos cuenta del verdadero alcance de nuestro momento histórico es todo un reto.

Las protestas, las manifestaciones, las revueltas, todas son una lucha interna, dentro de cada persona, una lucha entre la normalidad y el caos.

Yo quiero permanecer dentro. Quiero permanecer en mi realidad en la que las revoluciones son cosas de las películas (curiosamente si quieres un Goya tiene que hablar de la Guerra Civil), de los libros de historia, son recuerdos de los abuelos.

Pero no es cuestión de querer, es cuestión de ser.

Nuestra conformación como sujetos políticos es patológica, anacrónica, cobarde. Nuestra conformación como sujetos políticos nos inserta en el marco irreal de la democracia, la libertad, el bienestar económico y físico. Pero esa conformación no es real. Es dual.

¿Cuál es el coste de oportunidad de la movilización?

¿Qué nos jugamos realmente en las manifestaciones?

¿Cuál es nuestra estrategia? ¿Tenemos una?

Despertar no es suficiente. Se necesita articulación, constancia, planificación.

El poder es un instrumento que debemos aprender a manejar.

 

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Washington dedica su dinero a la guerra por poderes

Mercenario

Fue en la década de los últimos ochenta cuando el gobierno de EEUU empezó a canalizar ayuda hacia los rebeldes muyahaidines en Afganistán como parte de una guerra por poderes de EEUU contra la URSS. Se les presentaba, en las mentes de los dirigentes de la Guerra Fría estadounidenses, una rara oportunidad de sangrar a los soviéticos, de darles una oportunidad para que saborearan la clase de derrota que los vietnamitas, con ayuda soviética, habían infligido a Washington una década antes. En 1989, tras años de sangrientos combates, el Ejército Rojo salió renqueando y derrotado de Afganistán. EEUU viene combatiendo a sus antiguos apoderados afganos y progenie desde finales de 2001. Ahora, tras años de sangrientos combates, parece que EEUU está contemplando retirar el grueso de sus fuerzas y utilizar una vez más una serie de subrogados para asegurar sus intereses allí. (La subrogación es término empleado en Derecho relacionado con la delegación o reemplazo de obligaciones hacia otros, es un tipo de sucesión. Se trata de un negocio jurídico mediante el cual una persona sustituye a otra en una obligación. NR)

Desde Asia y África hasta Oriente Medio y las Américas, la administración Obama se decanta cada vez más por un tipo de guerra multifacética y de mínima presencia. Se acabaron ya, al menos por el momento, los días de las invasiones a escala total en el continente euroasiático. En su lugar, Washington está ahora planeando confiar más ampliamente en los ataques con los aviones no tripulados y en las fuerzas de operaciones especiales para combatir de forma barata a los dispersos enemigos globales. El aspecto fundamental de esta nueva forma de guerra estadounidense es la externalización de las labores de combate, de las que se encargarán sus apoderados locales por todo el mundo.

Aunque EEUU está ya actualmente implicado en una guerra abierta por poderes, apoyando a una fuerza africana integrada por varias naciones para que combata a los militantes islamistas en Somalia, está sentando las bases para utilizar de forma amplia fuerzas que les sustituyan en el futuro, entrenando a soldados “nativos” para que lleven a cabo las misiones, incluyendo aquellas que implican una guerra abierta. Con todo esto en mente y bajo los auspicios del Pentágono y del Departamento de Estado, el personal del ejército estadounidense está ahora participando de forma casi constante por todo el mundo en ejercicios conjuntos y misiones de entrenamiento con el objetivo de fomentar alianzas, crear coaliciones y disponer de fuerzas sustitutas que apoyen los objetivos de la seguridad nacional estadounidense.

Aunque utilizan métodos ligeramente diferentes dependiendo de la región de que se trate, la estrategia básica es global: EEUU entrenará, equipará y asesorará a fuerzas indígenas -por lo general de naciones pobres y subdesarrolladas- para que combatan (y mueran) cuando EEUU no quiera hacerlo. En tal proceso se contará con una fuerza estadounidense, tan pequeña como sea posible, incluyendo operativos de las fuerzas especiales y apoyo aéreo, para que ayuden a esos subrogados. Al igual que en el caso de los aviones no tripulados, la guerra por poderes parece ofrecer una solución fácil a problemas complejos. Pero como muestran los treinta años de debacle de Washington en Afganistán, los costes finales pueden ser inimaginables o inimaginablemente altos.

Empecemos por el propio Afganistán. Durante más de una década, EEUU y sus socios de coalición han estado entrenando fuerzas afganas de seguridad en la esperanza de que asumieran la guerra allí para defender los intereses estadounidenses y de sus aliados mientras retiraban a la fuerza internacional comandada por EEUU. Sin embargo, a pesar de un gasto de casi 50.000 millones de dólares para ponerlas velozmente en marcha, el Ejército Nacional Afgano y otras fuerzas de seguridad han ido frustrando, año tras año, todas y cada una de las expectativas.

Una de las variantes del plan estadounidense, de la que se ha hablado muy poco, ha sido un ejército por poderes controlado por la CIA. Durante años, la Agencia ha entrenado y utilizado seis milicias clandestinasque actúan cerca de las ciudades de Kandahar, Kabul y Jalalabad, así como en las provincias de Khost, Kunar y Paktika. Al trabajar con las Fuerzas Especiales de EEUU y estar controlados por los estadounidenses, estos “Equipos Contraterroristas de Persecución” actúan evidentemente al margen de cualquier supervisión del gobierno afgano y se sabe bien que han realizado incursiones transfronterizas en Pakistán, ofreciendo a sus patronos estadounidenses uno de los beneficios clásicos de la guerra por poderes: la negación plausible.

Este esfuerzo clandestino ha ido también complementado por la creación de una fuerza de seguridad indígena masiva y convencional. Aunque oficialmente bajo control del gobierno afgano, estas fuerzas policiales y militares dependen casi completamente del apoyo financiero de EEUU y los gobiernos aliados hasta casi para poder existir.

En la actualidad, oficialmente, las fuerzas nacionales afganas de seguridad se componen de más de 343.000 efectivos, pero solo el 7% de las unidades de su ejército y el 9% de las unidades policiales alcanzan un nivel alto de eficacia. En cambio, después de más de una década de ayuda occidental a gran escala, el 95% de sus reclutas siguen siendo analfabetos funcionales .

No resulta sorprendente que toda esa fuerza masiva, entrenada por contratistas privados exageradamente retribuidos, por los ejércitos europeos occidentales y estadounidense, y apoyada por los avanzados sistemas de armamento de EEUU y las fuerzas de la coalición, haya sido incapaz de acabar con una variopinta insurgencia apenas armada, de tamaño modesto y menos que popular. Una de las pocas tareas en que esta fuerza por poderes parece tener gran habilidad es en disparar contra las fuerzas aliadas y estadounidenses, muy a menudo contra sus propios entrenadores, en ataques cada vez más comunes de “ verde sobre azul “.

Para colmo de males, esta fuerza de matar de la coalición de tan pobre desempeño resulta muy costosa . Comprados y pagados por EEUU y su coalición de socios, cuesta mantenerla cada año entre 10.000 y 12.000 millones de dólares en un país cuyo PIB es de tan solo 18.000 millones . A largo plazo, una situación así es insostenible.

De regreso al futuro

Utilizar suplentes extranjeros no es nada nuevo. Desde los tiempos antiguos, los imperios y las naciones-estado han utilizado tropas extranjeras y fuerzas indígenas para emprender la guerra o les han apoyado cuando se ajustaban a sus objetivos políticos. En los siglos XIX y XX, la táctica devino de rigueur para potencias coloniales como la francesa, que utilizó fuerzas senegalesas, marroquíes y de otros países africanos en Indochina y en más lugares, y la británica, que utilizó gurkas nepaleses para emprender contrainsurgencias en lugares que fueron desde Iraq y Malasia a Borneo.

Para cuando EEUU empezó a apoyar a los muyahaidines en Afganistán, había ya experiencias importantes de la guerra por poderes y sus peligros. Tras la II Guerra Mundial, EEUU adoptó ansiosamente sustitutos extranjeros, por lo general en países pobres y subdesarrollados, en nombre de la Guerra Fría. Esos esfuerzos incluyeron el intento de derrocar a Fidel Castro a través de una fuerza de apoderados cubanos que se estrelló e incendió en Bahía de Cochinos; la creación de un ejército Hmong en Laos que finalmente perdió allí ante las fuerzas comunistas y la financiación de una guerra francesa en Vietnam que fracasó en 1954, creando después un ejército masivo en Vietnam del Sur, que fue aplastado en 1975, por nombrar tan solo unos cuantos intentos fallidos.

Un fracaso más reciente de subrogados se produjo en Iraq. Durante años tras la invasión de 2003, los responsables políticos estadounidenses estuvieron recitando un mantra estándar: “Cuando los iraquíes sean capaces de valerse por sí mismos, nos retiraremos”. El pasado año, esos iraquíes básicamente les echaron.

Entre 2003 y 2011, EEUU bombeó decenas de miles de millones de dólares en la “reconstrucción” del país, de los cuales 20.000 millones fueron a construir las fuerzas de seguridad iraquíes . Esa mega-fuerza de cientos de miles de soldados y policías se creó desde cero para apuntalar a los sucesores del gobierno que EEUU derrocó. Fueron los estadounidenses y sus socios de la coalición quienes entrenaron a esa fuerza, pero todo se acabó en diciembre de 2011.

A pesar de los esfuerzos de la administración Obama para dejar miles o decenas de miles de soldados en Iraq para los años venideros, el gobierno iraquí rechazó los manejos de Washington y mandó empacar al ejército estadounidense. Hoy, el gobierno iraquí apoya al régimen de Asad en Siria y tiene una cálida y cada vez más estrecha relación con el enemigo desde hace bastante tiempo de EEUU: Irán . Según la agencia de noticias semioficial iraní Fars , los dos países han estado discutiendo incluso cómo ampliar sus vínculos militares .

Guerras africanas en la sombra

A pesar de toda la experiencia de los miles de millones de dólares absorbidos por ejércitos por poderes que no fueron sino un fracaso, que se largaron o se convirtieron en enemigos, Washington está actualmente trabajando en sus planes para llevar a cabo guerras por poderes en todo el planeta, aunque quizá en estos momentos lo hagan de forma más agresiva en África.

Con el Presidente Obama, las operaciones en África se han acelerado más allá de las más limitadas intervenciones de los años de Bush . Entre ellas encontramos la guerra del pasado año en Libia; la expansión de una red cada vez mayor de depósitos de abastecimiento, bases de pequeño tamaño con campo aéreo; una campaña regional con aviones no tripulados que ejecuta misiones fuera de Djibuti, Etiopía y las Seychelles en el archipiélago del Océano Índico; una flotilla de 30 buques en ese océano para apoyar operaciones regionales; una afluencia masiva de dinero en efectivo para operaciones de contraterrorismo por todo África Oriental; una posible guerra aérea al viejo estilo llevada a cabo a escondidas por la región utilizando aviación tripulada; y una fuerza expedicionaria de operaciones especiales (reforzada por expertos del Departamento de Estado ) enviada para ayudar a capturar o matar al líder del Ejército de la Resistencia del Señor (LRA, por sus siglas en inglés), Joseph Kony y sus altos comandantes. (Algunos expertos consideran esta misión contra Kony como una tapadera para desarrollar una guerra por poderes entre EEUU y el gobierno islamista de Sudán -al que se acusa de ayudar al LRA- y a los islamistas en general). Y todo esto arañando tan solo en la superficie de los planes y actividades de expansión rápida de Washington por la región.

En Somalia, Washington se ha involucrado ya en una campaña militar y de la CIA con múltiples frentes contra los militantes islamistas Al-Shabaab , que incluye operaciones de inteligencia, entrenamiento de agentes somalíes, una prisión secretaataques de helicóptero y asaltos de comandos . Ahora está también apoyando una guerra clásica por poderes utilizando subrogados africanos. EEUU se ha convertido, como señalaba recientemente Los Angeles Times en “la fuerza impulsora de los combates en Somalia”, mientras entrena y equipa a soldados de a pie africano para que luchen contra los militantes Shabaab para que las fuerzas estadounidenses no tengan que hacerlo. En un país donde hubo más de 90 estadounidenses muertos y heridos en la debacle de 1993 ahora conocida por la abreviatura “Black Hawk Down” [la caída del halcón negro], en la actualidad se ha subcontratado a soldados africanos para que combatan y mueran.

A primeros de año, por ejemplo, la Fuerza de elite de los marines Recon, del Grupo de Trabajo 12 de Tierra, Mar y Aire para Objetivos Especiales (o, como si fuera el trabalenguas de un acrónimo, el SPMAFGTF-12, por sus siglas en inglés) entrenó a soldados de la Fuerza de Defensa Popular de Uganda. Esa fuerza, proporciona a su vez la mayoría de los soldados para la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISON, por sus siglas en inglés) que actualmente se dedica a proteger al gobierno que EEUU apoya en la capital del país, Mogadiscio.

Esta primavera, marines del SPMAGTF-12 entrenaron también a soldados de la Fuerza de Defensa Nacional de Burundi (BNDF, por sus siglas en inglés), el segundo mayor contingente en Somalia. En abril y mayo, miembros del Grupo de Trabajo Raptor, 3º escuadrón, del Regimiento de Caballería 124 de la Guardia Nacional de Texas, tomaron parte en una misión de entrenamiento por separado con la BNDF en Mudubugu, Burundi. El SPMAGTF-12 también ha enviado a sus entrenadores a Djibuti, otra nación implicada en la misión somalí, para que trabaje allí con una unidad de elite.

Al mismo tiempo, tropas del ejército estadounidense han tomado parte en el entrenamiento de miembros del ejército de Sierra Leona a los que preparan para su despliegue en Somalia a finales de año . En junio, el comandante del ejército para África de EEUU, el general de división David Hogg habló alentadoramente del futuro de las fuerzas de Sierra Leona junto a otro de los aliados de EEUU, Kenia, que invadió Somalia el pasado otoño (y acaba de incorporarse a una misión allí de la Unión Africana). “Os uniréis a las fuerzas keniatas en el sur de Somalia para sacar a los Shabaab y a otros malhechores de Somalia y pueda verse libre de la tiranía y el terrorismo y de todos los males que vienen con ellos”, dijo. “Sabemos que estáis listos y entrenados. Os equiparemos y realizaréis esta misión con honor y dignidad”.

Sin embargo, tener preparados ejércitos para desplegarlos en Somalia es solo una parte de la historia cuando se trata de entrenar a fuerzas indígenas en África. Este año, por ejemplo, los marines viajaron a Liberia para dedicarse a enseñar técnicas de control de disturbios al ejército de ese país como parte del esfuerzo del Departamento de Estado en la reconstrucción de sus fuerzas de seguridad.

De hecho, el coronel Tom Davis del Mando para África de EEUU (AFRICOM, por sus siglas en inglés) dijorecientemente a TomDispatch que su mando ha realizado o ha planificado 14 ejercicios importantes de entrenamiento conjunto para 2012 y que se prevé una cifra similar para 2013. Los esfuerzos de este año incluyen operaciones en Marruecos, Camerún, Gabón, Botswana, Sudáfrica, Lesoto, Senegal y Nigeria, incluyendo, por ejemplo, el Western Accord 2012 , un ejercicio multilateral en el que participan fuerzas armadas de Senegal, Burkina Faso, Guinea, Gambia y Francia.

Todo esto, sin embargo, no llega a abarcar totalmente la amplitud de las misiones de formación y asesoramiento estadounidenses en África. “Dirigimos algún tipo de entrenamiento militar o de compromiso o actividades entre ejércitos con casi todos los países del continente africano”, escribió Davis.

Los apoderados de Estados Unidos

En los momentos actuales, África puede ser el principal lugar para desarrollar la guerra por poderes, al estilo estadounidense, pero no es en absoluto el único lugar donde EEUU está entrenando fuerzas indígenas para que ayuden a EEUU a lograr sus objetivos de política exterior. Este año el Pentágono redobló también sus operaciones en América del Centro y del Sur, así como en el Caribe.

En Honduras, por ejemplo, pequeños equipos de soldados estadounidenses están trabajando con las fuerzas locales para reforzar allí la guerra contra la droga. Trabajando desde la Base de Operaciones de Avanzada Mocoron y otros campamentos remotos, el ejército estadounidense está apoyando las operaciones hondureñas a través de los métodos que perfeccionó en Iraq y Afganistán. Las fuerzas estadounidenses han tomado parte también en operaciones conjuntas con las tropas hondureñas en el marco de una misión de entrenamiento denominada Beyond the Horizon 2012 , mientras los Boinas Verdes han estado ayudando a las fuerzas de Operaciones Especiales hondureñas en operaciones contra el contrabando. Además, una cada vez más militarizada Agencia Antidroga envió un equipo asesor de apoyo para despliegues en el extranjero, creado originalmente para desbaratar el comercio del opio en Afganistán, para ayudar a los Equipos de Respuesta Táctica de Honduras, la unidad de elite de ese país contra el narcotráfico.

La militarización y despliegue extranjero de los operativos para el refuerzo de la ley de EEUU ha sido también evidente en Tradewinds 2012 , un ejercicio de entrenamiento efectuado en junio en las Barbados. Allí, miembros del ejército y de las agencias de refuerzo del derecho civil de EEUU se unieron con sus homólogos de Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Canadá, Dominica, la República Dominicana, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, St. Kitts y Nevis, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas y Surinam, así como Trinidad y Tobago, para mejorar la cooperación en “complejas operaciones de seguridad multinacional”.

Mucho menos visibles han sido los trabajos de entrenamiento de las Fuerzas de Operaciones Especiales en Guyana, Uruguay y Paraguay. En junio, tropas de operaciones especiales tomaron también parte en las Fuerzas Comando, una “competición” de ocho días de duración en la que las fuerzas de elite de 21 países, incluyendo las Bahamas, Belice, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú, Trinidad y Tobago y Uruguay se enfrentaron en pruebas de aptitud física, puntería y capacidades tácticas.

Este año, el ejército de EEUU ha dirigido también ejercicios de entrenamiento en Guatemala, patrocinado misiones de “creación de colaboración” en la República Dominicana, El Salvador, Perú y Panamá, alcanzando un acuerdo para llevar a cabo otras 19 “actividades” con el ejército colombiano en el próximo año, incluyendo ejercicios militares conjuntos.

“ Eje principal” por poderes

La cobertura del muy publicitado “eje principal” estratégico de la administración Obama en Asia se ha centrado en la creación de más bases y nuevos despliegues navales por la región. El ejército (que ha cambiado la palabra “eje principal” por “ reequilibrio “) está, sin embargo, también planeando y llevando a cabo numerosos ejercicios y misiones de entrenamiento con aliados regionales. De hecho, según se ha informado, solo la Marina y los marines se implican cada año en más de 170 ejercicios bilaterales y multilaterales con las naciones de Asia-Pacífico.

Uno de los mayores ejercicios tuvo lugar en y alrededor de las Islas Hawai desde finales de junio hasta primeros de agosto. Apodado RIMPAC 2012 , el ejercicio concentró más de 40 buques y submarinos, más de 200 aviones y 25.000 soldados de 22 naciones, incluyendo Australia, India, Indonesa, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Filipinas, Singapur, Corea del Sur, Tailandia y Tonga.

Casi 7.000 efectivos estadounidenses se unieron también a 3.400 soldados tailandeses, así como a personal militar de Indonesia, Japón, Malasia, Singapur y Corea del Sur como parte de los ejercicios Cobra Gold 2012 . Además los marines estadounidenses tomaron parte en Hamel 2012 , un ejercicio de entrenamiento multinacional que contó con miembros de los ejércitos de Australia y Nueva Zelanda, mientras otras tropas estadounidenses se unían a las fuerzas armadas de Filipinas en el Ejercicio Balikatan .

Los efectos del “eje principal” son también evidentes en el hecho de que la India , en otro tiempo neutral, mantiene ahora más de 50 ejercicios militares con EEUU cada año, más que cualquier otro país del mundo. “Nuestra colaboración con la India es un aspecto clave de nuestro nuevo equilibrio en Asia-Pacífico y creemos que también de una mayor seguridad y prosperidad en el siglo XXI”, dijo el Secretario Adjunto de Defensa Ashton Carter en un reciente viaje al subcontinente. La amplitud de tal colaboración es evidente en el hecho de que la India está tomando parte en el esfuerzo “por poderes” de EEUU en Somalia. En los últimos años, la Marina india aparece como “importante contribuyente” en el esfuerzo internacionalcontra la piratería frente a la costa de ese país africano, según Andrew Shapiro, del Buró para Asuntos Político-Militares del Departamento de Estado.

Paz por poderes

Bangladesh, el vecino de la India, ofrece una ventana más a los esfuerzos estadounidenses de preparar fuerzas por poderes para que sirvan a sus intereses.

A primeros de año, fuerzas estadounidenses y bangladeshíes tomaron parte en un ejercicio centrado en la formación logística, de planificación y táctica, que recibió el nombre en clave de Shanti Doot-3 . La misión fue excepcional porque formó parte de un programa del Departamento de Estado, apoyado y ejecutado por el Pentágono conocido como Iniciativa Global de Operaciones por la Paz ( GPOI , por sus siglas en inglés).

Puesta en marcha por vez primera con George Bush, la GPOI proporciona financiación, equipamiento y asistencia logística y entrenamiento a las naciones con problemas de liquidez para lograr que sus ejércitos se conviertan en “mantenedores de la paz” por todo el planeta. Con Bush, el programa se estableció de 2004 a 2008 y se gastaron más de 374 millones en entrenar y equipar tropas extranjeros. Con el Presidente Obama, el Congreso ha financiado el programa con alrededor de 393 millones de dólares, según cifras proporcionadas por el Departamento de Estado a TomDispatch.

En un discurso de primeros de año, Andrew Shapiro, del Departamento de Estado, dijo en Washington DC a una audiencia que la “GPOI está centrando sobre todo gran parte de sus esfuerzos en apoyar la formación y equipamiento de mantenedores de la paz que se desplieguen a… Somalia”, y ha proporcionado “equipamiento a los países allí desplegados por valor de decenas de millones de dólares”. En un escrito aparecido en un blog entró en más detalle alabando los esfuerzos de EEUU para entrenar a tropas de Djibuti que sirvan como mantenedores de la paz en Somalia e indicando que EEUU había proporcionado también a la empobrecida Djibuti equipamiento de radar y lanchas para patrullar fuera de la costa. “Djibuti es también importante para nuestros esfuerzos de combatir la piratería”, escribió, “porque está en la línea del frente de las amenazas marítimas, incluyendo la piratería en el Golfo de Aden y las aguas circundantes”. Djibuti y Bangladesh son apenas nada. Bajo los auspicios de la GPOI, EEUU se ha asociado con 62 naciones de todo el planeta, según las estadísticas proporcionadas por el Departamento de Estado. Esos apoderados en fase de entrenamiento son, lo que no resulta sorprendente, algunas de las naciones más pobres en sus respectivas regiones, cuando no de todo el planeta. Incluyen a Benin, Etiopía, Malawi y Togo en África, Nepal y Pakistán en Asia, y Guatemala y Nicaragua en América.

El rostro cambiante del imperio

Con las operaciones militares en curso en AsiaÁfrica , Oriente Medio y Latinoamérica , la administración Obama ha adoptado un programa de seis puntos para una guerra de huella ligera confiando en gran medida en las operaciones de las fuerzas especialesaviones no tripuladosespíassocios civilesguerra cibernética y combatientes subrogados. De todas las facetas de esta nueva forma de guerra, el entrenamiento y utilización de subrogados ha sido de lo que menos se ha hablado, aunque se considera que la dependencia de fuerzas extranjeras es uno de sus ganchos comerciales fundamentales. Como Andrew Shapiro, del Departamento de Estado, dijo en un discurso este año: “A menudo se aprecia poco la importancia de esas misiones para la seguridad de los EEUU… Por decirlo claramente: cuando esos mantenedores de la paz se desplieguen significa que es mucho menos probable que las fuerzas estadounidenses tengan que intervenir”. Es decir, para dejarlo aún mucho más claro: más muertos locales, menos muertos estadounidenses.

Sin embargo, no hay pruebas de tal sabiduría tradicional. Y los fracasos a la hora de aprender de la historia a este respecto han sido desastrosos. El entrenamiento, asesoramiento y equipamiento de una fuerza por poderes en Vietnam hundió cada vez más profundamente a EEUU en ese maldito conflicto, provocando decenas de miles de muertos estadounidenses y millones de muertos vietnamitas. El apoyo a los subrogados afganos durante su batalla de toda una década contra la Unión Soviética llevó directamente a la actual década, más de una década, de la guerra de EEUU en Afganistán.

Justo ahora, EEUU está de nuevo entrenando, asesorando y dirigiendo ejercicios conjuntos por todo el mundo con la guerra por poderes en su mente y el concepto de “consecuencias no buscadas” desaparecido en Washington. Queda por ver si los apoderados de hoy terminan trabajando por, o en contra, de los intereses de Washington o incluso se convierten en los enemigos del mañana. Pero con tanto entrenamiento por tantas regiones desestabilizadas, y con tantas fuerzas por poderes a las que se está armando en tantos lugares, las posibilidades de que el tiro les salga por la culata son mayores cada día.

Nick Turse
Tom Dispatch
Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández

Nick Turse es editor asociado de TomDispatch.com. Laureado periodista, sus trabajos se han publicado en Los Angeles Times, The Nation y, con regularidad, en TomDispatch. Es autor de varios libros, el más reciente de los cuales es: Terminator Planet: The First History of Drone Warfare, 2001-2050 (con Tom Engelhardt). Pueden seguirle en Tumbrl.

Fuente:http://www.tomdispatch.com/post/175580/tomgram%3A_nick_turse%2C_tomorrow%27s_blowback_today/#more