Archivo de la etiqueta: liderazgo democrático

ORLANDO DICE… Las jugadas

  • Orlando Gil 

El caso es que cuando las altas cortes deciden sobre asuntos de su competencia, y el fallo no complace a la insurgencia perredeísta, se les descalifica y dice que responden a Leonel Fernández, dueño absoluto de la justicia dominicana.

Cuando surgen vigas como la sentencia favorable a Geanilda Vásquez, o se olvidan del  discurso anterior o enaltecen a una juez que se atrevió a ir más allá de su jurisdicción.

 Es decir, que no dan palos siempre, solo si no bogan. La verdad, sin embargo, es que ese ánimo deriva del desconocimiento del papel de los jueces en una sociedad organizada. No debiera ser así, pero cada magistrado tiene su librito, y hasta sus razones, aun cuando sean iguales los casos y los amparos posibles de las leyes. Ahora, nada más hay que escuchar a los interesados de la otra parte, la  institucional, para llegar a la conclusión de que el mal corresponde a muchos, y por tanto, no pasará nunca de ser consuelo de tontos. ¿ Con qué facilidad se tejen versiones y se difunden como cuentas absolutas ? En las Grandas Ligas cuando se duda de una jugada se analiza el video. Aquí habrá que hacer otro tanto…

Unanimidad
La Junta Central Electoral rechazó el embargo de las cuentas bancarias del PRD que había sido solicitado, según se había publicado, por Milagros Ortiz Bosch y otros disidentes. Lo mismo de lo mismo.

La petición no estuvo fundamentada en un título ejecutivo o auto de juez competente. Que es como decir que fue hecha en el aire. De seguro que ahora, como en ocasiones anteriores, echarán la culpa al partero de que el niño naciera feo, y no a los padres que no concedieron una criatura bella. Sin embargo, este fallo tiene una particularidad increíble.

 Fue a unanimidad. Una Junta Central Electoral facciosa, y en medio de un pleito fatal, pudo decidir al respecto de manera absoluta, sin ningún tipo de discrepancia. José Angel Aquino se olvidó que lo suyo era llevar la contraria a Roberto Rosario, y Eddy Olivares dejó de lado sus inclinaciones a favor de Hipólito Mejía, para hacer lo que conviene de vez en cuando. Esto es, el equipo. Ese día miércoles se aprobaron muchos puntos con votos divididos. Tres a dos, cuatro a uno, y así. Lo del embargo, no obstante, fue cinco a cinco. Para que no hubiera dudas, ni reconvenciones alevosas…

Ejemplo
Andiel Galván es un joven que cursa estudios en una universidad europea y de quien hablé en una de las columnas de esta semana sobre la falta de preparación de los políticos dominicanos. Su nota, por tanto, confirma y avala una realidad que pudo comprobar sobre el terreno  cuando quiso recoger informaciones sobre las escuelas de formación política y se llevó la sensación de que eran inexistentes. Lo suyo vale más que un testimonio…

Estimado Orlando,
He difundido en mis redes su interesante artículo de este jueves 15 sobre la escasa formación política de nuestros líderes. Como sociedad no estamos velando por preparar el relevo de quienes nos han gobernando en los últimos 20 años. Ni los partidos ofrecen educación en asuntos públicos ni el Estado cuenta con una escuela para sus cuadros dirigentes.

Los jóvenes dominicanos que queremos hacer política diferente tenemos que proveernos nuestra propia formación costeándonos maestrías, diplomados, cursos y libros, pues la mayor parte de la oferta en educación política en el país es privada y está sujeta a las leyes del mercado, como cualquier producto. No hablemos de los programas en el extranjero.

Si queremos un liderazgo democrático y que sepa el rumbo a que debe conducir la nación, tenemos que enseñarle democracia y políticas públicas desde su juventud, antes de que ocupen los puestos públicos. De lo contrario no contaremos con una clase gobernante que dé respuesta a los desafíos nacionales.

Un abrazo sincero desde París, Francia.

Andiel Galván