Archivo de la etiqueta: Fidel Castro

Fidel: El nombre de Hugo Chávez se admira y respeta en el mundo

Carta del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz a Nicolás Maduro, leída en el acto conmemorativo por 8vo Aniversario del ALBA.

fidel-y-chavez

Querido Nicolás Maduro:

Con motivo de los aniversarios que ustedes celebran hoy deseo expresarte lo siguiente:

La ausencia del Presidente electo por más de 8 millones de venezolanos nos conmueve a todos.

Conocí a Hugo Chávez hace exactamente 18 años. Alguien lo invitó a Cuba y él aceptó la invitación. Me contó que tenía la idea de solicitar una entrevista conmigo. Lejos estaba de imaginarme que aquellos militares tildados de golpistas por las agencias cablegráficas, que con tanta discreción durante años sembraron sus ideas, era un grupo selecto de revolucionarios bolivarianos. Esperé a Chávez en el aeropuerto, lo conduje al lugar de su hospedaje y conversé con él durante horas, intercambiando ideas.

El día siguiente, en el Aula Magna de la Universidad de la Habana, cada cual expresó sus ideas.

Nuestras concepciones difieren en aspectos que son ajenos a las ideas y principios políticos y de los cuales ni siquiera hablamos.

Nuestra cooperación médica con Venezuela comenzó a raíz de la tragedia de Vargas, en la que miles de personas murieron como consecuencias del abandono y la imprevisión en que vivía la población más pobre de ese Estado.

Venezuela, por su parte, ha sido especialmente solidaria con los pueblos del Caribe, Centroamérica y Suramérica.

Desarrolló fuertes vínculos con Bolivia, Ecuador, Brasil, Uruguay, Argentina y otros. Ha cultivado relaciones con Rusia, Belarús, Ucrania y otras repúblicas de la antigua URSS. No olvida a Palestina ni a Libia. Presta especial atención a sus vínculos económicos y a las relaciones políticas con China.

Es solidario con los pueblos de África. Practica una política de paz con todos los países. El nombre de Hugo Chávez se admira y respeta en el mundo entero, todos e incluso muchos de los adversarios le desean un pronto restablecimiento.

Los médicos luchan con optimismo por este objetivo. Como se conoce, todos los revolucionarios cubanos somos martianos y bolivarianos.

!íViva Hugo Chávez!

Hasta la victoria siempre,

Fidel Castro Ruz

Diciembre 15 del año 2012.

Fidel Castro Ruz
Diciembre 15 de 2012

 

FIDEL: El VALOR DE LAS IDEAS

Reflexiones del Comandante en Jefe
 
El VALOR DE LAS IDEAS
Che era un hombre de ideas.
Con dolor profundo escucharía los discursos que desde posiciones tradicionales de izquierda se pronunciaron en la Cumbre Iberoamericana en Santiago de Chile.
Los de la derecha asumieron las posiciones igualmente tradicionales haciendo inteligentes concesiones a la supuesta izquierda.
Orgullo sentiría por los pronunciamientos de varios líderes, revolucionarios y valientes, con independencia de la poca o mucha experiencia política de cualquiera de ellos.
La experiencia es la madre de la ciencia y de las ideas.
De las batallas libradas por un puñado de combatientes cubanos en un fragmento de la Sierra Maestra contra fuerzas extraordinariamente superiores en número y en armas, elaboró el Che las ideas que después sintetizó en su libro La guerra de guerrillas.
La crítica de Chávez a Europa fue demoledora. La Europa que precisamente pretendió dar lecciones de rectoría en esa Cumbre Iberoamericana.
En las palabras de Daniel y Evo se escucharon las voces de Sandino y de las culturas milenarias de este hemisferio.
El discurso que en esa Cumbre pronunció el presidente de El Salvador provoca náuseas.
El capitalismo es un sistema regido por leyes ciegas, destructivas y tiránicas impuestas a la especie humana.
Dedicar la próxima Cumbre a la juventud latinoamericana es una mezcla indigerible de cinismo y de mentira para sembrar reflejos condicionados en la mente de los pueblos.
Noviembre 10 de 2007
6 y 02 p.m.

 

Joelmir y Fidel

fidel-castro-y-joelmir-betingConocí a Joelmir Beting en la década de 1980. Debido a sus sutiles comentarios económicos críticos de la dictadura, flanqueados de metáforas e imágenes brillantes, lo invité a dar una conferencia en la Semana del Trabajador, en São Bernardo do Campo.

Poco después le sugerí a Fidel Castro,interesado en conocer mejor la economía brasileña, que invitara a Joelmir a visitar Cuba. Desembarcamos en La Habana el jueves 9 de mayo de 1985.

Fidel le preguntó al periodista brasileño:

–¿Cuál es su trabajo diario?

–Hago una hora y media de programa de radio y por la noche media hora de televisión. También escribo una columna diaria, reproducida en 25 periódicos.

Joelmir le contó su historia personal: era hijo de un trabajador eventual ya muerto, como tantos otros campesinos de hoy, por culpa de la caída del camión que lo llevaba a su trabajo. Creció entre las labores de la caña y el café, criado por el venerable sacerdote Donizetti en Tambaú, en el interior de São Paulo. Estudió Ciencias Sociales en la Universidad de São Paulo y trabajó como maestro de primaria, lo cual le dio facilidad para traducir lo relativo a la economía en un lenguaje accesible.

–¿Hay mucha caña en São Paulo?, preguntó Fidel.

–Produce el 75% de toda la caña de azúcar del Brasil -aclaró Joelmir, que aprovechó la ocasión para hacer a su vez una pregunta: ¿Qué lee usted cada día?

–Todas las mañanas recibo un montón de páginas con las noticias del día seleccionadas por índice: Cuba, azúcar, Estados Unidos, etc. Primero reviso las fuentes. Sé que las agencias de los Estados Unidos no son imparciales. Empleo en esto entre una hora y hora y media. Así me formo una visión global de todo lo que las agencias internacionales informan sobre cada tema.

–Nadie conoce el ordenador que el ser humano tiene en la cabeza, comentó Joelmir. ¿Cómo es su trabajo?

–Es un trabajo tenso, difícil, que encierra una responsabilidad muy grande. Pero uno se acostumbra. Trato de aprender en conversaciones con los visitantes. A través de amigos sé lo que se piensa en muchos países.

–¿Y a usted le gusta hablar en público?

–Tengo miedo escénico. Hablo de improviso, porque al pueblo no le gustan los discursos escritos. Parto de argumentos. Es cierto que llego tenso, pero la reacción del público estimula. Llego como alguien que se presenta a un examen. Cuando debo hablar acerca de la salud, por ejemplo, necesito memorizar las cifras. Se trata de grabar los índices de mortalidad infantil, y lo consigo pronto. Es más difícil cuando el problema está determinado por quince o más factores. Tengo que dominar el tema y ordenarlos. Hay gente que explica lo que no entiende. Yo, si no domino un tema, no trato de explicarlo.

–¿Está realizado en Cuba el proyecto social?

–Sí, en lo esencial.

–¿Es éste el modelo cubano?

–Hay mucho de cubano. El sistema electoral es todo cubano. Cada circunscripción, con diezmil electores, elige a su delegado al Poder Popular. Votan los vecinos. Y son ellos quienes proponen un nombre para delegado. Sugieren un máximo de ocho nombres y un mínimo de dos. El Partido no se mete en eso. Quedan elegidos los que obtienen más del 50%. Esos delegados conforman la Asamblea Municipal y eligen el poder ejecutivo municipal. Después se reúnen las comisiones, integradas por el Partido y por las organizaciones de masas, para elegir los delegados de la provincia y los 500 diputados de la Asamblea Nacional. Más de la mitad de los cuales sale de la base. Cada tres meses se reúnen los vecinos con el delegado de la circunscripción para evaluar su trabajo. E incluso pueden quitarlo. Este sistema donde la población propone los candidatos que integrarán la mitad de la Asamblea Nacional es la democracia de abajo hacia arriba. No es como pasa con los políticos burgueses quienes, después de elegidos, pasan cuatro años sin presentar cuentas y sin que puedan exigirles nada. El Poder Popular nombra al responsable de la salud en la provincia pero, para evitar choques, se consulta antes al Ministerio. Es una forma de evitar tensiones entre el Poder Popular y el poder central.

El diálogo entre Fidel y Joelmir fue reproducido en forma de entrevista en todos los diarios brasileños para los que trabajaba Joelmir en aquella época y, en agosto de 1985, fue editado en un libro por la editorial Brasiliense con el título de Los intereses subversivos.

 

Cuba y el Caribe, 40 años de amistad y solidaridad

Latinoamérica y Caribe: Desigualdad y hambre golpean a millones 

Imagen de muestraLa Habana (PL) Hace 40 años, cuatro países caribeños que habían alcanzado su independencia decidieron establecer relaciones diplomáticas con Cuba, pese a las presiones de Estados Unidos para aislar a la Revolución liderada por Fidel Castro.

Otros Especiales:

El 8 de diciembre de 1972 los gobiernos de Jamaica, Barbados, Guyana y Trinidad y Tobago decidieron de manera conjunta estrechar nexos con La Habana, acontecimiento considerado de gran importancia moral e histórica, que marcó el inicio de las relaciones entre Cuba y los posteriores miembros de la Comunidad del Caribe (Caricom).

Durante un discurso pronunciado hace una década, Fidel Castro afirmó: “Esta decisión, de incuestionable valentía política, adoptada por países pequeños recién independizados, en un entorno hostil y de grandes presiones, constituyó un paso fundamental para la ruptura del bloqueo diplomático y comercial a Cuba en la región”.

“Cuba no olvidará jamás tan noble gesto y reconocerá eternamente la actitud de los líderes Errol Barrow, Forbes Burnham, Michael Manley y Eric Williams, quienes abrieron el paso a un vínculo basado en el respeto mutuo, la amistad y la cooperación entre nuestros países”, expresó por su parte el presidente Raúl Castro al referirse al aniversario 39 de ese hecho.

Desde aquella fecha de 1972 han crecido los intercambios en diversos sectores, así como las iniciativas destinadas a impulsar la integración regional, escenario en el que sobresale la Caricom.

Actualmente, Cuba y miembros de la Caricom desarrollan múltiples programas de cooperación, sobre todo en las esferas de educación, salud, deporte y capacitación de recursos humanos.

Cientos de médicos cubanos colaboran en varios países y ejecutan programas como la Operación Milagro, para devolver la visión a personas de bajos recursos enfermas de catarata y pterigium.

Emblemática resulta la colaboración en Haití, donde presta servicios una brigada de alrededor de 700 profesionales de la salud, respaldo que comenzó en 1998 y pasó pruebas como el terremoto de enero de 2010 y un brote de cólera a finales de ese año.

Por otra parte, miles de jóvenes caribeños se graduaron o estudian en la mayor de las Antillas especialidades de nivel superior.

Los proyectos impulsados entre las naciones, no funcionan sobre la base de las reglas del neoliberalismo, ni persiguen la ventaja comparativa o la maximización de la ganancia: promueven el desarrollo, la justicia, la equidad y el bienestar de los seres humanos, señaló Raúl Castro.

Al mismo tiempo, los integrantes de la Caricom reconocen a Cuba como parte esencial de la diversa región caribeña.

En sus disimiles foros, el bloque creado en 1973 ha reclamado que el gobierno de los Estados Unidos escuche el llamado de los miembros de Naciones Unidas y levante, con efecto inmediato, el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto contra Cuba, cuyo alcance se extiende, incluso, a terceros países.

Igualmente, condena “la aplicación unilateral y extraterritorial de leyes coercitivas y medidas que van en contra del Derecho Internacional de la Carta de las Naciones Unidas y de los principios de libre navegación y el libre comercio en el mundo”.

La Declaración de Puerto España, aprobada en la capital de Trinidad y Tobago en el 2011 durante la IV Cumbre Caricom-Cuba demandó este y otros

temas como la extradición a Venezuela del terrorista Luis Posada Carriles, quien vive libremente en Estados Unidos pese a crímenes como la voladura de un avión cubano con 73 pasajeros a bordo en 1976.

Al respecto, analistas coinciden en que estas Cumbres se han convertido en un “foro óptimo para coordinar acciones conjuntas relativas a los esfuerzos de desarrollo nacional y para lograr intereses comunes dentro del contexto de procesos de integración y cooperación más amplios”.

Se trata de un espacio para debatir intereses compartidos en un ambiente de fraternidad y cooperación, y donde se impulsan iniciativas para lograr uno de los principales retos que hoy enfrenta la región: el de su integración.

LA CARICOM

El organismo surgió en 1973 con tres objetivos fundamentales: estimular la cooperación económica en el seno de un mercado común del Caribe, estrechar las relaciones políticas y económicas entre los estados miembros y promover la cooperación educacional, cultural e industrial entre los países de la Comunidad.

La Caricom sustituyó a la Asociación Caribeña de Librecambio que había sido creada en 1965.

El bloque agrupa a Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Suriname, y Trinidad y Tobago.

Los países asociados son Anguila, Bermuda, Islas Caimán, Islas Turcas y Caicos, e Islas Vírgenes Británicas.

Dexter Rose, embajador de San Vicente y las Granadinas en La Habana,

recordó que “Caricom participa en los foros internacionales y vota en bloque, somos geográficamente pequeños, pero con grandes perspectivas, y con un gran sentido de independencia y soberanía”.

Somos muy unidos y defendemos un futuro que “pertenece a todos, sin dominio de nadie, sin arrogancias”, subrayó.

CELEBRACIONES EN CUBA

Para celebrar las cuatro décadas de relaciones entre Cuba y el Caribe se realizaron en La Habana varias acciones.

Un homenaje al héroe nacional cubano, José Martí, con la participación de diplomáticos caribeños y la cancelación de un sello postal en la sede de la Cancillería estuvieron entre las actividades.

Por otra parte, unos 60 académicos de naciones como Estados Unidos, Holanda, Colombia y Jamaica participaron junto a especialistas anfitriones en una conferencia sobre el tema.

Organizada por la Universidad de La Habana y la Coordinadora Regional de Investigaciones Sociales y Económicas, la cita debatió desde una perspectiva multidisciplinaria en torno al origen, desarrollo y evolución de los vínculos entre la mayor de las Antillas y otros países caribeños.

Por Yeanny González Peña*

* Periodista de la Redacción Nacional de Prensa Latina.

Em/wmr/yea

 

Alegría de Pío: Un pasaje de la guerra revolucionaria

Los expedicionarios, encabezados por Fidel Castro, llegaron al lugar cansados por la complicada travesía de siete días, procedentes de México, y de un desembarco por un tramo pantanoso.

Raul Castro, left, with has his arm around sec...
Raul Castro, left, with has his arm around second-in-command, Ernesto “Che” Guevara, in their Sierra de Cristal Mountain stronghold south of Havana, Cuba, during the Cuban revolution. (Photo credit: Wikipedia)

La Habana (PL) El combate de Alegría de Pío acontecido en 1956 aunque fue un revés para los revolucionarios cubanos, hizo más profunda su convicción de proseguir el camino hacia la plena libertad de la isla caribeña.

La batalla iniciada por las fuerzas gubernamentales ocurrió de manera sorpresiva en la localidad oriental de Niquero, tres días después del desembarco del yate Granma por Los Cayuelos, a dos kilómetros de Playa Las Coloradas.

Los expedicionarios, encabezados por Fidel Castro, llegaron al lugar cansados por la complicada travesía de siete días, procedentes de México, y de un desembarco por un tramo pantanoso.

Acampados a la orilla de un cañaveral en la mañana del 5 de diciembre, los combatientes se disponían a descansar en espera de la noche, luego de un largo recorrido por caminos de difícil acceso, lo cual les provocó a mucho llagas en los pies.

En horas del mediodía comenzó un cerrado tiroteo que generó una gran confusión entre los revolucionarios, imposibilitados de reagruparse para hacer frente de mejor manera a las tropas gubernamentales, que previamente fueron apoyadas con orientación de la exploración aérea.

Un silencioso cerco no se hizo esperar en la estrategia enemiga, mientras que algunos expedicionarios cortaban y comían cañas, tomando pocas precauciones de seguridad.

Conspiró contra su suerte el campesino que les sirvió de guía, quien dio parte al Ejército de la presencia de los revolucionarios en el área, guiándolos hasta el punto exacto donde estaban.

En medio de la metralla, el Ejército de la dictadura de Fulgencio Batista hizo reiterados llamados para que los combatientes depusieran las armas, esfuerzo fallido de un enemigo superior en armas y soldados.

En la dispersión posterior dos decenas de expedicionarios fueron capturados y asesinados, pero presentados ante la opinión pública como hombres caídos en combate, afirman varios historiadores.

Otros lograron escapar por diferentes vías en distintas direcciones, y el resto conformaron, junto al líder revolucionario Fidel Castro, el núcleo principal de lo que sería el Ejército Rebelde, marcado con la histórica consigna ” Aquí no se rinde nadie” lanzada a voz alzada por el comandante Juan Almeida.

PREVIO A ALEGRÍA DE PÍO

El grupo integrado por los 82 expedicionarios desembarcó el 2 de diciembre por Los Cayuelos, a dos kilómetros de Playa Las Coloradas en el yate Granma.

La embarcación -que partió desde el puerto mexicano de Tuxpan- fue

construida en 1943 con una eslora de 13.25 metros, una manga de 4.76 metros, un puntal de 2.40 metros, tonelaje bruto de 54.88, tonelaje neto de 39.23 y dos motores marca Gray GM.

Entre los jóvenes que viajaron a la isla en ella se encontraban Fidel Castro, Ernesto Che Guevara, Raúl Castro, Camilo Cienfuegos y Juan Almeida.

En la madrugada del 25 de noviembre partió rumbo a Cuba, a total discreción obligada ante el peligro de ser sorprendidos por un puesto naval de la marina mexicana.

“Ya allí comenzaron los vientos fuertes y el batir de las olas, originando bandazos en la embarcación que provocaron mareos y vómitos en muchos de los expedicionarios”, asegura el escritor William Gálvez en su trabajo Proa a la Libertad.

El silencio quebró cuando la tripulación en pleno entonó más orgullosa que nunca las notas del Himno Nacional y la Marcha del 26 de Julio en el oscuro Golfo de México.

Durante la travesía por aguas caribeñas, en el segundo día, el 29, fueron avistadas dos naves, y fue dada la orden de zafarrancho de combate, batalla naval que nunca sucedió, pues se trataba de dos pesqueros que continuaron su travesía.

En esos días Fidel Castro le hizo la corrección de tiro a todos los fusiles, precisa Gálvez.

El 1 de diciembre, el jefe de la Marina de Guerra recibió instrucciones sobre la “búsqueda y captura” de la embarcación, e idénticas órdenes recibieron los regimientos de la Guardia Rural en Santiago de Cuba y Holguín, respectivamente, señala el autor.

El 2 de diciembre a las 06:50 (hora local) comenzó el desembarco de los expedicionarios en Los Cayuelos, a dos kilómetros de la playa Las Coloradas -que es donde debieron haber bajado-, pero el Granma había encallado.

Dicho lugar era cenagoso y el fango llegaba hasta la cintura, lo cual obligaba a los hombres avanzar lentamente por el mangle hasta tocar tierra firme.

“Las plantas cortaderas, con sus ramas espinosas y hojas filosas, lastimaban sus manos y rostros, a la vez que eran acosados por oleadas de mosquitos y jejenes. La marcha resultaba lenta y penosa, se lesionaron varios expedicionarios, además de perder calzado, ropa y valioso material bélico”, relata.

El desembarco del Granma -a juicio de Gálvez- sería el paso inicial para la formación, primero del destacamento guerrillero, luego del Ejército Rebelde y finalmente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Por Joel Michel Varona*

* Periodista de la Redacción Nacional de Prensa Latina.

em/wmr/joe

Lo que no se habían percatado Hipólito Mejía y Daniel Toribio

Cuando en el 1993 recorríamos el país para cubrir la precampaña de Juan Bosch, quien iría en el 1994 a su última contienda electoral, llevábamos en el vehículo una vieja máquina Olivetti y suficiente papel timbrado y en blanco, la llamada ocho y media por once, que en las redacciones de los periódicos, la radio y la televisión se conocían como cuartillas.

Bosch corregía las notas de prensa antes de ser enviadas a los periódicos, y un día escribimos la nota en dos páginas que llevaban el papel timbrado en ambas. Nos dijo que solamente debía ponerse el papel timbrado en la primera páginas. “Hay que ahorrarle recursos al partido”, decía para sostener su rechazo a que dos páginas llevaran papel timbrado.

Cuartilleros le decían a los periodistas que no pasaban de embadurnar cuartillas para ganarse el pan, cosa que criticaba Bosch, quien decía que un periodista no puede ser un “gana pan”

Cuando Fidel Castro visitó al país en el primer gobierno del PLD, dos hechos nos mostraron la similitud de esos liderazgo, el de Juan Bosch y de Fidel Castro. Mientras se estaba conversando con Fidel Castro en la residencia de Bosch, donde también estaba el Presidente Fernández, el líder cubano debió emitir una declaración como Jefe de Gobierno de su país ante un conflicto internacional

Su ministro de Relaciones Internacionales le paso la Nota de Prensa, y, al igual que Juan Bosch, Fidel Castro se apartó mentalmente de esa reunión y comenzó a corregir su nota letra por letra. El otro hecho de la similitud entre los dos liderazgo, lo noté cuando Leonel Fernández obsequió a Fidel Castro los tomos de los discursos por Radio de Juan Bosch. Al sostener aquellos tomos en la mano, Fidel Castro solamente atinó a decir “Aquí hay mucho papel.”

El caso es que cuando recorríamos el país con Bosch, esos ejemplos eran constantes. Después que él, Bosch, corregía las notas de prensa, nos dirigíamos a la oficina municipal de CODETEL y la enviábamos por Fax. En cada municipio CODETEl tenía una oficina con fax, lo que nos permitía la comunicación.


Lo que no se podía enviar para época virtualmente eran las fotos. Un mensajero era enviado delante para entregar las fotos a los periódicos. Para la época en países desarrollados, principalmente Estados Unidos, el internet había dejado de ser un instrumento solamente al servicio de la estrategia militar y pasaba a ser un servicio público, pero aquí en esos años no se utilizaba, no había llegado la tecnología moderna de la información.

Así como los periódicos dominicanos en el 1993 y 1994 no habían sido subido a la red, tampoco existía ni Hotmail ni Yahoo, tampoco google y su sistema de búsqueda, y como les cuento en las oficinas de CODETEL solamente existía el fax, que era lo más avanzado junto con el beeper.

El Fax sigue usándose, pero el beeper no, solamente queda el uso del nombre, ya que cuando una persona llama a otra y  no tiene minutos desde que escucha el timbre del celular de la persona a quien llama, cierra, y el que está del otro lado dice “Me están beepiando”, y que ahora a las “brugalitas” de ron les llaman “beepers”

Tanto la campaña de Leonel Fernández, en el 1996, como la de Danilo Medina, en el 2000, se hicieron con el mismo nivel de la comunicación con la que se hizo la de Juan Bosch en el 1994.

Cuando Daniel Toribio se incorporó a la campaña de Leonel Fernández en el 2004, le preguntaba al equipo de Prensa que cómo se traería la fotografía a la Capital, que persona, que corre camino lo haría.

Los miembros del equipo, entre ellos el fotógrafo Odalis Rosado, le contestaron que eso ya no era necesario, que ya las fotos se enviaban por internet, como la notas de prensas que no había que ir a faxiarlas a una oficina de CODETEL. El periodista no andaba con la Olivetti, sino con una laptop para hacer sus operaciones.

En 1993 y 1994, cuando entrábamos en el hotel donde dormiríamos, el ido a destiempo Cheché Luna nos preguntaba “Grullón cuál habitación vas a tomar”, para él, Cheché,  irse a una habitación al otro extremo, para que en las madrugadas no le despertara el teclado de la vieja máquina de escribir olivette con la cual se hacían las notas de Prensa en el PLD de Bosch. En el 2004 aquel sistema había quedado obsoleto.

Antes del internet, en los tiempos de Bosch, Balaguer y Peña Gómez, era cosa común convocar ruedas de prensas con los periodistas extranjeros asignados al país por las agencias internacionales de noticias, UPI, EFE, AP, Prensa Latina, entre otras.

En estos tiempos eso no es necesario, los periódicos dominicanos están en el Internet y todo lo que sucede en un país se sabe al instante en el plano internacional, por lo que las llamadas denuncias internacionales no tienen sentido.

Como no tiene sentido, que Hipólito Mejía esté enviando documento a organismos internacionales sobre un puesto fraude electoral que solamente está en su cabeza, olvidando que el exterior está informado como el que más cuando desea darle seguimiento a un hecho político en una nación determinado. De ahí la llamada “Primavera Árabe”.

Los organismos internacionales saben que en el país hubo unas elecciones competitivas y que ganó el que pueblo dominicano votó, que fue Danilo Medina.

Lo  que Hipólito Mejía dijo ayer, que sigue enviando documentos a organismos internacionales nos dice que el hombre no se ha percatado que las cosas han cambiado en comunicación, como no lo había notado Daniel Toribio cuando se integró a la campaña de Leonel Fernández en el 2004.

Por Rafael Grullón

 

grullon@digitalgroup.info

 

 

A medio siglo de la Crisis de los misiles en Cuba

Otros artículos sobre: 

El foto - El Che , Fidel Castro ,
El foto – El Che , Fidel Castro , (Photo credit: ilkerender)

 

 

 

 

La capital cubana acogerá la próxima semana un taller científico para debatir sobre la llamada crisis de los misiles, un suceso que medio siglo después sigue en la atención internacional. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

La capital cubana acogerá esta semana un taller científico para debatir sobre la llamada crisis de los misiles, un suceso que medio siglo después sigue en la atención internacional. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

La capital cubana acogerá esta semana un taller científico para debatir sobre la llamada crisis de los misiles, un suceso que medio siglo después sigue en la atención internacional. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

La capital cubana acogerá esta semana un taller científico para debatir sobre la llamada crisis de los misiles, un suceso que medio siglo después sigue en la atención internacional. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

La capital cubana acogerá esta semana un taller científico para debatir sobre la llamada crisis de los misiles, un suceso que medio siglo después sigue en la atención internacional. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

La capital cubana acogerá esta semana un taller científico para debatir sobre la llamada crisis de los misiles, un suceso que medio siglo después sigue en la atención internacional. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

La capital cubana acogerá esta semana un taller científico para debatir sobre la llamada crisis de los misiles, un suceso que medio siglo después sigue en la atención internacional. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

La capital cubana acogerá esta semana un taller científico para debatir sobre la llamada crisis de los misiles, un suceso que medio siglo después sigue en la atención internacional. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

La capital cubana acogerá esta semana un taller científico para debatir sobre la llamada crisis de los misiles, un suceso que medio siglo después sigue en la atención internacional. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

.

La capital cubana acogerá la próxima semana un taller científico para debatir sobre la llamada crisis de los misiles, un suceso que medio siglo después sigue en la atención internacional. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

La capital cubana acogerá esta semana un taller científico para debatir sobre la llamada crisis de los misiles, un suceso que medio siglo después sigue en la atención internacional. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.