Archivo de la etiqueta: Evo Morales

Álvaro García Linera y Noam Chomsky hablan sobre el desarrollo económico en Bolivia

Álvaro Marcelo García Linera

El vicepresidente boliviano Alvaro García Linera explicó al conocido filósofo y activista estadounidense, Noam Chomsky, todo el proceso económico que desarrollo Bolivia los últimos años, para reducir la extrema pobreza, bajo la presidencia del líder indígena de izquierdas Evo Morales, según un comunicado institucional al que tuvo acceso la ABI el domingo.
En Estados Unidos desde el viernes último, el Vicepresidente explicó al filósofo detalles sobre los tres programas gubernamentales instaurados para reducir la extrema pobreza de manera directa en Bolivia, tales como los bonos sociales Juana Azurduy, Juancito Pinto y la Renta Dignidad.

En la plática, García Linera abundó en detalles sobre los bonos Juana Azurduy, orientado a reforzar los mecanismo de salud de las mujer embarazadas, control prenatal y post parto.

También explicó el Bono Juancito Pinto, que asiste a casi 2 millones de educandos bolivianos y que ha bajado a niveles tensionales el índice de deserción escolar en Bolivia en 5 años.

‘Ahora hemos creado una renta que es para todas las personas mayores de 60 años, asalariados y no asalariados, indígenas y no indígenas, cada mes reciben un pequeño monto de dinero para satisfacer sus necesidades básicas, ese es el tercer programa que nos está permitiendo reducir drásticamente la pobreza’, refirió García Linera en su encuentro con Chomsky.

El mandatario sudamericano recordó que hace más de 50 años sólo gozaban de una jubilación en Bolivia, las personas que tenían trabajos estables y realizaban aportes en su vida laboral.

En un intento por revocar el estado de postración de miles de personas en trance de desocupación, explicó que, ahora, con Morales al frente del timón del Estado, todos los sectores de la sociedad gozan en la actualidad de una renta vitalicia.

Siempre según la cartilla, en respuesta a Chomsky sobre la situación de la educación y la salud en Bolivia, el Vicepresidente anotó que el país cuenta con universidades públicas que tienen la carrera de medicina.

Además, dijo que el Gobierno envía a jóvenes becarios a Cuba para que se formen como médicos y regresen al país para trabajar en beneficio de la población más carenciada.

Manifestó que merced al apoyo de Venezuela y Cuba, se logró también alfabetizar a los bolivianos, que en el pasado no accedieron a una educación gratuita, en especial, en las áreas rurales.

‘Hasta 1950 los indígenas no tenían derecho a la educación; desde 1950 hasta antes de Evo Morales, tenían derecho a una educación en idioma castellano y una educación de tercera categoría. Con Evo Morales los indígenas ahora se educan en su propio idioma y en idioma castellano, y en todo Bolivia hasta el año 2015 todas las personas deben ser obligatoriamente bilingües, castellano y un idioma indígena’, apuntó durante su tertulia con el filósofo contestatario del sistema estadounidense de economía de mercado.

Por otro lado, señaló que otra acción que tomó el Gobierno boliviano para recuperar la soberanía boliviana, fue expulsar algunas instituciones norteamericanas, por evidencia de injerencia política.

Por su parte, Chomsky resaltó el accionar de Bolivia y de varios países de América Latina, al señalar que dejaron de depender de la economía de Estados Unidos y se opusieron a las acciones políticas de ese país.

‘Sudamérica está haciendo lo correcto, Sudamérica se ha desligado de la influencia de Estos Unidos, es todo el hemisferio versus Estados Unidos y Canadá’, enfatizó el filósofo.

ABI

Siete años de gobierno de Evo Morales: Un nuevo mapa político en Bolivia

                                    BOLIVIA UN NUEVO MAPA POLITICO

El MAS, en el poder en La Paz desde 2006, reconfiguró Bolivia con profundas transformaciones socioculturales. Gracias a un manejo cuidadoso de la macroeconomía, altos índices de crecimiento, un
nivel de reservas récord y mejoras en los índices de pobreza y desigualdad logró desarticular la oposición liberal-conservadora.  Siete años de gobierno de Evo Morales.
por Pablo Stefanoni*
Primero dijeron ‘este indio no dura más de seis meses’; ahora dicen ‘este indio se quiere quedar 50 años en
el poder’”. Evo Morales suele resumir así la situación política boliviana, la visión que parte de las viejas elites
tienen sobre él y las transformaciones en las relaciones de fuerza políticas operadas
en los últimos siete años, desde que fuera elegido con un 54% de los votos y asumiera el 22 de enero de 2006 como el primer presidente indígena de Bolivia.
Mucha agua pasó bajo el puente desde entonces. Y a fuerza de elecciones y referendos, una nueva Constitución “refundacional” y varias nacionalizaciones (la última, de empresas eléctricas de capital espa-
ñol), el presidente boliviano se fue consolidando en el poder y logró enfrentar con éxito la reacción de las elites autonomistas afincadas en el Oriente, sostenido por una coalición social urbana-rural inédita desde
la Revolución Nacional de 1952.
“Economía sólida”
“Bolivia retornó a los mercados mundiales de capital, después de casi un siglo, al colocar bonos soberanos a 10 años por 500 millones de dólares, en una operación que mostró la confianza de los inversionistas en
el país más pobre de Sudamérica” (1). Esta información, por sí sola, da cuenta de las dificultades para encasillar al modelo boliviano en una suerte de eje “anticapitalisEspaña o Argentina mientras pastorean
sus llamas”, y extendió la cobertura de la telefonía celular a todo el país. No obstante, la imagen más emblemática de la apuesta de Morales por mostrar “grandes saltos” en el plano de las comunicaciones es la decisión de encargar a China la construcción del satélite Túpac Katari a un precio de 300
millones de dólares. Ya han concurrido 64 becados a la Academia China del Espacio a capacitarse en el manejo del satélite y con el sueño de poder controlarlo desde la Agencia Boliviana Espacial, creada en
2010. Además, para renovar su seducción sobre los paceños con grandes obras, Morales ya anunció la construcción de un teleférico de transporte público entre La Paz y la ciudad de El Alto, un conglomerado urbano indígena popular de un millón de habitantes vecino a la sede de gobierno.
En paralelo, las políticas sociales sumadas al contexto macroeconómico favorable, que ha reducido el desempleo, han redundado en mejoras en los índices de pobreza y desigualdad. Entre 2005 y 2010,
la pobreza nacional bajó de 60,6% a 49,9%  y la pobreza extrema de 38,2% a 28,4%. Esto ocurrió en el marco de un crecimiento notable de la inversión pública, que se triplicó en los últimos años (7).
Elites emergentes
Más allá de que estos datos muestran avances y dejan ver los enormes desafíos pendientes, quizás un indicador de los cambios sean las quejas que por estos tiempos suelen escucharse en la coqueta zona sur
de La Paz respecto a la escasez de empleadas domésticas cama adentro. Algunas de estas mujeres, migrantes del campo, prefieren trabajar hoy en la construcción, que vive un boom en las grandes ciudades bolivianas. Por la zona sur paceña hace tiempo pueden escucharse, además, una serie de comentarios sobre vecinos acomodados que venden sus casas a “cholos” económicamente en ascenso que les hacen ofertas
irresistibles. Aunque hay mucho de mito urbano en la forma en que estos chismes circulan y se agrandan, el ascenso social que desde hace años viven los sectores comerciales aymaras es una evidencia a toda
prueba. Puede tomar o no la forma de una “chola” comprando una casa y pagándola en efectivo con los fajos de dólares que saca de la valija, como lo retrata el film Zona Sur (Juan Carlos Valdivia, 2009), pero sin duda el ascenso social de una protoburguesía  comercial aymara es fuente de profundas transformaciones socioculturales.  La versatilidad de estos grupos étnicosociales para funcionar en el mundo global –como demuestran sus relaciones con China– queda bien graficada con la historia de Mercedes Quispe. Los jueves y domingos esta comerciante aymara vende autos usados –que importa de la zona franca de Iquique, donde los compra a revendedores paquistaníes– en la feria 16 de Julio de El Alto; el resto de la semana comercializa teléfonos celulares al por mayor –importados por su hermano de China– en pequeños
pueblos del norte y este de Bolivia (8). Hoy muchos hijos de comerciantes aymaras estudian en universidades privadas de buen nivel, como la Católica en La Paz, e incluso algunos van a aprender chino mandarín a un instituto ubicado en el Prado paceño.  Es más, en medio de las discusiones sobre la reforma educativa, un grupo de comerciantes demandó que el idioma asiático fuera incluido en la currícula escolar (9). “Hay un proceso de movilidad social impresionante producto de la combinación del boom económico y de los cambios políticos. Estos sectores actúan crecientemente como una nueva elite”, dijo a elDipló Andrés Torrez, ex secretario ejecutivo de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia.  ta” y “antimoderno” radical (2). La confianza que resalta el artículo citado refiere a la promisoria tasa de interés conseguida por el gobierno boliviano para el bono colocado por el Bank of America Merrill Lynch y
Goldman Sachs: 4,8% anual. Por otra parte, las agencias calificadoras de crédito han subido este año las notas de Bolivia, citando sus sólidas reservas, capacidad de manejo de deuda y bajo o nulo déficit fiscal (3).
Evo Morales experimentó con muchas cosas –especialmente con el diseño institucional del país– en estos últimos siete años, pero no se apartó de una política macroeconómica cuidadosa de los equilibrios fiscales y mantuvo el mismo ministro de Economía desde 2006.
 Luis Arce Catacora, un técnico moderado tanto en sus políticas como en su estilo personal, es hasta ahora uno de los intocables junto al canciller David Choquehuanca. “La operación muestra que los inversionistas no se fijan en la retórica, se fijan en las cifras macroeconómicas”, analizó Horst Grebe, director del Instituto Prisma (4). En ese tipo de comentarios suele haber una cuota de “razón irónica”: al final el anticapitalismo de Evo sería puro cuento pour épater le bourgeois. Pero ello abre paso a un reconocimiento implícito de que los fantasmas sobre violaciones de la seguridad jurídica  otras críticas iniciales habrían sido exagerados. Al fin de cuentas, el propio FMI aplaudió en uno de sus últimos informes “el sólido desempeño económico” boliviano. Y Morales no deja pasar una oportunidad para reivindicar con orgullo estas cifras y remarcar que logró lo que los neoliberales no pudieron. La mezcla del trauma de la hiperinflación de los 80 y una  sicología personal (campesina) aversa al endeudamiento, quizás explique parte de esta cosmovisión económica, alejada de ciertas imágenes estereotipadas del líder cocalero y de los indígenas en general.
Si en los años 90 y a principios de la década del 2000 los gobiernos bolivianos hacían maravillas para pagar los aguinaldos con sus tesoros raquíticos por la coyuntura internacional y las políticas neoliberales en el ámbito interno, Morales ha visto duplicarse el PIB durante su gestión –de 11.500 a 24.600 millones de dólares–, junto a un salto en el PIB per cápita de 1.200 a 2.200 dólares (5). Aun más: las reservas internacionales –una variable que da cuenta, sin duda, de la prudencia fiscal– llegaron a niveles récord en la historia boliviana: 13.000 millones de dólares. La inflación es menor al 5% y, en un país bimonetario
como Bolivia, la “bolivianización” de los depósitos bancarios alcanzó un récord del 69% debido a la mejora de la expectativa de los ahorristas sobre la moneda local (6).
Morales dejó en claro en muchas oportunidades su imaginario modernizador, como cuando dijo: “Quiero que los campesinos hablen en celular a sus parientes en Villa 14 de Septiembre, agosto de 2008 (Argeo Ameztoy)| 11 Es evidente, empero, que pese a estos buenos resultados, la economía boliviana  sigue dependiendo de las materias primas, especialmente del gas y de la minería. Si en Venezuela Hugo Chávez habló de “un socialismo petrolero muy diferente del que imaginó Marx” (10), en Bolivia se podría
hablar de un socialismo gasífero o, en términos de Fernando Molina, de un nacionalismo arqueológico rentista (11) con una enorme capacidad de interpelación política.
Desde la Colonia, las entrañas de Bolivia están llenas de esos metales del diablo sobre los que escribió el célebre escritor nacionalista Augusto Céspedes, a los que ahora se suma el litio como el nuevo El dorado del bienestar y el desarrollo nacional. Por otro lado, estos sectores emergentes tienen una posición ambivalente respecto al Estado: apoyan su “cara buena” (Estado providencia) pero rechazan su “cara antipática”: Estado regulador-recaudador.
“Tensiones creativas”
En los últimos años, el mapa político se ha reconfigurado radicalmente. El poder de la llamada Medialuna Autonomista quedó seriamente debilitado tras los frustrados intentos de desestabilizar al gobierno central
en 2008 y la posterior destitución o suspensión de los gobernadores de Pando, Beni y Tarija. El primero, Leopoldo Fernández, está preso en La Paz acusado por la masacre de campesinos del Porvenir en septiembre de 2008, y Mario Cossío, de Tarija, está autoexiliado en Paraguay, acusado de corrupción. En el caso de Beni la situación es algo distinta: el renunciante Ernesto Suárez logró la elección de su candidato, el político y jurista Carmelo Lens Fredericksen, el 20 de enero pasado, revirtiendo en parte el retroceso de la derecha en el Oriente boliviano.
El “efecto celebrity” de la candidata del MAS, la ex Miss Bolivia Jessica Jordan, y las políticas estatales destinadas a “construir el Estado” en la Amazonía no han podido vencer a la candidatura única de la derecha en Beni. Pero han logrado consolidar una base oficialista del 40% en una zona ganadera históricamente hostil a la izquierda y al indigenismo. El triunfo de Lens le da algo de aire al gobernador de Santa Cruz, Rubén
Costas, que venía resistiendo en solitario, aunque por el momento está lejos de cambiar el mapa político nacional. Al mismo tiempo, el gobierno se ha acercado pragmáticamente al empresariado cruceño, que incluso participó con delegados en reuniones como el “Encuentro plurinacional para fortalecer el cambio” de diciembre de 2011, junto a movimientos sociales oficialistas.  En este contexto, se han ido configurando otro tipo de oposiciones, surgidas de las propias entrañas del oficialismo o de sus aliados. Es el caso de los ex viceministros Alejandro Almaraz –de Tierras–, o Raúl Prada –de Planificación Estratégica–. Pese
a que el intento de poner en pie una Coordinadora plurinacional de reconducción del proceso de cambio no prosperó, estos ex funcionarios expresan a quienes se sienten decepcionados por la evolución del gobierno hacia posiciones más claramente neodesarrollistas y nacional-populistas. Aunque esa deriva parecía inscripta desde el comienzo, estos sectores críticos pensaron al gobierno como un territorio en disputa, en
el que bregaron por imponer un programa que tomara más en serio el carácter plurinacional del nuevo Estado. Pero esas ilusiones quedaron sepultadas con la decisión oficial de avanzar contra viento y marea en el trazado de la carretera por el Territorio Indígena-Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), que busca
unir a Cochabamba con la Amazonía boliviana, en un país que históricamente se caracterizó por su desintegración territorial. Allí chocaron los argumentos de geopolítica interna –expuestos por el vicepresidente Álvaro García Linera (12)– con las visiones ecoindigenistas de quienes quieren evitar que una ruta parta en dos esa aislada región de Bolivia, declarada parque nacional en los años 60 y territorio indígena en los 90. La reciente consulta a los indígenas no resolvió el conflicto: si para el gobierno éstos avalaron la carretera en contra de dirigentes “manipulados por la derecha y los grupos de poder del Oriente boliviano”,
para los opositores la consulta fue desnaturalizada por las autoridades, mediante operaciones de clientelismo político e incluyendo a comunidades que no debían votar (13). En síntesis: mientras el vicepresidente lee las ambivalencias entre desarrollismo y ecoindigenismo plurinacional como “tensiones creativas” (14) y onsidera que los críticos no son más que “resentidos” y “roussonianos” que romantizan a los indígenas, estos últimos acusan al gobierno de apartarse de la ruta inicial.


En paralelo, otra “nueva” oposición  disputa espacio político: se trata del Movimiento Sin Miedo (MSM), liderado por el ex alcalde de La Paz Juan del Granado (15). Con un programa de centroizquierda, el MSM critica las derivas autoritarias del gobierno, su desapego a las reglas institucionales y su escasa voluntad para aplicar la nueva Constitución, particularmente las autonomías regionales e indígenas, que contrarían la cara centralista-jacobina que presenta el “evismo”. Proveniente de la izquierda de los 80, Del Granado puede mostrar una gestión exitosa del gobierno municipal; el propio Morales dijo cuando eran aliados que había que “clonar” al entonces alcalde paceño. “Juan sin miedo” fue, además, el artífice –como abogado– de la histórica condena de 30 años contra el narcodictador Luis García Meza, que sigue cumpliendo su sentencia en una cárcel de El Alto. Aunque aún debe construir una fuerza nacional, Del Granado es percibido como

la amenaza más seria para Morales, que suele acusar de “neoliberal” a su ex aliado.
Con una oposición liberal-conservadora debilitada, una emergente pero aún débil oposición de izquierda moderada, el mapa político se completa con el sector nacionalista radical sin expresión político-partidaria, en el que suma fuerza el ex ministro Andrés Soliz Rada, que acusa al gobierno de haber abandonado las banderas nacional-desarrollistas para ceder ante los cantos de sirena del pachamamismo multiculturalista –atizado por las ONG– para debilitar el Estado nacional, reemplazándolo por uno plurinacional, y erosionar la ya débil soberanía nacional, especialmente frente a los intereses del “subimperialismo” brasileño (16).
500 años
Evo Morales sueña con ser reelecto a fines de 2014. Aunque la nueva Constitución incluyó un artículo transitorio que establece que el primer mandato sí cuenta y que el presidente sólo tiene una reelección, el
gobierno encontró un argumento que logró sorprender a la propia oposición: que el primer mandato contaba si era completo, pero al convocar Morales a elecciones anticipadas en 2009 –para poner en vigencia la nueva Carta Magna– ese período quedó truncado. Para García Linera se trató de una hábil “estrategia militar envolvente” (porque la política es la guerra por otros medios) desplegada por el oficialismo para bloquear las aspiraciones de la derecha de impedir una nueva reelección de Morales en 2014.  Así, el presidente boliviano busca volver a ganar en las urnas. Fueron las urnas las que destrabaron el “empate catastrófico” con el Oriente autonomista (con su ratificación con el 67% en el referéndum de 2008)
y fueron las urnas las que consolidaron su hegemonía política e institucional con su reelección con el 64% en 2009, en unos comicios en los que consiguió, además, los dos tercios del Congreso. “[Los indígenas]
vinimos para quedarnos 500 años”, repite el aún jefe de las Federaciones de Campesinos Cocaleros del Trópico Boliviano. La oposición se entusiasma con que el desgaste de la gestión y del relato gubernamental
le habilite nuevas oportunidades.

1.Ámbito Financiero, Buenos Aires, 22-10-12.
2.El propio gobierno alienta estas visiones con
pronunciamientos como el “Manifiesto de la
Isla del Sol. Diez mandatos para enfrentar al
capitalismo y construir el Vivir Bien”, 21-12-12.
3. Fitch Ratings y Standard & Poor’s subieron
recientemente la calificación de Bolivia a “BB-” desde
“B-”, en tanto que Moody’s lo hizo a “Ba3” desde “B3”.
4.Ámbito Financiero, 22-10-12.
5. “FMI destaca crecimiento económico de
Bolivia”, agencia ABI y Página 7, La Paz, 16-6-12.
6. Miguel Lazcano, “Bolivianización del sistema
financiero ya alcanza al 69%”, La Razón, La Paz, 2-10-12.
7. Fuente: Unidad de Análisis de Políticas Sociales y
Económicas (UDAPE), en Álvaro García Linera: El
“oenegismo”, enfermedad infantil del derechismo (O
cómo la “reconducción” del Proceso de Cambio es la
restauración neoliberal), Vicepresidencia del Estado,
La Paz, 2011. Sobre las políticas sociales, véase Pablo
Stefanoni, “Posneoliberalismo cuesta arriba. Los modelos
de Venezuela, Bolivia y Ecuador en debate”, Nueva
Sociedad, Nº 239, Buenos Aires, mayo-junio de 2012.
8. Nico Tassi, Juan Manuel Arbona , Giovanna
Ferrufino y Antonio Rodríguez-Carmona, “El
desborde económico popular en Bolivia. Comerciantes
aymaras en el mundo global”, Nueva Sociedad, Nº
241, Buenos Aires, septiembre-octubre de 2012.
9. “El idioma chino mandarín ayuda a los
comerciantes”, Cambio, La Paz, 1-1-12.
10. “Chávez: Estamos construyendo un socialismo
petrolero muy diferente del que imaginó Marx”, Aporrea,
29-7-07, http://www.aporrea.org/energia/n98719.html
11. Fernando Molina, El pensamiento boliviano
sobre los recursos naturales, Fundación
Vicente Pazos Kanki, La Paz, 2009.
12. Álvaro García Linera, Geopolítica de la Amazonía,
poder hacendal-patrimonial y acumulación
capitalista, Vicepresidencia del Estado, 2012.
13. Véase por ejemplo, Silvia Rivera Cusicanqui,
“Del MNR a Evo Morales: disyunciones del
Estado colonial”, Bolpress, 31-12-12.
14. Álvaro García Linera, “Las tensiones creativas
de la revolución. La quinta fase del Proceso de
Cambio”, Vicepresidencia del Estado, 2011.
15. El MSM fue aliado del MAS hasta 2010, cuando
este partido logró retener la alcaldía paceña y
ganarle al oficialismo en un territorio donde Evo
Morales conserva una elevada popularidad.
16. Sobre el rol de Brasil en la región, Raúl Zibechi,
Brasil potencia. Entre la integración regional y un
nuevo imperialismo, Bajo tierra ediciones/Jóvenes
en resistencia alternativa, México, 2012.
*
Periodista, jefe de redacción de Nueva Sociedad.
© Le Monde diplomatique, edición Cono Sur

TOMADO DE REVELION

 

¿Quo vadis socialismo comunitario para vivir bien?

Evo Morales y Álvaro García Linera en El Potosí
Evo Morales y Álvaro García Linera en El Potosí (Photo credit: Wikipedia)

 

Arturo D. Villanueva Imaña

 

A fines del mes de marzo de 2012, durante el VIII Congreso del MAS realizado en la ciudad de Cochabamba, se aprobó la Tesis Política cuyo contenido (aunque no establece, ni incluye un Programa que pueda operativizarlo), definió como objetivo estratégico el socialismo comunitario para Vivir Bien.

Sin entrar en consideraciones ideológicas y conceptuales acerca de su contenido y habida cuenta del vacío de un Programa Político que debía constituir su bitácora de vuelo, el presente trabajo buscará contrastar algunas de las ideas sostenidas en dicho documento, con las acciones y decisiones efectuadas por el Gobierno, de manera que se pueda contribuir tanto al debate en torno a la orientación del proceso de cambio y transformación, como al esclarecimiento de hacia dónde se dirige el “socialismo comunitario para Vivir Bien” que se declaró perseguir.

Postulados fundantes

En principio, es evidente que la aprobación de la idea del socialismo comunitario hacia el Vivir Bien como objetivo estratégico, evidentemente marca un avance y una derrota respecto de aquellas posiciones que sustentan y defienden planteamientos como el “capitalismo andino amazónico”, el “capitalismo de Estado”, u otras. Sin embargo, aquí nos detendremos a analizar y comparar las ideas y planteamientos sostenidos en la Tesis Política, con las acciones y decisiones adoptadas en el marco de la gestión gubernamental.

El documento de la Tesis Política del MAS utiliza como hilo conductor de las ideas y los planteamientos que sostiene, a algunas citas extraídas de sus principales líderes, aunque sin especificar ningún dato sobre el contexto, lugar o el momento en que fueron pronunciadas o, eventualmente, escritas.

Con referencia al socialismo comunitario para Vivir Bien que constituye el objetivo estratégico del denominado Instrumento Político, destacan y se transcriben en dicho documento las siguientes citas:

Quisiéramos plantearnos un nuevo socialismo sobre las bases del Vivir Bien, no mejor sino bien; compartir y no competir; un socialismo que no se agota en la lucha de clases y busca vivir en armonía con la Madre Tierra para vivir con dignidad e igualdad”. (Evo Morales Ayma)

Los indígenas hemos dado algunos pasos hacia el reencuentro con nuestros valores y principios. Estamos caminando hacia el Pachakuti (renacimiento o retorno al equilibrio en las personas, entre ellas, y éstas y la naturaleza) Y este caminar, en que incorporamos algunos valores y principios, hemos empezado a hablar de un Socialismo Comunitario”. (David Choquehuanca)

Proclamo el Socialismo Comunitario levantando un ejemplar de la nueva Constitución ante 200 mil personas y ahora pueden matarme”. (Evo Morales Ayma)

Estas son las fuentes de nuestro socialismo: por un lado la clase obrera, ciencia y tecnología contemporánea y por el otro lado, comunitarismo, distribución comunitaria; la suma de mundo obrero y mundo comunitario, de ciencia y tecnología contemporánea y de trabajo y propiedad comunitaria, son las fuentes del Socialismo Comunitario”. (Alvaro García Linera)

Al respecto y siendo que efectivamente las citas reflejan un alto contenido político respecto de los objetivos del proceso de cambio y transformación, surgen algunas preguntas que vale la pena destacar:

A) Tomando en cuenta todos los años de gestión gubernamental desde el año 2006, en qué medida se ha avanzado en el proceso de construcción del socialismo comunitario para Vivir Bien, tanto en lo que se refiere a la lucha por la igualdad de las clases sociales que sostiene el socialismo clásico, como la búsqueda del vivir en armonía con la naturaleza y entre los seres humanos que sostiene el comunitarismo andíno amazónico de los pueblos indígenas?

B) Siendo que la Constitución Política del Estado, aprobada y promulgada a inicios del año 2009, marca el hito referencial y mandatorio para la construcción del socialismo comunitario para Vivir Bien; cuánto de lo que allí se señala se ha cumplido?

C) En qué medida se puede sostener que la clase obrera y los pueblos indígenas constituyen la fuente y base de sustento del socialismo comunitario, tomando en cuenta las relaciones y la situación de conflicto en que se encuentran la COB y la CIDOB con el gobierno?

Origen histórico de los argumentos sostenidos

En lo que se refiere a los argumentos que sustentan a la Tesis Política, es importante destacar algunos aspectos sobresalientes. En principio y sin proponérselo explícitamente, la Tesis Política del MAS puede decirse que constituye un esfuerzo encomiable en la línea de lo señalado por José Carlos Mariáteguí, quién afirmaba que “no queremos ciertamente que el socialismo sea en América calco y copia. Debe ser una creación heroica. Tenemos que dar vida, con nuestra propia realidad, en nuestro propio lenguaje, al socialismo indoamericano”.

Esta sentencia permite entender con mayor claridad por qué por ejemplo el socialismo comunitario para Vivir Bien no se limita a superar la lucha de clases y plantea el establecimiento de una relación armoniosa con la naturaleza; o por qué no se limita a la lucha anticapitalista y antineoliberal y proyecta la descolonización y el antiimperialismo. O que frente a los valores capitalistas, burgueses y neoliberales del individualismo, la competencia y la explotación salvaje de la fuerza de trabajo y la naturaleza, el socialismo comunitario para Vivir Bien lucha por alcanzar la igualdad, al mismo tiempo de recuperar las prácticas comunitarias y los principios de solidaridad, reciprocidad, intercambio y complementariedad de los pueblos indígenas. Que frente a la explotación clasista, el dominio imperialista y el sometimiento étnico cultural y neocolonial; se plantea la superación de las condiciones de explotación del hombre y la naturaleza, la liberación nacional y el antiimperialismo, y la descolonización interna y externa. Es decir, que el socialismo comunitario para Vivir Bien, no se basa exclusivamente en la lucha contra la explotación capitalista y la disputa de las clases sociales por la apropiación del excedente y de los recursos naturales; sino que también aborda la lucha por la recuperación del comunitarismo y las prácticas de solidaridad de los pueblos indígenas.

Por otra parte, también resulta importante destacar que el origen de estos planteamientos no son producto de la imaginación o de un esfuerzo intelectual desconectado de la realidad; sino que provienen de la forma cómo se fueron construyendo los acontecimientos y la propia historia. De esa manera se explica por ejemplo que el dominio colonial español que se caracterizó por el saqueo y la apropiación de la riqueza explotada en las minas, la encomienda, la mita, la imposición de tributos, los obrajes, etc.; ha heredado a su vez el colonialismo interno que se caracteriza principalmente por el racismo, la discriminación, el patriarcalismo, el prebendalismo y otra serie de prácticas que aún persisten. Que a su turno, la explotación capitalista y el dominio colonial que se impusieron sobre nuestra sociedad, no lograron hacer desaparecer (como en otros países de Latinoamérica por ejemplo), las formas comunitarias de organización social y productiva, donde prevalece una lógica diferente de producción y reproducción de la vida, cuyos principios son la solidaridad, el intercambio, la reciprocidad y una relación armoniosa con la naturaleza, que constituyen la base fundamental del nuevo paradigma alternativo al capitalismo y que los pueblos indígenas de Latinoamérica plantean como Vivir Bien, Suma Qamaña o Sumaj Kausay.

Así mismo, efectuando el recuento histórico que explica la tesis del socialismo comunitario para Vivir Bien, también debe mencionarse que la segunda ola de dominio neocolonial (iniciado en el periodo republicano), se caracterizó por el reordenamiento de la economía mundial en favor del imperialismo y de las grandes empresas transnacionales. De esta fase, la más importante característica a destacar es la división internacional del trabajo y el sometimiento a la condición de meros proveedores de materias primas que se impone sobre los países llamados subdesarrollados, que terminan perdiendo la libertad y la soberanía nacionales, para ser sometidos a la condición de países dependientes y semicoloniales, a pesar de contar con Declaraciones y Proclamas de independencia de las antiguas monarquías dominantes. Se trata del establecimiento de Estados aparentes, excluyentes y monoculturales organizados según la visión occidental desarrollista, pero sometidos a la condición de dependientes del interés imperialista que, como se puede deducir claramente, dan lugar y explican las luchas antiimperialistas de liberación nacional y descolonización externa.

Letra y praxis de la Tesis Política

Efectuado ese recuento muy sintético acerca del origen y los postulados que contiene la Tesis Política del MAS, intentaremos ahora efectuar, muy someramente, una contrastación entre las ideas-fuerza más importantes del documento, con algunos de los hechos y acciones que ha emprendido el gobierno.

Uno de los acápites de la Tesis Política hace referencia a las características del proceso, destacándose su carácter revolucionario, democrático y cultural. Analicemos los atributos mencionados

Es revolucionario, porque ha sustituido el viejo bloque en el poder por uno nuevo. El antiguo protagonismo de los sectores dominantes que se canalizaba por medio de Comités Cívicos, partidos políticos y una presencia predominante en las diversas instituciones del Estado y las entidades desconcentradas, evidentemente ha sido sustituida por la emergencia de diverso tipo de organizaciones sociales y populares que han logrado copar muchas instancias de decisión. Sin embargo, a pesar del recambio protagónico y social que evidentemente se ha producido, no se puede decir lo mismo respecto de las antiguas prácticas prebendales, patrimonialistas, rentistas y excluyentes que han caracterizado a las antiguas clases dominantes. También se ha generado una duda muy razonable en torno al carácter revolucionario, la composición social, la orientación y los intereses del nuevo bloque social de poder que ha sustituido a los antiguos sectores dominantes. De hecho y respecto de la clase obrera (históricamente representada por la COB) y los pueblos indígena originarios (cuyas organizaciones matrices a nivel nacional son la CIDOB y CONAMAQ) que deben constituir el núcleo del liderazgo vanguardista y hegemónico del nuevo bloque social, es claro que existe un distanciamiento notable respecto del gobierno, cuyos motivos y causas de conflicto son ampliamente conocidos públicamente. Aquel Pacto de Unidad, en el que actualmente solo quedan las organizaciones de campesinos, colonizadores (autodenominados interculturales) y mujeres campesinas aglutinadas en la Confederación Bartolina Sisa, ha quedado dividido y carente de una parte de sus principales actores. Entonces, cuál es realmente la composición y liderazgo del bloque social de poder que actualmente predomina?

También se denomina revolucionario, porque a pesar de la ofensiva mundial del capital, cambia progresivamente las estructuras políticas, sociales, económicas y culturales. Porque busca sustituir aquella forma de organizar la vida social basada en la ley del valor y la competencia, por otra forma de vida basada en la armonía entre los hombres y con la naturaleza. Al respecto, es importante anotar que amén de la nacionalización de los hidrocarburos, no se han encarado transformaciones en el campo minero ni el Código ultraliberal que aún sigue vigente y determina una lógica extractivista y favorecedora de los intereses transnacionales; tampoco se han producido cambios en el sistema financiero y el sistema bancario nacional que ha obtenido ganancias extraordinarias como no había sucedido en el pasado neoliberal. En cuanto a la sustitución de la ley del valor y la competencia, por otra forma de vida basada en la armonía entre los hombres y la naturaleza, ha sido muy claro el mensaje de construir la carretera “quieran o no quieran”, así como la forma de abordar el conflicto por el TIPNIS, que no tiene visos de cumplir con el mandato constitucional para alcanzar el consenso de buena fé, libre e informado. También resalta la proclamación presidencial de la llamada Agenda Patriótica, que formula criterios desarrollistas; o la persistente insistencia por impulsar la construcción de megaobras de diverso tipo, que se encuentran en la antípoda del paradigma del Vivir Bien en armonía con la naturaleza, y más bien se encuentran en absoluta consonancia con los intereses de empresas transnacionales. Por tanto, en qué medida se puede hablar de una real transformación de las estructuras preexistentes?

En cuanto al carácter democrático del proceso y al margen de la ampliación de las formas liberales y representativas que se limitaban a la votación y elección de representantes y autoridades, para favorecer un nuevo contexto de participación, control social y capacidad de decisión del pueblo; se sostiene que para lograr alcanzar la fase socialista comunitaria, es imprescindible cumplir las tareas democrático burguesas, al mismo tiempo de luchar contra el imperialismo. Es decir, que aunque el periodo de transición plantea la convivencia de las formas liberales y capitalistas, con las formas comunitarias y socialistas; sin embargo las acciones y tareas se deben encarar en la perspectiva estratégica del socialismo comunitario para Vivir Bien, y NO únicamente como democrático burguesas.

Como se puede apreciar, se trata de un postulado estratégico en lo político, puesto que las acciones del proceso no deberían limitarse al cumplimiento de las tareas democrático burguesas que no fueron cumplidas durante todo el periodo histórico anterior, sino que (aunque el documento de la Tesis Política no lo señale explícitamente), debería encarar al mismo tiempo las tareas de liberación nacional, para recuperar la soberanía económica y política (que no es lo mismo que la sola recuperación de los recursos naturales al patrimonio nacional, sino que implica capacidad de decisión sobre el tipo de producción y la economía). Es decir, que al mismo tiempo de realizar las tareas rezagadas correspondientes al Estado capitalista y monocultural que se busca superar, también debería emprenderse la lucha contra el imperialismo, para liberarse de las condiciones de dependencia económica y el sometimiento neocolonial.

En este campo y pensando en la necesidad de combatir y liberarse de los intereses capitalistas y financieros internacionales, llama poderosamente la atención la reciente emisión de los llamados “bonos soberanos”. La justificación para dicha decisión económica nacional, ha querido mostrársela como un acto de soberanía económica (qué ironía!), siendo que en realidad refleja un hecho de veleidad (porque no se puede denominar otra cosa cuando se alardea de haber logrado “reinsertar a la economía nacional dentro del concierto financiero internacional”, que constituye uno de los espacios más emblemáticos del capitalismo neoliberal y los intereses transnacionales, siendo que al mismo tiempo se tiene acumulada una riqueza de más de 13 mil millones de dólares en reservas del Banco Central, que muy bien pueden soportar los requerimientos de inversión), porque ello implica nada menos que endeudar y crear obligaciones de pago durante todos los años que dure la amortización del capital y los intereses comprometidos por la emisión de los bonos. Es decir, que cabe preguntarse cuán soberanos han sido efectivamente dichos bonos, o si más bien contribuyen a fortalecer los lazos de dependencia y subordinación a los intereses financieros internacionales.

En esa línea de razonamiento, también se puede hacer mención a las políticas sociales que han dado lugar al establecimiento de los bonos Juancito Pinto, Dignidad y Juana Azurduy que efectivamente representan un claro ejemplo de justicia social, redistribución de la riqueza nacional generada y atención a los sectores sociales más vulnerables de la sociedad. Sin embargo, al no tener como contraparte políticas de generación de empleo permanente, desarrollo de iniciativas productivas comunitarias, industrialización y cambio de la matriz extractivista y productora de materias primas, e innovación tecnológica acorde a las necesidades y contexto nacional; entonces solo habrá contribuido al establecimiento de una lógica rentista en la economía (muy asociada a prácticas paternalistas y patriarcales), sin haber asegurado un cambio en la matriz productiva que permita su diversificación, la sostenibilidad en la generación de ingresos y empleo permanente.

Otro espacio importante para asegurar un proceso efectivamente revolucionario que vaya más allá de las tareas democrático burguesas, es el referido a la descolonización, donde el Ministerio de Culturas debería cumplir un rol determinante en vista de su competencia en las tareas de despatriarcalización, interculturalidad y descolonización, que junto al Viceministerio de Turismo, forman parte de su estructura organizativa y competencial. En contrario de lo que se podría esperar, una de las iniciativas más importantes a destacar de este Ministerio, ha sido nada menos que la estrategia nacional de atracción turística que se ha promocionado mundialmente, habiendo logrado posicionar al país en la lista de los destinos turísticos más atractivos para el año 2013. Es decir, que Bolivia se ha constituido recientemente en un nuevo centro de atracción comercial y de consumo; lo cual significa que no solo es parte (atractiva) del interés capitalista, la competencia comercial y el consumismo, sino que también representa y resalta como propios dichos valores occidentales del comercio internacional y el turismo. La pregunta obvia es dónde quedaron las prioridades de dicho Ministerio en cuanto a descolonización, interculturalidad, etc., etc. y si ha de continuar relegándose los valores y principios del Vivir Bien, que no aparecen por ninguna parte en esta “exitosa” iniciativa.

Para redondear este acápite referido a la construcción de un paradigma alternativo al capitalismo, en la lucha por la descolonización y el antiimperialismo, no puede dejar de mencionarse, aunque sea de manera muy puntual, la referida a la ley Marco de la Madre Tierra recientemente aprobada y promulgada. Este instrumento legal que debería constituirse en un referente central del programa de transformaciones impulsado por el gobierno, no solo ha desatendido el criterio y los planteamientos elaborados y propuestos por las organizaciones indígenas de Bolivia, sino que (muy a pesar de la justificación y las argumentaciones que expusieron intelectuales y representantes gubernamentales encargados de su redacción), incorpora un enfoque de “desarrollo integral” que lamentablemente distorsiona y no responde a la lógica ni los principios del Vivir Bien, con lo cual termina asimilando el enfoque occidental que debía combatir. De esa forma, se pierde la oportunidad para cumplir aquel mandato antiextractivista y alternativo al desarrollismo capitalista y la economía verde que busca mercantilizar no solo los recursos naturales, sino también los servicios ambientales y ecológicos que provee. Si bien debe destacarse el aporte que representa dicha ley Marco en lo que se refiere al tratamiento de los transgénicos y los mecanismos para asegurar seguridad y soberanía alimentaria, que además constituyen uno de los más caros objetivos en la lucha contra los intereses transnacionales, también debe relativizarse sus reales posibilidades de cumplimiento, en vista de que el propio Presidente Evo Morales ha anunciado su predisposición a revisar precisamente este aspecto positivo de la norma (nada menos que por presión de sectores productivos que en extraña coincidencia con el criterio agroempresarial, han defendido la introducción y uso de transgénicos en la producción), con lo cual se habría perdido uno de los pocos aspectos rescatables de este proceso.

Finalmente, en lo que se refiere a la cualidad cultural del proceso, en el que el nuevo Estado a construir debería rescatar los principios y valores de las culturas y de los pueblos indígenas, en vista de que ello constituirá el fundamento real de la condición plurinacional establecida en la Constitución Política del Estado, hay que preguntarse en qué medida se ha emprendido esta tarea, habida cuenta de los conflictos del TIPNIS, la división de la CIDOB, o la desatención que se ha hecho patente frente a las propuestas de los pueblos indígenas en aspectos centrales como la Ley de deslinde jurisdiccional, la Ley Marco de la Madre Tierra o, inclusive, la Ley de Autonomías, que ciertamente constituyen aspectos nodales en la construcción de un nuevo Estado.

Debe tomarse en cuenta que si el proceso tiene un carácter cultural, es porque debería recuperar nuestras identidades, superar el antiguo estado mono cultural y mono civilizatorio, y encarar el proceso de descolonización interna y externa. Ello debería implicar por ejemplo, una responsabilidad y un respaldo al proceso de construcción de las autonomías (especial aunque no exclusivamente indígenas), en vista del derecho a la autodeterminación y autogobierno que se reconoce en la Constitución Política del Estado; así como a la construcción del pluralismo jurídico y la coordinación jurisdiccional en la administración de justicia o, no menos importante, el establecimiento de relaciones interculturales con respeto a la alteridad diferente y diversa que existe en nuestra sociedad. Al respecto, cabe preguntarse por qué se ha desatendido y desechado la propuesta construida y planteada por las organizaciones indígenas del país para regular la pluralidad jurídica, y se ha preferido aprobar una Ley de deslinde (cuando lo que debería existir es coordinación y no separación) jurisdiccional. Cuánto se ha avanzado en el derecho al autogobierno, la autodeterminación y el derecho de consulta y participación, tomando en cuenta lo realizado en el marco de las Autonomías.

En fin, habida cuenta de lo señalado hasta aquí, el lector puede sacar sus propias conclusiones y, en el caso del Gobierno y el MAS, (quizás) tienen a la vista una nueva oportunidad (para el sinceramiento o la definición de aquella plataforma de transformaciones o Programa Político que actualmente es faltante) cuando se realice un nuevo Congreso o el Segundo Encuentro Plurinacional que el Presidente Evo Morales convocó hace algún tiempo. En todo caso, aunque el tiempo que apremia no es determinante en esta coyuntura (pero que si podría serlo a futuro cuando cambien condiciones y oportunidades), en cambio si lo es la voluntad política que se tenga para emprender el desafío.

Arturo D. Villanueva Imaña. Sociólogo, boliviano. Cochabamba – Bolivia.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 

Viajará a Cuba la guerrillera Tanja Niejmeijer para diálogo de paz con Colombia

File photo of FARC-EP soldiers in Valle del Ca...
File photo of FARC-EP soldiers in Valle del Cauca, some of whom are under 18, on march. (Photo credit: Wikipedia)

guerrillero-holandesa-tanjaLa guerrillera de nacionalidad holandesa Tanja Niejmeijer se trasladó hoy desde la suroccidental ciudad de Neiva a esta capital para viajar a Cuba e incorporarse al grupo de negociadores de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP).

En una operación relámpago, fuertemente custodiada, Niejmejer subió a una de las dos avionetas de la ONU que la aguardaban en el aeropuerto.

El 5 de noviembre comenzará en La Habana el primero de los cinco encuentros técnicos previstos entre los representantes del gobierno colombiano y las FARC- EP, con vista a la mesa de diálogo, que se instalará 10 días después, con el propósito de poner fin a un conflicto armado que dura ya casi medio siglo.

(Con informacion de Prensa Latina)

Bookmark and Share

12 Comentarios »

  • Alias dijo:¡Qué lindaaaaaaa!

    # 30 Octubre 2012 a las 14:28
  • El pinareño dijo:Una mujer bella!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Esperemos que sus palabras pudan convenser a sus interlocutores y alcanzar la paz que tanto desea el pueblo colombiano.

    # 30 Octubre 2012 a las 14:33
  • Confucio dijo:Bella y con bonita voz eso es cierto, pero guerrillera y forajida.

    # 30 Octubre 2012 a las 15:03
  • 007* dijo:OJALÁ LA PAZ EN COLOMBIA SE CONCRETE, SEA SÓLIDA Y FIRME, Y QUE PERDURE Y SEA TAN LINDA, COMO LA GUERRILLERA.

    # 30 Octubre 2012 a las 15:26
  • Cheo dijo:Frente a tan irresistible belleza, depongo las armas incondicionalmente y arrodillandome juro servidumbre eterna, cuan Don Quijote a su amada Dulcinea del Toboso.
    Que la paz sea con vosotros!

    # 30 Octubre 2012 a las 16:10
  • Hendris Manuel dijo:Alias y El pinareño, comparto con ustedes la opinión de lo bella que es Tanja, pero …¡Cuidado! Hay unos cuantos foristas que se sienten “ofendidos” cuando hablamos de la foto en vez de lo que ellos quieren. Saludos

    Postdata: Deseo que el diálogo de paz en Colombia continúe evolucionando

    # 30 Octubre 2012 a las 16:37
  • Raúl HERNÁNDEZ Betancourt dijo:EL ASUNTO NO ESTA EN SI ES BELLA O NO (QUE EN VERDAD ES BELLA)LA CAMARADA TANJA LO IMPORTANTE ES SU APORTE A LA PROBLEMÁTICA POR LA PAZ EN COLOMBIA QUE VA MAS ALLÁ DE DEJAR LAS ARMAS LA REUNIÓN DEBE SERVIR PARA LOGRAR RESOLVER UN SIN FIN DE DIFICULTADES QUE ORIGINARON EL CONFLICTO ARMADO EN EL HERMANO PAÍS, ESTOY POR LA PAZ PERO CON UN APORTE DE AMBOS LADOS ¡CAMARADAS HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!

    # 30 Octubre 2012 a las 17:05
  • donsimon dijo:Es muy bella.La incluyeron en la mesa de conversaciones por una simple razon: es una mujer muy inteligente y conoce profundamente las raices del conflicto colombiano. Se ha ganado ese puesto luchando por la justicia y la paz. Es una holandesa que todo los colombianos deberian estar orgullosos de llamarla colombiana.Su incorporacion a las Farc, comenzo con un viaje de turista a Colombia. Le encanto ese pais, pero al mismo tiempo se sintio profundamente commocionada por las terribles injusticias sociales, las masacres, los bombardeos indiscriminados de las poblaciones campesinas, los ejercitos de paramilitares contratados por grandes terratenientes o por las multinacionales extranjeras.

    La apabullo el trato social tan desigual,victimas de un clasismo horrorozo, un racismo y odio viceral contra el hombre trabajador, el indigena y el negro.

    En Colombia no es dificil concientizarce a estas realidades. Basta ver en la capital los cientos de ninos desarrapados que ambulan por doquier, pidiendo limosna, durmiendo en una acera, cubiertos por un periodico viejo a la luz de la luna, en medio de un frio intolerable en las interminables noches de invierno, o amparados de la lluvia en los desagues de aguas negras debajo de las calles. Es una escena desgarradora. Me recuerda de una forma grotesca los relatos de la novela de Charles Dickens, Oliver North, en la epoca victoriana, cuando en las bajas y fetidas calles londinenses se explotaba la ninez despiadadamente.

    Tangia, ha dedicado su vida a luchar por el bello ideal de mas igualdad, mas oportunidad, una vida mejor, el derecho a un empleo justo y sin explotacion, una escuela limpia y digna para los ninos,un medico, una medicina para curar sus males de salud,un plato de comida diario. No es mucho pedir. Es el derecho basico a la vida, al proposito de nacer sin la angustia para sobrevivir.

    La sabia decision del directoriado de las FARC de incluirla en la mesa de paz, es una recompensa a su incansable labor.

    Buena suerte Tangia, se bien que todos aquellos que amamos la justicia y la verdad te desean el mejor de los exitos.

    # 30 Octubre 2012 a las 17:55
  • Marta de Argentina dijo:Más allá del deseo de que estos diálogos sirvan para terminar con la añosa confrontación, ojalá acabe con el genocidio del gobierno colombiano y los paramilitares. ¡No más sangre en en país hermano!

    # 30 Octubre 2012 a las 17:57
  • Ernesto dijo:No hay ofensa posible en esa observacion. De que es linda, es linda, MUY linda. Igual que de que el dialogo es trascendental, lo es. Este es un momento historico para Nuestra America, ojala tengan exito las conversaciones y se logre lo mas importante, paz, justicia y equidad social en Colombia, todo eso sin ceder en principios basicos de las FARC-EP. Las opiniones, como las ideas, son libres, y no hay por que sentirse ofendidos cuando los demas no piensan igual. La discrepancia, por el contrario, resulta muy estimulante. Con argumentos solidos y mucho respeto el entendimiento siempre es posible. La belleza femenina resulta TAN deslumbrante y maravillosa que es digna de admirarse en cualquiera circunstancia, incluso hasta en la guerra. Saludos,

    # 30 Octubre 2012 a las 18:59
  • Ernesto dijo:

    Confucio:

    Lo de guerrillera, por supuesto, y te aseguro que por parte de ella con mucho orgullo. Lo de forajida, bueno ya eso es un “aporte” tuyo basado quien sabe en que argumentos. No estas ni cerquita de la sabiduria del gran Confucio, creo que mas bien un poquito confundido. O es que ahora al que lucha por la justicia y la igualdad social para su pueblo se le da ese calificativo? Como calificarias al Che, a Camilo, a Filiberto Ojeda Rios, a Sandino, a Carlos Fonseca Amador y a tantos hermanos que cayeron combatiendo por nosotros y por nuestro pueblo. Eran ellos forajidos? Reflexionemos, pensemos por nosotros mismos y no nos dejemos tupir por CNN y compania que lo unico que hacen es eso: desvirtuar la realidad de este mundo y manipular a su antojo, respaldados por el poder del dinero.

    Primero visita Colombia, vive sus realidades, y despues atrevete a llamarle forajida a quien es capaz de dar la vida por cambiar ESAS realidades para bien de su pueblo.

    Hasta la victoria siempre! Saludos.

Vigencia del pensamiento de Juan Bosch

Vigencia del  pensamiento de Juan Bosch

James D. Cockcroft

Quisiera comenzar mi apreciación del pensamiento de Juan Bosch con dos citas de poetas bien conocidos en Nuestra América, como la llama José Martí. Estas líneas de poesía tienen que ver con el ideario y la praxis de Juan Bosch.

La primera cita es del poeta salvadoreño Roque Dalton: “Los muertos están cada día más indóciles”. Así es hoy, y se manifiesta en las luchas e insurrecciones populares de los movimientos sociales. Juan Bosch está más indócil que nunca, y su pensamiento es aún más relevante que antes.

La segunda cita es del poema “Homenaje a Clase Media” por el recién fallecido poeta uruguayo Mario Benedetti, ¡presente!

Clase media, Media rica, Medio culta

Entre lo que cree ser y lo que es

media una distancia medio grande

Desde el medio mira medio mal
a los negritos, a los ricos, a los sabios
a los locos, a los pobres

Si escucha a un Hitler medio le gusta
y si habla un Che medio también…

Así, medio rabiosa se lamenta (a medias)
de ser el medio del que comen otros
a quienes no alcanza a entender
ni medio

En varios escritos de Bosch como “Crisis de la democracia de América en la República Dominicana”, “Composición social dominicana”, “Clases sociales en República Dominicana” y “La pequeña burguesía en la historia de la República Dominicana”, se ve la vigencia de su análisis de las clases medias que profundizan y dan sustancia a la perspicacia graciosa de Benedetti. Ni Bosch ni Benedetti tuvieron ilusiones en cuanto al carácter confiable de aquellas clases intermedias tan confundidas y oportunistas, ubicadas entre las dos grandes fuerzas de la historia moderna, el proletariado y la burguesía… y siguiendo los más poderosos en cada momento.

Poco después de la ocupación militar estadounidense y la heroica resistencia del pueblo dominicano en 1965, Bosch introdujo varios conceptos originales en el análisis de los problemas de la economía, política y desarrollo de Nuestra América que nos quedan hoy día como valiosísimas herramientas. Algunos fueron y siguen siendo controversiales. Dos de éstos fueron “la dictadura con respaldo popular” y “el Pentagonismo, sustituto del imperialismo.”

A mucha gente, la palabra “dictadura” le puede resultar chocante, pero cuando se le explica en el contexto de lucha de clases comienza tener cierto sentido. “Dictadura con respaldo popular” se hace eco de la frase de Marx y Engels “dictadura del proletariado”. De la misma manera surge como una respuesta necesaria al conflicto de las dos grandes clases sociales del sistema capitalista, en el cual la dictadura de la burguesía o “la oligarquía” apoyada por sus aliados extranjeros debe ser tumbada por las clases populares y en un período de tiempo reemplazada por una “dictadura” popular para defender la victoria del pueblo contra los ya “ex dictadores”.

Bosch creyó en la democracia, pero una democracia verdadera con justicia económica y social. Su propia experiencia política le enseñó que los trujillistas y neo trujillistas, la oligarquía dominicana, y su aliado principal del norte, es decir, el imperialismo yanqui, prohibían una transición democrática hacia una verdadera democracia. Para “democratizar la democracia,” una creciente demanda de los movimientos sociales hoy por hoy, hay que establecer suficiente poder popular para vencer al enemigo y transformar la sociedad. Ese fue el contexto que confrontaba Bosch cuando elaboró su idea de una “dictadura con respaldo popular”.

A la vez, Bosch entendió y escribió bien (por ejemplo en su obra “El Estado, sus orígenes y desarrollo”) del papel del Estado en todos aspectos de la lucha de clases. El Estado siempre representa los intereses de la clase dominante. Por eso, si las fuerzas populares conquistaran el poder del Estado habría que fortalecer ese poder en el interés de las grandes masas. Ese fortalecimiento es necesario para democratizar la limitada democracia anterior, a través de la introducción del poder popular, la llamada “democracia participativa”.

Por un lado, una fuerte defensa del pueblo y sus intereses por parte del Estado (“dictadura”), y por otro lado, una creciente participación popular y servicio del Estado al pueblo, o sea “respaldo popular”. Bosch, como Hugo Chávez, Evo Morales y otros pensadores contemporáneos, se dio cuenta de que todo esto no se podría lograr sin la introducción de profundos cambios económicos y culturales, o sea un nuevo sistema no capitalista, un socialismo democrático y humanista, entendido e implementado en formas apropiadas de cada sociedad o nación.

La experiencia política y la evolución ideológica de Juan Bosch le llevaron a estudiar aún más los pensamientos de grandes intelectuales de Nuestra América y, desde luego, el marxismo. La Revolución Cubana y las ideas de Fidel Castro le inspiraron. Terminó su gran obra “De Cristóbal Colón a Fidel Castro. El Caribe, frontera imperial” con el pronunciamiento de la ruptura de la frontera imperial estadounidense con la victoria del pueblo cubano en Playa Girón el 19 de abril de 1961 y el comienzo de una “etapa de luchas más duras, más desenfrenadas”. En la opinión de su nieto José Stefan Bosch, respondiendo a una pregunta en este salón ayer, Don Juan perdió cualquier restante esperanza por una democracia dentro del capitalismo y un camino pacífico y electoral a la democracia en 1973, después del golpe militar en Chile que mató o hizo desaparecer a miles de personas y produjo el asesinato del “compañero Presidente” Salvador Allende, cuyo centenario honramos el año pasado.

Su aprendizaje del imperialismo, que vivió en su propia sangre, le condujo a introducir el concepto “el Pentagonismo, sustituto del imperialismo.” Otra vez un concepto chocante. Y otra vez da en el blanco, porque fue y es precisamente la poderosa y bien financiada máquina de guerra del Pentágono de Estados Unidos la que ha estado bloqueando la democracia en Nuestra América durante más de medio siglo de invasiones y guerras sucias que no han terminado y ahora se extienden a todo el globo en un auténtico proceso de globalización del Plan Cóndor. La prueba de la vigencia de este nuevo y original énfasis boschiano del papel del Pentágono en el desarrollo del imperialismo contemporáneo es bastante evidente en las recientes guerras de “shock and awe”.

Debo aprovechar la oportunidad de publicar esta ponencia en un libro planeado por la Comisión Nacional Centenario Juan Bosch para hacer hincapié en el significado del golpe militar en Honduras que ocurrió durante la mañanita del día después de la ponencia, el 28 de junio de 2009. El golpe, una gravísima amenaza a toda Nuestra América, fue infelizmente una prueba más de lo apropiado del concepto boschiano “el Pentagonismo”. He escrito en otros lugares de aquel golpe y de la historia de Honduras, un país conocido desde el decenio de 1980 como “una república del Pentágono”. [1]

Claro que el imperialismo tiene muchas formas y combinaciones de formas de operación, como hemos visto en los últimos días cuando el gobierno estadounidense presionó a los presidentes de un centenar de naciones para que no asistieran a una conferencia de prensa de la ONU programada para el fin del mes en Nueva York. En la conferencia de prensa habría sido presentado y discutido un plan alternativo a lo del G-20 para manejar y resolver la crisis económica mundial. El documento de parte de 120 naciones fue preparado por muy distinguidos expertos bajo el mandato del presidente de la Asamblea General, Miguel d’Escoto. Se dice que Hugo Chávez fue el único presidente que aceptó la invitación a Nueva York.

Lo que sostiene estas formas y combinaciones de formas del imperialismo yanqui en nuestra época, desde tales presiones “diplomáticas” hasta incidentes del “golpismo” militar o electoral, es precisamente el poder militar, o sea el Pentagonismo, sin el cual ningún esfuerzo imperialista podría dar resultado. El imperialismo estadounidense sigue más bélico e intervencionista que nunca. La amenaza militar ha crecido mucho. Se manifiesta en el envío de la Cuarta Flotilla a las aguas latinoamericanas y el presupuesto reciente del Pentágono de 46 millones de dólares para el desarrollo de la base militar en Palanquero, Colombia, para “operaciones de contingencia” en América Central y Sudamérica. Así que se puede resumir el Pentagonismo actual como militarización y guerras sin fin, más destructivas que  cuando Don Juan lanzó su conceptualización.

Cómo otros ponentes en esta celebración del centenario de Juan Bosch han explicado bien, Don Juan fue muy martiano y bolivariano. Fue patriota en el sentido martiano. Es decir, defendió la patria como defensor de la humanidad y toda Nuestra América, como lo hacen los Cinco héroes cubanos secuestrados hace 11 años y encarcelados y torturados en las cárceles estadounidenses. [2]

Bosch fue internacionalista. Como Simón Bolívar, José Martí y Ernesto “Che” Guevara, pasó tiempo en varios países de Nuestra América y consagró su vida a la batalla contra la dominación de Estados Unidos. Llevó sus excepcionales talentos literarios e intelectuales al mundo político en una lucha por la liberación de su país. Trató de educar a su pueblo.

Durante este encuentro hemos hablado mucho de la ética y su valor en la política, de cómo Don Juan lo personificó en su vida. Se destaca la manera en que Don Juan practicó ciertos principios martianos, por ejemplo:

·         Comportarse a favor del respeto de los principios éticos y la justicia social

·         Ser honesto consigo mismo y siempre decir la verdad a los pueblos y sus vecinos

·         No temer en buscar la utopía universal del hombre (se dice que Don Juan leyó 21 veces El Quijote de Cervantes)

·         Ser políticamente activista, aprendiendo a “convertir los reveses en fortuna”

·         Arraigar el corazón en la patria que es la humanidad

·         Defender la soberanía nacional, siempre consultando, antes de todo, el interés humano

·         Entender las amenazas desde el imperio del Norte y dedicar la vida a vencerlas

·         Reconocer que “trincheras de ideas valen más que trincheras de piedra”

Bosch dijo “Si no llego a ver por mí mismo la liberación de este pueblo, la veré a través de mis ideas”. Para honrar ese sentimiento, debo concluir esta ponencia insistiendo en que, como he dicho frecuentemente en Cuba en cuanto a Che Guevara, para ganar las batallas de ideas y la liberación de nuestros pueblos hay que enseñar a nuestras juventudes las ideas de sus libertadores, de sus apóstoles, de sus maestros, pues. Es vergonzoso que haya poca enseñanza del pensamiento del Che en las escuelas y universidades cubanas o de Don Juan en los centros de estudio dominicanos. ¡Ojalá que uno de los resultados de este encuentro informativo será una campaña inmediata para llevar a cada rincón de la República Dominicana y a otros países los escritos y pensamientos de Juan Bosch, la historia de su vida y su ejemplo, y la de otros grandes pensadores de Nuestra América!

 “El destino de cada uno está en la educación que se le haya dado. Para que su conducta sea buena, el hombre tiene que ser mejor educado”.

“Hay que educar al hombre para que respete las leyes. Sin leyes no hay sociedad humana, y las leyes sólo tienen valor si cada persona las acepta y las respeta y las hace respetar”. “No es ciudadano el que ignora cuáles son sus deberes y cuáles son sus derechos (…). No puede haber paz donde no hay conciencia cívica y no hay conciencia cívica donde no hay cultura”.

“No podría haber disciplina donde faltara la mística, pero tampoco podría haber mística donde faltara la disciplina, y nadie puede imponer la disciplina allí donde trabajando en una misma tarea cada quien la lleva a cabo como le parece, no como debe hacerse”.    Juan Bosch