Publicado en BATALLA DE LAS IDEAS

Para comprender la lectura de la economía y la crisis

Quito, Ecuador, Good Friday 2010: Street proce...
Quito, Ecuador, Good Friday 2010: Street procession entitled Procesión del Jesús del Gran Poder (Jesus with the Great Power). Français : Quito, Équateur, Vendredi saint 2010 : procession appelée Procesión del Jesús del Gran Poder (Jésus au grand pouvoir). (Photo credit: Wikipedia)
                                                                              A propósito de Foucault y la ilustración
Doscientos años después que terminara la verdad revelada, en la Edad de la Razón, la humanidad se enfrenta nuevamente a una nueva verdad revelada: el mercado. Si Dios antes era el portador de la verdad y el conocimiento era un obstáculo fácilmente salvable para garantizar que dicha verdad se mantuviera, hoy día es el mercado el portador de la verdad. El mercado es omnipresente y perfecto: todo lo sabe y todo lo puede, habla y escucha, en todo el orbe. El conocimiento, en cambio, no impide que dicha verdad continúe extendiéndose como un dogma. Esa es la función de las teorías neoliberales en lo económico y neo conservadores en lo político que conforman la post modernidad que domina el modo de entender de inicios del siglo XXI. En este campo, la filosofía política va por delante de la experiencia y propone un ordenamiento social inexistente a partir de las relaciones individuales únicamente. No hay intereses de clase, ni nacionales. Solo individuales que deben de ser atendidos de inmediato. La inmediatez es un elemento de esta post modernidad individualista llevada al extremo: la del agente económico aislado y urgido.

Foucault en Sujeto y Poder advierte que el sujeto humano está inmerso en relaciones de producción y de significación y por lo tanto está inmerso en relaciones de poder muy complejas. La interrogante que se plantea es ¿Qué legitima el poder? ¿Cómo se construye el significante del poder? Una vez con una teoría del poder ya se puede aproximar al análisis de la realidad. La búsqueda de Foucault no es la de Weber. No busca la parte institucional del poder sino el cómo opera en las conciencias. Busca el proceso de sometimiento, como se define la norma y lo que está fuera de la norma. Sin ir muy lejos, cómo invade el sentido común y lo transforma. Lo transforma con las ideas que quiere utilizar para someter, dentro de un contexto histórico muy definido: económico y político.

El fascismo y el estalinismo son dos formas patológicas de poder dentro de contextos muy precisos. El poder puede por lo tanto transformarse para someter del modo que encuentra más posible. Toda la discusión es sobre el espacio que se abre para el poder y de qué manera invade y somete al sujeto humano. A pesar de su locura interna, ambas formas usaron las ideas y los procedimientos de nuestra racionalidad política. De esa misma manera, hoy día el mercado ha sometido la razón y la política con el soporte político neoconservador, más próximo al fascismo que al estalinismo, pero lejos de los espacios democráticos en construcción a partir del siglo XVIII. Esto es cierto para Estados Unidos y Gran Bretaña pero también lo es para gran parte de Europa y América latina. La interacción Sociedad-Estado está intermediada por el Mercado, le guste a quien le guste. Todo lo que se aleja de esta interacción es anatema, se aleja del dogma y debe de ser excomulgado: por ejemplo Venezuela, Ecuador, Bolivia, la mala izquierda en palabras de un político neoconservador mexicano que antes fuera del Partido Comunista Mexicano.

Dice Foucault que la palabra racionalidad es peligrosa. No hay que invocar el proceso de la racionalización en general, dice. Y del otro lado, en la teoría económica contemporáneo dominante, en el dogma, la racionalidad es la esencia. Los sujetos son siempre “racionales” y deciden permanentemente sobre lo que optimiza su función de utilidad. El problema con esta aproximación teórica es que niega lo razonable y también lo poco razonable: los impulsos. “Lo quiero y me lo llevo” no es racional, es humano. “Yo regalo” tiene que ver con formas de enlace y no con una función de utilidad- El “Nosotros” en el colectivo más amplio no tiene un lugar en la sociedad actual.

Empero cuando se aprecia el modo como con la progresión del neoliberalismo primero, y la crisis del milenio después, los autoritarismos y las intolerancias van avanzando y se van constituyendo como nuevos sentidos comunes. El torturar en vez de detener; matar en lugar de hacer justicia; deportar en vez de ver mejores condiciones de trabajo; vamos viendo una regresión social sustentada en la división absoluta de la sociedad después del colapso del socialismo real. Sindicatos destrozados en el nombre de la generación de empleo (que no ocurre); universidades publicas devastadas en el nombre de la libre empresa en la era del conocimiento (sin evidencia de éxito); el sujeto político ha dejado de ser ciudadano y ha sido transformado en consumidor. Con salarios deprimidos y la necesidad del consumo inyectada al sentido común, el consumidor se convierte en un deudor inmenso que debe los ingresos del resto de su vida por haber logrado vivir algo más allá de su capacidad. Y esa es la crisis. En medio de economías maduras estancadas, con tasas de crecimiento de la productividad mediocre y altísimo consumo; los consumidores, ex ciudadanos, le deben a la banca, al fisco y al prójimo y se van quedando sin empleo. Ya no siendo ciudadano, no tiene derechos más allá de los de los consumidores. Por esta razón la protesta social se reprime en todo el mundo usando el argumento de “terrorismo” y por lo tanto pueden acabar los líderes de la protesta en la cárcel sin acusación, o como vemos con Assange, sin ni siquiera derecho al asilo diplomático. Para algunos neoconservadores, el derecho de asilo es una perversión legal de los países atrasados.

Los ciudadanos antes tenían derechos que se habían venido construyendo desde la revolución francesa, es decir desde el inicio de la modernidad. Lo que le hace a la modernidad es la igualdad ante la ley y eso tiene que ver con franquicia política y ciudadanía. Por eso progresivamente se incorporaron al voto ciudadano los indios, los analfabetas, los negros y las mujeres en el mundo occidental. En cambio, los consumidores no tienen sino derechos sobre lo que consumen. Los derechos políticos se han ido desvaneciendo al mismo tiempo que se habla de la “democracia” como valor supremo. La democracia es un bien de consumo que se expresa a través de encuestas de opinión de mercado. La arbitrariedad del trato en el paso por los aeropuertos es el mejor ejemplo de esto. El pasaporte errado puede llevar al sujeto a la revisión por drogas y a la deportación, sin ninguna razón; o sencillamente a quedarse parado en la manga del avión esperando alguna decisión arbitraria sobre si tiene o no derecho de paso en ese aeropuerto “internacional”. La apariencia también puede llevar a la muerte, como en el caso de Jean Charles de Menezes, asesinado por las fuerzas de seguridad británicas tras el atentado de Londres del año 2005. Su asesinato, impensable, se transformó en una razón de Estado. “Mato por las dudas”. No hay justicia, no hay detención, no hay reconocimiento de su status de ciudadano de algún país con algún status en el Reino Unido, en este ejemplo. Es un consumidor de color subalterno, fuera de sitio, seguramente desempleado, en un barrio de pocos recursos: un terrorista. Es un excluido duro que no merece ningún respeto como ciudadano, o como ser humano.

Vamos regresando a etapas creídas superadas e imposibles de retorno: de muertes arbitrarias desde el Estado, colocado por encima de la ley. Los musulmanes de hoy en Europa son los judíos de los años 30. Subordinados, maltratados y discriminados son el blanco de la responsabilidad de los efectos de la crisis. Los 150 inmigrantes musulmanes muertos en Alemania, cuyos casos han sido ocultados por la policía y luego ocultada la responsabilidad de la propia policía en los casos es una repetición de nuevo cuño de procesos anteriores de entreguerras. Fenómenos análogos se han visto en Noruega, donde un supremacista mató a decenas de estudiantes porque serán tolerantes en el futuro, en Francia y en España, por nombrar los casos más vistos. Los retrocesos dentro de la política de Estados Unidos; la situación del Vaticano; la política migratoria europea; y la persistencia de una teoría económica que lanzó una trayectoria critica que no puede detener, hace pensar que el poder mutó a un conjunto de actores que tiene que ver con la riqueza de un sector pequeño antes que con el desplazamiento del poder entre un país y otro, entre un hegemón y otro; o entre un conjunto de ideas y otro. El retroceso social, aunado al retroceso político y la persistencia de una crisis de gran magnitud en las economías líderes abren interrogantes sobre los fundamentos filosóficos del poder. ¿La razón?

El papel de la filosofía es impedir que la razón vaya más allá de los límites dados por la experiencia, dice Foucault a propósito de Kant. Kant, de su lado, dice en Qué es la Ilustración:

“La ilustración es la liberación del hombre de su culpable incapacidad. La incapacidad significa la imposibilidad de servirse de su inteligencia sin la guía de otro. Esta incapacidad es culpable porque su causa no reside en la falta de inteligencia sino de decisión y valor para servirse por sí mismo de ella sin la tutela de otro. ¡Sapere aude!(1)”

El papel del maestro, dice Kant, es restringir el espacio del pupilo y advertirle los peligros de caminar solo en un su búsqueda de la verdad y la razón. Es decir el objeto de la escuela, para Kant, es limitar el conocimiento y canalizar el dogma. No busca más aunque si es un buen maestro, tendrá un espacio donde repite el dogma y otro donde discute sus propias ideas. Eso hace un buen maestro. La mayor parte sin embargo enclavan prejuicios y terminan victimas de esos mismos prejuicios.

La libertad es lo esencial para la búsqueda. Foucault en su ensayo breve titulado igual que el de Kant ¿Qué es la ilustración? desmenuza las posturas del filosofo aleman y plantea el problema del conocimiento y la libertad de conciencia:

“Cabría pensar que no hay en ello nada muy diferente de lo que se entiende, desde el siglo XVI, por la libertad de conciencia: el derecho a pensar como se quiera con tal que se obedezca como se debe. Ahora bien es aquí donde Kant hace intervenir otra distinción y de una manera bastante sorprendente. Se trata de la distinción entre uso privado y uso público de la razón; Pero a continuación añade que la razón debe ser libre en su uso púbico y sumisa en su uso privado, Lo que es, palabra por palabra, lo contrario de lo que se lIama de ordinario la libertad de conciencia”.

La dificultad e interrogante para Foucault es cuánto espacio tiene el docto para distanciarse del dogma antes de ser anatemizado. Lo que es cierto es que en cuanto docto, el sujeto tiene gravitación sobre la verdad y el dogma. En esa medida además no puede ser frenado. De otro lado, si el cuestionamiento del dogma es lo suficientemente fuerte, ¿Pertenece aún a la congregación de los creyentes?

En los tiempos que corren, donde el dogma económico corre libremente y se advierte sobre los peligros de la enseñanza de ninguna otra cosa que el dogma y se estigmatiza lo que no es dogma, cerrándose escuelas heterodoxas y castigando la enseñanza de marxismo, quizás sea el momento de abrir las puertas a la razón y dejar que fluya en pos de una comprensión de lo que ocurre.

Este pequeño trabajo está dividido en tres partes. El primer capítulo tiene que ver con la naturaleza compleja de la crisis y los aspectos más complejos del lado financiero de esta, terminando con los retos que nos deja. Esto es fruto de una serie de conferencias en Quito, una el año 2008 organizada por la UNESCO dentro del proyecto MOST y la otra en el año 2009 en el Congreso de la República de Ecuador y una tercera vez en la inauguración del año lectivo 2009 en la Escuela Preparatoria 1 de la UNAM en México. El segundo capítulo tiene que ver con la existencia y pervivencia del sistema financiero o si algo cambió esencialmente. Nuestra hipótesis es que hay un cambio y que el sistema dejó de serlo y se transformó en complejo financiero bancario. Esta conferencia fue presentada en las IX Jornadas Monetarias del Banco Central de la República Argentina en Buenos Aires, octubre 1 y 2 del 2012. El capítulo 3 tiene que ver con la concentración del ingreso como el objeto de la política económica en los últimos treinta años y se adelanta sin las discusiones previas correspondientes.

En abstracto el planteo es que la crisis es múltiple, que el complejo financiero ha tomado el control de la marcha económica y del Estado en los Estados Unidos y Gran Bretaña desde los años 80 de manera creciente y que ellos han planteado tanto un sentido común académico como una política macroeconómica cuya finalidad es concentrar el ingreso. El objeto de la política macroeconómica no es estabilizar la macroeconomía, sino concentrar el ingreso, por la evidencia que de manera contundente se presenta desde África hasta Europa en las últimas décadas.

El marco foucaultiano sirve para abrir caminos de comprensión que a su vez den espacio para proponer nuevas lecturas tanto de la crisis como de las razones para la comprensión más amplia de la misma. También sirve para la acción: Conocer es poder.

ALAI AMLATINA

1) ¡Ten audacia de saber!

– Oscar Ugarteche, economista peruano, trabaja en el Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, México. Es presidente de ALAI y coordinador del Observatorio Económico de América Latina (OBELA) http://www.obela.org
(Texto de Introducción al libro La Gran Mutación. El capitalismo real del siglo XXI. Serie Breviarios, IIEC UNAM, agosto 2013.)

 http://alainet.org/active/66461

Publicado en ARTICULO Y OPINIONES

Consecuencias del desempleo en los sectores marginados de República Dominicana

Español: Amanecer tras la bandera dominicana y...Un recorrido por Los Mina temprano en la mañana es enfrentarse a un paisaje penoso: las esquinas llenas de hombres jugando dominós, cartas o sencillamente parados viendo el transitar de la vida.

Son observables dos aristas importantes sobre esta realidad; actitud y aptitud. Muchos de ellos realmente no tienen la disciplina laboral que se requiere para llevar a cabo un día a día sostenible en una empresa formal, por no haber sido formados en una cultura meramente laboral sino más bien de ‘chiripeo’. Por otro lado, en su mayoría son gente de muy poca formación académica, técnica y familiar, lo cual los descalifica para un empleo decente. Esto sumado a la lucha interna que representa hacer el bien por poca paga contra el hacer el mal por mucha.

El problema de la actitud va más bien ligado a otros varios factores que tienen que ver con cuestiones menos objetivas que sugieren distorsiones emocionales aprendidas y desarrolladas desde consignas que trascienden el estadio de este problema, moviéndose más bien a un panorama histórico y vinculado también a una cultura generalizada que defiende el buen vivir con el menor esfuerzo.

En el caso particular de Los Mina, su nomenclatura social y demográfica responde a un orden migratorio del campo a la ciudad, gente que ha tenido que migrar para buscar oportunidades en una selva superpoblada que no deja más espacio que una casa de 50 metros en la que muchas veces viven hasta 5 personas.

Al final terminan viviendo igual o peor que como vivían en sus campos donde el problema se enfoca en que el estado ha movido las inversiones del campo a la ciudad, turismo y construcción, dejando poco al desarrollo agropecuario y puntualmente a la producción local; enfoque neoliberal.

Si no hay producción local no hay fuentes de empleo, si no hay fuentes de empleo la gente buscará las oportunidades, en la mayoría de los casos en ciudades grandes donde aparece más el peso y esta dialéctica termina sobrepoblando los barrios de Santo Domingo y en nuestro caso el barrio de Los Mina.

El trabajo es un derecho inherente a todo ser humano mayor de edad y está expreso en la constitución que el estado es responsable de desarrollar fuentes de trabajo para la población hábil, igualmente está instituido que el gobierno debe impulsar la producción agrícola e industrial, lo cual contrasta con nuestra realidad.

Hemos visto como una gran cantidad de zonas francas ha cerrado sus puertas en todo el país, dejando sin empleo a cientos de miles de dominicanos. Esta situación, criticable en cuanto a las medidas estatales para contrarrestar estos cierres masivos han definido la situación laboral de los últimos años en nuestro país, obviamente también afectando los fondos públicos por la poca recaudación y peor aún por la carga económica que representa una masa tan importante de nuestra población sin empleo.

El grave problema del desempleo ha obligado al estado a crear programas de subsidio que no resuelven la situación ni pretenden hacerlo. Más bien centraliza el poder de manutención del estado sobre el pueblo y esto es bastante grave por todas las consecuencias y distorsiones sociales y políticas que se devengan de ello: clientelismo político, tráfico de influencias, enriquecimiento ilícito y un problema casi criminal del cual se habla poco: la extorsión que representa manejar los fondos de un pueblo hambriento para su propio beneficio político. Tan grande es el caso que el pueblo persigue aquel político que “camina” y esto ya es una institución en el pueblo dominicano lo cual se ha instituido alrededor de la frase Lo Mío Primero LMP. Aquí cabría la pregunta de si el perro mueve la cola o si la cola mueve al perro, pues es un problema de disposición vinculado a un status quo que llora ante la presencia de Dios y particularmente que tiende a perpetuarse por la comodidad que representa estar en la posición de los políticos.

Es penoso que un pueblo se acostumbre a esta situación pero es más penoso aún que la clase política se aproveche de ello. La dialéctica que obliga al hombre a pedir es la misma que debería impulsarle a trabajar pero las fuentes de empleo sencillamente no existen por lo cual la lógica indica que si no tengo trabajo y tengo un vecino que me da entonces le doy mi voto.

En conclusión y penosamente puede decirse que el dominicano es en cierta forma una víctima de su clase política aunque quiera decirse lo contrario, pues es el estado quien debe parar esta situación y dar el primer paso. Pero los políticos muestran muy poco interés en resolver esto quizás porque es su forma de vida y cambiarla significaría un sacrificio para él y para las próximas generaciones de su profesión.

Por otro lado hay otros factores que inciden sobre el desempleo directamente y es el exceso de mano de obra entregado al ciudadano haitiano. Situación que obedece a reducción de costos de producción y donde se repite la misma historia migratoria del mundo entero, los hombres y mujeres de sociedades pobres se mueven a otras menos pobres en busca de oportunidades en su generalidad teniendo un tratamiento mucho menos ventajoso que el ciudadano local, en cuanto a seguridad social, laboral y salarial per se.

El ministerio de migración estima que tenemos en el país algo más de un millón de haitianos, en su mayoría en edad de producir y se afirma que el 65% de estos sueldos se proyectan en el PIB haitiano, lo que quiere decir que estos capitales emigran hacia el vecino del oeste con el fin de mejorar los niveles de vida de los familiares que viven en Haití.

Cada vez se ven menos dominicanos trabajando la tierra, la construcción, la seguridad privada entre otros oficios que poco tiempo atrás pertenecían a nuestros hombres, el dominicano se fue a las zonas francas a devengar mejores salarios y a mejorar su nivel de vida y las zonas francas se fueron a otros puertos a mejorar sus costos de producción y lo peor es que no se aprovechó para nada el aprendizaje que adquirieron estos trabajadores. De ahí que es lógico que el dominicano ya no le interese trabajar el campo por ser inferior en términos salariales y laborales al empleo en las zonas francas.

En otra arista para nadie es un secreto que el desempleo obliga a las sociedades a encontrar formas de vida que muchas veces no son lícitas y algunas que lo son pero que no representan un sueldo fijo y por ende no le garantizan al empleado ni a su familia una seguridad social al menos aceptable. Entre estas actividades está el llamado “chiripeo” que no es más que el conjunto de actividades laborales en muchos casos con implicaciones técnicas y que no necesariamente se vinculan a un proceso formativo sino meramente empírico. Podría decirse que el chiripeo es una distorsión creada por la incapacidad de la sociedad de pagar una mano de obra calificada y la incapacidad del estado para formar y ofrecer fuentes de trabajo a estos hombre. Esto quiere decir que el chiripero no es un técnico, sino que es un hombre que vio cómo se conectaba un alambre con otro y se hizo electricista.

Este tema sugiere una discusión profunda sobre la relación del estado y el desarrollo de los recursos humanos de la población a mejores usos y particularmente al apoyo a las PYMEs, una materia que todos los gobiernos han reprobado: poco acceso a programas formativos, poco acceso al tren laboral formal y por lógica poco o nulo acceso a seguridad social y poca tendencia al ahorro.

Una entre muchas formas de vida asumidas por las sociedades de alto desempleo es la delincuencia: el atraco, el robo, el tráfico de drogas, el crimen organizado entre otros representan un problema latente y creciente en nuestra sociedad que tiene que ver directamente con el desempleo y la evidente desatención del estado para con el problema, sin olvidar la grave problemática de la cultura del buen vivir sin agacharse, mencionada anteriormente en este trabajo. La misma trabaja de forma silente en la mente del dominicano que percibe que es propiciada por el mismo estado al no enfrentar la corrupción y que muy por el contrario, la propicia.

Combatir el desempleo no es una tarea fácil, máxime cuando se trata de una sociedad como la nuestra que ha recibido influencias de culturas no necesariamente laboriosas, pero si se evidencia un poco preocupación del estado en resolver este dilema.

Autor: Pavel Ferreira
Pavel Ferreira – madeline.matias@gmail.com
Escritor.

TOMADO DE GESTIOPOLIS

Publicado en ARTICULO Y OPINIONES

Respuestas y ocurrencias ingeniosas

en: Alferd Packer, popularly known as one of o...

Presumía de que solo no la admiraban hombres que no la conocían.

Escrito por: Mario Emilio Pérez

Recientemente  escuché a una amiga preguntarle a un hombre que cruzó por su lado sin saludarla, posiblemente porque no reparó en su presencia: ¿tú dormiste conmigo?

-No, pero estoy dispuesto a reparar esa falta esta misma noche- respondió el aludido, llevando coloración escarlata a las mejillas de la dama.

En una sala de cine, poco antes de iniciarse la película, una atractiva joven formuló el mismo cuestionamiento a un señor que se sentó en la fila ubicada delante de la que ella ocupaba.

-No, porque tu egoísta marido es el único que goza del privilegio de compartir contigo un mosquitero- fue la rápida respuesta, que provocó carcajadas de los asistentes más cercanos.

Hace ya varios años, al salir de un supermercado, vi a un ex condiscípulo de un liceo secundario que conversaba con una atractiva y destacada pianista del género clásico.

Al preguntarle al interlocutor de la artista si esta era su esposa, solo dos palabras brotaron de sus labios:

-Desafortunadamente, no.

    Un amigo que durante los años de la década del sesenta estuvo enamorado de una joven de mi barrio, la cual no le correspondió, decía que esto se debió a que ambos tenían buen gusto.

    Señalaba que su buen gusto lo llevó a enamorarse de ella, pero el buen gusto de la muchacha fue la causa del rechazo.

    Tengo una amiga, de probada vocación chiveril,  entre cuyos numerosos romances no aparece un hombre de baja estatura.

    -Me gustan tanto los hombres con la cabeza situada bien lejos de los pies, que ojalá apareciera en mi vida uno tan alto, que tuviera una nube en cada ojo.

    Escuché a un piropeador decirle a una muchacha que el hombre que al contemplarla por vez primera no se enamorara de ella, tenía algo de cundango.

    Una vieja amiga, de encanto indiscutible, y de vanidad correlativa, afirmaba que los únicos hombres que no formaban parte de su lista de  admiradores eran aquellos que nunca la habían visto.

    Lástima que el calendario colocara libras mal distribuidas en su cuerpo, que poseyó curvas de pitcher ganador en años de juventud, y afeara un rostro que engalanó en un periódico el anuncio de un producto de belleza.

    La cincuentona fémina dice que lo que más agradece a Dios es haberle dado resignación para aceptar los daños estéticos que le ha provocado el paso del tiempo.

   -Pero admito que era preferible mi pecado de vanidad de ayer- añade- que mi virtuosa resignación de hoy, aunque aquel me condujera al infierno, y esta a la gloria.

Publicado en ARTICULO Y OPINIONES

Obama: la guerra y el desarme moral de Estados Unidos

Por Atilio Boron

Una de las lecciones que los halcones norteamericanos aprendieron luego de la derrota sufrida en Vietnam es que el control del frente interno -es decir, la orientación de la opinión pública en la retaguardia- puede llegar a ser tan determinante como la fuerza del aparato militar que se despliegue en el teatro bélico. De ahí que desde entonces la industria cultural estadounidense se haya dedicado -salvo honrosas y marginales excepciones- a “re-educar” a la población para que conciba a las guerras de rapiña que conduce el imperio como heroicas cruzadas destinadas a perseguir a monstruosos terroristas.

Una de las lecciones que los halcones norteamericanos aprendieron luego de la derrota sufrida en Vietnam es que el control del frente interno -es decir, la orientación de la opinión pública en la retaguardia- puede llegar a ser tan determinante como la fuerza del aparato militar que se despliegue en el teatro bélico. De ahí que desde entonces la industria cultural estadounidense se haya dedicado -salvo honrosas y marginales excepciones- a “re-educar” a la población para que conciba a las guerras de rapiña que conduce el imperio como heroicas cruzadas destinadas a perseguir a monstruosos terroristas, instituir el primado de los valores fundamentales de la así llamada “civilización” occidental (democracia, derechos humanos, justicia y, por supuesto, libertad de mercado) y garantizar la seguridad nacional norteamericana ante tan execrables enemigos. Uno de los componentes de ese verdadero desarme moral –el reverso dialéctico del rearme militar- ha sido el adormecimiento de la conciencia pública.

Esto se expresa, por ejemplo, en la intensa propaganda encaminada a naturalizar la tortura, presentada como el único recurso eficaz a la hora de preservar la vida y la propiedad de centenares de miles de honestos norteamericanos de los criminales designios de los terroristas. Son innumerables las series de televisión, películas, programas radiales y medios gráficos que se encargan de inocular, con perversa meticulosidad, este veneno en la población estadounidense.

Desgraciadamente, la cada vez más conservatizada academia norteamericana no se queda atrás en tan indignos propósitos.

Claro está que este masivo y persistente lavado de cerebros no se limita tan solo a legitimar la tortura. Su ambición es mucho mayor: se trata de “formatear” la conciencia pública a los efectos de otorgar credibilidad al relato épico según el cual Dios le ha confiado a la nación norteamericana la realización de un virtuoso “Destino Manifiesto” de alcance universal. Ante él, cualquier disenso orilla peligrosamente en la traición o la apostasía. La conquista de ese mundo feliz no es una empresa fácil: exige sacrificios y la aceptación de dolorosas realidades, como la tortura y los “daños colaterales” inevitables en toda guerra. Pero recientemente el énfasis de la campaña propagandística se ha venido concentrando sobre la eticidad y legalidad de los asesinatos selectivos perpetrados contra los enemigos del sistema, cuyos nombres constan en una tétrica nómina aprobada por la Casa Blanca. Instrumento fundamental de este plan criminal son los aviones no tripulados: los drones.

La eficacia de ese proceso de insensibilización moral ha sido notable. Tal como lo observa Nick Turse, uno de los más reconocidos especialistas en cuestiones militares de los Estados Unidos, este es el único país en el cual una mayoría de la población (56 %) está abiertamente a favor de enviar drones a cualquier lugar del planeta con tal de capturar o aniquilar terroristas. Una de las últimas encuestas levantadas por la PewResearch en marzo de este año señala que 68 por ciento de los votantes o simpatizantes republicanos está de acuerdo con esa práctica criminal, mientras que comparten este punto de vista el 58 por ciento de los demócratas y el 50 por ciento de los independientes. En ningún otro país del mundo se registran sentimientos de este tipo. La medición internacional relevada por Pew Research demuestra que en Francia el 63 por ciento reprueba la utilización de drones; 59 por ciento en Alemania y, ya fuera de Europa, el 73 por ciento en México; 81 por en Turquía, 89 por ciento en Egipto al paso que en Pakistán, donde la actividad criminal de los drones es cosa de todos los días, un previsible 97 por ciento de los encuestados condena el empleo de ese mortal instrumento.(1) No obstante, pese a esta generalizada repulsa fuera de Estados Unidos las operaciones terroristas a cargo de aviones no tripulados crecieron exponencialmente durante el mandato del inverosímil Premio Nobel de la Paz Barack Obama. Esta opción presidencial es tan fuerte que en la actualidad la Fuerza Aérea de Estados Unidos está entrenando un número mucho mayor de pilotos de drones que de los convencionales, los que tripulan bombarderos y aviones caza. Todo un signo de la virulencia de la actual de la contraofensiva imperialista, que desmiente en los hechos, y con las pilas de víctimas que crecen sin cesar, los discursos humanistas de Obama y la moralina de sus aparatos nacionales e internacionales de manipulación de conciencias.

Los medios del sistema presentan al presidente como un hombre de bien cuando, como lo afirma el brechtianamente imprescindible Noam Chomsky, se trata de otro asesino serial más de los varios que han ocupado la Casa Blanca en las últimas décadas.

Un solo dato es suficiente para inculparlo: según un informe del Bureau of Investigative Journalism por cada “terrorista” eliminado mediante ataques de drones (dejando de lado un análisis de lo que el gobierno estadounidense entiende por

“terrorista”) mueren 49 civiles inocentes. Nada de esto es ventilado por la prensa hegemónica dentro de Estados Unidos y sus secuaces de ultramar.

La inesperada decisión del gobierno colombiano de ingresar a laOTAN, o al menos de sellar varios acuerdos de cooperación con esa organización terrorista internacional, sólo puede entenderse al interior de los cambios operados en la doctrina y la estrategia militar de los Estados Unidos. Turse señala que las operaciones militares que ese país está llevando a cabo en estos momentos en Oriente Medio, Asia, África y América Latina tienen seis componentes distintivos, los cuales fueron diseñados para disimular o al menos encubrir la magnitud del esfuerzo bélico en que incurre Washington y, de paso, deslindar sus responsabilidades por la comisión de innumerables crímenes de guerra que podrían llevar a sus responsables ante la Corte Penal Internacional.(2)

Estos seis elementos son los siguientes:

(a) robustecimiento de las fuerzas de operaciones especiales, como los Seals, que fueron quienes dieron muerte a alguien que, dicen, era Osama bin Laden;

(b) la ya mencionada expansión de las operaciones de los drones, para realizar asesinatos selectivos de “terroristas” o personajes molestos para Estados Unidos;

(c) intensificación del espionaje, algo que ha saltado escandalosamente a la luz pública en los últimos días;

(d) elección y promoción de “socios civiles” que favorezcan los proyectos imperiales, lo que se realiza bajo el disfraz del “empoderamiento” de la sociedad civil –ONGs, la NED y la USAID canalizando millones de dólares para financiar a grupos para que se opongan a Evo Morales, Rafael Correa y Nicolás Maduro- y entrenamiento de líderes sociales y políticos, como Henrique Capriles, por ejemplo;

(e) ciberguerras y, finalmente,

(f) reclutamiento de fuerzas de combate en proxies, es decir, países cuyos gobiernos ejecutan las iniciativas que la Casa Blanca no quiere asumir abierta y públicamente.

De estas seis facetas de las guerras de última generación la que ha pasado más desapercibida ha sido la última: el entrenamiento y empleo de fuerzas militares de los proxies, movilizados para atacar targets enemigos de los Estados Unidos pero que Washington no estima conveniente u oportuno hacerlo de modo directo, involucrando sus propias fuerzas. Si los primeros cinco componentes gozaron de mucha visibilidad, no ocurrió lo mismo con el último, cuya idea directriz es descargar cada vez más el “trabajo sucio” del sostenimiento militar del imperio en los proxies regionales. De este modo se preserva a la Casa Blanca de las condenas y críticas que suscitaría una intervención militar directa en las “zonas calientes” del sistema internacional a la vez que logra que los muertos los pongan sus aliados, lo que reduce los costos domésticos –por ejemplo, ante la opinión pública

norteamericana- de las aventuras militares del imperio. Por ejemplo, en Siria, apelando a los mercenarios enviados por las teocracias del golfo para cumplir las tareas que tendrían que hacer las tropas imperiales. No es demasiado difícil imaginar cual es el plan de operaciones que Washington tiene preparado para América Latina y el Caribe, y cuál será el papel que en la ejecución del mismo se le asigne a un país, Colombia, cuyo gobierno redobla sin pausa su apuesta por la carta militar –ahora con la colaboración no sólo del Pentágono sino también de la OTAN– y cuya clase dirigente tiene como una de sus supremas aspiraciones convertir a su país en “la Israel de América Latina”.

1) http://www.pewresearch.org/fact-tank/2013/05/24/obama-and-drone-strikes-support-but-questions-at-home-opposition-abroad/

2) Ver“Tomgram: Nick Turse, Tomorrow’s Blowback Today?” enhttp://www.tomdispatch.com/blog/175580/tomgram%3A_nick_turse,_tomorrow’s_blowback_today/

– Dr. Atilio Boron, director del Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales (PLED), Buenos Aires, Argentina www.atilioboron.com.ar

Facebook:

http://www.facebook.com/profile.php?id=596730002

Twitter: http://twitter.com/atilioboron

Agencia Latinoamericana de Información

http://alainet.org

EcoPortal.net

 

Publicado en ACTIVIDADES Y EVENTOS

“Alexitimia” la extraña pérdida de la capacidad de amar.

Al menos un 10% de la población mundial ha perdido la capacidad de amar, según estima la Sociedad Española de Neurología (SEN). Se debe a un trastorno neurológico conocido como alexitimia que impide a las personas afectadas identificar las emociones que experimentan así como expresarlas verbalmente.

No obstante, no todos los pacientes presentan el mismo grado de afectación y es importante establecer una distinción entre la alexitimia primaria, producida porque las estructuras neurológicas vinculadas con las emociones están dañadas debido a esclerosis múltiple o tumores cerebrales, por ejemplo, y la secundaria, como consecuencia de un trauma emocional grave o por un desorden en el aprendizaje emocional. La incapacidad para expresar las emociones también puede ser un síntoma temprano de la enfermedad de Parkinson (EP).
“Los seres humanos somos capaces de sentir amor, odio, alegría, miedo, es decir, experimentar sentimientos y emociones, gracias a un cerebro que lo hace posible, tanto estructural como funcionalmente, así como a relacionar dichos sentimientos con estructuras que permiten su verbalización”, explica el Prof. Pablo Duque San Juan, Coordinador de la Sección de Neuropsicología de la SEN.
“Si se nace con alguna una anomalía en zonas cerebrales que se encargan de analizar y formular las emociones, o se produce alguna lesión o disfunción que interrumpa el circuito de conexión entre estructuras, se puede generar la imposibilidad de verbalizar e identificar sentimientos”.
La importancia de sentir emociones es muy superior a lo que solemos pensar. “Las emociones influyen muchísimo en la atención, la memoria y el racionamiento, nos indican qué es lo importante y nos ayudan a tomar decisiones”, explica el Prof. Pablo Duque.
“Cuando no somos capaces de reconocer nuestras emociones, ni de interpretarlas, no podemos utilizar una información que es muy valiosa, lo que hace que sea mucho más complicado tomar decisiones y crear vínculos sociales.”
TOMADO DE ADICTAMENTE

 

Publicado en ARTICULO Y OPINIONES

EL ROEDOR: De Duarte y apátridas

Español: Imagen que representa a los trinitari...
Español: Imagen que representa a los trinitarios c. 1838 (Photo credit: Wikipedia)

 

 

Aristófanes Urbáez
“Hay gente cuya inteligencia me abruma. Vinicio Aristeo Castillo Semán lo decía y no le creía. Pero algo se le rompió dentro el domingo a mi admirado Orlando, aunque no sé lo que fue. ¡Pero lo averiguaré!”.
(A. Urbáez)
En la década de los 70s. me cayó por primera vez en las manos “El proyecto de Constitución de Duarte”, y me tocó hacer sin firma un pequeño ensayo en dos entregas para la sección histórica del semanario Vanguardia del Pueblo, órgano de difusión del PLD. Si “mi caudillo” don Juan Bosch, escribió lindo de alguien no fue de Bolívar, sino de José Martí y de Duarte. Está en “Temás históricos” y no sé porqué los discípulos de Bosch no lo encontraron para esta ocasión. En este mismo LD escribí 5 artículos antes de las elecciones hablando del Bicentenario a propósito de los cuadros que pintaba Miguel Núñez, basados en el único retrato real que existe del Padre de la Patria. El proyecto era más novedoso y amplio, pero, ¿para qué sirve un político venido a menos? Dejé a otros los hermosos trabajos sobre Duarte (todos buenos), para la fecha. Todo se dio bien, pero faltaron las palabras del duartiano Juan Bosch, que luego publicaré.
En los 70s., me quedé sobrecogido por la claridad mental y el temple patriótico de aquel joven que  estuvo en Europa y fundó “La Trinitaria” a los 25. Son pocos los jóvenes de 25 años hoy en día que tengan mente despejada en este mundo light. Pero este Duarte, cuyo pensamiento era tan vigoroso que Trujillo, que se emparentaba a Dios, ni su corte de áulicos intelectuales, pudo echar al zafacón, sino que exaltaban de su gloria se escondían, como el “Hitler” de C. Chaplin, a ver si le goteaba una brizna de su excelsitud.
Por donde quiera que un hombre de buena fe y un dominicano honrado, aborde la figura de Juan Pablo, pasa la prueba con 100% de patriotismo, porque él fue un creador de patrias como el que más. Pero lo que erizaba la piel cual leí su “Proyecto de Constitución”, que fue echado a un lado por los parricidas en San Cristóbal el 6 de noviembre del 1844, fue que incluyó, como el abate Emmnuel Sieyés en la Revolución Francesa, el “poder municipal” (de los cabildos); y estableció para la primera Constitución de su República, “que el crimen no prescribe jamás”. ¡Oh, venerable Juan Pablo, Padre, qué república tan grande estuviéramos si los traidores no borran tus pensamientos! Seguro, parricidas y traidores, serían “castigados como se debe” y no fuésemos, como hoy, “víctimas de sus maquinaciones”. Por eso lo borraron.
2.- ¡Ay, Juany!
Juany Uribe es una de esas perredeístas a las que distingo, porque aprendió al lado de Peña Gómez; es honrada y patriota ejemplar. Por respeto al PRD, Juany no escribe de tendencias ni de pleitos en su partido. Incluso, ni sé si ella está en grupo alguno, porque hasta la misma Peggy está muy alejada de la batahola. Espero que Juany Uribe (sin importar por quién simpatice dentro de esa gallera), se haya preguntado como yo: ¿No era Ángel Acosta diputado del PRSC por Santiago hasta el 2010? ¿Quién le dio el pistoletazo? ¿Quién, cómo, cuándo y mediante qué mecanismo, entró Ángel Acosta al Comité Ejecutivo Nacional? ¿Con qué derecho estaba en lugar donde asaltaban un local de reunión del CEN? ¿Y “La Batidora” o la Enana Celenia? El presidente del PRD, Ing. Miguel Vargas, cometió la ridiculez de darle una regiduría notariada dizque porque ella era reformista. ¿Qué buscaba en el local del PRD de la Churchill voceando como una posesa? ¿Era también miembro del CEN? ¿Quién la eligió y cuándo? ¿Acaso en la convención  que Guido y Tony Peña “perdieron”? ¿Y dónde está el respeto y la decencia? ¡Pobre Peña! ¡Y más pobre aún el que crea que eso es política! ¿Qué Chapulín Colorado nos defendería de tanta insensatez y ruindad?
3.- Democracia.-
Al mongol de la bicicleta hay que decirle que si Leonel le hizo daño a este país, fue haber “decretado una democracia suiza” (que nada tiene que ver con el aparato jurídico creado por él y el PLD, debido a que Milagritos y A. Bautista tuvieron el Congreso de 1998-2006 y no hicieron nada), donde todo el mundo reclama derechos, pero nadie sabe sus deberes. Hubo unos viejos profesores de emergencia cuando el Trujillato (estaban mis padres cuyos nombramientos con la rúbrica de Héctor Trujillo M., conservo), que decían: “Las letras con reglas entran”. Los tablazos que Rafael Guaroa Medrano, mi padrino, me dio en las palmas de las manos en la primaria me enseñaron la parte fea del mundo (la ética). La correa y el sacabrasas me enseñaron el resto hasta la tumba. Ahora bien: sospecho que el subjefe policial (y ojalá sospeche mal), general Campusano, no pasó por la Academia, porque si papá HM pide que no mandaran policías; y el presidente, Miguel, que mandaran, ¿y cómo Campusano se deja aperrear por la “autoridad” (que es ninguna) de la Enana Celenia? Esos shows de morder orejas y de aperrear a jefes policiales se ven en gobiernos del PLD, porque el PRD tirotea a ex presidente, como en la Procuraduría. ¡Democracia de más, Pedrito Bicicleta!
Gracias, Dios, porque nunca pones a uno en el lugar equivocado. ¡Ay, violencia de género, aléjate bruja maldita! ¿Puño para qué te tengo?

 

Publicado en ACTIVIDADES Y EVENTOS

A mi amigo, hermano y compañero Jorge R. Zorrilla Ozuna en el día de su cumpleaños

IMG00214-20120419-1244

A mi amigo, hermano y compañero Jorge R. Zorrilla Ozuna en el día de su cumpleaños

Hermano, admiro su rebeldía a lo cotidiano, a la rutina.
Amigo cuando dices: “Las cosas deben evolucionar, cambiar, hacerlas más eficientes”, veo en el compañero y amigo la búsqueda constante de la perfección. Esta mística, el rasgo más denotante de su carismática personalidad.
Hay hombres que pueden hacer grandes cosas y la hacen. Tienen pensamientos positivos. Están seguros de un porvenir triunfante. Efectivamente, amigo y compañero usted es de esa estirpe de hombres, que por cierto, forman raza aparte en la humanidad.
Sin temor a equivocarme, se que el destino le tiene reservado un importante sitial en el proceso de transición, transformación y cambio de nuestra sociedad, hacia el mundo de la modernización y el bienestar. Con razón, el Presidente Danilo Medina lo incluyo en el equipo que junto a él dirigen la nave que circunda los cielos de la esperanza y el progreso.
Perdóneme hermano si usted cree que exagero en la apreciación de su persona, pero otra cosa mas no podría decir que no sea precisamente lo que he observado e interpretado del del hermano, amigo y compañero.
Por esas cosas y otras más… me he permitido hacer llegar estas espontaneas palabras que brotan desde lo más recóndito de mi corazón y alma.
Que Dios le dé larga vida y salud para realizar las grandes acciones que le depara el destino.
Su amigo, hermano y compañero
Domingo Nuñez Polanco
Publicado en ARTICULO Y OPINIONES

Izquierda y derecha

         Parece que es necesario crear una nueva ideología, algo diferente

Escrito por: ENMANUEL MARTINEZ ALMONTE
Históricamente el socialismo y el comunismo han fallado repitiendo una serie de males, sencillamente demasiado autoritarios, demasiado cerrados y demasiado unipersonales. Esta realidad se sigue manifestando en la actualidad con líderes políticos que han traído importantes avances sociales a sus pueblos pero siguen reproduciendo el mal que antes he mencionado y por eso son presa fácil de cualquier derechista o falso progresista talentoso.
Sí, la nueva izquierda busca hacer la diferencia de su pasado u origen histórico, sin embargo estoy estudiando el hecho de que la actual izquierda  piensa que tiene sus importantes luces  al  actuar exactamente contrario a la derecha pero sigue con los mismos signos históricos que no le han permitido declararse enteramente exitosa sin contar lo fraccionada que está en su interior donde la unidad de cada uno de los grupos temáticos no ha sido posible completamente.
No es casual que algunos digan que ni la derecha ni la izquierda logran ser la solución a males históricos y  de desarrollo en la humanidad, parece que es necesario crear una nueva ideología, algo diferente con miras hacia la solución de males históricos presentes y futuros de la humanidad.
 Esto da razón a la famosa frase que dice, ¨si quieres resultados diferentes no sigas haciendo lo mismo¨. Lo mismo en este caso viene siendo la derecha y la izquierda, la primera conservadora y apostadora del desarrollo mediante la generación de riquezas que se quedan en manos de los que más pueden, esto crear  la división de clases sociales lo cual ellos justifican ya que no creen en que todos puedan tenerlo  todo.  Por otro lado, la izquierda es lo contrario, busca darle el poder a los trabajadores o las grandes mayorías, estos aspiran a la destrucción de las clases sociales ya que las riquezas deben ser de todos y todos tienen derecho a  vivir de manera digna, la izquierda también comprende que los recursos naturales deben ser protegidos y que las libertades humanas deben ser respetadas dejando de lado el conservadurismo y las falsas creencias.  Ninguna de las dos posiciones han logrado el propósito por el cual han sido creadas, simplemente han dado pasos en sus respectivas direcciones.
 En el caso de América, el socialismo inspirado en Carlos Marx  siempre fue frustrado o limitado por fuerzas de derecha capitalistas inspiradas en Adan Smith entre otros, eso ha provocado que simplemente América no haya experimentado lo que muchos países de Europa y Asia ya experimentaron con relación a la implementación de esas dos ideologías. El caso de América se podría explicar por la imposición del modelo de derecha capitalista la cual se desarrollo en el norte con relación al comercio mundial, cada intento de  socialismo era aplastado o simplemente controlado y con el tiempo sustituido por los intereses de la derecha capitalista.
Muchos preferimos un gobierno cuya ideología trabaje la distribución de las riquezas equitativamente y el desarrollo humano desde una perspectiva justa. Sin embargo seguimos dominados por cuestiones del pasado que hacen que una mitad del mundo sea poderosa y la otra mitad no lo sea. Se ha desatado una lucha constante y competitiva por  alcanzar el poder y riquezas, el que tienen poder o su más destacado representante actual, el dinero, que se traduce en influencia en el mercado global, ese se cree que dominara el tablero y dispone de todo los recursos del planeta. Bajo esta premisa se ha estado creando un monstruo de largos tentáculos llamado EEUU cuyas maniobras lo han hecho convencer al mundo de que ellos deben ser los supremos, que el comercio global debe utilizar su idioma además de pensar que ellos son merecedores de administrar el funcionamiento del mundo, ante esta realidad el resto del mundo ya sea por voluntad o contra voluntad les han dejado acumular cada vez más poder.
Hemos estado falsamente ilusionados creyendo que el mundo podría ser mejor usando fórmulas y teorías del pasado que ya comienzan a ser insuficientes.
Para el 2030 en el planeta habrá 8 mil millones de habitantes con necesidades y demandas. Ante este hecho cabe simplemente preguntarnos ¿es viable seguir aplicando las ideologías políticas del pasado en el futuro o finalmente reconoceremos que hace falta dar un paso más allá hacia algo que sí logre dar soluciones y respuestas efectivas a los retos de la humanidad?
Todo lo dicho anteriormente merece un entendimiento y razonamiento científico, una comprensión histórica y una amplia visión del futuro de la humanidad.

 

Publicado en ARTICULO Y OPINIONES

MEXICO:Democracia deficitaria

Definición de Monotributista
Definición de Monotributista (Photo credit: Wikipedia)

 

El Estado de derecho se caracteriza, ante todo, por estar diseñado previamente en la ley (hablando en términos genéricos, pues esto incluye de modo esencial la Constitución), tanto en su estructura y organización, como en su funcionamiento y objetivos por cumplir. Nada de lo que hacen los órganos y los funcionarios del Estado debe estar fuera de la ley; vale decir, que todos sus actos deben estar previstos y definidos en la norma jurídica. Desde luego que hay mucho juego en la interpretación de la ley y que ésta no lo puede prever todo.

 

En ese caso, la misma ley proporciona al servidor público los elementos o los principios generales que le pueden ayudar a interpretar su texto o a cubrir las lagunas que el mismo presenta. En ningún caso, se entiende, se puede hacer a menos de la ley o actuar como si no hubiera ley. Se corre el riesgo de ir más allá de lo que la norma establece o, también, de ser omisos en su aplicación. Para ello, hay también medidas preventivas. La más obvia es la concurrencia de órganos o instituciones estatales, por ejemplo cuando la Suprema Corte interviene para corregir algún fallo de autoridad.

 

El hecho que hay que resaltar, empero, es que el servidor público no está enteramente privado de recursos ante el vacío o la ausencia de ley. Siempre puede hacer algo para cumplir con los objetivos generales de la ley. Puede, por ejemplo, recurrir a otras normas y aplicarlas por analogía en situaciones parecidas o equivalentes; puede también recurrir a los principios generales del derecho, o sea, a las obras de juristas especializados en la materia, o inclusive a los sistemas jurídicos de otros países, en un ejercicio de derecho comparado. Lo que no puede admitirse es que el servidor quede paralizado o sin decidir sobre los objetos sometidos a su atención y cuidado porque no hay norma aplicable al caso.

 

Cuando hay un hecho consumado, que pone en peligro no sólo la decisión particular sobre el asunto, sino a la ley misma y al Estado de derecho en su conjunto, el que un órgano del Estado quede paralizado o se comporte pasivamente, dejando pasar el mismo hecho, no se actúa la justicia, que es un fin central del derecho, se comete una violación general del orden jurídico establecido y se cae en responsabilidades. En otros términos, nadie puede alegar el vacío o la ausencia de ley para consentir que un hecho consumado venga a crear nuevos vacíos, aparte de muchas injusticias, y un desorden en las instituciones.

 

Al IFE se le está haciendo responsable por caer en la pasividad y la inacción frente a la campaña desarrollada por el PRI y su candidato en los comicios presidenciales. Y eso no está resultando lo peor, sino el hecho de que se ha convertido en una institución justificadora de graves violaciones a la ley y a la Constitución. El PRI no ha necesitado defenderse por sí solo de las acusaciones; lo más notable es que ha sido el IFE y algunos de sus consejeros en particular, el que ha venido legitimando las irregularidades y los ilícitos del tricolor. El informe pormenorizado que rindió al TEPJF, que mencioné en otra entrega, es sólo un caso.

 

El hecho público sabido de los contratos que el candidato priísta llevó a cabo con Televisa y que datan de hace siete años es otro ejemplo evidente. Está en la prensa, nacional e internacional, precisamente desde hace siete años y el contubernio entre la televisora y el aspirante priísta era más que sabido. Para los consejeros el hecho no vale alegarlo porque, dijo uno de ellos, es anterior a la reforma de 2007. ¿Quién le habrá dicho que la ley es capaz de borrar la realidad y hacer como si los hechos no existieran?

 

Otro de ellos, el consejero Marco Antonio Baños, llega a la desvergüenza de afirmar que el IFE sí investigó y con exhaustividad los hechos. Sólo para descubrir que no hay nada que implique una conjura o un hecho violatorio de la ley o que pueda influir en el resultado de las elecciones. “No creo –dijo– que en el caso de los comunicadores (sic) deba valorarse a quién entrevistan y a quién no; hay libertad de expresión. Los programas sí existieron, pero el punto es ver si ello tiene una influencia directa en el proceso electoral en curso. Desde mi punto de vista, las pruebas existentes no demostraron responsabilidad del PRI y de su candidato” (La Jornada,22.8.2012).

 

Ocho de los nueve consejeros, con excepción de Alfredo Figueroa (que ha sido el de mejor desempeño entre todos), aprobaron la resolución exculpatoria de los priístas en la reunión del pasado día 16 (La Jornada,17.8.2012). Figueroa, por cierto, en entrevista en La Jornada (20.8.2012), justifica al IFE de la siguiente manera: Al instituto se le exige como si fuera todo el Estado mexicano, ¿y qué se hace con fenómenos como el lavado de dinero, la creciente opacidad en los gobiernos estatales y municipales de todos los partidos o la compra del voto?

 

La pregunta, que encierra otras aparte de una premisa, no la contesta el consejero Figueroa, sino la lanza sólo para justificar la pasividad del IFE. Claro está que no todo lo puede hacer ese instituto ni se le ha exigido en ningún momento que lo haga. Lo que se le ha demandado es que investigue por su cuenta lo que puede investigar o que mueva a otras instituciones competentes para hacerlo. Es un problema realmente existente la compra del voto y el IFE no sólo no movió ni un dedo, sino que, además, justificó el hecho delictivo. Algún consejero llegó a sugerir que, en realidad, no se trata de un delito.

 

El tráfico de dinero en la elección pudo haberlo investigado el IFE para solicitar de la subprocuraduría electoral o de la misma PGR que rastreara el origen de los fondos que fluían en el proceso electoral. El instituto no sólo no lo hizo, sino que sus consejeros no vieron ningún exceso en los gastos y no instigaron ni pidieron que nadie más lo hiciera. No hubo, pues, de parte del PRI, ninguna violación a la ley. El dinero ilegal no tuvo nada que ver con la elección.

 

Se trata, como puede verse, de una fiscalización que ni siquiera empezó o que nunca se hizo. Eso, aparte lo que la Unidad de Fiscalización esté haciendo por su cuenta y cuyos resultados se sabrán mucho después de la calificación de la elección por parte del TEPJF, con límite legal el próximo día 6 de septiembre.

 

Aun así, uno de los consejeros alaba las cualidades de la fiscalización que, nos dice, es el asombro del mundo. ¿Para qué sirve la fiscalización, según él? Pues para ajustarles las cuentas a los partidos infractores. El hecho de que no sirva para coadyuvar en la calificación de las elecciones, por tratarse de procesos indebidamente separados, lo justifica pomposamente diciendo que es el modelo que hemos construido.

 

Los ladridos y berridos de Pedro Joaquín Coldewll, presidente priísta en contra del candidato de las izquierdas y de su insistencia en que se anule la elección, ni siquiera se justifican, visto el desempeño de las autoridades electorales. Ahora se sabe que la magistrada María del Carmen Alanís externó su opinión en el sentido de que López Obrador ya la tiene “hasta la…” ¿De qué se preocupan? Van en caballo de hacienda.

 

 

Arnaldo Córdova

 

Publicado en ACTIVIDADES Y EVENTOS

“Tenemos que denunciar el cinismo de Facebook y la ingenuidad de sus usuarios”

DEBATES SOBRE REDES SOCIALES: ENTREVISTA CON EL FILÓSOFO HERVÉ FISCHER  (REVISTA EÑE)

 

Pero haberlas, haylas...
Pero haberlas, haylas… (Photo credit: Guesus)

 

Facebook es una moda pasajera y es inminente su declinación. Frente al avance irrestricto de la tecnología en nuestras vidas necesitamos de una nueva evolución… Quien habla es Hervé Fischer. Y sus declaraciones son toda una provocación. Un llamado a la reflexión. Incluso aquí, en Buenos Aires, este francocanadiense les enrostró a una veintena de funcionarios locales de Open data y gobierno abierto, que la e-administración no vale nada para los pobres. De allí que algunos lo llamen agitador. Pero sus posiciones son serias. Defiende, por ejemplo, la necesidad de un híperhumanismo, una ética planetaria frente la inercia de la fragmentación y la ruptura del sentido que arrancó con las posmodernidad y que se potenció formalmente a partir de la última revolución tecnológica. Frente al determinismo, antepone la voluntad humana, fundamental para afrontar el cambio de paradigma en el acceso y producción de conocimiento. Artista y filósofo, dueño de un currículum amplísimo, Fischer (París, 1941) ha publicado una veintena de libros entre los que se encuentran Los desafíos del cibermundo, La declinación del imperio de Hollywood y El choque digital. Invitado a participar de un Seminario internacional de periodismo digital en la Universidad Nacional de Rosario y de la Semana Internacional de Gobierno Abierto (Siga2011) que desarrolló en el microcentro porteño la semana pasada, contestó estas preguntas entre viaje y viaje, en su enésima visita a nuestro país.

De manera provocativa, ha dicho que la e-administración no vale nada para los pobres ¿significa esto que la doble administración será necesaria por siempre?

Claro que lo he dicho por provocación. Pensar en una e-administración global, para todos, es un sueño. No se puede pensar hoy de manera realista que una administración digital incluya todos los trámites. Inevitablemente se fragmenta. La idea de totalidad es pura utopía. Por el momento se puede decir que la doble administración tendrá que seguir dos generaciones más, como mínimo. Todavía hoy la mayoría de los ciudadanos no tiene computadora ni acceso a Internet.

Hay temor frente a la creciente cantidad de datos que manejan las empresas, ¿deberíamos tener el mismo miedo frente al las  administraciones digitales de los gobiernos?

Me preocupa el poder de la administración misma, que se amplía con lo digital. Hablan demasiado de apertura y open data, con buena intención, pero también para no crear miedo frente al nuevo poder que acaparan. La idea de open data es irrealizable  como todos sabemos, e inaceptable al nivel de la protección de la vida privada – un aspecto muy importante de la democracia – , pero se afirma, se revindica como una estrategia de buena apariencia de la administración para que no nos inquietemos.

¿Qué riesgos entraña la contradicción que encarnan millones de personas sumergidas en el consumo y la tecnologización de sus vidas frente a otros tantos millones que, por decisión o por imposibilidad, viven completamente al margen de Internet y sus círculos?

Es mucho más rápida la alfabetización digital que la del alfabeto fonético o la lectura, la cual después de cinco siglos todavía es limitada y deja más de mil millones de seres humanos al margen. La brecha digital va a seguir porque resulta de la brecha económica y política, que es mucho mas larga y profunda. Es algo que lo digital no va a resolver. Pero no se debe denunciar tanto la brecha digital si no la desigualdad entre Norte y Sur, ricos y pobres. Es cierto, lo digital contribuirá a mejorar la situación, pero no podemos caer en el pensamiento mágico.

Curiosamente empresas, algunos gobiernos, incluso la ONU, intentan asimilar el acceso a Internet a un derecho humano cuando ni siquiera pueden cumplir con los Objetivos del Milenio… ¿qué clase de derecho sería ese?

Para mi no es la prioridad. El agua potable, la seguridad física, la educación, la libertad de expresión son más importantes. Una prioridad que no se respeta.

¿Qué seriedad le atribuye usted a teorías como la de Kevin Kelly o a conceptos como technological singularity, que ven la posibilidad de una “evolución biológica de la tecnología”?

Es parte de la utopía tecnocientífica de hoy, del poshumanismo. Si se habla de progreso médico, vale; si se dice que la tecnología es parte de la materia y de la naturaleza, no es nuevo. No debemos oponer naturaleza y tecnología, como en la tradición idealista. Seria estúpido intentar convertirnos en cyborgs o entusiasmarnos con otras pesadillas de este tipo. Tenemos que evitar el integrismo o fundamentalismo digital que se encuentra en los EE.UU. o en Australia. Tenemos que ser razonables, equilibrados. Más humanistas. No deberíamos iniciar una utopía tecnosocial o tecnobiológica al estilo en que los intelectuales iniciaron utopías políticas en el siglo XIX. Hemos visto el resultado. Es infantil esa utopía de la singularidad. Vale solamente para las películas de ciencia ficción.

¿El hecho de delegar varias de nuestras operaciones mentales en una máquina, qué desafíos nos plantea?

Las computadoras calculan, agregan, combinan pero no piensan. Tienen que ser estúpidas y no pensar para dar el resultado que esperamos de ellas. Sin esa disfunción, no sirven. Pero es importante que no deleguemos nuestra inteligencia, sensibilidad y ética a espíritus mágicos. Sean estos la naturaleza divinizada, Dios, o una computadora. Es significativo que hablemos de computer cloud -en el cielo- pero tampoco es bueno entregarse a la nube. Es necesario desarrollar nuestra lucidez, autonomía y poder tecnocientífico, pero controlándolo. Es un debate social muy importante, que encierra una diferencia notable. Dios es fruto de la imaginación humana, lo digital es creación humana, una herramienta poderosa que nos vas ayudar en nuestra evolución. Posiblemente ese poder tecnológico presente tantos riesgos que nos va a obligar a desarrollar una ética planetaria. Sería una paradoja espléndida que el poder y peligro de la tecnología digital nos lleve no solamente a más creatividad, más libertad, sino también a más sentido de responsabilidad y más ética.

¿Qué propone para salvar la oposición desarrollo mental vs. Desarrollo tecnológico?

No veo una oposición. Al revés. El error es pensar que lo tecnológico va reemplazar lo mental. Se complementan muy bien. Lo tecnológico es parte de nuestro nuevo humanismo.

Superficiales, el libro de Nicholas Carr, alerta sobre la posibilidad de que el uso indiscriminado de Internet nos convierta en seres distraídos, más tontos. ¿qué opina?

No lo leeré. Su tesis es una caricatura. Incluso frente al exceso de consumo, entretenimiento y desigualdad, soy optimista.

¿Por qué confiamos en los soportes digitales cómo reservorio de nuestras memorias? Es un error confiar en la memoria digital. Lo digital vale por el acceso, por la combinación, el cálculo, pero se vuelve muy frágil y volátil como memoria. Es peligroso perder eventualmente nuestra memoria cultural, administrativa, etc. Necesitamos una doble memoria, de soportes tradicionales y digitales.

La tecnociencia a veces pierde de vista cuestiones éticas en su afán por avanzar y avanzar. ¿Cuáles son los desarrollos (los efectos de estos) que más le preocupan ahora?

Necesitamos una nueva mutación de la especie humana – después de muchas otras en poco tiempo – para ser capaces de controlar el poder digital que creamos de manera tan acelerada. Eso puede venir de un cambio de la estructura biológica de nuestro cerebro, puede venir de compartir más información e ideas entre más personas (inteligencia conectada) o probablemente, de una combinación de ambos aspectos. Si no, encontraremos nuestro propio fracaso. Esa mutación es necesaria, pero soy optimista. La evolución humana procede por adaptación dice Darwin, pero mas aun por divergencias, saltos. Lo he subrayado, y demostrado, varias veces.

¿Las artes visuales están terminadas? Es difícil sorprender, ya está todo hecho, y lo que sorprende, difícilmente sea arte. ¿Eso piensa? ¿Por qué?

Mi ultimo libro, al revés es titulado L’avenir de l’art – El porvenir del arte (vlb, 2010). Hablo del regreso paradójico de la pintura en la edad digital, de la importancia del arte filosófico, critico, sociológico, pero digo también que encontramos un determino ético de la estética. Las artistas digitales, los que pretenden reemplazar los bellas artes, exigen un monopolio ilegítimo. Se mezclan con las industrias del entretenimiento. Pierden el poder crítico del arte. Hablo de la necesitad de reintroducir un diálogo entre bellas artes y artes digitales y de desarrollar «bellas artes digitales».

¿Y la literatura? Usted no daba gran crédito al e-book. Eso parece haber cambiado, ¿cómo lo ve ahora?

Se cree confirmar el fin de la época de Gutenberg citando el éxito comercial de los libros electrónicos, sean de Amazon, de Sony, de Microsoft y tantas otras empresas, o las tabletas electrónicas de tipo iPad. Pero no se debe olvidar que este éxito comercial ha llegado después de muchos fracasos, uno tras el otro, y progresa hoy solamente en la medida que esos nuevos soportes electrónicos imitan más y mejor al buen viejo libro de papel: ergonomía, ligereza, tamaño, manipulación agradable de las páginas que suenan cuando las pasamos, superficie opaca de la pantalla, movimiento curvo… Hasta el olor de la tinta de imprenta se manda en bolsitas por correo tradicional. Eso sin hablar de la reducción espectacular de los precios. Los japoneses acaban de comercializar un soporte de lectura de libros electrónicos que imita hasta la flexibilidad de las paginas cuando se inclina la pantalla en diversos ángulos. Es decir que, paradójicamente, el libro tradicional de papel impreso es un modelo ineludible para cualquier éxito de tal imitación electrónica. Hablo del triunfo de e-Gutenberg a pesar de McLuhan.

Facebook, Google., entre otros, preanuncian el fin de la vida privada, o al menos parece que harán todo lo posible por no respetarla, ¿qué cambios avizora, cuál será el lugar de la intimidad?

Tenemos que resistir, denunciar el cinismo de Facebook y la ingenuidad de sus usuarios. Es fundamental respectar la vida privada en una democracia: es una conquista que no podemos perder. He escrito muchas veces contra Facebook y anunciado su declinación, que está cada vez más próxima.

¿Es optimista en relación al futuro?

Si el sentido es una voluntad, la ética es una voluntad, la dirección de nuestra evolución es una voluntad. No se lee, se decide. Tenemos que desarrollar más humanismo gracias a mas links. Dos veces hyper, entonces. En este sentido hablo de ética planetaria. Es más importante la ética que la tecnología para nuestro futuro.

Entrevista de Horacio Bilbao

Revista Ñ, Buenos Aires, 12/08/2011 http://www.revistaenie.clarin.com/

Difundido por Correspondencia de Prensa germain5@chasque.net