Archivo de la etiqueta: Caracas

En fotos, Chávez, una vida dedicada a la lucha por el pueblo

Por: Hugo Chávez Frías
 15 de agosto de 2004. Chávez celebra la victoria del referendo revocatorio de su mandato con un 59% de los votos. © AFP Luis Acosta
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, líder indiscutible de la Revolución Bolivariana, acumuló en su andar un camino que lo llevó desde Sabaneta, en estado Barinas, a la historia por el profundo cambio que impulsó en el país.

Nacido el 28 de Julio de 1954 en esa localidad de los llanos de Barinas y fallecido este martes en Caracas, fue el segundo de los seis hijos de Hugo de los Reyes Chávez y Elena Frías, ambos maestros de educación primaria.

Reconocido por una singular personalidad capaz de captar los más diversos sentimientos populares, recibió en su formación la influencia militar y al ingresar en una escuela de ese tipo en 1971.

Tras cuatro años de estudio, se graduó como subteniente y licenciado en Ciencias y Artes Militares e inició una carrera en la entonces Fuerza Armada Nacional, en la que alcanzó, en 1990, el grado de Teniente Coronel.

De manera adicional, este proceso le facilitó el conocimiento de los más recónditos sitios del país y la crítica situación en que sobrevivían millones de venezolanos.

Seguidor del pensamiento y la obra del Libertador, Simón Bolívar, Chávez realizó también estudios de postgrado en Ciencias Políticas, que estructuraron y sistematizaron sus tempranas inquietudes políticas y sociales.

Fueron precisamente esas inquietudes el origen de la fundación en 1982, junto con otros oficiales del cuerpo castrense, del Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR200), en el entorno de una deteriorada situación sociopolítica en el país, que condujo, en 1989, a la explosión popular conocida como El Caracazo.

La Venezuela de los años 80 y 90 del pasado siglo se caracterizó por el agotamiento del modelo neoliberal instruido por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y entronizado por gobernantes venales y corruptos, que llenó el país de millones de pobres a pesar de las inmensas riquezas generadas por la explotación petrolera.

Es en ese escenario en el que lidera, el 4 de febrero de 1992, una rebelión cívico-militar contra el presidente de turno, Carlos Andrés Pérez, que terminó en un fracaso, pero con el “por ahora” pronunciado por Chávez al asumir públicamente la responsabilidad por esa acción, se convirtió en el punto de partida de un proceso político que cambiaría al país.

Por esos hechos, Chávez estuvo dos años en prisión, de donde salió fortalecido ideológica y políticamente, y entonces fundó el Movimiento V República.

Tras su liberación, comenzó un peregrinar social y político por todo el país, además de sumar a sus filas a estudiantes,

profesionales, pequeños y medianos empresarios, campesinos, cultores, pescadores, mineros, indígenas, obreros, mujeres, jóvenes, militares, dirigentes locales y a la casi totalidad de la dirigencia de la izquierda venezolana.

Todo ello bajo las banderas del rescate del pensamiento bolivariano y de la convocatoria a una Asamblea Constituyente para refundar el Estado, recuperar la soberanía popular y nacional, así como transformar la estructura de exclusión social de las grandes mayorías.

De esa forma, intervino en las elecciones presidenciales del 6 de diciembre de 1998, apoyado por los partidos Comunista (PCV), Patria Para Todos (PPT) y otros que mantenían entonces posiciones de izquierda.

En esos comicios, Hugo Chávez fue electo por el 56,2 por ciento de los votos válidos y se convirtió en el 47 presidente de Venezuela, apoyado por el voto popular con el entonces segundo más alto porcentaje alcanzado por un candidato presidencial en cuatro décadas.

Tras la toma de posesión, el 2 de febrero de 1999, los acontecimientos se sucedieron con inusitada rapidez.

Un referendo constituyente, la elaboración de una nueva Carta Magna en sustitución de la de 1961 y su aprobación por el Parlamento el 15 de diciembre, marcaron el primer año de gobierno y crearon las bases de un profundo proceso de reformas políticas, económicas y sociales que continúa en la actualidad.

En virtud de lo establecido por la nueva Constitución Bolivariana, fueron convocadas elecciones generales para el año siguiente, a fin de ratificar a todos los cargos de elección popular, incluyendo la Presidencia, y en esa cita Chávez fue ratificado al obtener el 59,76 por ciento de los sufragios.

Sin embargo, la batalla política era intensa, pues las medidas ejecutadas por el gobierno para afianzar la soberanía y consolidar la independencia, entre ellas la Ley de Hidrocarburos de 2001, dirigida a recuperar los recursos derivados del petróleo, soliviantaron en su contra a los sectores más acomodados del país, que contaron entonces -y ahora- con el respaldo de Estados Unidos.

El efímero golpe de Estado de abril de 2002 y el paro petrolero de finales de 2003 y principios de 2004, fueron los intentos más graves de la oligarquía venezolana, asociada a intereses foráneos, de tratar de librarse de Chávez y de recuperar el control del país, frustrados por la resistencia popular y de la mayor parte de los militares.

Al mismo tiempo, comenzaron a ejecutarse las misiones sociales, entre ellas, Barrio Adentro, para la atención médica gratuita de la población de menos recursos, y Mercal, surgida tras las carencias provocadas por el paro petrolero y dirigida a proveer alimentos a bajos precios a los venezolanos.

Tras superar el referendo revocatorio promovido por la oposición en 2004 y ser reelegido en los comicios presidenciales del 3 de diciembre de 2006, Chávez emprendió el período de gobierno 2007-2012 con un creciente apoyo de la mayor parte de la población, que lo ve como el líder que les sacó de la sempiterna exclusión y les cambió la vida.

Los comicios del 7 de octubre del 2012 llevaron a la reelección del mandatario para un nuevo periodo 2013-2019, con el respaldo del 55,07 por ciento de los electores al acumular ocho millones 191 mil 132 votos, en un proceso donde la participación llegó al 80,4 por ciento.

 8 de agosto de 1998. El comandante Hugo Chávez Frías acompañado por su esposa, Marisabel, durante una gran marcha al inicio de la campaña electoral de los comicios presidenciales del 6 de diciembre de aquel año. © AFP Bertrand Parres

 2 de febrero 1999. El recién investido presidente de Venezuela por vez primera, se dirige al Congreso de Venezuela tras ganar las elecciones presidenciales del 6 de diciembre con un 56% de los votos. © AFP Rodrigo Arangua

 12 de octubre de 2001. El presidente de Venezuela le entrega un obsequio al Papa Juan Pablo II tras culminar la audiencia que mantuvieron en privado en el Vaticano. © AFP Presidencia

 14 de abril de 2002. Hugo Chávez regresa al palacio presidencial para reasumir la presidencia tras ser expulsado del país. El 11 de abril de 2002, en medio de protestas en contra del sistema socialista, su puesto fue ocupado por Pedro Carmona Estanga, titular de Fedecámaras, el principal gremio empresarial de Venezuela. © AFP Rodrigo Arangua

 11 de abril de 2004. Hugo Chávez con los miembros del Ejército en Maracaibo, a 500 kilómetros de Caracas. © AFP Presidencia

 15 de agosto de 2004. Chávez celebra la victoria del referendo revocatorio de su mandato con un 59% de los votos. © AFP Luis Acosta

 4 de diciembre de 2005. Elecciones legislativas. El oficialismo gana todos los cargos de la Asamblea Nacional (Parlamento). © AFP Andrew Alvarez

 03 de diciembre de 2006. Chávez vota durante las elecciones presidenciales, donde fue reelegido para su segundo mandato con un 62% de los votos. © AFP Juan Barreto

 21 de diciembre de 2006. Hugo Chávez firma acuerdos bilaterales con el presidente electo de Ecuador, Rafael Correa, en el palacio presidencial de Miraflores, en Caracas. © AFP Presidencia

 19 de agosto de 2007. Hugo Chávez graba una edición de su programa de televisión 'Aló Presidente'. © AFP Servicio de Prensa Presidencial / HO

 31 de octubre de 2007. Hugo Chávez habla con su huésped, la modelo británica Naomi Campbell, antes de una ceremonia en el teatro Teresa Carreño de Caracas. © AFP Juan Barreto

 18 de noviembre de 2007. Chávez con su homólogo iraní, Mahmoud Ahmadineyad, durante la ceremonia de clausura de la cumbre de la OPEP en Riad. © AFP Hassan Amar

 30 de noviembre de 2007. Hugo Chávez besa la mano de una proponente suya durante una concentración en apoyo a las reformas constitucionales promovidas por su Gobierno. © AFP Juan Barreto

8 de diciembre de 2007. El presidente venezolano, Hugo Chávez con su homólogo bielorruso, Aleksandr Lukashenko, examinando una muestra de crudo pesado en la Faja del Orinoco, en el sureño estado de Anzoátegui, a 310 kilómetros de Caracas.

 18 de diciembre de 2007. El presidente venezolano abraza a su homólogo boliviano, Evo Morales, durante la XXXIV Cumbre del Mercosur en Montevideo. © AFP Pablo Porciuncula

 6 de marzo de 2008. Chávez saluda afectuosamente a su homóloga argentina, Cristina Fernández de Kirchner, en el palacio presidencial de Miraflores, en Caracas. © AFP Juan Barreto

 25 de septiembre de 2008. Hugo Chávez con una réplica de un Tupolev TU-160 junto al entonces primer ministro y actual presidente ruso, Vladímir Putin, durante su reunión en Moscú. © AFP Presidencia

 18 de abril de 2009. Hugo Chávez entrega a su homólogo estadounidense, Barack Obama, el libro 'Las venas abiertas de América Latina' durante una reunión multilateral de la Cumbre de las Américas en Puerto España, Trinidad y Tobago. © AFP Jim Watson

 11 de febrero de 2010. Hugo Chávez se prepara para lanzar una pelota durante un partido de softball con jugadores profesionales venezolanos en Caracas. © AFP Juan Barreto

 21 de septiembre de 2010. Hugo Chávez y los candidatos a la Asamblea Nacional del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en la víspera de las legislativas, donde el oficialismo logró la mayoría de los escaños. © AFP

 15 de octubre de 2010. Hugo Chávez entrega unos regalos a Dmitri Medvédev, ex presidente de Rusia (2008-2012) y actual primer ministro, durante una conferencia de prensa celebrada en el Kremlin. © RIA Novosti Mikhail Klimentyev

 31 de marzo de 2011. Hugo Chávez junto con su homólogo boliviano, Evo Morales, saluda a la gente durante su visita al país andino. © AFP Aizar Raldes

 6 de junio de 2011. Hugo Chávez y la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, durante una reunión en el Palacio de Planalto, en Brasil. © AFP Evaristo SA

23 de julio de 2011. Maradona, Fidel y Chávez. Foto: Estudios Revolución

 21 de julio de 2012. Hugo Chávez saluda a sus partidarios durante un acto de campaña electoral para las presidenciales del 7 de octubre, en las que fue reelegido. © AFP

 27 de agosto de 2012. Chávez visita el Hospital de Paraguaná, donde están ingresadas las personas heridas en la explosión de la refinería de petróleo Amuay. © AFP Presidencia

2012. Conclusión de visita a Cuba de Chávez, sostuvo encuentros con Fidel y Raúl

2012. Conclusión de visita a Cuba de Chávez, sostuvo encuentros con Fidel y Raúl

 20 de septiembre de 2012. Hugo Chávez toca la guitarra durante un Consejo de Ministros en el palacio presidencial de Miraflores en Caracas. © AFP Presidencia

 3 de octubre de 2012. Hugo Chávez baila durante un acto de campaña electoral en Maracay. © AFP Juan Barreto

 7 de octubre de 2012. Hugo Chávez saluda a sus partidarios tras recibir la noticia de su reelección con el 54,42% de los votos, derrotando así al principal candidato opositor, Henrique Capriles, que obtuvo el 44,47%. © AFP Juan Barreto

(Con información de Prensa Latina/RT)

Correo (no será publicado):

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • virgilio dijo:Gracias comandante, hasta siempre comandante Chavez, hasta la victoria siempre

  • RCA dijo:Tremendas Fotos, sin dudas un gran líder, aquí en Cuba lo queremos mucho, que la paz del Señor Jesucristo sea con su Familia en este difícil momento y las bendiciones al heroico pueblo venezolano. Ahora mas que nunca deben unirse y confiar en Dios y en el futuro que ellos mismos construyeron junto a Chavez.

  • maria belen dijo:Pa siempre Comandante!!!

  • lilimar dijo:GRACIAS CUBADEBATE POR TAN HERMOSOS RECUERDOS

  • Tony dijo:QEPD+

  • Suany dijo:Desde ya lo estamos extrañando, aunque tengo la certeza de que siempre estará entre nosotros, con su sonrisa sincera, sus ganas de vivir y de luchar por un mejor futuro para América Latina y para el mundo. Que viva Chávez, hoy y siempre!!!

  • henry dijo:ala memoria del comandante chavez nos unimos se nos fue pero vive en nuestras memorias

    • Luis Manuel dijo:Hugo Chaves no a muerto, pues sigue precente en todas las personas revolucionarias del mundo.

  • yoandra dijo:Este poema se lo dedico al comandante Hugo Chavez ..
    Me uno a su sentir pueblo de Venezuela .

    ¿Quién no te conoce Hugo Chávez?
    Por Humano, valiente, aguerrido,
    Titán gigante que abriste los ojos a Venezuela.
    Y con tu lucha persistente e incansable
    La convertiste en justa, libre, democrática.
    Una Venezuela unida, revolucionaria,
    Que se crece ante el dolor de tu perdida física.

    Te conocimos amigo, sincero,
    Querido por toda Latinoamérica.
    ¡Ese Chávez, ese tu imprescindible!
    Que te adentraste en cada uno de nosotros
    Apoyándonos incondicionalmente
    En cada momento necesario.
    ¡Eres tan de Cuba, como de tu propia Venezuela!
    Como esa Latinoamérica que se apropia de ti,
    Como líder indiscutible, Como ejemplo a seguir,
    En esta y en las próximas generaciones.

    TE he admirado desde siempre
    Te he seguido desde lejos
    Y sé que no existirá ningún hombre
    Que logre acabar lo que has hecho

    Todo lo que has construido
    Con tus manos, con tu empeño
    Se quedara en nuestra historia
    Y se irá fortaleciendo.

    ¡Bolívar en la montaña!
    Espera con los brazos abiertos
    A ti Rafael Hugo Chávez
    Por hacer realidad su sueño.
    ¡No has muerto, tú, comandante!
    ¡Sigues vivo a pesar de tu cuerpo!
    ¡NO pudo el maldito Cáncer,
    Destruir tu espíritu! ¡Ya es nuestro!
    Porque estas en todas partes,
    Más fuerte que el mismo tiempo.
    ¡Te queremos comandante!
    ¡Y no te defraudaremos!

    Autora .Yoandra Pérez de la Cruz
    Titulo –” Comandante tu, no has muerto “
    Cuba

    • JRFF dijo:Al pueblo heróico de cuba y LatinoAmérica..muchas gracias por sus palabras de aliento,amor y cariño hacia nuestro “Eterno Comandante” Chávez,como dicen cada uno de uds..un ser excepcional,único e irrepetible,mi pueblo llora con profunda tristeza su partida..al igual que su cuba adorada y todos aquellos paises que un dia lo cobijaron en su seno como uno más de ellos. Nuestro camandante..fue un gran batallador,todo un guerrero que dió su vida por cumplir el sueño de Bolivar, Martí y el Ché, hoy mas que nunca,ante su ausencia,nuestros pueblos deben permanecer unidos,cumpliendo su legado y sus preceptos de libertad,igualdad y soberanía..asi pues hermanos Latinoaméricanos,sigamos su ejemplo como padre de esta revolución y no perdamos el aplomo ante la adversidad,dios les bendiga grandemente.

      “COMANDANTE..TE LLEVO EN MIS GÉNES”
      Atte:
      Joan Faria
      Vzla
      joanfaria203@hotmail.com

      • javier ramirez dijo:vivió para el pueblo sirvió para el pueblo y cera extrañado por todos como el gran guerrero de los últimos
        tiempos mi comandante supremo

  • Fernando dijo:Que viva Chavez,por hoy y por siempre!!!

  • HCARMENATE dijo:Un golpe muy fuerte para todos, desde muy adentro de nuestros corazones nos unimos todos los cubanos, que con mente limpia amaron y aman al Comandante de Latinoamarica. No nos despedimos del carismático, idealista, hombre de ferviente Fé, con sueños realizados con vista al futuro de los humildes. Mas bien le damos la bienbenida a su rica historia que ya está plasmada en nosotros que la pudimos vivir y ahora la sufrimos junto con los Venezolanos y todos los que le aman.
    A sus hijas queridas reciban nuestro apoyo, no dejen de sentir orgullo del gran padre que fisicamente deja de existir, al contrario continuen su legado que acaba de empesar con la nueva Venezuela Bolibariana. Dios les de mucha fuerza y consuelo en este momento de sufrimiento. Paz a vosotras de un cubano que las AMA. DIOS LAS BENDIGA RICAMENTE.

  • Douglas Valenzuela dijo:CHAVEZ vive! la lucha sigue! todos somos CHAVEZ hasta la VICTORIA siempre con nuestro martir….. VENCEREMOS!!

  • juan barreto dijo:Que tristesa y vacio nos adejado la murte de nuestro lider nuestro presidente hugo rafael chavez fria gracias por volver a revivir la revolucion nunca te vamos a olvidar porque nos volviste la libertad de expresion nos enseñaste y aprendimos de ti comandante a defender nuestros derechos y lo que nos pertenece por igual a todos los venezolanos eres y seras nuestro lider todos somos chavez corazon de mi patria.

  • Rosas dijo:Gracias, Comandante Chávez, por devolver las esperanzas a los desposeídos del mundo, por unirnos como Bolívar y Martí predijeron, gracias mil.

  • Luis Mojica dijo:HAY HOMBRES QUE NO DEBEN MORIR, QUE SON IMPRECINDIBLES, HOMBRES QUE AL PASAR DE LOS AÑOS SE QUEDAN IMPRESOS EN NUESTRA MEMORIA Y EN NUESTRO SENTIR MAS PROFUNDO,COMO ESTE HOMBRE QUE VIVIO PARA SU PUEBLO, LUCHO PARA SU PUEBLO , LLENO DE SUEÑOS Y ESPERANZAS DE VER UNA PATRIA UNIDA, UNA SOLA PATRIA, UN SOLO LATINOAMERICANO EXPRESADO EN MUCHOS. MAS HOY EL ES LATINOAMERICA Y SERA SIEMPRE JUNTO A LAS ALMAS DE LOS DEMAS HEROES DE ESTA PATRIA GRANDE ,UN LUCERO MAS QUE ALUMBRARA EL RUMBO DE LA LIBERTAD Y LA INDEPENDENCIA. ME UNO AL DOLOR DE SUS SERES QUERIDOS Y DEL EL RESTO DEL MUNDO QUE HOY LE LLORA.

  • REVOLUTION dijo:LA LUCHA INCANSABLE POR LA DIGNIDAD Y EL DERECHO DE LOS PUEBLOS SEGUIRA ESE ES EL MEJOR HOMENAJE AL COMANDANTE HUGO CHAVEZ; CHAVEZ POR SIEMPRE Y PARA SIEMPRE

  • Irving dijo:tuve la grandisima suerte de ver lo que el comandante chavez hizo por su pueblo, de darle al pobre el aliento de vida que tantos en el mundo necesitan. su ejemplo sera guia de esta generacion y las futuras, y su gran sueño de como dijo nuestro marti nuestra america y de bolivar se haga realidad. gracias comandante por ser un soñador pero con los pies en la tierra. gracias y mil mas.

  • cobrero.com dijo:GLORIA AL COMANDANTE CHAVEZ

  • lolo dijo:Es el hombre mas extraordianrio de nuestros tiempos ya no esta fisicamente pero su ejemplo seguira guiando el alma de esta nacion grande Latinoamerica y el pueblo nunca lo olvidara y tendra en el una inspiracion, que viva por siempre el comandante Chaves, pa lante venezolanos todos que la patria sea mas justa que nunca y que se cumpla su sueño de independencia e igualdad no permitamos que la oligarquia venda el pais otra vez, apoyemos a Nicolas y a Elias en la continuacion de ese bello proyecto que es la Revolucion Bolivariana, HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.

  • MARIELA CUZA dijo:QUE VIVA CHAVEZ EN LOS CORAZONES DE HOMBRES CON BUENAS INTENCIONES EN EL MUNDO
    POR SIEMPRE VIVIRAS CHAVEZ TE INSCRIBISTE EN EL LIBRO DE LA HISTORIA POR TODO LO QUE HICISTE LO QUE PENSASTE Y DEJASTE DE HACER POR TU RETIRADA PREMATURA
    MIL VECES GRACIAS COMANDANTE

  • Mirta Suárez Alfonzo dijo:Hasta siempre comandante para mi seguira siempre vivo

  • Juan Daniel Balcácer: El Duarte de Miguel Núñez

    De Juan Pablo Duarte solo se conoce una fotografía hecha en Caracas en 1873 cuando el patricio contaba con 60 años de edad.  A partir de esa imagen auténtica del Fundador de la República, la iconografía duartiana se ha enriquecido notablemente gracias a inestimables contribuciones de connotados exponentes de las artes plásticas nacionales y del extranjero.

    Desde finales del siglo XIX, y  también a lo largo de la pasada centuria, diversos artistas plásticos nos han legado espléndidas obras de arte en las que la faz de Duarte, casi siempre inspirada en la fotografía original, es reinterpretada con arreglo a diversas técnicas y perspectivas bajo la influencia de diferentes corrientes estéticas modernas.
    Al despuntar el siglo XXI, el joven maestro de las artes plásticas Miguel Núñez emprendió un vasto proyecto consistente en rescatar el rostro del ilustre prócer  inspirado en el auténtico retrato de Próspero Rey. A través de más de un centenar de obras de variados formatos, Miguel Núñez, además de conferirle un sentido más humano al rostro del patricio, nos presenta un Duarte despojado de la melancolía que exhibe su semblante en los años decadentes de su existencia: en fin, con esta obra tenemos un Duarte vivo, que revela cierta expresión de satisfacción por el hecho de haber fundado una República Dominicana independiente y soberana.
    El Duarte de Miguel Núñez es, pues, el Duarte maestro, el apóstol, el amante de los libros, el munícipe distinguido, el intelectual y el revolucionario preocupado por la liberación del pueblo de Santo Domingo, al que enseñó a valorar el significado histórico de nuestro nombre nacional, nuestro gentilicio: dominicano.
    Nuestras congratulaciones al maestro Miguel Núñez porque el conjunto de su obra sobre Juan Pablo Duarte, el más insigne de  los libertadores dominicanos, representa un patrimonio artístico de la nación dominicana y acaso el más sublime homenaje del artista al Fundador de la República en el marco de los festejos conmemorativos del bicentenario de su natalicio.
    Juan Daniel Balcácer
    Miembro Comisión Nacional para el
    Bicentenario del natalicio de Juan Pablo Duarte
    Publicado 1 minute ago por 

     

    El Pentagonismo y su amenaza real en Latinoamérica

    por José Suarez Danós

                                  PROFESOR JUAN BOSCH ANTILLANO Y ANTI IMPERIALISTA
    El 15 del presente se realizó en Caracas la entrega del “Premio Libertador al Pensamiento Crítico” en un acto cultural que es parte del legado humanístico dejado por el ex presidente venezolano Hugo Chávez.
    La premiación instituida en el año 2005 a través del Ministerio del Poder Popular Para la Cultura, tiene como propósito “reconocer la labor reflexiva de autores que han desarrollado una visión distinta a la mirada monolítica del pensamiento único”.
    La octava edición presidida por el mandatario venezolano Nicolás Maduro hizo entrega del “Premio Libertador” y cinco “Menciones Honoríficas” a obras e intelectuales que un jurado internacional determinó como merecedores para ello.
    El máximo galardón del evento fue otorgado en esta oportunidad al sociólogo e investigador argentino Atilio Borón por su obra “América Latina en la Geopolítica del Imperialismo”. Borón es Licenciado en Sociología de la Universidad Católica de Argentina, Magister en Ciencias Políticas de la FLACSO en Chile y Ph. D. en Ciencias Políticas de la Universidad Harvard en EE.UU…  Seguir leyendo

    QUERER ES PODER, ROBERT REYES VINO A EEUU A TRIUNFAR…

    Produce vinos en Estados Unidos quiere venderlos en su tierra

    Robert Reyes nació en Mao, y vivió hasta los 14 años en Villa Francisca, Distrito Nacional. Emigró a Estados Unidos, donde se hizo profesional. Hace varios años abrió su negocio Reyes Winery, en CaliforniaCuando el adolescente Robert Reyes vivía en la calle Caracas, del sector Villa Francisca del Distrito Nacional, no imaginaba que le esperaba una gestión exitosa como productor de vino de calidad en los Estados Unidos. Emigró a esa nación a los 14 años de edad, y hoy, 49 años después, quiere importar a su país sus bebidas para que sean catadas en su tierra.”Precisamente, organizadores de Taste Santo Domingo me han hablado de importadores que pueden estar interesados en traer los vinos”, dice Reyes, quien ansía conocer la producción de uvas dominicanas en Neyba.

    Todo comenzó por el gusto del vino de naranja que una tía preparaba en Mao, su ciudad natal. Así, este dominicano, de 63 años e hijo de una madre costurera, creció con un interés marcado por la enología.

    Compró hace 35 años un libro que explicaba cómo hacer vinos en casa, y empezó a elaborarlos a base de frutas. Cuando su economía lo permitió, adquirió unas 120 tareas de tierra en Agua Dulce, California, y empezó a cultivar un viñedo para producir vinos de consumo personal.

    Tras conseguir la licencia, fue hace dos años que inició la elaboración de vinos con finalidad comercial, y ya hoy exhibe varios premios que contabilizan 28 medallas.

    Sólo en 2011 ganó ocho galardones que incluyen dos medallas de oro, y el “Best in Class” con 95 puntos en el primer lanzamiento de los vinos tintos. En 2012 ganó 10 premios.

    “Nunca pensé que iba a tener una bodega de vinos, en realidad nunca lo pensé para fines comerciales. Esto ha sido un ‘hobby’ que se convierte en una empresa”, dice Reyes.

    Los vinos producidos por el dominicano son considerados ultra premium. Se degustan en restaurantes de California, y se venden en diferentes supermercados.

    Los precios van desde un vino blanco por US$16, un tinto en unos US$23, hasta un vino porto por US$30. ¿Cómo identificarlos? Llevan el sello de “Reyes Winery”, y en la etiqueta traen insertadas pinturas del viñedo de Reyes, creadas por él, pues también es un artista.

    Este emprendedor criollo hace gestiones para vender sus productos en la costa este de Estados Unidos, donde está la mayor parte de la diáspora dominicana.

    ¿Cuál ha sido el secreto de su producción vinícola? “La calidad de nuestro vino empieza en la viña, ya que es pequeña y yo le pongo personalmente muchísimo cuidado. Además, donde está nuestra viña es un terreno muy árido, tenemos poca agua y dos pozos en la propiedad. Pienso que por la falta de agua, las parras tienen que sufrir un poquito más para desarrollar su fruto, y la uva es muy pequeña, de una piel muy gruesa, de colores muy profundos, de sabores muy detallados, y son vinos muy robustos, que tienen su calidad única”, responde.

    La bodega de Reyes ya tiene acumulada vendimias de diferentes años. La más vieja es de 2009. “Del 2009 pueden quedarnos 15 o 20 mil botellas, de años subsecuentes puede ser que haya entre 20 o 30 mil; vinos por embotellar pueden haber 100 mil botellas. Ahora mismo tenemos un porto que ya tiene posiblemente siete años en el barril y de ese apenas nos quedan 25 barriles”, dice.

    Durante la entrevista con DL, realizada durante una visita que hizo recientemente al país, nos muestra una botella Merlot 2010, un vino que define afrutado, con sabores de cereza, especias, y que se aparea bien con un filete mignon. También un Chardonnay de 2011, con sabores de frutas tropicales, perdiéndose entre la guayaba, mango, piña y naranja.

    Reyes, un extranjero e hispano corredor de bienes raíces, asegura que entrar en los Estados Unidos al competitivo mundo de los vinos no le resultó difícil. “Nunca me sentí discriminado”, afirma.

    Como su educación superior y universitaria la completó en ese país, asegura que se integró “bien a la cultura americana”.

    “He tenido una disciplina y perseverancia en mi propia vida, y creo que como no veo muchísimas barreras delante de mí, mantengo una mente positiva, y básicamente las metas a las que me he dedicado en mi vida las he logrado”, dice.

    La aspiración inmediata que tiene trazada este criollo es vender sus productos en todo el territorio estadounidense y el quisqueyano. “Me interesaría muchísimo que a la República Dominicana se traigan estos vinos y que nuestro pueblo los conozca”, dice.

    Para aquellos dominicanos que se abren camino en tierras extranjeras, les asegura: “Todo se puede, y para mí, el secreto del éxito está en la perseverancia y la disciplina”.

    El viñedo de Reyes Winery está abierto al público los sábados y domingos, y está disponible por citas para visitas especiales.

    Más información puede encontrarse en reyeswinery.com

    TRADICIONES NAVALES: Glorias de la historia naval

    Español: Catedral de Santo Domingo.
    Español: Catedral de Santo Domingo. (Photo credit: Wikipedia)

     

    DELFINES QUE MUCHO SALTAN, VIENTOS TRAEN Y CALMA ESPANTAN

    Homero Luis Lajara Solá
    Especial para LISTÍN DIARIO

    Un episodio heroico del glorioso 1844 fue protagonizado por nuestro primer comandante de La Armada, almirante Cambiaso, navegando en una goleta que patrullaba nuestras costas en prevención de posibles ataques haitianos. Con su insignia de almirante debajo de la Enseña Tricolor, desplegadas con orgullo en el palo mayor de su buque, en una época donde servir a los intereses de la Patria era casi hacerse sagrado (Sácris-Fácere), avistó una escuadra inglesa que cursaba las aguas protegidas por la recién nacida Armada Nacional.
    La poderosa Armada Real, con sus majestuosos velámenes y potente artillería, iba rumbo a Jamaica. Los catalejos imperiales de cubierta avistaron con sorpresa y un dejo de curiosidad -por el tamaño de la embarcación- la insignia de almirante desplegada con gallardía en la nave dominicana, y continuaron su navegación, manteniendo la velocidad.
    Al ver el almirante de la Armada Dominicana que a su señorío de mando en aguas territoriales dominicanas no le rindieron los honores que el protocolo y la tradición marinera mundial demandaban, de inmediato, ordenó arriar (bajar) un bote -de los pocos a bordo-, envió un mensajero con un pliego, dirigido al almirante inglés, con esta histórica advertencia: “Si usted no rinde en mis aguas a mi insignia los honores de ordenanza, yo tendré el honor de irme a pique con mi barco”.
    “Vengo a abrazar al único almirante del mundo que ha detenido la escuadra de su majestad””
    Dijo el Almirante de la Royal Abilón al almirante Cambiaso.
    Sorprendido, el sofisticado almirante inglés de la poderosa Royal Abilón, al ver semejante osadía con rasgos de temeridad, pero brotando honor y dignidad, dispuso detener la marcha del numeroso convoy de guerra; engalanar los buques para ceremonia, y a la oficialidad vestirse de gran gala, para honores en formación; ordenó arriar un bote para ir a saludar personalmente- de almirante a almirante-, y decirle a nuestro jefe naval Cambiaso: “Vengo a abrazar al único almirante del mundo que ha detenido la escuadra de su majestad”.
    Rugieron imponentes los cañones, y sus ondas expansivas desbordaron los mares, al rendirle por primera vez en la historia los honores a un Almirante Jefe de Flota, en altamar, de una nación que navegaba sus primeras singladuras, bajo la soberana utoridad de su propia bandera.
    Goleta Leonor
    Otro episodio sobresaliente de nuestra historia naval lo protagonizó el bergantín goleta Leonor, que tuvo la honrosa designación -bajo el mando del comandante Juan Alejandro Acosta-, el 1ro de marzo de ese histórico 1844, de transportar una comisión presidida por el prócer Juan Nepomuceno Ravelo, a Curazao, para traer de regreso a la república que forjó al exiliado Padre de la Patria, general Juan Pablo Duarte y Diez.
    El histórico peregrinar de la Leonor no termina atracando en el puerto de Santo Domingo en marzo de ese glorioso año.
    Después de que la nebulosa de la intriga y el deshonor se disipó -se tuvo que esperar que el sable opresor de la dictadura, cuatro décadas después, honrara al egregio Patricio- se nombró una comisión para recibir en Caracas, Venezuela, los restos del gran general Duarte.
    Pero los planes de estar de regreso con el ilustre difunto, fueron frustrados; se contaba para tan solemne traslado con una compañía de vapores españoles que periódicamente efectuaba viajes intercoloniales, para que cuando la aurora de largos dedos repuntara el alba del 27 de febrero de 1884, los venerables restos del Patricio fueran depositados en el suelo que él con su sacrifico logró que fuera libre e independiente. Pero los azares del destino cambiaron los planes, los viajes se suspendieron, y la comisión quedó varada en Venezuela.
    Los aprestos continuaron y se logró conseguir una goleta holandesa con bandera curazoleña. Dicha nave, rauda, con viento a barlovento, logró hacer la travesía del puerto de La Guaira al de Santo Domingo, y arribar al país con los venerables restos, en la fecha indicada. El nombre de la goleta era: La Leonor, que había sido utilizada desde la estrategia de Duarte apoyando La Reforma haitiana. El comandante Juan Evertz sirvió entonces de enlace marítimo en las comunicaciones desde Los Cayos, y condujo también al general Carrié, depuesto presidente haitiano, a su destierro en Caracas.
    Esa histórica goleta, inmediatamente cumplió la misión de traer a Duarte al país; se le cambio el nombre por San José y prestó innumerables servicios a la causa separatista.
    A la goleta Leonor, se le cambió tres veces el nombre por: General Santana, 27 de Febrero y Capotillo. En el combate en las aguas sureñas haitianas de Los Cayos, en 1849, esta goleta fue uno de los buques nuestros que atacó en nuestra ofensiva naval, ordenada por el presidente Buenaventura Báez.
    Fue transitoriamente buque de guerra venezolano, con el ilustre nombre de Mariscal de Ayacucho (en alusión al mariscal Sucre), precisando que cada vez que esa histórica embarcación volvía a manos de su dueño original (los dominicanos), se le designaba como Cleopatra; atracando a su puerto final con el nombre que hizo perpetuar la estela épica de la gloria en las páginas de nuestra historia: La Leonor.

    Destierro de los Duarte

    Expulsan madre, hermanos, sobrinos del padre fundador de la Republica Duarte

     
    Escrito por: EUNICE LLUBERES (Especial para HOY)
     
    Los vientos políticos soplaban del mismo cuadrante y con igual intensidad siete meses después del destierro de Juan Pablo Duarte y sus compañeros. Pedro Santana sostenía su régimen despótico avasallando cualquier asomo de oposición con fusilamientos y medidas arbitrarias.
     
    A la sombra de leyes injustas, emanadas de la Constituyente que lo llevó al poder en noviembre de 1844, Santana creó comisiones militares para juzgar “a verdad sabida y buena fe guardada” a quienes “intranquilizaban” a la ciudadanía.
     
    Junto a Tomás Bobadilla, comenzaba a reescribir la historia borrando todo vestigio de Duarte y las ideas trinitarias.
     
    Los que recordaban al fundador de la nación se hacían sospechosos de traición.
     
    Los que buscaban el retorno de los exiliados trinitarios iban al paredón, como ocurrió a María Trinidad Sánchez, su sobrino Andrés Sánchez, Nicolás de Barías y José del Carmen Figueroa, fusilados el mismo día en que la República conmemoraba su primer año.
     
    Corrían el mismo riesgo los que recibían correspondencia del exterior.
     
    La coerción tocó las puertas de la familia Duarte el lunes 3 de marzo de 1845, mientras la casa despertaba a sus labores habituales. En medio de los rezos matinales, doña Manuela Díez recibió del Ministerio de Interior y Policía la siguiente comunicación:
     
    “Siéndole al Gobierno notorio por documentos fehacientes que es a su familia de usted una de aquellas a quienes se le dirigen del extranjero planes de contrarrevolución e instrucciones para mantener el país intranquilo, ha determinado enviar a usted un pasaporte, el que le acompaño bajo cubierta, a fin de que a la mayor brevedad realice su salida con todos los miembros de su familia, evitándose el Gobierno de este modo de emplear medios coercitivos para mantener la tranquilidad pública en el país”.
     
    Ecuanimidad. El edicto amenazante la turbó, pero acostumbrada a los altibajos de la fortuna, se dispuso a enfrentar lo inevitable con ayuda de sus hijas.
     
    Tenía 58 años y había sido la cabeza del hogar desde el fallecimiento de su esposo. Junto a él conoció los rigores del exilio en Puerto Rico, donde se instalaron en 1801 huyendo de la invasión de Toussaint Louverture a la parte española de la isla.
     
    Había sufrido con ecuanimidad las tribulaciones de un hogar envuelto en el remolino político de la época que le tocó vivir.
     
    Pasó los trances de ver a su segundo hijo perseguido y forzado al exilio en 1843. Sus aflicciones aumentaron con la prisión y el destierro de Juan Pablo, Vicente Celestino y Enrique, su nieto. En reclusión soportó el vituperio que recayó sobre Duarte por defender la integridad de la nación.
     
    A su “casa de amarguras” llegaron las palabras de Bobadilla en la Constituyente, donde comenzó a torcer los hechos, diciendo que Juan Pablo, “lejos de haber servido a su país, jamás ha hecho otra cosa que comprometer su seguridad y las libertades públicas”.
     
    Respaldo ciudadano. Sabiendo la injusticia que se cometía, el clero y ciudadanos influyentes trataron de que el régimen revocara la medida. Varios comisionados apelaron a Bobadilla, quien se cerró a toda consideración.
     
    Su paranoia política lo llevó a decir que la orden no podía ser cambiada porque “al Gobierno le consta que las hermanas de Duarte fabricaron balas para la Independencia de la patria, y quienes entonces fueron capaces de tal empresa, con más razón no dejarán ahora de arbitrar medios para la vuelta del hermano que lloran ausente”.
     
    Preparada para manejar lo inapelable, doña Manuela vendió sus últimas posesiones en Santo Domingo. Mientras iniciaba los preparativos de su salida, el Gobierno colocó un batallón de soldados frente a la casa, igual que hizo el general Charles Hérard Riviére dos años antes.
     
    Un apoyo le llegó del que menos lo esperaba. El jefe de las tropas había formado parte del ejército que Duarte comandó en el Sur. El coronel Matías Moreno recordaba a Juan Pablo con afecto, y conservaba en recuerdo una de sus charreteras de general.
     
    El oficial se acercó a doña Manuela con la excusa de comprar los muebles que vendía, para asegurarle que haría de guardián, no de carcelero. Prometió evitarle vejaciones, la alertó respecto a un vecino, espía del Gobierno, y recomendó que nadie saliera hasta la partida.
     
    Exilio perpetuo. La familia esperó dos semanas el momento de embarcar. Su marcha en la goleta inglesa Henry King coincidió con la celebración de la primera batalla por la Independencia.
     
    Doña Manuela, sus hijas Rosa, Filomena y Francisca; Manuel, el menor de los varones, y cuatro nietos, se alejaron en la tarde del 19 de marzo, escuchando el bullicio de las fiestas que recordaban el triunfo dominicano.
     
    Pasaron siete días en alta mar sobrellevando el golpe del desarraigo, tensos por el cambio y la incertidumbre del porvenir. Rosa cortó los lazos con su novio, Tomás de la Concha, quien terminó siendo fusilado por Santana en 1855.
     
    El 25 de marzo, los Duarte se reunificaron en el muelle de La Guaira, puerta de entrada a Venezuela. María, Ignacia, Romualdo, Ricardo y Wenceslao volvían a la tutela de su padre Vicente Celestino.
     
    Juan Pablo abrazó a su madre y hermanos, mientras legaba “a ese Dios de justicia el castigo a tanta iniquidad…”.
     
    De nuevo, se culpaba por las desgracias que sufrían, aunque ninguno lo recriminó. Lo amaban incondicionalmente, y estaban conscientes de la magnitud de su rol en la Independencia.
     
    Duarte y Vicente Celestino trabajaron varios años reconstruyendo las finanzas de la familia, que echó raíces en Caracas, y nunca volvió al suelo natal.
     
    Los Duarte-Díez en el exilio
     
    Doña Manuela Díez y los hijos desterrados junto a ella murieron en Caracas, Venezuela, sin volver a su patria. Algunos terminaron viviendo más tiempo en ese país que en el suyo.
     
    Rosa Duarte (1820-1888) tenía 25 años cuando llegó a tierra venezolana, donde pasó 43 años.
     
    Su hermano Manuel (1826-1890) vivió 45 años en Caracas, y 19 en Santo Domingo. María Francisca, cuya fecha de nacimiento se desconoce, murió en 1889, tras un exilio de 44 años.
     
    Filomena (1818-1865) fue la que mayor tiempo de su vida pasó en su país. Contaba 27 años al ser desterrada, y pasó dos décadas en Venezuela.
     
    La madre de los Duarte-Díez vivió trece años en el exilio. Nacida en El Seibo el 26 de junio de 1786, falleció a los 72 años el 31 de diciembre de 1858.
     
    De Vicente Celestino, quien jugó un rol importante en la Independencia, se desconocen las fechas de nacimiento y muerte.
     
    LOS VALORES
     
    1. Ecuanimidad
     
    La ecuanimidad es el camino al equilibrio y la paz mental. Es posible mantener un ánimo estable ante el pesar o la alegría, el insulto o el elogio cuando se ejercita con constancia este valor. La madre de Duarte y sus hermanas enfrentaron las dificultades con serenidad de espíritu, y de ese modo se colocaron por encima de los acontecimientos. 
     
    2. Amor incondicional
     
    La familia de Juan Pablo lo amó sin esperar nada a cambio. Sus integrantes vivieron este valor desde el corazón. Aceptaron sus acciones sin cuestionar sus luchas.
     
    Lo quisieron en sus triunfos y asumieron junto a él las severas consecuencias de sus reveses. El de la familia Duarte-Díez fue un amor sin condiciones, del que estuvieron ausentes los miedos, los dolores, las culpas y las recriminaciones.
     
    3. Comunidad
     
    “Con un fraile no puede nadie, con dos ni Dios, con una comunidad ni la Santísima Trinidad”. El aforismo no está descaminado. En sociedad lo imposible es posible. La comunidad levanta puentes de colaboración, crea lazos de confianza y de servicio. Media y ofrece apoyo como hicieron ciudadanos al decretarse el destierro de los Duarte.
     
    La cooperación nos convierte en agentes proactivos para resolver problemas de seguridad, de higiene, de servicios. Si practicáramos a todos los niveles este valor social, romperíamos “el arraigado hábito de esperarlo todo del Gobierno”, observado por Ulises F. Espaillat y Pedro Francisco Bonó hace más de siglo y medio.

     

    Chávez, su humanismo y sensibilidad

    481719_10151287849269648_682824039_n

    “No podemos hablar en pasado: Hugo Chávez es  un hombre de una sensibilidad y humanismo extraordinarios”, indica el doctor Pedro F. Llerena Fernández, director general del Centro Internacional de Salud La Pradera y coordinador del Programa de Atención Médica a Pacientes Venezolanos en Cuba.

    Testigo excepcional de los desvelos del líder bolivariano por la salud de su pueblo, nuestro entrevistado dice que lo vio siempre luchar sin descanso para remediar (erradicar) la secular injusticia social prevaleciente en su país hasta el triunfo de su revolución, muy en especial por el derecho a la salud de sus compatriotas. En reiteradas ocasiones visitó La Pradera y en no pocas oportunidades llamaba telefónicamente incluso para conocer de forma puntual la evolución de algún paciente ingresado en estado crítico.

    Recuerda Llerena que en una ocasión le dijo: Comandante, lo que los cubanos hacemos es poner un “granito de arena” en favor de la salud de los venezolanos”. A lo que respondió: “Es algo más: es una obra de amor por la cual viviremos eternamente agradecidos”.

    Desde el 30 de noviembre del año 2000 en que se inició este programa, hasta la fecha, han recibido atención médica en La Pradera 30 mil 050 pacientes venezolanos, que han sido acompañados a nuestro país por 24 mil 544 familiares.

    JOSÉ A. DE LA OSA