China cierra acuerdo en Frankfurt y el yuan se consolida como divisa mundial

Europa representa el 10 por ciento del comercio global en yuanes y los pagos en esta moneda se han duplicado en el Reino Unido y Alemania en lo que va del año de acuerdo a los datos de la Sociedad de Telecomunicaciones Financieras Interbancarias (SWIFT, por sus sigas en inglés). Un tercio de todas las transacciones a nivel mundial (más de 1,3 billones de dólares), es procesada por el Banco de China, de acuerdo a su presidente Chen Siqing. De ahí que el sistema de compensación inaugurado en Frankfurt sea importante para la optimización del comercio entre China y Europa.

Alemania y China habían acordado a fines de marzo establecer en Frankfurt un centro financiero para los negocios en yuanes. La operación fue inaugurada ayer con motivo de la visita del presidente del Banco de China, Chen Siqing, a Frankfurt. Para el Banco de China el principal objetivo es promover la internacionalización del yuan y gestionar el intercambio económico en esta moneda con Europa.

En los próximos días el Banco de China firmará los acuerdos detallados sobre el uso de este banco de compensación que comenzará a operar en septiembre. El establecimiento de centros de negocios en yuanes fuera de Asia es clave para China, que ya realiza transacciones en yuanes con varios países asiáticos. Con este nuevo centro de negocios en yuanes en el corazón de Europa, China da un duro golpe al dólar que comienza lentamente a perder su hegemonía económica de 70 años. Fue con los acuerdos de Bretton Woods, en 1944, que el dólar se alzó como la principal moneda de reserva y la divisa para el comercio internacional. El dólar es el principal producto de exportación de Estados Unidos y con este nuevo avance del yuan chino comienza a vivir el ocaso de su historia.

 

Anuncios