Todas las entradas por EL PROFESOR

El Profesor: es un espacio para el estudio, análisis,discusión,debate y reflexión de las ideas en el ámbito político, económico,social,cultural desde una perspectiva histórica y tomando como referente el pensamiento ético,humanista y patriótico del profesor Juan Bosch, Juan Pablo Duarte y el General Gregorio Luperon

Historia del mundo en dos horas

Anuncios

El estrés nos deja sin memoria

El estrés nos deja sin memoria y encoge nuestro cerebro

Los niveles altos de cortisol, una hormona producida por el estrés, parecen predecir la función cerebral, el tamaño del cerebro y el rendimiento en pruebas cognitivas”. Son palabras del doctor Sudha Seshadri, profesor of neurología en el UT Health de San Antonio, y director de un estudio publicado en el diario médico Neurology sobre cómo afecta el estrés al cerebro.
Sus conclusiones son claras: afecta, y mucho. El doctor Seshadri asegura que se han encontrado “pérdidas de memoria y disminución del tamaño del cerebro en personas relativamente jóvenes mucho antes de que se pudiera ver ningún síntoma, por lo que nunca es demasiado pronto para preocuparse por reducir el estrés”.

Formas de huir del estrés: masajes en el bosque
Masajes antiestrés al aire libre en contacto con la naturaleza, sumergida en los aromas de los bosques centenarios y viajando a través del canto de los pájaros. ¿Te apuntas?

El estudio demuestra que las glándulas suprarrenales producen más cortisol cuando nos encontramos ante situaciones de peligro o en alerta y esa hormona ataca directamente a funciones de nuestro cuerpo que nos deberían ayudar a avanzar en esas situaciones. Cuando superamos una crisis, los niveles de cortisol caen y el cuerpo se recupera, pero si la tensión no pasa, el cuerpo funcionará mal provocando ansiedad, depresión, dolores de cabeza, problemas de sueño y, además, pérdida de memoria.

Los expertos alertan de la importancia y la vulnerabilidad del cerebro en estas ocasiones. En declaraciones que recoge la CNN, el director de programas científicos Keith Foley señala que “el cerebro es un órgano hambriento ya que necesita una enorme cantidad de oxígeno y nutrientes para conservarse en buen estado y funcionar correctamente. Por lo tanto, cuando el cuerpo necesita echar mano de ellos para luchar contra el estrés, hay menos recursos en el cerebro”.

Pérdida de memoria y de cerebro
Para realizar el estudio, los investigadores contaron con dos mil personas, de 48 años de media y sin aparentes síntomas de demencia, a las que realizaron todo tipo de pruebas físicas y cognitivas en el cerebro. Ocho años después, las pruebas se repitieron y los resultados se analizaron, teniendo en cuenta los factores de edad, sexo, masa muscular y si eran fumadores.

El estudio demostró que las personas con más niveles de cortisol eran los que tenían una mayor pérdida de memoria, algo que no sorprendió al doctor Seshadri: “Si tienes niveles más altos de cortisol es que, probablemente, estás estresado y, por tanto, tienes más dificultades para completar tareas cognitivas”.

Lo sorprendente en este caso es cómo el estrés afectaba al tamaño del cerebro. Los altos niveles de cortisol se asocian a daños en las partes del cerebro que están encargadas de mover información entre los dos hemisferios cerebrales. Y, es más, esos altos niveles de la hormona del estrés provocaban que el tamaño del cerebro en esas personas fuera más pequeño comparado con aquellas que mostraban niveles normales de cortisol.

Lo más curioso es que ese problema parece afectar mucho más a las mujeres que a los hombres. El doctor Richard Isaacson, de la Clínica de Prevención del Alzheimer del hospital Weill Cornell Medicine y que no participó en el estudio, lo achaca a que “el estrógeno incrementa los niveles de cortisol y el 40 % de las mujeres que participaron en el estudio estaban recibiendo un tratamiento hormonal”.

Ya sabíamos que el ejercicio es saludable para nuestra salud física y mental. Ahora podemos añadir que la meditación y controlar el estrés nos ayudarán a prevenir la demencia en el futuro.

Creer o no creer

Miguel de Unamuno: Creer o no creer

Por Kintto Lucas*

 

 

 

 

 

 

 

Miguel de Unamuno vivió una profunda contradicción filosófica durante toda suexistencia: creer, o no creer, en Dios. Si William Shakespeare se preguntó -por intermedio de Hamlet- “ser o no ser”, podríamos decir que Miguel de Unamuno vivió la contradicción entre “creer o no creer”.

“Ser o no ser, ésa es la cuestión”, frase pronunciada por Hamlet coloca, en el centro de la obra, la lucha interior del personaje entre la vida y la muerte. Es una dura contradicción interior: resolver si es de mayor nobleza seguir su destino de  riquezas y lujos o suicidarse, y  terminar así con sus penas.

Unamuno, en cambio, coloca en el centro de su vida -y lo traslada a su obra-, la lucha entre racionalidad y espiritualidad que se libra en su interior. En el curso de esa batalla diaria va cambiando su visión, de acuerdo con la realidad cotidiana. Un día, los avatares de su vida lo llevan a ser creyente, y otro a declararse ateo o querer serlo, como parte de una crisis existencial unida a otra crisis, de similar naturaleza, provocada por la duda permanente de no sentir que su obra poética es reconocida. Con ambas convivirá hasta su muerte y se reflejará en su obra.

La crisis sobre la falta de reconocimiento poético tal vez la generó el hecho de que la mayor parte de su poesía fue escrita después de los cuarenta años. Ello se evidencia -en su respuesta a una carta del escritor uruguayo Juan Zorrilla de San Martín-, al analizar su creación poética.

“Yo apenas escribí versos hasta pasar de los treinta años, y la mayoría de ellos, la casi totalidad, después de traspuestos los cuarenta […]. Son poesías de otoño no de primavera.» (Carta a Zorrilla de San Martín, 1906).

La crisis sobre la creencia en Dios tal vez se generó en su propia filosofía de vida y, dentro de ella, en su visión sobre la religión desarrollada en su ensayo Mi religión:

La batalla entre racionalidad y espiritualidad caracteriza la vida y la obra del escritor español cuya visión en torno a esa dualidad va cambiando día a día.

Nadie ha logrado convencerme racionalmente de la existencia de Dios, pero tampoco de su no existencia; los razonamientos de los ateos me parecen de una superficialidad y futileza mayores aún que los de sus contradictores. Y si creo en Dios, o, por lo menos, creo creer en Él es, ante todo, porque quiero que Dios exista; después, porque se me revela, por vía cordial, en el Evangelio y a través de Cristo y de la Historia. Es cosa de corazón. Lo cual quiere decir que no estoy convencido de ello como lo estoy de que dos y dos hacen cuatro. (Unamuno, pp.4, 1907)

Ambas crisis existenciales se hacen evidentes en su obra poética, y en particular en los poemas Id con Dios (1907) y La oración de un ateo (1910). En Id con Dios,desde el primer verso se evidencian sus dudas sobre Dios y su creación poética: “Aquí os entrego, a contratiempo acaso / flores de otoño, cantos de secreto”. (Unamuno, s.p. 1907).

En un solo verso, Unamuno entrega a Dios su obra poética, de la cual duda por haber surgido en el otoño de su vida (“flores de otoño”), como le dijera a Zorrilla de San Martín un año antes. En este poema suyo se muestra tan creyente en Dios, que llega al punto de poner en sus manos el reconocimiento o el olvido de su poesía.

Les pongo en el camino de la gloria

o del olvido; hice ya por ellos

lo que debía hacer; que por mí hagan

ellos lo que me deban, justicieros.

(Unamuno, s.p. 1907).

También sus versos son una forma de provocar a Dios para que demuestre su existencia, haciendo que se reconozca una poesía que vino con él (“con Él vinisteis”). Se evidencia, además, una lucha entre racionalidad y espiritualidad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Idos con Dios, pues con El vinísteis

en mí a tomar, cual carne viva, verbo,

responderéis por mí ante Él, que sabe

que no es lo malo que hago, aunque no

quiero,

sino vosotros sois de mi alma el fruto;

vosotros reveláis mi sentimiento,

¡hijos de libertad! y no mis obras

en las que soy extraño sino siervo;

no son mis hechos míos, sois vosotros,

y así no de ellos soy, sino soy vuestro.

(Unamuno, s.p. 1907).

En La oración de un ateo cuestiona a Dios y muestra el conflicto interior sobre su existencia. Ello se vincula con el conflicto sobre su propia existencia y la del ser humano, que de alguna forma se esbozaba en Id con Dios. El conflicto entre racionalidad y espiritualidad se mantiene. Por un lado recurre a él y por otro dice que es solo una idea, una creación del ser humano.

Sin embargo, en contraposición, coloca su propia existencia en la existencia de Dios y parece rogarle que demuestre la de él. Como señalaba antes, al parecer los avatares de su vida lo hacen vivir en la duda entre creer o no creer. Está sufriendo y niega a Dios pero recurre a él. Es una representación de la cotidianidad de muchos creyentes quienes, en sus momentos difíciles, niegan a Dios porque no los ayuda, pero a la par ruegan que los ayude. Unamuno representa ese sentimiento insuflando a su poesía un contenido filosófico sobre la existencia.

“Mi religión es buscar la verdad en la vida y la vida en la verdad, aun a sabiendas de que no he de encontrarlas mientras viva”, afirmaba.

¡Qué grande eres, mi Dios! Eres tan grande

que no eres sino Idea; es muy angosta

la realidad por mucho que se expande

para abarcarte. Sufro yo a tu costa,

Dios no existente, pues si Tú existieras

existiría yo también de veras.

(Unamuno, pp.4, 1907)

En otros párrafos del ensayo Mi religión, el escritor desarrolla un poco más sus dudas sobre el tema.

En el orden religioso apenas hay cosa alguna que tenga racionalmente resuelta, y como no la tengo, no puedo comunicarla lógicamente, porque sólo es lógico y transmisible lo racional. Tengo, sí, con el afecto, con el corazón, con el sentimiento, una fuerte tendencia al cristianismo sin atenerme a dogmas especiales de esta o de aquella confesión cristiana. (Unamuno, pp.4, 1907)

Y bien, se me dirá, “¿Cuál es tu religión?” Y yo responderé: mi religión es buscar la verdad en la vida y la vida en la verdad, aun a sabiendas de que no he de encontrarlas mientras viva… (Unamuno, pp.4, 1907)

Más allá de ciertas diferencias remarcadas, las dos poesías son un ejemplo de toda la obra de Miguel de Unamuno, en la que se presenta una permanente lucha interior entre existir y no existir, ser racional o espiritual, creer o no creer.

ag/kl

 

*Periodista y escritor ecuatoriano-uruguayo.

 

Kintto Lucas

Lucas, Kintto

Periodista y escritor ecuatoriano-uruguayo. Fue vicecanciller de Ecuador entre 2010 y 2012 y embajador de Uruguay para Unasur, Celac y Alba en 2013. Premio Lationamericano de Periodismo José Martí 1990. Es autor de más de quince libros, entre otros, Rebeliones Indígenas y Negras en América Latina, Mujeres del Siglo XXLa rebelión de los indiosApuntes sobre fútbolCon sabor a gol -fútbol y periodismo- y El arca de la realidad –de la cultura del silencio a Wikileaks-.

Los más leídos

Bibliografía:

-Shakespeare, William. “Hamlet”, Biblioteca Virtual Universal

-Unamuno, M. de (1907): “Mi religión”, en Mi religión y otros ensayos: http://www.ensayistas.org/antologia/XXE/unamuno/

-Unamuno. M. de (1907): “Id con Dios”, UNIBA.

-Unamuno. M. de (1910): “La oración del ateo”, UNIBA.

___ (1932): “Poética”, en Poesía española. Antología (1915-1932), selección de Gerardo Diego, Madrid, Signo.

___ (1906): Carta a Juan Zorrilla de San Martín (1906), en Correspondencia de Zorrilla de San Martín y Unamuno, Instituto Nacional de Investigaciones y Archivos Literarios, 1955.

___ (1904): “Intelectualidad y espiritualidad”, en La España Moderna, III.

– Darío, R. (1909): “Unamuno, poeta”, La Nación, Buenos Aires (mayo de 1909): http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/el- modernismo-y-otros-textos-crticos- 0/html/fee0d3b4-82b1-11df-acc7- 002185ce6064_3.html

– Díez R., M. (2010): “Unamuno y Rubén Darío”, Letralia, no 232 (17-5-2010), año XV, Venezuela: http://www.letralia.com/232/articulo02.htm

– López, J. (1985): “Personalidad lírica”, en Unamuno, Madrid, Júcar, pp. 53-86.

– Valverde, J.M. (1977): “Introducción” a Unamuno, M. de, Antología poética, Madrid, Alianza, pp. 7-16.

El capitalismo financiero: nuevo amo

Mesa de Análisis y Desarrollo

“El capital no tiene patria”, decían Marx y Engels hace 150 años. No se equivocaban. El desarrollo del capitalismo mostró la profundidad de esa verdad.

El capital (que no es sino trabajo acumulado) se desenvuelve más allá de nacionalismos, sentimentalismos o preferencias subjetivas. Lo mueven leyes propias basadas en la acumulación y su reproducción, por lo que su tendencia “natural” es expandirse. Ahí no hay patriotismos que valgan: sus reglas de juego son frías relaciones de oferta y demanda, de pérdida y ganancia. Las pasiones nacionalistas salen sobrando.

Es delito robarse un banco, pero más delito aún es fundarlo”.

Bertolt Brecht

Así, de ese modo, el inicial capitalismo europeo –surgido en el Renacimiento y que toma su mayoría de edad con la Revolución Industrial inglesa y la Revolución Francesa de 1789– nunca dejó de crecer y expandirse. Primero, globalizando…

Ver la entrada original 1.977 palabras más

A 55 años del golpe de estado a Bosch

Mesa de Análisis y Desarrollo

A 55 años del golpe de estado contra Bosch y la democracia dominicana

A finales de septiembre de 1963, más precisamente el 25 del mes, se produce un golpe de estado en suelo dominicano. Las fuerzas militares irrumpen en el Palacio de Gobierno de la ciudad capital y apresan al presidente elegido constitucionalmente un año antes.

“Solamente gente muy ignorante, absolutamente ignorante en cuestiones políticas puede creer de buena fe que en nuestro país puede haber un gobierno comunista, y además sólo se atreven a decirlo los que sabiendo que dicen mentira usan la maldad, la mala fe, y el engaño para defender privilegios. Quieren repartirse las tierras y las industrias y los negocios -que Trujillo- le robó al pueblo, y eso es lo que hay en el fondo de las acusaciones que se nos lanzan, que ellos están seguros que si nosotros vamos al…

Ver la entrada original 839 palabras más

El principio del fin

Mesa de Análisis y Desarrollo

Inversores en Nueva York

El principio del fin: en 2020 se nos vendrá encima otra crisis económica

Lucas Jackson

2020 no será un buen año para la economía. El mundo se topará de nuevo con tal inestabilidad en los bancos de inversión estadounidenses que no tardaremos en entrar de lleno en otra crisis, según advierte JPMorgan Chase. ¿En qué se están basando los peores temores y cuáles son las posibilidades de que finalmente se materialicen?

Una década después del colapso de Lehman Brothers que provocó aquella estrepitosa caída en los mercados financieros y toda una serie de medidas de emergencia que todavía se hacen sentir, los estrategas de JPMorgan Chase se han basado en un modelo con el que han pretendido calcular el momento y el nivel de gravedad de la próxima crisis financiera. El 2020 es el año elegido.

Los datos los han calculado en función de lo que ha durado la expansión…

Ver la entrada original 673 palabras más

La crisis civilizatoria y el papel de la ética

Mesa de Análisis y Desarrollo

Frei Betto, Alai

En griego, ethos significa casa en el sentido amplio de hábitat del ser humano, tanto en lo relativo a la naturaleza como a la vida social. Ethoses una casa en construcción, y en ella el ser humano se pregunta por el sentido de sí mismo, por el rumbo y el objetivo del proyecto que asume. La ética es, pues, un proceso mediante el cual conquistamos nuestra humanidad y construimos nuestra casa, o sea, nuestra identidad como persona (ser político) y como clase social, pueblo y nación.

La humanización de sí, de los otros y del mundo es un permanente “llegar a ser”, según el punto de vista apuntado por Teilhard de Chardin: cuanto más nos espiritualizamos, más nos humanizamos. Y nuestra espiritualización es una cuestión ética antes que una opción religiosa.

El ser humano tiene dos actitudes posibles ante la vida: vivir de la tradición o…

Ver la entrada original 2.973 palabras más

El Origen del Neoliberalismo

Mesa de Análisis y Desarrollo

A 60 años de la “invención” del Neoliberalismo

En abril de 1947 a las faldas del Mont Pèlerin, en los Alpes Suizos, Friedrich von Hayek y Milton Friedman reunieron a un nutrido grupo de intelectuales de derecha para expresar su repudio al New Deal y el keynesianismo que en ese momento dominaba el mundo económico.

El objetivo de Hayek, Friedman y la treintena de empresarios y políticos convocados, entre los que se contaba Karl Popper -quien acababa de publicar La Sociedad Abierta y sus Enemigos-, era sentar las bases ideológicas para una reducción del aparato estatal que con la revolución del economista británico John Maynard Keynes había cobrado un nuevo ímpetu en el liderazgo del desempeño económico.

A Hayek le molestaba la presencia del keynesianismo por su posibilidad de llegar a establecer y legitimizar al socialismo, lo que constituiría un verdadero camino de servidumbre para el mundo civilizado. Su…

Ver la entrada original 1.149 palabras más

Adam Smith y el origen de la teoría económica

Mesa de Análisis y Desarrollo

Adam Smith, es quizá el más famoso economista del mundo, de hecho, es considerado el padre de la economía moderna al ser el autor intelectual de una teoría que combina la historia, la naturaleza humana, la ética y el desarrollo económico de manera ejemplar. Este autor nació en 1723 en la pequeña ciudad escocesa de Kirkcaldy, justo al norte de Edimburgo, y fue el hijo único de un padre que murió pocos meses antes y de una madre que vivió hasta los noventa años.

A los 14 años, Adam Smith obtuvo una beca para estudiar en la Universidad de Glasgow y más tarde otra para la Universidad de Oxford. Fue uno de los filósofos más importantes de su época y pronunció conferencias sobre ética, teología natural, jurisprudencia y economía política. Fue discípulo de Frances Hutcheson, amigo de David Hume y Francois Quesnay, y consta que sus discípulos viajaban de varios…

Ver la entrada original 1.523 palabras más

Razón EEUU no invade Venezuela

Soldados del Método Táctico de Resistencia Revolucionaria

La razón por la que Estados Unidos no invade Venezuela (vídeo)

© Sputnik / Jose Negrón Valera

Venezuela planteó que el mundo castrense no estaría separado del resto de la sociedad, sino que sería parte integral de ella.

En 1990, el periodista Stanley Karnow, viaja a Vietnam para entrevistar al mítico general Vo Nguyen Giap, jefe militar responsable de la derrota del Ejército francés y estadounidense durante las guerras de Indochina (1946-1954) y Vietnam (1955-1975).

La Guerra de Vietnam
© SPUTNIK /

La visita de Karnow estuvo motivada por su afán de comprender una interrogante que ha sido largamente estudiada en el mundo militar: ¿cómo una nación agraria y tecnológicamente inferior como Vietnam aplastó a los ejércitos más poderosos del mundo?

Esta semana me encamino hacia las canchas de entrenamiento de los soldados del Ejército Bolivariano de Venezuela, donde investigo en detalle lo que parece convertirse en la respuesta que ha dado la nación suramericana a dicha cuestión: el Método Táctico de Resistencia Revolucionaria (MTRR).

https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fsputnik.mundo%2Fvideos%2F550478835395896%2F&show_text=0&width=660

Romper con la doctrina norteamericana

En Venezuela, con la llegada al poder del ex presidente Hugo Chávez, comenzó un proceso de reflexión sobre la estructura general, cosmovisión y espíritu de las Fuerzas Armadas. Desde el primer momento, planteó que el mundo castrense no estaría separado del resto de la sociedad, sino que sería parte integral de ella, a través de una novedosa fórmula: la unión cívico-militar.

A medida que avanzaba su proyecto político y se enfrentaba a los desafíos planteados por el golpe de Estado de 2002 y el paro petrolero de 2002-2003, ambos alentados por Estados Unidos, Chávez vislumbraba la necesidad de transformar la concepción de la defensa integral de la nación y para ello recurrió a las doctrinas que le dieron la victoria al Ejército vietnamita no una, sino dos veces.

Tema relacionado: Golpe de Estado a Chávez nos enseñó que nadie puede subestimar al pueblo

​A Venezuela, comentaba el propio Chávez en 2009, “tenemos que convertirla en un país inexpugnable, blindado por todos lados, por dentro y por fuera, y para ello es necesario darle vida y forma a la doctrina de la guerra de todo el pueblo. Todos somos soldados”.

​Esta filosofía militar se convirtió en punta de lanza de la reorganización de toda la estructura castrense, así como también de sus formas de lucha. Sin embargo, el camino no resultaba del todo sencillo, debido a la influencia que ejerció Estados Unidos en Venezuela, tal y como explica el coronel Frank Zurita, responsable del grupo de trabajo del MTRR.

El logo de Método Táctico de Resistencia Revolucionaria
© SPUTNIK / JOSE NEGRÓN VALERA
El logo de Método Táctico de Resistencia Revolucionaria

Con estudios militares en Francia, este coronel pudo absorber las reflexiones europeas sobre la derrota de ese país en la guerra de Indochina e incluso Argelia, y entender por qué la aplicación de la doctrina de Nguyen Giap podría resultar fatal para las pretensiones hegemónicas de Estados Unidos en Suramérica.

Támbién: El imperio agota recursos para doblegar a Venezuela

“El objetivo principal del MTRR es enseñar a los venezolanos a combatir en colectivo. Hasta hace muy poco, por culpa de la misión norteamericana, quien supervisaba todos los entrenamientos en Venezuela hasta la llegada del comandante Chávez, fuimos inducidos a combatir en forma individual, al estilo de las películas de Hollywood. De esa forma, no íbamos a ganar ningún conflicto. El método busca enseñar a los venezolanos que no pueden pelear solos, sino que deben formar una masa con conciencia que actúe como una gran maquinaria. Está diseñado no solamente para jóvenes militares con experiencia, sino para formar fácilmente a las comunidades”, explica.

Al tiempo que lo escucho, arropado por el sonido de la metralla de fogueo, viene a mi mente Thomas Barnett, estratega del Pentágono a quien suelo citar debido a que en 2005 confesaba sin filtros cuál es el problema estratégico al que se enfrenta Estados Unidos.

Para Barnett, el poderío militar de esa nación solo sirve para “acceder a los campos de batalla”, lograr una victoria táctica, pero no necesariamente una militar o política. Esa “fuerza Leviatán” solo les sirve para la doctrina de shock de la primera y cruenta etapa de intervención sobre un país. Sin embargo, lo que preocupa a Barnett es que Washington es “terriblemente ineficiente” a la hora de manejar la segunda etapa.

“Creo que tenemos una capacidad sin par para hacer la guerra. A eso lo llamo fuerza Leviatán. Lo que necesitamos es construir una fuerza para todo lo demás: lo que llamo los administradores de sistema (…) Este es el secreto sucio de la Fuerza Aérea: se puede ganar bombardeando, pero necesitas muchos de estos tipos en el terreno para ganar la paz”, analiza Barnett.

Lo que ha podido visualizar Barnett, es que el Pentágono sigue sin poder ganar en la etapa que se abre luego de los bombardeos masivos: “se nos hace difícil acceder al espacio de transición que naturalmente debe seguir y crear el espacio de paz que nos permita terminar”.

Es no poder resolver esa fase en una posible intervención contra Venezuela, a lo que teme el “imperio más genocida, destructivo y poderoso que ha conocido la historia de la humanidad”, a decir del ministro de Defensa venezolano, general en jefe Vladimir Padrino López.

La importancia de las raíces

El propio Padrino López ha promovido el Método Táctico de Resistencia Revolucionaria, como una estrategia disuasiva ante las amenazas que se ciernen sobre el país.

Soldados del Método Táctico de Resistencia Revolucionaria
© SPUTNIK / JOSE NEGRÓN VALERA
Soldados del Método Táctico de Resistencia Revolucionaria

“He visto una innovación que me agrada como soldado, y que permite perfeccionarnos en la táctica, desplazamiento, en lo individual y lo colectivo. No cuesta nada, es económico y no requiere infraestructura”, ha señalado el ministro de Defensa, quien además ha ordenado la masificación del método.

El coronel Zurita, por su parte, recalca que para implementar el programa solo se requiere el deseo de defender a la Patria. Apunta que se encuentra adaptado a la idiosincrasia del venezolano y responde a “su sangre Caribe”.

Su referencia hace que evoque una anécdota que relataba Chávez, a propósito de una carta enviada por un teniente general español, Pablo Morillo, al Rey Fernando VII.

Ante su incapacidad de derrotar al Ejército del Libertador Simón Bolívar, Morillo reconoció: “Su majestad, es que no son ningunos salvajes. Si usted me da un (José Antonio) Páez y cien mil llaneros de Guárico, Apure y Barinas, le pongo a Europa completa a sus pies”.

Morillo se asombraba por la capacidad de lucha de los venezolanos durante la cruenta Guerra de Independencia: “Estos cabalgan sus caballos sin sillas de montar, sin equipamiento y no requieren botas, pues andan descalzos (…) es una gente vigorosa, valiente. Comen cualquier cosa, no tienen hospitales, ni gastan vestido”.

El teniente general refería además que el venezolano “en su propio país es una horda feroz, y si se dirige bien, nos va dar qué hacer por mucho tiempo, y será necesario sacrificar muchos soldados y muchos tesoros para reducirlo a la obediencia”.

Además: Maduro insta a recordar a Chávez “con alegría, tambores y cantos”

El general Nguyen Giap le respondería al comandante español que “en la guerra, hay dos factores: los seres humanos y las armas. En última instancia, sin embargo, son los humanos el factor decisivo. ¡Seres humanos! ¡Seres humanos!”. Es ese el centro de gravedad, al que apunta el Método Táctico.

Los próximos desafíos de Venezuela

A pesar del temor de Estados Unidos de que Venezuela pueda convertirse “no en uno, ni dos, sino tres Vietnam”, tal parece que su opción más conveniente es usar a sus socios en el continente para una arremetida bélica.

El 14 de septiembre, la cancillería colombiana denunciaba una supuesta incursión de militares venezolanos en su territorio. También, el secretario de la OEA, Luis Almagro, en un acto sin precedentes llamaba a realizar una intervención contra Venezuela.

​Aunque 11 países del llamado Grupo de Lima aparentemente se habrían negado a respaldar la amenaza bélica, hubo otros que apoyaron a Almagro. Colombia, Canadá y Guyana se negaron a firmar la crítica de las naciones suramericanas a la instrucción que ha recibido el secretario de la OEA de llenar de sangre a la región.

​Ante este panorama, el coronel Frank Zurita, reafirma que el Método Táctico de Resistencia Revolucionaria es disuasivo y está perfeccionado para “convertir a un ciudadano común y corriente en un combatiente con un nivel óptimo en menos 20 días”. Y aunque le comento, jugando al abogado del diablo, acerca de la supremacía tecnológica estadounidense y de la OTAN, está seguro, al igual que Nguyen Giap, que la mitad de la victoria se encuentra en cultivar el espíritu patriótico de la población.

Te puede interesar: La posible guerra entre Colombia y Venezuela: informe estratégico

Quedo satisfecho con su reflexión y mientras abandono el polígono de tiro, acuerdo conmigo mismo que la mejor manera de cerrar esta pieza es usando la respuesta dada por el libertador Simón Bolívar al agente norteamericano Bautista Irving, hace ya dos siglos: “por fortuna se ha visto a un puñado de hombres libres vencer a imperios poderosos”.