Domingo Nunez Polanco

Escuchando al cantor del pueblo argentino Víctor Heredia cantar la canción-poema “Sobreviviendo” no pude evitar que de mi corazón y alma se escaparan estas breves letras:

Yo con 6o y tantos años encima tratando de vivir… Aunque solo concibo recuerdos y muchos nudos en la garganta. Atrás ha quedado todo lo que di y todo lo que perdí. Nada más que recuerdos de cosas, muecas sardónicas, fantasmas translúcidos… Y la ventanilla del final cada vez más cerca… Nada detiene lo que sigue; pero tratando de ahogar el final, me apoyo en esta preciosa música, renuevo mis halagos y que caray, no me cae mal un trago de romo criollo.

Que duro caminar, en medio del frío mundo, donde fastidia dar un saludo, una sonrisa, donde el IPhone o teléfono inteligente ocupa el lugar de un amigo, de una charla amena, de un padre una madre. Cientos de caminantes, pero muchos muertos en vida, se les seco el alma, se enfriaron con la indiferencia de la vida…

Para descartar esta sensación de perderlo todo, para analizar por donde seguir y elegir el modo; para aligerar, para descartar, para analizar y considerar, sólo me hace falta que estés aquí con tus ojos claros. ¡Ay! Fogata de amor y guía, razón de vivir mi vida.

Para aligerar este duro peso de nuestros días, Esta soledad que llevamos… Para descartar esta sensación de perderlo todo. Para analizar por donde seguir y elegir el modo.

Ahora de repente me llega el recuerdo de unos textos de ese gran pensador argentino, el humanista José Ingenieros: “cada ser humano es cómplice de su propio destino; miserable es el que derrocha su dignidad, esclavo el que se forja la cadena. Ignorante el que desprecia la cultura, suicida el que vierte el veneno en su propia copa. No debemos maldecir la fatalidad para justificar nuestra pereza. Debemos preguntarnos en secreta intimidad: ¿aplicamos toda nuestra energía en todo lo que hicimos? ¿pensamos bien nuestras acciones?; primero, y pusimos después en hacerlas la intensidad necesaria?”

Solo me resta decirle al cantor Victor Heredia gracias por esta hermosa canción, letra, interpretación, música, melodía para el alma, encantadora y muchísimo más…Todo un poema.  Feliz y buenas noches para todos.