TAIWAN UN MODELO DE DESARROLLO ECONOMICO

Recomendaciones para la RD. Una funcionaria de Planificación y Desarrollo de Taiwán da consejos al país sobre las claves para lograr una sociedad más justa. Cita la inversión en la educación y la eficiencia administrativa pública como los puntos clave para la conquista del bienestar.
 
Escrito por: ROSA ALCÁNTARA
Taipei, Taiwán. La República de China (Taiwán) a primera vista impresiona   por sus deslumbrantes y majestuosas edificaciones, infraestructuras viales y ferroviarias, incluyendo el segundo edificio más alto del mundo, Taipei 101.
Sin embargo, cuando el visitante se adentra en la vida cotidiana de ese modelo de nación mundial, logra descubrir que su bondad  está en que prioriza la inversión en políticas sociales que dignifica la vida de su gente.
Independientemente de quién haya gobernado ese país desde 1945, los taiwaneses se rigen    por un Plan   de Desarrollo Nacional, el cual ha sido implementado de manera continua, sistemática y progresivamente. Todo esto es  lo que ha hecho llamar a esa nación el modelo económico de Taiwán.
  En el curso en español de Desarrollo Nacional para la Elite Dominicana, celebrado en Taiwán del 17 de septiembre al 3 de octubre pasado, en el que participaron 28 jóvenes de la República Dominicana, se contactó  cómo esa isla con solo cinco provincias, 36 mil 200 kilómetros cuadrados y 23 millones de habitantes, en poco más de 50 años es un modelo de desarrollo económico con equidad social.   La gran pregunta es cómo lo han logrado.
La secretaria general del Consejo de Planeamiento y Desarrollo Económico de Taiwán, Shien-Quey Kao, dice que lo primero fue establecer como prioridad  la inversión en educación. La Constitución de esa nación establece  que se debe invertir no menos del 15% del Producto Interno Bruto en Educación que, además, es gratuita y obligatoria hasta el noveno año.
El índice de alfabetismo (mayores de 15 años)  es de un 98%, de acuerdo cifras del  2008. Los gastos gubernamentales en educación alcanzan el 19% de los gastos combinados de los gobiernos central y locales.
En el país existen 162 instituciones de educación superior   y colegios universitarios, así como 15 colegios pre universitarios. 1.3 millones de estudiantes estudian en instituciones de educación superior. Existen  181 mil programas de maestría y 33,000 de doctorado.
La calidad y preparación de los recursos humanos son la fuerza motora que ha inspirado a los que han dirigido a Taiwán, la bien llamada isla de “Formosa”.
  Recursos humanos.  El factor humano es crucial para fomentar el desarrollo.
 En 1968 se aprobó una Ley de Educación Universal. Todos los ciudadanos tienen el derecho a nueve años de educación gratuita y obligatoria. Los padres que incumplen son llevados a la cárcel.
En un censo en 2007 el 33.7% mayor de 18 años ha recibido educación universitaria, posgrado,  y el 34.7% de los obreros tiene grado técnico o universitario. Recursos humanos altamente calificados para la alta tecnología.
Primeros lugares.  Los indicadores económicos y sociales colocan a Taiwán en los primeros lugares del ranking mundial. En 1949, la República de China, Taiwán, tras su  separación de la China Popular, partió de cero y estableció como prioridad el aumento del ingreso y luego lograr la distribución equitativa de la riqueza. También comienza a preocuparse por el medio ambiente, para conseguir un desarrollo sostenible y compatible con el entorno.
Se encuentra ahora en la etapa del impulso de la innovación.
De un ingreso per cápita en 1952 de 200 dólares estadounidenses, este año es de   18 mil dólares, y alcanza un crecimiento económico de 8.5 por ciento.
Las exportaciones en 1952 fueron de US$10.7 millones y en 2008 US$2,710.9 millones. En 1952 la tasa de crecimiento fue de un 8.1% y en 2009   de casi 14%. Eso ha hecho generar una reserva en divisas extranjeras de US$348 mil millones.
Como país exportador, Taiwán está en el lugar 16 y  en en cuanto a las  reservas extranjeras es el cuarto en el mundo. Por el logro de esos  importantes índices,  a esa nación  le llaman “El milagro económico”.
Siendo un país agrícola, la clave fue la implementación de una  exitosa reforma agraria. La tierra estaba en poder de unas 100 familias.  El Gobierno redistribuyó la tierra, hubo incentivos para los campesinos y reglas claras para los terratenientes.
Los productos agrícolas de mayor cultivo eran el arroz, la caña de azúcar y la piña.
Esas políticas desarrolladas produjeron  un excedente para la exportación, lo que a su vez generó  divisas utilizadas para la compra de las primeras herramientas con las que  iniciaron, tiempo después, la era de la industrialización.
La agricultura fue lo que alimentó el desarrollo industrial y, en consecuencia, la tecnología.
Taiwán carece de recursos naturales, no tiene reservas de petróleo ni produce ningún tipo de mineral metálico, ferroso, etc. Tampoco tiene grandes reservas forestales.  Sin embargo, aprovecha en lo máximo sus espacios físicos.
A pesar de esas limitantes hoy por hoy Taiwán es de los tres principales productores de tecnología, informática y comunicación en el mundo. Entre sus estrategias para el éxito implementó políticas de  incentivo a  la  inversión extranjera, la importación de materias primas y a promover la innovación tecnológica.  Es de los primeros países en reservas de divisas extranjeras.
El emprendurismo.  El desarrollo taiwanés está basado en el espíritu empresarial de su pueblo. La economía está en manos de la pequeña y mediana empresa. Representa el 98%. Esto es un factor clave para el mantenimiento de alta tasa de empleo y el desarrollo sostenible del país.
El Gobierno apoya el desarrollo de las mipyme. Existe la cultura de que todo el mundo quiere ser dueño de su empresa en vez de gerente. Las pyme tienen flexibilidad, hay más de un millón de pequeñas y medianas empresas.
Existe el concepto de que las pyme, entre otras cosas,    permiten la distribución equitativa de la riqueza y ayuda a sostener la industrialización del país. La cultura de emprendurismo de  los taiwaneses se define con la frase de que “prefiero ser cabeza de león y no cola de ratón”.
Taiwán nunca ha  tenido problemas energéticos. Tuvo  la suerte de que cuando los japoneses la ocuparon, de 1895 al 1945, desarrollaron las infraestructuras.
Zoom
Ranking mundiales
En 1953  Taiwán lanza su primer Plan de Desarrollo.  En 1990 inicia el desarrollo de la tecnología. El 60% de la producción está en el campo tecnológico. Taiwán ha desarrollado 15 planes de desarrollo económico  con una duración promedio de cuatro años.  Este año  quedó en el puesto 16 entre las potencias  exportadoras. Hay ocho  millones de chinos taiwaneses en el exterior. El 78.7% de las casas tienen acceso a Internet,  el 41.9% Internet móvil, 116% tasa de penetración móvil celular. Taiwán es el mayor centro de abastecimiento de productos de tecnología de informática.
Ideas para República Dominicana
La secretaria general del Consejo de Planeamiento y Desarrollo Económico de Taiwán, Shien-Quey Kao, sugiere que  como la economía dominicana es isleña, con un  mercado interno  limitado, entonces hay que desarrollar el comercio exterior y estudiar un poco las pautas del desarrollo industrial.
Cree que se debe  ver primero la efectividad del Gobierno, de si es realmente dedicado y austero. “Esto tiene relación uno con otro. Si el Gobierno, por ejemplo, es corrupto o el Gobierno no es austero, obviamente que la efectividad va a disminuir; no va ser efectivo”.
Entiende que si  un Gobierno es corrupto o es poco dedicado   puede conducir la planificación económica al error, adjudicando, por ejemplo, en forma errónea la distribución de los recursos que se necesitan para la producción y la infraestructura.
 Sostiene que para lograr una RD más justa, más eficiente, más equitativa,  es importante la  eficiencia administrativa.
Con respecto al pueblo hay que reforzar la educación y los valores culturales, porque con eso es que el Gobierno puede estar posibilitado para acoplarse a los planes de desarrollo. También citó como importante el atraer la inversión extranjera, para lo cual cree necesario   un buen entorno de inversión,  estabilidad política, la infraestructura necesaria   y   transparencia en el Gobierno.  Las sugerencias de Shien-Quey Kao son a propósito de la Estrategia Nacional de Desarrollo 2010-2030 que se pretende aplicar en el país.
Fuente: Periódico Hoy

MI PEDRO DE SALOME A SU HIJO PEDRO HENRIQUEZ UREÑA

MI PEDRO

SALOME UREÑAMi Pedro no es soldado; no ambiciona
de César ni Alejandro los laureles;
si a sus sienes aguarda una corona,
la hallará del estudio en los vergeles.

¡Si lo vierais jugar! Tienen sus juegos
algo de serio que a pesar inclina.
Nunca la guerra le inspiró sus juegos:
la fuerza del progreso lo domina.

Hijo del siglo, para el bien creado,
la fiebre de la vida lo sacude;
busca la luz, como el insecto alado,
y en sus fulgores a inundarse acude.

Amante de la Patria, y entusiasta,
el escudo conoce, en él se huelga,
y de una caña, que transforma en asta,
el cruzado pendón trémulo cuelga.

Así es mi Pedro, generoso y bueno,
todo lo grande le merece culto;
entre el ruido del mundo irá sereno,
que lleva de virtud germen oculto.

Cuando sacude su infantil cabeza
el pensamiento que le infunde brío,
estalla en bendiciones mi terneza
y digo al porvenir: ¡Te lo confío!

Domingo Nuñez  Polanco  posando frente pintura al oleo de Pedro Henriquez  Ureña del pintor Miguel Nuñez, el pintor de la patria

 

Fidel una espiga de ébano injerta de pasado, presente y futuro.

                                                        ¡Espectacular! Fidel

Patricio Montesinos

                                                                    Rebelión
0fe35-p_30_07_2014                                                            images (4)
¡Espectacular! Fidel, le escuché como siempre, claro y preciso en sus ideas, y le vi desde la lejanía con su acostumbrado dedo de una de sus manos levantado, una señal de su fortaleza moral, y de que sigue y seguirá siendo eternamente el Comandante en Jefe de todos los cubanos, y de los hombres dignos de este mundo.
En su breve, pero exhaustivo discurso en la clausura del VII Congreso del Partido Comunista de la nación caribeña, Fidel es Fidel, no olvidó a los más desposeídos, a los hermanos latinoamericanos y africanos, a líderes históricos como Vladimir Ilich Lenin, y a la grandiosa Revolución de Octubre.
De la Revolución protagonizada por el valiente pueblo ruso hace 70 años, aseguró con voz firme que significó un enorme paso en la lucha contra el colonialismo, y su “inseparable compañero”, el imperialismo.
El mayor visionario de la centuria pasada y de la actual alertó una vez más acerca de los graves problemas que deberá afrontar el mundo, y del riesgo de desaparecer que corre la especie humana a causa del cambio climático.
Aseguró seguidamente que el peligro mayor que hoy se cierne sobre el planeta tierra es el poder destructivo del armamento moderno, que podría socavar la paz y hacer imposible la vida humana sobre nuestra superficie terrestre.
El expresidente cubano, próximo a celebrar su 90 cumpleaños, brindó una clase magistral de historia, habló del presente, y auguró el futuro para evitar que una eventual tragedia termine definitivamente con la humanidad.
Coherente, como desde su juventud, Fidel fue optimista al señalar que si se trabaja con fervor y dignidad, se pueden producir los bienes materiales y culturales que se necesitan, y debemos luchar sin tregua para obtenerlos, apuntó.
El guerrillero de los todos los tiempos expresó que “a nuestros hermanos de América Latina y del mundo debemos trasmitirles que el pueblo cubano vencerá”.
Siempre apostando por al triunfo, expresó que “emprenderemos la marcha y perfeccionaremos lo que debamos perfeccionar, con lealtad meridiana y la fuerza unida”, al igual que lo hicieron los héroes libertadores José Martí, Antonio Maceo y Máximo Gómez, en marcha indetenible, precisó.
Fidel no se despidió cuando dijo que “tal vez sea de las últimas veces que hable en esta sala”, porque en su discurso subrayó también que las ideas de los comunistas cubanos quedarán, y las de él, que nadie tenga dudas, perdurarán y se multiplicarán en millones de personas.
Como me escribió una colega amiga sobre las palabras de Fidel es Fidel ante el VII Congreso de los comunistas cubanos: “El Caguairán llegó con todas sus ramas y flores para empinarse al futuro de victorias”.
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

El espejismo de la clase media

Jesus González Pazos
fotos-adictamente (12)
El espejismo de la clase media es su creencia casi ciega, en gran parte de ella, de que en la sociedad capitalista actual se produce su desclasamiento y, por lo tanto, su alejamiento de los estratos más bajos de la estructura social.
A veces se dice que estar en el medio es una lucha constante en la indefinición y cuando hablamos en términos sociales posiblemente esto es una gran verdad. Se está por encima del empobrecido, y la mayor de las veces por encima de las empobrecidas, a quienes se mira con cierta suficiencia e incluso cierto desprecio por su consideración de inferior. Es posible que la razón principal de esta visión y actitud radique en el temor a caer en ese inseguro y precario territorio social de la pobreza. Por el contrario, se mira hacia arriba con cierta envidia, pero desde el convencimiento intimo y profundo de que por mucho que el capitalismo diga que es factible, es casi imposible el ascenso a la selecta clase de “los de arriba”. Y ante esa inseguridad permanente, la clase media se pretende a sí misma, se piensa fuera del sistema de clases, se desclasa en su espejismo.
Para ello, con ese fin del desclasamiento, es importante acomodarse en el refugio del crecimiento continuo, el desarrollo individual y el bienestar egocéntrico. Y todo ello en la inmediatez del presente. Se obviará el pasado, al considerar el mismo como vano, inútil; pero se ignorará igualmente el futuro, por la incertidumbre a la que éste aboca. Y así, no se planifica para las generaciones futuras, ni tan siquiera para los propios años venideros de cada uno, sino para el momento; el famoso eslogan de vive el momento, sin mirar atrás ni al futuro lejano, se hace consigna.
Por supuesto, el sistema dominante hoy, especialmente en los términos económicos y políticos, pero también sociales y culturales, opera y empuja hacia estas creencias y actitudes ante la vida; persigue que se interioricen y se sientan como algo natural. Porque además, el capitalismo nos dice por infinidad de medios que ya no hay clases. Y la idea contraria se dibuja como algo viejo, obsoleto, como una visión anclada en el siglo pasado y, por lo tanto, impropia de las sociedades modernas a las que ya pertenecemos todos y todas en este siglo veintiuno. De esta forma, éste conseguirá que esa amplia clase media se constituya en conservadora desde su pretendido desclasamiento para mantener lo que tiene, lo que considera ya su privilegio y, por lo tanto, se construya como fuerza sustentadora del sistema dominante.
La fase actual del capitalismo, la que se corresponde con los últimos 40 años, la neoliberal, va ligada directamente al consumismo y al individualismo. Y estos factores definidores se desarrollan especialmente en el seno de la clase media, de una forma un tanto esquizofrénica. Evidentemente, las clases empobrecidas difícilmente entran en esta situación, y para las clases altas es su modo de vida natural. Así, la sociedad del bienestar se conjuga con consumo permanente y esta clase media será quien mejor asuma e integre en sí misma este postulado. Por eso se aferrará, conservadoramente, al concepto dominante de bienestar individual como fin último de la vida, y no al buen vivir colectivo. Es su elemento, nuevamente como espejo falso, de su hipotético proceso de desclasamiento.
Sin embargo, también en estos últimos 40 años hemos podido comprobar que el neoliberalismo es como Roma, “no paga a traidores”. Cuando ese neoliberalismo económico pasa a someter plenamente al ámbito de lo político, imponiendo sus programas de austeridad, ajustes estructurales, privatizaciones y recortes de derechos, una gran parte de esta clase media conformista, plenamente conservadora o levemente reformista, se verá zarandeada sin compasión y muchos miles de sus miembros, aquellos que se pensaron fuera del sistema de clases y a salvo en su individualismo, comprobarán que no solo no lo eran o estaban, sino que pasan a engrosar la clase empobrecida, la clase trabajadora precarizada.
Durante los años noventa del siglo pasado, en la que se conoció como década perdida, América Latina sufrió la imposición sin miramientos de esas medidas de austeridad. Resultados y consecuencias graves de éstas fueron muchas, pero para lo que nos ocupa, subrayar como la delgada clase media que entonces existía en ese continente, prácticamente se esqueletizó hasta casi desaparecer. En su inmensa mayoría fue arrojada inmisericordemente al empobrecimiento.
No sería hasta muy recientemente, precisamente como resultado del llamado periodo progresista en ese continente cuando esta clase inicia su recuperación y, gracias a las medidas posneoliberales y al mejor reparto de la riqueza en muchos países, se ha engrosado con varios millones de personas (en algunos países se registran tasas de disminución de la pobreza de hasta más de 20 puntos). Y, precisamente, poniendo por un momento la atención en este periodo de transformación social actual en América Latina y en ese nuevo florecimiento de la clase media, posiblemente uno de los mayores riesgos que hoy se dan, es nuevamente que resurja ese espejismo del desclasamiento, de la aparente despolitización de la clase y su reversión al conservadurismo ante la incertidumbre de seguir profundizando los procesos de transformación. Quizás esto tenga que ver con el hecho de que este periodo de cambios ha trabajado principalmente en las condiciones políticas y sociales, sin actuar tanto sobre las económicas, culturales y de valores, en suma, sobre el sistema de ideas (ideología), que no se alteran respecto a las introducidas o interiorizadas anteriormente por el capitalismo neoliberal.
En el mismo sentido, de alguna forma algunos de estos mismos procesos descritos rápidamente para el continente americano, con sus características propias los hemos podido ver en los últimos años en la llamada Europa del sur. El sistema neoliberal contó que todos y todas éramos (des)clase media, orientada al bienestar mediante el consumo, el individualismo y la inmediatez. Pero con la excusa de la crisis económica las medidas de austeridad nos “despertaron a la pesadilla”. Miles y miles de personas perdieron el trabajo y con ello su nivel de vida que pensaron perpetuo; hay además otros miles que con trabajos precarios y mal pagados, hoy tampoco pueden llegar con dignidad a fin de mes. Los y las desclasadas, de repente, comprendimos que en la sociedad capitalista, se pinte como se pinte, con unos u otros matices, hay clases, y el corazón de dicho sistema es duro y frío para con quienes no están en su cúspide.
Evidentemente, en este contexto, hoy resulta urgente que esas miles de personas, hombres y mujeres que se pensaron fuera del sistema de clases y hoy descubren que fue un espejismo creado por el mismo para su mantenimiento, recuperen la consciencia de quién se es y qué lugar se ocupa en la sociedad y si eso es justo y/o cambiable. Por esto último, también reconocerse en el hecho innegable de ser sujetos políticos activos para la transformación, abriendo así la puerta a verdaderos procesos que no sigan profundizando en la desigualdad social y el empobrecimiento de las grandes mayorías.

Jesus González Pazos, Miembro de Mugarik Gabe.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Fidel: El pueblo cubano vencerá

Fidel Castro Ruz

CubaDebate

Discurso del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, en la clausura del 7º Congreso del Partido Comunista de Cuba

Constituye un esfuerzo sobrehumano dirigir cualquier pueblo en tiempos de crisis. Sin ellos, los cambios serían imposibles. En una reunión como esta, en la que se congregan más de mil representantes escogidos por el propio pueblo revolucionario, que en ellos delegó su autoridad, significa para todos el honor más grande que han recibido en la vida, a este se suma el privilegio de ser revolucionario que es fruto de nuestra propia conciencia.

¿Por qué me hice socialista, más claramente, por qué me convertí en comunista? Esa palabra que expresa el concepto más distorsionado y calumniado de la historia por parte de aquellos que tuvieron el privilegio de explotar a los pobres, despojados desde que fueron privados de todos los bienes materiales que proveen el trabajo, el talento y la energía humana. Desde cuándo el hombre vive en ese dilema, a lo largo del tiempo sin límite. Sé que ustedes no necesitan esta explicación pero sí tal vez algunos oyentes.
Simplemente hablo para que se comprenda mejor que no soy ignorante, extremista, ni ciego, ni adquirí mi ideología por mi propia cuenta estudiando economía.

No tuve preceptor cuando era un estudiante de leyes y ciencias políticas, en las que aquella tiene un gran peso. Desde luego que entonces tenía alrededor de 20 años y era aficionado al deporte y a escalar montañas. Sin preceptor que me ayudara en el estudio del marxismo-leninismo; no era más que un teórico y, desde luego, tenía una confianza total en la Unión Soviética. La obra de Lenin ultrajada tras 70 años de Revolución. ¡Que lección histórica! Se puede afirmar que no deberán transcurrir otros 70 años para que ocurra otro acontecimiento como la Revolución Rusa, para que la humanidad tenga otro ejemplo de una grandiosa Revolución Social que significó un enorme paso en la lucha contra el colonialismo y su inseparable compañero, el imperialismo.

Quizás, sin embargo, el peligro mayor que hoy se cierne sobre la tierra deriva del poder destructivo del armamento moderno que podría socavar la paz del planeta y hacer imposible la vida humana sobre la superficie terrestre.

Desaparecería la especie como desaparecieron los dinosaurios, tal vez habría tiempo para nuevas formas de vida inteligente o tal vez el calor del sol crezca hasta fundir todos los planetas del sistema solar y sus satélites, como gran número de científicos reconocen. De ser ciertas las teorías de varios de ellos, las cuales los legos no ignoramos, el hombre práctico debe conocer más y adaptarse a la realidad. Si la especie sobrevive un espacio de tiempo mucho mayor las futuras generaciones conocerán mucho más que nosotros, aunque primero tendrán que resolver un gran problema. ¿Cómo alimentar los miles de millones de seres humanos cuyas realidades chocarían irremisiblemente con los límites de agua potable y recursos naturales que necesitan?
Algunos o tal vez muchos de ustedes se pregunten dónde está la política en este discurso. Créanme que me apena decirlo, pero la política está aquí en estas moderadas palabras. Ojalá muchos seres humanos nos preocupemos por estas realidades y no sigamos como en los tiempos de Adán y Eva comiendo manzanas prohibidas. ¿Quién va a alimentar a los pueblos sedientos de África sin tecnologías a su alcance, ni lluvias, ni embalses, ni más depósitos subterráneos que los cubiertos por arenas? Veremos que dicen los gobiernos que casi en su totalidad suscribieron los compromisos climáticos.
Hay que martillar constantemente sobre estos temas y no quiero extenderme más allá de lo imprescindible.


Pronto deberé cumplir 90 años, nunca se me habría ocurrido tal idea y nunca fue fruto de un esfuerzo, fue capricho del azar. Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos como prueba de que en este planeta, si se trabaja con fervor y dignidad, se pueden producir los bienes materiales y culturales que los seres humanos necesitan, y debemos luchar sin tregua para obtenerlos. A nuestros hermanos de América Latina y del mundo debemos trasmitirles que el pueblo cubano vencerá.

Tal vez sea de las últimas veces que hable en esta sala. He votado por todos los candidatos sometidos a consulta por el Congreso y agradezco la invitación y el honor de escucharme. Los felicito a todos, y en primer lugar, al compañero Raúl Castro por su magnífico esfuerzo.
Emprenderemos la marcha y perfeccionaremos lo que debamos perfeccionar, con lealtad meridiana y la fuerza unida, como Martí, Maceo y Gómez, en marcha indetenible.

Fuente: http://www.cubadebate.cu/opinion/2016/04/19/fidel-castro-el-pueblo-cubano-vencera/#.VxcWURzbxyQ

Educar para liberar

Doctora y Especialista en Psicología Clínica y Médica

Desde la comodidad y privacidad del hogar y a través de Videoconferencia, la psicología on line acerca al terapeuta a quien lo necesita, eliminando distancias geográficas para ofrecer sus servicios profesionales, adecuándose a las necesidades horarias del cliente. Contacte conmigo en el correo: psicoonline.es@gmail.com

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

franciscojaviertostado.wordpress.com/

franciscojaviertostado.com Historia, medicina y otras artes...

Letra joven

Para reflexionar, reír, debatir y publicar.

Cuba profunda

Un espacio para las catarsis cotidianas...

⚡️La Audacia de Aquiles⚡️

"El Mundo Visible es Sólo un Pretexto" / "The Visible World is Just a Pretext".-

@pmarca Says

Marc Andreessen's Tweets in Blog Form

SISAGRO

SISAGRO POR LOS CAMINOS DE LA PATRIA APOSTANDO A UN MEJOR PORVENIR DEL PUEBLO DOMINICANO

EL PROFESOR

Educar para liberar

jllopart

la poesía es libertad

Mesa de Análisis y Desarrollo

Espacio para el debate de las ideas, la reflexión y propuestas que apuestan al desarrollo

Rumbos, utopías y esperanza

Espacio para compartir experiencias, conocimientos y ayudar a difundir la verdad de Cuba.

MundoDelSur

Un blog que mira al mundo en desarrollo

Rey Cuba Photography

Cuba vista desde la sed que me anima a recorrer tus calles........

paquitoeldecuba.wordpress.com/

Just another WordPress.com weblog

A %d blogueros les gusta esto: