Publicado en BATALLA DE LAS IDEAS

El mito de la recuperacion: Crisis,capital…

Alejandro Nadal, La Jornada

Los años dorados del capitalismo mundial siguen siendo un espejismo para mucha gente. Se piensa, por ejemplo, que después de la Gran Recesión, como se le ha bautizado a la actual crisis, regresará un tiempo de mayor crecimiento, más empleo, mejores salarios y un aumento generalizado en el bienestar. Este es el mito de la recuperación.

La realidad es que la crisis global que arranca en 2008 no es una simple desviación de un camino que debería conducir a mayor bienestar para todo mundo. Es, en realidad, otra trayectoria. Algunos rasgos del paisaje los conocemos y nos son familiares, pero este nuevo sendero conduce a lugares desconocidos y peligrosos.

La crisis global ha ido transformándose desde que nació en 2008. Primero se presentó como un descalabro en una parte de los mercados financieros en Estados Unidos. Las autoridades monetarias y fiscales pensaron que era posible contener el problema y limitar los daños al mercado hipotecario. Las técnicas financieras que rodearon el desarrollo del mercado inmobiliario hicieron eso imposible: los vehículos de inversión mezclaron créditos buenos con préstamos imposibles de rembolsar y la securitización condujo estos productos tóxicos a todos los rincones del mercado financiero en el mundo. El apalancamiento y las operaciones con otros productos derivados hicieron el resto. La metástasis de la crisis en el mercado hipotecario fue la primera etapa de la crisis. En septiembre de 2008 Lehman Brothers inició el procedimiento de concurso mercantil por quiebra, porque tenía una exposición desmedida en el mercado hipotecario. La decisión política de dejar caer a este banco de inversión sacudió los cimientos del sistema financiero mundial y mostró su fragilidad y la profundidad de sus interdependencias. La crisis no sólo se había transformado, también había invadido la economía del planeta entero.

En unos cuantos meses la crisis dejó sentir sus efectos en Europa y aquí pasó por su segunda mutación: de una crisis generada en y por el sector privado, la hecatombe mudó de piel. Los medios y la corta memoria hicieron que mucha gente pensara que la causa de la crisis estaba en el sector público y su derroche de dinero fácil. Todo esto vino a reforzar el catálogo ideológico del neoliberalismo y la catástrofe económica fue presentada como una crisis de deuda soberana. La historia que sigue es bien conocida, con los esquemas de austeridad fiscal hundiendo cada vez más a las economías europeas en una recesión más profunda y duradera.

En su tercera etapa la crisis llega a China, la gigantesca economía que había sido presentada como un triunfo indiscutible del capitalismo. Sus tasas de crecimiento anual llegaron a alcanzar hasta 17 por ciento en algunos años, lo que fue presentado como un éxito portentoso por la prensa de negocios internacional. China se convirtió en el mejor ejemplo de las virtudes del capitalismo, sacando a millones de personas de la pobreza. Pero la realidad siempre ha sido más compleja.

Es cierto que a primera vista la crisis llegó a China mediante el colapso de sus mercados de exportación más importantes. Pero casi todos los datos sobre la estructura de la economía del gigante asiático muestran que China ya estaba en serios problemas desde hacía más tiempo.

Un proceso de acumulación de capital puede avanzar muy rápido, pero ese desarrollo se presentará normalmente con grandes distorsiones intersectoriales, por una parte, y entre el sector real y el sector financiero, por la otra. China nunca fue una excepción. Si duró tanto tiempo el experimento chino fue porque los controles sobre el sector financiero se mantuvieron firmes hasta hace una década y los planes de inversión en el sector industrial también fueron administrados desde los comités del partido. Pero en los pasados cinco lustros la sobreinversión en todos los sectores y ramas de la actividad económica se llevó a cabo de manera desbocada, y hoy China es un ejemplo a escala histórica de niveles altísimos de capacidad instalada ociosa. O sea que China es un ejemplo, en efecto, pero de la inestabilidad que trae aparejada consigo el capitalismo. Este fue el año en que los chinos descubrieron que su versión del capitalismo no es distinta.

La economía mundial se adentra en un periodo de estancamiento que puede ser largo. Quizás habría que decir que no hay por qué alarmarse. Este es el sendero normal de una economía capitalista. Las fuerzas contradictorias que impulsan la acumulación de capital son las que también se erigen en obstáculos a la expansión económica. El destino de la economía capitalista ha sido objeto de preocupación desde que nace la economía política. Para Ricardo, en el interior del proceso de acumulación de capital se gestan fuerzas que conducen a una caída en la tasa de ganancia. Y para otros autores, como Sismondi, la competencia y la producción para un mercado ampliado podían conducir a distorsiones y desequilibrios como los que hemos descrito aquí. La crisis económica no es una desviación anormal, sino el signo más puro de la naturaleza del sistema capitalista.

– See more at: http://mamvas.blogspot.com/2015/12/crisis-recuperacion-y-capital.html#more

Anuncios
Publicado en BATALLA DE LAS IDEAS

Balaguer y Bosch sus relaciones con Pepín Corripio

César Medina

Especial para Listín Diario

José Luis Corripio Estrada –el seudónimo que usa Pepín en sus actos civiles– hizo revelaciones históricas en comparecencia televisiva el Día de Nochebuena sobre acontecimientos de su vida familiar y empresarial, y narró experiencias inéditas con algunos de los principales líderes políticos del último medio siglo donde tuvo que asumir protagonismos relevantes: –En 1978, después que Balaguer perdió el poder le pidió que entrara a su casa de la Máximo Gómez por la puerta trasera para evitarle problemas de celos con el gobierno de Guzmán, pero Pepín se negó y le dijo que si siempre había entrado por el frente, seguiría entrando por el frente; –En 1990 intervino entre Bosch y Balaguer para atenuar la crisis post electoral a petición de Balaguer. Bosch lo visitó en su casa y después de larga conversación le dijo: “Pepín, este país está hecho para que lo gobierne Balaguer”; –Es amigo de todos los líderes políticos y a todos los respeta, sin excepción, pero no tiene compromiso con ninguno; –Balaguer es el político que más admira por las habilidades que siempre mostró como presidente y como líder, y por sus grandes conocimientos en los que abrevó dentro de una amistad de respeto recíproco; –Bosch fue su amigo y consultor, una amistad que heredó de su padre, don Manuel Corripio; Bosch era también descendiente directo de españoles de un pueblito llamado Tortosa, bastante cerca de Barcelona, en la región de Cataluña, tierra de hombres temperamentales; –No participa en gremios empresariales porque prefiere equivocarse con cabeza propia y no con cabeza ajena, además de que evita que los medios de comunicación de su propiedad puedan verse influenciados por una participación suya en grupos de empresarios con los que necesariamente no tiene que estar de acuerdo; –Sobre la acumulación de medios de comunicación que algunos le atribuyen, dijo que nunca ha ido donde sus dueños a comprárselos sino que éstos han ido donde él a vendérselos porque no los pueden gerenciar con eficiencia.

Él no tiene la culpa de que los periodistas hayan sido incapaces de administrar sus propios medios.

–Siente gran orgullo de que todos sus hijos hayan ido asumiendo responsabilidades de forma natural en el grupo empresarial de su propiedad de acuerdo a su vocación y área de interés; –Seguirá al frente de sus empresas y no piensa retirarse a pesar de sus 82 años; recordó que su padre se jubiló a los 97, y que la sucesión debe producirse de forma natural como ocurrió en su caso, que un día se dio cuenta que podía hacer todo lo que hacía su papá y en esa circunstancia se produjo el relevo; –Desde jovencito en la escuela tuvo afición por los deportes y practicaba voleibol, baloncesto, béisbol…

Es simpatizante del Licey, en la pelota dominicana, y del Real Madrid, en el fútbol español, pero sin llegar al fanatismo.

… Con Bosch y Balaguer

A raíz de la crisis postelectoral de 1990 y la consigna ¡que se vaya ya!, Juan Bosch le visitó en su casa y le confió su convencimiento de que “este país está hecho para que lo gobierne Balaguer”, con lo cual se resignó a la derrota en los comicios de ese año.

Previamente, el Presidente Balaguer le había pedido que en atención a su vieja amistad con Bosch mediara en esa crisis y le comunicara que él – Balaguer–sabía que no había ganado esas elecciones de 1990, sino que Bosch las había perdido por sus errores de campaña.

Es en ese escenario que se produce aquella conversación entre el empresario y el líder opositor mientras en la calle se escuchaba el grito peledeísta ¡que se vaya ya!, en alusión a que Balaguer saliera del poder, y se acentuaba con firmeza la creencia generalizada de que los reformistas habían impuesto la reelección por fraude y gracias a la concupiscencia y la ambición de funcionarios del gobierno.

El país se encontraba a las puertas de una crisis de proporciones inimaginables cuando Balaguer le pidió a Pepín que intercediera con Bosch: “Dile a Juan – contó Pepín que le pidió Balaguer– que en realidad yo no gané las elecciones sino que él las perdió por todos los errores que cometió en la campaña”.

–Mira, Pepín, es verdad que este país está hecho para que lo gobierne Balaguer… le respondió Bosch cuando el empresario le pasó el mensaje sentados ambos en la sala de su casa de la 27 de Febrero.

Una conversación en el programa Hoy Mismo del pasado jueves sirvió para que Pepín revelara su gran admiración por Balaguer, sobre quien narró otras anécdotas también curiosas y muy interesantes: –Antonio Guzmán había ganado las elecciones de 1978, pero Corripio siguió con el hábito de visitar a Balaguer en su casa de la Máximo Gómez una o dos veces al mes “para entregarle una pequeña ayuda económica”.

En algún momento en que a Balaguer se le pusieron las cosas color de hormiga con el gobierno, le hizo saber a Pepín que, para evitarse problemas con Guzmán y su gente, entrara a su casa “por la parte de atrás”.

Pero Pepín le respondió: Yo siempre he entrado por la Máximo Gómez, doctor, y seguiré entrando por la Máximo Gómez…”.

… Mucho más gracioso

Pepín narró la forma en que llegó al convencimiento de que Balaguer intentaría quedarse en el poder por lo que le quedaba de vida… Fue después de una conversación tras ganar Balaguer las elecciones de 1986.

Como los encuentros se hicieron más frecuentes después que Balaguer perdió en 1978 y durante los siguientes ocho años, Pepín pasaba largas horas conversando y abrevando en aquel manantial de conocimientos.

En una de sus reuniones habituales, ya siendo Presidente Electo, Pepín le dijo a Balaguer que por fin el país superaba las reelecciones presidenciales – el sabio estadista tenía ya 80 años y estaba ciego y minusválido– pero como única respuesta recibió un profundo silencio… hasta que Pepín se dio cuenta de la “metida de pata” y remedió el asunto: “–… Bueno, quiero decir después que usted se reelija varias veces”. Entonces Balaguer sonrió socarronamente y siguió conversando sobre otros temas como si nada hubiese escuchado… “Ahí me di cuenta que la intención de Balaguer era morir en el poder”.

Él no lo dijo y tampoco se lo preguntaron los entrevistadores Danny, Luisín y Óscar, pero han sido incontables las veces en que discretamente Pepín Corripio ha intervenido en grandes crisis políticas nacionales siempre a solicitud personal de presidentes atareados o de líderes opositores en apuros.

FILOSOFÍA DE VIDA EJEMPLAR….

Pepín levanta como principio fundamental no involucrarse en la línea editorial ni informativa de sus medios de comunicación, y explica que una de las razones por las que no participa en asociaciones empresariales es precisamente para evitar que sus posiciones puedan contaminarse con esa influencia.

Además, no comparte necesariamente las posiciones de las asociaciones empresariales, y si formara parte de sus consejos directivos tuviera que asumirlas y defenderlas aunque no estuviera de acuerdo… “Y a mí me molesta mucho equivocarme por otros…” Cuando se trata de sus propios errores, no le importa mucho y los asume como tales… “Pero cuando tengo que hacerlo por otros, me causa un gran disgusto”.

Es la primera vez que Pepín Corripio acude a un programa de entrevistas por televisión para someterse por más de una hora a cuestionarios abiertos y sin ninguna coordinación previa de preguntas y respuestas.

La entrevista se efectuó en vivo el pasado jueves 24 en el programa Hoy Mismo del canal 9 de Color Visión…

Los reportes de audiencia batieron récord ese día, según mediciones profesionales.

TOMADO DEL LISTIN DIARIO

Publicado en BATALLA DE LAS IDEAS

DIOS, RELIGIÓN Y LA TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN

¿Estamos programados para creer en Dios? Hallan un vínculo inesperado entre religión y evolución

El temor a ira de Dios podría haber jugado un papel clave en el desarrollo evolutivo de los humanos.

 

Fotografía de dominio público
 
Si la creencia en el castigo divino está tan arraigada entre los humanos ello se debe a la evolución, escribe Dominic Johnson, experto en biología evolutiva y en relaciones internacionales de la Universidad de Oxford, en su nuevo libro ‘Dios está mirándoles’ (‘God is Watching You’, en inglés), informa el periódico británico ‘The Daily Mail‘. 
 
La sensación de sentirse observado por un ser omnipotente o sobrenatural podría haber garantizado que nuestros antepasados se comportaran de una manera menos egoísta, según su teoría. Johnson opina que la creencia en los castigos divinos habría contribuido a potenciar la cooperación entre los humanos, uno de los rasgos clave sobre los que se sustenta el éxito evolutivo de nuestra especie.
 
Asimismo, el profesor Johnson explica por qué el miedo al castigo se habría convertido en una fuerza más importante en la religión que otros aspectos, como el amor y el altruismo, que también promueven las grandes religiones como el cristianismo. Según él, ello se debe principalmente a la forma en que nuestros cerebros establecen vínculos.
 
“Cuando hacemos algo egoísta o malo, incluso si estamos solos, resulta difícil sacudirse de encima la sensación de que, de alguna forma, nuestras acciones son observadas y desaprobadas por alguien o por algo”, agrega el profesor. 
 
Por su parte, la psicología ha demostrado que los eventos negativos suelen tener un impacto más potente en nuestro pensamiento y en nuestro comportamiento que los positivos.
 
 
Publicado en BATALLA DE LAS IDEAS

El capitalismo no tiene escapatoria de la dialéctica de la historia

Ross Douthat: “El capitalismo liberal se resquebraja”

El predominio del orden liberal llega a su fin en el mundo occidental, concluyen varios analistas, esgrimiendo como razones la crisis de los refugiados y la política del presidente ruso, Vladímir Putin.
foto ilustrativa / Reuters / Srdjan Zivulovic
Numerosos analistas occidentales ven el balance político de 2015 como el reflejo de la crisis mundial de la ideología liberal. Y, aunque esta no se ha derrumbado todavía, por primera vez desde la caída del muro de Berlín presenta grietas muy tangibles. Las razones de ello son abundantes: una de ellas es citada por su nombre y apellido: Vladímir Putin.
A juicio del columnista de ‘The New York Times’ Ross Douthat, el capitalismo liberal está a punto de perder un dominio que ha durado un cuarto de siglo. La vulnerabilidad del orden liberal se ha sentido particularmente en el continente europeo, lugar en que los partidos centristas solían vencer a los movimientos que amenazaban su sueño de unificar al continente.
 
Leer más
 
Ahora, en la periferia de la Unión Europea: Grecia, Hungría y Polonia, los centristas ya no ganan en las urnas. Por otra parte, en 2015 los partidos liberales han empezado a ceder ante los nacionalistas en el Reino Unido, Francia, España y Suecia.
“En la periferia de la zona euro, en Grecia y Hungría, y ahora en Polonia, esta cuarentena está muerta. Pero en 2015 se ha debilitado el núcleo europeo. Las elecciones en Gran Bretaña reforzaron el nacionalismo escocés e hicieron al Partido Laborista volver de nuevo a [ideas] marxistas, elevando las probabilidades de que el Reino Unido salga de la Unión Europea o se desintegre”, recuerda Douthat.
“Las elecciones en Francia mantuvieron al Frente Nacional de Marine Le Pen fuera del poder, pero con un margen más estrecho que nunca. Las elecciones en España reforzaron a los separatistas catalanes de izquierda y a los populistas. Y en Suecia, este bendito paraíso, el partido político más popular es Demócratas de Suecia, cuyas raíces están en un fascismo de cosecha propia”, prosigue.
¿Quién tiene la culpa?
La razón principal por la que el liberalismo está perdiendo terreno es la debilidad de los partidos centristas. A ello ha contribuido tanto Angela Merkel, con su decisión de aceptar un número ilimitado de refugiados, como la incapacidad de las democracias actuales de vencer al Estado Islámico y otras organizaciones terroristas.
Leer más
 
Sin embargo, uno de los principales culpables de que la ‘Pax americana’ se vea “más frágil que nunca desde 1989”, según el comentarista de ‘The New York Times’, es Vladímir Putin, con su “política de poder en los países cercanos a Rusia y en Oriente Medio”.
El liberalismo no se ha derrumbado aún, pero 2015 ha sido el primer año en que el Occidente debe preocuparse por ello, resume Douthat. 
“Todavía es aconsejable apostar por el orden actual (…). Pero después de vivir este peligroso año de postliberalismo, por primera vez podría tener sentido no hacerlo”, recalca.
Publicado en BATALLA DE LAS IDEAS

El movimiento popular de América Latina y el Caribe en guardia.

La derecha Latinoamericana y Caribeña esta oronda  por los éxitos recientes: Argentina y Venezuela. Están desbordadas en perspectivas.  A la contrarrevolución de estos pueblos Latinos y Caribeños le decimos: “Cuidadito compay gallo”. Estos trillos de Revolución Social, los pueblos la defenderán, sin importar la cuota de sangre que ello implica.

El periodista Ángel Guerra Cabrera, columnista del diario La Jornada de México, en un enjundioso y reflexivo artículo publicado en La Jornada, titulado  “La derecha al gobierno, el pueblo a las barricadas” expresa mucha preocupación por el derrotero que puedan tomar estos procesos contrarrevolucionarios. He aquí un resumen del referido artículo del periodista Ángel Guerra.

“En el caso venezolano vemos una contrarrevolución que está actuando y amenazando desde una subestimación de la fuerza del pueblo y una sobrestimación de su propia fuerza. Con solo que hagan la mitad de lo que han declarado, o se sabe que proyectan hacer aprovechando sus escaños parlamentarios, no tardarían en provocar una furiosa reacción popular en su contra.

Por no mencionar las amenazas de sacar a Chávez del Cuartel de la Montaña, donde reposan sus restos, que podría muy bien convertirse en la chispa que desencadenara un derramamiento de sangre de pronóstico reservado.

La contrarrevolución se propone desmantelar los gigantescos logros sociales de la Revolución Bolivariana, entre ellos la independencia del país y entregar a Estados Unidos los primeros recursos del mundo en hidrocarburos.

Ante este panorama amenazador de conquistas sociales y civilizatorias en los dos países mencionados (Argentina y Venezuela), parece necesaria la vuelta al combate en las calles de ese sujeto revolucionario creado por los movimientos populares y los nuevos gobiernos independientes latino-caribeños. Chavismo es su nombre en Venezuela pero está distribuido del río Bravo a la Patagonia.

Ese sujeto equivale hoy en América Latina y el Caribe (ALC) al proletariado. Aquel al que Marx consideró en la Europa occidental y central del siglo XIX el encargado de encabezar la revolución socialista. Hoy su tarea inmediata es impedir la restauración conservadora, preservar las conquistas sociales y la nueva cultura política conseguidas a partir del levantamiento indígena de Chiapas (1994) y la llegada de Hugo Chávez a la presidencia de Venezuela, continuar demoliendo el neoliberalismo en nuestra región hasta las últimas consecuencias.

Afirmar que ahora sí termina el “ciclo progresista”, como lo han bautizado, porque haya sido electo por la mínima un presidente de derecha en Argentina, por la amenaza de desafuero contra la presidenta Dilma Rousseff o por la muy sensible conquista del parlamento a manos de la contrarrevolución en Venezuela es no conocer la historia de ALC. Entramos en una fase más difícil y compleja de la lucha por la segunda independencia de nuestra América.

(Tomado de La Jornada)

Publicado en BATALLA DE LAS IDEAS

ARGENTINA, CON LA DERECHA, VUELVE PARA ATRAS

¿Quienes ganan con el electroshock económico de Macri?

Alfredo Serrano Mancilla, Celag.org
Macri despeja el enigma en pocos días. El sentido económico de Cambiemos es cada día más evidente. Apenas una semana de gobierno y la derecha argentina se ha apresurado a no dejar ninguna duda acerca del modelo económico que pretende para los próximos años. Lo primero y principal fue ponerse al lado del campo argentino, esto es, de las pocas grandes empresas agroexportadoras. La medida ha sido levantar las retenciones al trigo, el maíz y la carne, y bajar cinco puntos en la alícuota que paga la soja. Esto significa que el Presidente Macri le permite a las grandes firmas agroexportadoras una plusvalía adicional entre 4.000 y 8.000 millones de dólares. A partir de ahora, se vuelve a la época de la súplica. Lo que prevalecerá es el ruego a estos grandes poderes económicos para que sean “buenos y generosos” y quieran ayudar a la República ingresando una parte de este nuevo botín. La soberanía queda absolutamente enterrada por esta nueva/vieja idea del “pedir por favor” a los que verdaderamente tienen un gran poder económico. Los dólares vuelven a manos de los dueños de las grandes propiedades del campo argentino. Ellos serán los verdaderos hacedores de la política cambiaria. Eso que llaman mercado pero que no lo es. Más bien se trata de unas pocas personas, con nombres y apellidos, que vuelven a ostentar el poder monopólico de la divisas en Argentina. Ellos decidirán cuándo y cómo se gasta, en qué, para qué, a favor de quién, de qué modelo económico. El objetivo es un revival para el siglo XXI: un modelo económico dependiente del sector agroexportador, muy reconcentrado en pocas manos, con un patrón de inserción desigual en el mundo.

Para que la ecuación económica-política sea perfecta, lo siguiente ha sido levantar el cepo cambiario. Esto se traduce en liberalizar el mercado cambiario. De nuevo, el eufemismo de la libertad hace sus estragos. Libertad quiere decir que solo aquellos que tengan un grandísimo poder económico podrán tener capacidad real para determinar el tipo de cambio. Pero lo que se anuncia discursivamente es otra cosa bien diferente. Lo que se vende es que ahora todos los argentinos podrán tener acceso libre a los dólares, hasta dos millones al mes por persona. No es necesario ni siquiera decir que este importe solo está al alcance de unos pocos, de muy pocos. ¿Quién puede acceder a esta cantidad mensualmente?
De esta forma, se elimina el limite establecido de la época kirchnerista que pretendía gestionar controladamente el acceso al dólar para la ciudadanía. Es evidente que esta medida fue muy controversial porque a nadie le gusta que le restrinjan el acceso libre a todos los dólares que le permita su capacidad adquisitiva. Sin embargo, esto fue más que necesario fundamentalmente porque así se pudo llevar a cabo una política de asignación de divisas más efectiva a favor de otro modelo económico más inclusivo, garantista de derechos sociales, más soberano en sectores estratégicos, y más preparado para emprender el camino industrializador de la sustitución de importaciones. El uso del dólar es la clave para discutir este tema con seriedad. Toca decidir si dejamos que el dólar pueda ser retirado por quién quiera, cómo quiera, cuándo quiera; o si por el contrario se establecen medidas a favor de un uso más desarrollista.
Macri no deja lugar a dudas. Lo que quiere es que el dólar sea de acceso libre para todos los que puedan acceder. Que no significa para todos los argentinos. Esto implica inmediatamente que a partir de este momento sean unos pocos, aquellos que ostenta una gran capacidad económica, los que puedan marcar el nuevo tipo de cambio. Ellos serán los que decidan cuál es el precio del dólar. El Banco Central queda sustituido por no mas de diez grandes empresarios (del campo). Así, la devaluación está garantizada. La trampa es perfecta. Los mismos que salen ganando con la eliminación de la retención del campo (más dólares en su poder) son los que pueden ahora marcar el tipo de cambio; y obviamente, son los mismos que salen ganando con una devaluación. Así que si hoy se cambian 10 pesos argentinos por un dólar, desde mañana en adelante esta relación será creciente. Se prevé que el piso mínimo de esta relación cambiaria sea de 14. Así ganan los exportadores que podrán cambiar cada dólar que exportan por un valor superior. Y en el otro lado, están los de siempre, la mayoría que verá afectada su poder adquisitivo. La devaluación encarece las importaciones: por cada dólar importado, ahora todo valdrá más caro porque se necesitarán más pesos para comprar lo mismo. Por lo tanto, el modelo económico es claro: devaluación que jode a la mayoría para favorecer a una minoría.
Y para culminar este circulo vicioso, Macri promete que no faltarán dólares en el país. ¿Cómo? ¿De dónde los van a sacar? Muy fácil. Pide prestado dólares a la gran banca privada internacional (ya comprometidos por los bancos JP Morgan, Deutsche Bank, Citibank, HSBC, Goldman Sachs). Esto quiere decir que toda esta fiesta le costará a los argentinos más deuda externa, es decir, deuda eterna.
Así es cómo Cambiemos, la alianza macrista, ha comenzado a cambiar Argentina: endeudándola, haciéndola dependiente de muy pocos empresarios agroexportadores, y seguramente, empobreciendo a la mayoría por culpa de una injusta devaluación.
No hay ningún cabo suelto en esta verdadera ruta macrista del dólar.