EDITORIAL, REVISTA IDEAL No. 1

iDeAL: Avances, tensiones y desafíos en la construcción del proyecto político de la izquierda latinoamericana y caribeña

Vivimos tiempos confusos. Por un lado, la peor crisis del capitalismo nunca antes conocida, que nos deja la incógnita de si estamos asistiendo a la agonía del mismo, una peligrosa fase terminal que se manifiesta en una crisis económica, financiera, energética, alimentaria o ecológica. Pero también vivimos el declive de la hegemonía estadounidense y la entrada en una fase de dominación violenta, fase en la que surgen otros referentes geopolíticos que van conformando un nuevo mundo multipolar. América Latina y el Caribe es parte de esa multipolaridad, una región que va construyendo, con diferentes ritmos e intensidades, escenarios posneoliberales que permiten pensar salidas a la crisis, a la vez que se convierte en importante foco geopolítico en la medida en que posee las principales reservas de petróleo, gas, minerales, biodiversidad o agua del mundo.
En este momento histórico, la coyuntura política en Nuestra America no da tregua y en pocos meses asistiremos a elecciones determinantes para el proyecto político de las izquierdas latinoamericanas y caribeñas, las presidenciales en Argentina en octubre y las legislativas en Venezuela en diciembre, que junto con la arremetida de la derecha contra el gobierno legítimo y democrático de Brasil, conforman los tres principales focos de atención continental para los próximos meses. Los tres procesos mencionados se convierten en claves para que el reflujo en el que el cambio de época en la región no se profundice.
La continuidad del proceso nacional-popular kirchnerista en la Argentina y de la revolución bolivariana en Venezuela, permanentemente asediada por el imperialismo, junto con el apoyo a los gobiernos de izquierda de Brasil o Ecuador frente a la contraofensiva de las nuevas derechas continentales, se convierten en tareas inmediatas y urgentes para continuar la construcción de un horizonte posneoliberal para toda América Latina y el Caribe. Desde México, país donde se cristaliza una fase superior del capitalismo de siglo XXI que mediante la doctrina del shock impone una nueva etapa del neoliberalismo, asistimos con expectación a los avances, tensiones y desafíos que enfrenta la construcción de un proyecto político continental de integracion política, económica, tecnológica o cultural, que reformule y profundice el concepto de democracia y el horizonte de la justicia social. Las grietas están ahí, las luchas sociales a nivel territorial tienen más intensidad que nunca, de ahí también la brutal represión contra las mismas. Es momento de tejer alianzas y complicidades para sumarnos al cambio de época que vive Nuestra América.
 La Fundación IDEAL, Izquierda Democrática en Amé- rica Latina, trata de sistematizar otras experiencias y realidad nacionales, que sirvan para la construcción de un proyecto propio; ni calco ni copia, pero sí hermanado desde la solidaridad internacionalista con otras luchas de la Patria Grande. La construcción de un proyecto de socialismo adaptado a la realidad mexicana, que recoja también esa visión del mundo, de critica a la modernidad y el capitalismo que nos dejan los procesos andinos, cristalizada en el concepto de Buen Vivir, Vivir Bien, Suma Qamaña o Sumaj Kawsay, es nuestro objetivo inmediato. Queremos pensar, junto con otras fuerzas de izquierda latinoamericanas y caribeñas, una nueva forma de entender la sociedad, el Estado, la economía o la democracia.
La revista IDEAL dedica este su primer número a tratar de hacer una radiografía de la situación actual del proyecto de izquierda nuestro americano, sus avances, tensiones y desafíos, mediante los valiosos aportes de cuadros políticos de los principales partidos de la izquierda continental. En los próximos números esperamos dar cabida a voces que provengan de los movimientos sociales, sindicatos, pueblos indígenas o el ámbito intelectual, todas ellas necesarias para pensar, y construir, un proyecto que solo puede ser colectivo. Esperamos que sirva como aporte a la formación política de los cuadros más jóvenes, al debate y la reflexión tan necesarios para la construcción colectiva de un proyecto político posneoliberal que nos ayude, por qué no, a pensar también un escenario poscapitalista.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s