El arañero que llegó a presidente

Correo espirituano

Hugo Rafael Chávez Frías Cuarenta años antes de entrar por la puerta del Capitolio Federal de Caracas para recibir la banda presidencial y jurar su cargo sobre una Constitución que él mismo había bautizado como “moribunda”, Hugo Rafael Chávez Frías andaba por las calles de su pueblo natal vendiendo arañas, una suerte de conserva de lechosa -frutabomba o papaya en Cuba-, que elaboraba con gusto su abuela Rosa Inés.

Ver la entrada original 779 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s