El precio del oro y el petróleo: qué esperar

Antonio Ciriaco Cruz
ciricruz1[@]hotmail.com

La evolución de los precios del oro y el petróleo constituye un elemento de alerta y riesgo de posibles choques externos, positivos o negativos, para la economía dominicana. Hoy día, la relevancia de estos “commodities’, en particular el oro, debe de alertar a los diseñadores de políticas públicas para que den seguimiento especial al comportamiento del mercado de estos bienes.

Además que, después de la firma del contrato con la Barrick Gold y su posterior renegociación, la evolución del precio de este metal es de suma importancia para las finanzas públicas.

El solo hecho de, la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED), anunciar la reducción de los estímulos monetarios conforme el comportamiento de la tasa de desempleo, ha desatado cambios en los mercados internacionales, provocando aumentos en el precio de oro y del petróleo, igualmente depreciando las principales monedas del mundo.

Tradicionalmente, los inversionistas utilizan el oro para resguardar sus riquezas y activos, especialmente a medida que los gobiernos apliquen políticas que sean inflacionarias o generen expectativas de inflación futura, por lo que el oro conserva poder adquisitivo (y la riqueza de los inversores) en virtud de su fuerte relación inversa con el dólar estadounidense y su papel en la cobertura de inflación a largo plazo.

Con la recuperación paulatina de la economía norteamericana, la reducción de los estímulos monetarios y la recuperación económica de la zona euro, estos dos precios han venido subiendo. En el caso del oro, su precio está en 1,319 dólares la onza troy, y el del petróleo ha sobrepasado los 100 dólares el barril.

Estas tendencias tienen resultados contrapuestos: por un lado, los aumentos de precio del petróleo vulneran la estabilidad macroeconómica, a través de mayores tasas de interés, tipo de cambio e inflación; por otro lado, precios altos del oro tienen el efecto inverso.

En este último caso, hay que estar muy pendiente de la reducción de los estímulos monetarios por parte de la FED, porque si su desmonte dispara la inflación, el precio del oro seguirá aumentando, de lo contrario su precio no pasará del actual y podríamos vernos en el peor de los mundos: precios bajos del oro y precios altos del petróleo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s