Publicado en ARTICULO Y OPINIONES

Presidente Danilo Medina, aceptación y disgusto entre dominicanos

Imagen activa

Por Diony Sanabia *

Santo Domingo (PL) El presidente dominicano, Danilo Medina, cumple este 16 de agosto el primer año en su cargo con opiniones divididas sobre la manera de conducir el Gobierno y la necesidad de enfrentar más eficazmente el viejo problema de la corrupción.

Durante el período, que se corresponde con la tercera administración consecutiva del Partido de la Liberación Dominicana, han ocurrido numerosas manifestaciones para exigir el enfrentamiento de ese flagelo y la impunidad.

Integrantes de organizaciones sociales y populares expresaron en el capitalino Parque Independencia su descontento con la actual situación, como cierre de varias jornadas de la denominada campaña Paren esto.

A juicio de los participantes en el acto de denuncia, el jefe de Estado se convertirá en cómplice del robo sistemático si prosigue evadiendo el problema.

Medina prometió al tomar posesión del cargo el 16 de agosto de 2012 actuar contra la corrupción ante el más mínimo rumor, pero hasta el momento no lo ha hecho, criticaron.

Frente a invitados de 75 países y organismos internacionales, el mandatario afirmó que sería intolerante con actos deshonestos y despilfarro de recursos.

Garantizaremos la transparencia, elevaremos la calidad del gasto público y avanzaremos firmemente hacia una gestión pública austera, cada vez más profesional y efectiva, señaló.

Sin embargo, los respectivos ministros de Relaciones Exteriores, Juventud y Obras Públicas, Carlos Morales, Félix Minaya y Gonzalo Castillo, son acusados ahora de utilizar sus altos cargos para cometer actos de malversación, tráfico de influencias y nepotismo.

También reciben el rechazo de diversos sectores el expresidente Leonel Fernández, el senador oficialista Félix Bautista, uno de sus principales colaboradores, y el director de Ética y Transparencia del Poder Ejecutivo, Marino Vinicio Castillo.

Pese a iniciativas y esfuerzos realizados, muchos dominicanos se quejan del nivel de inseguridad en las calles y el proceder de la Policía Nacional, cuyos integrantes aparecen involucrados con alta asiduidad en violaciones de derechos humanos.

En el ámbito social, el Gobierno recibe halagos por la atención al sector educacional a partir de la entrega, como establece la ley, del cuatro por ciento del Producto Interno Bruto a la enseñanza pública preuniversitaria.

Menos de un mes después en el puesto, Medina lanzó el Plan Nacional de Alfabetización Quisqueya Aprende Contigo, cuyo inicio oficial aconteció el pasado 7 de enero con la meta de beneficiar a más de 851 mil personas.

La iniciativa tiene como objetivo que el 8 de septiembre de 2014 el territorio dominicano sea declarado libre de iletrados por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

El mayor resultado de Medina será erradicar el analfabetismo en este país caribeño, afirmó recientemente el director general de Comunicación de la Presidencia, Roberto Rodríguez.

Según fuentes oficiales, unas 70 mil personas aprendieron a leer y escribir con la referida iniciativa, que se encuentra actualmente en su segunda etapa tras una primera terminada el 31 de julio último.

Pedro Luis Castellanos, coordinador de Programas Especiales de la Presidencia, precisó que hasta esa fecha se incorporaron a los estudios 307 mil 381 compatriotas iletrados.

La segunda fase hasta finales del presente año pretende elevar esa

cantidad a 500 mil, subrayó el funcionario, quien puntualizó que más

allá de cumplir su meta, el Plan dará la oportunidad a los egresados de seguir formándose en la educación básica flexible.

El Gobierno dominicano admitió en julio pasado el retraso en la

construcción de las 10 mil aulas prometidas por Medina para el inicio

del próximo curso escolar.

Tras reconocer esa situación, una especie de sombra en medio de la obra, según varias voces, el ministro administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, aseveró que los locales estarán listos antes del final de 2013.

En opinión de autoridades, la falta de planificación y los conflictos entre las instituciones responsables de cumplir el mandato presidencial impidieron lograr el objetivo.

Por otra parte, cuando Medina y su equipo de trabajo gozaban de una buena aceptación de sus compatriotas en los primeros 30 días de mandato, el anuncio de una reforma fiscal cambió el panorama.

Ante la difícil situación económica para los sectores de menos recursos y las desfavorables previsiones, miles de dominicanos se lanzaron a la calles para repudiar la medida.

Durante uno de los actos de rechazo perdió la vida un estudiante de Medicina de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, de 21 años de edad, por dos disparos de la Policía, lo cual acrecentó aún más el descontento hacia el Gobierno y esa fuerza represiva.

Con la reforma fiscal, convertida en ley a inicios de noviembre, la

administración pretende recaudar un estimado de 46 mil millones de pesos, más de mil millones de dólares.

También un tema que ocupó grandemente a Medina en este tiempo fue la minera trasnacional Barrick Gold, a cargo de la explotación de un yacimiento de oro en el centro de Dominicana, que aceptó la propuesta del Estado de revisar y modificar un acuerdo bilateral.

Los cambios permitirán al Gobierno aumentar los ingresos por impuestos en más de mil 500 millones de dólares, y se recibirán los 10 mil millones de dólares que se proyectaron en marzo pasado para un total de 11 mil 600 millones de dólares.

Ese monto podrá subir o bajar dependiendo del precio del oro en el

mercado de Londres.

Antes de esta decisión, el Gobierno tenía previsto recibir 377 millones 400 mil dólares de 2013 a 2016, de un total de ingresos brutos de exportación proyectados en ocho mil 386 millones 800 mil dólares en ese período.

Luego de la negociación, dos mil 200 millones de dólares irán al Gobierno, casi seis veces más de la cantidad planificada.

Por último, en política exterior, Medina acudió a importantes reuniones de diversos mecanismos de integración política y económica, a las cuales llevó el mensaje de unidad entre todos.

De esa forma, Dominicana se integró como miembro de pleno derecho al Sistema de Integración Centroamericana en junio anterior junto a Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y Belice.

*Corresponsal de Prensa Latina en República Dominicana.

arb/dsa

 

Publicado en BATALLA DE LAS IDEAS

La crisis de la Economía Mundial y el cambio (I)

Para salvarse, los monopolios internacionales transfirieron sus exceso de capital a los países de BRIC (Brasil, Rusia, India, China – ahora se llama BRICS después de la participación de África del Sur) y a los países como Taiwán, México, Tailandia, Argentina, Corea del Sur, Turquía, países que se definen como “mercados emergentes”. De hecho, como consecuencia, se ve una cierta reactivación, e incluso el aumento en la economía en estos países, mientras que en la mayoría de los otros países, incluidos los países imperialistas occidentales, la economía tocó fondo. El centro la crisis era Estados Unidos, Japón, y en especial en Europa.

La crisis económica mundial que está en curso desde 2008 demostró que muchas cosas resultaron mal para la capital. Las estructuras del capitalismo monopolista de Estado establecidos específicamente después de la Segunda Guerra Mundial, de conformidad con las condiciones de la economía mundial de aquellos días ya no están funcionando como deberían y no convienen a los intereses del capital monopolista. Además, el neocolonialismo como parte de estas estructuras también está en una profunda crisis, y como revela la actual crisis económica muchas nuevas colonias de ayer hoy en día tienen un poder competitivo en los mercados regionales y mundiales. El objetivo principal de la construcción del capitalismo monopolista de Estado después de la Segunda Guerra Mundial era la continuación de la dominación de los países imperialistas occidentales en la economía y la política mundial. Hoy en día tal dominación es dudoso; surgieron economías “emergentes”, también cambió el equilibrio de poder entre los países imperialistas. Después de la Primera Guerra Mundial, el centro de producción del mundo capitalista pasó de Europa a América del Norte. Ahora pasó de los EE.UU. y la UE a Asia. El eje de Estados Unidos y Asia está sustituyendo al eje de los Estados Unidos y Europa que hasta la fecha jugó un papel decisivo en la economía mundial. En otras palabras el eje de trans-pacífico sustituye el eje trans-atlántico.

En el período 2009/2010 la mejora temporal y parcial de la economía mundial dio esperanza a la burguesía imperialista de que estamos saliendo de la crisis. Cuando grandes bancos de Estados Unidos estaban siendo destruidos uno a uno, países imperialistas y otros países del G-20 después de varios intentos – los cumbres de G-20 – empujando a un segundo plano las contradicciones que existen entre ellos, y lograron formar una gestión temporal de crisis.

El objetivo era llevar la economía global a un estado controlable es decir terminar la crisis. Ellos quisieron evitar la desestabilización incontrolada del sistema capitalista mundial y el surgimiento de una crisis revolucionaria en todo el mundo.

Si en aquel tiempo – en 2009/2010 – hubo un alivio temporal es sólo por el incentivo financiero de proporción gigantesca que se expresa en trillones de dólares. La economía mundial y el sistema financiero se mantuvo gracias a este incentivo.

La destrucción de capital se detuvo temporalmente. Pero hasta entonces, la cantidad de capital que se evaporó en las bolsas de valores del mundo era ya masiva: antes del dicho período de la mejoría temporal la capitalización en el mundo de bolsa de valores había caído de 65 trillones de dólares a finales de 2007 a 35 trillones de dólares a finales de 2008, el “valor” pérdida en las bolsas de valores en el mundo había llegado a 43,4 por ciento entre el Octubre 2007 y Octubre 2008. O sea, el importe de la capitalización de los mercados bursátiles del mundo cae de 62,57 trillones en 31 de Octubre de 2007 a 25,558 trillones de dólares en el 6 de Marzo 2009 y la perdida el mismo periodo llega a 37,01 trillones de dólares, es decir se realiza una destrucción de capital de 59,2 por ciento.

Para salvarse de la destrucción de capital los monopolios internacionales transfirieron sus exceso de capital a los países de BRIC (Brasil, Rusia, India, China – ahora se llama BRICS después de la participación de África del Sur) y a los países como Taiwán, México, Tailandia, Argentina, Corea del Sur, Turquía, países que se define como “mercados emergentes”. De hecho, como consecuencia, se ve una cierta reactivación, e incluso el aumento, en la economía en estos países, mientras que en la mayoría de los otros países, incluidos los países imperialistas occidentales, la economía tocó fondo. El centro la crisis era Estados Unidos, Japón, y en especial en Europa.

Cuando vemos la evolución de 2010 hasta la actualidad, como mostraremos más adelante, la situación es que a crisis económica mundial puede ser controlada pero no se ha salido de la crisis todavía.

A finales de 2008 los países de G-20 a fin de evitar colapso del sistema financiero y económico mundial comenzaron a bombear una enorme cantidad de capital al sistema. Los famosos “paquetes de ayuda” llegaron a una cantidad total de 27 trillones de dólares. ¿A qué precio? A precio de una deuda pública con una cantidad sin precedentes hasta ese día. Esa cantidad bombeada sistema inevitablemente condujo a la hinchazón de la especulación y en el junio de 2012 el comercio de derivados aumentó a 639 trillones de dólares. Esta cantidad corresponde a un monto diez veces más del producto bruto mundial.

La gestión de crisis, no ha podido resolver el problema a resolver, no ha podido abrir la ruta de salida de la crisis económica, sino más bien causó a la acumulación de contradicciones, profundizaron las contradicciones que surgen del desequilibrio de desarrollo en la economía mundial y de cuestión del equilibrio de fuerzas: por un lado los Estados Unidos, Japón y la UE que dominó la economía-mundial capitalista hasta ahora, por otra parte los países BRICS y algunos otros países “emergentes”.

La economía mundial está marcada por dos tendencias que se encuentra frente a frente, por dos desarrollos diferentes: por un lado una crisis en curso en los viejos países capitalistas (EE.UU., UE, Japón), por otra parte una economía en recuperación y en fase ascendente en los países BRICS, y en muchos países “emergentes”.

Los países BRICS han beneficiado más de la gestión de crisis dirigido por los países imperialistas occidentales y por los G-20. Por ejemplo, la participación de estos países en la producción mundial bruto aumentó de 8,9 por ciento en 2000 a 20,2 por ciento en 2011, o sea un poco más del doble. Así, los BRICS han sido una potencial importante en la economía mundial, ha sido un factor que no puede ser ignorada. El otro lado de este desarrollo es que durante el mismo período, la participación de la OCDE en la producción bruta mundial bajó de 81,2 por ciento a 65,9 por ciento.

Los países BRICS a excepción de Rusia fueron antiguos países coloniales. La internacionalización del capital y de la producción en estos países, sus inversiones orientadas a la producción ha acelerado el proceso de su transición de ser países agrícolas a ser países industrializados. Así estos países no solo son centros de producción que producen para el mercado mundial, sino también se han convertido en indispensables, nuevas y crecientes mercados para los productos mundo, para los monopolios internacionales. Los países BRICS y otros “economías (países) emergentes” han sido casi un salvavidas para países imperialistas occidentales y los monopolios internacionales. Ellos se dirigieron hacia esos países por la falta de oportunidades de inversión con una cantidad máxima de ganancia en otras zonas del mundo.

Por supuesto, la economía mundial puede salir del crisis antes de que estos países entran a una crisis. Pero no hay ninguna garantía de que esos países entran a un crisis por el efecto de la crisis actual. El “enfriamiento” de las economías de estos países en los últimos tiempos, la desaceleración del crecimiento, la tendencia de recesión son signos directos de que la dirección de la evolución es hacia lo negativo.

Muchos casos que se observa en la economía mundial nos muestra que la crisis continuará durante un determinado período. Sería una profecía decir por cuanto tiempo la crisis va a continuar. Pero la situación en los diferentes sectores, por ejemplo, la situación en el sector del automóvil demuestra que la industria automotriz en Europa puede salir del crisis a lo mejor en 2016. Esto significa que se seguirá la destrucción del capital constante en la industria automóvil de europea, es decir, las empresas cerrarán y los trabajadores serán despedidos.

No queda nada de las medidas del periodo de 2009/2010 cuando los países imperialistas y los demás países del G-20 han unido para influir en el curso de la crisis. Las medidas adoptadas para proteger a su propio capital en riesgo en ese momento es hoy algo que se profundiza en forma de competencia despiadada. Eso nos muestra el estado el sector del automóvil. El número de nuevos permisos expedidos para los vehículos (en este caso a los coches) de todo el mundo había aumentado en 2007 un 11,9 por ciento subiendo de 59 millones a 66 millones. En el mismo período la participación de Europa se redujo del 27 por ciento al 19 por ciento y la del América del Norte se redujo a 26 por ciento desde el 32 por ciento, mientras la participación de las zonas de Asia y el Pacífico subió a 37 por ciento del 25 por ciento. Eso significa que cerrarán un gran número de negocio de automotriz que pertenece a los europeos y norteamericanos, y miles de trabajadores serán despedidos.

Por supuesto, todo el tiempo, especialmente en tiempos de crisis, una serie de gente sabia para controlar y dirigir la sociedad hacen predicciones sobre el futuro de la economía, sobre cuánto se va crecer. Por alguna razón la estimación presentada por cada uno de ellos resulta falso pero ellos siguen con sus predicciones ya que es su trabajo. Se estiman crecimientos entre 3 y 3.3 por ciento. Las evaluaciones de estos chamanes de la economía mantienen su valor solamente durante unos meses. Unos pocos meses después revisan su estimación hacía abajo o hacía arriba.

No se puede hacer estimaciones el curso del desarrollo de la economía? Por supuesto que sí se puede. Pero para poder hacerlo hay que definirse correctamente las fuerzas impulsoras cíclicos que verdaderamente determinan el curso del desarrollo económico. Así que cuando lo miramos desde esta perspectiva vemos que la fuerza central impulsora que mantiene a flote la economía, que lo hace funcional durante la crisis del mundo capitalista es la dinámica de la deuda. El capitalismo se ha dirigido auto-producir a través de la comercialización de los excedentes de producción creando una demanda adicional con préstamos. Tal dinámica la produce el propio capitalismo. La demanda en la economía capitalista es bastante inadecuada comparado con la eficiencia que es producto del mismo sistema. Por lo tanto, para que el sistema pueda seguir funcionando se están retirando las posibles ganancias del futuro con el nombre del crédito; el capitalismo logra sobrevivir vendiendo el futuro.

La dinámica de la deuda fue “nacionalizado” con las “paquetes de ayuda” sobre que hemos hablado. Ningún Estado ya es capaz de incurrir en nueva deuda con los tamaños de los años 2009/2010. Se puede intervenir en la economía solamente dentro de ciertos límites. La situación actual muestra que en el próximo período los centros de crisis (los EE.UU., Europa y Japón) de la economía mundial seguirá siendo en esa situación, mientras que en los países que no están en crisis se verá, aunque en diferentes grados, un determinado tendencia de “enfriamiento”, de desaceleración. La inestabilidad en las áreas centrales de la economía mundial capitalista, aunque en diferentes grados, conducirá a un estancamiento. Según se ve el país menos inestable es China, mientras Europa se ve especialmente inestable y EE.UU. oscila entre ser estable y inestable.

El estado interrelacional de la economía mundial, hace que los países fácilmente sean afectados desde “afuera”: mientras la deuda de EE.UU. causa un efecto estimulante en la coyuntura de economía en otros países – por ejemplo, en China -, una recesión en la economía en uno de los tres centros o un desarrollo adverso imprevisto puede afectar negativamente a los otros centros. En caso de que la economía de EE.UU. entra en una recesión, otros centros inevitablemente se verán directamente afectados.

Está claro que la misma crisis acabó con esperanza de la terminación de la crisis con las medidas tomadas por los dirigentes de los países imperialistas y la economía mundial con su actual curso se está moviendo hacia el nivel de recesión. Ahora vamos a tratar de mostrar con datos que tipo de curso está tomando la crisis en general, y que curso probablemente tomará en el próximo período.

· Ibrahim Okçuoglu es uno de los más distinguidos investigadores y escritores turcos, especialmente en el campo de la economía política. Entre sus libros publicados están: Desarrollo del Capitalismo en Turquía (3 volúmenes), Historia del Desarrollo Desigual y Competencia en el Capitalismo (5 volúmenes), La Filosofía Materialista, La Globalización Imperialista y la Geopolítica, la Contribución de Stalin a la Filosofía, La Crisis Mundial del Capitalismo (2008 …), Cuestiones de Victoria del Socialismo y la Reconstrucción del Capitalismo en la URSS.

 Por Ibrahim Okcuoglu

EcoPortal.net

CEPRID

http://www.nodo50.org/ceprid/