LO DE DANILO Y LEONEL: ¡… Es cuestión de estilo!

  • César Medina 

Cuando aquel Leonel bisoño llegó al poder por primera vez en 1996, nunca había desempeñado una función pública.

Su ejercicio profesional se había limitado a la academia y al paso ocasional por los tribunales.

Y al sentarse por primera vez en el sillón presidencial una vez terminado el protocolo de cambio de mando y haber juramentado el gabinete, se encogió de hombros y dijo: ¡Anja… ¿Y ahora?! Danilo Medina estaba a su lado y le respondió: ¡Oh, ahora vamos a gobernar…! Tomarle el pulso al país desde la primera posición del Estado es tarea muy difícil, y cada gobierno se muestra desde el principio de acuerdo al temperamento del Presidente.

En esos primeros cuatro años Danilo Medina fue una especie de primer ministro en el gobierno… Aunque su titularidad era la de Secretario de la Presidencia.

Era quien manejaba la carpintería política del partido que llevó a Leonel al poder, fue quien escogió a los principales funcionarios, incluyendo a algunos jefes militares… Pero la última palabra, obviamente, siempre la tenía el Presidente…

Poco a poco Leonel fue tomando control del poder, y cuando la gente vino a darse cuenta ya tenía dominio completo del Estado y le impuso al gobierno su impronta personal…

Como abeja al panal…
Cuando comenzó a poner en marcha sus planes de transformar la infraestructura física del país, Leonel tuvo que cortejar la parte del sector tradicional de la industria de la construcción a través de su amigo y colaborador Diandino Peña, y en cuestión de meses se convirtió en su líder.

A esa asociación fueron entrando luego los principales grupos empresariales que llegaron a través de Luis Manuel Bonetti para hacer negocios con el Estado y que, como siempre, se enquistaron en el poder porque daban respuestas rápidas y efectivas a las exigencias del gobierno.

Mientras tanto, Danilo Medina se concentraba en la tarea de armador político del gobierno y se desvinculó totalmente de todo lo que tuviera que ver con negocios, obras físicas, comisiones, importaciones o exportaciones, contratos de suplidores…

En esos cuatro años Leonel y Danilo se ocuparon de la política, pero el dinero lo manejaron otros…

Por eso su candidatura del año 2000, que perdió de Hipólito Mejía, tuvo que llevarla a cabo con recursos muy limitados, y cuando junto a Leonel pasó a la oposición en ese gobierno perredeísta, Danilo era más pobre que cuatro años atrás.

…Y ahora en el gobierno
Danilo asumió el poder hace hoy justamente once meses… Aunque dijo en varias ocasiones que llegaba con su propio librito, no todos le creyeron pensando que sería simplemente una continuación de su predecesor Leonel Fernández.

Lo primero es que los grupos económicos que anduvieron cerca de Leonel en sus ocho años continuados de poder —entre 2004 y 2012–, no han encontrado espacio en el gobierno de Danilo.

Su decisión resuelta a modificar el contrato con la Barrick dejó en evidencia que Danilo no se detendrá ante nada en defensa de los intereses del país .

La intervención del gobierno en el negocio eléctrico y su iniciativa para cambiar la matriz de generación, lo mismo que modificar la estructura completa del sistema de seguridad social y enfrentar a los grupos que siempre se han creído dueños de la República Dominicana, probablemente no hará cambiar la infraestructura física del país…

¡…Pero modificará la estructura de poder que ha obligado a los gobiernos y a los presidentes a manejar a la sociedad dominicana con tanta inequidad por más de medio siglo!

 

TOMADO DEL LISTIN DIARIO

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s