Obama: la guerra y el desarme moral de Estados Unidos

Por Atilio Boron

Una de las lecciones que los halcones norteamericanos aprendieron luego de la derrota sufrida en Vietnam es que el control del frente interno -es decir, la orientación de la opinión pública en la retaguardia- puede llegar a ser tan determinante como la fuerza del aparato militar que se despliegue en el teatro bélico. De ahí que desde entonces la industria cultural estadounidense se haya dedicado -salvo honrosas y marginales excepciones- a “re-educar” a la población para que conciba a las guerras de rapiña que conduce el imperio como heroicas cruzadas destinadas a perseguir a monstruosos terroristas.

Una de las lecciones que los halcones norteamericanos aprendieron luego de la derrota sufrida en Vietnam es que el control del frente interno -es decir, la orientación de la opinión pública en la retaguardia- puede llegar a ser tan determinante como la fuerza del aparato militar que se despliegue en el teatro bélico. De ahí que desde entonces la industria cultural estadounidense se haya dedicado -salvo honrosas y marginales excepciones- a “re-educar” a la población para que conciba a las guerras de rapiña que conduce el imperio como heroicas cruzadas destinadas a perseguir a monstruosos terroristas, instituir el primado de los valores fundamentales de la así llamada “civilización” occidental (democracia, derechos humanos, justicia y, por supuesto, libertad de mercado) y garantizar la seguridad nacional norteamericana ante tan execrables enemigos. Uno de los componentes de ese verdadero desarme moral –el reverso dialéctico del rearme militar- ha sido el adormecimiento de la conciencia pública.

Esto se expresa, por ejemplo, en la intensa propaganda encaminada a naturalizar la tortura, presentada como el único recurso eficaz a la hora de preservar la vida y la propiedad de centenares de miles de honestos norteamericanos de los criminales designios de los terroristas. Son innumerables las series de televisión, películas, programas radiales y medios gráficos que se encargan de inocular, con perversa meticulosidad, este veneno en la población estadounidense.

Desgraciadamente, la cada vez más conservatizada academia norteamericana no se queda atrás en tan indignos propósitos.

Claro está que este masivo y persistente lavado de cerebros no se limita tan solo a legitimar la tortura. Su ambición es mucho mayor: se trata de “formatear” la conciencia pública a los efectos de otorgar credibilidad al relato épico según el cual Dios le ha confiado a la nación norteamericana la realización de un virtuoso “Destino Manifiesto” de alcance universal. Ante él, cualquier disenso orilla peligrosamente en la traición o la apostasía. La conquista de ese mundo feliz no es una empresa fácil: exige sacrificios y la aceptación de dolorosas realidades, como la tortura y los “daños colaterales” inevitables en toda guerra. Pero recientemente el énfasis de la campaña propagandística se ha venido concentrando sobre la eticidad y legalidad de los asesinatos selectivos perpetrados contra los enemigos del sistema, cuyos nombres constan en una tétrica nómina aprobada por la Casa Blanca. Instrumento fundamental de este plan criminal son los aviones no tripulados: los drones.

La eficacia de ese proceso de insensibilización moral ha sido notable. Tal como lo observa Nick Turse, uno de los más reconocidos especialistas en cuestiones militares de los Estados Unidos, este es el único país en el cual una mayoría de la población (56 %) está abiertamente a favor de enviar drones a cualquier lugar del planeta con tal de capturar o aniquilar terroristas. Una de las últimas encuestas levantadas por la PewResearch en marzo de este año señala que 68 por ciento de los votantes o simpatizantes republicanos está de acuerdo con esa práctica criminal, mientras que comparten este punto de vista el 58 por ciento de los demócratas y el 50 por ciento de los independientes. En ningún otro país del mundo se registran sentimientos de este tipo. La medición internacional relevada por Pew Research demuestra que en Francia el 63 por ciento reprueba la utilización de drones; 59 por ciento en Alemania y, ya fuera de Europa, el 73 por ciento en México; 81 por en Turquía, 89 por ciento en Egipto al paso que en Pakistán, donde la actividad criminal de los drones es cosa de todos los días, un previsible 97 por ciento de los encuestados condena el empleo de ese mortal instrumento.(1) No obstante, pese a esta generalizada repulsa fuera de Estados Unidos las operaciones terroristas a cargo de aviones no tripulados crecieron exponencialmente durante el mandato del inverosímil Premio Nobel de la Paz Barack Obama. Esta opción presidencial es tan fuerte que en la actualidad la Fuerza Aérea de Estados Unidos está entrenando un número mucho mayor de pilotos de drones que de los convencionales, los que tripulan bombarderos y aviones caza. Todo un signo de la virulencia de la actual de la contraofensiva imperialista, que desmiente en los hechos, y con las pilas de víctimas que crecen sin cesar, los discursos humanistas de Obama y la moralina de sus aparatos nacionales e internacionales de manipulación de conciencias.

Los medios del sistema presentan al presidente como un hombre de bien cuando, como lo afirma el brechtianamente imprescindible Noam Chomsky, se trata de otro asesino serial más de los varios que han ocupado la Casa Blanca en las últimas décadas.

Un solo dato es suficiente para inculparlo: según un informe del Bureau of Investigative Journalism por cada “terrorista” eliminado mediante ataques de drones (dejando de lado un análisis de lo que el gobierno estadounidense entiende por

“terrorista”) mueren 49 civiles inocentes. Nada de esto es ventilado por la prensa hegemónica dentro de Estados Unidos y sus secuaces de ultramar.

La inesperada decisión del gobierno colombiano de ingresar a laOTAN, o al menos de sellar varios acuerdos de cooperación con esa organización terrorista internacional, sólo puede entenderse al interior de los cambios operados en la doctrina y la estrategia militar de los Estados Unidos. Turse señala que las operaciones militares que ese país está llevando a cabo en estos momentos en Oriente Medio, Asia, África y América Latina tienen seis componentes distintivos, los cuales fueron diseñados para disimular o al menos encubrir la magnitud del esfuerzo bélico en que incurre Washington y, de paso, deslindar sus responsabilidades por la comisión de innumerables crímenes de guerra que podrían llevar a sus responsables ante la Corte Penal Internacional.(2)

Estos seis elementos son los siguientes:

(a) robustecimiento de las fuerzas de operaciones especiales, como los Seals, que fueron quienes dieron muerte a alguien que, dicen, era Osama bin Laden;

(b) la ya mencionada expansión de las operaciones de los drones, para realizar asesinatos selectivos de “terroristas” o personajes molestos para Estados Unidos;

(c) intensificación del espionaje, algo que ha saltado escandalosamente a la luz pública en los últimos días;

(d) elección y promoción de “socios civiles” que favorezcan los proyectos imperiales, lo que se realiza bajo el disfraz del “empoderamiento” de la sociedad civil –ONGs, la NED y la USAID canalizando millones de dólares para financiar a grupos para que se opongan a Evo Morales, Rafael Correa y Nicolás Maduro- y entrenamiento de líderes sociales y políticos, como Henrique Capriles, por ejemplo;

(e) ciberguerras y, finalmente,

(f) reclutamiento de fuerzas de combate en proxies, es decir, países cuyos gobiernos ejecutan las iniciativas que la Casa Blanca no quiere asumir abierta y públicamente.

De estas seis facetas de las guerras de última generación la que ha pasado más desapercibida ha sido la última: el entrenamiento y empleo de fuerzas militares de los proxies, movilizados para atacar targets enemigos de los Estados Unidos pero que Washington no estima conveniente u oportuno hacerlo de modo directo, involucrando sus propias fuerzas. Si los primeros cinco componentes gozaron de mucha visibilidad, no ocurrió lo mismo con el último, cuya idea directriz es descargar cada vez más el “trabajo sucio” del sostenimiento militar del imperio en los proxies regionales. De este modo se preserva a la Casa Blanca de las condenas y críticas que suscitaría una intervención militar directa en las “zonas calientes” del sistema internacional a la vez que logra que los muertos los pongan sus aliados, lo que reduce los costos domésticos –por ejemplo, ante la opinión pública

norteamericana- de las aventuras militares del imperio. Por ejemplo, en Siria, apelando a los mercenarios enviados por las teocracias del golfo para cumplir las tareas que tendrían que hacer las tropas imperiales. No es demasiado difícil imaginar cual es el plan de operaciones que Washington tiene preparado para América Latina y el Caribe, y cuál será el papel que en la ejecución del mismo se le asigne a un país, Colombia, cuyo gobierno redobla sin pausa su apuesta por la carta militar –ahora con la colaboración no sólo del Pentágono sino también de la OTAN– y cuya clase dirigente tiene como una de sus supremas aspiraciones convertir a su país en “la Israel de América Latina”.

1) http://www.pewresearch.org/fact-tank/2013/05/24/obama-and-drone-strikes-support-but-questions-at-home-opposition-abroad/

2) Ver“Tomgram: Nick Turse, Tomorrow’s Blowback Today?” enhttp://www.tomdispatch.com/blog/175580/tomgram%3A_nick_turse,_tomorrow’s_blowback_today/

– Dr. Atilio Boron, director del Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales (PLED), Buenos Aires, Argentina www.atilioboron.com.ar

Facebook:

http://www.facebook.com/profile.php?id=596730002

Twitter: http://twitter.com/atilioboron

Agencia Latinoamericana de Información

http://alainet.org

EcoPortal.net

 

Frei Betto: Mantener vivo al niño que llevo adentro

Don Quijote de la Mancha
Don Quijote de la Mancha (Photo credit: Wikipedia)

Enrique Pérez Díaz

Inevitablemente debo comenzar esta entrevista apuntando que Frei Betto es uno de los intelectuales contemporáneos más admirados y queridos en nuestra tierra. Desde que publicara hace años su libro Fidel y la religión, se fue granjeando la simpatía entre los cubanos y sus visitas de cada año nos traen a un hombre bondadoso, cordial, sencillo y muy atento al universo contemporáneo y sus más graves problemas.

En su ocupada agenda de trabajo, que lo mismo puede contemplar la reunión con un jefe de estado, que la visita a una favela de Brasil, Frei Betto busca tiempo para la escritura, la meditación y hacer una labor mediática en pro de los derechos de los humildes del mundo entero.

Sirva pues, este diálogo, para que todos le conozcamos mejor y apreciemos su credo literario, ya que sus altos valores humanos son harto apreciados por nosotros.

¿Existe para Ud., una literatura infantil? ¿Una LITERATURA? o simplemente ¿Literatura para personas?

Existe literatura. Punto. No me agrada la adjetivación de literatura “infantil” o “juvenil”. Alicia en el país de las maravillas 

¿Qué piensa de la infancia?

Es una edad onírica, de sueños, de fantasías. Lamento que hoy en día muchos niños sean dependientes de la TV y transfieren su capacidad de soñar, lo que crea un déficit onírico que, en la adolescencia, corre el riesgo de intentar compensarse con el uso de drogas.

En su concepto ¿los niñ@s leen hoy día más o menos que antes?

Habría que hacer una encuesta, pero tengo la impresión de que leen menos, están más interesados en la TV y en Internet. Es raro encontrar una casa de familia que tenga una biblioteca. Y donde no hay libros no hay estímulo para la lectura.

He visto en sus libros publicados por nosotros un evidente interés por mostrar las costumbres y tradiciones de Brasil, lo cual le ha granjeado el aplauso del lector cubano. ¿Es una tendencia este tipo de literatura en su tierra? ¿Tiene buena acogida?

Sí, Brasil es un país inmenso, muy diverso, y eso provoca el interés por libros que muestren esa diversidad. Lamentablemente hay poca literatura en Brasil sobre las costumbres de países latinoamericanos y caribeños. El proceso de “latinoamericanización” de Brasil es muy reciente, se inició con la Revolución Sandinista a fines de la década de 1970.

¿De qué modo considera puede ayudar un libro a la formación de una persona?

Los libros influyen mucho en nuestra formación, sobre todo en la adolescencia, cuando comenzamos a elaborar nuestra visión del mundo.

¿Qué piensa del tono que deben tener las historias para niñ@s?

No hay recetas. Una historia para niños podrá interesarles a partir de diferentes tonos.

Se suele decir que en cada libro que se escribe va un gran porcentaje de la personalidad de su autor. ¿Es parecido a alguno de los personajes de su obra?

Creo que no me parezco a ninguno de mis personajes, aunque en todos ellos hay una u otra característica que se asemeja a lo que soy.

¿En qué motivaciones suele inspirarse para escribir sus historias?

Las motivaciones son diferentes. La novela Minas de Oro nació de mi interés en contar la historia de la mina de Morro Velho, próxima a Belo Horizonte, que conocí cuando niño. Hotel Brasil-el misterio de las cabezas degolladas fue un desafío que me impuse de escribir una historia policíaca. El día del ángel retrata el período en que estuve preso en la dictadura militar. El Vencedor brotó de mi experiencia con jóvenes adictos a las drogas. Alucinado sonido de tuba es resultado de mi trabajo social con excluidos. Ahora, en este año 2013, lanzo una nueva novela, Aldea de silencio, cuya trama me vino a la cabeza como contrapunto a ese mundo acelerado y restringido por las nuevas tecnologías de comunicación, que parecen obligar a las personas a estar on line todo el tiempo.

¿Reconoce en su estilo alguna influencia de autores clásicos o contemporáneos?

Me encantaría escribir tan bien como García Márquez, Camus, Dostoievski, Machado de Assis, Saramago y Marguerite Yourcenar. Siempre vuelvo a esos autores cuando necesito un estímulo para darle sabor estético a mis textos.

¿Cuáles fueron sus lecturas de niño?

Julio Verne, Edgar Rice Burroughs, Monteiro Lobato, y muchos otros libros cuyos autores no recuerdo.

 

En Cuba se le valora y aprecia desde que publicara su célebre libro Fidel y la religión. ¿Tiene alguna anécdota interesante para contar de su relación de tantos años con el lector cubano?

Estoy muy agradecido al lector cubano por el interés que han mostrado por mis libros. Quisiera que los cubanos conocieran también mis novelas, como Minas de oro o Aldea de silencio. Como anécdota tengo que contar que Fidel, al recibir a Jimmy Carter en su casa, dejó sobre una mesa mi libro La mosca azul, donde aparecen imágenes de TV y fotos tomadas del encuentro entre los dos líderes. Después le agradecí al Comandante la propaganda mundial…

¿Qué valores desea transmitir por encima de todo en su literatura?

El sentido de justicia.

Es conocida por sus lectores su preocupación por el universo en que vivimos, el ser humano y sus derechos… además de su prédica y su ejemplo.

Si tuviera que salvar solamente diez libros de un naufragio ¿cuáles escogería? ¿Alguno de los que ha escrito?

1-La Biblia, 2- Las mil y una noches, 3- Memorias póstumas de BlasCubas, de Machado de Assís, 4- Gran sertão, veredas, de Guimarães Rosa; 5- Los hermanos Karamazov, de Dostoievski; 6) La peste, de Camus; 7) Cien años de soledad, de García Márquez; 8) Don Quijote de la Mancha, de Cervantes; 9) Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar y 10) Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll.

¿Merece la pena haber sido escritor de libros para niños?

Mucho. Es una forma de estar en diálogo permanente con ellos y de mantener vivo al niño que llevo dentro.

Publicado por Cubarte

Historia del asesinato de un niño palestino

Isabel PérezMohamed Al Durrah

Comenzaba la Segunda Intifada palestina en la Franja de Gaza, cuando un padre y su hijo se vieron atrapados por el fuego israelí. La imagen de Yamal Al Durrah y su hijo Mohamed, agazapados e intentando protegerse de las balas dio la vuelta al mundo. El momento quedó grabado por un periodista de la televisión France 2 que, además, informó vía telefónica cómo padre e hijo habían sido objetivo del fuego desde las posiciones militares israelíes.

Tras recibir la noticia de que Israel continúa negando la autoría de este asesinato y afirma que el niño sigue vivo, su padre Yamal explica: “El día en el que el Ejército israelí asesinó a mi hijo y yo salí gravemente herido estaba haciendo señales a los militares israelíes con mi mano, pidiéndoles que pararan de disparar. Las balas llegaban hacia nosotros.”

Desde que esto ocurriera, el 30 de septiembre de 2000, Israel ha intentado crear su propia versión tergiversando la información e incluso manipulando las imágenes. “Al principio, Israel condenó a los dirigentes de su Ejército porque dispararon sobre nosotros –continúa explicando Yamal–. Luego, las imágenes de Mohamed Al Durrah muriendo se difundieron en las cadenas internacionales, en todas las televisiones del mundo y, cuando Israel vio esto, quiso evitar la historia. Creó otro escenario donde mostraban las imágenes con una keppa sobre mi cabeza y la de mi hijo, mostrando al mundo lo contrario: que nosotros éramos israelíes y eran los palestinos los que nos disparaban”, dice Yamal.

Cambiar los hechos

Varias organizaciones de derechos humanos palestinas han llevado a cabo investigaciones y han recopilado información más que suficiente para refutar la teoría israelí. “Israel siempre intenta defenderse a través de la emisión de mentirasy pretensiones que no tienen que ver con la realidad –nos cuenta Samir Zakut del Centro de derechos humanos Al Mizan en Gaza–. El asesinato de Mohamed Al Durrah fue tan cruel que conmovió la conciencia humanitaria, no sólo la de palestinos y árabes”.

Mohamed Al Durrah se convirtió desde entonces en el símbolo de la Segunda Intifada, tanto es así que un hospital de la Franja de Gaza porta hoy su nombre.Israel rechazó cooperar con todos los comités de investigación internacionales que fueron enviados a Palestina tras el suceso. “Lo raro es que este estado de ocupación formó un comité de investigación para hacer la investigación ellos mismos. Es incomprensible que el asesino haga una investigación así mismo”, recalca Samir Zakut.

El pequeño Mohamed murió como consecuencia de heridas mortales en su abdomen, de disparos que provocaron que sus intestinos salieran al exterior, según informó en su momento el médico forense Abed El Razeq El Masri, quien además envió fotografías del cadáver a los medios de comunicación. Su padre Yamal recibió varias balas en la pelvis, el brazo y la arteria femoral. “Netanyahu sabe que la imagen de Israel fue manchada con la sangre del mártir Mohamed Al Durrah y ahora los israelíes intentan demostrar al mundo que son la víctima y que el pueblo palestino es el criminal”, añade Yamal Al Durrah.

“Nadie puede cubrir el sol, no se puede ocultar la realidad –nos cuenta Samir desde el centro Al Mizan–. Las fuerzas de la ocupación mataron a Al Durrah a sangre fría. Mataron a un niño sin piedad. Si la comunidad internacional quiere la verdad, si realmente está a favor de los derechos humanos y los defiende, debe formar un comité de investigación. La tumba de Al Durrah existe, sus restos también. No hablamos de graves violaciones, hablamos de crímenes de guerra porque Israel los comete de manera sistemática”.

Trece años después del asesinato de Mohamed, su madre Amal sigue esperando que se haga justicia. “Mataron a mi hijo –dice Amal– y como madre pido que el asesino sea llevado a juicio. La comunidad internacional es responsable si no interviene, si no defiende al pueblo palestino ellos son responsables. Los israelíes son famosos por sus mentiras, ellos lo niegan para que no se les lleve a la justicia. No quieren tener las manos manchadas delante del mundo.”

Publicado por Diagonal/Rebelión

 

Hemingway desata aún pasiones en La Habana

Por Ana Laura Arbesú *

La Habana (PL) La estancia por más de dos décadas del escritor estadounidense Ernest Hemingway en La Habana constituye aún un enigma para los seguidores de su obra en la Isla y en todo el mundo.Su casa en Finca Vigía, los lugares en los cuales dejó huellas como el restaurante bar Floridita donde solía disfrutar de su daiquiri, los torneos de la pesca de la aguja en la costera norteña Cojímar, resguardan su paso por Cuba.
De ahí que investigadores de todas latitudes se acerquen al Coloquio Internacional dedicado a su vida y obra, que cada dos años auspicia la casa museo, en San Francisco de Paula.
A este, recién concluido aquí, llegaron un centenar de estudiosos, conservadores, artistas, apasionados todos de su impronta literaria, para seguir las últimas rutas, los pasos del autor de El viejo y el mar por esta ciudad.
Más allá de las conferencias, los debates teóricos y las charlas sobre determinados temas como la preservación del inmueble donde se asentó en La Habana desde 1940, las pasiones por la caza, su paso por Africa, la correspondencia con amigos y colegas, el encuentro trajo a un grupo de imitadores, ganadores de un concurso de personas parecidas a Papa, como le llamaban sus allegados.
Todos rebasaban las seis décadas, con porte robusto, pelo y barbas canosas. Por las calles nos confunden, la gente nos miran asombrados, unos nos gritan ÂíHemingway!, otros ÂíPapa!, comentaban algunos en los pasillos del Palacio O´Farril, donde se desarrollaron las jornadas teóricas…     VER MAS

 

EL PARTIDO CIVICO RENOVADOR, PARTIDO EMERGENTE CON PERSPECTIVA DE CRECIMIENTO.

Palabras de   Domingo Núñez   Polanco  Acto de juramentación de más de mil nuevos renovadores en la Provincia de San Fernando de Montecristi que vienen a apoyar y trabajar por el proyecto de República del General Zorrilla Ozuna

En esta tierra de San Fernando de Montecristi, tierra de grandes hombres y mujeres que han llenado de gloria el camino hacia las luchas libertarias en defensa de las causas más nobles y justas de la nación dominicana estamos convocados a una cita con la historia.  La historia esta pariendo una nueva generación de dominicanos y dominicanas, con ideas nuevas y renovadoras, llamada a transformar la forma de hacer política en la república Dominicana.

Los partidos políticos tradicionales ya no escuchan lo que la gente dice, quiere o necesita. No hay un diálogo real entre ellos y la sociedad.
Hemos olvidado discutir los principios fundamentales de carácter ético y filosófico; no tenemos ninguna propuesta seria y coherente ante el pertinaz empobrecimiento del pueblo dominicano.
El nuevo proyecto alternativo de nación que propone el General Jorge R. Zorrilla Ozuna a la nación dominicana  no solo plantea ser un ente político, también propone que debe ser una organización signada por un ejemplo de vida, por un compromiso serio, real y coherente en la construcción de una sociedad, de un país verdaderamente democrático e incluyente, un proyecto alternativo de  país acorde con los intereses del pueblo, visionario y realista...VER MAS