Otra vez el Padre Rogelio y Jhonny Alberto Salazar victima de acoso y persecusion

 

 

 

 

 

Nagua.-Este jueves y viernes 23 y 24 de mayo será incrementada la persecución judicial contra el periodista y regidor Johnny Alberto Salazar y el sacerdote Rogelio Cruz, que desde hace mas de dos años encabeza, entre otros el abogado Pedro Baldera.

Este jueves 23 a ambos, le conocerán un juicio por presunta difamación e injuria.

HISTORIA DEL PROCESO

Se trata de un proceso con el que Johnny Alberto Salazar fue condenado a cumplir 6 meses de cárcel y al pago de un millón de pesos, en una acción materializada por una jueza de Nagua, sentencia que luego fue anulada por al Corte de San Francisco de Macorís.

Ese fallo provocó un revuelo nacional e internacional debido a que se trataba del primer periodista enviado a la cárcel por presuntamente violar la Ley 6132 sobre expresión y difusión del pensamiento, la que viene de la época de la dictadura de Trujillo.

NOTICIAS RELACIONADAS PARA ENTEDER EL ACOSO
En respaldo al “insolente” y “contrahecho” Jhonny Alberto Salazar

Presidente CNDH y dirigente del PCT advierte está dispuesto a asesinar al periodista Jhonny Alberto Salazar

El periodista Jhonny Alberto Salazar y el Padre Rogelio vuelven hoy a los tribunales con la frente en alto

El síndico de Nagua confirma fue el regidor Ariel López quien le destrozó la nariz a Jhonny Alberto Salazar con un botellazo

Fijan para el 11 de abril conocimiento recurso apelación sentencia condena al periodista Jhonny Alberto Salazar

Masivo respaldo popular al periodista Jhonny Alberto Salazar, en Nagua

Manuel Salazar dice periodista fue condenado “por insolente”

Este juicio viene del 27 de marzo, cuando Baldera, llegó al Palacio de Justicia lleno de odio como en otras oportunidades, y al intentar sonreír dio otra muestra como si estuviera llorando.

Se trata de Pedro Baldera, quien llego solo al nuevo intento para que un tribunal envíe a la cárcel al periodista y concejal Johnny Alberto Salazar y al sacerdote de los pobres Rogelio Cruz.

Llego en un carro sin placa, entro por la puerta principal del Palacio de Justicia y además del odio, también llego cargado con varios macutos llenos de cuantos papeles uno se pueda imaginar.

También tenia consigo, extensiones, computadoras, bocinas, y se presume que dentro de alguno de esos macutos tenía la toga y otras indumentarias de las que usan los abogados.

En esa oportunidad, Pedro Baldera no era quien actuaba de abogado contra los dos dirigentes comunitarios, esta vez actuaba como acusador.

Quiere que igual como paso el 26 de enero del año pasado, a Johnny y a Rogelio le canten cinco millones y les manden por dos años a una cárcel, acusándole de difamación e injuria.

Posteriormente llegó uno de sus abogados, se trata de Alamny Them.

Teonilda Gómez (LA JAYITA), quien encabeza la barra de su defensa no asistió en esa oportunidad.

Mucha gente noto que hacia falta La Jayita, quien siempre llega tarde y con chorros de sudor, al parecer de cargar los motetes en los que transporta los papeles que utiliza como defensora de Pedro Baldera.

Para la ocasion, junto a uno de sus hermanos Pedro Baldera entro a la oficina de Marlene, la secretaria del tribunal en donde se conocería la audiencia.

Allí dijo que *Que ese tipo no se atreve a decirme de frente lo que me dice por radio*.

Volvió a sonreír, pero su odio al parecer es tan evidente que la sonrisa reflejaba como si fuera a llorar.

El hermano también dijo entre los dientes algunas tonterías, como aquella de que *míralo como anda con guarda espalda* y de inmediato se pregunto de el “¿por que no anda solo?”.

Estas indirectas se produjeron cuando Johnny Alberto Salazar, entro a la oficina de la Secretaria con el abogado Stalyn Castillo.

Para la fecha Salazar atendio a responder: *Estamos en Semana Santa, yo les perdono* porque no saben lo que dicen.

Posteriormente llegaron dos de tres testigos que dice tener Pedro Baldera, los que procuran contribuir con que manden a la cárcel a Johnny y al Padre Rogelio, bajo el argumento de que han difamado al llamado defensor de los derechos humanos.

Del lado de Johnny Alberto Salazar, estaba su madre Ana Rosa Salazar, junto a decenas de militantes y simpatizantes del Movimiento Se Puede, provenientes de los barrios humildes en donde la organización crece vertiginosamente, trabajando junto a los mas necesitados.

El magistrado interino Pedro Julio Marmolejos, sin darle mucha vuelta al caso, atendió a presentarse y dijo que el juez titular al parecer tenía problemas de salud.

Posteriormente acogió una solicitud del abogado Stalin Castillo, quien argumento falta de tiempo para conocer la audiencia en vista de que este miércoles solo era laborable hasta el medio día, en vista del feriado de la Semana Santa.

El magistrado Marmolejos acogió el pedimento del abogado que defiende al Padre Rogelio y a Johnny Alberto Salazar, y escogió el 23 de mayo de este año, como nueva fecha para conocer la demanda, que se convirtió en el capitulo numero dos de un plan persecutor en contra de una regiduría al servicio del pueblo y en contra de la libertad de prensa.

La audiencia fue fijada para las 9 de la mañana y antes de las 11 ya cada quien retornaba a sus respectivos lugares.

El Padre Rogelio continúo con sus labores de trabajar con los más humildes incrementando sus actividades en esa Semana Santa, tiempo de la pasión, muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo.

Johnny Alberto Salazar, a ponerse al servicio de las autoridades del COE junto a más de 50 voluntarios del Movimiento Se Puede, que trabajaran para ayudar a salvar vidas en esta temporada de reflexión.

La parte adversa compuesta por resentidos sociales no se supo de su agenda, aunque a decir de muchos no estaría ligada a la religiosidad en vista de que ni siquiera creen en Dios.

Para este 23 de mayo, el periodista y regidor Johnny Alberto Salazar, procuran incrementar los trabajos de terminacion de una casa que el domingo 26 Dia de Las Madres, dejara inaugurada junto a la militancia del Movimiento Se Puede, en un acto que ha sido pautado para las 6 de la tarde.

EL PARTIDO CIVICO RENOVADOR, PARTIDO EMERGENTE CON PERSPECTIVA DE CRECIMIENTO.

EL PARTIDO CIVICO RENOVADOR, PARTIDO EMERGENTE  CON PERSPECTIVA DE CRECIMIENTO.

Palabras de   Domingo Núñez   Polanco  Acto de juramentación de más de mil nuevos renovadores en la Provincia de San Fernando de Montecristi que vienen a apoyar y trabajar por el proyecto de República del General Zorrilla Ozuna
descarga (5)En esta tierra de San Fernando de Montecristi, tierra de grandes hombres y mujeres que han llenado de gloria el camino hacia las luchas libertarias en defensa de las causas más nobles y justas de la nación dominicana estamos convocados a una cita con la historia.  La historia esta pariendo una nueva generación de dominicanos y dominicanas, con ideas nuevas y renovadoras, llamada a transformar la forma de hacer política en la república Dominicana.
Los partidos políticos tradicionales ya no escuchan lo que la gente dice, quiere o necesita. No hay un diálogo real entre ellos y la sociedad.
Hemos olvidado discutir los principios fundamentales de carácter ético y filosófico; no tenemos ninguna propuesta seria y coherente ante el pertinaz empobrecimiento del pueblo dominicano.
El nuevo proyecto alternativo de nación que propone el General Jorge R. Zorrilla Ozuna a la nación dominicana  no solo plantea ser un ente político, también propone que debe ser una organización signada por un ejemplo de vida, por un compromiso serio, real y coherente en la construcción de una sociedad, de un país verdaderamente democrático e incluyente, un proyecto alternativo de  país acorde con los intereses del pueblo, visionario y realista.

EL FIN ESTRATÉGICO QUE SE HA PROPUESTO PCR, ES QUE CADA DOMINICANO Y DOMINICANA VIVA EN DIGNIDAD, EN UN MUNDO DE BIENESTAR Y JUSTICIA SOCIAL.

LLEGAR A ESA META REQUIERE MUCHOS ESFUERZOS DE TODOS Y CADA UNO DE NOSOTROS  Y LOS ESFUERZOS QUE SE HACEN CADA UNO POR UN LADO, SIN QUE RESPONDAN A UNA DISCIPLINA QUE LOS REÚNA Y LOS MANTENGA UNIDOS EN UNA SOLA DIRECCIÓN, “PODRÁN SER ESFUERZOS PERO NO SE CONVERTIRÁN NUNCA EN UNA FUERZA. 

LA FUERZA ES EL RESULTADO DE LA UNIÓN ESTRECHA DE TODOS LOS ESFUERZOS” Y LA UNIÓN ESTRECHA DE TODOS LOS ESFUERZOS, EN EL CASO DEL PCR DEBE  NACER DE LA ORGANIZACIÓN Y FORMACIÓN POLÍTICA DE CADA UNO DE SUS MIEMBROS, MILITANTES Y DIRIGENTES,  POR LO QUE SE HACE NECESARIO  LA IMPLEMENTACIÓN DE UNA METODOLOGÍA ORGANIZATIVA Y DE FORMACIÓN Y CAPACITACIÓN POLÍTICA ADAPTABLE A LA REALIDAD DEL PCR Y A LAS PROPIAS CONDICIONES POLÍTICAS, ECONÓMICAS Y SOCIALES DE LA REALIDAD DOMINICANA.

Ahora bien,   ¿Para qué debemos organizarnos?
Debemos organizarnos para varias cosas, según sean las etapas que debemos recorrer para llegar a nuestra meta.
Debemos organizarnos para:
a)      El crecimiento y desarrollo del PCR
b)       asegurar la existencia de un partido fuerte
c)       un partido bien organizado, disciplinado y Consciente.
d)       Un Partido donde sus dirigentes, militantes  y miembros adquieran la necesaria formación política para que el PCR pueda cumplir sus planes estratégicos y metas políticas.
 “Cuando tengamos un partido fuerte ideológicamente y en número y en organización, habremos cumplido la primera parte de nuestras obligaciones, y entonces podremos lanzarnos a la conquista de nuestras metas políticas.
Mientras no llegue ese día debemos vivir probándonos en la teoría y en la práctica, y en esa prueba diaria probaremos nuestro método de trabajo y nuestras estructuras orgánicas.
La vida diaria es la que nos dirá si el método de trabajo es bueno o es malo o si se aplica bien o se aplica mal (porque puede ser bueno y aplicarse mal). La prueba nos dirá en qué medida debemos mejorar nuestro método de trabajo y también en qué medida debemos mejorar o cambiar nuestras estructuras orgánicas, pero esas estructuras orgánicas deben partir  de una plataforma de acción”. JB
Plataforma de acción que debe partir de los comités renovadores (CR9) y de las mesas electorales.
En este momento lo más importante para nosotros es que construyamos un partido que actúe en todo el país.
Para lograr esta meta tenemos que organizar en cada campo, en cada pueblo, en cada ciudad o barrio del país a las mujeres y a los hombres que simpaticen con la propuesta renovadora de nación del General Zorrilla Ozuna
La actual  necesidad del PCR  son obvias: ganar peso político, objetivo que pasa por una estrategia electoralista. Lo que implica que hay que subordinarlo todo, en materia organizativa, a tal estrategia.
 El PCR hoy debe de ser una estructura electoral con capacidad de organización y movilización.
El PCR  deberá mostrar su dureza, su coherencia, su valor para liderar la autodefensa de las grandes mayorías defendiendo el voto en cada mesa electoral, con la  consigna: VOTA 11 PCR.
Hoy estamos aquí juramentando  más de cien CR9, es decir, que hoy están ingresando al Partido más de mil nuevos renovadores. Estos nuevos renovadores vienen a trabajar por la Patria, están aquí  por que aman esta tierra Quisqueyana y por demás por que están consciente en lo absoluto que el líder y conductor del PCR, General Zorrilla Ozuna no va a fallarle a este pueblo.
Y hablando de Comité Cívico Renovador (CR-9) decimos que:
Un Comité Renovador (CR-9) es un organismo formado por hombres y mujeres  que desean adquirir una formación teórica y práctica con el trabajo social y político en su espacio territorial.
También, los miembros de un Comité  Renovador (CR9) tendrán por tarea, en coordinación con los dirigentes del PCR en la circunscripción, municipio o distrito municipal  correspondiente, formar  núcleos  electorales, tomando como guía la estructura organizacional de la JCE: Recintos, Colegios electorales (mesas) y circunscripciones.
Todos los hombres, mujeres, jóvenes, estudiantes, discapacitados, tanto de la zonas rurales como de la urbana que entran en el Partido por la puerta de los Comités Renovadores (CR9) comienzan su tarea aprendiendo a ver desde un punto de vista científico como ha ido produciéndose la historia de nuestro pueblo, pues si la finalidad estratégica del PCR es alcanzar una sociedad con justicia social y vivir en dignidad, lo primero que tienen que conocer a fondo y seriamente los hombres y mujeres renovadores  es como se ha producido su historia, que fuerzas lo han formado o deformado. 
FORMACION Y DESARROLLO (CR-9) 
Para formar un Comité Renovador (CR-9) del PCR  los compañeros elegirán fundamentalmente a los hombres y  mujeres de probada sensibilidad social y política, y a personas que ejerzan influencia en sus comunidades y tengan vocación patriótica y de servicio al pueblo.
Después de constituido el CR-9, deberá recibir o  empezar con las orientaciones que establece el programa de formación política, e impartir las tareas que puedan ser asimiladas por los compañeros, sobre todo el trabajo en las mesas electorales.   Estas labores deberán ser evaluadas a fin de ir corrigiendo errores y evitar de ese modo, desde el principio, las deformaciones o confusiones.
Los compañeros que alcancen la más alta categoría política del PCR, es decir, la de dirigente, sean promovidos en base al cumplimiento de un conjunto de actividades rigurosamente establecidas por la dirección.
Para garantizar que la evaluación cumpla su función de corregir a tiempo la falla detectada durante el proceso de desarrollo de formación política es necesario que se realice una evaluación continua y permanente de las actividades desarrolladas por el CR-9, monitoreando y asignando responsabilidades individuales y orgánicas.
La unificación de criterios en todos los procesos de evaluación es básica para lograr el mismo resultado político en cada uno de los organismos tanto de los CR-9 como del  Partido en sentido general.
Es absolutamente necesario definir todas las tares prácticas que deben ser evaluadas.
Finalmente terminamos esta participación citando un texto del profesor Juan Bosch que dice:
 “Un partido puede estar compuesto por infinito número de miembros y de simpatizantes, pero sólo puede ser fuerte si todos sus miembros y sus simpatizantes actúan de manera organizada. (…) la organización requiere grandes esfuerzos de parte de sus dirigentes, una atención constante y, sobre todo, mucha conciencia (…) y mucha responsabilidad. Ahora bien, esa conciencia sólo puede ser producto del estudio, y del estudio de los fenómenos políticos, puesto que para aprender la ciencia política no vamos a ponernos a estudiar medicina o arquitectura o mecánica; y el estudio de la ciencia política es cosa muy difícil en un país como el nuestro.
Organizarse y estudiar para darle conciencia a la organización exige ahora, en la República dominicana, valor y mucha firmeza”. JB
¡VIVA EL PARTIDO CIVICO RENOVADOR!
¡EL PCR LA VIA Y EL GENERAL ZORRILLA LA VIA!
¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE HERMANOS Y COMPAÑEROS!

Las páginas de un subversivo

English: Sandro Pertini at the funeral of Enri...

El pasado 17 de mayo de 2013 se cumplía el décimo aniversario de la muerte de Luigi Pintor, comunista italiano y fundador del diario “Il Manifesto”, aquel de quien nuestro Paco Fernandez Buey, uno de los muy pocos que dijeron algo digno por estas tierras y en aquellas fechas a propósito de la muerte de ” el mejor analista político que ha dado el comunismo italiano” según Enrico Berlinguer, escribiera: “En cuanto a la idea que Pintor siempre defendió y que aún figura en la cabecera de Il Manifesto, vosotros, los de la edad del hierro en la garganta, no la olvidéis. Ni siquiera cuando la química neuronal os lleve, desde los prados de la melancolía, al cruce de caminos entre el recuerdo de Pintor y el final de “Arden las pérdidas”. Y sepáis ya, como sabe el poeta que busca las palabras para esa edad, que “la única sabiduría es el olvido” (“En la muerte de Luigi Pintor” http://www.lainsignia.org 13 de diciembre de 2005).

Es una necesidad nombrarlo, nombraros, hoy. Y eso hago.

Traductor.

Con el título “Querido Luigi” aparece una pequeña nota en Il Manifesto del 17 de mayo de 2013, firmada como T.D.F que traducimos:

  En una de las calles adyacentes a Plaza Bolonia, en Roma, vive Pietro Ingrao, no lejos de donde Eugenio Colorni fue asesinado por los fascistas de la banda Koch en mayo de 1944. Hemos ido a verlo para recordar con él a Luigi Pintor y a que abrazara a Isabella ( la última compañera del fundador de Il Manifesto, ntd). A los 98 años cumplidos en marzo, Pietro nos ha recibido con atención y activa predisposición, con dolor cuando hemos recordado a quien él considera un “hermano”, que murió en el mismo año en el que él perdió a su mujer, Laura Lombardo Radice -sobre la que Luigi escribió un afectuoso saludo como “hermana mayor”- y nos dejó tamb én Mirella, la compañera de Aldo Natoli (componente, junto a Rossana Rossanda y Luigi Pintor, del grupo inicial de Il Manifesto) . Y el año 2003 fue también el año de la guerra. Así, con nosotros, ha vuelto a recorrer la que ha denominado “nuestra juventud” y ha insistido en el mensaje y la escritura “de no breve contenido” de Pintor, tejida “de una lectura trágica de las cosas” y “de los acontecimientos del siglo que no han dejado ni dejan respiro alguno”, como en un susurro. Después, ayudado por su hija Chiara y su nieta Giovanna, ha cogido el texto que escribió el día de la muerte de Luigi ( y que “Il Manifesto” publicó el 18 de mayo de 2003), para proponer, con pasión y fuerza, que lo releamos. Aquí está.

Es siempre difícil y quizás imposible –al menos para mí- responder a la pregunta sobre quién es y qué ha sido otra persona para uno mismo. Pues bien, si tuviese que responder quién fue Luigi Pintor, contestaría sin dudarlo: un subversivo. Uno que quería subvertir la sociedad en la que vivía. De ella no le gustaban ni las leyes, ni las costumbres ni los modelos. ¿Se rebelaba frente a una opresión? Creo que era algo distinto y más profundo.

Ante todo, mirándolo, Luigi Pintor me parecía que protestaba principalmente contra una forma de ver la vida: enfermaba con los códigos y los ensalzados rituales sagrados. Le asombraba la hipocresía que había en esos cánones. Aunque después – tras su amarga reflexión- siempre parecía preguntarse socarronamente: ¿pero de qué nos sorprendemos?

Para él el origen de la depravación estaba en el capitalismo con su avidez inagotable. Luigi no era un reformista. No lo fue nunca, incluso ni cuando con sarcasmo denunciaba y cuantificaba la avaricia de la burguesía en sus ritos del limosneo social. Con su sarcasmo burlón era como si dijera: ¿habéis visto de qué pasta están hechos estos?

Había asumido una idea del Mal del mundo, una injusticia más grande que la del propio orden social imperante. Y el furor y la cólera contra tal orden social en auge parecían acrecentarse en él precisamente en relación con la dureza de la infeliz condición humana. Y más con la sordidez de la burguesía.

¿Era, por tanto, un apocalíptico mediterráneo? Lo sorprendente, en este queridísimo y áspero narrador del malestar del vivir, era la persistente tenacidad combativa con la que se empeñaba –se podría decir: cada día- en la lucha cotidiana, en el conflicto real de la izquierda tal y como era, con sus defectos y sus esperanzas más elementales, en sus pasiones y en las pruebas de todos los días. Le gustaba la página culta y rigurosa y el canto desesperado, mezclado con la crítica cultural punzante en el periódico, junto al latigazo breve contra el enemigo de clase, contra los traficantes de la política. Eso era, para mí, lo que lo identificaba de manera inconfundible y que también se encuentra en las páginas breves y alusivas de sus novelas o sus memorias.

Es una gran pérdida, precisamente en el momento en el que la partida mundial vuelve a coger nuevos vuelos y a situar la guerra como el eje central de la política. Y cuestionándose, de nuevo, los modos de analizar el mundo y sus sistemas políticos.

Otro hablará de la natural vocación literaria de Luigi, de su singular pasión por transformar la emoción ética en escritura y el olvido como un cuestionamiento de la vida.

Me gusta recordar su gran inquietud por el sentido de la existencia y a la vez cómo lo vinculaba todo en su quehacer cotidiano en la refriega de las exigencias del momento. Aquí es donde detecto su singular humanidad.

Luigi no era un hombre ingenuo. Su inquietud no era fugaz. Y su pasión, polémica – en el fondo- hasta con los suyos.

Reflexionando sobre él, obrando ya desde la calma severa de la muerte, es necesario que nos remontemos lejos a una herida en el costado de Europa que creció en la “guerra total” (como la definió Hobsbawm) que irrumpió en el planeta a mediados del siglo XX -y después durante la época de Bush- y ha vuelto a medirse con el nuevo nivel alcanzado del arte de matar.

En esto me vienen a la memoria asuntos del pasado. ¿Qué vimos, qué comprendimos entonces, en aquel incendio mundial de nuestra juventud, cuando Luigi rozaba apenas los veinte años y ya estaba en el desbarajuste de la insurgencia partisana? ¿Y qué es lo que no entendí de la ruptura del manifiesto que nos dividió? Y aún hoy no hemos conseguido construir un nivel de encuentro adecuado ante las difíciles mutaciones de la izquierda en la actualidad o bien después de la extraordinaria novedad del new global. ¿Cuál es la razón de que no hayamos superado aún lo que nos dividió? ¿Y cómo podemos pensar en ti, evocarte, hermano que te vas, sin buscar las respuestas a estas preguntas? Desde tu silencio, sigues testarudamente apelándonos en tu amarga interrogación sobre el mañana…

FuenteIl Manifesto, 17 de mayo de 2013

Sobre el Partido

Notas desde la trinchera

481719_10151287849269648_682824039_n

No cabe duda que la etapa de la revolución que está naciendo, etapa caracterizada en primera instancia visible por la falta del inmenso, místico, profundo y comprometido líder que fue Hugo Chávez, comienza a evidenciar profundas fallas que, sin ser pesimista, comprometen la continuación de nuestro proceso de transformación de no ser resueltas a tiempo.

La prudencia en la crítica es una táctica valiosa en estos tiempos donde la industria cultural y mediática tienen una posición muy ventajosa en la guerra y sabiendo que la zamurera derechista nacional permanentemente se encuentra atenta de cualquier fuga de información para tergiversar y atacar. Sin embargo debido a la grave circunstancia en que se encuentra la irreversibilidad del proyecto revolucionario, nos vemos en la obligación de socializar más los análisis con el objetivo de generar reflexión y movilización en nuestras filas para atajar a tiempo las grandes contradicciones que están excesivamente brotadas y ya hieden a contraataque, dispersión y traición.

Desde esta inquietud, a desarrollar en completitud en las próximas líneas, redactaré una serie de artículos que, complementados, espero ayuden aproximarnos a la caracterización y propuestas políticas para la organización y la batalla. Ideas y reflexiones producto de conversaciones, debates y reuniones con distintos sectores y a distintos niveles. El esfuerzo es entonces, sobre todo, uno de consolidación de aportes de diversos camaradas.

Ideología socialista

Me preocupa enormemente la crítica generalizada que se ha venido haciendo desde distintos espacios, caracterizada por un discurso lleno de consignas, lugares comúnes, simplificación de problemas, externalización de los errores (el enemigo imperial) y carencia de propuestas viables. Sin darnos cuenta hemos construido uno de los peores enemigos alienizantes: la ideología socialista.

Sé que al decir esto prendo algunas alarmas y ya más de un predicador político de oficio me dirá contrarrevolucionario y demás, objetivo intencional de la dramática línea. Pero lo cierto es que si nos apegamos a la definición rescatada y reconstruida por Ludovico sobre ideología la definimos como el conjunto de creencias y costumbres asentadas en la mente de hombres y mujeres de un momento histórico y espacio geográfico determinado que permiten la sumisión de los individuos al sistema, garantizando así la estabilidad y reproducción de este último. Es decir, toda ideología es un “auto-engaño” para mantener un sistema que en últimas instancias explota a hombre y mujeres.

A contraposición existe la conciencia revolucionaria como hecho consciente de superación al auto-engaño. El problema particular de la “ideología socialista” es que se logra mimetizar facilmente con la conciencia revolucionaria captando frases, conductas, estética y expresiones, permitiendo así crear un velo en nuestra militancia que hace dificil la penetración de críticas y rectificaciones.

Lo que a final de cuentas me preocupa más de la crítica generalizada de la ideología socialista es que no trae propuestas concretas para el “golpe de timón” que tan enfáticamente instruyó el Comandante, mas bien tiene como objetivo la inmovilización y el desgaste. Sí, por muy extraño que suene al comienzo, pero la crítica generalizada al no traer propuestas permite que el malestar tenga un pequeño escape para bajar la presión social y desgasta a las organizaciones sociales y revolucionarias en un ciclo de reunionismo-activación-desmotivación interminable debido a la ineficacia de las iniciativas.

Lo más peligroso de la “ideología socialista” es que ha sido asumida majestuosamente por la burocracia corrupta enquistada en el Estado Venezolano que se blinda de los ataques internos y neutraliza con facilidad “golpes de timón”. Sumado a la mutilación realizada al pueblo chavista de su capacidad de pensamiento crítico y reflexivo por esta ideologia (falsa consciencia), se garantiza entonces que la llamada “derecha endógena” mantenga sus garras podridas de ambición en el poder.

La primer gran tarea que tiene entonces nuestro partido, como organizacíon política del pueblo revolucionario es vencer la ideología (tanto la capitalista, como la supuesta socialista). Para cumplirla se deben asumir dos grandes líneas de acción:

1.- Un proceso masivo de creación de conciencia crítica y reflexiva, dejando atrás los viejos modelos de formación política ortodoxa, que parecen mas lavado cerebral que otra cosa.

2.- La identificación y conformación de una vanguardia revolucionaria compuesta por cuadros políticos dirigentes dentro del PSUV que tengan la claridad profunda sobre la situación actual y logren reproducir el discurso y penetrar el velo del engaño consignero que nos hemos construido.

Clientelismo político

La gran enfermedad de la política venezolana, que terminó de hacer metástasis a sus máximas proporciones con la renta petrolera y no hemos logrado, ni de lejos, superar. Todos, sin excepción, hemos caído en la dinámica del clientelismo político, porque hasta los más conscientes se rinden ante la sensanción de imposibilidad de modificar este fenómeno en la cultura venezolana.

La verdad es que el clientelismo político es insatisfacible, por mucha renta de lo que sea que se tenga. Y peor aún, es cada vez más demandante, porque en la medida que se alimente más necesidades saldrán, es como la Hidra, el monstruo de la mitología griega que al cortarle la cabeza le salían dos más. Nunca habrán los suficientes recursos para resolver las necesidades de un pueblo con dádivas gobierneras, la única manera de resolver los problemas del país es con políticas públicas integrales, consistentes y eficientes que luego de una metodología científica de explicación de problemas y análisis de los factores que los producen, permitan diseñar y ejecutar estas políticas con eficacia.

Por lo tanto cualquier organización política que asuma el clientelismo político como bandera de su popularidad, tiene fecha de muerte antes de nacer. Al ser insatisfacible las necesidades, comienza a degastarse la credibilidad de la organización y por consecuencia su capacidad de movilizar, sostener y adherir simpatizantes. Si no superamos el clientelismo político estamos destinados al fracaso, así como lo han hecho otros partidos con la enfermedad (AD, Copei).

Lo difícil es como hacer esta superación dentro del límite de tiempo que tenemos (tres años), porque la ruptura no puede ser inmediata: primero por falta de voluntad de gran parte de la dirigencia y segundo porque haría una rápida desmovilización masiva dentro del PSUV. Creo entonces necesaria, como lo mencioné en el bloque anterior, que se cree una vanguardia dirigente que logre posicionar y hacer penetrar el discurso y la praxis anti-clientelar que tendrá como consecuencia mediata el desprendimiento de cierto sector dirigente y activista en el partido que generarán conatos de desestabilización política interna pero a la final se fortalecerá la integridad del PSUV y se sincerarán las filas revolucionarias.

Por supuesto, a la final, la superación del clientelismo político debe realizarse en conjunto por dos grandes actores políticos: el partido y el gobierno. Por lo tanto el partido solo pone la mitad de la fórmula, la otra será analizada en un próximo escrito.

Partido y Gobierno

El gobierno debe estar subyugado a las decisiones políticas del partido. Y esto se refiere no a que el partido sea una especie de Consejo que sea consultado para decisiones políticas, más bien que defina, forme, evalúe y seleccione los cuadros de dirección de gobierno para garantizar que estos compañeros tengan las condiciones éticas, académicas, políticas, emocionales y de experticie necesarias para la conducción de un gobierno revolucionario, es decir, un gobierno que resuelve los problemas del pueblo y eleva su calidad de vida y al mismo tiempo acompaña un proceso de transformación radical de la sociedad.

Aquí, es de especial preocupación la formación de los cuadros revolucionarios. No solo se carece de programas de formación política, sino también de programas de formación en ciencias y técnicas de gobierno, que garantizen que aquellos con altas responsabilidades de dirección de gobierno tengan las capacidades requeridas.

El partido, además, como garante de la gobernabilidad en el país y como conductor fundamental en la transición hacia el socialismo (catalizador entre el poder popular y el Estado actual), debe definir en conjunto con el gobierno las políticas de mayor incidencia para la estabilidad política de Venezuela y para la ejecución de los procesos de transición y transferencias de poder.

Teoría Revolucionaria

Uno de nuestros grandes vacíos es la carencia de teoría. Libros y escritos diversos hay muchos, pero existe escaza construcción teórica sólida que nos permita analizar con viabilidad el proceso de construcción al socialismo y evitarnos muchos de los errores históricos que han imposibilitado la superación del capitalismo y que lamentablemente hemos vuelto a cometer algunos de ellos.

Esta tarea debe nacer también dentro del seno del partido y no sólo desde espacios externos, porque usualmente los espacios de producción teórica están separados de la militancia de calle, la militancia conectada a lo concreto, a las dinámicas del poder popular, del partido, del gobierno.

Hemos caído en un teoricismo emergido desde la “ideología socialista”, un conjunto de frases, expresiones y consignas del auto-engaño, es decir, libros con mucha paja y poco contenido. Teoricismo que parece haber nacido más de la necesidad de un grupo de camaradas de cumplir sus ansias egocentristas de reconocimiento y que se auto-ubican en una posición supra-histórica donde logran evaluar, criticar y juzgar quien es revolucionario y quien no, que es correcto y que errado. Siempre desde la cómoda posición de no comprometerse con nada, de no asumir ninguna responsabilidad de gobierno o de partido, para que nadie vaya a enjuiciarlo s después. En últimas instancias, es una posición cobarde y profundamente contrarrevolucionaria.

Por encima de éstos compañeros que ni sazonan la sopa, lo peor es la carencia de propuestas concretas que viabilicen políticas (principalmente económicas) para la transición hacia el socialismo. Debe el partido asumir esta tarea también y crear un equipo multidisciplinario, experimentado en la batalla pero con capacidades intelectuales excepcionales para crear la teoría y un programa viabilizador de la transición hacia el socialismo

Estrategia y táctica

  Primero, cuando hablo de estrategia me refiero a planes viabilizadores de mediano plazo (2-5 años) que permiten acercarnos al éxito de nuestros objetivos históricos. Dentro de ésto lo más “estratégico” que hemos tenido es la de campaña electoral para el 12 de octubre, un plan de tres meses. Debemos de tener estrategias más claras, concretas, viables y políticamente creativas. Por ejemplo el PSUV-Zulia debería de tener estrategias para la toma del poder en espacios fuera del ejecutivo (Universades, Gremios, Sindicatos, etc.) Somos un partido carente de estrategias para la toma del poder, ni hablar para la viabilidad y concreción de la transición hacia el socialismo. Nuestras “estrategias” se reducen al juego de poder, a la “micro-política”.

Si bien el nivel estratégico debe ser centralizado para garantizar la integridad del accionar, el ejercicio de la táctica debe ser desconcentrado, de tal manera que le permita, por ejemplo, a los equipos parroquiales tener la suficiente flexibilidad en el accionar inmediato de definir cual es el mejor curso de acciones teniendo en cuenta el análisis que hagan éstos sobre su focalizado entorno político. De lo contrario la visión “generalizadora caraqueña” engullirá las capacidades creadoras y la participación protagónica de nuestros cuadros medios.

Política de cuadros

Sencillo, el partido no tiene ningún tipo de política de cuadros.

Todos pareciéramos entender la importancia de la formación sociopolítica, pero la verdad es que está subestimad a, la prueba es que n o existen procesos serios, regularizados de formación política para la militancia de nuestro partido. Se deben crear dinámicas de reflexión crítica y formación que permitan desvelar las relaciones de dominación del sistema capitalista a través de l a comprensión de los procesos histórico-sociales, c onsiderando la pasión y el sentimiento como elementos fundamentales para el aprendizaje y no permitir que se ancle en el viejo paradigma de enseñanza unidireccional, descontextualizado, incapaz de motivar y desentendido de las necesidades reales del pueblo .

Dentro de ésto es crucial formar a nuestros cuadros profesionalmente también, especialmente en áreas de interés para el ámbito público y político como la economía, la sociología, el derecho y las ciencias y técnicas de gobierno. Cada vez más tenemos camaradas asumiendo responsabilidades en el alto gobierno con completa incapacidad para dirigir gestión pública eficaz y eficiente, orientada a dar resultados para elevar el nivel de vida de los y las Venezolanas.

Por otro lado, no existen sistemas de asignación, seguimiento y control de las tareas políticas de la militancia, más allá del 1×10, que nos permitan seleccionar y promover a los cuadros aptos para tareas determinadas tanto político-partidista como de gobierno. Otra tarea urgente es entonces, crear y regularizar este sistema.

Conclusión

Unas pinceladas para promover el debate en la base y la dirigencia del partido son el motivo de estas notas.

Me distancio de otros escritos de articuleros de oficio que haciendo análisis, manejando ciertos argumentos verídicos, manipulando astutamente la información y aprovechándose de la grave situación política actual, decretan el fin del proceso revolucionario, pareciéndose más bien al discurso del fin de la historia. Tenemos la historia por hacer y el mandato inaplazable de hacer realidad la esperanza libertadora de los grandes hombres y mujeres de todos los tiempos que han muerto por nuestros mismos ideales.

A estos cobardes que comienzan a dar la media vuelta; el espíritu del Comandante Supremo:

¡AQUÍ NADIE SE RINDE, CARAJO!

danielbm87@gmail.com

 

Hugo Chávez, el milagro de la dialéctica en el mundo

p_01_10_20121Milson Salgado
El espíritu y la materia son las categorías filosóficas que han transitado los saberes más complejos en el núcleo filosófico de la cultura occidental, y la historia de la filosofía está impregnada de amantes de la sabiduría que le han apostado al espíritu, como Platón que daba a las ideas una simultanea existencia en un mundo cargado de ideas generales que como máquinas en serie generaban las ideas particulares en nuestro mundo. Kant y Descartes se decidieron por el idealismo, en el que conviven categorías universales y saberes innatos y una conciencia que crea la existencia. Demócrito en cambio se decanta por esa minúscula partícula que vive aquí y funda lo existente. Karl Marx entiende que la fantasía religiosa es la culpable de gran parte de la tragedia humana porque lo trascendental hace olvidar este mundo en que las desigualdades son explicadas por destinos divinos.

Marx celebra lo material, pero eso no le impide reconocer que la estructuración de la dialéctica hegeliana que viene de una posición idealista, es una de las explicaciones más fantásticas para explicar el movimiento, el devenir y la evolución del mundo. Sin embargo, esta evolución de un espíritu absoluto o de una idea absoluta tiene que ser sustituida por un proceso histórico que explica la evolución del ser humano hacia estadios cada vez más cualitativos. Por eso es común decir que la dialéctica hegeliana, Carlos Marx la pone patas arriba, porque los filósofos solo se han ocupado de interpretar al mundo y es necesario su transformación.

Hugo Chávez Frías es fruto de esa dialéctica, porque nadie con una lógica elemental interpretativa puede explicar lo que significó Chávez para Venezuela, para el retorno del socialismo como proceso de construcción de un proyecto histórico viable, y lo que significa en el momento actual para un mundo que cae bajo las garras de modelos de la usura financiera, y de la entrega de soberanías territoriales, económicas y políticas que embargan el futuro de los países.

Bolívar no es ajeno a este momento actual porque sus ideas libertarias influidas por el movimiento revolucionario francés implantaron un atisbo de tradición militar que fue muy bien manejada por Chávez, y ahora es ajena a las políticas de contrainsurgencia y de contención popular que practican otros ejércitos. Aunque oprobiosa fue necesaria la dictadura de Juan Vicente Gómez, la apertura de Medina Angarita, Betancourt y el mismo Carlos Andrés Pérez y el caracazo para que los saberes se multiplicaran, las conciencias colectivas conocieran la marginación y la exclusión para que aquel monaguillo, vendedor de arañas, soldado patriótico recorriera la patria y leyera el espíritu de Venezuela para transformar de forma incesante el laberinto de miseria y desesperanza en que habían postrado a la patria. Y ello es así, porque la realidad está formada por opuestos, ida y retorno de saberes, que en el conflicto inevitable que generan, engrendan nuevas categorías y conceptos que en contacto con la realidad entran en contraposición con otras definiciones.

¿Quién creería que después del período de intrascendencia ideológica que generó la caída del socialismo real un nuevo socialismo se estuviera incubando 10 años después? ¿Y quién creería sobre todo que un proceso constituyente sería el creador de nuevas relaciones políticas, económicas y sociales, sí el mismo Carlos Marx descartó en la coyuntura francesa de finales del siglo XIX, no así en otras coyunturas, una institución que reproducía las relaciones de producción del sistema capitalista? Así lo apunta Lenin: Marx apreció en todo su valor el empleo de los medios legales de lucha en los tiempos de estancamiento político y de dominio de la legalidad burguesa”. Por esa razón, es novedoso que las grandes transformaciones en Venezuela, se realicen en la superestructura que ha sido tradicionalmente la legitimadora del sistema capitalista, pero ha sido aprovechada en los procesos constituyentes del sur para darle base legal al cambio y a la transformación de la sociedad.

Los números de Venezuela no engañan. De 1999 a 2011 la pobreza se redujo de 42.8 al 26.7%. La inversión social que es considerada gasto para el neoliberalismo pasó de 12% al 22.8%. El desempleo pasó del 15% al 8.5%. La educación superior se incrementó en un 86% y la erradicación del analfabetismo y el hambre son reconocidos por la Unesco. Venezuela con Chávez fue relevante internacionalmente como no lo había sido presidente alguno, y limitó la injerencia de Estados Unidos en el sur, y como agente de cambio en el paradigma de la adopción de sistemas económicos le dio la espalda al neoliberalismo.

Los pueblos europeos ven una esperanza en el socialismo del siglo XXI porque son los pueblos los que se apoderan de las decisiones y de los cambios, y no los bancos y las transnacionales. Solo el grupo Prisa atacó y sigue atacando en el gobierno de Maduro un Modelo que es diferente al de España en el que la gente se suicida porque le quitan su casa, su arraigo y lo que los hace sentirse personas y no cosas. El número de pensionados en Venezuela pasaron de 475,000 a 1,900,000, y la construcción de proyectos habitacionales para los pobres fue uno de los mayores logros en Venezuela.

Con estas cifras y con un arañero y monaguillo que se ha ido de materia pero está en el espíritu de su pueblo y que le arrancó millones y millones de páginas a los científicos sociales, millones y millones de dolores de cabeza a los dueños del mundo, reflexiones y teorías tras otras, y sobre todo esperanza para el mundo entero, es difícil negar el gran aporte que ha dado la dialéctica al milagro venezolano y al mundo entero.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 

DOMINGO NUÑEZ POR LOS CAMINOS DE LA PATRIA TRABAJANDO JUNTO A LAS COMUNIDADES

Datos personales

La guerra y la Vida Después: Una entrevista con Brian Castner

The WordPress.com Blog

We’re honored that Brian Castner, Iraq War veteran and author of The Long Walk, makes his official online home right here at WordPress.com. Brian’s history and work are fascinating, as are the writing and photographs he shares on his blog.

We asked Brian a few questions about his background, his book, his blogging philosophy, and his choice of WordPress.com for his site.

Could you please tell us a bit about your unique background?

I served in the Air Force as an Explosive Ordnance Disposal (EOD) Officer, and deployed twice to Iraq in 2005 and 2006. EOD is the military’s bomb squad, so we defuse roadside bombs and all types of rockets and missiles and such. I got out of the military in 2007 and became a contractor teaching Army and Marine Corps EOD units before their deployments, but when the stress and post-traumatic issues finally caught up with…

Ver la entrada original 1.113 palabras más