Barrick Gold en Domincana, ¿quién gana?

Por Diony Sanabia *

Santo Domingo (PL) El logro de un acuerdo preliminar para modificar un contrato existente entre el Gobierno de República Dominicana y la minera trasnacional Barrick Gold otorgó cierta tranquilidad en diversos sectores de este país, aunque otros continúan escépticos.Tras una larga negociación, ambas partes decidieron dar este paso, en medio del rechazo popular por la presencia de la empresa, que explota una mina de oro en Cotuí, en la central provincia de Sánchez Ramírez. Ante la solicitud del Gobierno dominicano, que consideró las desventajas económicas existentes, la revisión tuvo como objetivo alcanzar un convenio más equilibrado y acorde a la realidad actual de los mercados.
El ministro dominicano de la Presidencia, Gustavo Montalvo, quien
encabezó la Comisión de su país en los últimos diálogos, afirmó que de esa forma se responde a las demandas gubernamentales planteadas.
Al mismo tiempo, se garantizan condiciones justas y equitativas en
relación con los estándares internacionales para este tipo de contratos.
Ante el presidente dominicano, Danilo Medina, y prominentes ejecutivos de la empresa, Montalvo afirmó que las modificaciones permitirán al Gobierno aumentar los ingresos por impuestos en más de mil 500 millones de dólares.
También se recibirán, agregó, los 10 mil millones de dólares que se proyectaron en marzo pasado para un total de casi 11 mil 600 millones de dólares.
Ese monto podrá subir o bajar en dependencia del precio del oro en el mercado de Londres.
Montalvo recordó que antes de esta decisión, el Gobierno dominicano tenía previsto recibir 377 millones 400 mil dólares de 2013 a 2016 de un total de ingresos brutos de exportación royectados en ocho mil 386 millones 800 mil dólares en ese período.
Luego de la negociación, precisó, dos mil 200 millones de dólares irán al Gobierno, casi seis veces más de la cantidad planificada.
Para llegar a esos resultados, las partes acordaron eliminar la tasa
interna de retorno del 10 por ciento para la entrada en vigencia del impuesto sobre la participación de las utilidades netas.
Decidieron además la reducción de la tasa de depreciación de 40 a 15 por ciento, y una mayor gradualidad en la recuperación del capital invertido.
A partir de estos cambios, el Gobierno logró aumentar su participación en el proyecto de 37,1 a 51,3 por ciento, mientras que el protagonismo de la Barrick Gold descendió de 62,9 a 48,7.
El nuevo esquema impositivo, que finalmente sea plasmado en la enmienda al contrato, aplicará sobre el total de ingresos por las 28 exportaciones de la minera realizadas desde el 13 de noviembre de 2012, recalcó Montalvo.
Para ambas partes, el nuevo acuerdo permitirá la explotación de minerales en Dominicana de manera sostenible, y se garantizará un reparto justo de los beneficios.
Medina hizo el pasado 27 de febrero último un llamado a los ejecutivos de la Barrick Gold a revisar los aspectos fiscales del contrato de 2009, firmado durante el tercer período presidencial de
Después del alza de los precios del oro en el mercado mundial, el esquema actual de distribución de ingresos para la nación caribeña resulta inaceptable, consideró el dignatario al rendir cuentas de su gestión ante el Congreso Nacional.
Ilustró que bajo el esquema fiscal establecido para la explotación del preciado mineral, a un promedio de mil 700 dólares la onza, y 28 dólares la onza de plata, la empresa obtendría dos mil 600 millones de dólares en los dos primeros años de producción.
Con esa cantidad, a partir de asumir exportaciones de un millón de onzas de oro y unos dos millones de onzas de plata, afirmó, la Barrick Gold recuperaría el monto total invertido en poco más de dicho tiempo.
De los mil 753 millones de dólares de ingresos anuales de exportación, el Gobierno dominicano apenas recibiría 56 millones de dólares, explicó el jefe de Estado.
En otras palabras, agregó a continuación, de cada 100 dólares de
ingresos de la exportación de oro y otros metales, la Barrick Gold obtendría 97 dólares y el pueblo dominicano solamente tres.
Tal situación es sencillamente inaceptable, recalcó Medina, quien
reconoció que ninguna de las partes previó lo que sucedería con el precio del oro luego de la crisis financiera global.
Si por mutuo acuerdo no modificamos los términos fiscales del contrato durante los primeros años, la Barrick Gold se quedaría prácticamente con todo y el pueblo dominicano con nada, subrayó.
Ahora, Medina aseguró que el nuevo acuerdo repercutirá en más recursos para el bienestar de “nuestra gente”.
Los intereses de la nación han prevalecido, destacó el gobernante,
quien enumeró también algunos puntos favorables del convenio.
En opinión del presidente del Senado, Reinaldo Pared, la decisión tomada es positiva, y vaticinó que el modificado convenio será aprobado sin dificultad en el Congreso Nacional.
Para el líder de la Comisión de Contratos de la Cámara alta, Tommy
Galán, el Gobierno tuvo una tarea titánica, pero logró la renegociación
de un contrato que ya estaba firmado y con fuerza de ley.
La medida es una acción soberana y patriótica, opinó el vocero de los diputados del Partido Reformista Social Cristiano, Ramón Rogelio Genao.
Por su parte, el expresidente del Senado y dirigente del opositor Partido Revolucionario Dominicano, Ramón Alburquerque, expresó que el acuerdo es malo y ridículo pues del 2013 al 2016 el Estado debería recibir no menos de 24 mil millones de dólares.
Diversos movimientos populares, que pidieron durante meses en marchas, misas, juicios en la calle y otras manifestaciones la renegociación del contrato, valoraron como insuficiente el paso dado. Aunque reconocieron aspectos positivos en el nuevo pacto, para ellos hay más sombras que luces, y criticaron que no fue abordado el aspecto ecológico.
*Corresponsal de Prensa Latina en República Dominicana.
arb/dsa

 

Barrick Gold en Chile también no tiene su cuenta clara

 Barrick Gold en Chile también no tiene su cuenta clara

Santiago de Chile, 14 may (PL) El Gobierno chileno deberá emitir en los próximos días su fallo sobre el proceso sancionatorio a la empresa canadiense Barrick Gold, a cargo del controversial proyecto minero Pascua Lama.En poco más de una semana la Superintendencia del Medio Ambiente informará su sentencia, o pedirá mayores requerimientos.
El 10 de abril último, la Corte de Apelaciones de Copiapó ordenó a Barrick Gold suspender sus operaciones en el proyecto minero de oro, plata, cobre y otros minerales en la norteña Región de Atacama, por anomalías medioambientales.
La suspensión fue emitida ante el pedido de las comunidades diaguitas residentes en la zona, las cuales denunciaron afectaciones a los ríos que surten de agua a los habitantes del sector.
Los pobladores aseguran que las labores de Barrick Gold afectan el derecho a la vida, por los perjuicios causados a los glaciares Toro 1, Toro 2 y Esperanza.
En febrero, la comisión chilena de Evaluación Ambiental multó a la empresa con 260 mil dólares por irregularidades en su gestión medioambiental.
Por unanimidad, la comisión determinó la sanción a causa de varias anomalías, entre ellas incumplimientos en las medidas de monitoreo del estado de los glaciares ubicados en la Cordillera del valle del Huasco.
También fueron detectadas fallas en las acciones de mitigación, para evitar el levantamiento de material sobre los glaciares aspecto clave en su conservación y en la sustentabilidad del curso hídrico de la cuenca.
El Servicio de Evaluación Ambiental de Atacama constató anomalías en el manejo de la planta de aguas de la compañía.
En octubre de 2012, el Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile (Sernageomin) detectó desprolijidades de la minera en el manejo de la normativa de seguridad laboral.
El Sernageomin dictaminó que las labores generaban un alto nivel de polución que afecta la salud de sus trabajadores, no obstante la compañía continuaba avanzando en partes del proyecto, que se estima está a un 40 por ciento de su ejecución.
La institución alertó que si continuaban las irregularidades e incumplimientos de la empresa canadiense, incluso se podría revocar el permiso ambiental por parte de la recién creada Superintendencia del Medio Ambiente, en cuyas manos ahora se encuentra el proceso.
En el proyecto Pascua Lama, Barrick Gold prepara una mina a cielo abierto, a más de cuatro mil metros sobre el nivel del mar, para la extracción de oro, plata, cobre y otros minerales.
Como parte de los futuros trabajos, se preveía el empleo de cianuro, método rechazado por organizaciones ecologistas, dada la alta probabilidad de contaminación de las aguas de los glaciares.
En Chile, la mina abarca un sector de la provincia atacameña del Huasco, mientras que en Argentina se ubica en la provincia de San Juan.
El fin de semana último trascendió que Barrick Gold se proponía invertir unos 29 millones de dólares para subsanar incumplimientos en su permiso ambiental.
Los detalles de la inversión y los trabajos, que durarían unos siete meses, fueron entregados por la compañía a la Superintendencia del Medio Ambiente.
Según divulgaron medios noticiosos locales, de la suma total, poco más de 17 millones de dólares serían destinados al sistema de manejo de aguas, en tanto 9,5 millones deben ser empleados en una planta de ósmosis inversa, con capacidad para remover contaminantes del agua.
La víspera, representantes de Greenpeace solicitaron al Superintendente de Medio Ambiente, Juan Carlos Monckeberg, que aclare los nuevos incumplimientos de la Resolución de Calificación Ambiental por parte del proyecto Pascua Lama.
De acuerdo con versiones periodísticas, las nuevas anomalías fueron habrían sido reveladas por ejecutivos de Barrick Gold en una reunión que sostuvieron a fines de abril con los ministros de Minería, Hernán de Solminihac; Medioambiente, María Ignacia Benítez; y el titular de Economía a la sazón, Pablo Longueira.
“Aún no hay claridad respecto de la cantidad de incumplimientos adicionales que fueron detectados ni de cuál será el costo y el tiempo que Barrick necesitará para regularizarlos”, señaló en días recientes el Diario Financiero.

Por Enrique Torres

tgj/et

¡Llevamos 19 elecciones!

 César Medina 

Me tomó unos minutos contar hasta 19 cuando don Enrique Iglesias me sorprendió con la pregunta en una reunión de embajadores en Madrid, el año pasado: ¿Cuántas elecciones han celebrado los dominicanos en este tramo de su democracia…? Las primeras fueron el 20 de diciembre de 1962 después de 30 años de dictadura. Las ganó el PRD con Juan Bosch de candidato, con casi el 60 por ciento de los votos.

Y aunque ese proceso fue interrumpido por el golpe de Estado del 25 de septiembre de 1963, siete meses después, volvimos a las urnas el primero de junio de 1966 y Balaguer se juramentó un mes más tarde, el primero de julio .

Dos años después, el 16 de mayo de 1968, fuimos a unas elecciones con alcance municipal. Se eligieron síndicos y regidores en todo el país en unos comicios parciales que jamás volvieron a celebrarse con semejantes características .

En 1970 se produjo la primera reelección de Balaguer con la abstención del PRD, liderado entonces por Bosch, lo mismo que en 1974 cuando la represión provocó una crisis de grandes proporciones que dejó el sistema mal herido   .

Las sextas elecciones después de la tiranía de Trujillo se celebraron el 16 de mayo de 1978. Pero en esa ocasión el PRD se envalentonó y desafió la represión para acudir con Antonio Guzmán de candidato. Y ganó .

El PRD asumió el poder después de una gran crisis que inició la misma noche de los comicios cuando los militares interrumpieron el conteo al comprobar que Balaguer estaba derrotado.

Seguimos dando tumbos
La democracia electoral dominicana siguió dando tumbos, pero avanzando de forma sostenida y mejorando el sistema de votación.

Las octavas elecciones se celebraron en 1982 y las ganó Salvador Jorge Blanco, abanderado del PRD.

Se produjo entonces por primera vez la transferencia de mando de un Presidente a otro dentro del mismo partido cuando Majluta, que había asumido 40 días antes por el suicidio de Guzmán, entregó el poder a Jorge Blanco el 16 de agosto de ese año .

Una nueva crisis post electoral surgió después de las elecciones de 1986, novenas seguidas después de Trujillo. Majluta y Balaguer se disputaron el poder y a Balaguer le contaron 32 mil votos más que a Majluta, dentro de muchísimas irregularidades.

En las décimas elecciones también se denunciaron irregularidades contra Bosch y el PLD, que rivalizaron con Balaguer, en 1990, pero el sistema siguió mejorando, se levantó un nuevo padrón y todo parecía funcionar bien hasta el undécimo proceso electoral.

Trastrueque contra Peña
Las irregularidades comprobadas en 1994 provocaron una reforma constitucional donde se instituyó el sistema de balotaje, se acortó a dos años el período que se iniciaba en agosto y se separaron las elecciones congresuales y municipales de las presidenciables .

A partir de entonces se celebrarían elecciones cada dos años. En 1996 ganó Leonel Fernández el poder, en las duodécimas elecciones después de Trujillo   .

A partir de entonces hemos ido inmancablemente a las urnas en 1998 para elegir síndicos, regidores y senadores y diputados.. .

En el 2000 fue elegido Hipólito Mejía Presidente y en 2002 se renovó el Congreso y los ayuntamientos.

En 2004 se celebraron las elecciones número 15 del sistema actual y dos años después volvimos a las urnas a escoger otra vez síndicos y regidores y senadores y diputados. Las elecciones se repitieron de forma sucesiva cada dos años hasta las últimas del 2012 .

Con altibajos, con tropezones, con debilidades, con caídas… Pero el proceso lleva ya 51 años, una de las más prolongadas democracias de América Latina.

Campitos donde se organizan campañas y fraguan intrigas

Orlando Gil
orlandogil@claro.net.do

REACCIÓN PAUSADA.- El gobierno, o por lo menos la parte que se aloja en el Palacio Nacional, no fue indiferente al pasquín que se puso a circular hace una o dos semanas. No hizo alharaca, ni reaccionó acusando a lo loco. Tampoco desmintió los hechos ni defendió a los funcionarios víctima de difamación. Lo tomó ñcomo dicen los tigueresñ “con suavena”. Eso no quiere decir que no le inquietara el hecho ni le preocupara la intención aviesa o el propósito oculto. Lo asumió como lo suponía en el fondo: un ataque político. Ordenó una investigación, y los encargados hicieron un fino trabajo de inteligencia. Se sabe quien lo financió, pero igual quien lo hizo y además quien lo colocó en las redes. Poca gente, pero toda muy efectiva. Ahora ¿qué hacer? Esta decisión no es fácil, pues sea lo que fuere, en todo caso habría más riesgos que beneficios. Por ejemplo, si se hace público el Informe, también habría que dar publicidad al Libelo. Igual, si da a conocer los sujetos, el próximo paso sería su sometimiento, e iniciar un proceso que sabe dónde empezaría, pero no como terminaría…
HACER ALGO.- El gobierno, o por lo menos la parte que se aloja en el Palacio Nacional, sabe que están tirando, y sabe que no es de los molinos. De manera, que de lo malo saca algo bueno: ya sabe de que sector cuidarse. Podría devolver el ataque e involucrarse en una guerra que por ahora no tiene sentido y mucho menos provecho, pero para la cual tiene recursos y posibilidades. Pero piensa como en el Eclesiastés que cada cosa a su tiempo. Ponerse a pelear ahora lo sacaría de concentración y lo obligaría a dejar lo que está haciendo y que le gana tantas simpatías en la población. Quedarse dado tampoco conviene, pues la impunidad puede alentar nuevas embestidas. ¿Qué hacer, entonces? Podría lo mismo que se dice hizo con Hipólito Mejía y los movimientos de huelga de semanas atrás: entregar copia del informe de inteligencia al jefe político de los autores y hacerle ver las implicaciones y consecuencias de acciones tan arteras y alevosas. ¿Actuaron motu proprio o con consentimiento? El intercambio sería una forma de comprobaciónÖ
SIN EFECTO.- El pasquín demuestra la desesperación de ese sector político, pues el gobierno no tiene todavía un año de ejercicio para pensar en debilitar su imagen pública o dañar la reputación de sus funcionarios. El ataque fue directo al presidente Danilo Medina, pues buscó corroer las bases éticas de su administración al denunciar a su círculo más íntimo. En cuatro años muchas cosas pueden pasar, pero hay que esperar que sucedan para sacar ventaja política. Lo de ahora no tuvo ningún efecto, puesto que algunas medidas que se tomaron en el despacho presidencial no tuvieron nada que ver con el documento. Una Julieta enamorada y un Romeo que se aprovecha no es nada nuevo en los tratos de poder. Además, esa experiencia demostró todo lo contrario. El jefe del Estado no juega y no hay secretaria sagrada. Los deslices se pagan, y se pagan caros. Era impensable que eso ocurriera, y ocurrió. Los cercanos saben que los privilegios no alcanzan el campo de la moral. Que deben andar pianitos, puesto que si lo agarran fuera de base, pierden el cargoÖ
LOS CAMPITOS.- Estos hechos confirman lo que se viene diciendo: el horno del PLD no está para galletitas. La lucha asoma, y se cree que todavía no existe, pero la verdadera se libra con armas diversas, como ñen este casoñ el descrédito y la descalificación. Como el 2016 se pone lejos, se quieren forzar situaciones. Nadie parece andar en campaña, o por lo menos no se hace en los medios. Ahora se prefieren otros escenarios, que se suponen más discretos, pero que realmente no lo son. Los políticos, y como parte de su prestancia, se ocupan de tener posesiones fuera de la ciudad. En los alrededores o a veces a mayor distancia. Si no las tienen ellos, por lo menos sí sus amigos. No son haciendas, o centros de gran producción agrícola o pecuaria. A lo sumo finquitas, pero con un denominativo especial: El Campito de Fulano. Bien, en esos campitos se realizan reuniones políticas, se organizan campañas, e incluso se fraguan intrigas, que inciden en el devenir político. Por ejemplo, se habla mucho de un campito que queda por El Higüero…
TOMADO DEL LISTIN DIARIO