Por caminos martianos hacia la construcción del equilibrio del mundo

jose marti
jose marti (Photo credit: twicepix)

La Habana (PL) Con la certeza de que las ideas de José Martí pueden contribuir a salvar un mundo que a veces parece equivocar el rumbo, Armando Hart considera una prioridad promover su difusión en iniciativas como la Conferencia Internacional Por el Equilibrio del Mundo.

Prevista en su tercera edición del 28 al 30 de enero en La Habana, la cita se propone partir del pensamiento del Héroe Nacional de Cuba para abordar problemáticas actuales de la civilización humana como la preservación del medio ambiente, la búsqueda de la paz y la protección de los derechos humanos.
 
Los expresidentes Luiz Inácio Lula da Silva, de Brasil, y Leonel Fernández, de República Dominicana, el Premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel, y los intelectuales Frei Betto, de Brasil, e Ignacio Ramonet, de Francia, son algunas de las personalidades que han confirmado su asistencia al foro, el cual prevé la participación de más de 600 delegados procedentes de 43 países.
 
Armando Hart, político e intelectual cubano que se ha dedicado a estudiar la vida y obra de Martí, considera que el pensamiento del Maestro, a pesar de haberse desarrollado hace más de una centuria, tiene mucho que aportar a los hombres del siglo XXI.
 
El director de la Oficina del programa Martiano y presidente de la Sociedad Cultural José Martí, conversó con Prensa Latina sobre la ya inminente III Conferencia Internacional Por el Equilibrio del Mundo, además de argumentar cómo el legado martiano encaja en el nuevo milenio.
 
Prensa Latina (PL): ¿Cómo comenzaron las conferencias internacionales Por el Equilibrio del Mundo?
 
Armando Hart: Hace 10 años, en ocasión del Aniversario 150 del natalicio de José Martí, la Oficina del Programa Martiano de Cuba, con el apoyo de otras instituciones nacionales, concibió la idea de convocar a la Primera Conferencia Internacional Por el Equilibrio del Mundo.
 
El evento se celebró exitosamente en La Habana y las palabras de clausura estuvieron a cargo del líder de la Revolución Fidel Castro.
 
Como un acuerdo unánime de los participantes en aquel evento, se decidió solicitar a la Unesco la creación de un proyecto encaminado a sistematizar la tarea de estudiar y divulgar de manera más profunda y en todo el mundo el pensamiento de José Martí.
 
En octubre de 2003 la Conferencia General de la UNESCO aprobó la creación del Proyecto José Martí de Solidaridad Mundial, orientado por un Consejo Mundial que incluye hoy a más de 50 personalidades internacionales.
 
Desde entonces, el auspicio de la UNESCO ha sido ratificado en las conferencias internacionales subsiguientes y ello ha propiciado la continuación de estas y otras numerosas acciones internacionales.
 
PL: ¿Podría mencionar algunos ejemplos?
 
Hart: Las acciones a nivel internacional son numerosas e incluyen la creación y funcionamiento de Clubes Martianos, Cátedras Martianas. También se realizan las conferencias Por una cultura de la Naturaleza, los encuentros del Consejo Mundial y la difusión de las ideas martianas en universidades, institutos, centros académicos y también en sectores populares, juveniles y estudiantiles.
 
PL: Una buena parte de esas actividades se encaminan a difundir la obra del Héroe Nacional de Cuba, José Martí. ¿Qué vigencia tiene su pensamiento y cuál es su importancia para el contexto actual de América Latina y del mundo?
 
Hart: Los cubanos, en primer término, tenemos el deber de mostrar y divulgar, con mayor precisión y actualizando sus ideas, quién fue ese genio de la política, de la literatura y del pensamiento universal al que Gabriela Mistral calificó como “el hombre más puro de la raza”.
 
Aunque vivió solamente 42 años, dejó una obra impresionante y se ganó los mayores reconocimientos y elogios como escritor, poeta, organizador político y revolucionario, por parte de los más profundos pensadores y hombres de sólida cultura de su época.
 
Fue un hombre de la más fina sensibilidad, y también fue capaz de fundar el Partido Revolucionario Cubano que organizó y convocó a la guerra necesaria contra la dominación colonial española en América, y más de medio siglo después Fidel Castro lo señaló como inspirador y autor intelectual de la Revolución Cubana.
 
Todas esas facetas están reunidas en la personalidad de José Martí, quien si no es más conocido e identificado en el mundo de hoy en toda su grandeza se debe a las lagunas que existieron en el aparentemente muy civilizado siglo XX sobre la gigantesca riqueza cultural y espiritual de los pueblos de Nuestra América, que en estos momentos reivindican su papel en el mundo.
 
Resumiendo, el pensamiento martiano adquiere renovada vigencia porque representa la cúspide de un legado cultural, político, social y filosófico orientado hacia los intereses de “los pobres de la Tierra” -como él mismo lo calificara- y hacia los intereses más esenciales de la humanidad.
 
Por ello constituye obligado punto de referencia para enfrentar los acuciantes problemas globales de la civilización actual, por parte de todos aquellos preocupados hoy por su incierto futuro.
 
Por Luisa María González * 
* Periodista de la Redacción Nacional de Prensa Latina
 
jhb/lmg