REPUBLICA DOMINICANA Y SUS ENCANTOS

Pequeña guía para reforestar


Octubre es el mes de la reforestacióndesde 1997. En esta temporada, las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente, a través del Plan Quisqueya Verde (PQV), contemplan sembrar alrededor de cuatro millones de árboles antes de que finalice el 2012.  ¿Es posible lograrlo? Si la población se integra a las jornadas de reforestación, sí. Y si los voluntarios llegan con ciertos conocimientos acerca de la forma correcta de plantar, mejores serán los resultados.

Prepárese

La guía para reforestar elaborada por el PQV señala que reforestar es plantar árboles en terrenos donde antes existía bosque. Los lugares elegidos son generalmente montañas deforestadas afectadas por la erosión donde nacen arroyos y ríos y lugares en los que se quiere restaurar, mejorar y conservar el paisaje.

Los técnicos que sirven de guía en el campo recomiendan llevar a las jornadas de reforestación, además de las plantas o plántulas: agua potable, ropa de trabajo, botas o tenis, merienda, gorra, repelente contra insectos, filtro solar y capa impermeable si se reforesta en lugares altos.

Aunque los técnicos ofrecen las informaciones de rigor antes de iniciar la plantación, la siguiente guía del PQV es ideal para aquellos que deseen reforestar de manera regular y no cuentan con la asistencia oficial o no conocen la forma correcta de hacerlo.

Cómo plantar un árbol

Las plántulas se suministrarán en fundas o con la raíz dirigida. Si le tocan plántulas del sistema de raíz dirigida:

1. Simplemente introduzca la plántula, lo más recto que pueda, en el hoyo que encontrará ya hecho. Este será un hoyo muy pequeño, para que solamente quepa el sistema radicular de la plántula; evite que las hojas queden enterradas.

2. Apriete la tierra con una espátula o trozo de madera para que la plántula quede firmemente plantada.


Si, en cambio, le tocan plántulas en fundas:

1. Comprima la plántula con ambas manos para evitar que la tierra se desmorone al quitar la funda.

2. Apóyela en el suelo y, con cuidado, quite la funda completamente; para hacerlo, simplemente rómpala de arriba hacia abajo, evitando estropear la plántula.

3. Coloque la plántula sin la funda en el hoyo que encontrará ya hecho; evite romper las raíces.

4. Cubra la parte radicular de la plántula con la tierra que hay alrededor del hoyo. Evite que las hojas de la plántula queden enterradas.

5. Apriete la tierra con los pies, para que la plántula quede firmemente plantada. No deje tirada en el suelo la funda que contenía la plántula.


— Qué especies sembrar. Se les da prioridad a especies nativas y endémicas de la isla y a algunas introducidas. Prefiera sembrar mara, caoba, teca, algarrobo, uva de playa, tamarindo, limoncillo, pino criollo, cedro, roble, ceiba, cabirma, Juan Primero, guayacán, candelón, olivo, almendro y nogal.

— Dónde sembrar. Este año las jornadas de reforestación serán intensivas en San José de Ocoa, Santiago Rodríguez, Duarte, Monseñor Nouel, Monte Plata, Bahoruco, Dabajón y Valverde.
— Beneficios. La reforestación contribuye a proteger el suelo de la erosión, mantiene las diversas formas de vida animal y vegetal y ayuda a producir y conservar agua. Los árboles purifican el aire, ofrecen un ambiente más sano, más alimento y más riqueza forestal.

Reto de observación. ¿Qué parte de la isla es?



Es tan cartográfica la foto que solo se me ocurre una pista: corresponde al lado este de la isla, es decir, a República Dominicana. Detrás de la punta del fondo se puede ver un pedacito de una las bahías más singulares del país, debido a la forma de su cabo.

Conocimos la jaca enZambrana Abajo (Cotuí, Sánchez Ramírez). Es una de esas frutas raras que nos encanta fotografiar. ¿Notan como el fruto sale directamente del tronco?
El agrónomo e ingeniero forestal Mamerto Valerio (Enda-Caribe), que nos acompañaba, nos dijo que pertenece al género Artocarpus, el mismo al que pertenece el “pan de fruta”. Los productores y moradores de la zona agregaron que la comen como se comen el “ñame” y que también hacen jugos con ella. (Cara de guácala).
De este género hay unas 60 especies en el mundo, pero específicamente sobre la jaca encontré lo siguiente en Wiki:

El árbol de jack, yaca o panapén (Artocarpus heterophyllus) es una especie perteneciente a la familia de las moráceas originaria de la India y probablemente del este de la península de Malaca. Este árbol produce la fruta nacional de Bangladés. Posee grandes similitudes con Artocarpus altilis (árbol del pan), originario de Indonesia y de Melanesia. La fruta, en su interior, es de color amarillo, similar al mango. Su jugo es ligeramente ácido y profundamente dulce, con un sabor que recuerda la mezcla de mango con naranja.

Una nueva tortuga carey(Eretmochelys imbricata) visitó la playa de Güibia la noche del lunes y puso sus huevos en un nido que preparó al lado del nido de Güiby, su antecesora, informó el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales en un comunicado. La institución no dice cuántos huevos puso la tortuga.

Acá un extracto de la nota: 

La tortuga carey, de 95 centímetros de largo y aproximadamente 40 años de edad, fue etiquetada por los técnicos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales con una placa de metal numerada que permitirá identificarla en sus próximas salidas.

Los huevos que puso la carey están protegidos las 24 horas por miembros del Servicio Nacional de Protección Ambiental (SENPA), quienes desde septiembre cuidan los huevos que dejó Güiby en la misma playa. Las tortugas carey son una especie crítica en peligro de extinción, y la playa de Güibia se ha convertido en un espacio vital en el Distrito Nacional para su conservación, gracias a los trabajos de acondicionamiento y retiro de barreras que le impedían el acceso a la arena.

Los factores que amenazan la extinción de las tortugas carey están relacionados a la falsa creencia de que sus huevos son afrodisíacos, por la demanda que tiene su carne y las conchas para fabricar accesorios y artesanías.

La contaminación de la playas, en especial la presencia de plásticos en la arena y flotando en el mar, contribuyen al estado crítico de preservación en que se encuentra esta especie a nivel mundial. Las tortugas que nazcan de los huevos de estas dos tortugas volverán a la misma playa donde nacieron cuando les toque reproducirse, de ahí la importancia de mantener condiciones favorables para la preservación de las playas, en especial la de Güibia.

—– 

Relacionado
2008:  ¡Nacieron tortugas en Güibia!

Ejemplo de una foto con múltiples lecturas…

La tomé el pasado lunes en San José de Ocoa y solo al descargarla y verla grandota noté su lectura más morbosa. Incluso antes de disparar pensaba titularla: “¡Mucho cuidado si se acercan a mi amo, estoy vigilando su sueño!”. En fin…

Hasta que la verde hiedra los arrope…

¿Han notado que los animales del parque temático ubicado en la intersección de las avenidas Abraham Lincoln y John F. Kennedy comienzan a ser arropados por las pequeñas hojas de la Ficus pumila? Es a propósito. Esta idea de cubrir con hiedra las figuras de los animales del espacio urbano inaugurado en 2010 por iniciativa del Ayuntamiento del Distrito Nacional es bien vista por Ricardo García, director del Jardín Botánico Nacional, especialmente por los aportes que representa para la biodiversidad.

“Ya no serán estructuras frías hechas de metal y otros materiales. Ahora tendrás estructuras verdes que producirán oxígeno y contribuirán a mejorar el medio ambiente. Serán una especie de microambientes que servirán de hábitat para microorganismos, insectos y reptiles como el lagarto”, explica García.
El biólogo botánico asegura que esto favorecerá al entorno de jardín natural del parque, en el que abundan las plantas endémicas y nativas plantadas para contribuir con su conservación, ofrecer sombra y atraer fauna.
“Lo de la hiedra es una excelente idea porque no solo ayudará a conservar la estructura del animal, sino que mejorará el aire porque las hojas estarán haciendo la función de fotosíntesis”.

En lo adelante, el principal cuidado que se le dará a los animales cubiertos con la hiedra será de poda, destaca García. Esto evitará que las ramas se extiendan hacia los lados, crezcan en tamaño y fructifiquen.
“Las hojitas deberán mantenerse pequeñitas y pegadas al animal, para dar esa visión de cobertura parejita y muy acotejadita”, dice.

La hiedra. La planta elegida para cubrir a los animales del parque es la Ficus pumila, una trepadora de hojas perennes muy popular en el país para decorar setos y paredes grandes. Los frutos de esta hiedra son infértiles. Las ramas deben ser podadas para evitar que las hojas crezcan.
Críticas. La ubicación del parque temático ha sido criticada por urbanistas que consideran que ciertos restos de vías como este no son adecuados para la construcción de parques urbanos que contemplen la visita de muchas personas.

Ecología, madera y arte

¿Pinturas alargadas y silueteadas? La clave está en el soporte. Detrás de los óleos y acrílicos de las imágenes no hay lienzo, sino pedazos de acacia mangium, caoba criolla y otros 40 tipos de madera que el cantautor y artista plástico dominicano Alberto Peralta Guzmán evitó que fuera quemada y convertida en carbón.

Su trabajo es fácil de resumir: Peralta aprovecha los desechos de madera y los trasforma en obras de arte.
Cuarenta de ellas se exhiben desde el pasado martes 18 y hasta el 25 de septiembre en el Salón de Eventos y Exposiciones del Jardín Botánico Nacional.
La historia del artista nacido en Moca está ligada a la pintura, la música y la ecología: Peralta compone, toca la guitarra, pinta y se dedica desde pequeño a la conservación de los recursos naturales.
“Tiene que ver con mi formación: estudié con monjas”, sonríe para explicar que su devoción por estos temas se debe en parte a su paso por el colegio La Hora de Dios (sector Herrera, Santo Domingo).

 “Siempre me ha apasionado la pintura viva y fresca. Mis primeros dibujos estaban muy enfocados a la naturaleza y luego me dediqué a recrear las cosas abstractas que veía en mi mente”, indica Peralta.

Su primera y hasta ahora única exposición en lienzo la presentó en 2005 en Nueva York.

¿Por qué cambió a la madera? ¿Por qué elegir un soporte poco usado en el país y, en apariencia, de difícil ejecución? Para llevar al arte y al público el mensaje de la importancia de conservar los recursos naturales, dice. Peralta es empleado del área administrativa de la Organización Internacional Medio Ambiente y Desarrollo del Tercer Mundo (Enda-Caribe), presente en República Dominicana desde 1982.

Uno de los proyectos de Enda es apoyar a los productores rurales a través de la implementación de microempresas forestales y aserraderos. Peralta notó que los desechos de estos aserraderos terminaban regados o hechos carbón. Y decidió aprovecharlos.

“Me di cuenta que había un potencia inmenso en esa madera y comencé a separar algunas formas que me llamaban la atención y a trabajar bocetos”.

 El resultado se puede ver en “Cortezas de colores”, la exposición que acoge el Jardín Botánico.

Piezas únicas 

Alberto Peralta asegura que cada trozo de madera le sugiere su transformación y que por ello cada pieza cuenta una historia. “No podría, aunque quisiera, repetirla, porque cada madera es única en su forma y trabajo su contenido de acuerdo a esa forma”, explica.

Más conocido como cantautor que como artista plástico, resalta que todos los temas están enfocados en el medioambiente y que solo usa madera muerta .

“Trabajo lo que llamamoscostaneras, que son los trozos y los chazos de madera que quedan producto del trabajo de las microempresas forestales. Lo que hago es limpiar, curar y preparar esa madera para usarla como soporte”. En algunas obras Peralta agrega materiales reciclados (trapos que se convierten en follaje, tejidos) y otros elementos que complementan las piezas.

Irresistibles dulces criollos

Bolitas de coco
Dulce de leche con naranja
Dulce de coco seco
Dulce de maní entero
Arepa dulce
¿Logran verle la nalga al maco?

Es uno de los picos más “famosos” del país, aunque no recibe muchas visitas, que digamos. Lo de famoso es por el nombre: pico Nalga de Maco. Y es justo su forma la que, ante los ojos de despistados como la Yalo, causa cierta confusión. 

Se levanta a 1,900 metros sobre el nivel mar en el extremo oeste de la cordillera Central, en el parque nacional que lleva su nombre, y es el principal atractivo del distrito municipal Río Limpio (norte de Elías Piña). La cadena montañosa donde se encuentra es larga y coronada por otras cimas muy altas. Por eso, la primera vez que una pisa Río Limpio tiene que preguntar dónde está el Nalga de Maco. Lamentablemente, cuando el dedo o el brazo de un lugareño señala hacia su cima los ojos no se posan en él, sino en el pico de al lado, de forma casi perfecta (o con la forma que, se piensa, tiene un pico). No, no es ese, es el de más para acá, el de la derecha. Y vuelven los ojos a fijarse no en el pico, sino en la punta izquierda de lo que parece otro pico. Una no dice nada, para no pasar por tonta. Pero luego de dos visitas a Río Limpio nos armamos de valor y nos atrevemos a preguntar por qué le llaman así y, peor, nos aventuramos a insinuar que por más que nos empeñamos no le vemos al pico la forma de nalga de maco. Y entonces un guía local me mira medio raro, como echándome en cara que no sea capaz de notar algo tan obvio. 
Como la Yalo perdió la vergüenza hace tiempo, insiste. Y él la obliga a hacer un ejercicio de observación desde lo alto del centro ecoturístico de la comunidad. Dice: ¿Ha visto o dibujado un maco de lado, se ha fijado cómo tiene la espalda y dónde termina esa espalda? Y fuán, ahí aparece el pico, el pico Nalga de Maco, al lado del otro pico de forma casi perfecta.
Qué fácil es notarlo ahora. Hasta lo entendemos: el pico no es solo la punta izquierda, es toda la loma y los dos macizos montañosos que le dan esta famosa silueta. Sin embargo, para demostrar que reconocer la forma del pico no significa aceptar su denominación, el señor apunta:
−Pero yo creo que no debieron ponerle así, porque los macos no tienen nalgas.
Se quedó Javier García en Turismo

Perdieron los que ganaron. Es decir, el 50% de los que participaron en nuestra encuesta no quería que el nuevo presidente de la República, Danilo Medina,dejara en el Ministerio de Turismo a Francisco Javier García (sus razones tendrán, je, je). Y resulta que Medina lo dejó en su puesto,porque sí, porque para eso es Presidente ahora, porque ¿quiénes diañe se creen los lectores de este blog? Los resultados: de 378 votos, 192 (50%) pidieron que lo quitaran; 124 (32%) que lo dejaran y a 62 (16%) les daba igual lo que hicieran con él. Como todo lo que diga puede ser usado en mi contra, debo confesar que no tengo “nada” en contra del ministro ni del ministerio que dirige. De hecho, el grupo de baile folclórico de la cartera me cae de lo más bien. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s