Edgar Borges: “Yo imagino, luego me rebelo”

Monument to Franz Kafka by the sculptor Jarosl...

 

 

 

 

La literatura de Edgar Borges no deja de ser una literatura que habla de sí misma para dar cuenta de una “realidad” más allá de la que se nos muestra. Las voces se confunden pero no lo esencial: lo que nos quiere decir se va multiplicando de distintas formas en ecos infinitos.

Mi encuentro con la literatura de Edgar Borges sucedió cuando llegó a mis manos uno de sus libros (¿Quién mató a mi madre? —Ediciones Irreverentes, 2008) cuyo título de inmediato me hizo pensar en las novelas detectivescas que alguna vez leí en mi infancia. Sin embargo, si bien el título del libro me remontó a aquella época, su lectura me desnudó sin contemplaciones. Mientras lo leía me iba despojando del lastre cotidiano para sumergirme en la vida sin velos ni empañamientos, una extraña vida vuelta ficción, pero tan cercana al humano acontecer que no salgo aún del enamoramiento inicial. Así comenzó mi inquietud por la obra de este autor con quien comparto nacionalidad y entusiasmo por la “palabra”.

Su último libro El hombre no mediático que leía a Peter Handke (Ediciones En Huida, 2012), “investigación novelada en clave de diario” como el mismo autor la denomina, rebasa las nociones de “novela” manejadas por ciertas teorías. El tratamiento del personaje donde el “yo” se diluye en “otros” deja el umbral abierto entre ficción y realidad; no obstante, esa “realidad” no es tal, es una ficción creada por otro u otros, porque la literatura de Edgar Borges no deja de ser una literatura que habla de sí misma para dar cuenta de una “realidad” más allá de la que se nos muestra. Las voces se confunden pero no lo esencial: lo que nos quiere decir se va multiplicando de distintas formas en ecos infinitos. Nunca cede los espacios concebidos para la imaginación porque la idea es reinventarnos constantemente, herencia del argentino, Cronopio al fin, de quien Edgar se declara lector. Este libro rebasa a su vez el concepto de “investigación”, nada de aburrimientos teóricos ni letra muerta, está lleno de sangre, de fibra y tensión bien llevadas. Sus “novelas” fundan “realidades” muchas veces más próximas a la “verdad” —tan manoseada y saturada por malas e “interesadas” interpretaciones— que aquella que pensándose única vela la posibilidad de hallarla.

¿Por qué Peter Handke?

—Peter Handke es un escritor distinto, me interesan muchos de los planteamientos de su obra. Handke utiliza la palabra con precisión, sin adornos innecesarios, para dibujar un espacio cerrado pero también para derribar muros y mostrar el espacio abierto. Sus historias son una crónica que refleja el terrible silencio que padece el ser humano actual. Se trata de un silencio ensordecedor, un silencio en medio del ruido propio y ajeno. Es como si el ser humano de hoy en el fondo estuviese callado resistiendo un terrible grito que aumenta y aumenta obstaculizando, cada vez más, toda posibilidad de movimiento. La obra de Peter Handke habla de la incomunicación, de la soledad pero también de la necesidad de movimiento, de descubrimiento personal. En cuanto a forma Handke desafía el sentido clásico de la narración cíclica de comienzo, desarrollo y final. Y eso, en estos tiempos de estupidez, se agradece, sobre todo si tomamos en cuenta que el mayor sentido cíclico que nos narra el poder es la imposición de su realidad.

¿Cuáles inquietudes u obsesiones literarias comparte con Handke?

—Son dos literaturas distintas unidas por muchas inquietudes compartidas. Es posible que el principal interés que nos una sea la necesidad de conseguir formas de narración abiertas. Además de Handke, son varios los escritores e intereses que alimentan mi necesidad literaria: Franz Kafka, Robert Walser, Georges Perec, Juan Rulfo, Julio Cortázar; la música, el teatro, el cine, el comic, la pintura, la fotografía, la calle.

Usted afirma en su libro que Europa lo que ha perdido es la belleza, no sólo la razón como declara Peter Handke. ¿Qué entiende usted por belleza?

—No se trata de entender, sino de sentir, por ello no puedo explicar un concepto de belleza. Explicar la belleza sería pretender encerrarla en palabras, entonces dejaría de ser belleza. Ocurre que las palabras deberían no parecer palabras para poder dibujar situaciones. He ahí cuando en una historia el lenguaje fluye abierto, como un compendio de imágenes. En literatura la gramática no debe colocar estorbos sino posibilidades. La belleza puede estar en cualquier situación de la vida pero no es posible atraparla, ella fluye, siempre fluye. Sólo desde la sensación logramos llenar de belleza algunos hechos cotidianos. Quizá este vínculo entre belleza y Ser fuese más continuo si no hubiese tanto ruido.

Edgar ¿si en la cotidianidad belleza y Ser anda escindidos, si no se reconocen por el ruido que nos habita, para usted, la literatura se vuelve el lugar de su posible conciliación?

—La literatura es ese espacio que reconcilia al ser con la existencia. Todo lo que está fuera de los bordes de la belleza es miseria. La literatura es ese universo paralelo que andamos buscando.

¿Se puede escapar de la “trampa mediática”?

—En medio de la confusión actual y del caos dirigido está la necesidad de una nueva conciencia. Es como si nos estuvieran cerrando las puertas de todas las posibilidades. ¿Qué vamos a hacer? ¿Nos quedaremos de brazos cruzados mientras el poder nos aplasta con su doctrina de la realidad uniforme? Creo que poco a poco el ser humano asumirá el reto de comprender que la única respuesta posible a todos los grandes chantajes sociales se encuentra dentro de cada uno de nosotros. El otro lenguaje, ese que circula en nuestra esencia, ese que sabe por donde va la corriente del río, o los imperceptibles movimientos del universo, está ahí. No hay trampa sin engañados. El discurso mediático ha pasado a ser una mala caricatura de la realidad social, está en nosotros la aceptación o la transformación de las realidades. ¿El espejo proyecta de mí lo que dice el poder o el espejo proyecta de mí lo que yo pretendo ser?

Usted critica la noción de destino (fe – sentir) en relación con la pobreza como una forma de dominación que el poder de turno inventa, idea que comparto, pero ¿puede construirse una vida a partir de preceptos únicamente “racionales”?

—En lo que nos hacen entender por razón y sentir también hay grandes chantajes. Se nos hace creer que la razón es un asunto frío y áspero que nada tiene que ver con el sentir. El sentimiento es de los buenos y la razón de los malos. Resulta que toda esa cultura de los sentimientos encierra una profunda manipulación que tiene como fin último que las víctimas sean víctimas y no luchen por más. Es con la razón y el sentir, cohesionadas como un todo, que debemos plantarle cara a las injusticias. Claro, el poder nos deja hundidos en un mar de lágrimas y nos niega el debate de las ideas. ¿Quién dijo que nuestras emociones no tienen nada que ver con la razón?  Cada ser humano tiene en sí mismo un caudal de diversidad, hay ocasiones para los sentimientos y otras para la razón. A la política, por ejemplo, me niego a responderle solamente con los sentimientos. A la política le lanzo preguntas con las ideas. El ser humano es una fuerza integral. Razonar y sentir no son dos caminos ajenos al mismo ser. No conozco otra forma de vivir que no se asuma parte de un todo.

“Siempre he creído que un mundo es una réplica de todos los mundos” (idea que aparece también en «Crónicas de Bar») Lo universal en lo individual y lo individual en lo universallo idéntico a lo diverso… principios filosóficos… ¿Del “orquestar” esos “mundos” surgen los movimientos internos de su literatura?

—En efecto, a la hora de escribir necesito conectar el uno con el todo. Intento que cada historia o situación de un personaje sea una réplica de la experiencia de cualquier otro ser. Desde la literatura intento observar la vida como la articulación de muchas partes, todas distintas pero necesariamente entrelazadas. Necesito que el lector se perciba como un punto de la novela pero también como un punto del espacio exterior a la obra. Me gusta creer que dentro de cada uno de nosotros habitan minúsculas partes de todo cuanto existe en el afuera. Tanto de lo bello como de lo terrible.

En estos momentos y tomando una expresión suya: “…el mundo vive una tétrica dictadura global…”, “…el mayor de los totalitarismo: la realidad absoluta…” ¿Cuáles serían las opciones para transformar esto?

—La primera opción es individual, sin duda. Ya no bastan las salvaciones colectivas si no pasan por la responsabilidad individual. El problema de todo extremo es que conduce a otro extremo. La actual versión del capitalismo se basa en la pretensión de resultados absolutos. En esa carrera por los resultados se están saltando todas las éticas, todas las culturas, todos los procedimientos. He ahí cuando se levanta la “realidad absoluta”. Ante este creciente método de adoctrinamiento legalizado por las leyes imagino que tendrá que venir la respuesta de los individuos. Sin embargo, no la observo como una respuesta pensada, no hablo de respuestas sociales coordinadas por liderazgo alguno. Se trata de la reacción de sobrevivencia que asumirá el ser humano como respuesta al actual extremo. El principal adversario del capitalismo será el individuo rebelado. Después del caos protagonizado por millones de individuos rebelados ya veremos que vendrá.

¿Cuál es el papel del escritor que en estos días de mercado y banalidad renuncia a hacer parte de esa estupidez generalizada? ¿Cómo negarse al mercado y sobrevivir? Por aquello de Hotel de Vampiros…

—El escritor siempre ha sido un relegado del orden social. El poder lo toma como modelo sólo cuando le interesa colgarlo en la pared, como un cuadro de feria barata. La diferencia hoy con respecto a otras épocas es que el mercado de consumo ha fabricado la figura del escritor simpático. La industria ha abandonado su interés en la literatura de toda la vida para dedicarse a fabricar esta clase de héroes de historias banales. ¿Qué hacer ante esto? Creo que, aparte de las alternativas económicas que siempre han tenido que buscar los escritores, la actual realidad nos está pidiendo una participación creativa. El escritor, como cualquier sujeto que no esté dispuesto a rendirse, debe participar en la rebelión de las voluntades.

Usted ha hablado y escrito sobre la “saturación de las palabras”, “las palabras ya no significan”. ¿Qué podríamos decir que existe hoy entre las palabras y las cosas?

—Entre las palabras y las cosas hay comprensión o distancia. Hoy las cosas se nos alejan y toman vida propia porque cada vez lo que vale menos es el significado que sentimos por los contenidos. Si nos vaciamos, nosotros mismos pasamos a ser cosas ambulantes. Andamos por ahí, cierto, caminamos, pero no sentimos. Algo de eso está ocurriendo con el vacío de las palabras. Hemos vaciado las palabras para decirlas como si ellas en sí mismas fuesen algo. Y resulta que las palabras, como las cosas, necesitan de contenido para existir. Ese contenido, por lo demás mágico, se lo damos nosotros. Las palabras llenas de sentido siempre producen luz, las palabras vacías producen un sonido similar al que nos sigue retumbando en los oídos mucho después que ha dejado de sonar una alarma.

¿Qué es la imagen para Edgar Borges?

—Es un espacio común a todos al cual se llega desde la sensación. Creo que existimos para descubrir ese espacio.

 “La subjetividad del individuo ha sido trastocada”; es decir que ¿nuestra “subjetividad” tampoco nos perteneces?

—Mientras el sujeto no descubra su potencial creativo será un agente de la realidad de otros. Y  hoy, justamente hoy cuando estamos atravesando un período histórico donde se pretende rentabilizar todo, la realidad ha pasado a ser una condena grotesca manejada estrictamente por unos pocos. La subjetividad te permite tener una perspectiva de todo cuanto te rodea, o incluso de lo que tienes dentro de ti. No obstante, no existe vía subjetiva si no hay fuerza imaginada. La imaginación es una fuerza abstracta que hace posible lo concreto. Con esto te quiero decir que la imaginación, la abstracción, la ficción, el arte y todo aquello que a veces damos por sentado como inútil, no lo es tanto, pues sólo desde esos puntos de luz se fabrican realidades. De ahí que tenemos una educación diseñada para castrar creatividades. El sistema de dominio sabe muy bien que la creatividad es la única vía de liberación del ser humano. Todas las otras formas de liberación son maquillaje que le permite al poder seguir administrando la inercia de los subordinados.

¿El escribir es un viaje para usted como lo es para Peter Handke?

—Sospecho que para todo lector la literatura es el más libre de todos los viajes.

¿La ficción funda realidades?, pero si es así ¿de qué ficciones se trata?

—Una ficción podría ser el paso previo a una realidad o a una utopía. Dependerá de las intenciones de quien la construya o de quienes la asuman. Pasaría a ser una realidad si se convierte en un acuerdo para una mayoría; pasaría a ser una utopía si a través del tiempo vuela en forma de arte, de quimera. Ambas opciones son necesarias e importantes. Eso demuestra que toda realidad como todo sueño parte de una ficción. La sociedad necesita saber que toda realidad es una ficción que se sostiene sólo si existe un acuerdo entre la mayoría. Sostener esta ficción será importante sólo si es justa y equitativa, pero también sí avanza acorde con la necesidad de evolución del ser humano. Una vez que se rompe el vínculo colectivo se hace vital cambiar de realidad. La realidad no es el destino inquebrantable que nos enseñan los dogmas, la realidad es un bien transformable. Ocurre que la costumbre, a través de la educación para la resignación, nos hace creer que no podemos ser parte activa de la realidad compartida.

En «Carta de renuncia  de una puta» ¿no es la cotidianidad la que funda una ficción?

—Carta de renuncia de una puta es la historia de una persona que se rebela a la realidad que le aplasta para asumir el riesgo de crear su propia ficción. En la cotidianidad se pueden fundar ficciones sólo si antes te le rebelas a la costumbre. Sin embargo, asumo la ficción como un espacio lleno de puntos. Cada vez que una ficción funda realidad hay que estar preparado para dar el salto a otro punto, eso es evolución. Ya quisiera yo ser esa puta rebelada.

En su libro hay varias nociones de “realidad” entre ellas la realidad cotidiana, la realidad mediática, la realidad ficcional. ¿Dónde queda lo que pudiéramos llamar “concreto” en todo esto?, ¿hay “algo” fuera de los diferentes tipos de realidades producidas por diferentes tipos de ficciones?

—Lo concreto sería aquello que carece de cualquier indicio de fuerza intangible. Un mueble es algo concreto. Por lo tanto el ser humano no es algo estrictamente concreto. Y si nos vamos a las paradojas, el mueble, antes de ser un bien tangible fue parte de la ficción de alguien. Es decir, las cosas y los hechos concretos que determina el ser humano primero fueron una ficción. De ahí que no es serio desestimar la imaginación humana como si fuera una abstracción imposible de hallar asidero. Es importante para la trascendencia humana que la imaginación siga volando sin pretender lo concreto, pero también es importante reconocer que otra parte de la imaginación necesita encontrar piso firme para plasmar hechos puntuales.

 “Escribir significa ocultarse y mostrarse, una y otra vez, hasta que uno es”. Peter Handke…  ¿Hasta que “uno es” esa contradicción?

—Es una contradicción porque, entre “el ocultarse y mostrarse para ser” nunca serás mientras sigas escribiendo. El ocultarse y el mostrarse es un juego de nunca acabar. Por ello siempre escribes para llegar a ser.

 “Yo veo la situación de la siguiente manera: imagina que el mundo es un edificio de cuatro plantas. En la primera se encuentra la derecha; en la segunda la izquierda; en la tercera la anarquía; y en la cuarta, lista para dar el gran salto, está la ficción”. («El hombre no mediático que leía a Peter Handke»). ¿Qué más habría que derribar para que ese “gran salto” no se dé en el vacío?

—Lo que está en juego es derribar la noción poder-masa. Son muchas las nociones que hay que derribar, otra es la noción imaginación-inutilidad. El ser necesita reivindicar su imaginación como vía posible para construir nuevas realidades. Yo imagino y luego me rebelo. Eso siempre fue así, sólo que ahora nos han hecho creer sólo en lo que vemos. Nos hemos convertido en agentes de lo palpable. Y lo que nos muestran es la negación de las posibilidades. Nos están levantando un siglo XXI entre muros invisibles. Casi sin darnos cuenta estamos comprando una versión absoluta de la realidad. De los relativismos baratos hemos pasado al totalitarismo de la realidad financiera. Ellos nos dictaron las diferencias por las cuales teníamos que enfrentarnos mientras a nuestras espaldas nos fabricaban la más férrea y fundamentalista de todas las realidades: la económica. Me niego a creer que el ser humano no tiene derecho a rebelarse sin temerle al vacío. Un vacío siempre será un salto más digno que mantenerse en una línea recta. Tampoco acepto que la abstracción o los sueños hayan dejado de ser parte esencial de la evolución de los seres humanos. Otra cosa es que tenemos que cambiar la táctica y la estrategia para que el poder  no  nos secuestre nuestro derecho a diseñar una mejor sociedad.

¿Entonces, para usted, al contrario de lo que pensaba la “modernidad”, no es la “razón” el fundamento de todo hecho “real”, sino la imaginación?

—Es un poco de cada posibilidad. Una no niega a la otra porque todo existe entrelazado. Cada estallido provoca otro, lo que no significa que exista un estallido protagónico de todo el proceso. La razón también puede ser un hecho imaginado.

 “La verdad la tiene quien la busca…” y quien la busca no se queda en un sólo lugar ni en un solo tiempo… Finalmente: “Que en el camino cuando alguien me vea no se haga una historia de mí…”

—Confío en que algún día andaremos sintiendo el tiempo de la vida, abiertos al sentir; libres, sin interpretar a los otros.

mediaisla.net

Fuente: http://mediaisla.net/revista/2012/10/edgar-borges-yo-imagino-luego-me-rebelo/

 

JUAN BOSCH:”de la edad de la dinamita a la edad atómica y nuclear”

Vietnam
Vietnam (Photo credit: jamesonwu)

ASIA Y EL SUDESTE ASIÁTICO

La ilusión de las guerras limitadas

Juan Bosch
Benidorm, 5 de febrero de 1968

Este artículo fue escrito para la revista The Christian Century, que se editaba en Chicago, EE.UU. El título le fue puesto por los editores de la revista, que publicó el artículo en su edición del 17 de abril de 1968, páginas 480-2.

Evidentemente, la segunda guerra mundial hizo pasar a la humanidad, en términos históricos, del siglo XX al siglo XXI; de la edad de la dinamita a la edad atómica y nuclear; de la edad del motor de pistón a la del jet; del avión terrestre al satélite espacial; de la máquina calculadora que se manejaba a mano al computador electrónico; de la industria desarrollada por técnicos autodidactas como Thomas Alva Edison y Henry Ford a la industria sobredesarrollada a base de estudios de científicos de primera categoría como Enrico Fermi y la pareja china de Yang y Lee. Y ese salto, asombrosamente violento si lo vemos desde el punto de vista del corto tiempo en que se produjo, debía reflejarse en grandes cambios sociales y políticos en todo el mundo. La incapacidad de los Estados Unidos para aceptar esos cambios y ajustarse a ellos se ha traducido en una actitud de violencia internacional muy peligrosa. En lo que se refiere a la América Latina, ese estado de violencia deberá desembocar, me parece que de manera inevitable, en una revolución social de grandes vuelos. No hay que hacerse ilusiones: esa revolución comenzó ya en Cuba, y hágase lo que se haga o dígase lo que se diga, podrá ser demorada pero no podrá ser evitada. Es probable que la decisión de evitarla lleve a los Estados Unidos a guerrear en la América Latina como los ha llevado a guerrear en el Sudeste Asiático, y está dentro de lo posible que la guerra en Asia produzca el estallido de la revolución en América Latina. ¿Qué tiene que ver la América Latina con la guerra de Vietnam, y qué tiene que ver la guerra de Vietnam con la incapacidad norteamericana para aceptar los cambios introducidos en el mundo por el paso de la industria de los técnicos autodidactas a la industria sobredesarrollada de los científicos? ¿Cuál es la razón de que un país tan excepcionalmente desarrollado en el campo científico, como son los Estados Unidos, no pueda ajustarse a los cambios políticos y sociales impuestos en el mundo a consecuencia de la segunda guerra mundial? Todas esas preguntas se relacionan entre sí porque todas ellas surgen de un mismo hecho: el estado de violencia que prevalece en el ámbito internacional. Hasta el momento, lo que está sucediendo en Vietnam se mantiene dentro de lo que en estrategia militar se llama “guerra limitada”. Sin embargo, debemos notar que esa “guerra limitada” ha traspasado varias veces los límites que se le habían fijado; por tanto, no hay razón para que no traspase también los actuales y llegue a convertirse en una guerra general asiática. Inicialmente, el plan norteamericano fue organizar un gobierno y unas fuerzas armadas anticomunistas en Vietnam del Sur, y darles apoyo político, económico y militar a ese gobierno y a esas fuerzas armadas, para lo cual se enviaron a Vietnam del Sur unos cuantos cientos de consejeros militares y de técnicos civiles y unos cientos de millones de dólares en dinero, armas y equipos; pero después hubo que traspasar esos límites, hubo que aumentar los envíos de consejeros militares y civiles, los de dinero y armamentos y equipos, de manera que los gastos subieron a un billón de dólares al año; más tarde se ampliaron otra vez los límites y se procedió a construir grandes bases aéreas, navales y de infantería para soldados norteamericanos, lo que significó el aumento de los gastos en Vietnam por encima del billón de dólares al año; y por fin hubo que mandar al combate a las fuerzas norteamericanas, primero para defender esas bases y después para guerrear en todo el Vietnam del Sur, lo que se tradujo en gastos superiores a los veinte billones de dólares al año y en una guerra abierta contra Vietnam del Norte. En términos militares, pues, los planes limitados de los Estados Unidos fueron implacable y sucesivamente sobrepasados por la fuerza de los acontecimientos, y al comenzar el año de 1968 la guerra era “limitada” sólo en un aspecto: el de que se mantenía dentro del territorio de los dos Vietnam. Pero ya a esa fecha amenazaba con desbordarse a Cambodia, Laos y Tailandia, cosa que puede ocurrir en cualquier momento. Ahora bien, en términos políticos la guerra de Vietnam dejó hace tiempo de ser “limitada”. La presencia de tropas australianas, neozelandesas, surcoreanas, tailandesas, es una demostración concluyente de que en el orden internacional estamos en presencia de una guerra que ya no es “limitada”; que salió de las fronteras de Vietnam y está afectando a países lejanos, cuyos hijos están muriendo en Vietnam bajo sus propias banderas. Por último, la creciente y pública ayuda rusa y china a Vietnam del Norte y al Vietcong en armas confirma lo que decimos: políticamente, la guerra de Vietnam se ha convertido en un conflicto internacional, y por tanto no sigue teniendo las características de las “guerras limitadas”. Esta verdad se ha mantenido oculta a los ojos del pueblo norteamericano y de otros pueblos del mundo mediante la creación de una falsa ilusión. A los norteamericanos se les ha hecho creer que la guerra de Vietnam es “limitada” porque ni China ni la Unión Soviética han enviado tropas al combate. Pero es el caso que varios otros países han enviado tropas, y el propio presidente Johnson, cada vez que habla sobre los acontecimientos de Vietnam, se refiere a esos ejércitos extranjeros llamándolos “nuestros aliados”. Luego, resulta evidente que desde el lado de los Estados Unidos se trata de una guerra que hace tiempo dejó de ser “limitada” y pasó a ser internacional. La experiencia que se saca de la lucha en el Sudeste Asiático es que no resulta fácil mantener “guerras limitadas” cuando éstas se tiñen con matices ideológicos. Al intervenir en una guerra el aspecto ideológico, es difícil contenerla en determinados límites geográficos. La de Israel y Egipto en junio de 1967 no tuvo caracteres ideológicos, aunque por detrás de Egipto estuviera Rusia y por detrás de Israel estuvieran los Estados Unidos; y esa ausencia del factor ideológico la dejó en los límites de una guerra internacional convencional. El vocablo convencional debe aplicarse a una guerra tomando en cuenta no sólo los tipos de armas que se usen sino además cuál es la motivación que la provoca. Desde su costado ideológico, la guerra de Vietnam no es convencional y no puede ser limitada, puesto que necesariamente quedan arrastrados hacia ella todos los que en el mundo entero simpatizan con el régimen comunista y todos los que aspiran a la destrucción de ese régimen. En la guerra de Vietnam, como en la intervención armada en la República Dominicana, la razón esgrimida por los Estados Unidos, a lo menos en público, es la del anticomunismo: están peleando en el Sudeste de Asia y enviaron sus “marines” a la isla antillana porque ellos tienen una misión planetaria, la de destruir el comunismo dondequiera que éste asome la cabeza o dondequiera que a los Estados Unidos les parezca que hay comunistas. Desde luego, el derecho que se atribuyen los norteamericanos de aniquilar a los comunistas genera el derecho de los comunistas a aniquilar a los norteamericanos. El resultado lógico de esos derechos en pugna es un estado de violencia internacional muy adecuado para que una llamada “guerra limitada” resulte desbordada más allá de los límites previstos; y eso es lo que ha sucedido en Vietnam. ¿Hasta qué momento podrá mantenerse la ilusión de que la guerra de Vietnam está en el número de las “limitadas”? ¿En qué momento comenzarán a entrar en acción los “voluntarios” chinos, soviéticos y de otros países comunistas? Eso no lo sabemos, pero lo que parece hallarse al borde de que se produzca cualquier día es la extensión de la guerra a países vecinos de Vietnam, como Laos y Cambodia, y no en forma de guerrillas comunistas laosianas o cambodianas ni en la de guerrillas infiltradas desde Vietnam del Norte bajo la dirección de jefes vietnamitas. Como puede leerlo quien quiera en la prensa de los Estados Unidos, algo de eso está sucediendo desde hace meses, o se da la noticia de que ha sucedido. A lo que quiero referirme es a la entrada en acción, sobre suelo laosiano y cambodiano, de tropas norteamericanas enfrentadas a tropas de Vietnam del Norte. Lógicamente, si los Estados Unidos deciden invadir Vietnam del Norte con su infantería —y no hay a la vista otra salida para la guerra que la conquista física del territorio de Vietnam del Norte—, lo harán después que hayan llevado sus fuerzas a Laos y Cambodia; por lo menos, a Laos. Ese paso puede provocar la llegada a Vietnam de “voluntarios” chinos y rusos, con lo cual quedaría muerta la ilusión de que la guerra de Vietnam es “limitada”. Pero el fin de esa ilusión significaría la entrada en escena de otros factores. Y ésa puede ser la oportunidad histórica para que se provoque el estallido de la revolución en la América Latina. En mi último libro, El pentagonismo, sustituto del imperialismo*, hay un párrafo que parece adecuado para esta ocasión. Dice así: “Los actos de los pueblos, como los actos de los hombres, son reflejos de sus actitudes. Pero sucede que la naturaleza social es dinámica, no estática, de donde resulta que todo acto provoca una respuesta o provoca otros actos que lo refuercen. Ningún acto, pues, puede mantenerse aislado. Así, la cadena de actos que van derivándose del acto principal acaba modificando la actitud del que ejerció el primero y del que ejecuta los actos-respuestas. Esa modificación puede llevar a muchos puntos, según sea el carácter personal, social o nacional— del que actúa y según sean sus circunstancias íntimas o externas en el momento de actuar”. La actitud de los Estados Unidos, religiosamente anticomunista, los ha llevado a una guerra ideológica de exterminio de los comunistas en Vietnam; al mismo tiempo, sus circunstancias nacionales —las íntimas, desde el punto de vista de su política doméstica — les obliga a una contradicción insoluble, que consiste en mantener la ilusión de que están haciendo una “guerra limitada” a la vez que solicitan la ayuda de otros gobiernos, es decir, la presencia de “aliados”; y sucede que dada la naturaleza ideológica de la guerra, esos “aliados” tienen necesariamente que ser también anticomunistas; y como es lógico, si la guerra se extiende, los Estados Unidos llevarán a ella más países, y lo que es peor, necesitarán más aliados, y todos deberán ser, desde luego, ideológicamente afines. Ahora bien, ¿cuáles podrán ser esos aliados? Visto que los países europeos han abandonado su actitud de anticomunismo religioso, será difícil hallar un país de Europa que mande tropas a Vietnam para combatir del lado norteamericano. En África no hay ejércitos capaces de hacer la guerra moderna. Las únicas reservas militares que los Estados Unidos pueden conducir a esa guerra son las de la América Latina. Y a nadie debe caberle duda de que la intervención de ejércitos latinoamericanos en una guerra asiática provocará el estallido de la revolución en la América Latina. ¿Por qué se hace esta afirmación tan categórica? Porque según nos enseña la historia no hay guerra internacional que no estimule y provoque cambios en las estructuras sociales y políticas de los países que toman parte en ella, y en la América Latina, dada la petrificación económica y social existente, todo cambio requerirá, de manera inevitable, el ejercicio de la violencia, esto es, una acción revolucionaria; y la necesidad de cambios en la América Latina se hizo evidente con el paso de Cuba hacia el campo socialista a pesar de que en la revolución cubana no participaron ni un ruso ni un chino ni un yugoeslavo, y, al contrario, participaron norteamericanos anticomunistas. ¿Cuál es la fuerza ciega que incapacita a los Estados Unidos para aceptar los cambios que se han producido ya en el mundo y que necesariamente llegarán a imponerse en Asia y en América Latina? Esa fuerza es la misma que los mueve a hacer la guerra de Vietnam. En apariencia, es el anticomunismo, pero el anticomunismo es sólo el aspecto negativo —o anti— del afán de lucro. El afán de lucro de los norteamericanos es la fuerza ciega que ha convertido a los Estados Unidos en el campeón mundial del statu-quo. Un país que a esta altura del mundo considera lógico y moral que alguien gane dinero fabricando armas que tienen un poder espantoso de muerte y destrucción, no ha alcanzado todavía a darse cuenta de que la segunda guerra mundial llevó a la humanidad del siglo XX al siglo XXI, y que en este siglo XXI en que históricamente nos hallamos los valores del siglo XX han sido superados y deben ser llevados al desván donde se guardan los objetos que ya no tienen uso. Es inconcebible que el poder de matar y de destruir, al grado a que ha sido llevado por los científicos que trabajan para la industria sobredesarrollada, siga siendo un negocio para el beneficio de unas cuantas empresas. Si la guerra no puede ser excluida del planeta en que habitamos, y si la organización de la sociedad norteamericana no puede ser transformada para eliminar de ella el afán de lucro, por lo menos debería establecerse de manera terminante un principio: Que la fabricación de armamentos y de todos los equipos que se usan en la guerra sea una responsabilidad exclusiva de la Nación; que se convierta en una actividad pública y deje de ser un negocio privado. Dada la naturaleza social norteamericana, sería una tontería aspirar a más; pero tampoco debemos aspirar a menos, porque es demasiado expuesto para el género humano que su existencia dependa de la voluntad y la capacidad de ganar dinero que tengan algunas personas o algunos grupos de personas.

 

La política exterior de Estados Unidos y su opinión pública interna

Immanuel Wallerstein

Conforme se aproximan las elecciones en Estados Unidos, con gran cautela se vuelve la política exterior uno de los puntos a debatir. No es secreto que durante los últimos 50 años ha existido cierta consistencia de largo plazo en la política exterior estadunidense. Las diferencias internas más agudas ocurrieron cuando George W. Bush asumió la presidencia y lanzó un intento supermacho, deliberadamente unilateral, por restaurar la dominación de Estados Unidos en el mundo mediante las invasiones de Afganistán e Irak.

Bush y los neoconservadores confiaban en intimidar a todos en el mundo utilizando la fuerza militar para cambiar los regímenes que el gobierno estadunidense juzgara poco amistosos. Como resulta claro hoy, la política neoconservadora falló en su propio objetivo. En vez de intimidar a todos, tal política transformó la lenta decadencia estadunidense en una precipitada caída. En 2008, Obama compitió con una plataforma que proponía revertir estas políticas, y en 2012 alega que ya cumplió su promesa y que, por tanto, deshizo el daño que ocasionaron los neoconservadores.

Pero, ¿acaso sí deshizo el daño? ¿Pudo haber deshecho el daño? Lo dudo. Pero mi intención aquí no es discutir qué tan exitosa es o no la política exterior estadunidense en este momento. Más bien quiero discutir lo que el pueblo de Estados Unidos piensa acerca de ésta.

En la opinión pública el elemento más importante relacionado con la política exterior estadunidense es la incertidumbre y la falta de claridad. Las encuestas recientes muestran que por vez primera una mayoría de estadunidenses piensa que las intervenciones militares que emprendió Bush en Medio Oriente fueron un error. Lo que todas estas personas parecen ver es que hubo un enorme derroche de vidas y dinero estadunidenses, con que se obtuvieron resultados que a la gente le parecen muy negativos.

Perciben que el gobierno iraquí está más cerca en sentimiento y en política al gobierno iraní que a Estados Unidos. Perciben que el gobierno afgano tiene bases muy endebles –con un ejército infiltrado por los suficientes simpatizantes talibanes que pueden disparar a los soldados estadunidenses con quienes trabajan. Quieren que las tropas de Estados Unidos abandonen Afganistán en 2014 como lo prometieron, pero no creen que, una vez que las tropas se retiren, vaya a haber un gobierno estable en el poder, uno que sea relativamente amistoso hacia Estados Unidos.

Es significativo que, en el debate entre los dos candidatos a la vicepresidencia, el demócrata Joe Biden haya afirmado con vigor que no enviarían tropas estadunidenses a Irán. Y que el republicano Paul Ryan dijera que nadie en su bando estaba pensando en enviar tropas. Ambos pueden o no estar diciendo la verdad acerca de sus posturas. Lo notable es que ambos piensen que cualquier amenaza de su parte relacionada con enviar tropas de tierra podría lastimar las posibilidades de su partido con los votantes.

Entonces, ¿qué? Ésa es precisamente la cuestión. La misma gente que dice que las intervenciones estadunidenses fueron un error todavía no está dispuesta a aceptar la idea de que Estados Unidos no debería continuar manteniendo o expandiendo el alcance de sus fuerzas militares. El Congreso estadunidense continúa votando en favor de presupuestos para el Pentágono que son mucho más vastos de lo que el propio Pentágono solicita. Esto es, en parte, resultado de que los legisladores quieren mantener empleos en distritos donde tales empleos se vinculan con las fuerzas armadas. Pero también es porque el mito de la superpotencia estadunidense sigue siendo un compromiso emocional muy fuerte para virtualmente todos en el país.

¿Hay en la perspectiva un aislacionismo oculto? Hasta cierto punto, no hay duda. Hay, sin duda, votantes más a la izquierda o más a la derecha que comienzan a afirmar con más contundencia lo deseable y necesario que es reducir el involucramiento militar estadunidense en el resto del mundo. Pero creo que al momento esto no representa una gran fuerza. No todavía.

En cambio, lo que podemos esperar es una lenta y callada revisión, no por eso menos importante, de cómo sienten los estadunidenses acerca de series particulares de aliados. El alejamiento de Europa, sea cual fuere la forma en que definamos Europa, lleva ya largo tiempo ocurriendo. A Europa se le considera un tanto ingrata, tomando en cuenta todo lo que Estados Unidos hizo por ella en los últimos 70 años militar y económicamente. Para muchos ciudadanos estadunidenses Europa parece muy poco deseosa de respaldar las políticas de Washington. Actualmente se están retirando tropas de Estados Unidos de Alemania y de otras partes.

Por supuesto, Europa es una categoría grande. ¿Acaso el estadunidense ordinario tiene diferentes puntos de vista acerca de Europa oriental (los satélites ex soviéticos)? ¿O acerca de Gran Bretaña, con quien se supone que Estados Unidos mantiene una relación especial? La relación especial es más un mantra de los británicos que de los estadunidenses. Estados Unidos recompensa a Gran Bretaña cuando se mantiene en la línea, pero no cuando se sale de ésta. Y el estadunidense ordinario apenas si es conciente de este compromiso geopolítico.

Europa oriental es diferente. Ha habido presiones reales de ambas partes para mantener una relación cercana. Por el lado estadunidense, ha habido un interés del gobierno por utilizar el vínculo con Europa oriental como forma de contrarrestar las tendencias de actuación independiente que mantiene Europa occidental. Y hay presiones por los descendientes de los migrantes de estos países para expandir los vínculos. Pero Europa oriental comienza a sentir que el compromiso militar estadunidense se adelgaza y se torna poco fiable. Comienza a sentir que los lazos económicos con Europa occidental, Alemania en particular, son más importantes para ellos.

El antagonismo hacia México debido a los migrantes indocumentados ha llegado a jugar un papel importante en la política estadunidense y ha estado socavando los supuestos lazos económicos cercanos con México. Y en cuanto al resto de América Latina, el crecimiento de su postura geopolítica independiente es fuente de frustración para el gobierno estadunidense y de impaciencia para el público en ese país.

En Asia, golpear a China es un juego que crece en popularidad, pese a los esfuerzos de los gobiernos estadunidenses (tanto republicanos como demócratas) de mantenerlo a raya. A las firmas chinas se les impiden algunos tipos de inversión en Estados Unidos que incluso Gran Bretaña permite.

Y finalmente está Medio Oriente, área central de preocupación estadunidense. Actualmente el foco está puesto sobre Irán. Y al igual que en América Latina, el gobierno parece frustrado con sus limitadas opciones. Está presionado constantemente por Israel para hacer más, aunque nadie está muy seguro de lo que significa ese más.

El respaldo para Israel de todos los modos posibles ha sido una pieza central de la política exterior estadunidense desde por lo menos 1967, si no es que desde antes. Poca gente se atreve a cuestionarla. Pero esos pocos comienzan a tener el respaldo de figuras militares que sugieren que la política de Israel es peligrosa en términos de los intereses militares estadunidenses.

¿Continuará imbatible en los próximos 10 o 20 años el penetrante respaldo hacia Israel? Lo dudo. Israel puede ser el último de los compromisos emocionales de Estados Unidos que se desvanezca. Pero es casi seguro que habrá de esfumarse.

Es probable que para 2020 y para 2030 la política exterior comience a digerir la realidad de que Estados Unidos no es la única superpotencia todo poderosa, sino simplemente uno de los cuantos locide poder geopolítico. El cambio en la perspectiva será impulsado por la evolución en los puntos de vista de los estadunidenses ordinarios, quienes continúan estando más preocupados por su bienestar económico que por los problemas que yacen más allá de las fronteras. Y conforme el sueño americano atrae a menos y menos no estadunidenses, se vuelve hacia dentro en Estados Unidos.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2012/10/27/index.php?section=opinion&article=022a1mun

Traducción: Ramón Vera Herrera

REPUBLICA DOMINICANA Y SUS ENCANTOS

Pequeña guía para reforestar


Octubre es el mes de la reforestacióndesde 1997. En esta temporada, las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente, a través del Plan Quisqueya Verde (PQV), contemplan sembrar alrededor de cuatro millones de árboles antes de que finalice el 2012.  ¿Es posible lograrlo? Si la población se integra a las jornadas de reforestación, sí. Y si los voluntarios llegan con ciertos conocimientos acerca de la forma correcta de plantar, mejores serán los resultados.

Prepárese

La guía para reforestar elaborada por el PQV señala que reforestar es plantar árboles en terrenos donde antes existía bosque. Los lugares elegidos son generalmente montañas deforestadas afectadas por la erosión donde nacen arroyos y ríos y lugares en los que se quiere restaurar, mejorar y conservar el paisaje.

Los técnicos que sirven de guía en el campo recomiendan llevar a las jornadas de reforestación, además de las plantas o plántulas: agua potable, ropa de trabajo, botas o tenis, merienda, gorra, repelente contra insectos, filtro solar y capa impermeable si se reforesta en lugares altos.

Aunque los técnicos ofrecen las informaciones de rigor antes de iniciar la plantación, la siguiente guía del PQV es ideal para aquellos que deseen reforestar de manera regular y no cuentan con la asistencia oficial o no conocen la forma correcta de hacerlo.

Cómo plantar un árbol

Las plántulas se suministrarán en fundas o con la raíz dirigida. Si le tocan plántulas del sistema de raíz dirigida:

1. Simplemente introduzca la plántula, lo más recto que pueda, en el hoyo que encontrará ya hecho. Este será un hoyo muy pequeño, para que solamente quepa el sistema radicular de la plántula; evite que las hojas queden enterradas.

2. Apriete la tierra con una espátula o trozo de madera para que la plántula quede firmemente plantada.


Si, en cambio, le tocan plántulas en fundas:

1. Comprima la plántula con ambas manos para evitar que la tierra se desmorone al quitar la funda.

2. Apóyela en el suelo y, con cuidado, quite la funda completamente; para hacerlo, simplemente rómpala de arriba hacia abajo, evitando estropear la plántula.

3. Coloque la plántula sin la funda en el hoyo que encontrará ya hecho; evite romper las raíces.

4. Cubra la parte radicular de la plántula con la tierra que hay alrededor del hoyo. Evite que las hojas de la plántula queden enterradas.

5. Apriete la tierra con los pies, para que la plántula quede firmemente plantada. No deje tirada en el suelo la funda que contenía la plántula.


— Qué especies sembrar. Se les da prioridad a especies nativas y endémicas de la isla y a algunas introducidas. Prefiera sembrar mara, caoba, teca, algarrobo, uva de playa, tamarindo, limoncillo, pino criollo, cedro, roble, ceiba, cabirma, Juan Primero, guayacán, candelón, olivo, almendro y nogal.

— Dónde sembrar. Este año las jornadas de reforestación serán intensivas en San José de Ocoa, Santiago Rodríguez, Duarte, Monseñor Nouel, Monte Plata, Bahoruco, Dabajón y Valverde.
— Beneficios. La reforestación contribuye a proteger el suelo de la erosión, mantiene las diversas formas de vida animal y vegetal y ayuda a producir y conservar agua. Los árboles purifican el aire, ofrecen un ambiente más sano, más alimento y más riqueza forestal.

Reto de observación. ¿Qué parte de la isla es?



Es tan cartográfica la foto que solo se me ocurre una pista: corresponde al lado este de la isla, es decir, a República Dominicana. Detrás de la punta del fondo se puede ver un pedacito de una las bahías más singulares del país, debido a la forma de su cabo.

Conocimos la jaca enZambrana Abajo (Cotuí, Sánchez Ramírez). Es una de esas frutas raras que nos encanta fotografiar. ¿Notan como el fruto sale directamente del tronco?
El agrónomo e ingeniero forestal Mamerto Valerio (Enda-Caribe), que nos acompañaba, nos dijo que pertenece al género Artocarpus, el mismo al que pertenece el “pan de fruta”. Los productores y moradores de la zona agregaron que la comen como se comen el “ñame” y que también hacen jugos con ella. (Cara de guácala).
De este género hay unas 60 especies en el mundo, pero específicamente sobre la jaca encontré lo siguiente en Wiki:

El árbol de jack, yaca o panapén (Artocarpus heterophyllus) es una especie perteneciente a la familia de las moráceas originaria de la India y probablemente del este de la península de Malaca. Este árbol produce la fruta nacional de Bangladés. Posee grandes similitudes con Artocarpus altilis (árbol del pan), originario de Indonesia y de Melanesia. La fruta, en su interior, es de color amarillo, similar al mango. Su jugo es ligeramente ácido y profundamente dulce, con un sabor que recuerda la mezcla de mango con naranja.

Una nueva tortuga carey(Eretmochelys imbricata) visitó la playa de Güibia la noche del lunes y puso sus huevos en un nido que preparó al lado del nido de Güiby, su antecesora, informó el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales en un comunicado. La institución no dice cuántos huevos puso la tortuga.

Acá un extracto de la nota: 

La tortuga carey, de 95 centímetros de largo y aproximadamente 40 años de edad, fue etiquetada por los técnicos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales con una placa de metal numerada que permitirá identificarla en sus próximas salidas.

Los huevos que puso la carey están protegidos las 24 horas por miembros del Servicio Nacional de Protección Ambiental (SENPA), quienes desde septiembre cuidan los huevos que dejó Güiby en la misma playa. Las tortugas carey son una especie crítica en peligro de extinción, y la playa de Güibia se ha convertido en un espacio vital en el Distrito Nacional para su conservación, gracias a los trabajos de acondicionamiento y retiro de barreras que le impedían el acceso a la arena.

Los factores que amenazan la extinción de las tortugas carey están relacionados a la falsa creencia de que sus huevos son afrodisíacos, por la demanda que tiene su carne y las conchas para fabricar accesorios y artesanías.

La contaminación de la playas, en especial la presencia de plásticos en la arena y flotando en el mar, contribuyen al estado crítico de preservación en que se encuentra esta especie a nivel mundial. Las tortugas que nazcan de los huevos de estas dos tortugas volverán a la misma playa donde nacieron cuando les toque reproducirse, de ahí la importancia de mantener condiciones favorables para la preservación de las playas, en especial la de Güibia.

—– 

Relacionado
2008:  ¡Nacieron tortugas en Güibia!

Ejemplo de una foto con múltiples lecturas…

La tomé el pasado lunes en San José de Ocoa y solo al descargarla y verla grandota noté su lectura más morbosa. Incluso antes de disparar pensaba titularla: “¡Mucho cuidado si se acercan a mi amo, estoy vigilando su sueño!”. En fin…

Hasta que la verde hiedra los arrope…

¿Han notado que los animales del parque temático ubicado en la intersección de las avenidas Abraham Lincoln y John F. Kennedy comienzan a ser arropados por las pequeñas hojas de la Ficus pumila? Es a propósito. Esta idea de cubrir con hiedra las figuras de los animales del espacio urbano inaugurado en 2010 por iniciativa del Ayuntamiento del Distrito Nacional es bien vista por Ricardo García, director del Jardín Botánico Nacional, especialmente por los aportes que representa para la biodiversidad.

“Ya no serán estructuras frías hechas de metal y otros materiales. Ahora tendrás estructuras verdes que producirán oxígeno y contribuirán a mejorar el medio ambiente. Serán una especie de microambientes que servirán de hábitat para microorganismos, insectos y reptiles como el lagarto”, explica García.
El biólogo botánico asegura que esto favorecerá al entorno de jardín natural del parque, en el que abundan las plantas endémicas y nativas plantadas para contribuir con su conservación, ofrecer sombra y atraer fauna.
“Lo de la hiedra es una excelente idea porque no solo ayudará a conservar la estructura del animal, sino que mejorará el aire porque las hojas estarán haciendo la función de fotosíntesis”.

En lo adelante, el principal cuidado que se le dará a los animales cubiertos con la hiedra será de poda, destaca García. Esto evitará que las ramas se extiendan hacia los lados, crezcan en tamaño y fructifiquen.
“Las hojitas deberán mantenerse pequeñitas y pegadas al animal, para dar esa visión de cobertura parejita y muy acotejadita”, dice.

La hiedra. La planta elegida para cubrir a los animales del parque es la Ficus pumila, una trepadora de hojas perennes muy popular en el país para decorar setos y paredes grandes. Los frutos de esta hiedra son infértiles. Las ramas deben ser podadas para evitar que las hojas crezcan.
Críticas. La ubicación del parque temático ha sido criticada por urbanistas que consideran que ciertos restos de vías como este no son adecuados para la construcción de parques urbanos que contemplen la visita de muchas personas.

Ecología, madera y arte

¿Pinturas alargadas y silueteadas? La clave está en el soporte. Detrás de los óleos y acrílicos de las imágenes no hay lienzo, sino pedazos de acacia mangium, caoba criolla y otros 40 tipos de madera que el cantautor y artista plástico dominicano Alberto Peralta Guzmán evitó que fuera quemada y convertida en carbón.

Su trabajo es fácil de resumir: Peralta aprovecha los desechos de madera y los trasforma en obras de arte.
Cuarenta de ellas se exhiben desde el pasado martes 18 y hasta el 25 de septiembre en el Salón de Eventos y Exposiciones del Jardín Botánico Nacional.
La historia del artista nacido en Moca está ligada a la pintura, la música y la ecología: Peralta compone, toca la guitarra, pinta y se dedica desde pequeño a la conservación de los recursos naturales.
“Tiene que ver con mi formación: estudié con monjas”, sonríe para explicar que su devoción por estos temas se debe en parte a su paso por el colegio La Hora de Dios (sector Herrera, Santo Domingo).

 “Siempre me ha apasionado la pintura viva y fresca. Mis primeros dibujos estaban muy enfocados a la naturaleza y luego me dediqué a recrear las cosas abstractas que veía en mi mente”, indica Peralta.

Su primera y hasta ahora única exposición en lienzo la presentó en 2005 en Nueva York.

¿Por qué cambió a la madera? ¿Por qué elegir un soporte poco usado en el país y, en apariencia, de difícil ejecución? Para llevar al arte y al público el mensaje de la importancia de conservar los recursos naturales, dice. Peralta es empleado del área administrativa de la Organización Internacional Medio Ambiente y Desarrollo del Tercer Mundo (Enda-Caribe), presente en República Dominicana desde 1982.

Uno de los proyectos de Enda es apoyar a los productores rurales a través de la implementación de microempresas forestales y aserraderos. Peralta notó que los desechos de estos aserraderos terminaban regados o hechos carbón. Y decidió aprovecharlos.

“Me di cuenta que había un potencia inmenso en esa madera y comencé a separar algunas formas que me llamaban la atención y a trabajar bocetos”.

 El resultado se puede ver en “Cortezas de colores”, la exposición que acoge el Jardín Botánico.

Piezas únicas 

Alberto Peralta asegura que cada trozo de madera le sugiere su transformación y que por ello cada pieza cuenta una historia. “No podría, aunque quisiera, repetirla, porque cada madera es única en su forma y trabajo su contenido de acuerdo a esa forma”, explica.

Más conocido como cantautor que como artista plástico, resalta que todos los temas están enfocados en el medioambiente y que solo usa madera muerta .

“Trabajo lo que llamamoscostaneras, que son los trozos y los chazos de madera que quedan producto del trabajo de las microempresas forestales. Lo que hago es limpiar, curar y preparar esa madera para usarla como soporte”. En algunas obras Peralta agrega materiales reciclados (trapos que se convierten en follaje, tejidos) y otros elementos que complementan las piezas.

Irresistibles dulces criollos

Bolitas de coco
Dulce de leche con naranja
Dulce de coco seco
Dulce de maní entero
Arepa dulce
¿Logran verle la nalga al maco?

Es uno de los picos más “famosos” del país, aunque no recibe muchas visitas, que digamos. Lo de famoso es por el nombre: pico Nalga de Maco. Y es justo su forma la que, ante los ojos de despistados como la Yalo, causa cierta confusión. 

Se levanta a 1,900 metros sobre el nivel mar en el extremo oeste de la cordillera Central, en el parque nacional que lleva su nombre, y es el principal atractivo del distrito municipal Río Limpio (norte de Elías Piña). La cadena montañosa donde se encuentra es larga y coronada por otras cimas muy altas. Por eso, la primera vez que una pisa Río Limpio tiene que preguntar dónde está el Nalga de Maco. Lamentablemente, cuando el dedo o el brazo de un lugareño señala hacia su cima los ojos no se posan en él, sino en el pico de al lado, de forma casi perfecta (o con la forma que, se piensa, tiene un pico). No, no es ese, es el de más para acá, el de la derecha. Y vuelven los ojos a fijarse no en el pico, sino en la punta izquierda de lo que parece otro pico. Una no dice nada, para no pasar por tonta. Pero luego de dos visitas a Río Limpio nos armamos de valor y nos atrevemos a preguntar por qué le llaman así y, peor, nos aventuramos a insinuar que por más que nos empeñamos no le vemos al pico la forma de nalga de maco. Y entonces un guía local me mira medio raro, como echándome en cara que no sea capaz de notar algo tan obvio. 
Como la Yalo perdió la vergüenza hace tiempo, insiste. Y él la obliga a hacer un ejercicio de observación desde lo alto del centro ecoturístico de la comunidad. Dice: ¿Ha visto o dibujado un maco de lado, se ha fijado cómo tiene la espalda y dónde termina esa espalda? Y fuán, ahí aparece el pico, el pico Nalga de Maco, al lado del otro pico de forma casi perfecta.
Qué fácil es notarlo ahora. Hasta lo entendemos: el pico no es solo la punta izquierda, es toda la loma y los dos macizos montañosos que le dan esta famosa silueta. Sin embargo, para demostrar que reconocer la forma del pico no significa aceptar su denominación, el señor apunta:
−Pero yo creo que no debieron ponerle así, porque los macos no tienen nalgas.
Se quedó Javier García en Turismo

Perdieron los que ganaron. Es decir, el 50% de los que participaron en nuestra encuesta no quería que el nuevo presidente de la República, Danilo Medina,dejara en el Ministerio de Turismo a Francisco Javier García (sus razones tendrán, je, je). Y resulta que Medina lo dejó en su puesto,porque sí, porque para eso es Presidente ahora, porque ¿quiénes diañe se creen los lectores de este blog? Los resultados: de 378 votos, 192 (50%) pidieron que lo quitaran; 124 (32%) que lo dejaran y a 62 (16%) les daba igual lo que hicieran con él. Como todo lo que diga puede ser usado en mi contra, debo confesar que no tengo “nada” en contra del ministro ni del ministerio que dirige. De hecho, el grupo de baile folclórico de la cartera me cae de lo más bien. 

Cusco: Donde vive la historia

Lima (PL) Caminar por Cusco es andar en medio de las piedras sobre las que se ha construido la historia de este país y respirar la raigambre y la identidad andina de los peruanos, así como encontrarse cara a cara con el legado colonial hispano.

Sus calles antiguas combinan los muros incas de piezas de piedra perfectamente recortadas y encajadas sin necesidad de argamasa alguna, que han sobrevivido durante siglos y resistido terremotos, aunque hay dudas de que puedan salir airosos de la depredación del turismo descontrolado.
Sobre esos muros los conquistadores españoles construyeron para hacer evidente su poder invasor e impuesto, palacios coloniales, conventos y templos católicos, que se encuentran a cada paso en la vieja ciudad consagrada constitucionalmente como Capital Cultural de Perú y declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco.
La Casa del Almirante, por ejemplo, un palacio que se levanta sobre los muros de lo que fue una construcción precolombina, es hoy el Museo Inca, de la estatal San Antonio Abad de Cusco Universidad; y las iglesias católicas cobijan dentro rescatados vestigios de palacios incas.
Las edificaciones de barro y teja de los españoles, con puertas y balcones tallados, así como los templos, púlpitos, efigies y joyas religiosas católicas que asombran a los visitantes en las iglesias, registran una fuerte influencia de los artistas nativos, sobre todo en las pinturas de la afamada Escuela Cusqueña, en las que los autores estampaban, casi clandestinas, pequeñas huellas de su identidad.
La historia registra que Cusco fue hasta el siglo XVIII la ciudad más poblada de Perú, pero muchos españoles la abandonaron tras la gran rebelión de José Gabriel Condorcanqui, Túpac Amaru II, bárbaramente ejecutado en lo que hoy es la Plaza Mayor de la ciudad, al igual que sus familiares y lugartenientes.
Levantada entre las cumbres de la vertiente oriental de la Cordillera de Los Andes, a casi tres mil 400 metros sobre el nivel del mar, se cree que Qusqu o Qosqo, su antiguo nombre indígena, fue fundada en el siglo XII o XIII como capital del Imperio de los Incas, pero se han encontrado vestigios de que el lugar estaba habitado hace al menos tres mil años, por lo que es considerada la ciudad más antigua de América.
Sobre sus primeros pobladores, una de las teorías señala que fueron cientos de emigrados de Tiahuanaco, en el altiplano andino, lo que hoy es Bolivia, y que salieron de allí ante el colapso de esa civilización; lo que explicaría la similitud de las construcciones de piedra de Tiahuanaco y de los incas.
Por la pronunciación local, los españoles, que refundaron la ciudad en 1534, la llamaron “Cuzco”, pese a que la zeta no existe en quechua. En 1971, el municipio de Cusco dispuso que este sea el nombre oficial de la ciudad, lo que fue ratificado en la siguiente década por el gobierno.
El turismo ha crecido en las últimas décadas hasta el punto que la ciudad se ha convertido en principal destino del país y sus atractivos se extienden a la periferia, donde destacan los grandes muros pétreos de Sacsayhuamán, que domina a la ciudad desde lo alto y parece haber sido una construcción militar defensiva.
En las cercanías está el Valle Sagrado de los Incas, un hermoso paraje con decenas de hoteles por la gran cantidad de turistas que alberga y también puede visitarse las localidades de Pisac, Ollantaytambo y otras, donde hay vestigios de las construcciones incas.
A 112 kilómetros de viaje en tren por serpenteantes caminos está Machu Picchu, el famoso santuario inca de piedra, construido sobre las cumbres mismas de las estribaciones amazónicas de la región andina y que es la mayor atracción de los visitantes.
La ciudad misma, de más de medio millón de habitantes, se ha tornado cosmopolita por la gran presencia de turistas, de los que no son pocos los que quedaron tan maravillados que decidieron quedarse para siempre. La vida nocturna es intensa y grande la presencia de 
jóvenes encantados por la magia telúrica de los Andes, la historia, la cultura.

Por Manuel Robles Sosa *

* Corresponsal de Prensa Latina en Perú 
jhb/mrs

 

Laos: "entre los más pobres del mundo"

                                                 Asean: S.O.S. por la agricultura

Hanoi (PL) Ningún mejor país en el sudeste asiático que Laos para haber albergado la reciente conferencia regional sobre agro-selvicultura.(RadioPL)
Sin salida al mar y entre los más pobres del mundo, tipifica el apremio de potenciar los recursos de la tierra, obviando la tentación de proyectos de desarrollo a sus expensas.

Hace poco el ministerio laosiano de agricultura alertó sobre el uso indebido de suelos adecuados para garantizar la seguridad alimentaria, inclusive donde se siembra arroz, que hace el plato de cada día allí y en casi toda Asia.
Laos dispone de dos millones de hectáreas agrícolas, cuya mitad se destina a la infaltable gramínea, de la que es además exportador, y 400 mil para vegetales y frutos.
Y aunque la política gubernamental prioriza esos rubros, y las autoridades se empeñan en modernizar los sistemas de producción, lastrado por atrasadas tradiciones de cultivos de bajos rendimientos, el fenómeno de adquisiciones de tierras para otros fines golpea y amenaza el futuro.
Peor es aún que se trata de una peligrosa tendencia bastante común en la región, y que ha llevado a la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) a encararlo con énfasis en los últimos tiempos en diversas conferencias y foros.
Los ministros del ramo reunidos en Vientiane lo enfocaron como un desafío toda vez que se vincula con la seguridad alimentaria, ya sometida a las angustiosas alteraciones del clima, y llamaron a una cooperación regional efectiva para preservar los recursos naturales y el desarrollo económico sostenible en el conjunto del bloque.
Si bien la perspectiva de la comunidad prevista para 2015 incentiva la aceleración de planes de crecimiento en la industria, el turismo y el comercio, la Asean parece apercibida de preservar la agrosilvicultura como un componente fundamental para la vida misma y la propia estabilidad sociopolítica.
Es más, que analizaron medidas para impulsar el programa de prácticas agrícolas y coincidieron en fomentar la cooperación sectorial, incluida la prevención de la contaminante niebla transfronteriza.
Con larga visión una conferencia previa celebrada en Hanoi clamó por una agricultura inteligente, la cual garantice la seguridad alimentaria a nueve mil millones de personas que habitarán el planeta en 2050.
El ministro vietnamita, Cao Duc Phat, apuntó entonces los desafíos sin precedentes a enfrentar en un contexto de sobre explotación de recursos naturales, los negativos impactos de sequías, inundaciones, salinidad de los suelos, elevación del nivel del mar y otras consecuencias ambientales.
Ninguna de las intervenciones fue tan contundente como la de la representante del Banco Mundial, Victoria Kwakwa, quien subrayó que la inversión en el campo resulta tres veces más beneficiosa que en otros sectores, recalcando que “necesitamos que la agricultura sea parte de la solución y no parte del problema porque no tenemos otra opción para alimentar a nueve mil millones de personas en 2050, sin destruir nuestro planeta”.
Sin embargo, Vietnam, tan vulnerable a los fenómenos naturales, ha colocado los recursos de la tierra en un lugar de primera importancia en la estrategia del desarrollo nacional, para lo que promueve el estudio y la aplicación de la ciencia y la tecnología en cultivo, producción y cosecha.
Hoy día es el segundo productor mundial de arroz y el primer exportador de café, y otros muchos rubros agrícolas llegan, disfrutando de gran demanda, a numerosos mercados externos.
Aún así no permanece exenta de especulaciones con la tierra, o concesiones para inversores que privilegian la industria y el negocio inmobiliario, lo que las autoridades enfrentan en el contexto de una declarada batida a prácticas corruptas. Lo mismo ocurre en Cambodia e Indonesia, por sólo citar otros dos escenarios peculiares.
Al seno del bloque surasiático llegan las vibraciones de un S.O.S. mundial por la agricultura, urgido por sombríos pronósticos como el de la agencia especializada de Naciones Unidas, FAO, según el cual el año que viene habrá una hambruna en todo el planeta porque “hemos producido menos de lo que estamos consumiendo”, lo que presupone en opinión de Abdolreza Abbassian, economista primero de la entidad, que “no habrá lugar para eventos inesperados”.
Mientras hace un decenio los países disponían como promedio de 107 días de reservas de consumo, hoy se ha reducido a 74, cuando la propia FAO registra 870 millones de personas malnutridas al tiempo que los precios de los alimentos se han acercado en 2012 a niveles récord.
El último informe del Índice Global del Hambre (GHI) revela que al menos una veintena de países han alcanzado niveles de hambre “alarmantes” o “extremadamente alarmantes”.
Dos de los tres países con unas cifras que asustan son Burundi y Eritrea, seguidos de Haití, y la lista se completa con Etiopía, Chad, Timor Oriental, República Centroafricana, Comores, Sierra Leona, República de Yemen, Angola, Bangladesh, Zambia, Mozambique, India, Madagascar, Níger, Yibuti, Sudán y Nepal.
Expertos que analizan causas y remedios para esta colosal tragedia generalmente coinciden en la necesidad de producir más comida con menos recursos y eliminar prácticas y políticas de despilfarro, incluido el desaprovechamiento irracional de tierras cultivables, con la brújula apuntando hacia un entorno sostenible, en el cual se detenga la degradación del ecosistema y todos los seres humanos tengan acceso a alimentos, agua limpia y energía a fin de utilizarlos para su propio beneficio.
El S.0.S. vale también para la venidera comunidad de la Asean, donde por fuerza de la realidad global los oídos se hacen cada vez más receptivos.
*Corresponsal de Prensa Latina en Vietnam.
arb/hr

 

Ola secesionista aviva el fuego de una Europa en crisis

La Habana (PL) Además de tener en común su pertenencia a la Unión Europea (UE), las regiones de Escocia, Flandes y Cataluña parecen estar unidas en la misma idea para hacer frente a la crisis económica: la secesión.

Los planes de austeridad impulsados por los países miembros del bloque comunitario no sólo han desencadenado numerosas manifestaciones de protesta y descontento popular, sino que han acrecentado el sentimiento independentista.
Si durante años los habitantes de las citadas regiones han defendido su identidad y valores propios, como un modo de diferenciarse de la nación a la que pertenecen desde el punto de vista geopolítico, la actual coyuntura económica viene a remarcar esas ideas.
En Reino Unido, el primer ministro, David Cameron, y el jefe del Gobierno de Escocia, Alex Salmond, acordaron los detalles sobre el referendo que en el otoño de 2014 pondrá a los habitantes de la región autónoma ante la disyuntiva de acabar o no la unión de tres siglos con 
la Corona británica.
Aunque encuestas recientes arrojan que más de la mitad de los escoceses es contraria a la secesión, el Partido Nacionalista Escocés (SNP), encabezado por Salmond, se prepara para el lanzamiento de una fuerte campaña que demuestre a los ciudadanos las ventajas de la independencia, sobre todo en el orden económico.
Precisamente, ese fue el tema clave en el congreso anual de la organización política celebrado entre el 18 y el 21 de octubre, en el cual Salmond defendió las ventajas que traerá la independencia para 
Escocia, entre ellas “más prosperidad y justicia social”.
A través de esa campaña, y apelando al sentimiento nacionalista que despierte el 700 aniversario de la Batalla de Bannockburn, importante victoria de Escocia sobre las fuerzas inglesas, el SNP espera allanar el camino para el triunfo del “sí” dentro de dos años.
Pero esa no ha sido la única victoria política de los secesionistas europeos, pues en los recién finalizados comicios municipales de Bélgica, el principal partido independentista de Flandes consiguió resultados históricos en un buen número de circunscripciones.
El líder de los independentistas Nueva Alianza Flamenca (N-VA), Bart de Wever, se alzó con la alcaldía de la capital económica de Bélgica, Amberes, y reclamó al primer ministro, el socialdemócrata Elio Di Rupo, una reforma confederal del Estado para dotar a Flandes de más 
autonomía.
“Lo que hemos hecho es histórico, hemos llegado a un punto de no retorno”, afirmó De Wever tras conocer los resultados de Amberes, donde el N-VA logró el 36,3 por ciento de los votos, frente al 26,6 por 
ciento obtenido por alcalde saliente, el socialdemócrata Patrick Janssens.
Para la formación política, la batalla en esa ciudad era crucial como trampolín que los ayude a cambiar definitivamente la estructura de Bélgica, un país que, según el nuevo alcalde, no funciona porque tiene dos democracias completamente distintas: Flandes y Valonia.
La primera de ellas está dominada por los partidos de centro derecha y la segunda por la izquierda, con dos lenguas diferentes, formaciones políticas distintas, y sin medios de comunicación nacionales.
Al igual que ocurre en otras regiones europeas con más capacidad económica, la mayoría de los ciudadanos de Flandes, en el norte belga, tienen la sensación de pagar demasiados impuestos federales para 
sostener a la meridional Valonia, un territorio con el doble de desempleo.
Con la victoria alcanzada en Amberes, varios analistas como el politólogo Dave Sinarde estiman que la posición del N-VA se verá reforzada de cara a las elecciones legislativas de 2014, cuando podría arrancar la verdadera batalla por la independencia de Flandes.
Pero mientras los casos de Escocia y Flandes han estado marcados por la negociación política, la situación catalana ha generado numerosos titulares debido a las continuas manifestaciones de los habitantes de la comunidad autónoma que aporta un quinto del Producto Interno Bruto de España.
El pasado septiembre, más de un millón de personas participó en el centro de Barcelona en una manifestación independentista bajo el eslogan “Cataluña, nuevo Estado de Europa”, momento en el que también se reclamó al Gobierno un pacto fiscal para mejorar la financiación.
A finales de ese mes, el Parlament de Cataluña aprobó una resolución a favor de la convocatoria de un referendo sobre la eventual separación de España, con el apoyo de 84 de los 131 votos emitidos por 
el órgano legislativo regional.
Mientras el Partido Popular y el Partido Socialista Obrero Español se oponen a que la Generalitat convoque sus propios referendos, las encuestas arrojan que el 74 por ciento de los catalanes apoyaría la realización de una consulta sobre la independencia.
El semanario alemán Der Spiegel advirtió recientemente que del mismo 
modo que el conflicto norte-sur está tomando forma en la zona euro, los 
movimientos independentistas también se están consolidando dentro de los países, sobre todo en las regiones prósperas, egoístas con las menos ricas.
Sin embargo, el interés de los movimientos independentistas es constituir nuevos estados, pero al amparo de la Unión Europea (UE), por lo que dudan de la utilidad de un Gobierno central en Londres, Bruselas o Madrid si el bloque provee de infraestructuras, moneda estable y seguridad exterior.
Aunque la Comisión Europea se había mostrado tajante con el tema, al recordar a Cataluña que fuera de España no formaría parte de la UE, en recientes declaraciones calificó los casos de Flandes, Escocia y Cataluña de “situaciones hipotéticas”.
La fuerte tensión que se vive al interior de esos países miembros llevó a que una portavoz del bloque comunitario suavizara el tono y explicara que la CE sólo se pronunciará si un país se lo solicita.
Durante la reunión de jefes de Estado y de Gobierno celebrada 18 y 19 de octubre en Bruselas, el primer ministro italiano, Mario Monti, propuso organizar una cumbre informal sobre la evolución de las 
tendencias independentistas en Europa con el objetivo de “reducir los riesgos centrífugos” en el seno de los 27.
De ese modo, los líderes europeos se muestran preocupados por la ola secesionista que parece arrojar más leña al fuego de los conflictos económicos y políticos, cuando en muchos de sus países existen tendencias que ponen en duda la sostenibilidad de la UE.

Por Martha Andrés Román *

*Periodista de la Redacción Europa de Prensa Latina.
arb/mar/ucl

La privilegiada conectividad de Panamá

A ese privilegio marítimo añade también el terrestre, pues comparte con Centroamérica la suerte de ser la unión de América del Sur y del Norte. Es decir, Panamá es el punto nodal de América por mar, por tierra y por aire, y está creando las condiciones para explotar al máximo esa cualidad. 


 Panamá (PL) Panamá es una franja larga y estrecha de terreno con montes fáciles de escalar y una espesa vegetación de árboles maderables, los cuales echan raíces entre el oro, el cobre y otros minerales, y se nutren de un petróleo que empieza a descubrirse ahora. Pero esa riqueza natural exagerada, complementada por caudalosos ríos y un régimen pluvial con lluvias nueve de los 12 meses del año, y tierras agrícolas espectaculares, empequeñecen ante el privilegio de que su estrecha geografía constituya el tramo más corto en el mundo entre el océano Atlántico y el Pacífico: apenas 80 kilómetros. 

 Esa condición geográfica permitió al presidente de la nación, Ricardo Martinelli, proclamar en una convención internacional de logística, que el activo más importante de Panamá, después de su pueblo, es la posición física ocupada entre ambos mares. A ese privilegio marítimo añade también el terrestre, pues comparte con Centroamérica la suerte de ser la unión de América del Sur y del Norte. Es decir, Panamá es el punto nodal de América por mar, por tierra y por aire, y está creando las condiciones para explotar al máximo esa cualidad. 

 Las condiciones de conectividad del país son probablemente únicas y, además, permanentes. Este país tiene la enorme ventaja de poseer un litoral en el Pacífico de mil 600 kilómetros de longitud con poco más de mil islas, y otros mil 300 en el Atlántico con 600 islas, lo cual le ha permitido desarrollar un sistema portuario nacional de 26 terminales, también casi único y con un gran sentido de especialización, es decir, puertos dedicados a cargas y materiales específicos. Tal ubicación geográfica, además, le ha posibilitado tener los puertos más grandes de la región y son, de hecho, el soporte de una logística multimodal siempre en crecimiento y desarrollo, capaz de atender y dar respuesta efectiva a las mayores exigencias del progreso tecnológico en todos los sectores. 

 La ampliación del Canal de Panamá, que permitirá el paso de un océano a otro a los mayores buques actuales y futuros, estimula la rápida extensión del sistema de puertos del país y obliga a los actuales a una constante modernización para dar respuesta a las necesidades de esos enormes barcos. En la VI Exposición Internacional de Logística, efectuada 11 y 12 de octubre, el presidente Martinelli anunció que se construiría un nuevo puerto gigantesco en Colón, el extremo Atlántico del Canal, y otras empresas están interesadas en otros dos, mientras en el lado Pacífico se abren perspectivas similares e incluso en la zona turística de Amador la Autoridad del Canal va a construir su propio puerto. 

 El tercer juego de esclusas de la vía interoceánica debe estar listo a más tardar el primer trimestre de 2015 -aunque el plan era el último de 2014- y para ese momento Panamá tiene que haber adecuado sus actuales tres principales puertos a los buques de gran calado que hoy no pueden ingresar al Canal. Martinelli explicó que parte de esos programas de ampliación están enfocados en atender la nueva demanda que viene con la puesta en operación del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá. 

La tarea es tremenda pero los ingresos del país se multiplicarán como jamás soñaron. Para que se tenga una idea, Panama Ports Company (PPC) reveló que en el puerto de Balboa (Pacífico) invierten por encima de 140 millones de dólares en la construcción de más de 20 hectáreas de patio para almacenar contenedores, así como en la adquisición de tres grúas pórticas superpostpanamax, 13 grúas pórticas de patio y equipo adicional de manejo de contenedores. En el Cristóbal, en Colón (Atlántico), PPC invierte otros 50 millones en la construcción de patio de contenedores y la infraestructura de conexión multimodales entre puerto y ferrocarril. Además, ha ordenado cinco grúas de pórtico adicionales para entrega en el 2013. Manzanillo International Terminal (MIT), el otro coloso de Colón, también reportó que realiza un programa de inversión dentro de su plan maestro de cerca de 300 millones de dólares. Este incluye construcción de muelles para portacontenedores, grúas pórticas superpostpanamax, construcción de área adicional de patio para almacenaje de contenedores, equipo para manejo de contenedores en el patio y tecnología de punta, adicional a los trabajos para profundizar el acceso del Terminal a 16.5 metros. A ese desarrollo portuario, que con su gigantesca Zona Libre de Colón configura a Panamá como la Fenicia de la era moderna, le corresponde también una expansión y modernización de su terminal aérea de Tocumen, para convertirla en lo que el presidente Martinelli denominó Ciudad Aeroportuaria.

 La obra de ampliación comenzará este año con la construcción de la Terminal Sur hasta ahora con un valor aproximado de 650 millones de dólares. Juan Carlos Pino, gerente general, dice que está sembrando las bases del nuevo futuro del negocio de aviación, logística y turismo de Panamá. Con los planes se espera consolidar al aeropuerto como el Hub de las Américas, un paso fundamental para desplazar al Aeropuerto Internacional de Miami, el objetivo máximo que se ha impuesto Panamá. El aeropuerto de Tocumen debe enfrentar algunos retos que van desde modificar su estructura, mejorar los servicios críticos de migración y aduanas y aumentar el abastecimiento de combustible hasta adquirir una nueva máquina de incineración de basura y modernizar las tecnológicas para reducir el peligro aviar, señala su director. De hecho, de lo que se trata es de construir un nuevo aeropuerto supermoderno en la parte sur del actual y conectarlo a ambos mediante un túnel o un puente, o ambos incluso. Fosters and Partners, compañía que diseñó los aeropuertos de Hong Kong y Beijing, ya presentó el modelo de la terminal sur, la cual tendrá forma de stealth (el avión invisibleâ de los Estados Unidos) y contará con 82 mil metros cuadrados, casi 20 mil metros cuadrados más grande que la actual. Tendrá tres niveles: el primero, para los controles de migración y aduanas, el segundo, para los pasajeros de salida y el tercero, para las oficinas del aeropuerto. Su novedoso diseño consolidará al Hub de las Américas como el aeropuerto icónico de la región. Además se construirá un bulevar de cuatro sendas para conectarlo con autovías vecinas y facilitar así la llegada a la terminal en horas pico. Habrá una tercera pista de aterrizaje y se canalizará el río Tocumen para evitar inundaciones.

La empresa brasileña Norberto Odebrecht será la constructora del complejo que incluirá una nueva área de migración y aduanas y 20 puentes de abordaje. Además tendrá modernas innovaciones que consolidarán al Hub de las Américas, y 66 puertas de embarque. Aparte de la Terminal Sur, el 15 de noviembre saldrá a licitación la ciudad aeroportuaria conformada por un hotel, centros de negocios, bodegas, oficinas y un hospital para promover el turismo de salud, de manera que pacientes de América Latina puedan ir a Panamá a utilizar los servicios médicos en especialidades ambulatorias y ese mismo día regresar a sus casas, explicó el mandatario. Dentro de ese gran esquema se inscriben importantes programas de telecomunicaciones para la ampliación de la banda ancha y avanzar hacia la creación de una ciudad capital wifi en un Panamá sin papel, como reza la propaganda. Lo más importante es que todos los planes mencionados ya están en ejecución. *
Corresponsal de Prensa Latina en Panamá.

LA REPÚBLICA DOMINICANA Y SUS ENCANTOS

Pequeña guía para reforestar


Octubre es el mes de la reforestacióndesde 1997. En esta temporada, las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente, a través del Plan Quisqueya Verde (PQV), contemplan sembrar alrededor de cuatro millones de árboles antes de que finalice el 2012.  ¿Es posible lograrlo? Si la población se integra a las jornadas de reforestación, sí. Y si los voluntarios llegan con ciertos conocimientos acerca de la forma correcta de plantar, mejores serán los resultados.

Prepárese
La guía para reforestar elaborada por el PQV señala que reforestar es plantar árboles en terrenos donde antes existía bosque. Los lugares elegidos son generalmente montañas deforestadas afectadas por la erosión donde nacen arroyos y ríos y lugares en los que se quiere restaurar, mejorar y conservar el paisaje.
Los técnicos que sirven de guía en el campo recomiendan llevar a las jornadas de reforestación, además de las plantas o plántulas: agua potable, ropa de trabajo, botas o tenis, merienda, gorra, repelente contra insectos, filtro solar y capa impermeable si se reforesta en lugares altos.

Aunque los técnicos ofrecen las informaciones de rigor antes de iniciar la plantación, la siguiente guía del PQV es ideal para aquellos que deseen reforestar de manera regular y no cuentan con la asistencia oficial o no conocen la forma correcta de hacerlo.

Cómo plantar un árbol
Las plántulas se suministrarán en fundas o con la raíz dirigida. Si le tocan plántulas del sistema de raíz dirigida:

1. Simplemente introduzca la plántula, lo más recto que pueda, en el hoyo que encontrará ya hecho. Este será un hoyo muy pequeño, para que solamente quepa el sistema radicular de la plántula; evite que las hojas queden enterradas.

2. Apriete la tierra con una espátula o trozo de madera para que la plántula quede firmemente plantada.


Si, en cambio, le tocan plántulas en fundas:

1. Comprima la plántula con ambas manos para evitar que la tierra se desmorone al quitar la funda.

2. Apóyela en el suelo y, con cuidado, quite la funda completamente; para hacerlo, simplemente rómpala de arriba hacia abajo, evitando estropear la plántula.

3. Coloque la plántula sin la funda en el hoyo que encontrará ya hecho; evite romper las raíces.

4. Cubra la parte radicular de la plántula con la tierra que hay alrededor del hoyo. Evite que las hojas de la plántula queden enterradas.

5. Apriete la tierra con los pies, para que la plántula quede firmemente plantada. No deje tirada en el suelo la funda que contenía la plántula.


— Qué especies sembrar. Se les da prioridad a especies nativas y endémicas de la isla y a algunas introducidas. Prefiera sembrar mara, caoba, teca, algarrobo, uva de playa, tamarindo, limoncillo, pino criollo, cedro, roble, ceiba, cabirma, Juan Primero, guayacán, candelón, olivo, almendro y nogal.

— Dónde sembrar. Este año las jornadas de reforestación serán intensivas en San José de Ocoa, Santiago Rodríguez, Duarte, Monseñor Nouel, Monte Plata, Bahoruco, Dabajón y Valverde.
— Beneficios. La reforestación contribuye a proteger el suelo de la erosión, mantiene las diversas formas de vida animal y vegetal y ayuda a producir y conservar agua. Los árboles purifican el aire, ofrecen un ambiente más sano, más alimento y más riqueza forestal.

Reto de observación. ¿Qué parte de la isla es?



Es tan cartográfica la foto que solo se me ocurre una pista: corresponde al lado este de la isla, es decir, a República Dominicana. Detrás de la punta del fondo se puede ver un pedacito de una las bahías más singulares del país, debido a la forma de su cabo.

Conocimos la jaca enZambrana Abajo (Cotuí, Sánchez Ramírez). Es una de esas frutas raras que nos encanta fotografiar. ¿Notan como el fruto sale directamente del tronco?
El agrónomo e ingeniero forestal Mamerto Valerio (Enda-Caribe), que nos acompañaba, nos dijo que pertenece al género Artocarpus, el mismo al que pertenece el “pan de fruta”. Los productores y moradores de la zona agregaron que la comen como se comen el “ñame” y que también hacen jugos con ella. (Cara de guácala).
De este género hay unas 60 especies en el mundo, pero específicamente sobre la jaca encontré lo siguiente en Wiki:

El árbol de jack, yaca o panapén (Artocarpus heterophyllus) es una especie perteneciente a la familia de las moráceas originaria de la India y probablemente del este de la península de Malaca. Este árbol produce la fruta nacional de Bangladés. Posee grandes similitudes con Artocarpus altilis (árbol del pan), originario de Indonesia y de Melanesia. La fruta, en su interior, es de color amarillo, similar al mango. Su jugo es ligeramente ácido y profundamente dulce, con un sabor que recuerda la mezcla de mango con naranja.

Una nueva tortuga carey(Eretmochelys imbricata) visitó la playa de Güibia la noche del lunes y puso sus huevos en un nido que preparó al lado del nido de Güiby, su antecesora, informó el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales en un comunicado. La institución no dice cuántos huevos puso la tortuga.

Acá un extracto de la nota: 

La tortuga carey, de 95 centímetros de largo y aproximadamente 40 años de edad, fue etiquetada por los técnicos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales con una placa de metal numerada que permitirá identificarla en sus próximas salidas.

Los huevos que puso la carey están protegidos las 24 horas por miembros del Servicio Nacional de Protección Ambiental (SENPA), quienes desde septiembre cuidan los huevos que dejó Güiby en la misma playa. Las tortugas carey son una especie crítica en peligro de extinción, y la playa de Güibia se ha convertido en un espacio vital en el Distrito Nacional para su conservación, gracias a los trabajos de acondicionamiento y retiro de barreras que le impedían el acceso a la arena.

Los factores que amenazan la extinción de las tortugas carey están relacionados a la falsa creencia de que sus huevos son afrodisíacos, por la demanda que tiene su carne y las conchas para fabricar accesorios y artesanías.

La contaminación de la playas, en especial la presencia de plásticos en la arena y flotando en el mar, contribuyen al estado crítico de preservación en que se encuentra esta especie a nivel mundial. Las tortugas que nazcan de los huevos de estas dos tortugas volverán a la misma playa donde nacieron cuando les toque reproducirse, de ahí la importancia de mantener condiciones favorables para la preservación de las playas, en especial la de Güibia.

—– 

Relacionado
2008:  ¡Nacieron tortugas en Güibia!

Ejemplo de una foto con múltiples lecturas…

La tomé el pasado lunes en San José de Ocoa y solo al descargarla y verla grandota noté su lectura más morbosa. Incluso antes de disparar pensaba titularla: “¡Mucho cuidado si se acercan a mi amo, estoy vigilando su sueño!”. En fin…

Hasta que la verde hiedra los arrope…

¿Han notado que los animales del parque temático ubicado en la intersección de las avenidas Abraham Lincoln y John F. Kennedy comienzan a ser arropados por las pequeñas hojas de la Ficus pumila? Es a propósito. Esta idea de cubrir con hiedra las figuras de los animales del espacio urbano inaugurado en 2010 por iniciativa del Ayuntamiento del Distrito Nacional es bien vista por Ricardo García, director del Jardín Botánico Nacional, especialmente por los aportes que representa para la biodiversidad.

“Ya no serán estructuras frías hechas de metal y otros materiales. Ahora tendrás estructuras verdes que producirán oxígeno y contribuirán a mejorar el medio ambiente. Serán una especie de microambientes que servirán de hábitat para microorganismos, insectos y reptiles como el lagarto”, explica García.
El biólogo botánico asegura que esto favorecerá al entorno de jardín natural del parque, en el que abundan las plantas endémicas y nativas plantadas para contribuir con su conservación, ofrecer sombra y atraer fauna.
“Lo de la hiedra es una excelente idea porque no solo ayudará a conservar la estructura del animal, sino que mejorará el aire porque las hojas estarán haciendo la función de fotosíntesis”.

En lo adelante, el principal cuidado que se le dará a los animales cubiertos con la hiedra será de poda, destaca García. Esto evitará que las ramas se extiendan hacia los lados, crezcan en tamaño y fructifiquen.
“Las hojitas deberán mantenerse pequeñitas y pegadas al animal, para dar esa visión de cobertura parejita y muy acotejadita”, dice.

La hiedra. La planta elegida para cubrir a los animales del parque es la Ficus pumila, una trepadora de hojas perennes muy popular en el país para decorar setos y paredes grandes. Los frutos de esta hiedra son infértiles. Las ramas deben ser podadas para evitar que las hojas crezcan.
Críticas. La ubicación del parque temático ha sido criticada por urbanistas que consideran que ciertos restos de vías como este no son adecuados para la construcción de parques urbanos que contemplen la visita de muchas personas.

Ecología, madera y arte

¿Pinturas alargadas y silueteadas? La clave está en el soporte. Detrás de los óleos y acrílicos de las imágenes no hay lienzo, sino pedazos de acacia mangium, caoba criolla y otros 40 tipos de madera que el cantautor y artista plástico dominicano Alberto Peralta Guzmán evitó que fuera quemada y convertida en carbón.

Su trabajo es fácil de resumir: Peralta aprovecha los desechos de madera y los trasforma en obras de arte.
Cuarenta de ellas se exhiben desde el pasado martes 18 y hasta el 25 de septiembre en el Salón de Eventos y Exposiciones del Jardín Botánico Nacional.
La historia del artista nacido en Moca está ligada a la pintura, la música y la ecología: Peralta compone, toca la guitarra, pinta y se dedica desde pequeño a la conservación de los recursos naturales.
“Tiene que ver con mi formación: estudié con monjas”, sonríe para explicar que su devoción por estos temas se debe en parte a su paso por el colegio La Hora de Dios (sector Herrera, Santo Domingo).

 “Siempre me ha apasionado la pintura viva y fresca. Mis primeros dibujos estaban muy enfocados a la naturaleza y luego me dediqué a recrear las cosas abstractas que veía en mi mente”, indica Peralta.

Su primera y hasta ahora única exposición en lienzo la presentó en 2005 en Nueva York.

¿Por qué cambió a la madera? ¿Por qué elegir un soporte poco usado en el país y, en apariencia, de difícil ejecución? Para llevar al arte y al público el mensaje de la importancia de conservar los recursos naturales, dice. Peralta es empleado del área administrativa de la Organización Internacional Medio Ambiente y Desarrollo del Tercer Mundo (Enda-Caribe), presente en República Dominicana desde 1982.

Uno de los proyectos de Enda es apoyar a los productores rurales a través de la implementación de microempresas forestales y aserraderos. Peralta notó que los desechos de estos aserraderos terminaban regados o hechos carbón. Y decidió aprovecharlos.

“Me di cuenta que había un potencia inmenso en esa madera y comencé a separar algunas formas que me llamaban la atención y a trabajar bocetos”.

 El resultado se puede ver en “Cortezas de colores”, la exposición que acoge el Jardín Botánico.

Piezas únicas 

Alberto Peralta asegura que cada trozo de madera le sugiere su transformación y que por ello cada pieza cuenta una historia. “No podría, aunque quisiera, repetirla, porque cada madera es única en su forma y trabajo su contenido de acuerdo a esa forma”, explica.

Más conocido como cantautor que como artista plástico, resalta que todos los temas están enfocados en el medioambiente y que solo usa madera muerta .

“Trabajo lo que llamamoscostaneras, que son los trozos y los chazos de madera que quedan producto del trabajo de las microempresas forestales. Lo que hago es limpiar, curar y preparar esa madera para usarla como soporte”. En algunas obras Peralta agrega materiales reciclados (trapos que se convierten en follaje, tejidos) y otros elementos que complementan las piezas.

Irresistibles dulces criollos

Bolitas de coco
Dulce de leche con naranja
Dulce de coco seco
Dulce de maní entero
Arepa dulce
¿Logran verle la nalga al maco?

 

Es uno de los picos más “famosos” del país, aunque no recibe muchas visitas, que digamos. Lo de famoso es por el nombre: pico Nalga de Maco. Y es justo su forma la que, ante los ojos de despistados como la Yalo, causa cierta confusión. 

Se levanta a 1,900 metros sobre el nivel mar en el extremo oeste de la cordillera Central, en el parque nacional que lleva su nombre, y es el principal atractivo del distrito municipal Río Limpio (norte de Elías Piña). La cadena montañosa donde se encuentra es larga y coronada por otras cimas muy altas. Por eso, la primera vez que una pisa Río Limpio tiene que preguntar dónde está el Nalga de Maco. Lamentablemente, cuando el dedo o el brazo de un lugareño señala hacia su cima los ojos no se posan en él, sino en el pico de al lado, de forma casi perfecta (o con la forma que, se piensa, tiene un pico). No, no es ese, es el de más para acá, el de la derecha. Y vuelven los ojos a fijarse no en el pico, sino en la punta izquierda de lo que parece otro pico. Una no dice nada, para no pasar por tonta. Pero luego de dos visitas a Río Limpio nos armamos de valor y nos atrevemos a preguntar por qué le llaman así y, peor, nos aventuramos a insinuar que por más que nos empeñamos no le vemos al pico la forma de nalga de maco. Y entonces un guía local me mira medio raro, como echándome en cara que no sea capaz de notar algo tan obvio. 
Como la Yalo perdió la vergüenza hace tiempo, insiste. Y él la obliga a hacer un ejercicio de observación desde lo alto del centro ecoturístico de la comunidad. Dice: ¿Ha visto o dibujado un maco de lado, se ha fijado cómo tiene la espalda y dónde termina esa espalda? Y fuán, ahí aparece el pico, el pico Nalga de Maco, al lado del otro pico de forma casi perfecta.
Qué fácil es notarlo ahora. Hasta lo entendemos: el pico no es solo la punta izquierda, es toda la loma y los dos macizos montañosos que le dan esta famosa silueta. Sin embargo, para demostrar que reconocer la forma del pico no significa aceptar su denominación, el señor apunta:
−Pero yo creo que no debieron ponerle así, porque los macos no tienen nalgas.
Se quedó Javier García en Turismo

Perdieron los que ganaron. Es decir, el 50% de los que participaron en nuestra encuesta no quería que el nuevo presidente de la República, Danilo Medina,dejara en el Ministerio de Turismo a Francisco Javier García (sus razones tendrán, je, je). Y resulta que Medina lo dejó en su puesto,porque sí, porque para eso es Presidente ahora, porque ¿quiénes diañe se creen los lectores de este blog? Los resultados: de 378 votos, 192 (50%) pidieron que lo quitaran; 124 (32%) que lo dejaran y a 62 (16%) les daba igual lo que hicieran con él. Como todo lo que diga puede ser usado en mi contra, debo confesar que no tengo “nada” en contra del ministro ni del ministerio que dirige. De hecho, el grupo de baile folclórico de la cartera me cae de lo más bien. 

Fidel Castro y la moringa

 Fidel Castro y la moringa
FIDEL Y ALLENDE EN UN FRATERNAR ABRAZO 

Silvio Herasme Peña
Ahora sabemos por qué Fidel Castro cuando cayó gravemente enfermo a tal punto que debió recurrir a un médico español, pudo recuperar su salud y entonar ahora cantos de alabanzas a las condiciones medicinales de una planta silvestre denominada Moringa.
Según se describe la Moringa, es oriunda del Norte de la India; aunque no se describe como llegó a ser casi silvestre en la República Dominicana.
Fidel es consumidor consciente de ese arbusto que todos tenemos a manos y que es altamente efectivo para una gama de medicamentos esenciales para nuestra salud.
La descripción científica es que posee todos los tipos de aminoácidos, que es una sustancia ácida que constituye la base de las proteínas, incluyendo de todos los vertebrados como el hombre y el ganado.
La Moringa Oleifera, que es el nombre científico, resulta altamente eficiente en la alimentación y reconoce que su poder nutritivo obedece a que exige muy poco cuidado agrícola, crece rápidamente y ofrece una gran variedad de productos alimenticios. Alcanza de tres a cinco metros en un año, siendo, además, resistente a la sequía.
Aunque Fidel no lo dice directamente pero es obvio que él es un usuario normal de los productos derivados de este arbolito que alcanza entre tres y cinco metros en un año.
También es claro que si a Fidel le ha ido tan bien para su salud el uso de la Moringa, es obvio que se lo recomendaría a su íntimo amigo Hugo Chávez, Presidente recién electo de Venezuela que ha sufrido el impacto de un cáncer que se consideraba fatal para su vida.
Cuando apenas se le daban dos meses de vida en plena campaña electoral, Chávez se recuperó casi completamente y ahora resplandece su carrera política con una salud aceptable.
Ni Fidel Castro ni Hugo Chávez lo han dicho, pero a nadie le extrañaría que lo que fue tan bueno para uno también lo habría sido para el otro.
La Moringa, encontrada silvestre en el país, fue captada por un equipo de especialistas cubanos que la llevaron y la sintetizaron para producir el milagroso remedio, que no sólo salvaría la vida de Chávez y Fidel, sino que ahora se recomienda casi para enfrentar cada mal que flagela la vida de los seres humanos.
Y la razón es que es comestible y sirve para una variedad de alimentos pues se comen las vainas verde, las hojas, las flores, las semillas y las raíces.
Todas esas partes contienen un alto contenido de proteínas, vitaminas y minerales.
Ayuda a incrementar las defensas naturales del cuerpo, promover la estructura celular del cuerpo, controlar la forma natural de los niveles elevados de colesterol, reducir la aparición de arrugas, embellecer la piel, proporciona energía y aumenta la memoria. Es antioxidante e incluso anti-inflamatorio.
Lo que anuncia Fidel Castro como testimonio de su propia experiencia fue ratificado aquí por el exministro de Cultura del gobierno de Leonel Fernández.
José Rafael Lantigua reveló, en un artículo publicado recientemente en el Diario Libre, que observó en una reunión con el líder político cubano, como le servían una taza con un líquido oscuro.
Ese encuentro referido por Lantigua se prolongó por más de diez horas sin que Castro mostrara ningún signo de cansancio. Cuando indagó las causas de esa resistencia que él no creía posible para una persona de 85 años, sus amigos le dijeron que el líquido servido a Castro era una especie de “Te de Moringa”.
Si todo esto es cierto y la experiencia puede ser igual para todos, es sensato pensar que de ahora en adelante sólo se morirán aquellos que no quisieran vivir más. La Moringa -que se puede cultivar en el patio de la casa- resolvería los principales quebrantos que aquejan a los envejecientes y que les limitan el tiempo la calidad de la vida.
No sólo es gratis, sino que está al alcance de todos…¿Por qué Salud Pública no se anima a ordenar un estudio científico que permita sintetizar la Moringa en todas sus posibilidades y mejorar la alimentación de los niños y la salud de los viejos. Fidel y quienes han trabajado con la Moringa a lo mejor han hecho un aporte inestimable para la vida de estos pueblos. No es ocioso exhortar a todos: ¡A cultivar Moringa!. Mucho se puede ganar y nada se puede perder.