Fredelinda desnuda

                   Fredelinda desnuda

Lo primero que hizo al verla desnuda fue resollar como un acordeón que se ahoga. Jamás pensó, en su egolatría de macho, que una mujer pudiese dejarlo sin habla. Y esta acababa de hacerlo, muy a su pesar. Al ver tanta perfección de un golpe, al apreciar lo que las ropas insinuaban, pero eran incapaces de ocultar, supo que después de haber visto aquello, jamás sería el mismo. Y en el fondo le importaba poco, con tal de que se prolongase el minuto mágico de su contemplación.

Y así fue. Ella no mostraba el menor apuro, como si con aquella mirada desafiante estuviese desquitándose de tanta persecución y acoso. Se había ido desvistiendo, con estudiada parsimonia, despojándose de cada uno de los trapos con que cubría lo que, en cualquier lugar y en cualquier época, la hubiese elevado a los altares. Y sabía de sobra, era evidente, que lo que dejaba al descubierto marcaría por siempre a aquel hombrecito que tanto la había estado requebrando, solicitando, amenazando y hasta rogando, por ver, palpar y tener lo que ahora le estaba ofreciendo y que, evidentemente, lejos de exaltarlo y desquiciarlo, como hubiera sido de esperar, lo había paralizado y clavado al piso, como si fuese un muñequito de papel.
-¿No era esto lo que querías?-le espetó al rostro perlado de sudor-¡Pues sé hombre ahora y tómalo!
No lo tomó. No podía haberlo tomado. De hecho, ante aquel desafío, lo más lógico era que cualquiera se hubiese quedado lelo, sin ánimo para nada que no fuese contemplar con la boca abierta, sin fuerzas ni un soplo de voluntad para palpar aquella geografía de ensueño, aquel cuerpo perfecto brotado gracias al mestizaje y la herencia, al tanteo de innumerables generaciones anteriores de mujeres bonitas, pero nunca definitivamente apabullantes, como era ella. Porque en esa mujer, que impúdicamente se le ofrecía con una dignidad de reina, y lo supo él demasiado tarde, confluían todos los ríos de la sangre, todas las simetrías milimétricas, todas las curvas y hondonadas, todos los ardores de siglos olvidados y los olores que, en su momento, provocaron matanzas y traiciones, pusieron y quitaron amos, abrieron cepos y decretaron libertades. Demasiado para un simple mortal; demasiado para un simple Alcalde Pedáneo violento, incapaz de expresar su admiración si no era con la fuerza bruta que acababa de naufragar en la piel de aquella virgen descendida y desorbitada, que lo retaba.
-Dime, Juanico Acevedo-continuaba espetándole, sin compasión- ¿No era esto lo que querías? ¿No era esto con lo que soñabas? Entonces, ¿qué esperas, o prefieres que se lo coman los perros?
Se lo hubiesen comido, de haber estado alguno en aquella miserable estancia, su casa, a donde la había llevado arrestada, como si fuese una criminal, arrastrando de paso a su hija de trece años, que estaba ahora temblando de fiebre y con ojos de espanto, sobre el otro camastro, cortina ruda de por medio.
Y fue en ese preciso momento de su humillación y derrota, cuando todo lo vivido confluyó en su cabeza. Y con el golpe de la sangre recordó la primera vez que la viera, recién bañada, con una flor sobre el pecho rotundo, asomada a la puerta de su casa, saludando con la mano, y el respeto debido, a la autoridad de que estaba investido, y que pasaba, inspeccionando, por aquellos andurriales perdidos de las afueras de Puerto Plata.
Pasaba, recordaba, con su caballo bien comido y la arrogancia de quien todo lo podía en su demarcación, revólver al cinto y colín colgándole del otro lado, de mirada dura y escrutadora, buena para descubrir vagos y laborantes, también timbas secretas de dados, cartas, y galleras clandestinas. Por algo llevaba dos años como Alcalde Pedáneo de la sección de Guananico, común de Luperón.
Hasta ese momento mágico, en que unos ojos y un pelo, ordenadamente al azar, lo cautivaron para siempre, pensaba haberlo visto todo, eso creía, desde machetazos brutales, hasta niños ahogados en el río. También suicidas trémolos y niñas raptadas; electrocutados intentando desenredar la driza de la bandera del Ayuntamiento, y carbonizados cuando el camión que los conducía había rodado hasta el fondo del abismo. Por honrar su investidura, por ser un tipo respetado en su cargo y celebrado por la chusma, había aguantado heridas de borrachos, fracturas en peleas con rasos desaprensivos, dientes de menos como resultado de batallas con guapos, y resuello perdido tras los fugitivos. Y por supuesto, algún que otro servicio especial por el Jefe, los que solían dejarlo sin dormir por semanas, estragado por la compasión y el odio, a partes iguales.
No era mala persona. De hecho ejercía su autoridad con suave despotismo, con la magnanimidad del fuerte, pero todo se le había ido para los pies cuando la vio por vez primera, asomada a su puerta, con la ingenuidad de lo rotundo y la mala suerte de su obligada devoción. Fue, en ese momento exacto, cuando se convirtió en la mojiganga de hombre del que ahora se burlaba aquella diosa, finalmente desnuda. Su fin definitivo, sin dudas.
“Señor Gobernador Provincial
Puerto Plata
Señor Gobernador:
Por la presente vengo a denunciarle que el Alcalde Pedáneo de la sección de Guananico, de la sección de Luperón, señor Juanico Acevedo, en la noche del miércoles 17 del corriente, se apersonó a la casa de la señora Candelaria Peña, quien es mi madre, procurando al señor Goyito Ulloa, para que fuera a trabajar a la carretera, y no encontrándolo allí, me insultó llamándome sin vergüenza, y me golpeó, amenazándome con el colín que portaba, obligándome a acompañarle a su casa, donde me hizo pasar la noche en compañía de mi hija de 13 años…”
Claro que esa denuncia vino después, una vez que ella se desnudase y lo retase, recibiendo a cambio una humillante retirada del que, hasta ese momento, se había mostrado como imbatible en temas de hembras. Y, por supuesto, tal denuncia no acabó ahí. Ya se sabe que es de mujer esa suave inclemencia vengativa que no se satisface sino es con la sangre derramada.
” … Al día siguiente-continuaba ella- me llevó a la Alcaldía de Altamira, donde el Alcalde me dijo que yo tenía fama de chismosa, en el lugar donde vivía, y que el Alcalde Juanico Acevedo estaba en su derecho de someterme. Estaba presente el cabo de la Policía del puesto de Altamira. Se me sometió a un día de prisión que cumplí en la cárcel de allí…”
Es obvio que ella omitía en el relato lo sucedido en la casa de Juanico, adonde había sido conducida a la fuerza, pero donde, de muy buena gana, se había desnudado para retarlo. Y está claro que, en su denuncia, no cabía lo sucedido allí. Porque si bien es cierto que, al inicio, el Alcalde Pedáneo, Juanico Acevedo, no había reaccionado, paralizado por tanta belleza insospechada y entrevista, también lo era que se recuperó, apelando a sus instintos más profundos. Y que terminó, si no excelente, al menos bien.
“… A consecuencia de esta injustificada persecución-continuaba ella- la niña, hija mía, se ha enfermado, teniendo fiebre muy alta. Yo espero, señor Gobernador-concluía- que usted me haga justicia y aclare este asunto, puesto que además de haber violentado la casa en que yo estaba, Juanico Acevedo me injurió con palabras, alegando que él podía hacerlo, porque era autoridad”
Y como era de esperar, firmaba ella, la hembrota que lo desquiciaba, y que lo había paralizado, llamada Fredelinda Suero. Y linda que era.
Ella seguía retándola con la mirada. En rigor, tenía sobradas razones para ello. No era culpable de ser tan hembra, de estar tan rica, de ser perfecta. Y desnuda era irrefutable, tanto que aún no había tomado la decisión de escribir su denuncia al Gobernador de Puerto Plata…
“- A ver cabrón, si te animas- fue lo último que le dijo- que me has tenido temblando todo el tiempo. A ver si eres tan hombre como aparentas…”
Ella se había inclinado para recoger su ropa, cuando ocurrió. Sin mediar palabras, sin que el Alcalde Pedáneo reclamase la autoridad perdida; sin que nada augurase aquella acometida, la bella Fredelinda Suero fue invadida en su cuerpo, remitiéndola a la extraña región del cielo donde todos son felices.
Cuando el ingenuo Gobernador de Puerto Plata decretó la investigación de rigor, descubrió que una mujer, idénticamente llamada como la denunciante, era más que feliz con aquel hombrecito, Alcalde Pedáneo, por más señas, que demostrase que la tenacidad, aún ilegal, era suficiente para amansar a las fieras, y que la belleza no era tan banal como se decía.
Amén.

Comunidades productivas autosustentables

Comunidades productivas autosustentables

Algunas mentes dotadas de la doble facultad del ingenio y de la sensibilidad social ya habían elaborado ideas sobre esta posibilidad que hoy presentamos y proponemos como iniciativa. La nueva administración de gobierno que preside el Lic. Danilo Medina puede ejecutar a lo largo de su gestión el asentamiento de núcleos humanos en lugares fuera de las ciudades, estratégicamente identificados como de adecuado perfil para fundar agregados urbanos permanentes, autosuficientes en sus servicios y necesidades comunales y con una economía sustentable que les permita permanecer y crecer con sus familias.
Estamos hablando de la fundación de múltiples asentamientos humanos en todas las regiones del país, con tamaño variable entre 80 a 100 familias, es decir de unas 400 a 500 dominicanos, en unidades económicas verticales (3-4 plantas) dotadas de la infraestructura básica, acceso, calle(s); aceras, drenaje, área de juego, recreativa y social, escuela, dispensario o centro de salud y área de producción artesanal y/o industrial pequeña y/o mediana, que permita a los comunitarios desarrollar allí la mayor parte del sustento de sus respectivas familias y del mantenimiento, limpieza y ornato de la comunidad.
El proyecto tendría también área común, y o aparcelada en pequeñas porciones de terreno, promediando en suma unos 10,000 metros cuadrados por comunidad productiva, para el cultivo y cosecha de rubros de alimentación interna. En promedio, unos 100 mts cuadrados o un poco más, por familia, en cosechas de ciclo corto, que ayuden en el consumo propio y les permita intercambiar o compra-vender su respectiva parte de producción.
En lo concerniente a las áreas de servicios, en el aspecto agua potable, se habilitaría un tanque que proveería por gravedad a la comunidad y que sería llenado periódicamente por las autoridades del agua de la provincia o de la ciudad más cercana, con una cuota de ayuda producida y pagada por la comunidad, y que obviamente podría resultar inferior a la suma de las cuotas individuales por servicio y consumo de agua potable pagada en los centros urbanos de mayor dimensión.
En el aspecto energía, en un esfuerzo combinado de los comunitarios y el gobierno, se instalaría uno, dos o más generadores eólicos, para ser amortizada a mediano plazo, la porción a pagar por la comunidad, así como su mantenimiento.
Los desperdicios sólidos serían dispuestos temporalmente en depósitos, a distancia que garanticen la higiene y salud, conforme al esquema de separación en, plásticos, orgánicos y vidrio. Periódicamente un recolector privado removería estos, a muy bajo o cero costos, resarciéndose con el valor de los desperdicios.
Las Comunidades Productivas Autosustentables, requieren, por supuesto planeación. Las familias a optar por ser miembros de éstas, deben ser seleccionadas por cuidadosos criterios a establecer, de proximidad geográfica, competencias, ocupación, experiencia, disposición a vida y colaboración participativa, incluyendo, en caso necesario, fases formativas de civismo, vida en comunidad, responsabilidades y solidaridad. Será indispensable que cada comunidad cuente con artesanos, agricultores, costurer@(s), albañil(es), electricista(s), carpinter@(s) plomer@(s), maestr@(s), trabajador(a)(s) o profesional de la salud y otros integrantes conforme a la naturaleza, vocación y dedicación productiva preferente de la Comunidad.
Este ambicioso programa del estado, no podría ser más cónsono con la política y los propósitos del señor Presidente de la República, para ampliar de manera sustancial las oportunidades de promoción humana y social de los dominicanos, a la vez que ofrecería definitivas soluciones que detendrían el incremento del hacinamiento, de la arrabalización y proveería la mejor opción en la descongestión urbana y la elevación de calidad de vida de los sectores rurales y suburbanos del país. Esta planeación, construcción de obras y preparación humana de los comunitarios requerirá también de la ayuda de trabajadores sociales, incubadores de emprendedores y formadores de cooperativas, las autoridades de salud y medio ambientales. La implantación de esta impactante, transformadora, nunca antes hecha, iniciativa de gobierno, consagrará, de manera permanente la indudable vocación de servir y mejorar de manera cabal, los sectores más necesitados de nuestros dominicanos.
El proyecto necesita visión, coraje y capacidad de gestión, para no convertirse en un mero acto de inauguración y ocupación de viviendas y facilidades que luego serían dejadas al acaso, sin ningún seguimiento, apoyo y supervisión, pues devendría en personas abandonadas a su suerte, en el descuido de las obras físicas y la desorganización y desbandamiento de la comunidad y los medios de mantener una integridad de sus servicios y medios de sustento organizados como conjunto.
Adelante pues, señor Presidente. Ahí están los fondos y recursos económicos institucionales para usarlos con prudencia y garantías de retorno (como los de las AFP y otros); ahí están las instituciones especializadas en obras, con vasta y larga experiencia profesional y humana, como la Oficina De Ingenieros de Obras del Estado y la Secretaría de Obras Públicas y ahí están las mentes y corazones de muchos dominicanos planificadores, ingenieros, ejecutores, voluntarios, que como con el Plan de Alfabetización sumarán sus voluntades pensando sólo en el país. Es tiempo nuevo. Tiempo de las Comunidades Productivas Autosustentables.

La FAO dice que es el momento de dar el siguiente gran paso contra el hambre

La FAO dice que es el momento de dar el siguiente gran paso contra el hambre


Roma- El Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, instó hoy a la comunidad internacional y a los responsables del sistema alimentario mundial a dar el “siguiente gran paso” contra el hambre, según informó hoy en un comunicado.

Graziano, que inauguró hoy la conferencia bienal de Terra Madre celebrada en Turín (norte de Italia), aseguró que para lograr el “hambre cero” en el mundo es necesario, entre otras medidas, eliminar las pérdidas y el desperdicio de los alimentos.

En este sentido, señaló que alrededor de un tercio de todos los alimentos producidos en el mundo se pierde o desperdicia cada año, al tiempo que añadió que dicho volumen sería suficiente para alimentar a 500 millones de personas más sin ejercer presión adicional sobre los recursos naturales.

Para el Director General de la FAO, una de las razones del desperdicio de alimentos es la tendencia de consumo “excesivo” por parte de los países con ingresos altos y medios.

Según la organización de la ONU, mientras 1.500 millones de personas en el mundo tienen sobrepeso, 868 millones de personas sufren subnutrición.

“La cifra ilustra uno de los grandes contrastes de nuestro mundo: la desigual distribución de alimentos, ingresos y oportunidades”, añadió el responsable de la FAO.

La organización informó que para alcanzar el desafío “hambre cero” también es necesario llevar a cabo sistemas alimentarios sostenibles que permitan a los pequeños productores duplicar sus ingresos y poner fin a la desnutrición durante el embarazo. EFE

Disparidades laborales en RD

Disparidades laborales en RD








La Encuesta Nacional de Hogares de Propósitos Múltiples (ENHOGAR 2011) arroja datos y análisis sobre las viviendas, la conformación de los hogares, características de la población, la migración, las remesas, la agropecuaria, la tecnología, la seguridad y el empleo. Este último tema es el primero que desglosa DL. Por Mariela Mejía 
Con un nivel de desempleo de los más elevados en Latinoamérica y el Caribe, República Dominicana presenta disparidades laborales, tales como una tasa de desocupación más alta entre criollos que haitianos y una ocupación mayor entre los más pobres que los de mejor condición económica.
Así lo arroja la encuesta ENHOGAR 2011, divulgada ayer por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), que tomó como muestra 18 mil hogares cuyos datos fueron levantados durante 11 semanas, desde el 20 de septiembre hasta el 4 de diciembre del año pasado.
Si se pregunta dónde hay trabajo en República Dominicana, poco más de dos tercios del empleo está concentrado en áreas urbanas, 32.8% en la región Metropolitana, y un 15.7% en el Cibao Norte. Del resto, 22% está en el Cibao, 11.2% en la región Este y 9.7% en el Sur. El Sur profundo registra los niveles más altos de desempleo.
Sesenta y tres de cada 100 dominicanos en edad de 15 años o más realiza alguna actividad económica. Dos de cada tres trabajadores (62.9%) son empleados a sueldo o salario y son menos pobres que los cuentapropistas.
La fuerza laboral está predominada por personal de servicios (26.8%), no calificados (20.4%) y operarios o artesanos y del transporte (21.8%). Los profesionales, intelectuales y técnicos medios constituyen el 12.2%, los empleados de oficina, el 7.3%; y los gerentes y administradores el 2.2%.
Si se utiliza la definición abierta, la tasa de desempleo es de 7.2%. “Si se compara este resultado con los obtenidos en los años anteriores 2006-2010 de la ENHOGAR, se confirma la tendencia al incremento del desempleo desde 2007 que han registrado otras encuestas de hogar”. Si se adopta la definición ampliada, la tasa de desempleo se eleva en 2011 a 11.3%, por debajo en 0.8 puntos porcentuales del 12.1% encontrado en 2009-2010.
Mejores empleos en RD
El desempleo está más concentrado en los sectores turismo (hoteles, bares y restaurantes: 15.3%), industrial (13.3%) y construcción (13.0%). En cambio, los que menos sufren episodios de desempleo son los de la agropecuaria (4.3%), transporte y almacenamiento (6.6%), y finanzas y seguros (6.6%).
Los jóvenes y su cruz
ENHOGAR 2011 hace especial énfasis en la fuerza juvenil. ¿Por qué? Cuatro de cada 10 desempleados están entre 15 y 24 años. Sitúa la mejor edad laboral entre 25 y 44 años.
“Más de 20 de cada 100 jóvenes en edades de 15 a 24 años (21.2%) se hallaba desempleado porque buscaba empleo o porque estaba disponible para trabajar aunque no buscase empleo (desalentado)”.
Inclusive, el desempleo en adolescentes y jóvenes de la República Dominicana está por encima del promedio mundial, que al 2011 era de 12.6%.
Un dato a resaltar, es que los residentes en áreas urbanas están menos ocupados que los que viven en áreas rurales (37.2% frente a 41.4%). Esto podría explicarse por una “mayor tasa de permanencia en el sistema educativo de los jóvenes urbanos o una mayor dificultad de obtener empleo en las ciudades por la alta concentración de la oferta de nuevos ingresantes de primera vez al mercado laboral”.
Joven y mujer no combina
Las mayores tasas de desempleo con respecto a la de los hombres las tienen las mujeres que trabajan en los sectores financiero y telecomunicaciones, los dos con mayor absorción de empleo femenino.
“Por ser joven y residir en un área rural, una mujer tiene la más alta tasa de desempleo que registre grupo poblacional alguno en la República Dominicana (27.9%). Pero también tiene serias dificultades en obtener empleo en el mercado laboral una mujer si es obrera operaria o conductora urbana (23.6%), si reside en una localidad rural de la región Higuamo (21.1%), si es una joven rural (21.5%), si trabaja en la industria urbana (20.0%), o si tiene estudios secundarios (18.1%)”.
Si tiene hijos menores de cinco años, su participación laboral más reducida.
Inmigrantes con suerte
Los inmigrantes internos a nivel nacional o procedentes de Haití tienen una mayor participación en la actividad económica, más nivel de ocupación y un menor nivel de desempleo que los nativos. “Los nativos están afectados por el desempleo en mayor medida que los inmigrantes internos nacionales y los inmigrantes haitianos, 12.1%, 10.6% y 4.5%, respectivamente”, dice el estudio.
Pero, a estos inmigrantes hay un grupo que les gana. Y es que “los trabajadores inmigrantes extranjeros no haitianos son en mucho mayor proporción gerentes y administradores (13.6%) que los nativos (1.6%) y los inmigrantes nacionales (2.7%)”.
Desempleo en nativos e inmigrantes nacionales es 2.7 y 2.4 veces mayor que el de los inmigrantes haitianos.

CREEN ES REAL PLAN PARA UNA FUSIÓN DE RD CON HAITÍ

CREEN ES REAL PLAN PARA UNA FUSIÓN DE RD CON HAITÍ

Santo Domingo, El jurista Vinicio Castillo Semán, dirigente de la Fuerza Nacional Progresista (FNP), expresó que la solicitud de la representante de la ONU en el país, Valerie Julliand, de que se le dé una amnistía a más de un millón de haitianos ilegales residentes en el país para otorgarles la ciudadanía dominicana, es una confirmación del plan de fusión de República Dominicana y Haití de las grandes potencias y la comunidad internacional.

Domingo Nuñez,  posando  frente al oleo de Juan Pablo Duarte  pintado por el pintor de la patria Miguel Nuñez
¡Que linda en el tope estás Dominicana bandera!
          ¡Quién te viera, quien te viera más arriba mucho más!
“Plantear una amnistía para los cientos de miles de falsificaciones de documentos públicos de identidad, en momentos en que por nuestra frontera pasa todo el que quiere desde Haití, es fusionarnos en los hechos y aniquilar a la República Dominicana y un boicot claro a la implementación de la Ley de Migración y su Reglamento” expresó Castillo Semán.
Consideró obvio que existe una ofensiva desde el exterior para que República Dominicana no pueda aplicar su Ley de Migración ni los procesos de regularización que establece esta legislación y su Reglamento de aplicación. “Lo que se quiere es la fusión, incentivar el flujo migratorio desde Haití, para que nuestro territorio asuma el drama de los problemas haitianos y no se dirijan hacia las costas de la Florida ni a Canadá ni a Europa”, indicó.
Recordó que en 1994 el entonces presidente Joaquín Balaguer denunció el plan internacional de la fusión RD-Haití. “Hoy, 18 años después, está claro el designio de esos intereses extranjeros y la solicitud de la representante de la ONU lo que hace es confirmar la existencia de los mismos”, agregó. El jurista estimó que la comunidad internacional le ha dado la espalda a los planes de restaurar Haití después del sismo.
Lo que quieren es que República Dominicana asuma en su territorio el drama de la población haitiana, documentándolos como dominicanos”, concluyó Castillo Semán.
(+) Como una muestra de sencillez y compromiso social, definió Federico Antún Batlle, la solicitud del Presidente electo, Danilo Medina a la Iglesia Católica para que respalde su gestión. Dice que con la calidad moral que tiene esa institución debe ayudar a enfrentar los problemas y superar la pobreza que afecta a la población dominicana.
Antún Batlle, expresidente del Partido Reformista Social Cristiano, consideró pertinente el establecimiento de una alianza estratégica entre el gobierno, la Iglesia Católica y todos los sectores progresistas para enfrentar y superar la pobrezaque afecta a una parte importante de la población, como lo sugirió el Presidente electo Danilo Medina durante la celebración del quincuagésimo aniversario de la Asamblea Plenaria de la Conferencia del Episcopado Dominicano.
En ese sentido, manifestó que el combate a la pobreza y otros males sociales es una decisión impostergable para la clase política, pero que jamás su éxito “será cristalizado sin el concurso de nuestros líderes religiosos y otros sectores que actúan en la dinámica cotidiana”.
Agregó que la sociedad dominicana está reclamando además, un comportamiento diferente de quienes administran la cosa pública y no se puede seguir actuando de espaldas a esa realidad, “todos tenemos la imperiosa necesidad de cambiar los patrones exhibidos en muchos sectores nacionales, no es posible que sigamos permitiendo escándalos de corrupción, feminicidios y que nuestros jóvenes sigan empantanados en las drogas”, dijo, Antún Batlle.
Manifestó que la doctrina social de la Iglesia tiene como meta mostrar a los hombres el camino de la salvación, la cual se alcanza con un correcto y sano comportamiento del ser humano.

Medio siglo de indigencia

Georgescu-Roegen, el amigo del ausente Samuelson, alertó sobre todo lo que comentábamos ayer hace ya la friolera de medio siglo. El, discípulo aventajado de Schumpeter y miembro más que ilustre de tales círculos que, en su ingenuidad, creyó virtuosos. Hasta que le llegó la iluminación. Y los otros repudiaron su osadía.
Recibió a causa de sus escritos tal coz y el ostracismo más feroz por parte de sus pares, que contribuyó a estancar en orines y putrefacto devenir la ciencia económica, llamada fundamental, hasta hoy (en contraposición de la economía técnica, también denominada neoclásica, otro día definiremos adjetivos tan obvios).
Hubo un intento de debate con un tal Stieglitz y otro apellidado Solow, ambos Nobel más tarde, como pago por el servicio prestado a la causa del oscurantismo dominante. Representaban a dos batallones diferentes de la más casposa ortodoxia económica, que algún día contaremos también (cuanto trabajo pendiente). Se convirtió el asunto en tal escaqueo intelectual, al estiloSchettino, que avergonzaría a cualquier científico de todo gremio selecto, siempre y cuando no fuese el aludido.
Tales lumbreras demostraron entonces sus elevadas miras y capacidad. ¿Complejo de inferioridad? ¿Incapacidad de enfrentarse a Georgescu-Roegen con sus mismas armas: las matemáticas, la estadística pero, sobre todo, con la razón? ¿O acaso les desmontaba sus simples y elementales chiringuitos teóricos, cosa que su ego no podía permitir?  
Georgescu-Roegen amedrentaba. Matemático y estadístico antes que economista, fue entre otras cosas editor de la prestigiosa revistaEconométrica (1951-68), por ejemplo, entre otros muchos méritos acumulados, cuando todavía remaba a bordo de la chalupa ortodoxa, aunque ya pugnaba por arrojarse por la borda de la virtud establecida.
Su libro canónico, La ley de la entropía y el proceso económico, no es fácil de entender y menos todavía de digerir. Sobre todo por parte de aquellos a los que nadie les ha enseñado física, geología o biología entre otros muchos saberes necesarios para poder estructurar adecuadamente la economía y que pretenden seguir ignorando para no complicarse la vida.
Se aliaron para aislar al visionario en vez de entrar al trapo en un lance que, de haberse celebrado, habría contribuido a que el mundo fuese hoy un poquito mejor al desterrar errores recurrentes, mostrando la buena senda científica.
Desgraciadamente, siguieron el camino fácil para poder llevar una vida cómoda embutidos en sus rígidas orejeras dogmáticas. Es como si a Einsteinnadie le hubiese hecho el menor caso cuando publicó sus teorías. Hoy no hay ningún Planck ni sabio auténtico dispuesto a escuchar nada científicamente revolucionario, animando a ir más allá a los pocos valientes que piden paso.
No quedan genios como los que abundaron durante la primera mitad del siglo pasado, dispuestos a abrazar conocimientos nuevos que hagan avanzar radicalmente la ciencia. Como nunca antes y, menos todavía después, sucedería.
¡Lo que son capaces de hacer algunos sabios flojos para conseguir la gloria, de momento aceleradamente entrópica, del Nobel! El tiempo suele acabar poniendo las cosas en su sitio. Medio siglo después, todavía no lo ha hecho. Y así nos va.
Se sigue estilando la ciencia al peso a cambio de ignorancia, a doblón elpalabrejo y maravedí el formulón para mayor encumbramiento, pasta y sexenios de sus adeptos. El saber profundo debería ocupar humilde lugar en vez de las toneladas de vacuo papel publicado que rellenan levedad.
Un pontificado ideológico
A pesar de que ahora todo es más evidente, seguimos sin querer asimilar nada. Los galardonados sabios siguen con sus formulitas y razonamientos ideológicos, de ínfimo alcance temporal, que tanto influjo perverso han inoculado en la errante y desarbolada economía mundial. ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? ¿A pesar de ellos? ¿O a causa suya?
Continúan pontificando en los medios más sesudos y prestigiosos, voceros del anquilosado establishment, incapaces de fomentar el debate y, menos todavía, de realizar propuestas avanzadas que redunden en su necesaria renovación.
No se dan cuenta que, cuando las cosas se pongan realmente feas, su irrelevancia morirá de éxito a causa de su torpe ofuscación, la dictadura de los resultados a corto plazo y del power point.
Se sigue sin estudiar Georgescu-Roegen en las universidades. Tan solo en círculos reducidos y especializados. ¡Que nadie que no lo haya leído, y menos entendido, ose santificarse economista!
Mis lectores, uno o dos, saben que yo no lo soy. Ni pretendo serlo. Mi mundo interior es, afortunadamente, infinitamente más complejo, rico y diverso que el propugnado por la herejía teórica dominante. La economía la he aprendido a garrotazos atizados por una rica experiencia, además de por los pocos retazos científicos salvables de incompleta teoría y, sobre todo, de historia. Ser cocinero antes que fraile ayuda a separar el grano de la paja y a no perder lastimosamente el tiempo con aportaciones banales.
Fueron los pioneros casi los únicos que aportaron conceptos profundos. John Stuart Mill, por ejemplo, ya puso el dedo en la llaga crítica de los límites del crecimiento.
Un puzle incompleto
La cosa económica no es más que una pequeña pieza integrante de un rompecabezas natural, con domicilio en una maravillosa esfera azul que flota en el espacio, lo cual los voceros de la ortodoxia pretenden ignorar. No puede seguir aislada de la realidad física y biológica que da lustre al planeta. ¿Hasta cuándo gobernará las tinieblas tal ilustre pelotón de fusilamiento científico?
Año tercero. Las mentes sestean. La economía escora. Su embalaje se inunda. El deshielo ha comenzado. El Himalaya se funde. Las reservas líquidas de Asia, en forma de externalidades, se desaguan lentamente. El agua pronto comenzará a acogotar la cubierta del efímero vencedor de la globalización.
¿Adónde irá a parar el “milagroso” crecimiento chino cuando su economía se vuelva de atroz secano, los cielos todavía más turbios, y mil millones de chinos cabreados se rebelen de la dictadura que los mantiene indolentes y corrompidos?
Mientras, el otro deshielo, el intelectual, no ha comenzado. Tic-tac-tic-tac. La invisible y fantasmagórica entropía sigue su rumbo, inexorable, escalando a lomos de Sísifo la empinada colina de la muerte térmica, a pesar de la ignorante tozudez de los sabios. ¿Es inevitable acabar zozobrando?
Que los Schettinos nobelados (con b) nos proporcionen la respuesta cuando detengan su huida calamitosa del rigor, la ciencia, la naturaleza y la vida. 
Clinging to economic growth suffocates the imagination http://www.guardian.co.uk/commentisfree/2012/feb/01/limits-to-economic-growth

Transición a nuevos modelos

 

Está cayendo el sistema económico y social que hemos conocido. Están cada vez mas cuestionadas por la sociedad las prácticas irresponsables de las empresas que ignoran las consecuencias sociales y ecológicas de su actividad.

Imagen de Movimiento de Ciudades en Transiciónhttp://bit.ly/Auuz03
Los ciudadanos exigen se oiga su voz ante la pasividad, el conservadurismo de los mercados, las acciones que pretenden mantener el modelo muriente que muy pocos ya defienden.
Se vislumbra la necesidad del cambio, los problemas de la crisis son oportunidades para cambiar de modelo.  En las redes se ha creado un estado de critica constructiva permanente en el que se aprende sin las limitaciones que imponen las instituciones, los centros de formación o las organizaciones económicas. Algunas definiciones nuevas intentan transformar las organizaciones para aprovechar los cambios estructurales y funcionales que permiten las TIC, Empresa 3.0 es una de estas respuestas. Podemos encontrar mas, Decrecimiento, Coworking, Crowdfunding, … una larga lista.
Necesitamos una visión global por encima del nivel de las organizaciones, una visión social, integradora de todos los elementos en su proceso de cambio. Aprovechemos los avances de inteligencia colectiva que se están produciendo en el conocimiento y uso de estas soluciones para conseguir unavisión global. El objetivo de un texto así no sería “resolver los problemas”, el sitio para hacerlo es la realidad, pero nos ayudaría mucho verlos juntos y explicar algunos fenómenos que ya están sucediendo en la sociedad, en la economía, en la experiencia ciudadana, y por supuesto en las instituciones políticas y sociales
El grupo Transición de Facebook se ha propuesto abordar esta redacción como Creación de Inteligencia Colectiva en las redes.
Para llevarlo a cabo formaremos un Consejo de Redacción. ¿Quieres formar parte del grupo de redacción del próximo llbro: Transición a nuevos modelos ?

Si te interesa simplemente deja tu nombre en este hilo de Facebook