Emigrar es un verbo duro: tres historias de vida


Enrique Ubieta Gómez
Emigrar es un verbo duro. Pero quienes habitan una isla sueñan con rebasar el muro de agua que los circunda. No es igual la imaginaria y con frecuencia caprichosa línea que divide a las naciones de un continente y establece un más allá previsible, que el horizonte como frontera, desconocido y tentador. Un horizonte que se insinúa en películas, seriales y novelas de televisión cuidadosamente construidos sobre vidas de clase media y alta, o sobre pobres que rompen los límites de su clase gracias al buen comportamiento, la suerte o el esfuerzo individual.
Un horizonte de primer mundo que se promociona como un enorme casino, en el que un golpe de suerte puede situar al jugador en el nivel más alto. «El sueño americano» –sustentado sobre un imaginario de vida que prioriza el tener, no el ser: si usted es rico, no importa cómo lo consiguió o cuánto aporta a la sociedad– no es una opción para el latinoamericano común, perseguido y expulsado del territorio estadounidense, adonde suele llegar de forma clandestina para cubrir el déficit de mano de obra barata. ¿Y para los cubanos? Las facilidades de radicación que recibe a su llegada y su mayor nivel de instrucción –lo primero, un aporte de la guerra contra la Revolución; lo segundo, un aporte de la Revolución– han creado el mito del inmediato éxito. Algunos buscavidas calculan mal: suponen que si en Cuba ganan mucho más que la media y no tienen que trabajar en exceso, allá serían millonarios.
Un día escuché un comentario que me turbó: en Cuba viven muchos ciudadanos que han regresado. Que se fueron del país, y por alguna razón regresaron para quedarse. Los hay que se fueron de forma legal y regresaron de igual forma. Otros compraron una embarcación y se lanzaron al mar, en dirección opuesta a la que suele promocionarse. Las reglas migratorias son estrictas, y el escarceo es difícil, porque el país no puede recibir de golpe a todos los que desean reinstalarse. El que llega es investigado en coordinación con las autoridades policiales de sus países de residencia. Quise conocer las motivaciones de esas personas, algunas sorprendentemente ingenuas, como un albañil jubilado de 60 años, que sin hablar inglés ni contar con apoyos familiares se acogió al llamado «bombo» y se marchó a Las Vegas: nunca, por supuesto, encontró trabajo. O como ese chef de cocina de un lujoso hotel de Varadero, que fue estafado por un turista mexicano que le prometió una plaza en su inexistente hotel, y tuvo que cruzar la frontera norteamericana para sobrevivir, comprar una pequeña lancha y regresar a Cuba. Historias múltiples, razones para partir muy alejadas de la política –amores traicionados, deseos de aventura, reencuentros familiares–, aunque siempre supeditadas a ella. Más de 15 cubanos de Matanzas, Sancti Spíritus y La Habana, me contaron sus historias. Por razones de espacio, narraré tres de ellas.
I
María Josefa tiene hoy 24 años. Cuando el padrastro fue seleccionado en el sorteo (el «bombo») de la Sección de Intereses de Estados Unidos, ella tenía apenas 18 años, era una maestra de primaria recién graduada de la Allende y estudiaba el primer año de la Licenciatura en Comunicación Social. No quería emigrar, pero tanto ella como su pequeño hermano fueron arrastrados por la mamá. Vivió en Miami desde 2004 hasta 2006. Durante ese tiempo mantuvo la comunicación con el novio que dejó en La Habana, y cuando decidió y pudo regresar –su familia se quedó allá–, se casó con él. Vive actualmente en la casa de la suegra. Y recuperó su puesto de maestra en la misma escuela primaria que abandonó al partir.
¿Dónde trabajabas allá?
Primero trabajé en una cafetería como dependiente. La cafetería tenía servicio delunch para que las personas que salen del trabajo y no quieren o no tienen tiempo de cocinar compren la comida ya hecha. Yo hacía eso. Las otras muchachas se encargaban de atender a los clientes que venían, de servirles. Yo no hablo inglés, no tenía tiempo de estudiar. Llegó un momento en que tuve dos trabajos a la vez.
Pero la mayoría de los clientes eran latinos, allí hay muchos cubanos. Ya después que salí de la cafetería –ahí no duré mucho porque no me gustaba eso–, empecé en una fábrica, donde me quedé fija hasta el momento en que regresé. Una fábrica de juguetes y golosinas, de confituras. Trabajábamos de lunes a viernes, desde las siete de la mañana hasta las tres y media. Si nos daban horas extras las aprovechábamos, porque las pagan doble. Aunque estuviera reventada me quedaba. Y si el dueño anunciaba que el sábado podíamos ir, llegábamos desde la mañana. Y una hacía un esfuerzo, porque el miércoles ya pensabas que era viernes, el trabajo te acababa. Era muy duro.
¿Qué hacías en la fábrica?
Yo pasé por todos los trabajos, porque era la más jovencita del salón. Allí cumplí 19 años. Como era la más jovencita y era rápida –y eso era lo que hacía falta para aumentar la producción–, la jefa del salón me fue pasando por todos los trabajos, hasta que terminé en menos de nada en un puesto que normalmente hacían las personas que más tiempo llevaban allí, que era el más duro aunque no se cobraba más. En otros tiempos –me contaban las más viejas–, quienes hacían ese trabajo (sellando en la máquina las bolsas de juguetes y poniéndoles la etiqueta), se iban con dos cheques, porque eran las que más trabajaban. Tenía que sellar la mercancía que hacía todo el salón. Pero eso después lo quitaron y yo ganaba igual que todas las demás.  
¿Cuánto ganabas?
El salario mínimo, que cuando yo estaba allá era de 6.15 dólares la hora. No sé, ahora debe ser más.  
Me decías que en algún momento tuviste dos trabajos…
Sí, pero por la izquierda.
¿Por qué por la izquierda?
Porque fue el que conseguí. Por la izquierda porque no te descuentan los impuestos, los casi 40 dólares a la semana que se descuentan de tu salario. Estuve un tiempo hasta que el dueño dijo que ya no nos necesitaba. Era en una papelera, sentada, a diferencia del primero que me obligaba a estar las ocho horas de pie, con media hora nada más para el almuerzo. Trágate la comida y entra otra vez. Cargando cajas. El primero sí me acababa. Este otro era como un Correo, yo tenía que meter en un sobre grande cartas y cosas de la gente, sellarlo e irlo poniendo; facilito. Terminaba a las diez y media u once de la noche. En ese tiempo no tenía paz, porque yo salía a las tres y media del primer trabajo, pasaba a recoger a mi mamá –porque yo le conseguí también a ella ese segundo trabajo y nos íbamos juntas–, y cuando ella se montaba en el carro ya me traía la comida, porque de un trabajo al otro era distante, y yo comía en ese intervalo. Entraba a las cinco, pero como era lejos, llegaba justo rayando. Salíamos a las diez y media, once de la noche, regresaba a bañarme y a dormir, para levantarme al otro día a las seis y media de la mañana. Así era.
¿Cómo empezaste a valorar la posibilidad del regreso?
Desde que mi mamá me enseñó el sobre amarillo del «bombo», yo le dije que no, que aquello no me motivaba, que no me quería ir. Pero bueno, como madre al fin decía: «cómo te vas a quedar sola aquí, te tienes que ir conmigo». Al final me fui, pero prácticamente en contra de mi voluntad.
Mira, al lado de mi mesa trabajaba una señora que tenía cáncer. Ella vivía sola, y todos sus hijos estaban en Cuba. Tenía 65 años. Su enfermedad estaba en una fase avanzada, pero vivía solita en una renta que le costaba 300 dólares y pico, que no era un apartamento, era un eficiency: dentro de una casa grande, un espacio que cerraban con una salida independiente, un apartamento dentro de una casa. No tienes privacidad, porque cuando no estás, no sabes si los dueños entran.
Ella pagaba eso. Al final murió. En mi trabajo no te podías sentar, las cámaras estaban por todos lados, y nada más que te sentabas, venían a regañarte y podían llamarte a la dirección para hacerte pasar una pena o para botarte, y allá no te puedes dar el lujo de que te boten de un trabajo porque tú vives de él. Pero ella estaba en un estado terminal, y una amiguita y yo nos poníamos frente a las cámaras para que se pudiera sentar. Pobrecita, se quejaba del dolor. Era cáncer en los huesos. Le dolía estar tanto tiempo de pie, y la ayudábamos a adelantar, porque con el dolor no producía casi, y si no produces te botan. Yo tenía que sellar, por ejemplo, 600 docenas en el día, que eran 600 cajas. Sellarlas, cargarlas, ponerlas en el paile, para que los hombres se las llevaran. Era lo único que hacían los hombres, todo lo demás lo hacíamos las mujeres. Nosotras sabíamos que ya la jefa del área había hablado con ella para que hiciera un esfuerzo porque el jefe «estaba puesto para ella», decía que no producía lo suficiente. Nosotras la ayudábamos porque si perdía ese trabajo, con qué iba a pagar la renta.
Quizás si tu novio hubiese estado contigo las cosas hubiesen sido diferentes…
No hubiese cambiado nada, a mí lo que no me gustaba era el sistema de vida de allá. Tú vives para trabajar, no tienes tiempo para nada; hay lugares para ir de paseo, pero estás muy cansada. El trabajo te saca el kilo. No tienes tiempo para tomarte un respiro, para ir a la playa… Mi padrastro se fue prácticamente joven de aquí y ya casi está calvo de la tensión, que si la renta la subieron y tengo que buscarme otro trabajo, porque el que tenía me daba exacto, y ahora no da. A él allá le han dado dos parálisis, de la misma tensión, de que si me botan porque están haciendo recorte de personal… Vivir eso no es fácil. El año antes pasado la renta subió tres veces: tres veces en un año. A los dueños no les importa, ellos pasan y te dicen el día antes: la renta va a subir 75 dólares. Lo que a ellos les de la gana. No cuentan con que tú llevas una contabilidad, que ya tienes ese dinero separado. A veces en el trabajo si el dueño es cubano es más malo aun, no sé por qué. Esos cubanos que llevan mucho tiempo allá a veces son peores que los americanos.
¿El dueño de tu fábrica era cubano?
Sí, era cubano. Cuando vi que me quedaba sin trabajo, porque el dueño iba a vender la fábrica donde estaba, me entró la locura por irme. Cuando ellos venden la fábrica o el trabajo que sea, el dueño que llega cambia todo el personal, trae el suyo de confianza, todas nos íbamos a quedar en la calle. Llegando a Cuba me dio un dolor muy fuerte, fui al policlínico, el doctor me hizo las pruebas y le dijo a mi esposo: llévala directo a la Covadonga, porque esto es una apendicitis. Tuve suerte.
¿No piensas volver a la universidad?
Ahora estoy estudiando para alcanzar el 12 grado integral, no sé lo que haga después.
II
Yamil es chapista, tiene el 12 grado vencido y vive en el barrio habanero de Pogolotti. Vivió en Miami entre los años 2006 y 2008, adonde llegó por el «bombo».
¿Dónde vives en ahora?
Con mi familia aquí, tratando de ver cómo creo lo mío. Aquí somos cinco personas. Todavía no estoy casado. Hoy cumplo 37 años.
¿Tienes familia en Estados Unidos?
Un tío. Tengo uno en Canadá y otro en Estados Unidos.
¿Él te recogió cuando llegaste?
A mí me iban a mandar para Carolina del Norte, imagínate, ahí sí me hubiese ahorcado yo. Y un día antes de irme lo encontré, mediante amistades de aquí del barrio. Él sabía que yo iba, pero no sabía cuándo. Nosotros estábamos desvinculados. Me había dado un teléfono, pero él es una gente que contesta cuando le da la gana, allá la gente hace así, tú miras el teléfono y si no sabes de dónde es, no contestas la llamada. Entonces él no sabía que yo llegaba ese día. Pero la gente de aquí del barrio cuando me vio y les conté que me iban a mandar para Carolina, me dijeron: no espérate, vamos a buscarlo. Nos montamos en un carro y empezamos a recorrer todo Miami, a preguntar: oye, ¿por dónde se mueve fulano? Hasta que llegamos a un lugar donde una gente conocía a mi tío, y con tremendo misterio porque allá matan a cualquiera parece –esa fue la primera impresión que me llevé al llegar–, mira el lío este para llamar, me miraban como un extraño, abrían una ventana y me miraban, y yo decía, ¿en qué está esta gente? Entonces lo llamaron: oye, tu sobrino está aquí. Ah sí, mi sobrino, entonces me recibió. Y me fui a vivir a casa de mi tío. Me recibieron bien, él, su mujer y mis dos primos. Tenía un buen apartamento. Él me consiguió un trabajo como chapista en un taller.
Pero ahí me sacaron el kilo. No quiero acordarme de eso. Yo ganaba 150 dólares a la semana; cuando me lo dijeron dije, coño, bastante dinero, y aquello no me alcanzaba ni para comer casi, me salvaba por los cheques que me daba el gobierno, que me los dio por ocho meses, 150 en una tarjeta para comida y 180 en efectivo, que era para ir tirando. Si yo hubiese tenido que vivir solo, con 150 dólares a la semana nadie vive. Y trabajando diez y doce horas al día. El local tenía un dueño, y cinco personas rentaban espacios de ese local. Yo trabajaba para una de esas personas. A él le decían el Negro, era nicaragüense. Estuve trabajando con él un mes y pico, pero había un cubano que rentaba otro pedazo del local, y como su asistente se fue, empecé después con él. Ahí ganaba 200, un poquito más, y él me enseñó, porque yo no conocía el sistema de trabajo de allá. Allá no se usa soldadura, hay mil cosas que no son iguales que aquí. Estuve allí como tres meses. Después nos fuimos juntos para un taller de una gente que tenía varios locales de pintura. Y ahí estuve hasta que regresé.
¿Por qué decidiste volver?
Porque la gente cree que todo lo que brilla es oro, hay de todo, pero aunque no lo creas se extraña, la comunidad, tú me entiendes, mil cosas. Y la situación estaba fea, para una persona que tenga vista larga no había un futuro. Allá nunca voy a tener una casa ni voy a tener nada, porque aquí uno tiene su casita y un trabajo tranquilo, pero allá no hay ni tranquilidad ni estabilidad, no hay nada. Allá se tiene que vivir al día. Y si pierdes el trabajo mañana, no duermes. Yo no veo la posibilidad, como está el mundo hoy, de vivir allí. La gente dice: «pero aquí está más malo»; pero bueno, aquí es donde nací. Aquí yo sé cómo es todo. Allá yo pierdo el trabajo y termino debajo de un puente. Yo tenía miedo de ir al médico porque la consulta más barata me costaba 80 dólares, y no tenía seguro médico. Hay que pensar en mil cosas también. Para vivir, mi país. Aquello es duro, yo trabajé diez, doce horas al día, me salía sangre de la yema de los dedos, escupía sangre cuando iba al baño, porque el polvo de lijar carros es tóxico y te dan unas careticas que son incómodas, te dan falta de aire, la gente no las usa. No pude aprender inglés, cuando iba a la escuela me quedaba dormido. La escuela era gratis, pero me quedaba dormido, llegaba cansado del trabajo.
¿Cómo te ve la gente después que regresaste?
Normal, todo el mundo me ve normal. Una pila de gente me ha dicho mil cosas, que yo estoy loco, pero no cojo lucha con eso, les paso por al lado y me río. Allá no hay perspectivas, ¿qué casa? Si allí todo el mundo está perdiéndolo todo, los negocios están cerrando, todo está en candela. Yo aquí, aunque digan que estoy loco.
III
Prefiere no exponer su nombre. Es arquitecta, una mujer decidida, hermosa a sus 53 años. Su esposo, médico, se quedó en un viaje de trabajo. Entonces la reclamó a ella y a sus dos hijos. Vivió en Canadá entre el 2000 y 2007. La niña tenía 13 años cuando abandonó el país; el varón apenas 10. Pero el matrimonio no se sostuvo. Vivieron años difíciles bajo el mismo techo, hasta que pudo independizarse. El varón se enfermó. El país –sin dudas más benévolo que Estados Unidos– y la alta calificación profesional de los padres, auguraba un futuro mejor que no llegó.
¿Los niños llegaron a sentirse parte de aquello?
A él le fue más fácil, porque se fue muy joven, y asimiló mejor la música, las costumbres, el idioma. Para mi hija no fue igual. Para ella es muy importante tener amigos. Y allí eso se convirtió en algo muy difícil. Nosotros vivíamos en Toronto, una gran ciudad. Ella siempre extrañó mucho eso. A tal extremo que se inscribió en un programa de intercambio entre universidades y el último año que cursó allá lo hizo en España, porque quería irse de Canadá. Cuando regresó, ya el hermano estaba enfermo y nuestra situación era difícil, porque en aquellas condiciones tuve que acogerme a un programa de ayuda del gobierno de ese país, porque no podía trabajar. Y entonces ella empezó a trabajar también.
El medio social en que estábamos viviendo, el estrés, las circunstancias que nos rodeaban, no ayudaban a que mejorara. Aquí en Cuba la vida es más tranquila. Nosotros teníamos allá una vida muy agitada, teníamos que vivir pagando cosas, al día. No podía dedicarle el tiempo suficiente a mi hijo. Y él se convirtió en mi primera prioridad. Mi hija y yo conversamos, porque él no estaba en ese momento en condiciones de decidir. Los médicos me habían dado un buen pronóstico, me dijeron que podía estar perfectamente bien, que era solo un desorden por estrés. Entonces me dije: el lugar especial para encontrar ese ambiente que él necesita es Cuba.
¿Usted allá trabajó como arquitecta?
Llegué a trabajar para una compañía de arquitectos, pero no como arquitecto, sino como dibujante. Yo pasé un curso para aprender un programa que permite hacer diseños en computadoras, lo pagó el gobierno canadiense y después empecé a trabajar en eso. Me pagaban como dibujante, pero yo aprovechaba las libertades que me daban para aprender, porque lo que uno pueda aprender nunca está de más. Hacía de todo en aquella compañía, lo mismo mandaba planos por e-mail, que recibía faxs o ponía llamadas por teléfono. Me creó un gran estrés al principio, pero al final me fui sintiendo más cómoda. Yo trabajé en muchas cosas. Al principio no sabía una palabra de inglés, tuve que limpiar, trabajar en restaurantes, en las cocinas fregando platos. Es una historia larga, aprendí a sacar sangre, a hacer cardiogramas… Esa, en breves palabras, fue mi historia.
El ser humano tiene una gran capacidad de adaptación. Llega un momento en que te vuelves parte de aquel medio, aunque extrañas a tus amigos, extrañas las conversaciones prolongadas, porque todo se vuelve rápido y corto, en realidad frío y distante, es la verdad. Y una de alguna manera se vuelve fría y distante también. A mí me pasó. Aquí nos faltan muchas cosas como todos saben, económicamente hablando, pero tenemos a los amigos, tenemos a los vecinos, a las personas con las que podemos contar si nos sentimos mal, tenemos a quien llamar por teléfono por una hora, y molestarlo en su tiempo, y contarle lo que nos pasa, y nos da recetas y nos dice. Hay cosas que no tienen precio en la vida. Esas son las diferencias culturales más grandes que yo veo. Aunque en Canadá existen beneficios bastante parecidos a los nuestros en el sistema de salud, y tienen planes de apoyo a los desempleados; no es un país tan contrastante como Estados Unidos donde las diferencias son abismales.
¿Cómo eran las escuelas donde estudiaron sus hijos? ¿Existían problemas de violencia?
Sí, había problemas de drogas, de violencia. Básicamente eso fue en la última escuela donde estuvo el varón. La primaria fue muy buena, muy infantil, tranquila; pero después de la primaria hay una enseñanza que llaman junior high, y despuéshigh school. La primera es corta, dura dos años creo; pero la otra es más dura. Porque ellos tienen una teoría completamente diferente a la nuestra; mientras más el alumno quiere estudiar, más tonto parece. Allá mientras más loco y desaplicado eres, más muchachas tienes detrás, es como decir, eres el cool, porque te destacas en el deporte por ejemplo. El que se destaca mucho en los estudios es un perdedor. Eso es en high school, lo que aquí sería el preuniversitario, pero de cuatro años. Allí se vuelven muy hostiles, los que son tranquilos empiezan a cambiar. Hay dos grupos, o uno se integra al grupo de los bandidos, o se queda en el de los perdedores. Y a estos los martirizan, les hacen la vida imposible. Los maestros no se meten en eso. Y también aparece la droga, los vendedores de drogas se aprovechan de las circunstancias y llevan la droga a la escuela y la cuelan. Ellos nunca consumen. Su primer requisito es que no consumen drogas. Pero ponen a todos esos infelices a tomar aquello que les desgracia la vida, porque jamás son gente. De la droga no se sale. Y hay violencia, porque una vez que la droga se mete en la escuela, el que la consume es capaz de cualquier cosa. Puede matar por un poco de droga. También depende del área donde vivas. Esa es la edad más mala. Si usted es un adicto puede desde luego encontrarla. Yo nunca la vi, pero sé que estaba allí, en la esquina. Ya después que salen de allí y cogen la universidad o los estudios tecnológicos, está más controlado.
¿Han tenido dificultades para insertarse aquí?
Bueno, no mucho. Mis hijos venían todos los años. Teníamos en la casa una bandera cubana permanentemente, créalo o no, eso es algo que yo no cuento, porque puede parecer absurdo. Aquí la bandera es algo que uno asocia con los organismos, con la escuela, etc., pero ese hijo que yo traje de vuelta se llevó de aquí dos banderas cubanas y todas las noches tenía la misión de doblarla. Él la colgaba en la pared, desde mucho antes de enfermarse, y por la noche la recogía y la doblaba como se dobla oficialmente. Siempre tuvimos la bandera. Se añora mucho la patria.
Yo logré reinsertarme como arquitecto, mi hija siguió estudiando Psicología en la universidad; tuvo que traer un millón de documentos, pero logró continuar con sus estudios, aunque perdió un año de la carrera. Estudia en Santa Clara. Está muy contenta porque ahora de nuevo tiene amigos y amigas. Tiene un novio. Mi hijo está completamente recuperado, tengo que dar gracias a Dios porque es algo milagroso. Él está en la universidad también. Estudia y trabaja. Terminó el primer año de la Licenciatura en Estudios Socioculturales. Tiene días en los que se entristece. De alguna manera, me dice, yo no soy parte. Me perdí todos los años que mis amigos vivieron aquí. Y me perdí esos cuentos que ellos hacen, esas historias que yo no puedo hacer, porque no estaba. Mis amigos tienen calle, una calle que yo no conocí, saben enamorar a una muchacha, y nosotros somos más tímidos, no nos abrimos a la gente. Yo le digo que todo es un problema de tiempo.
Publicado en La Calle del Medio 54/la-isla-desconocida

Amapola, lindísima amapola

Arnaldo Musa
Bellas estas amapolas, con sus colores que van del blanco al rosado y del rojo al púrpura. Desde pequeño las admiraba en Ciego de Ávila, pero son más abundantes en los campos jatiboniquenses. Pero estas flores están siendo destruidas en muchas partes del mundo, en un método controvertido que echa a un lado sus beneficios medicinales, con el fin de evitar que poderosos intereses la conviertan en opio y después en heroína. Estados Unidos se ha aprovechado de esto último para sufragar sus guerras de agresión.
Tal es así que recientes informaciones procedentes de Moscú reiteraron que EE.UU. utiliza sus aviones que transportan a sus muertos en Afganistán para introducir la droga en varias repúblicas ex soviéticas.
Como se ha publicado reiteradamente, la nación centroasiática, agredida, invadida y todavía ocupada por tropas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte es exportadora del 93% de la heroína que se consume en el planeta, principalmente en Europa.

En este aspecto, para evitar la entrada del opiáceo a territorio ruso, Moscú firmó un acuerdo con Washington, que lo ha violado. Y es que es muy común ver a soldados norteamericanos cuidando los campos de amapola (ver foto), así como que los aviones estadounidenses eludan bombardearlos, mientras arrasan virtualmente con todo lo vivo en varias regiones.  

En este contexto, hace unos días, durante un encuentro con el representante especial de la ONU para Afganistán, Jan Kubis, el subjefe del Departamento de Control de Drogas de Irán, Taha Taheri, aseguró que “los países ocupantes, con el pretexto de ayudar a Afganistán, han apoyado el cultivo de drogas, con el resultado de un aumento de la inseguridad…“.  “No hay ni una información de una sola operación de tropas extranjeras contra la mafia de la droga en Afganistán, al menos en los dos últimos años”, recalcóTaheri.                                           

Irán es el segundo país, después de Afganistán, más perjudicado por la adicción al opio y la heroína, con 1,2 millones de personas afectadas, y el que mayor cantidad de opiáceos decomisa en el mundo, el 41% del total, según datos de Naciones Unidas.

 Tal como se persigue a la coca para perjudicar a los campesinos de Bolivia, Perú y otras naciones sudamericanas, hoy se hace contra quienes cultivan las plantas de amapola, excepto en Afganistán, el principal productor, porque pingues ganancias van a parar a manos de monopolios y generales de alta graduación norteamericanos y europeos, al tiempo que les ayuda a mantener el apoyo de los denominados señores de la guerra contra la insurgencia local, hoy extendida al vecino Paquistán.
      

 CONOCIENDO LA AMAPOLA
 No es por gusto el título de este trabajo, Igual al de una hermosa canción romántica de hace varias décadas, interpretada, entre otras figuras, por Esther Borja y Marta Pérez, y que el Montuno a Jatibonico, de Alcides Ríos, le dé un justo lugar.

El nombre de esta planta, subrayamos, es Papaver somniferun L, es de ciclo biológico anual y mide de 0.5 a 1.50 m de altura, las hojas son dentadas o lobuladas y algunas crecen abrazadas al tallo. 
  
Las semillas son muy pequeñas. Crece bien en climas cálidos y templado-cálidos en primavera y verano. De las cápsulas poco maduras se extrae un jugo lechoso o látex, que al contacto con el aire forma una costra oscura que es el “opio”, del cual se extrae la morfina y la heroína. Esta planta tiene numerosas variedades con diferente contenido de látex y opio.

La acción corrupta del narcotráfico y la utilización nociva de esta planta y sus flores hacen que predomine lo destructivo en vez del aprovechamiento de sus virtudes para la salud humana, porque es una  planta narcótica, sudorífica, pectoral y anticatarral. 

Se emplean diversas preparaciones (infusión al 1%, extracto alcohólico de 1 a 4 cg, lavativas, etc.) para calmar los dolores —especialmente cólicos e irritaciones del intestino—, contra las diarreas, la disentería, tos, catarros, insomnio. etc. Sirve también para las inflamaciones cutáneas o enrojecimiento del rostro.
 
 Las semillas no tienen ningún principio narcótico, pero de ellas -especialmente del Papaver nigrum, Lob.- se extrae un aceite conocido por “aceite de adormideras”, que es comestible y que en medicina se usa en lavativas, en dosis de 60 a 120 gramos, contra el estreñimiento. Contra el cáncer, se usa en inyecciones o en lociones de las partes afectadas.
   
Las hojas son narcóticas y son ingredientes del así llamado “ungüento tranquilo”. Las flores son calmantes y narcóticas; antiguamente se preparaba con ellas cierta agua destilada, la quina.

 Es decir, en vez de destruir ciegamente, se debe hacer ver-siempre bajo prescripción médica- los efectos beneficiosos de esta planta, sus hojas, flores y semillas. Aunque sea nadar contra la corriente, ningún esfuerzo es poco para mantener con vida a la lindísima amapola.   

Publicado por Cubasí

El Che, Bolivia, Cuba y las elecciones venezolanas

La Paz (PL) El 45 aniversario del asesinato en la Higuera de Ernesto Guevara reunió a cientos de simpatizantes de casi una decena de países, los cuales llegaron a Bolivia para rendirle tributo y apoyar la revolución cubana, pendientes de las elecciones en Venezuela.

Previo a las actividades de homenaje en ValleGrande, donde los militares bolivianos sepultaron los restos de esta figura icono del internacionalismo, se celebró del 7 al 8 de octubre un Encuentro Internacional de Solidaridad con Cuba, en el cual participaron más de 200 delegados de países tan disímiles como Perú, Chile, España, Canadá o Alemania.
El coliseo vallegrandino acogió a los asistentes, quienes, reunidos en tres mesas de trabajo insistieron en la necesidad de arreciar la campaña internacional por el fin del bloqueo a la isla, por la libertad de los cinco antiterroristas cubanos condenados injustamente en Estados Unidos y por la importancia de mantener vivo el ideario del Che.
En el encuentro se denunció la política hostil de las diferentes administraciones estadounidenses, desde 1960 a la fecha, con la intención “de destruir y derrotar a la naciente revolución”.
Según los participantes, Washington pretendía que “el hambre y las carencias lograrían que el pueblo se volcara contra sus líderes y terminaran con la Revolución”.
“El bloqueo se constituye en el acto más vergonzoso de las relaciones entre los Estados en los tiempos actuales. Es un hecho hostil, único, propio de un estado de guerra, que victimiza a millones de hombres, a un país entero, lo sitia y lo sanciona con implacable efecto a quienes pretenden romperlo”, reza la declaración de una de las mesas.
Otro de los grupos de debate consideró que “el injusto encarcelamiento de los cinco héroes cubanos prisioneros en Estados Unidos, merece el repudio de todos aquellos que en distintos lugares de Latinoamérica trabajamos por la defensa de la autonomía, el respeto de los derechos humanos, la unidad y la independencia política”.
También exhortó al “presidente (Barack) Obama a que haga uso de sus facultades y ordene la inmediata libertad de Gerardo Hernández, Fernando González, Antonio Guerrero, Ramón Labañino y René González”.
Los participantes en la tercera mesa de trabajo insistieron en el ejemplo del Che Guevara y su legado para las nuevas generaciones, y enfatizó en la necesidad de continuar el desarrollo de acciones de profundización de sus ideales.
Pidieron profundizar en “la formación política e ideológica de hombres y mujeres nuevos ante la creciente escalada agresiva e ideológica del imperialismo, no solo desde nuestro espacio, sino de la cotidianeidad y el empleo de medios alternativos”.
TRIUNFO DE CHAVEZ, SIGNIFICATIVO PARA LATINOAMÉRICA 
El Encuentro Internacional de Solidaridad con Cuba coincidió con los comicios generales en Venezuela y, luego de conocerse la victoria del presidente Hugo Chávez en las elecciones del 7 de octubre, varios de los participantes ofrecieron sus consideraciones en exclusiva a Prensa Latina.
Para el boliviano Inti Peredo, hijo del guerrillero de igual nombre que acompañó al Che Guevara en su gesta boliviana, “el triunfo de Chávez es muy significativo para Latinoamérica, porque garantiza que se mantenga y que crezca este proceso revolucionario”.
Peredo, de 47 años de edad, llamó a mantener la unidad y garantizar la perdurabilidad de las ideas del Che.
“A quienes estuvieron en la guerrilla, de diferentes etnias, de todas partes del mundo los unían los principios, en busca de un mundo más justo para todos. Y eso es algo que hoy en estos momentos hace mucha falta”, comentó Peredo.
“Vivimos en un mundo donde unos pelean por el poder, otros por la riqueza, y otros por insignificancias, como si fueran olvidando la esencia de la unidad”, insistió Peredo.
Mientras, Victoria López, quien llegó de la provincia argentina de Neuquén, consideró que el triunfo chavista “es como llegar a la cima de lo que por tantos años siempre se luchó con el corazón, basado en el amor y el respeto al prójimo, con humanismo, en busca de igualdades”.
“Estamos celebrando en toda América Latina, porque esta victoria tiene una importancia trascendental para toda la región. El triunfo de Chávez es un canto a la igualdad”, comentó López.
El también argentino Manolo Robles, periodista de la ciudad de Rosario, considera “importantísimo el triunfo de Chávez, porque tiene un alcance continental, muy especialmente en mi país, donde estamos viviendo una situación complicada y parecida a la que se vivió en Venezuela, Ecuador o Bolivia”.
“Los intereses económicos concentrados, con poder, proimperialistas, hacen sus planes y el triunfo de Chávez ratifica que se puede vencer, que la ilusión puede sobrevivir frente a las pretensiones de aquellos que tratan de imponer sus doctrinas”, insistió Robles.
Recalcó la importancia de Cuba como faro del mundo, a lo cual se unió Roxana Vaca, hija de Lorgio Vaca, otro de los bolivianos que formó parte de la guerrilla del Che y que como este cayó en la contienda.
En cuanto al triunfo de Chávez, Vaca destacó que este “significa mantener la vigencia del pensamiento del Che, porque creo que estos cambios que ocurren en el continente tienen su origen en el pensamiento guevarista, integrador y de solidaridad”.
LEGADO GUEVARIANO 
Al acto central de homenaje al Che, celebrado a unos metros del sitio donde permanecieron sus restos por 30 años, asistió, entre otros, el senador boliviano Isaac Avalos, quien se refirió también al legado de la obra guevariana y a su ejemplo.
Avalos, del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS), comentó en exclusiva a Prensa Latina que el legado del guerrillero argentino cubano constituye una de las bazas del gobierno del presidente boliviano, Evo Morales.
Advirtió que no “solo en las gestiones del presidente, sino en quienes estamos por detrás, en el mismo pueblo boliviano” e insistió en que el legado “guevarista está en los obreros, en los movimientos sociales, porque el Che peleaba por la riqueza para el pueblo, no para los neoliberales, no para los gringos, que venían y nos saqueaban nuestras riquezas”.
“El Che peleaba por los pobres, por los trabajadores, por los indígenas, porque las riquezas no se fueran del país y se distribuyeran entre los necesitados, para que todos disfrutáramos de las bondades de nuestras tierras”, agregó Dávalos.
“Nosotros, como herederos de aquellas ideas, somos por eso socialistas y estamos con el Che”, admitió Avalos, quien se vanaglorió del triunfo electoral de Hugo Chávez en Venezuela, lo cual consideró “un golpe duro al imperialismo”.
“Fue un golpe fuerte al neoliberalismo, que se lo gastó todo con el opositor Enrique Capriles. Y aquí, en Bolivia, muchos medios y los políticos de derecha, obedientes de Estados Unidos, pensaron que Chávez perdería y apoyaron a Capriles y perdieron”, recalcó.
“Venezuela -remarcó Avalos- se dio cuenta de la importancia de contar con un líder como Chávez y nosotros nos alegramos porque hacemos lo mismo: peleamos por los más pobres, por quienes están olvidados, sin salud ni educación”.
El senador del MAS, quien departió poco después con pobladores de Vallegrande sobre distintas complejidades que afectan la región, entre ellas la sequía, aseguró que nadie pudo entender nunca cómo los bolivianos, con tantos recursos naturales, vivían en la extrema pobreza.
“Nosotros le deseamos muchas felicidades a Chávez”, manifestó Avalos, quien consideró que la “estrategia venezolana de crear un frente común opositor contra Chávez no debe ser un buen ejemplo para la derecha boliviana, porque partirá con un paradigma perdedor”.
Las jornadas de homenaje al Che terminaron con una peregrinación a La Higuera, en cuya escuelita fue asesinado el 9 de octubre de 1967.

Por Héctor Miranda *

*Corresponsal de Prensa Latina en Bolivia.
arb/hm

Protestas en España, hacia el cataclismo social

Los recortes sociales y laborales iniciados en mayo de 2010 por el entonces presidente del Gobierno, el socialdemócrata José Luis Rodríguez Zapatero, dieron paso a medidas más duras con la llegada al poder del conservador Mariano Rajoy, en diciembre de 2011.
Madrid (PL) Atrapados desde hace dos años en el círculo perverso de la sacrosanta austeridad, los españoles han convertido las calles de este país, el único espacio que les queda para mostrar su exasperación, en un auténtico hervidero social.










Otros Exclusivos publicados:

Los recortes sociales y laborales iniciados en mayo de 2010 por el entonces presidente del Gobierno, el socialdemócrata José Luis Rodríguez Zapatero, dieron paso a medidas más duras con la llegada al poder del conservador Mariano Rajoy, en diciembre de 2011.

Presionado por Europa y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para que reduzca el déficit público este año al 6,3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), al 4,5 en 2013 y al 2,8 por ciento en 2014, Rajoy está inmerso en una política de austeridad draconiana, la cual prevé un ahorro de 150 mil millones de euros en tres años.

Entre las medidas anunciadas recientemente, algunas afectan de lleno al conjunto de la población, como la subida del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) de 18 a 21 por ciento, que entró en vigor el 1 de septiembre.

En el último año, la contestación social, lejos de atenuarse, se intensificó hasta extremos insospechados, en lo que sindicatos, partidos de izquierda y organizaciones ciudadanas vaticinaron como un otoño caliente.

Sólo en el mes de septiembre, España fue testigo de numerosas y masivas huelgas y movilizaciones contra las políticas neoliberales emprendidas por el Ejecutivo del derechista Partido Popular (PP) para cumplir con la consolidación fiscal y aplacar a los llamados mercados.

Epicentro el 15 de septiembre de una multitudinaria manifestación que emplazó a Rajoy a someter sus impopulares ajustes a una consulta popular, Madrid vivió 10 días después dos nuevas jornadas de protesta, que terminaron con 64 heridos y 35 detenidos.

Agentes antidisturbios se emplearon con dureza para dispersar a varios manifestantes inermes, quienes intentaron el 25 de ese mes traspasar las vallas que protegían el acceso a la sede del Congreso de los Diputados, en pleno centro de la capital española.

Ese día y el siguiente, unas seis mil personas abarrotaron la madrileña plaza de Neptuno, a pocos metros de la Cámara baja, blindada por unos mil 400 policías ante el llamado de organizaciones populares a realizar una jornada de “desobediencia civil no violenta”.

Convocados por la Coordinadora 25S (por 25 de septiembre) y la plataforma En pie!, los asistentes a la movilización exigieron la dimisión del Gobierno y el inicio de un nuevo proceso constituyente, al considerar que la actual Carta Magna de 1978 cumplió su ciclo.

También reclamaron la disolución de las Cortes Generales (Parlamento bicameral español), una democracia más participativa y la liberación de los ciudadanos arrestados durante las protestas.

Que no, que no, que no nos representan, El pueblo unido, jamás será vencido o Rajoy cobarde, la calle está que arde fueron algunas de las consignas coreadas por los manifestantes ante un amplio despliegue de gendarmes y una veintena de furgones policiales.

Subrayaron que su intención es rescatar de manera simbólica la sede de la soberanía española, es decir el Parlamento, por ser víctima de un secuestro llevado a cabo por los mercados financieros con la colaboración de la mayoría de los partidos políticos.

La democracia está secuestrada y sujeta a los dictámenes de la troika (Unión Europea, Fondo Monetario Internacional y Banco Central Europeo), por eso este 25S vamos a rescatarla, indicó el manifiesto de una de las organizaciones convocantes.

CRIMINALIZACIÔN DEL DESCONTENTO SOCIAL

La coalición española Izquierda Unida (IU) calificó de brutal y desproporcionada la actuación policial y acusó al PP de criminalizar la demanda social y pacífica.

IU llamó al Ejecutivo a dar respuesta a una situación de deterioro democrático, en la que cada vez es mayor el divorcio entre una parte importante de los ciudadanos y las instituciones.

El coordinador federal de la coalición de izquierda, Cayo Lara, acusó al ejecutivo de Rajoy de hundir a España con sus políticas de recortes y de agresión a los ciudadanos.

Este país no lo arruinan los manifestantes ni los sindicalistas, sino los banqueros, los defraudadores y los especuladores, denunció Lara.

A juicio del también diputado y presidente del grupo parlamentario de la Izquierda Plural, la imagen de España en el exterior no la deterioran ni las movilizaciones ni una posible huelga general, sino los altos índices de desempleo y la pobreza creciente.

Llamó a la administración del PP a no criminalizar la protesta de los ciudadanos, porque llegará un día, alertó, en que la misma Policía se pondrá del lado de los manifestantes frente a la troika.

Para el líder de la tercera fuerza política de esta nación ibérica, el de Rajoy es un gobierno que sólo defiende la patria de los poderosos y no de la mayoría social y de los trabajadores.

Insistió en que la “marca España” se ve afectada por la gente buscando en los contenedores de basura, los jóvenes emigrando porque carecen de empleo y por los banqueros que desahucian a la gente de sus viviendas ante la imposibilidad de afrontar las hipotecas.

Lara advirtió que los españoles no salen a las calles por capricho o diversión. A nadie le gusta perder un día de salario por hacer una huelga ni fastidiar a otros ciudadanos, la gente se manifiesta porque cada día reciben una agresión tras otra de este gobierno, remarcó.

Sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2013, el dirigente vaticinó que agravarán la crisis con más recesión y paro, en un país con casi seis millones de desocupados, la tasa más alta del mundo industrializado.

Apuntó que las cuentas públicas para el próximo año, las cuales contemplan un ajuste cercano a los 40 mil millones de euros y priorizan el pago de la deuda y sus intereses, volverán a “calentar las calles” ante el encarecimiento del costo de la vida.

Encima, el FMI dijo que esos presupuestos son irreales, subrayó Lara.

El organismo multilateral pronosticó a principios de octubre que la economía española será en 2013 la segunda con peor evolución de todo el mundo, sólo superada por Grecia.

La institución monetaria auguró que el PIB de esta nación ibérica caerá 1,3 por ciento en 2013, muy por encima de la previsión oficial de un descenso del 0,5 por ciento.

Que esperpento, que los que mandan recetas que nos matan después nos anuncian que nos morimos, ironizó el máximo dirigente de IU.

*Corresponsal de Prensa Latina en España.

Por Eduardo Rodríguez-Baz 

arb/edu

Céspedes, fundador de la patria cubana

Carlos Manuel de Céspedes is known as Father o...

 

 

Por Marta Denis Valle*

La Habana (PL) Carlos Manuel de Céspedes (1819-1874) descubrió el momento preciso de lanzar a su pueblo a la independencia, dada su vasta cultura, olfato político y capacidad para dar un vuelco a la historia cubana.

Su acción cambió radicalmente la vida de este acomodado y culto

cubano, y el curso posterior de su país.

Su voz rompió el silencio de la larga noche colonial al punto de arrastrar con su decisión a los sectores más radicales de su clase, los terratenientes orientales, y a una masa de campesinos, artesanos y esclavos, que acataron su liderazgo.

Mientras otros conspiradores dudaban, Céspedes se pronunció desde tiempo antes por el alzamiento inmediato, apoyado por manzanilleros y tuneros, frente a los camagüeyanos que pedían un plazo de seis meses, y de los de Holguín, de un año, prórroga aceptada por los representantes de Bayamo.

Todos estaban convencidos respecto a que la única salida para Cuba radicaba en la lucha por la independencia, pero hubo serias discrepancias sobre las vías y el momento de iniciarla.

En su determinación, Céspedes se basaba en factores internos y externos -políticos, económicos y sociales-; a su juicio era hora de actuar de manera pronta y decisiva, ante la situación precaria en que se encontraba la metrópoli española.

Existía, además, un peligro real de fracaso si era descubierta la conspiración independentista, como prácticamente pudo suceder sin la oportuna interceptación de un telegrama del 7 de octubre de 1868, en el cual se ordenaba la detención de los principales implicados.

Hombre de ley y discursos, tuvo energía y carisma de un fundador, al tomar las armas en una mañana luminosa -10 de octubre de 1868-, declarando el primer día de libertad e independencia de Cuba, y también de sus propios esclavos.

Quizás nada tiene tanta trascendencia como haber despertado el patriotismo fervoroso de estudiantes, profesionales, intelectuales y pueblo en general, de aquel tiempo y de las sucesivas generaciones.

La llama de la Revolución del 68 ardió 10 años y, al decir de José Martí, nacido revolucionario a su influjo, nadie quitó la espada de las manos a los cubanos, “sino que la dejamos caer nosotros mismos”.

Abogado, poeta y revolucionario, Céspedes resultó el primero en ejecutar, según palabras de Martí.

En opinión del coronel mambí y cronista de la guerra Enrique Collazo, para que nada falte a su legítima gloria, murió ya casi ciego, solo entre abrupta sierra, “el primero de los cubanos que

consiguió dar a su país y a sus paisanos patria y honra”.

Con sus familiares, amigos y seguidores, Carlos Manuel marchó a una guerra larga y penosa en la que todo lo ofreció y cuando le propusieron respetar la vida de su hijo a cambio de que se apartara de la insurrección, expresó: “Oscar no es mi único hijo, lo son todos los cubanos que mueran por las libertades patrias”.

Se trataba de una patraña, pues en ese momento el prisionero ya había sido pasado por las armas.

El Padre de la Patria encabezó el primer gobierno provisional de Cuba Libre, en 1868, y presidió la República en Armas, desde abril de 1869 hasta el 27 de octubre de 1873, destituido por la Cámara de Representantes a causa de discrepancias.

Luego vivió sin escolta en la finca San Lorenzo, Sierra Maestra, donde fue muerto por los españoles el 27 de febrero de 1874, el que había nacido en Bayamo el 18 de abril de 1819, de una antigua familia criolla asentada en la región desde la primera mitad del siglo XVII.

Vivió parte de la niñez en haciendas familiares, y en su ciudad natal aprendió latín, filosofía y gramática latina; estudió Bachiller en Leyes en el famoso colegio habanero Seminario de San Carlos y San Ambrosio (1838), y se hizo abogado en Barcelona, España (1842).

Su cultura de mundo la adquirió en sus viajes a Francia, Alemania, Italia, Turquía e Inglaterra, antes de establecer su bufete de abogado en Bayamo (1844).

A mediados del siglo XIX, Céspedes era “el director nato de todo cuanto significaba cultura, progreso e ilustración”, según su amigo el patriota e historiador Fernando Figueredo.

De gran imaginación y elocuente orador, diestro en el baile y en equitación, esgrima, gimnasia y ajedrez, tuvo una formación humanística; recitaba con facilidad poesías de los clásicos, en español, francés o italiano, y con su memoria y talento cautivaba al auditorio durante horas.

Cultivó la poesía, escribía comedias, traducía teatro y también actuaba; fue colaborador de diarios de La Habana y de otras ciudades.

Es coautor de la primera canción romántica cubana conocida, La

Bayamesa (1851), en unión de Francisco del Castillo y José Fornaris.

Pero nunca fue un hombre exclusivamente dedicado a su profesión privada y, al ser electo en 1849 Síndico Procurador General (abogado de la comunidad) del Ayuntamiento de Bayamo, comenzó a chocar con el sistema colonial.

Por ofrecer protección a los esclavos, sus enemigos políticos lo llamaron “Síndico de negros”.

Fundó en 1851 una sociedad filarmónica en Bayamo, junto con su amigo Pedro (Perucho) Figueredo, y contribuyó a la creación de otra similar en Manzanillo (1856).

Desde 1852 Céspedes entró en la lista de sospechosos de desafectos a la Corona Española, y sucesivamente sufrió persecuciones, detenciones y confinamiento fuera de Bayamo donde nunca más pudo establecerse bajo el sistema colonial.

*Historiadora, periodista y colaboradora de Prensa Latina

em/mdv

 

 

Mujeres latinas: más educadas pero peores pagadas


La diferencia salarial entre hombres y mujeres en América Latina y el Caribe, pese a su reciente reducción, aún es prevalente, reveló el nuevo estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) “Nuevo Siglo, Viejas Disparidades”, que compara encuestas de hogares representativas en 18 países de la región.

La información señala que al comparar las situaciones laborales de hombres y mujeres de la misma edad y del mismo nivel educativo, se descubrió que ellos ganan un 17 por ciento más en los países del continente americano.

Pese a tener más años de educación que los hombres, las mujeres aún se concentran en ocupaciones menos remuneradas como la enseñanza, la salud o en el sector servicios, señala la publicación del BID.

Las mujeres sólo ocupan el 33 por ciento de las profesiones mejor pagadas en la región, como la arquitectura, la abogacía o la ingeniería; en esas profesiones la brecha salarial entre hombres y mujeres es mucho más pronunciada, pues alcanza en promedio un 58 por ciento.

Las habilidades que se necesitan para esos trabajos son de tipo cuantitativo y pese al avance de las mujeres en años de escolaridad, 0.5 años más de escolaridad que los hombres, ellas tienden a concentrarse en carreras como la psicología, la enseñanza o la enfermería, en las que no se aplican los conocimientos cuantitativos.

El proceso para cerrar las brechas ha sido muy lento ya que los estereotipos y las percepciones erradas de los roles de hombres y de las mujeres han distorsionado las interacciones, no solo en los lugares de trabajo, sino también en los hogares, añade el documento.

Los estereotipos de género, que aparecen de forma temprana en la primera infancia, funcionan como elementos desalentadores para las mujeres y limitan sus posibilidades de acceso a carreras con mejores futuros en el mercado laboral, destaca la información.

La flexibilidad laboral, que permite a las mujeres participar en los mercados de trabajo mientras siguen a cargo de múltiples responsabilidades y tareas en sus hogares, interfiere directamente en la obtención de salarios igualitarios o mejores remuneraciones.

Asimismo, las mujeres suelen entrar más tarde al mercado laboral y a participan en ello de forma permanente, debido a la crianza de los hijos, en detrimento de su experiencia y su desarrollo profesional, situación que provoca que las brechas de salarios crezcan con la edad, concluye la investigación del Banco Interamericano de Desarrollo.

Publicado por Cerigua

Ecuador: La pobreza no está de moda


Quito (PL) Las cifras siempre son frías y a veces distantes de la realidad, pero en Ecuador es posible palpar en sus calles el crecimiento que exhibe la nación y las transformaciones en marcha.(RadioPL)

Y aunque Quito no es todo el país, esta urbe resulta un botón de muestra del desarrollo paulatino con el cual se despierta aquí de lo que se ha llamado la larga noche neoliberal.
El ajetreo constructivo es constante, las carreteras hablan de la solidez de los proyectos y los pobres no pululan como en otras ciudades latinoamericanas y del mundo.
Las políticas públicas en marcha en Ecuador han hecho retroceder el desempleo y la pobreza por ingreso, incluso a cifras récords en los anales de la historia nacional.
Fánder Falconí, titular de la Secretaría Nacional de Desarrollo y Planificación (Senplades), y David Vera, encargado del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), confirmaron que el desempleo alcanzó el 4.6 por ciento en el último mes, número nunca antes reflejado.
Falconí precisó que ello guarda relación, fundamentalmente, con el dinamismo económico entre crecimiento y tasa de desempleo.
Señaló que la experiencia de este país está siendo exitosa pues se reduce el desempleo al tiempo que aumenta la ocupación plena y disminuye el subempleo, con destaque en los sectores de la pesca y el comercio.
Esta información se corresponde con el resumen del primer semestre de 2012 hecho por la Comisión Económica para América Latina (Cepal), la cual ubicó el crecimiento del Producto Interno Bruto ecuatoriano en 5,2 por ciento.
El titular de Senplades señaló que el segundo elemento que influye en el crecimiento son los llamados pisos de inclusión social.
Aquí están comprendidos los bonos de Desarrollo Humano y créditos otorgados por el Estado a la ciudadanía y la construcción de capacidades humanas, así como la cobertura de educación y salud.
Vera, por su parte, explicó que este resultado de desempleo surge de una encuesta urbana efectuada en seis mil 876 viviendas de 127 poblados urbanos del país, la cual arrojó que la población económicamente activa crece en unas 84 mil personas.
Uno de los datos más relevantes es que la afiliación al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social se elevó al máximo histórico de 60,6 por ciento en septiembre.
100 LOGROS DE UN PAÍS 
Senplades acaba de publicar un texto titulado 100 logros de la Revolución Ciudadana en Ecuador, en el cual se asegura que ahora hay menos pobres que en 2006, índice reducido en 12 puntos desde ese año hasta el 2012.
La pobreza extrema también bajó en ese período a un dígito, de 16.9 por ciento a 9.4, lo cual se refleja en varios aspectos, uno de los cuales es el hecho de que cerca de 450 mil niños dejaran de trabajar en el último lustro.
Por otra parte, se asegura que bajó siete puntos la desigualdad de ingresos de los ecuatorianos, al igual que la brecha entre ricos y pobres en más de 10 puntos.
Entre 2007 y 2011, el país logró subir seis puestos en el ranking del Índice de Desarrollo Humano (IDH) elaborado por las Naciones Unidas, mientras se incrementó el gasto en la inversión para la salud y la educación de los ciudadanos.
Ecuador se autoproclama líder en la atención a personas con discapacidades, al reportar 130 mil personas diagnosticadas, rehabilitadas y respaldadas con varios programas.
Las estadísticas de Senplades señalan que elevar la calidad de la salud y la educación se presentan como imperativos, por lo cual se construyen nuevas unidades para brindar estos servicios y se adoptan medidas a fin de completar las plantillas de profesores y médicos.
Igualmente se incrementó en más de ocho veces el monto de inversión destinado a la educación en la etapa, considerando que este es el camino al desarrollo.
Desde 2006, se asegura, existen más oportunidades de estudio para los niños y adolescentes y la asistencia al bachillerato también creció en 22 puntos porcentuales entre los indígenas y en 14 puntos para los afroecuatorianos.
En el campo educativo se logró, no sin obstáculos y críticas, el cierre de 14 universidades por baja calidad académica y se diseñó un plan de contingencia para acoger a esa masa de estudiantes y profesores en otros centros de altos estudios.
Entre otros cambios, la realización por primera vez del examen de ingreso a la universidad marcó un punto de giro en lo que se ha llamado aquí el Año de la Revolución en la educación, al democratizar el acceso a la enseñanza superior por la demostración de conocimientos.
La realización de los concursos de méritos ha permitido el nombramiento de nuevos diplomáticos que representan el abanico multicultural y plurinacional de Ecuador, y del mismo son nombrados los juristas encargados de aplicar la justicia.
Todavía falta mucho por hacer en otras esferas, según coinciden las autoridades locales, ante el impedimento natural de resolver en apenas cinco años problemas socioeconómicos acumulados durante siglos.
La lucha contra la violencia y la inseguridad son todavía retos pendientes, aún cuando se advierte que los índices responden a la tendencia mundial del incremento, pero no alcanza términos alarmantes.
Quizás el mayor desafío pendiente es el asunto agrario, pese a que se entregan tierras y se conceden créditos a sectores anteriormente excluidos.
Lo cierto es que los pobres disminuyen cada día en las calles -lo cual se refleja en los informes-, un compromiso ineludible y prioritario en la agenda de la dirección del país.

Por Yurién Portelles 

*Corresponsal de Prensa Latina en Ecuador.

El cínico Premio Nobel

Portrait of Alfred Nobel (1833-1896) by Gösta ...
Portrait of Alfred Nobel (1833-1896) by Gösta Florman (1831–1900). (Photo credit: Wikipedia)

El cínico Premio Nobel

Una pequeña investigación sobre el origen, disposiciones e historia de los más famosos galardones del planeta, los premios Nobel, es posible que los degrade ante su vista; una investigación mayor quizá los degrade profundamente. La que yo he hecho es pequeña y no profunda, motivada porque, como a millones de los terrícolas, nos ha dejado estupefactos el Premio Nobel de la Paz: ¡a la Unión Europea!

Por supuesto, por mi formación, me interesó, cuando era estudiante, primero enterarme qué diablos premiaba el Nobel de Economía. Mi primer desencanto fue enterarme que no había sido instituido en noviembre de 1895 por Alfred Nobel para ser entregado a través de la Nobelstiftelsen (Fundación Nobel) a los ciudadanos del mundo cuya nobleza había sido volcada en algún bien de largo alcance para beneficio de la humanidad, sino hasta 1901 y por el Banco Central de Suecia desde 1969. Y la inmensa mayoría de las veces había sido entregado a pensadores de la economía de mainstream del pensamiento económico en cada ocasión casualmente favorable a los grandes intereses económicos de las grandes potencias.

Alfred Nobel decidió antes de morir crear la fundación citada, firmando un documento que decía lo siguiente: “Se dispondrá como sigue de todo el remanente de la fortuna realizable que deje al morir: el capital, realizado en valores seguros por mis testamentarios, constituirá un fondo cuyo interés se distribuirá anualmente como recompensa a los que, durante el año anterior, hubieran prestado a la humanidad los mayores servicios. El total se dividirá en cinco partes iguales, que se concederán: una a quien, en el ramo de las ciencias físicas, haya hecho el descubrimiento o invento más importante; otra a quien lo haya hecho en química o introducido en ella el mejor perfeccionamiento; la tercera al autor del más importante descubrimiento en fisiología o medicina; la cuarta al que haya producido la obra literaria más notable en el sentido del idealismo [whatever that means]; por último, la quinta parte a quien haya laborado más y mejor en la obra de la fraternidad de los pueblos, en favor de la supresión o reducción de los ejércitos permanentes, y en pro de la formación y propagación de congresos de la paz”.

No entraré en consideraciones sobre los primeros tres premios (física, química y medicina), que deben tener fantásticas historias dignas de ser conocidas, pero se sabe la cantidad de “grilla” internacional cuasi descarada que ha rodeado a muchísimos de los premios de literatura. Y no se diga sobre el Premio Nobel de la Paz: casi, plenamente, política pura.

Nobel, nació en Estocolmo, estudió en Rusia e ingeniería en Estados Unidos junto al famoso ingeniero John Ericson; su formación científica en todo lo referente a explosivos la alcanzó trabajando junto a su padre. Joven aún, Inmanuel Nobel, con toda la familia, emigró a San Petersburgo, donde fundó primero un establecimiento destinado a la fabricación de torpedos y después, sucesivamente, un astillero, una fundición de hierro y fábricas de armas, en los que laboraron intensamente, junto al progenitor, los tres hijos mayores. Alfred, que unía a su genio creador en la química, una especial habilidad para los grandes negocios, antes de cumplir treinta años, fundó por cuenta propia, en 1862, una fábrica de nitroglicerina en Estocolmo y tres años después otras dos, en Winterviken y Kummel del Elba, llegando a ser esta última una de las más importantes de Europa.

En 1867 Nobel acababa de descubrir la dinamita, con lo que hacía posible el uso industrial de la nitroglicerina. Multiplicó los establecimientos dedicados a esta industria, de grandes proyecciones, e introdujo el nuevo explosivo en toda Europa y en Estados Unidos. En 1873 fijó su laboratorio en Saint-Servan, cerca de París, y creó ahí la gelatina explosiva, llamada también gelatina de Nobel, una mezcla de nitroglicerina y nitrocelulosa. El espíritu pacifista del Nobel de entonces no era muy evidente. Su apodo era El rey de la dinamita, y para quien escribió su epitafio, éste había sido el significado de la vida de Alfred Nobel.

No, no es el fantasma de Nobel el responsable, pero con frecuencia al comité Nobel de la Paz nos defrauda, apartándose, a veces considerablemente por los dispuesto en los estatutos por su creador.

¿Qué le parece Mahatma Gandhi? No, nunca recibió el Premio Nobel de la Paz. Es seguro que muchas personas podrían hacer una larga lista de quienes no lo recibieron ateniéndonos a lo dispuesto por Nobel, y podríamos hacer también la contraria: “es un individuo o grupo que haya trabajado por la fraternidad de las naciones, por la abolición de los ejércitos o por la promoción de congresos de paz”, Yasser Arafat, ¡Henry Kissinger!, Anwar el Sadat, Al Gore…

“Durante un periodo de 70 años, Alemania y Francia han combatido en tres guerras. Hoy una guerra entre ambos países es impensable. Esto demuestra cómo, por medio de esfuerzos bien intencionados y construyendo una relación de confianza mutua, los históricos enemigos se han convertido en estrechos aliados”, escribió el Comité Nobel de la Paz para otorgar el Nobel de la Paz a la Unión Europea… “La división entre el este y el oeste llegó a su fin, la democracia se fortaleció, muchos conflictos étnicos se han solucionado”. Mientras, Bruselas, con la señora Merkel con la rienda de Bruselas en las manos, ha enriquecido como nunca a los ricos europeos y ha destripado a las mayorías de los pueblos europeos. ¡Cínica la “racionalidad” del Nobel!

Por José Blanco

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2012/10/16/opinion/022a2pol

Educar para liberar

Doctora y Especialista en Psicología Clínica y Médica

Desde la comodidad y privacidad del hogar y a través de Videoconferencia, la psicología on line acerca al terapeuta a quien lo necesita, eliminando distancias geográficas para ofrecer sus servicios profesionales, adecuándose a las necesidades horarias del cliente. Contacte conmigo en el correo: psicoonline.es@gmail.com

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

franciscojaviertostado.wordpress.com/

franciscojaviertostado.com Historia, medicina y otras artes...

Letra joven

Para reflexionar, reír, debatir y publicar.

Cuba profunda

Un espacio para las catarsis cotidianas...

⚡️La Audacia de Aquiles⚡️

"El Mundo Visible es Sólo un Pretexto" / "The Visible World is Just a Pretext".-

@pmarca Says

Marc Andreessen's Tweets in Blog Form

SISAGRO

SISAGRO POR LOS CAMINOS DE LA PATRIA APOSTANDO A UN MEJOR PORVENIR DEL PUEBLO DOMINICANO

EL PROFESOR

Educar para liberar

jllopart

la poesía es libertad

Mesa de Análisis y Desarrollo

Espacio para el debate de las ideas, la reflexión y propuestas que apuestan al desarrollo

Rumbos, utopías y esperanza

Espacio para compartir experiencias, conocimientos y ayudar a difundir la verdad de Cuba.

MundoDelSur

Un blog que mira al mundo en desarrollo

Rey Cuba Photography

Cuba vista desde la sed que me anima a recorrer tus calles........

paquitoeldeCuba

Just another WordPress.com weblog

A %d blogueros les gusta esto: