Celac-China: De las palabras a los hechos

Beijing (PL) La propuesta se escuchó por primera vez a finales de junio pasado y en agosto se hizo realidad: la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y China cuentan ya con un mecanismo de diálogo regular para impulsar sus relaciones.
  Con ese fin coincidieron en esta capital los cancilleres Alfredo Moreno, de Chile, y Nicolás Maduro, de Venezuela, junto con el viceministro cubano de Relaciones Exteriores Rogelio Sierra, representantes de la troika del bloque regional, invitados por el titular anfitrión, Yang Jiechi.
Esos contactos del pasado 9 de agosto marcaron el inicio oficial de los nexos entre la segunda economía del mundo y la Celac, constituida de forma definitiva en diciembre de 2011 como expresión de los esfuerzos integracionistas de sus miembros.
La mayoría de los 33 estados de esa agrupación desarrolla relaciones con este país, en muchos casos desde hace décadas y con una amplia cooperación en varios sectores, lo cual en buena medida explica el nuevo paso en los vínculos entre el gigante asiático y la mencionada comunidad.
Baste recordar que el comercio entre ambas partes superó los 240 mil millones de dólares en 2011. La meta es sobrepasar los 400 mil millones de dólares en los próximos cinco años.
La actividad de estos nexos puede verse también en el intercambio de visitas de alto nivel.
A modo de ejemplo, de mayo pasado a la fecha estuvieron aquí los presidentes de Colombia, Cuba y Costa Rica, mientras el primer ministro Wen Jiabao realizó a finales de junio una gira por Brasil, Argentina, Uruguay y Chile, con resultados concretos que apuntan a relaciones de mayor contenido.
Nada debe sorprender entonces la propuesta de establecer el citado mecanismo de diálogo que el jefe de gobierno chino presentó en un discurso ante la Comisión Económica para América Latina y el Caribe en la capital chilena, donde concluyó su recorrido.
Y como para seguir ganando tiempo, la troika de Celac y China se reunirán nuevamente en septiembre próximo durante la sesión de la Asamblea General de la ONU, según se informó aquí.
A todas luces, estas relaciones auguran más cooperación, no solo económica, sino también política, conclusión que se desprende de criterios expresados por Wen en la referida ocasión: ambas partes enfrentan la tarea común del desarrollo y comparten amplios intereses.
Por todo ello propuso además fortalecer la cooperación basada en la confianza política, incrementar los contactos entre los parlamentos, partidos políticos y gobiernos locales. La iniciativa incluye las inversiones, finanzas, infraestructura y el sector agroalimentario, entre otros.
Y ya se trabaja con esos fines. El canciller venezolano explicó a Prensa Latina, al concluir la reunión de la troika con el canciller chino, que “han surgido ideas para una agenda de trabajo” de lo que sería el plan de desarrollo conjunto de ese mecanismo.
Del avance de estas relaciones trasciende además el reconocimiento internacional a la Celac como foro que busca integrarse con el mundo emergente.
Los representantes latinoamericano-caribeños estuvieron antes en la India, también con retos y aspiraciones comunes a las otras regiones como el desarrollo integral para bien de los respectivos pueblos.
En Nueva Delhi, la misión promovió mayores vínculos entre su agrupación y ese país en contactos que tendrán próximos capítulos.
Si la Celac necesitaba interlocutores más allá de su entorno, las dos naciones asiáticas tempranamente figuran en una relación que, a juzgar por estos pasos iniciales, de seguro se ampliará para un mayor protagonismo internacional del nuevo bloque.

Por Luis Melián * 

*Corresponsal Jefe de Prensa Latina en China.

Este es el ombligo del mundo

¡Impactante! Este es el ombligo del mundo (+ Fotos)

El ombligo del mundo.
La mina de Mirny, en Rusia, es famosa por ser la mayor mina de diamantes a cielo abierto del mundo, y el segundo mayor agujero excavado por el ser humano -el más grande es la mina de Bingham Canyon en Utah.
Mirny tiene 525 metros de profundidad, y es de 1.200 metros de diámetro. Es tan grande el agujero en el suelo que los helicópteros no pueden volar por encima de ella – la presión del aire y las turbulencias hace que se bloqueen.
La mina Mirny (se le conoce también como Mir, o Mirna) fue la primera mina de diamantes abierta por la Unión Soviética, fundada en 1957.
Para sostener las necesidades de la mina, la ciudad de Mirny se desarrolló rápidamente, y ahora tiene una población de poco menos de 40.000. Si nos fijamos en el mapa por satélite en este artículo, verás que la ciudad fue construida a la derecha del borde de la mina.
Hoy en día, la producción en la mina a cielo abierto ha mermado, pues existes otras excavaciones más rentables. Sin embargo, la ciudad sigue viviendo de esta actividad. La compañía rusa de extracción de diamantes Alrosa, sigue obteniendo suficientes diamantes asegurar su funcionamiento, y tiene unos 3.600 empleados.
El ombligo del mundo.

El ombligo del mundo.
El ombligo del mundo.

El ombligo del mundo.
El ombligo del mundo.

El ombligo del mundo.
El ombligo del mundo.

El ombligo del mundo.
(Con información de Siberian Light)

El hombre que escondió a Sadam Hussein

El hombre que escondió a Sadam Hussein habla por primera vez



Namiq luego hizo un hueco -un pequeño búnker subterráneo – en una parcela de tierra en su granja, donde Saddam se escondió antes de ser capturado en diciembre de 2003.
En 2003, Saddam Hussein era el hombre más buscado del mundo, pero en la misma cara de toda la fuerza del ejército de EEUU su leal ex chofer, le brindó su ayuda al derrocado gobernante.
Se afirma que los lazos de Alaa Namiq con el líder comenzaron en 1959 porque Saddam había nacido en un pueblo al norte de la casa de Namiq, en Dawr en el centro norte de Iraq.
Los soldados de Estados Unidos concluyeron correctamente que Saddam Hussein regresaría a la base de su poder en las tierras de la tribu en la que había crecido, pero identificar su paradero exacto, tardó tiempo.
Namiq ha hablado por primera vez acerca de la asistencia que le dio a Saddam a raíz de la invasión de Estados Unidos y sus aliados a Iraq. ”Él vino aquí y nos pidió ayuda y yo le dije que sí. Él me dijo: “Tú puedes ser capturado y torturado”.
“Pero en nuestra tradición tribal árabe, y por la ley islámica, cuando alguien necesita ayuda, nosotros le ayudamos, dijo  Namiq, citado por el Washington Post.
Namiq luego hizo un hueco -un pequeño búnker subterráneo – en una parcela de tierra en su granja, donde Saddam se escondió antes de ser capturado en diciembre de 2003. Con la ayuda de su hermano, Qais, y otros miembros de su familia, Saddam también se movió entre varias casas seguras en la zona.
Mientras que él debe haber sabido que su captura era inevitable, según Namiq, él hizo lo que pudo para evadir a sus perseguidores.
Evitando utilizar el teléfono móvil porque sabía que los soldados podían escucha su voz, dice Namiq que Saddam pasaba el tiempo escribiendo prosa y poesía, pero que los escritos los agarraron las fuerzas que lo capturaron.
Namiq dice que él ayudó a organizar viajes secretos a la granja a los únicos visitantes de Saddam, sus hijos Uday y Qusay. El ex granjero, que ahora trabaja en un restaurante con cuatro de sus hermanos, también recorrió grandes distancias hasta el el lugar oculto donde Saddam grababa sus encendidos discursos alentando a sus partidarios a luchar contra las fuerzas invasoras.
Namiq dice que una vez manejó 5 kilómetros hasta la ciudad de Samarra para grabar los sonidos naturales de un río, en un intento de despistar a los que andaban buscando a Saddam.
Después de que Saddam fue capturado, Namiq fue encarcelado en  la tristemente célebre cárcel de Abu Ghraib, donde fue interrogado diariamente sobre el posible paradero de las “armas de destrucción masiva”.
Asegura que fue torturado, encapuchado, golpeado y mordido por los perros de los guardias y que fue mantenido en la oscuridad las 24 horas del día. Música rock a todo volumen lo atormentaba en su celda y arrojaban cubos de agua para mantenerla constantemente mojada.
“Soporté los perros y la tortura, pero lo que no podía soportar era la música”, dice Namiq.
La familia Namiq actualmente goza de gran estima entre los lugareños, muchos de los cuales todavía sienten simpatías por Saddam.
El coronel Mohammad Hassan dijo que consideraba que la familia Namiq hizo algo “heroico” por Saddam.
Saddam fue enterrado a poca distancia de la aldea de Auja, donde nació. En respuesta a su continua popularidad en estos lugares, el premier iraquí, Nouri al-Maliki ha ordenado que su tumba esté cerrada al público para evitar que se convierta en un santuario.
Hoy “el agujero” del que Saddam fue sacado, ha sido sellada de nuevo con hormigón y es casi invisible en medio de jaulas con periquitos y palomas.
(Con información de Daily Mail. Traducción: Aporrea.org)

El regreso al pasado

Pedro Justo Castellanos Hernández

Dedico la primera parte de este artículo a José Luis Taveras, autor de sendos editoriales de Gaceta Judicial, una revista especializada en temas jurídicos que ha sabido ganarse el gusto de muchos jóvenes por el gran valor de su contenido.
Mi reconocimiento para usted, José Luis Taveras, porque pocos hoy en día piensan y escriben en sus términos.
(Una pequeña ronda de aplausos.) La segunda parte de este escrito se refiere en un tema derivado de uno de esos editoriales, que tiene especial importancia para mí, a pesar de que soy muy joven. Muy sencillo: la política hoy es meramente reaccionaria. Si miramos atrás, al liderazgo presente en las diferentes potencias mundiales en épocas de guerra y posguerra, yéndonos por un momento hacia la Gran Depresión de 1929, nos daremos cuenta de que, con el transcurso de las generaciones, hemos sufrido un retroceso ideológico. A pesar de que hoy se vislumbra una diversidad mayor de posiciones políticas dentro de las ya existentes (en el republicanismo, por ejemplo, hay un ala izquierda, la más alejada de la ideología de Jefferson y Madison), todas se ven degradadas, cada una a su manera y bajo sus propias circunstancias, debido, entre otras razones, a la crisis económica y al consecuente descontento social que caracteriza la vida de los países de la periferia europea. Por citar un caso en particular, me parece que la derecha de Marine Le Pen es útil para este análisis.
No critico ideologías, pues me considero más tecnócrata que político, pero he aquí una situación singular, aunque no nueva: se agrava la crisis en Europa y los partidos radicales, xenófobos y nacionalistas viven un boom y escalan en porcentajes de apoyo popular. No solo el partido de Le Pen es un ejemplo perfecto de esto: el partido del comediante Beppe Grillo en Italia y los neonazis griegos.
Todos son ejemplos de la clásica “tercera opción”: aquella que desconocemos, pero que tomamos en cuenta porque la primera (el oficialismo) se ha visto desfasada y agotada por la crisis, y la segunda (la oposición) se ha visto en necesidad de: a) armar un gobierno de coalición con el oficialismo, por lo que se ve “embarrada” por la crisis; b) se opone radicalmente a todo lo que aplique el gobierno, y, en vez de ayudar, crea desbalance social, huelgas y protestas (como en el caso de España, con la UGT y las CC OO). Todo esto provoca desconcierto y, en el maremágnum de cosas a tomar en cuenta o a analizar, surge una visión un poco extraña y que aún no me queda clara: la tecnocracia, en algunos casos, puede representar una llamativa “cuarta opción”.
Se dio el caso, en noviembre, de la subida al poder político en Italia de Mario Monti, tecnócrata y economista, que llegó “para saldar las cuentas del Estado”. Ha pasado también en Grecia, con Andonis Samarás. A estas pueden llamárseles tendencias, pero yo le llamo iniciativa. Iniciativa a considerar los problemas desde otro punto y, por tanto, llegar a una solución diferente o menos dolorosa. El sacrificio cuesta, y mucho, pero a veces se puede amortiguar al máximo, sin que las repercusiones sean demasiado graves.
Por eso, en cierta forma, elogié al señor Monti por su actitud frente a la canciller alemana, Angela Merkel, en mi último artículo, (Monti, Merkel y la Unión, domingo 22 de julio de 2012) pues me parece que el Primer Ministro italiano ha hecho lo que tenía que hacer, no solo en materia económica sino en el ámbito político: ha recuperado el espacio de Italia en el mapa, el que había perdido bajo el mandato de Silvio Berlusconi.
Samarás, el recientemente electo primer ministro griego, aún no ha demostrado nada, pues acaba de resultar ganador de los últimos comicios.
Y, aún viéndose amenazado por Syriza, la coalición de izquierdas de Alexis Tsipras que, hasta el último momento, se hacían ganadores de las elecciones, tiene cosas por hacer, muchas, pero bajo un apretado margen político y fiscal.
En situaciones como éstas, generalmente se mira hacia atrás para tener un punto inicial, una meta, un proceso, un ejemplo, una referencia, y, en la mayoría de los casos, estos ejemplos y referencias son los líderes de antaño, aquellos que lideraron en tiempos de conflictos y de crisis, y que supieron marcar la política a través de decisiones que a la larga marcarían, a su vez, la manera de pensar de las nuevas generaciones.
François Mitterrand, Gerhard Schröder, Felipe González y Mijaíl Gorbachov son todos hombres por los cuales miramos atrás y anhelamos el regreso al pasado, aquel que fue tan fructífero y maduro, a diferencia del estéril e inmaduro quehacer político que, en general, caracteriza nuestros días. 

INTELECTUALES POR EL DERECHO DE ASILO DE ASSANGE

Intelectuales de América Latina por el derecho de asilo de Julian Assange

La libertad de información ha tenido a uno de sus mayores defensores en Julian Assange, hoy perseguido por mostrar al mundo los reales y bajos fondos de las relaciones internacionales. Develar la verdadera cara de los juegos de poder le ha valido a Assange la imputación de cargos absurdos, a la vez que desata la dinámica de una sorprendente violación al derecho y los códigos de comportamiento internacional con la amenaza de Gran Bretaña de intervenir en territorio ecuatoriano (embajada, autos oficiales, etcétera) para impedir que se consume el derecho de asilo de Assange.
Assange es un defensor de la democracia y defenderemos su derecho a permanecer libre, así como el de la república soberana de Ecuador a otorgarle el asilo.
Por la libertad de información, expresión y pensamiento
Pablo González Casanova, Silvio Rodríguez, Armand Mattelart, Marta Harnecker, Joao Pedro Stedile, Miguel Concha, John Saxe Fernández, Aurelio Alonso, Ana Esther Ceceña, Mike Assange, Michael Lowy, Carlos Fazio, John Holloway, Gilberto López y Rivas, Enrique Semo, Frida Modak, Javier Diez Canseco, José Steinsleger, Beatriz Stolowicz, Raúl Zibechi, Antonio Elías, Ricardo Melgar Bao, Ana María Aragonés, Red En Defensa de la Humanidad, Héctor Díaz Polanco, Pedro Pablo Rodriguez, Angel Guerra, Javad Butah, Jeronimo Rajchenberg y muchas firmas mas.
Por la libertad de información, expresión y pensamiento

Alemania: Rainer Schlittgen, Ricarda Schlittgen, Argentina: Atilio Boron, Mabel Thwaites Rey, Claudio Katz, Stella Calloni, Susana Murillo, José Luis Tagliaferro, Patricio Echegaray, Marcelo F. Rodriguez, Inés Izaguirre, Juan Manuel Karg, Enrique Elorza, Nestor Kohan, Australia: Federico Fuentes, Robert Austin Henry, Bélgica: François Houtart, Brasil: Joao Pedro Stédile, Frei Betto, Fernando Morais, Virginia Fontes, Gabriel E. Vitullo, Rita Laura Segato, Carlos Walter Porfto-Gonalves, Chico Diaz, Maurício Vieira Martins, Elder Andrade de Paula, Demian Bezerra de Melo, Ildo Luís Sauer, Adelaide Gonçalves, João Márcio Mendes Pereira, Horacio Martins de Carvalho, Jose Vicente Tavares, Silvia Beatriz Adoue, Roberto Leher, Carlos Frederico Marés de Souza Filho, Edélcio Vigna, Ana Laura dos Reis Corrêa, Roberto Malvezzi, Carla Luciana Silva, Gilberto Calil, Canadá: Michael Lebowitz, Pierre Mouterde, Chile: Marta Harnecker, Colombia: Diego Otero Prada, Hernando Calvo Ospina, Humberto Betancourt Rodríguez, Costa Rica: Wim Dierckxsens, Cuba: Silvio Rodríguez, Roberto Fernández Retamar, Aurelio Alonso, Fabio Grobart, Eloísa Le Riverend, Natalia Revueltas, Juan Valdés Paz, Julio César Guanche, Francisco López Segrera, Manuel E. Yepe, Ibrahim Hidalgo Paz, Niurka Pérez Rojas, Ileana Sorolla Fernández, Lino Borroto López, Ricardo Quizá Callejas, Fausto Martínez García, Natalia Bolívar Aróstegui, Norma Balcazar Silva, Ecuador: Alejandro Moreano, Raúl Pérez Torres, Sally Burch, Osvaldo León, Armando Chaguaceda, El Salvador: Carlos Molina, España: Juan Carlos Monedero, Ximena de la Barra, Salvador López Arnal, Lois Pérez Leira, Antoni Puchalt Cea, Estados Unidos: James Early, Saul Landau, Al Campbell, Agustín Lao-Montes, Arturo Escobar, Padre Roy Bourgeois, Lisa Sullivan, Padre Luis Barrios, Eloise Linger, Javad Butah, Francia: Armand Mattelart, Ignacio Ramonet, Jean Ortiz, Paul-Emile Dupret, Marielle Nicolas, Dominique Gautier, Annie-Lacroix Riz, Salim Lamrani, Guatemala: Silvia Beatriz Adoue, Italia: Francesco Vespoli, México: Pablo González Casanova, Miguel Concha, John Saxe Fernández, Enrique Semo, Ana Esther Ceceña, Enrique Leff, Carlos Fazio, John Holloway, Gilberto López y Rivas, Frida Modak, José Steinsleger, Beatriz Stolowicz, Ricardo Melgar Bao, Gudrun Lenkersdorf, Ana María Aragonés, Red En Defensa de la Humanidad, Héctor Díaz Polanco, Diana Guillén, Angel Guerra, Hugo Aboites, Jaime Estay, Jerónimo Rajchenberg, Nayar López Castellanos, Julio Muñoz Rubio, Marcos López, Maricarmen Montes, Cristina Steffen, Efraín León, Ana María Rivadeo, Daniel Inclán, Aldo Rabiela, Miguel Socolovsky, Margarita Favela, Damián Camacho, Claudia Sandoval, Walter Martínez, Josefina Morales, Márgara Millán, Enrique Cortés, Carlos Prigollini, Leonor Aída Concha, Rebeca Peralta Mariñelarena, Teresina Gutiérrez-Haces, Arantxa Tirado, Rosa Barranco, Elizabeth Alejandre, Angeles González, Paz Carmona, Isabel Sanginés Franco, Ma. de Lourdes del Villar, Víctor García Zapata, Carlos Beas, Bertha Vallejo, Mujeres para el Diálogo, Alfonso Anaya, Carmen Mendoza, Andrea Fernández, Leticia Gutiérrez, Marco Velázquez, Gabriela Hernández, Mirabel Mejía Rodríguez, Eréndira Mejía Rodríguez, País Vasco: Katu Arkonada, Panamá: Nils Castro, Marco A. Gandásegui, Jorge Ventocilla, Paraguay: Marielle Palau, Martín Almada, Perú: Javier Diez Canseco, Portugal: Miguel Urbano, Rusia: Dmitri Prieto Samsónov, Túnez: Rashid Sherif, Uruguay: Raúl Zibechi, Antonio Elías, Gonzalo Perera, Anahit Aharonian, Enrique Ortega Salinas, Venezuela: Fernando Báez, Carmen Bohórquez, Paulino Núñez, Tamanaco de la Torre, Dayaleth Alfonzo, Rafael Uzcategui,

(Tomado de La Jornada)

¿Somos bienvenidos al Planeta Marte?

¿Somos bienvenidos al Planeta Marte?

Curiosity en el Planeta Marte. Foto: NASA
Los ibéricos de los siglos 15 al 17 conquistaron una buena parte del mundo gracias a las innovaciones tecnológicas de sus carabelas y al talento de científicos extranjeros. Son ejemplo de ello el genovés Cristóbal Colón, que se puso al servicio de la corona española, y Américo Vespucio, que se instaló en Sevilla y dio nombre a nuestro continente.
El capitalismo neoliberal, con sede en los Estados Unidos, domina el mundo actual, unipolar, a pesar de fuertes resistencias. No satisfecha, la voracidad estadounidense mira al espacio cósmico. La historia del imperialismo se basó en incursiones por tierra (los romanos y Alejandro Magno), mar (España y Portugal) y ahora aire.
Después de pisar la luna y plantar en su suelo la bandera de los EE.UU. (si tuviera más sentido, la Casa Blanca debería haber llevado la de la ONU), la Nasa hace aterrizar en Marte el robot Curiosity, después de viajar 570 millones de kilómetros en poco más de 8 meses, con un costo de US$ 2,500 millones.
Sé por fuentes fidedignas cómo fue recibido el Curiosity por los marcianos.
-¿Qué diablos cayó en nuestro territorio? , preguntó Elysium a su mujer Memnonia.
-Por su aspecto parece basura del planeta Agua.
–¿Aquel azul?
-Sí, cuyos habitantes denominan equivocadamente Tierra, aunque esté compuesto de un 70% de agua.
-Pero no me parece que sea basura, Memnonia. Mira, es un aparato articulado.
-Quizás haya venido a espiar nuestra civilización, respondió la mujer.
-Eso no me preocupa. ¿Recuerdas cuando, en la década de 1950, nuestros platillos voladores fueron hasta allá?
-Sí, Elysium, fue una decepción. Las imágenes de la TV captadas por nuestras naves demostraron que allí no había vida inteligente.
-De hecho, en materia de ciencia y tecnología los terráqueos estaban muy atrasados. Sus aeronaves todavía copiaban el formato de los pájaros, y hoy sus naves espaciales tienen aspecto bélico y gastan mucho combustible para atravesar la atmósfera.
-Lo que me impresionó -observó Memnonia- fue el contraste ente la sofisticación de ciertos equipos y la miseria en que vivía tanta gente. Mientras algunos viajaban en vehículos de lujo, otros vagaban por las calles suplicando comida. ¿Cómo es posible una civilización que no prioriza la vida de sus semejantes?
-¿Recuerdas que comentamos que, al contrario de lo que sucede con nosotros, ellos son visibles unos a otros? No tenían el don de la invisibilidad, como lo tenemos nosotros. Todavía viven muy apegados a los sentidos y a la razón. No han ingresado a la esfera de la espiritualidad.
-Elysium, si este aparato vino a espiarnos, no va a obtener mucho más allá de las propiedades de nuestro suelo y de nuestro clima. No podrá captar el avance de nuestra civilización.
-Pero admito que me gustaría exponerles a los terráqueos un poco de nuestra historia; quizás eso les ayudara a evolucionar.
-Pero sabemos, Memnonia, que hay entre ellos no pocas personas que también enseñan lo que nuestros patriarcas dijeron, aunque por desgracia la mayoría no les para mientes.
-Serían más felices -enfatizó la mujer- si cambiaran la devastación ambiental por la preservación; la apropiación privada por el compartir; la guerra por la paz; las armas por herramientas; la opresión por la justicia.
-¡Qué positivo fue para nosotros el recorrer ese camino de sabiduría!  Hoy, el alto grado de amorización de nuestro pueblo  nos permite una transparencia tal, que tanto nuestro pueblo como nuestra naturaleza son invisibles a los ojos ajenos.
-¿Tú crees que debiéramos  arrojar al espacio ese raro aparato?

-Mejor no, Elysium. Preservemos nuestra identidad y la paz con los vecinos. No olvides lo que hicieron los terráqueos cuando descubrieron un nuevo mundo repleto de pueblos indígenas. Nuestra invisibilidad nos dará protección. Mejor dejemos esa maquinita rodando por ahí.  Será divertido verla restringida a los aspectos geológicos y climáticos de nuestro planeta.
-Tienes razón, Memnonia. El amor que nos une y nos hace felices no podrá ser captado, puesto que los terráqueos todavía tendrán que hacer un largo viaje hasta conquistar la globoamorización que reina entre nosotros.
Frei Betto es escritor, autor de “Minas del oro”, entre otros libros. http://www.freibetto.org/>    twitter:@freibetto.