EN EL SIGLO III, YA LOS PERSAS USABAN ARMAS QUIMICAS

EN EL SIGLO III, DESPUÉS DE CRISTO, EL IMPERIO PERSA USO ARMAS QUÍMICAS CONTRA EL EJERCITO DEL IMPERIO ROMANO

Las armas químicas, según los estudios que se han realizado sobre una veintena de soldados romanos hallados en Dura-Europos (Siria), no son algo inherente al siglo XX. Los restos de estos soldados pertenecen al siglo III D.C. Según parece, los persas, en su asedio a la ciudad, cavaron un túnel por debajo de sus murallas para poder entrar en ella. Pero los romanos, imaginando la estrategia de los Persas, cavaron por su parte otro túnel para poder sorprender a los Persas cuando intentaran entrar por ese lugar.
Pero los Persas no eran precisamente tontos, y cuando los soldados Romanos entraron en el túnel, prendieron fuego a una masa compuesta de betún y cristales de azufre, creando una nube tóxica en el interior del túnel que acabó con la vida de los soldados en cuestión de minutos. Simon James, el arqueólogo estadounidense que dirige la excavación, ha señalado que para que un grupo de soldados romanos muriera al unísono en un espacio de esas características fue necesario que o bien los persas fueran unos superhombres o emplearon un arma realmente letal.

Tras estos sucesos, la ciudad fue conquistada por los persas,  y la mayoría de su población asesinada o llevada a Persia como esclavos.
Dura-Europos, situada en las orillas del río Éufrates, fue conquistada por los romanos, que construyeron allí una fortaleza. Hacia el 256, la ciudad fue sitiada por las tropas del Imperio persa, bajo la dinastía sasánida (226-651). Ningún texto antiguo relata el enfrentamiento, del que hoy en día se tiene constancia gracias a las excavaciones arqueológicas, iniciadas en los años 20.
Texto. Sinuhé Gorris.

Info: Revista Más Allá de la Ciencia/www.imperioromano.com


 COMENTARIOS


Bueno por fin vemos que no somos solamente la gente de nuestra era, los malos, que estas cosas ya las había antes, menos mal, porque se saben que existen pero nunca quien las puede tener por ahí sin localizar, un abrazo, y feliz de que estés aquí y no te hayas ido,
Supe también que en aquellos tiempos algunos ejércitos (no recuerdo de qué origen) cuando asediaban a fortalezas o ciudades, les arrojaban con catapultas cadáveres de muertos por la peste para propagar la enfermedad dentro de las murallas. Lamentablemente a lo largo de la historia la humanidad ha demostrado mucho ingenio en cuanto al desarrollo de los recursos bélicos. Cuánto hubiésemos avanzado si en lugar de avanzar en ese camino nos hubiésemos concentrado en desarrollarnos en pro de la paz y la convivencia!
Un abrazo, de mañana de sábado con llovizna!
Tienes razón.
Si es que el intelecto se ha usado más para el mal que para el bien, ainsss… lo de los cadáveres creo recordar que fué en la edad media, aunque ya en la antigüedad lanzaban vasijas de arcilla con serpientes y demás bichos venenosos.
Un abrazo
 Nieves la poseída
Para que veas lo que llega a ser la mente humana…
Somos como un virus que infecta el planeta (al final acabaremos con el huésped)
 Patricia Roi Jonas
Muy interesante el tema que has elegido. Muy ingeniosos lo que hicieron los persas. Dicen que las armas químicas existen hace miles de años, y que alrededor del año 1000 A.de C, los chinos tenían ya cientos de recetas para producir humos tóxicos e irritantes para usarlos durante la guerra. Muchos de estos humos contenían arsénico y calcio pulverizado. La madera, el alquitrán y el azufre fue utilizado por los espartanos en una de sus guerras, lo encendieron para ver si así el humo nocivo incapacitabn al enemigo. Muy entretenido el tema y muy amplio también.
Para la otra pongan más armas pero no químicas sino de la prehistoria como hachas cu8chillos
 Luis luna
Hace tiempos había leído yo sobre que estos hombres Persas incluso enviaban gente a envenenar pozos y ríos… interesantes.
 Joseph
El azufre se empleaba como medicina o exterminación. Depende de la forma de usarlo. Los griegos sabían un poco de esto: El fuego griego.
Saludos.

La clausura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 fue espectacular. El Reino Unido deleitó al mundo con un recorrido por su historia musical moderna, en la que desfilaron cantantes y grupos como Madness, George Michael, Pet Shop Boys, Annie Lennox, Pink Floyd, The Spice Girls, Ray Davis, Liam Gallagher, Muse, Brian May y Roger Taylor, de Queen, con un cierre a cargo de The Who. Hubo un montaje especial con John Lennon cantandoImagine, la cual fue coreada en todo el estadio. La capital británica pasó la estafeta a Río de Janeiro, que ofreció una probada en el escenario de lo que se espera en 2016. La llama olímpica se extinguió con la figura de un ave fénix flotando en el aire Foto Reuters

LOS 86 DE FIDEL

                                                                               Un mensaje para Fidel

TEXTO: ATILIO BORÓN. FOTOS: ISMAEL FRANCISCO

Querido Comandante: quiero felicitarlo por su 86º aniversario y desearle que, como dice la canción mexicana, “cumplas muchos más”. Su coherencia e integridad a lo largo de toda su vida es un ejemplo que nos inspira y nos alienta para seguir luchando sin desmayos en la construcción de una nueva civilización que ponga fin a la barbarie capitalista.
Felicitarlo también, de paso, porque Cuba ha sido el país de América Latina y el Caribe que terminó mejor posicionado en el medallero de las Olimpíadas de Londres: el 15º lugar. Una vez más la Cuba revolucionaria fue la que sobresalió y representó dignamente a Nuestra América en el concierto deportivo mundial. Y felicitarlo también porque la hermana isla de Jamaica -por la cual tanto ha hecho Cuba- terminó en el 18º lugar, aventajando a Brasil, Colombia, México, Argentina y República Dominicana.
Nada más por ahora. Gracias por estar y por iluminar nuestro camino.
¡Hasta la victoria siempre, Comandante!
Fidel con el machete de Antonio Maceo, acto en el 35 aniversario de la Revolución. Santiago de Cuba el 1 de Enero de 1994 Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Fidel con el machete de Antonio Maceo, acto en el 35 aniversario de la Revolución. Santiago de Cuba el 1 de Enero de 1994 Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.
Fidel Castro en  Mesa Redonda Informativa.  Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Fidel Castro en Mesa Redonda Informativa. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.
Fidel Castro en Mesa Redonda. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Fidel Castro en Mesa Redonda. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Fidel Castro en Mesa Redonda. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Fidel Castro en Mesa Redonda. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Fidel en el Palacio de las Convenciones. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Fidel en el Palacio de las Convenciones. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.
Fidel Castro en Mesa Redonda. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Fidel Castro en Mesa Redonda. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.
Fidel denuncia a la revista Forbes en Mesa Redonda. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Fidel denuncia a la revista Forbes en Mesa Redonda. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.
Fidel y Raúl junto a Nemesia, en la clausura del Congreso del PCC. Foto: Ismael francisco/Cubadebate.

Fidel y Raúl junto a Nemesia, en la clausura del Congreso del PCC. Foto: Ismael francisco/Cubadebate.
Fidel en acto de los CDR. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Fidel en acto de los CDR. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.
Fidel en acto de los CDR. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Fidel en acto de los CDR. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.
Fidel en el Palacio de Convenciones. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Fidel en el Palacio de Convenciones. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.
Fidel, Chavez y Evo Moreles en la Plaza de la REvolución. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Fidel, Chavez y Evo Moreles en la Plaza de la REvolución. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.
Fidel en el Palacio de Convenciones, en la implementacipon de los programas energeticos. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Fidel en el Palacio de Convenciones, en la implementacipon de los programas energeticos. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.
Fidel Castro en la Mesa Redonda Informativa sobre las orientaciones y los preparativos para enfrentar el Huracán Iván. Licenciado Jose Rubiera, Jefe del Departamento de Pronosticos del Instituto de Meteorologia.  Foto: Ismael Francisco/Cubadebate

Fidel Castro en la Mesa Redonda Informativa sobre las orientaciones y los preparativos para enfrentar el Huracán Iván. Licenciado Jose Rubiera, Jefe del Departamento de Pronosticos del Instituto de Meteorologia. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate
Fidel con Jovenes al terminar una Mesa Redonda. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.
Fidel con Jovenes al terminar una Mesa Redonda. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

 Armando Hart Dávalos

Los 86 de Fidel

Fidel Castro en el encuentro con intelectuales. Foto: Roberto Chile

Fidel Castro en el encuentro con intelectuales. Foto: Roberto Chile
Un nuevo aniversario del natalicio de Fidel, esta vez el 86, nos incita a reflexionar sobre el inagotable caudal de ideas y enseñanzas que nos brinda su batallar incesante durante casi siete décadas en el terreno de la política.
Cuando parecía que un gravísimo problema de salud, con alto riesgo para su sobrevivencia, lo apartaría definitivamente, no solo de sus responsabilidades al frente del Partido y el Gobierno del país sino también de cualquier actividad pública, supo, con un tesón y voluntad inimaginables, sobrepasar aquella prueba terrible y continuar su lucha, en otro plano, por las ideas que en favor de Cuba y de la humanidad siempre había defendido. Así, en su Reflexión del 31 del julio del 2007, expresaba: La vida sin ideas de nada vale. No hay felicidad mayor que la de luchar por ellas.
Esa voluntad de acero, esa firmeza en la defensa de las ideas más justas, no solo para su país sino también para la humanidad, ese apego invariable a los principios que han dado fundamento a su accionar político a lo largo de toda su vida es lo que hace de Fidel un gladiador imbatible y una figura de talla universal. La reciente Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible Río+20 ha venido a subrayar, una vez más, la justeza de sus ideas y su trascendencia como líder mundial. Muchos le rindieron homenaje, en ese marco, a Fidel Castro, que figura entre los primeros estadistas que comenzó a estudiar y alertar acerca de la catástrofe que se nos avecinaba y a promover acciones que permitieran detener y revertir, antes de que sea demasiado tarde, los acelerados cambios climáticos que atentan contra la existencia de la humanidad.
Como un monumento a su dedicación y a su visión estratégica del tema nos ha quedado lo planteado por él, hace ahora 20 años, en aquella Cumbre de la Tierra, en junio de 1992, en Río de Janeiro: «Una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre».
Gracias a esa visión estratégica de Fidel nuestro país está hoy a la vanguardia en la lucha por desarrollar una mayor conciencia acerca de los graves peligros que amenazan el precario equilibrio que hace posible la vida en nuestro planeta. Sus más recientes Reflexiones subrayan la necesidad de alcanzar un desarrollo sostenible combatiendo la pobreza y la desigualdad social así como la contradicción entre la existencia del sistema capitalista imperialista depredador del medio ambiente y la supervivencia de la humanidad. El brillante discurso pronunciado en esa Cumbre por Raúl Castro dio continuidad, en las condiciones actuales, a esa política invariable de nuestra Revolución.
Otro tema que quiero enfatizar en esta ocasión es el referido a la importancia que ha concedido siempre Fidel al papel de la juventud y a su formación revolucionaria. En su intervención precisamente en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, en ocasión del 60 aniversario de su ingreso a ese centro, el 17 de noviembre de 2005, se refería a ese necesario relevo generacional señalando:
«Aquí hemos estado hablando de acontecimientos de nuestras vidas, de nuestra universidad, de nuestra Alma Máter, de los que llegamos hace algunas decenas de años y los que están hoy aquí, que ingresaron en el primer año o que están a punto de graduarse, o algunos se han graduado ya y están desempeñando funciones que otros, con menos experiencia, no podrían realizar».
Y más adelante apuntaba:
«Ojalá yo tuviera más tiempo para hablar, pero este ahora de ahora es un ahora sin precedente, es una hora muy distinta de todas las demás, en nada se parece a la de 1945, en nada se parece a la de 1950 cuando nos graduamos, pero poseedores ya de todas aquellas ideas de las que hablé un día, cuando afirmé con amor, con respeto, con entrañable cariño, que en esta universidad, donde llegué simplemente con un espíritu rebelde y algunas ideas elementales de la justicia, me hice revolucionario, me hice marxista-leninista y adquirí los sentimientos que a lo largo de los años he tenido el privilegio de no haberme sentido nunca tentado, ni en lo más mínimo, a abandonarlos alguna vez. Por eso me atrevo a afirmar que no los abandonaré jamás».
Estas ideas de Fidel me confirman la pertinencia de la necesidad de continuar el diálogo de generaciones en el que intervengan quienes traemos la experiencia vivida como partícipes en la vida política en la segunda mitad del siglo XX y los que asumen responsabilidades crecientes en estos inicios del XXI y desarrollarán su vida política hasta bien entrado el mismo, como una garantía de la continuidad histórica de la Revolución. Se trata, de hecho, de un intercambio de experiencias entre dos siglos.
Nuestros hijos y descendientes, aquellos que vivirán bien entrado el siglo XXI, reclaman de nosotros una acción y un pensamiento fundamentado en la cultura de emancipación que tiene en el pensamiento de Martí y de Fidel su orientación cardinal. Solo los malvados y los mediocres renuncian a este glorioso empeño. Estamos obligados por mandato de la historia a preservar la memoria histórica de nuestro pueblo y a transmitir ese legado a las nuevas generaciones.
Este es mi homenaje a Fidel en su aniversario 86, que lleva a Martí en la mente y el corazón desde sus primeras lecturas del Apóstol, que ha sido su mejor discípulo y que ha enriquecido su ideario con el conocimiento y las vivencias de la práctica política en la segunda mitad del siglo XX y en estos inicios del XXI. Él ha estudiado e interpretado su pensamiento con profundidad y ha volcado ese conocimiento en el difícil arte de hacer política en función de los intereses del pueblo. Me he propuesto dedicar lo que me queda de vida al objetivo de trasladar a las nuevas generaciones las enseñanzas de más de 50 años de lucha por nuestra plena y total dignidad y soberanía. Mi único mérito, y para mi es bastante, ha sido y es haber estado junto a la Revolución de Fidel y orientado por las enseñanzas de Martí.
TOMADO DE CUBA DEBATE

LOS 86 DE FIDEL

                                                                                Un mensaje para Fidel

TEXTO: ATILIO BORÓN. FOTOS: ISMAEL FRANCISCO

Querido Comandante: quiero felicitarlo por su 86º aniversario y desearle que, como dice la canción mexicana, “cumplas muchos más”. Su coherencia e integridad a lo largo de toda su vida es un ejemplo que nos inspira y nos alienta para seguir luchando sin desmayos en la construcción de una nueva civilización que ponga fin a la barbarie capitalista.
Felicitarlo también, de paso, porque Cuba ha sido el país de América Latina y el Caribe que terminó mejor posicionado en el medallero de las Olimpíadas de Londres: el 15º lugar. Una vez más la Cuba revolucionaria fue la que sobresalió y representó dignamente a Nuestra América en el concierto deportivo mundial. Y felicitarlo también porque la hermana isla de Jamaica -por la cual tanto ha hecho Cuba- terminó en el 18º lugar, aventajando a Brasil, Colombia, México, Argentina y República Dominicana.
Nada más por ahora. Gracias por estar y por iluminar nuestro camino.
¡Hasta la victoria siempre, Comandante!
Fidel con el machete de Antonio Maceo, acto en el 35 aniversario de la Revolución. Santiago de Cuba el 1 de Enero de 1994 Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Fidel con el machete de Antonio Maceo, acto en el 35 aniversario de la Revolución. Santiago de Cuba el 1 de Enero de 1994 Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.
Fidel Castro en  Mesa Redonda Informativa.  Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Fidel Castro en Mesa Redonda Informativa. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.
Fidel Castro en Mesa Redonda. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Fidel Castro en Mesa Redonda. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Fidel Castro en Mesa Redonda. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Fidel Castro en Mesa Redonda. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Fidel en el Palacio de las Convenciones. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Fidel en el Palacio de las Convenciones. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.
Fidel Castro en Mesa Redonda. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Fidel Castro en Mesa Redonda. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.
Fidel denuncia a la revista Forbes en Mesa Redonda. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Fidel denuncia a la revista Forbes en Mesa Redonda. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.
Fidel y Raúl junto a Nemesia, en la clausura del Congreso del PCC. Foto: Ismael francisco/Cubadebate.

Fidel y Raúl junto a Nemesia, en la clausura del Congreso del PCC. Foto: Ismael francisco/Cubadebate.
Fidel en acto de los CDR. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Fidel en acto de los CDR. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.
Fidel en acto de los CDR. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Fidel en acto de los CDR. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.
Fidel en el Palacio de Convenciones. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Fidel en el Palacio de Convenciones. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.
Fidel, Chavez y Evo Moreles en la Plaza de la REvolución. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Fidel, Chavez y Evo Moreles en la Plaza de la REvolución. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.
Fidel en el Palacio de Convenciones, en la implementacipon de los programas energeticos. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Fidel en el Palacio de Convenciones, en la implementacipon de los programas energeticos. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.
Fidel Castro en la Mesa Redonda Informativa sobre las orientaciones y los preparativos para enfrentar el Huracán Iván. Licenciado Jose Rubiera, Jefe del Departamento de Pronosticos del Instituto de Meteorologia.  Foto: Ismael Francisco/Cubadebate

Fidel Castro en la Mesa Redonda Informativa sobre las orientaciones y los preparativos para enfrentar el Huracán Iván. Licenciado Jose Rubiera, Jefe del Departamento de Pronosticos del Instituto de Meteorologia. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate
Fidel con Jovenes al terminar una Mesa Redonda. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.
Fidel con Jovenes al terminar una Mesa Redonda. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

 Armando Hart Dávalos

Los 86 de Fidel

Fidel Castro en el encuentro con intelectuales. Foto: Roberto Chile

Fidel Castro en el encuentro con intelectuales. Foto: Roberto Chile
Un nuevo aniversario del natalicio de Fidel, esta vez el 86, nos incita a reflexionar sobre el inagotable caudal de ideas y enseñanzas que nos brinda su batallar incesante durante casi siete décadas en el terreno de la política.
Cuando parecía que un gravísimo problema de salud, con alto riesgo para su sobrevivencia, lo apartaría definitivamente, no solo de sus responsabilidades al frente del Partido y el Gobierno del país sino también de cualquier actividad pública, supo, con un tesón y voluntad inimaginables, sobrepasar aquella prueba terrible y continuar su lucha, en otro plano, por las ideas que en favor de Cuba y de la humanidad siempre había defendido. Así, en su Reflexión del 31 del julio del 2007, expresaba: La vida sin ideas de nada vale. No hay felicidad mayor que la de luchar por ellas.
Esa voluntad de acero, esa firmeza en la defensa de las ideas más justas, no solo para su país sino también para la humanidad, ese apego invariable a los principios que han dado fundamento a su accionar político a lo largo de toda su vida es lo que hace de Fidel un gladiador imbatible y una figura de talla universal. La reciente Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible Río+20 ha venido a subrayar, una vez más, la justeza de sus ideas y su trascendencia como líder mundial. Muchos le rindieron homenaje, en ese marco, a Fidel Castro, que figura entre los primeros estadistas que comenzó a estudiar y alertar acerca de la catástrofe que se nos avecinaba y a promover acciones que permitieran detener y revertir, antes de que sea demasiado tarde, los acelerados cambios climáticos que atentan contra la existencia de la humanidad.
Como un monumento a su dedicación y a su visión estratégica del tema nos ha quedado lo planteado por él, hace ahora 20 años, en aquella Cumbre de la Tierra, en junio de 1992, en Río de Janeiro: «Una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre».
Gracias a esa visión estratégica de Fidel nuestro país está hoy a la vanguardia en la lucha por desarrollar una mayor conciencia acerca de los graves peligros que amenazan el precario equilibrio que hace posible la vida en nuestro planeta. Sus más recientes Reflexiones subrayan la necesidad de alcanzar un desarrollo sostenible combatiendo la pobreza y la desigualdad social así como la contradicción entre la existencia del sistema capitalista imperialista depredador del medio ambiente y la supervivencia de la humanidad. El brillante discurso pronunciado en esa Cumbre por Raúl Castro dio continuidad, en las condiciones actuales, a esa política invariable de nuestra Revolución.
Otro tema que quiero enfatizar en esta ocasión es el referido a la importancia que ha concedido siempre Fidel al papel de la juventud y a su formación revolucionaria. En su intervención precisamente en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, en ocasión del 60 aniversario de su ingreso a ese centro, el 17 de noviembre de 2005, se refería a ese necesario relevo generacional señalando:
«Aquí hemos estado hablando de acontecimientos de nuestras vidas, de nuestra universidad, de nuestra Alma Máter, de los que llegamos hace algunas decenas de años y los que están hoy aquí, que ingresaron en el primer año o que están a punto de graduarse, o algunos se han graduado ya y están desempeñando funciones que otros, con menos experiencia, no podrían realizar».
Y más adelante apuntaba:
«Ojalá yo tuviera más tiempo para hablar, pero este ahora de ahora es un ahora sin precedente, es una hora muy distinta de todas las demás, en nada se parece a la de 1945, en nada se parece a la de 1950 cuando nos graduamos, pero poseedores ya de todas aquellas ideas de las que hablé un día, cuando afirmé con amor, con respeto, con entrañable cariño, que en esta universidad, donde llegué simplemente con un espíritu rebelde y algunas ideas elementales de la justicia, me hice revolucionario, me hice marxista-leninista y adquirí los sentimientos que a lo largo de los años he tenido el privilegio de no haberme sentido nunca tentado, ni en lo más mínimo, a abandonarlos alguna vez. Por eso me atrevo a afirmar que no los abandonaré jamás».
Estas ideas de Fidel me confirman la pertinencia de la necesidad de continuar el diálogo de generaciones en el que intervengan quienes traemos la experiencia vivida como partícipes en la vida política en la segunda mitad del siglo XX y los que asumen responsabilidades crecientes en estos inicios del XXI y desarrollarán su vida política hasta bien entrado el mismo, como una garantía de la continuidad histórica de la Revolución. Se trata, de hecho, de un intercambio de experiencias entre dos siglos.
Nuestros hijos y descendientes, aquellos que vivirán bien entrado el siglo XXI, reclaman de nosotros una acción y un pensamiento fundamentado en la cultura de emancipación que tiene en el pensamiento de Martí y de Fidel su orientación cardinal. Solo los malvados y los mediocres renuncian a este glorioso empeño. Estamos obligados por mandato de la historia a preservar la memoria histórica de nuestro pueblo y a transmitir ese legado a las nuevas generaciones.
Este es mi homenaje a Fidel en su aniversario 86, que lleva a Martí en la mente y el corazón desde sus primeras lecturas del Apóstol, que ha sido su mejor discípulo y que ha enriquecido su ideario con el conocimiento y las vivencias de la práctica política en la segunda mitad del siglo XX y en estos inicios del XXI. Él ha estudiado e interpretado su pensamiento con profundidad y ha volcado ese conocimiento en el difícil arte de hacer política en función de los intereses del pueblo. Me he propuesto dedicar lo que me queda de vida al objetivo de trasladar a las nuevas generaciones las enseñanzas de más de 50 años de lucha por nuestra plena y total dignidad y soberanía. Mi único mérito, y para mi es bastante, ha sido y es haber estado junto a la Revolución de Fidel y orientado por las enseñanzas de Martí.
TOMADO DE CUBA DEBATE

Perfil del adolescente de alto riesgo

Una mejor relación familiar previene la vulnerabilidad
Escrito por: JOSÉ MIGUEL GÓMEZ
Un riesgo es la probabilidad que uno tiene de padecer un daño, ya sea en lo físico, en lo psicológico, en lo emocional, en lo sexual o en lo social. Existen adolescentes que son más vulnerables que otros a padecer ese daño; debido a que cuentan con mayores factores de riesgo, como son: disfunción familiar, abandono de la escuela, amigos de influencia negativa, mucho tiempo libre, poco vínculo y apego con los padres, inicio de las relaciones sexuales tempranas, uso y abuso de alcohol y drogas ilegales, adicción a pornografía o conducir a alta velocidad y asumir conductas desafiantes.
Sin embargo, existen adolescentes de conductas de alto riesgo, que por su frecuencia y su peligrosidad son tres veces más vulnerables, ejemplo: aquellos que usan alcohol, marihuana, cocaína y conducen de forma temeraria, o aquellos(as) que tienen mal manejo de la ira, tendencia a la depresión y abusan de sustancias químicas, son más vulnerables al suicidio, perdiendo la capacidad de prevenirlo, de discriminarlo y de aprender a salir bien del peligro, cuando a otro le va mal.
Pero lo más complejo es cuando existe el riesgo biológico o heredo-familiar, y el adolescente lo desconoce. Un padre o madre depresivo, alcohólico, jugador patológico, o que se haya suicidado. Esa condición, unida a la baja autoestima, la pobre identidad, la inseguridad y el   sistema de creencia, con tendencia a la autoculpa, la vergüenza, el miedo, la desesperanza y el autocastigo, conlleva al adolescente a ser más vulnerable.
¿Qué hacer? ¿Cómo prevenirlo?  Sencillamente aumentando los factores protectores como son: mejor relación familiar, más fiscalización al adolescente, ponerlo en contacto con los estudios y con espacios que le aumenten la autoestima, crearle vínculos y apegos sanos, deporte, música, espiritualidad, y tener una actitud menos crítica y menos desafiante para ellos, como forma de evitar el “síndrome de oposición” o sea, dime que me opongo.
El adolescente en riesgo y de implicaciones riesgosas, ha perdido sus factores protectores, ha dejado de utilizar su juicio crítico, su inteligencia social y emocional. Solamente le mueve, la búsqueda del placer, del goce, la seducción y el entretenimiento, sin ningún sistema de consecuencia.
Los indiciadores les dicen que van mal, que se aproxima a ser víctima del daño y a quedar atrapado dentro del riesgo. Sin embargo, un adolescente saludable asume con inteligencia social y emocional su proyecto de vida, a través motivaciones y propósitos saludables, logrando convertirse en un adolescente de alta resiliencia social.
Las familias, las escuelas y los propios adolescentes tienen que ser actores principales para una estrategia en Salud Mental, que le permitan adquirir una firme identidad, una vida con equilibrio y eficacia, para lograr la felicidad.