RIQUEZAS GASIFERAS SIRIAS DESPIERTAN APETITOS OCCIDENTALES 

El ministro de Petróleo y Recursos Minerales de Siria, Sufyan al-Allaw

Damasco, 23 may (PL) Las riquezas gasiferas de Siria y su ubicación geográfica como puerta hacia todo el petróleo del Medio Oriente y Asia, despiertan los apetitos de gobiernos y grandes transnacionales occidentales.
Analistas coinciden en que los intentos de desestabilizar y derrocar al gobierno del presidente Bashar al-Assad son solo la punta del iceberg del entretejido de agresiones militares y la campaña mediática que enfrenta esta nación.
Las causas por las que occidente empeña esfuerzos para destruir al pueblo sirio van más allá de su apoyo a los movimientos de liberación nacional y el freno que representa Damasco al expansionismo de Israel y de Estados Unidos en la región.
Según un artículo del profesor y analista político Imad Fawzi Shueibi, que publica la red Voltaire, “De la geopolitica del petróleo a la del gas” la agresión está directamente relacionada con la competencia mundial por los recursos energéticos.
Siria se ha convertido en blanco precisamente porque se halla en medio de la más importante reserva de gas del planeta, apunta Shueibi.
Según el Washington Institute for Near East Policy (WINEP) la cuenca del Mediterráneo encierra las mayores reservas de gas y es precisamente en territorio sirio donde se hallan las más importantes.
Los expertos consideran que la revelación del secreto del gas sirio da una idea de la enorme importancia de lo que está en juego, aunque no justifica la violencia de grupos armados calificados por las autoridades de terroristas que tratan de sembrar el caos y favorecer una intervención foránea en el país.
Shueibi sostiene que quien tenga el control de Siria podrá controlar el Medio Oriente, y a partir de ahí Asia y tendrá en sus manos “la llave la Casa Rusia”, como decía la emperatriz rusa Catalina la Grande.
También la de China, a través de la Ruta de la Seda, lo que le permitirá dominar el mundo ya que este siglo es el siglo del gas, precisa.
Para expertos, economistas y hombres de negocios aquí está la llave de la nueva era y no por gusto Washington presiona para llevar adelante sus planes encaminados a crear “El Gran Medio Oriente”, dividido, enfrentado, y bajo su tutela.