Archivos del mes: 30 noviembre 2012

DOCTRINA Y MORAL DEL PENTAGONISMO EN LA OCUPACION MILITAR SANTO DOMINGO Y VIETNAM

El Pentagonismo no es el producto de una doctrina política o de una ideología; no es tampoco una forma o estilo de vida o de organización del Estado. No hay que buscarle, pues, parecidos con el nazismo, el comunismo u otros sistemas políticos.

El Pentagonismo es simplemente el sustituto del imperialismo, y así como el imperialismo no cambió las apariencias de la democracia inglesa ni transformó su organización política, así el Pentagonismo no ha cambiado —ni pretende cambiar, al menos por ahora— las apariencias de la democracia norteamericana. historiaLo mismo que sucedió con el imperialismo, el Pentagonismo fue producto de necesidades, no de ideas. El imperialismo se originó en la necesidad de invertir en territorios bajo control los capitales sobrantes de la metrópoli, y para satisfacer esa necesidad se crearon los ejércitos coloniales. En el caso del Pentagonismo el fenómeno se produjo a la inversa. Por razones de política mundial los Estados Unidos establecieron un gran ejército permanente y ese ejército se convirtió en un consumidor privilegiado, sobre todo de equipos producidos por la industria pesada, y al mismo tiempo se convirtió en una fuente de capitales de inversión y de ganancias rápidas; una fuente de riquezas tan fabulosa que la Humanidad no había visto nada igual en toda su historia.

Ahora bien, como el imperialismo invertía capitales en los territorios coloniales para sacar materias primas que eran transformadas en la metrópoli, la colonia y la metrópoli quedaban vinculadas económica y políticamente en forma tan estrecha que formaban una unidad. El imperialismo no llegó a descubrir que podía obtener beneficios mediante la implantación de un sistema de salarios altos en la metrópoli —y si alguno de sus teóricos alcanzó a verlo debió callárselo por temor de que los pueblos coloniales reclamaran también salarios altos—; el imperialismo seguía aferrado al viejo concepto de que cuanto menos ganara el obrero más ganaba el capital, y para mantener ese estado de cosas el imperialismo tenía en sus manos el poder político tanto en la metrópoli como en las colonias.  Pero el Pentagonismo se dio cuenta de que los altos salarios contribuían a ampliar el mercado consumidor interno y se dio cuenta de que no necesitaba explotar territorios coloniales; le bastaba tener al pueblo de la metrópoli como fuente de  capitales de inversión y como suministrador de soldados, pero reclamó tener el control de la política exterior de la metrópoli porque a él le tocaba determinar en qué lugar y en qué momento usaría los soldados, qué iban a consumir esos soldados, en qué país del mundo debía crearse un ejército indígena y qué productos se le entregarían.

Mucho tiempo después de estar operando, el imperialismo creó una doctrina que lo justificaba ante su pueblo y ante su propia conciencia; fue la de la supremacía del hombre blanco, que tenía la “obligación” de derramar los bienes de su “civilización” sobre los pueblos “salvajes”. En los Estados Unidos esa doctrina tomó un aspecto particular y se convirtió en la del “destino manifiesto”: esto es, la voluntad divina había puesto sobre las espaldas de los norteamericanos la obligación de imponerles a los pueblos vecinos su tipo especial de civilización, eso que ahora se llama el american  way of life.

Pero sucedió que Hitler atacó a los países imperialistas en nombre de la superioridad de la raza germana, y esos países tuvieron que defenderse bajo la consigna de que no había raza superior ni razas inferiores. La batalla fue tan dura que hubo que contar con la ayuda de las colonias y de los ejércitos indígenas; de manera que la llamada doctrina de la supremacía del hombre blanco quedó destruida; fue una víctima de la guerra.

Ahora bien, al formarse, y al pasar a ocupar el sitio que había ocupado el imperialismo, el pentagonismo se dio cuenta de que tenía que seguir los métodos del imperialismo en un punto: en el uso del poder militar. El Pentagonismo, como  el imperialismo, no puede funcionar sin ejercer el terrorismo armado. En ambos casos el eje del sistema está en el terrorismo militar. Luego, el Pentagonismo, como el imperialismo, tenía que llevar hombres a la guerra y a la muerte, y nadie puede hacer eso sin una justificación pública. Ninguna nación puede mantener una política de guerras sin justificarla a través de una doctrina o una ideología política. Esa doctrina o esa ideología pueden ser delirante, como en el caso del nazismo; pero hay que formarla y propagarla. En algunas ocasiones la doctrina o ideología fue predicada antes de que se formara la fuerza que iba a ponerla en ejecución, pero el Pentagonismo no estaba en ese caso; el Pentagonismo se organizó sin doctrina previa, como una excrecencia de la gran sociedad de masas y del capital sobredesarrollado.

Una vez creado el nuevo poder, ¿cómo usarlo sin una justificación?

Los Estados Unidos son una sociedad civilizada, con conocimiento y práctica de valores y hábitos morales. Al hallarse de buenas a primeras con un poder tan asombrosamente grande instalado en el centro mismo de su organización social y económica —y sin embargo fuera de su organización legal y de sus tradiciones políticas—, los jefes del país tuvieron que hacer un esfuerzo para justificar su uso. Ya se sabía, por la experiencia de las dos guerras mundiales de este siglo, que cuando el país ponía en acción grandes ejércitos la economía se expandía y el dinero se ganaba a mares. El gran ejército había sido establecido y había que ponerlo en acción. Era necesario nada más elaborar una doctrina, un cuerpo de ideas falsas o legítimas, que justificara ante el pueblo norteamericano y ante el mundo la existencia y la actividad extranacional de ese gran ejército.

Ya no era posible hablarle a la Humanidad de fuerzas ofensivas o agresivas. Desde el asiático más pobre y el africano más ignorante hasta el californiano más rico, todo el mundo sabía —después de la guerra de 1939-1945— que cualquier agresión militar, sobre todo si partía de un país poderoso y se dirigía contra uno más débil, era un crimen imperdonable, todo el mundo sabía que los jerarcas nazis habían terminado en la horca de Núremberg debido a que la guerra de agresión quedó catalogada entre los delitos que se castigan con la última pena, y que esta innovación jurídica había sido incorporada al derecho internacional. Había que inventar algo completamente opuesto a las guerras de agresión u ofensivas. Y como lo contrario de ofender es defenderse, la doctrina del Pentagonismo tenía que elaborarse alrededor de este último concepto. Si los Estados Unidos iban a una guerra en cualquier parte del mundo, y especialmente contra un país débil; o si usaban sus ejércitos como un instrumento de terror internacional, sería para defender a los Estados Unidos, no para agredir al otro país. Se requería, pues, establecer la doctrina de la guerra defensiva realizada en el exterior.  Pero había un conflicto intelectual y de conciencia que debía ser resuelto de alguna manera. Una nación hace una guerra defensiva para defenderse de un enemigo que ataca su territorio, y jamás se conoció otro tipo de guerra defensiva.  ¿Cómo convertir en guerra defensiva la acción opuesta? ¿Cómo era posible trastrocar totalmente los conceptos y hacerles creer al pueblo americano y a los demás pueblos del mundo que defensa quería decir agresión y agresión quería decir defensa?

Al parecer el conflicto no tenía salida, y sin embargo el Pentagonismo halló la salida. La doctrina que justificaría el uso de los ejércitos pentagonistas en cualquier parte de la Tierra, por alejada que estuviera de los Estados Unidos, iba a llamarse la de las guerras subversivas. Esta vino a ser la doctrina del Pentagonismo.

¿Cuál es la sustancia de esa doctrina y cómo opera el método para aplicarla?

La sustancia es bien simple: toda pretensión de cambios revolucionarios en cualquier lugar del mundo es contraria a los intereses de los Estados Unidos; equivale a una guerra de subversión contra el orden norteamericano y en consecuencia es una guerra de agresión contra los Estados Unidos que debe ser respondida con el poderío militar del país, igual que si se tratara de una invasión armada extranjera al territorio nacional.

Hasta hace pocos años esa doctrina se llamaba simplemente el derecho del más fuerte a aplastar al más débil; era la vieja ley de la selva, la misma que aplica en la jungla del Asia el tigre sanguinario al tímido ciervo; había estado en ejercicio es de los días más remotos del género humano en todos aquellos sitios donde el hombre se conservaba en estado salvaje y parecía increíble que alguien tratara de resucitarla en una era civilizada. Pero a los pentagonistas les gustó tanto —debido a que era imposible inventar otra— que quisieron honrarla dándole el nombre de uno de sus bienhechores, y la llamaron doctrina Johnson.

El método para aplicar la nueva ley de la selva o doctrina de las guerras subversivas o doctrina Johnson es tan simple como su sustancia, y también tan primitivo. Consiste en que el gobierno de los Estados Unidos tiene el derecho de calificar todo conflicto armado, lo mismo si es entre dos países que si es dentro de los límites de un país, y a él le toca determinar si se trata o no se trata de una guerra subversiva. La calificación se hace sin oír a las partes, por decisión unilateral y solitaria de los Estados Unidos. Como ya hay precedentes  establecidos, sabemos que una guerra subversiva —equivalente a una

agresión armada al territorio norteamericano— puede ser una revolución que se hace en la República Dominicana para restablecer el régimen democrático y liquidar treinta y cinco años de hábitos criminales o puede ser la guerra del Vietcong que se hace para establecer en Vietnam del Sur un gobierno

comunista. Guerra subversiva es, en fin, todo lo que el Pentagonismo halle bueno para justificar el uso de los ejércitos en otro país.

Cuando Fidel Castro declaró que Cuba había pasado a ser un país socialista el Pentagonismo era ya una fuerza respetable, pero no era todavía un poder con la coherencia necesaria para imponerse a su propio gobierno. Aun después de haber alcanzado la coherencia que le faltaba, necesitaba una doctrina que le proporcionara el impulso moral para actuar. El presidente Kennedy titubeó en el caso de Bahía de Cochinos porque no tenía una doctrina en que apoyarse, y tal vez se descubra algún día que ese titubeo colocó al gobierno de Kennedy —es decir al poder civil del país— en una situación de inferioridad frente al poder pentagonista que fue decisiva para los destinos norteamericanos. No se conocen pruebas documentales de lo que vamos a decir, pero cuando se dedica atención al proceso de integración del Pentagonismo se intuye que su hora determinante, la de su fortalecimiento, está entre Bahía de Cochinos y el golpe militar que le costó el poder y la vida a Ngo Dinh Diem.

Es fácil darse cuenta de que al elaborar la llamada doctrina de las guerras subversivas estaba pensándose en Vietnam, pero tal vez más en Cuba y en Bahía de Cochinos. La idea de que Fidel Castro se dedicaba a organizar guerrillas en la América Latina y que algún día habría que invadir Cuba para eliminar a Fidel Castro palpita en el fondo de ese engendro denominado doctrina de las guerras subversivas. La verdad es que Cuba comunista hizo perder el juicio a los Estados Unidos; llevó a todo el país a un estado de pánico inexplicable en una nación con tanto poder, y ese pánico resultó un factor importante a la hora de crear la justificación doctrinal del Pentagonismo.

Los actos de los pueblos, como los actos de los hombres, son reflejos de sus actitudes. Pero sucede que la naturaleza social es dinámica, no estática, de donde resulta que todo acto provoca una respuesta o provoca otros actos que lo refuercen. Ningún acto, pues, puede mantenerse aislado. Así, la cadena de actos que van derivándose del acto principal acaba modificando la actitud del que ejerció el primero y del que ejecuta los actos-respuestas. Esa modificación puede llevar a muchos puntos, según sea el carácter —personal, social o nacional— del que actúa y según sean sus circunstancias íntimas o externas en el momento de actuar.

El pánico al comunismo cubano provocó en los Estados Unidos cambios serios en su actitud mental. En el primer momento decidieron intervenir en Cuba secretamente, a fin de no violar en forma abierta su política de no intervención, y  para eso se valieron de la CIA. Pero un régimen de libertades públicas no puede actuar en secreto, y además Castro respondió a esas actividades secretas con fusilamientos públicos de los agentes enviados a Cuba, de manera que las actividades ocultas acabaron siendo conocidas en el mundo entero. Cogidos en el delito e incapacitados para enfrentarse con su miedo irracional al comunismo cubano, los Estados Unidos se convirtieron en un país de suspicaces, y acabaron creyendo que todo cambio político, en cualquier parte del mundo, era en fin de cuentas un cambio hacia el comunismo. Puesto que así había sucedido  en Cuba, así sucedería en otros lugares.

Del miedo al comunismo y de su fracaso en Bahía de Cochinos, los norteamericanos pasaron a temer a cualquier cambio en cualquier sitio, y de este temor pasaron a vigilar el mundo. En suma, el final de la madeja de nuevas actitudes y de actos derivados de esas nuevas actitudes tenía que ser —y fue— que los Estados Unidos terminaran pensando que debían convertirse en la policía del mundo.

¿Pero qué clase de policía? ¿La que pone orden por mandato de la ley, donde los ciudadanos desordenan, o la que persigue ideas y actividades políticas que se consideran peligrosas para la sociedad; es decir, lo que en todas partes se llama policía política?

Los Estados Unidos se dedicaron a ser la policía política del mundo; y esa tenía que ser la derivación natural de la llamada doctrina de las guerras subversivaspuesto que la palabra subversiva tiene una clara implicación política; describe el esfuerzo que se hace para cambiar un orden político, una forma de Estado o un gobierno.

En un país capitalista las ideas y las actividades políticas peligrosas para la sociedad son, lógicamente, las comunistas, ya que ellas están dirigidas a cambiar el orden económico, social y político, la forma del Estado y el sistema de gobierno.  Pero en un país comunista las ideas y las actividades políticas peligrosas son las capitalistas, porque se dirigen a restablecer el orden económico, social y político que fue derribado y sustituido por el comunismo. De manera que a la hora de actuar como policía política del mundo el país pentagonista tiene por delante una tarea difícil, porque no puede ser al mismo  tiempo policía política para impedir cambios en el mundo capitalista y para impedirlos en el mundo comunista; debe

conformarse, pues, con ser policía política en el mundo capitalista. Y efectivamente, los Estados Unidos son la policía política del mundo capitalista.

Ahora bien, ¿qué cuerpo ejerce esa labor de policía política  mundial?

Algunos pensarán que es la CIA; pero no es la CIA. Esa agencia husmea las novedades, se entera de donde hay posibilidades de que estalle un movimiento revolucionario, y nada más. La labor policial propiamente está a cargo de las fuerzas armadas norteamericanas. Esta no es una afirmación caprichosa. Lo dice el Pentágono en el libro Guerrilla Warfare and Special Forces Operations (FM 31-21). Desde las primeras páginas, ese candoroso documento pone en evidencia el poder pentagonista como fuerza que actúa siguiendo un plan propio. Así, declara en la “Introducción” que “la guerra de guerrillas es una responsabilidad del ejército de los Estados Unidos” y que “dentro de ciertas áreas geográficas señaladas —llamadas áreas de operaciones guerrilleras— el ejército de los Estados Unidos tiene la responsabilidad de dirigir los tres campos de actividad que se relacionan entre sí en la medida en que afecten las operaciones de guerra de guerillas” Ahora bien, ¿por qué esa es una responsabilidad del ejército de los Estados Unidos?  No se sabe. El libro Guerrilla Warfare… dice sólo que “la responsabilidad para algunas de esas actividades ha sido delegada”,y da a entender que la delegación ha sido hecha por algún poder superior y que tal delegación significa que los Estados Unidos son los encargados del asunto. ¿Dónde, en qué parte del mundo? Tampoco se dice, y desde luego se entiende que en cualquier parte de la Tierra.

Las páginas que tienen valor político en ese libro alusivo y a la vez peligroso aparecen en su lengua  original y traducidas al español en el Apéndice I. Recomendamos que se lean cuidadosamente. Al leerlas, el lector quedará confundido y creerá que en esas páginas hay bastante oscuridad o que faltan párrafos, y pensará que con esa falta se pierde el sentido de lo que se quiso decir. Efectivamente, hay bastante oscuridad. Pero se trata de una oscuridad elaborada cuidadosamente. Por momentos Guerrilla Warfare… parece una navaja de dos filos, y al lector le resulta difícil darse cuenta de si el libro fue escrito para enseñar a combatir actividades guerrilleras anti-americanas o para enseñar a dirigir guerrillas proamericanas. Esto se debe a que el manual fue escrito para servir los dos propósitos y el último no podía ser expresado abiertamente. Es posible que cuando se escribió se estuviera pensando en organizar guerrillas proamericanas en algún país; quizá en la América Latina; tal vez en la Cuba de Fidel Castro. En todo caso, la conclusión que va a sacar el lector es que Guerrilla Warfare… es un libro altamente subversivo. En apariencia  fue redactado para enfrentarse a guerras que los Estados Unidos consideraban —o podían considerar— dentro de lo que ellos califican como subversivas, esto es, peligrosas para sus intereses. Pero la verdad es que ese libro se escribió para organizar la subversión en otros países. En este sentido, Guerrilla Warfare… es un documento de valor inapreciable. Un país que mantiene en sus fuerzas armadas una organización destinada a subvertir el orden político en otras naciones debería  ser considerado como una amenaza para la paz del mundo.

Como los que elaboraron el manual sabían que se corría el riesgo de que hubiera acusaciones internacionales, sostenidas por otros gobiernos, basadas en Guerrilla Warfare… —que es un documento oficial— procedieron a redactarlo con esa oscuridad que resulta al fin tan luminosa para conocer la intimidad del pentagonismo. Como manual para instruir oficiales y seguramente miembros de todos los niveles de las llamadas fuerzas especiales, el libro parte de un principio básico: los Estados Unidos tienen derecho a intervenir en cualquier país del mundo, o para combatir guerrillas o para organizar guerrillas.

En ningún  párrafo de Guerrilla Warfare… se pone en duda la legitimidad del derecho de intervención. Los oficiales, las clases y los soldados educados con él creerán siempre, ciegamente, que están actuando dentro de la más rigurosa ley internacional y que van a salvar a otros pueblos amenazados por un enemigo feroz.

Cuando el libro fue redactado no se soñaba con una revolución en la República Dominicana ni con el incidente del Golfo de Tonkín. El presidente Kennedy había tomado el poder ese año y probablemente ni siquiera llegó a sospechar

nunca que bajo su gobierno se había compuesto y editado un libro como Guerrilla Warfare… Guerrilla Warfare… es, evidentemente, parte importante de un programa que se adoptó para organizar un cuerpo de policía política mundial. Mediante el uso de esa policía el pentagonismo pretende impedir cambios en la porción capitalista de la Tierra.  Pero sucede que esa porción capitalista de la Tierra está compuesta por pueblos ricos y pueblo pobres, por pueblos sobredesarrollados, desarrollados y sin desarrollo alguno; por pueblos que viven al nivel de la gran sociedad de masas, como los propios Estados Unidos, y al nivel de la tribu, como varios de África. La pretensión de mantener inmóvil a ese conglomerado de contradicciones sólo puede caber en una cabeza delirante. Y efectivamente, el pentagonismo y su doctrina de las guerras subversivas son productos delirantes de gentes que han perdido al mismo tiempo el sentido de las proporciones y la conciencia  moral.

A los nazis les sucedió eso y su final fue catastrófico. Desde luego, en el campo político hay una relación estrecha entre el sentido de las proporciones y la conciencia moral, y si se pierde el primero la segunda queda afectada. Casi siempre ocurre lo opuesto, que el sentido de las proporciones se pierde porque antes se había perdido la conciencia moral. Por otra parte, el afán de lucro en cantidades tan fabulosas como las que se ganan en los negocios pentagonistas conduce necesariamente a la pérdida del sentido de las proporciones. Parece natural, pues, que el pentagonismo haya producido esos  efectos y sin duda hubiera sido contrario al orden de la naturaleza que no los hubiera producido. Todo poder se convierte en origen de transformaciones, o lo que es lo mismo, todo poder tiene efectos en el medio en que actúa, y el Pentagonismo no podía ser una excepción.

Ahora bien, lo que no parece lógico es que esos efectos lleguen a ciertos límites. Hay apariencias que todo gran país debe mantener. Poner al presidente de los Estados Unidos a decir mentiras es degradar el país ante el mundo, y eso ha hecho el pentagonismo; poner a los más altos funcionarios de la nación a decir hoy lo contrario de lo que dijeron ayer es colocar al Gobierno en una posición ridícula y de mal gusto, y eso lo hace constantemente el Pentagonismo.

Durante la intervención pentagonista en la República Dominicana se puso al presidente Johnson en la situación más penosa que ha tenido ningún jefe de Estado en muchos años. Se le hizo decir, primero, que estaba desembarcando el  28 de abril (1965) un número limitado de tropas para proteger la vida de los ciudadanos norteamericanos, y tres días después entraban en la ciudad de Santo Domingo miles de hombres de la infantería de marina de los Estados Unidos  con equipo tan pesado como el que se llevó al desembarco de Normandía; se le hizo decir que disparos de francotiradores estaban entrando en el despacho del embajador norteamericano en Santo Domingo y que las balas cruzaban por encima de la cabeza del embajador en el momento mismo en que hablaba con el señor Johnson, y resultaba que dada la situación del despacho del embajador eso era físicamente imposible aun en el caso de que alguien estuviera disparando sobre la embajada, cosa que no ocurrió en ningún momento; se le hizo decir que en las calles de la capital dominicana había miles de cuerpos decapitados y que las cabezas de esos cuerpos eran paseadas en puntas de lanzas, y nadie pudo presentar siquiera la fotografía de una cabeza cortada; se le hizo decir que la revolución era comunista y luego se presentó una lista de 51 comunistas dominicanos, lo que provocó una risotada en todo el mundo.

Pero de todos modos, y a pesar de lo lamentable que resultaba el espectáculo de oír al presidente del país más poderoso de la Tierra diciendo cosas que los periodistas de ese mismo país que se hallaban en el teatro de los acontecimientos tenían que desmentir en el acto, había algo más serio que lamentar, y era la violación abierta y sin pudor de compromisos que los Estados Unidos habían contraído, en la mayor parte de las veces por inspiración suya y después de haber luchado largamente para convencer a las demás partes; se trataba de pactos que el gobierno norteamericano había propuesto a los demás gobiernos de la América Latina, que él había elaborado, discutido, aprobado y que por último estaban incorporados a las leyes norteamericanas porque habían sido aprobados por el Congreso federal.

Todo eso lo hizo el Pentagonismo sin denunciar previamente esos pactos, con lo que estableció un nuevo precedente.

Es más, todavía los Estados Unidos siguen manteniendo esos pactos, como si no hubiera pasado nada, y la Organización de Estados Americanos —la OEA—, que fue el órgano producido para tales pactos, sigue funcionando, también como si no hubiera pasado nada.  Esto sólo podía hacerse —y se hizo— después de haberse perdido la conciencia moral, y como la conciencia moral está vinculada al sentido de las proporciones, éste faltó también cuando se lanzó sobre la pequeña, inerme República dominicana un poderío militar más grande que el que en ese mismo momento —finales de abril del 1965— tenía el Pentagonismo en Vietnam del Sur.  Se ha querido presentar la historia de la intervención norteamericana en la República Dominicana como un modelo de acción internacional bienhechora; pero la historia es muy diferente; es una dolorosa historia de abusos, de asesinatos y de terror que se ha mantenido silenciada mediante el control mundial de las noticias. Bastarán unos pocos datos para que se entrevea la verdad: desde las 9 de la mañana del 15 de junio de 1965 hasta las 10 de la mañana del día siguiente, sin una hora de descanso ni de día ni de noche, la ciudad de Santo Domingo fue bombardeada por las fuerzas de ocupación de los Estados Unidos. En esas 25 horas de bombardeo los hospitales no daban abasto para atender a los cuerpos desgarrados por los morteros pentagonistas.

Hasta ahora no se ha dicho la verdad sobre el caso dominicano, pero se dirá a su tiempo. El pentagonismo ha hecho circular su verdad y cree que eso basta. Pero lo cierto es que la intervención en la República Dominicana es un episodio que todavía no se ha liquidado. Ese abuso de poder tendrá consecuencias en la América Latina y en la propia República Dominicana, y esas consecuencias obligarán a los Estados Unidos a actuar en forma más descabellada que en abril de 1965. Sin embargo, como cada hecho produce un efecto relacionado

a su magnitud, es en la intervención de los Estados Unidos en Vietnam, mucho más amplia y cruda que en la República Dominicana, donde podemos hallar la medida de lo que ha sucedido en el país pentagonista en términos de conciencia moral.

En Vietnam se ha recurrido a todas las formas de matanza y destrucción en masa para aterrorizar a los combatientes del Vietcong y a los gobernantes del Vietnam del Norte. ¿Y por qué se les quiere aterrorizar? Los personajes políticos, los periodistas y los comentaristas norteamericanos lo han dicho varias veces: para obligar a Ho Chi Minh a sentarse ante una mesa de conferencias, es decir, para forzarle a negociar. La frase se ha repetido tanto que se ha hecho usual en los Estados Unidos.

¿Puede concebirse una expresión que denuncie más claramente la falta de conciencia moral? ¿Es que los personajes, los funcionarios, los comentaristas de los Estados Unidos no alcanzan a darse cuenta de lo que están diciendo? ¿Es que para ellos se ha vuelto moral el uso del terror para alcanzar fines políticos? ¿Qué diría uno de los señores que se expresan tan a la ligera si en su propio hogar se presentara un hombre armado de ametralladora y matara a uno de sus hijos para infundir miedo en el resto de la familia y obligarla a hacer lo que se propone el asaltante?

Pues bien, en principio no hay diferencia entre lo que hacen y dicen los funcionarios pentagonistas para justificar el bombardeo de Vietnam del Norte y lo que haría el bandido que asaltara una casa y diera muerte a un niño para obtener lo que busca.

Supongamos que los Estados Unidos tienen razón cuando se atribuyen el papel de policía del mundo; supongamos que dicen la verdad cuando aseguran que ellos están combatiendo en Vietnam sólo para evitar que el Sur de ese país sea agredido por el Norte; supongamos, pues, que hay coherencia entre el papel de policía del mundo que desempeñan los norteamericanos y los bombardeos de Vietnam del Norte, es decir, que ellos persiguen en Vietnam del Norte a varios criminales que han cometido crímenes en Vietnam del Sur. Pues bien, aun si aceptamos todas esas falsedades nos quedan por hacer algunas preguntas.   ¿Tiene la policía derecho a penetrar en una casa donde se ha refugiado un criminal y dar muerte a los niños de esa casa para obligar al criminal a rendirse? ¿Puede hacer eso la policía aun en el caso de que los niños muertos sean los hijos del criminal perseguido? ¿Qué diría el ciudadano promedio de New York si la policía de esa ciudad actuara en esa forma?

¿Lo encontraría justo, razonable, lógico; le parecería moral? Debe hallarlo moral, puesto que eso es lo que su gobierno está haciendo en Vietnam.

De la falta de conciencia moral a la corrupción intelectual no hay distancias. El catálogo de las falsedades que se dicen en los documentos oficiales norteamericanos para justificar la intervención en Vietnam y los bombardeos a ciudades abiertas de Vietnam del Norte es ya grande. Hoy se afirma algo mañana se desmiente, y los funcionarios ni siquiera tratan de justificar esas contradicciones. Al mismo tiempo que se ha hecho un hábito mentir oficialmente, se ha establecido todo un aparato para desacreditar a las instituciones y a los hombres que no se someten al pentagonismo y para enaltecer a los que le sirven. En esta tarea se sigue un método ya probado: se dice una mentira que será luego repetida por “liberales” conocidos, de manera que a poco la mentira queda convertida en verdad propagada por los supuestos abanderados de la verdad.

En esto, los difamadores del pentagonismo han mejorado las enseñanzas del maestro Goebbels. La doctrina del pentagonismo es deleznable, pero la moral pentagonista no tiene nada que envidiarle.

El ex embajador de los Estados Unidos ante mi gobierno, John Bartlow

Martin, elaboró uno de esos documentos de encargo para justificar la intervención

de su país en la República Dominicana sobre la base de que yo era un

loco que vivía lleno de miedo.

¿Quo vadis socialismo comunitario para vivir bien?

Evo Morales y Álvaro García Linera en El Potosí

Evo Morales y Álvaro García Linera en El Potosí (Photo credit: Wikipedia)

 

Arturo D. Villanueva Imaña

 

A fines del mes de marzo de 2012, durante el VIII Congreso del MAS realizado en la ciudad de Cochabamba, se aprobó la Tesis Política cuyo contenido (aunque no establece, ni incluye un Programa que pueda operativizarlo), definió como objetivo estratégico el socialismo comunitario para Vivir Bien.

Sin entrar en consideraciones ideológicas y conceptuales acerca de su contenido y habida cuenta del vacío de un Programa Político que debía constituir su bitácora de vuelo, el presente trabajo buscará contrastar algunas de las ideas sostenidas en dicho documento, con las acciones y decisiones efectuadas por el Gobierno, de manera que se pueda contribuir tanto al debate en torno a la orientación del proceso de cambio y transformación, como al esclarecimiento de hacia dónde se dirige el “socialismo comunitario para Vivir Bien” que se declaró perseguir.

Postulados fundantes

En principio, es evidente que la aprobación de la idea del socialismo comunitario hacia el Vivir Bien como objetivo estratégico, evidentemente marca un avance y una derrota respecto de aquellas posiciones que sustentan y defienden planteamientos como el “capitalismo andino amazónico”, el “capitalismo de Estado”, u otras. Sin embargo, aquí nos detendremos a analizar y comparar las ideas y planteamientos sostenidos en la Tesis Política, con las acciones y decisiones adoptadas en el marco de la gestión gubernamental.

El documento de la Tesis Política del MAS utiliza como hilo conductor de las ideas y los planteamientos que sostiene, a algunas citas extraídas de sus principales líderes, aunque sin especificar ningún dato sobre el contexto, lugar o el momento en que fueron pronunciadas o, eventualmente, escritas.

Con referencia al socialismo comunitario para Vivir Bien que constituye el objetivo estratégico del denominado Instrumento Político, destacan y se transcriben en dicho documento las siguientes citas:

Quisiéramos plantearnos un nuevo socialismo sobre las bases del Vivir Bien, no mejor sino bien; compartir y no competir; un socialismo que no se agota en la lucha de clases y busca vivir en armonía con la Madre Tierra para vivir con dignidad e igualdad”. (Evo Morales Ayma)

Los indígenas hemos dado algunos pasos hacia el reencuentro con nuestros valores y principios. Estamos caminando hacia el Pachakuti (renacimiento o retorno al equilibrio en las personas, entre ellas, y éstas y la naturaleza) Y este caminar, en que incorporamos algunos valores y principios, hemos empezado a hablar de un Socialismo Comunitario”. (David Choquehuanca)

Proclamo el Socialismo Comunitario levantando un ejemplar de la nueva Constitución ante 200 mil personas y ahora pueden matarme”. (Evo Morales Ayma)

Estas son las fuentes de nuestro socialismo: por un lado la clase obrera, ciencia y tecnología contemporánea y por el otro lado, comunitarismo, distribución comunitaria; la suma de mundo obrero y mundo comunitario, de ciencia y tecnología contemporánea y de trabajo y propiedad comunitaria, son las fuentes del Socialismo Comunitario”. (Alvaro García Linera)

Al respecto y siendo que efectivamente las citas reflejan un alto contenido político respecto de los objetivos del proceso de cambio y transformación, surgen algunas preguntas que vale la pena destacar:

A) Tomando en cuenta todos los años de gestión gubernamental desde el año 2006, en qué medida se ha avanzado en el proceso de construcción del socialismo comunitario para Vivir Bien, tanto en lo que se refiere a la lucha por la igualdad de las clases sociales que sostiene el socialismo clásico, como la búsqueda del vivir en armonía con la naturaleza y entre los seres humanos que sostiene el comunitarismo andíno amazónico de los pueblos indígenas?

B) Siendo que la Constitución Política del Estado, aprobada y promulgada a inicios del año 2009, marca el hito referencial y mandatorio para la construcción del socialismo comunitario para Vivir Bien; cuánto de lo que allí se señala se ha cumplido?

C) En qué medida se puede sostener que la clase obrera y los pueblos indígenas constituyen la fuente y base de sustento del socialismo comunitario, tomando en cuenta las relaciones y la situación de conflicto en que se encuentran la COB y la CIDOB con el gobierno?

Origen histórico de los argumentos sostenidos

En lo que se refiere a los argumentos que sustentan a la Tesis Política, es importante destacar algunos aspectos sobresalientes. En principio y sin proponérselo explícitamente, la Tesis Política del MAS puede decirse que constituye un esfuerzo encomiable en la línea de lo señalado por José Carlos Mariáteguí, quién afirmaba que “no queremos ciertamente que el socialismo sea en América calco y copia. Debe ser una creación heroica. Tenemos que dar vida, con nuestra propia realidad, en nuestro propio lenguaje, al socialismo indoamericano”.

Esta sentencia permite entender con mayor claridad por qué por ejemplo el socialismo comunitario para Vivir Bien no se limita a superar la lucha de clases y plantea el establecimiento de una relación armoniosa con la naturaleza; o por qué no se limita a la lucha anticapitalista y antineoliberal y proyecta la descolonización y el antiimperialismo. O que frente a los valores capitalistas, burgueses y neoliberales del individualismo, la competencia y la explotación salvaje de la fuerza de trabajo y la naturaleza, el socialismo comunitario para Vivir Bien lucha por alcanzar la igualdad, al mismo tiempo de recuperar las prácticas comunitarias y los principios de solidaridad, reciprocidad, intercambio y complementariedad de los pueblos indígenas. Que frente a la explotación clasista, el dominio imperialista y el sometimiento étnico cultural y neocolonial; se plantea la superación de las condiciones de explotación del hombre y la naturaleza, la liberación nacional y el antiimperialismo, y la descolonización interna y externa. Es decir, que el socialismo comunitario para Vivir Bien, no se basa exclusivamente en la lucha contra la explotación capitalista y la disputa de las clases sociales por la apropiación del excedente y de los recursos naturales; sino que también aborda la lucha por la recuperación del comunitarismo y las prácticas de solidaridad de los pueblos indígenas.

Por otra parte, también resulta importante destacar que el origen de estos planteamientos no son producto de la imaginación o de un esfuerzo intelectual desconectado de la realidad; sino que provienen de la forma cómo se fueron construyendo los acontecimientos y la propia historia. De esa manera se explica por ejemplo que el dominio colonial español que se caracterizó por el saqueo y la apropiación de la riqueza explotada en las minas, la encomienda, la mita, la imposición de tributos, los obrajes, etc.; ha heredado a su vez el colonialismo interno que se caracteriza principalmente por el racismo, la discriminación, el patriarcalismo, el prebendalismo y otra serie de prácticas que aún persisten. Que a su turno, la explotación capitalista y el dominio colonial que se impusieron sobre nuestra sociedad, no lograron hacer desaparecer (como en otros países de Latinoamérica por ejemplo), las formas comunitarias de organización social y productiva, donde prevalece una lógica diferente de producción y reproducción de la vida, cuyos principios son la solidaridad, el intercambio, la reciprocidad y una relación armoniosa con la naturaleza, que constituyen la base fundamental del nuevo paradigma alternativo al capitalismo y que los pueblos indígenas de Latinoamérica plantean como Vivir Bien, Suma Qamaña o Sumaj Kausay.

Así mismo, efectuando el recuento histórico que explica la tesis del socialismo comunitario para Vivir Bien, también debe mencionarse que la segunda ola de dominio neocolonial (iniciado en el periodo republicano), se caracterizó por el reordenamiento de la economía mundial en favor del imperialismo y de las grandes empresas transnacionales. De esta fase, la más importante característica a destacar es la división internacional del trabajo y el sometimiento a la condición de meros proveedores de materias primas que se impone sobre los países llamados subdesarrollados, que terminan perdiendo la libertad y la soberanía nacionales, para ser sometidos a la condición de países dependientes y semicoloniales, a pesar de contar con Declaraciones y Proclamas de independencia de las antiguas monarquías dominantes. Se trata del establecimiento de Estados aparentes, excluyentes y monoculturales organizados según la visión occidental desarrollista, pero sometidos a la condición de dependientes del interés imperialista que, como se puede deducir claramente, dan lugar y explican las luchas antiimperialistas de liberación nacional y descolonización externa.

Letra y praxis de la Tesis Política

Efectuado ese recuento muy sintético acerca del origen y los postulados que contiene la Tesis Política del MAS, intentaremos ahora efectuar, muy someramente, una contrastación entre las ideas-fuerza más importantes del documento, con algunos de los hechos y acciones que ha emprendido el gobierno.

Uno de los acápites de la Tesis Política hace referencia a las características del proceso, destacándose su carácter revolucionario, democrático y cultural. Analicemos los atributos mencionados

Es revolucionario, porque ha sustituido el viejo bloque en el poder por uno nuevo. El antiguo protagonismo de los sectores dominantes que se canalizaba por medio de Comités Cívicos, partidos políticos y una presencia predominante en las diversas instituciones del Estado y las entidades desconcentradas, evidentemente ha sido sustituida por la emergencia de diverso tipo de organizaciones sociales y populares que han logrado copar muchas instancias de decisión. Sin embargo, a pesar del recambio protagónico y social que evidentemente se ha producido, no se puede decir lo mismo respecto de las antiguas prácticas prebendales, patrimonialistas, rentistas y excluyentes que han caracterizado a las antiguas clases dominantes. También se ha generado una duda muy razonable en torno al carácter revolucionario, la composición social, la orientación y los intereses del nuevo bloque social de poder que ha sustituido a los antiguos sectores dominantes. De hecho y respecto de la clase obrera (históricamente representada por la COB) y los pueblos indígena originarios (cuyas organizaciones matrices a nivel nacional son la CIDOB y CONAMAQ) que deben constituir el núcleo del liderazgo vanguardista y hegemónico del nuevo bloque social, es claro que existe un distanciamiento notable respecto del gobierno, cuyos motivos y causas de conflicto son ampliamente conocidos públicamente. Aquel Pacto de Unidad, en el que actualmente solo quedan las organizaciones de campesinos, colonizadores (autodenominados interculturales) y mujeres campesinas aglutinadas en la Confederación Bartolina Sisa, ha quedado dividido y carente de una parte de sus principales actores. Entonces, cuál es realmente la composición y liderazgo del bloque social de poder que actualmente predomina?

También se denomina revolucionario, porque a pesar de la ofensiva mundial del capital, cambia progresivamente las estructuras políticas, sociales, económicas y culturales. Porque busca sustituir aquella forma de organizar la vida social basada en la ley del valor y la competencia, por otra forma de vida basada en la armonía entre los hombres y con la naturaleza. Al respecto, es importante anotar que amén de la nacionalización de los hidrocarburos, no se han encarado transformaciones en el campo minero ni el Código ultraliberal que aún sigue vigente y determina una lógica extractivista y favorecedora de los intereses transnacionales; tampoco se han producido cambios en el sistema financiero y el sistema bancario nacional que ha obtenido ganancias extraordinarias como no había sucedido en el pasado neoliberal. En cuanto a la sustitución de la ley del valor y la competencia, por otra forma de vida basada en la armonía entre los hombres y la naturaleza, ha sido muy claro el mensaje de construir la carretera “quieran o no quieran”, así como la forma de abordar el conflicto por el TIPNIS, que no tiene visos de cumplir con el mandato constitucional para alcanzar el consenso de buena fé, libre e informado. También resalta la proclamación presidencial de la llamada Agenda Patriótica, que formula criterios desarrollistas; o la persistente insistencia por impulsar la construcción de megaobras de diverso tipo, que se encuentran en la antípoda del paradigma del Vivir Bien en armonía con la naturaleza, y más bien se encuentran en absoluta consonancia con los intereses de empresas transnacionales. Por tanto, en qué medida se puede hablar de una real transformación de las estructuras preexistentes?

En cuanto al carácter democrático del proceso y al margen de la ampliación de las formas liberales y representativas que se limitaban a la votación y elección de representantes y autoridades, para favorecer un nuevo contexto de participación, control social y capacidad de decisión del pueblo; se sostiene que para lograr alcanzar la fase socialista comunitaria, es imprescindible cumplir las tareas democrático burguesas, al mismo tiempo de luchar contra el imperialismo. Es decir, que aunque el periodo de transición plantea la convivencia de las formas liberales y capitalistas, con las formas comunitarias y socialistas; sin embargo las acciones y tareas se deben encarar en la perspectiva estratégica del socialismo comunitario para Vivir Bien, y NO únicamente como democrático burguesas.

Como se puede apreciar, se trata de un postulado estratégico en lo político, puesto que las acciones del proceso no deberían limitarse al cumplimiento de las tareas democrático burguesas que no fueron cumplidas durante todo el periodo histórico anterior, sino que (aunque el documento de la Tesis Política no lo señale explícitamente), debería encarar al mismo tiempo las tareas de liberación nacional, para recuperar la soberanía económica y política (que no es lo mismo que la sola recuperación de los recursos naturales al patrimonio nacional, sino que implica capacidad de decisión sobre el tipo de producción y la economía). Es decir, que al mismo tiempo de realizar las tareas rezagadas correspondientes al Estado capitalista y monocultural que se busca superar, también debería emprenderse la lucha contra el imperialismo, para liberarse de las condiciones de dependencia económica y el sometimiento neocolonial.

En este campo y pensando en la necesidad de combatir y liberarse de los intereses capitalistas y financieros internacionales, llama poderosamente la atención la reciente emisión de los llamados “bonos soberanos”. La justificación para dicha decisión económica nacional, ha querido mostrársela como un acto de soberanía económica (qué ironía!), siendo que en realidad refleja un hecho de veleidad (porque no se puede denominar otra cosa cuando se alardea de haber logrado “reinsertar a la economía nacional dentro del concierto financiero internacional”, que constituye uno de los espacios más emblemáticos del capitalismo neoliberal y los intereses transnacionales, siendo que al mismo tiempo se tiene acumulada una riqueza de más de 13 mil millones de dólares en reservas del Banco Central, que muy bien pueden soportar los requerimientos de inversión), porque ello implica nada menos que endeudar y crear obligaciones de pago durante todos los años que dure la amortización del capital y los intereses comprometidos por la emisión de los bonos. Es decir, que cabe preguntarse cuán soberanos han sido efectivamente dichos bonos, o si más bien contribuyen a fortalecer los lazos de dependencia y subordinación a los intereses financieros internacionales.

En esa línea de razonamiento, también se puede hacer mención a las políticas sociales que han dado lugar al establecimiento de los bonos Juancito Pinto, Dignidad y Juana Azurduy que efectivamente representan un claro ejemplo de justicia social, redistribución de la riqueza nacional generada y atención a los sectores sociales más vulnerables de la sociedad. Sin embargo, al no tener como contraparte políticas de generación de empleo permanente, desarrollo de iniciativas productivas comunitarias, industrialización y cambio de la matriz extractivista y productora de materias primas, e innovación tecnológica acorde a las necesidades y contexto nacional; entonces solo habrá contribuido al establecimiento de una lógica rentista en la economía (muy asociada a prácticas paternalistas y patriarcales), sin haber asegurado un cambio en la matriz productiva que permita su diversificación, la sostenibilidad en la generación de ingresos y empleo permanente.

Otro espacio importante para asegurar un proceso efectivamente revolucionario que vaya más allá de las tareas democrático burguesas, es el referido a la descolonización, donde el Ministerio de Culturas debería cumplir un rol determinante en vista de su competencia en las tareas de despatriarcalización, interculturalidad y descolonización, que junto al Viceministerio de Turismo, forman parte de su estructura organizativa y competencial. En contrario de lo que se podría esperar, una de las iniciativas más importantes a destacar de este Ministerio, ha sido nada menos que la estrategia nacional de atracción turística que se ha promocionado mundialmente, habiendo logrado posicionar al país en la lista de los destinos turísticos más atractivos para el año 2013. Es decir, que Bolivia se ha constituido recientemente en un nuevo centro de atracción comercial y de consumo; lo cual significa que no solo es parte (atractiva) del interés capitalista, la competencia comercial y el consumismo, sino que también representa y resalta como propios dichos valores occidentales del comercio internacional y el turismo. La pregunta obvia es dónde quedaron las prioridades de dicho Ministerio en cuanto a descolonización, interculturalidad, etc., etc. y si ha de continuar relegándose los valores y principios del Vivir Bien, que no aparecen por ninguna parte en esta “exitosa” iniciativa.

Para redondear este acápite referido a la construcción de un paradigma alternativo al capitalismo, en la lucha por la descolonización y el antiimperialismo, no puede dejar de mencionarse, aunque sea de manera muy puntual, la referida a la ley Marco de la Madre Tierra recientemente aprobada y promulgada. Este instrumento legal que debería constituirse en un referente central del programa de transformaciones impulsado por el gobierno, no solo ha desatendido el criterio y los planteamientos elaborados y propuestos por las organizaciones indígenas de Bolivia, sino que (muy a pesar de la justificación y las argumentaciones que expusieron intelectuales y representantes gubernamentales encargados de su redacción), incorpora un enfoque de “desarrollo integral” que lamentablemente distorsiona y no responde a la lógica ni los principios del Vivir Bien, con lo cual termina asimilando el enfoque occidental que debía combatir. De esa forma, se pierde la oportunidad para cumplir aquel mandato antiextractivista y alternativo al desarrollismo capitalista y la economía verde que busca mercantilizar no solo los recursos naturales, sino también los servicios ambientales y ecológicos que provee. Si bien debe destacarse el aporte que representa dicha ley Marco en lo que se refiere al tratamiento de los transgénicos y los mecanismos para asegurar seguridad y soberanía alimentaria, que además constituyen uno de los más caros objetivos en la lucha contra los intereses transnacionales, también debe relativizarse sus reales posibilidades de cumplimiento, en vista de que el propio Presidente Evo Morales ha anunciado su predisposición a revisar precisamente este aspecto positivo de la norma (nada menos que por presión de sectores productivos que en extraña coincidencia con el criterio agroempresarial, han defendido la introducción y uso de transgénicos en la producción), con lo cual se habría perdido uno de los pocos aspectos rescatables de este proceso.

Finalmente, en lo que se refiere a la cualidad cultural del proceso, en el que el nuevo Estado a construir debería rescatar los principios y valores de las culturas y de los pueblos indígenas, en vista de que ello constituirá el fundamento real de la condición plurinacional establecida en la Constitución Política del Estado, hay que preguntarse en qué medida se ha emprendido esta tarea, habida cuenta de los conflictos del TIPNIS, la división de la CIDOB, o la desatención que se ha hecho patente frente a las propuestas de los pueblos indígenas en aspectos centrales como la Ley de deslinde jurisdiccional, la Ley Marco de la Madre Tierra o, inclusive, la Ley de Autonomías, que ciertamente constituyen aspectos nodales en la construcción de un nuevo Estado.

Debe tomarse en cuenta que si el proceso tiene un carácter cultural, es porque debería recuperar nuestras identidades, superar el antiguo estado mono cultural y mono civilizatorio, y encarar el proceso de descolonización interna y externa. Ello debería implicar por ejemplo, una responsabilidad y un respaldo al proceso de construcción de las autonomías (especial aunque no exclusivamente indígenas), en vista del derecho a la autodeterminación y autogobierno que se reconoce en la Constitución Política del Estado; así como a la construcción del pluralismo jurídico y la coordinación jurisdiccional en la administración de justicia o, no menos importante, el establecimiento de relaciones interculturales con respeto a la alteridad diferente y diversa que existe en nuestra sociedad. Al respecto, cabe preguntarse por qué se ha desatendido y desechado la propuesta construida y planteada por las organizaciones indígenas del país para regular la pluralidad jurídica, y se ha preferido aprobar una Ley de deslinde (cuando lo que debería existir es coordinación y no separación) jurisdiccional. Cuánto se ha avanzado en el derecho al autogobierno, la autodeterminación y el derecho de consulta y participación, tomando en cuenta lo realizado en el marco de las Autonomías.

En fin, habida cuenta de lo señalado hasta aquí, el lector puede sacar sus propias conclusiones y, en el caso del Gobierno y el MAS, (quizás) tienen a la vista una nueva oportunidad (para el sinceramiento o la definición de aquella plataforma de transformaciones o Programa Político que actualmente es faltante) cuando se realice un nuevo Congreso o el Segundo Encuentro Plurinacional que el Presidente Evo Morales convocó hace algún tiempo. En todo caso, aunque el tiempo que apremia no es determinante en esta coyuntura (pero que si podría serlo a futuro cuando cambien condiciones y oportunidades), en cambio si lo es la voluntad política que se tenga para emprender el desafío.

Arturo D. Villanueva Imaña. Sociólogo, boliviano. Cochabamba – Bolivia.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 

“El buen vivir es el nombre de nuestro destino”

Salvador Sánchez Barbudo

“El buen vivir es el nombre de nuestro destino”, expresó Salvador Sánchez Cerén en la presentación del volumen que invita a la participación activa de los jóvenes en la vida del país

El candidato a la presidencia de El Salvador por el FMLN ―actual vicepresidente de la nación―, Salvador Sánchez Cerén, exhibió las ideas generales de lo que más adelante será su propuesta para el plan de gobierno, contenidas en el libro El País que quiero (Ocean Sur, 2012), presentado el pasado 22 de noviembre en el Hotel Real Intercontinental de la capital, donde se congregaron alrededor de 800 personas. 

“Amigos y amigas en este libro me dirijo a partidos políticos, empresarios, movimientos y redes sociales a profesionales, a todos los ámbitos y les propongo que establezcamos una nueva visión de desarrollo que tenga como centro al ser humano,” dijo Sánchez Cerén.

“El reto de construir un nuevo país no es algo exclusivo de partidos, instituciones o individuos; la democracia como ciudadanía del pueblo ha de ser también, poder de decisión del pueblo, de manera que la participación en los asuntos públicos no deben entenderse como una concesión que el poder político hace al pueblo, eso es un derecho que el pueblo tiene”, manifestó.

En este, su cuarto libro, desarrolla el sentir y pensar de una visión de país donde se establezca una democracia participativa e inclusiva orientados hacia el buen vivir que garantiza una vida plena para todos y todas.

“Vislumbrar los contornos de esta patria de todos y todas, su verdadera realidad y los cambios que son necesarios hacer en ella, es el objetivo esencial de este libro ―expresa Salvador Sánchez Cerén en el libro―. A lo largo de sus páginas, reflexiono en voz alta, comparto con honestidad las propuestas que llevaré a la Presidencia de la República, e invito a divulgarlas.

“Sostengo, con la razón y con el corazón, que tenemos el futuro por ganar. Asegurar a todos y todas una vida digna, sin desigualdades abusivas ni exclusiones inhumanas: este es el país que quiero. Tenemos que encontrar en nuestra patria las energías populares y sociales que nos ayuden a regalar a los niños, niñas y jóvenes de El Salvador una era de ‘paz iluminada’”, agrega el autor en la introducción de esta novedad editorial de Ocean Sur.

Durante el lanzamiento del volumen, el dirigente invitó a los jóvenes a mantener viva su historia, a desarrollar su memoria, a conocer de donde viene el pueblo y sus luchas, para caminar con seguridad adelante.

“Yo les pido a los jóvenes que sean atrevidos, que promuevan sus ideas colectivamente, que conviertan sus actividades de recreación cultural en escenarios de organización y participación activa”, propuso.

Asimismo, el candidato señaló que el “buen vivir” es un pensamiento que orienta un modelo de vida y que “es preciso que la democracia representativa sea complementada por una sociedad que participe en los procesos de consulta y dirección del país”.

“El Buen Vivir es el nombre de nuestro destino”, propuso.

De esta forma el vicemandatario dio a conocer los principales temas que desarrolla en su obra. Entre otros, resaltan la dignificación al adulto mayor, el estado de la democracia, la necesidad de un nuevo modelo económico, la seguridad ciudadana, el tema de equidad género y la educación como herramienta para el cambio.

Al acto de presentación asistió el alcalde de Santa Tecla y candidato a la vicepresidencia, Óscar Ortiz, quien comentó sobre el nuevo libro y felicitó a Salvador Sánchez Cerén por el esfuerzo realizado con esta nueva producción literaria que sin duda será según el edil, una guía e instrumento importante para el debate y la discusión, y para construir juntos el programa de gobierno.

Participaron como comentaristas el presidente de la editorial Ocean Sur, David Deutschmann, la diputada suplente del Dpto. de Ahuachapán por el FMLN, Yeimi Muñoz; la poeta y periodista Marisol Briones; y el economista y docente Carlos Federico Paredes.

En los próximos días el libro será presentado en los departamentos de Santa Ana y San Miguel, porque “El Salvador necesita llenarse de esperanza y optimismo”, según puntualizó Oscar Ortiz, compañero de fórmula de Salvador Sánchez Cerén para las elecciones de 2014.

Fuente: http://www.oceansur.com/noticias/presentado-el-libro-el-pais-que-quiero/

Presentado el libro “El País que quiero”, de Salvador Sánchez Cerén

Salvador Sánchez Barbudo

“El buen vivir es el nombre de nuestro destino”, expresó Salvador Sánchez Cerén en la presentación del volumen que invita a la participación activa de los jóvenes en la vida del país

El candidato a la presidencia de El Salvador por el FMLN ―actual vicepresidente de la nación―, Salvador Sánchez Cerén, exhibió las ideas generales de lo que más adelante será su propuesta para el plan de gobierno, contenidas en el libro El País que quiero (Ocean Sur, 2012), presentado el pasado 22 de noviembre en el Hotel Real Intercontinental de la capital, donde se congregaron alrededor de 800 personas. 

“Amigos y amigas en este libro me dirijo a partidos políticos, empresarios, movimientos y redes sociales a profesionales, a todos los ámbitos y les propongo que establezcamos una nueva visión de desarrollo que tenga como centro al ser humano,” dijo Sánchez Cerén.

“El reto de construir un nuevo país no es algo exclusivo de partidos, instituciones o individuos; la democracia como ciudadanía del pueblo ha de ser también, poder de decisión del pueblo, de manera que la participación en los asuntos públicos no deben entenderse como una concesión que el poder político hace al pueblo, eso es un derecho que el pueblo tiene”, manifestó.

En este, su cuarto libro, desarrolla el sentir y pensar de una visión de país donde se establezca una democracia participativa e inclusiva orientados hacia el buen vivir que garantiza una vida plena para todos y todas.

“Vislumbrar los contornos de esta patria de todos y todas, su verdadera realidad y los cambios que son necesarios hacer en ella, es el objetivo esencial de este libro ―expresa Salvador Sánchez Cerén en el libro―. A lo largo de sus páginas, reflexiono en voz alta, comparto con honestidad las propuestas que llevaré a la Presidencia de la República, e invito a divulgarlas.

“Sostengo, con la razón y con el corazón, que tenemos el futuro por ganar. Asegurar a todos y todas una vida digna, sin desigualdades abusivas ni exclusiones inhumanas: este es el país que quiero. Tenemos que encontrar en nuestra patria las energías populares y sociales que nos ayuden a regalar a los niños, niñas y jóvenes de El Salvador una era de ‘paz iluminada’”, agrega el autor en la introducción de esta novedad editorial de Ocean Sur.

Durante el lanzamiento del volumen, el dirigente invitó a los jóvenes a mantener viva su historia, a desarrollar su memoria, a conocer de donde viene el pueblo y sus luchas, para caminar con seguridad adelante.

“Yo les pido a los jóvenes que sean atrevidos, que promuevan sus ideas colectivamente, que conviertan sus actividades de recreación cultural en escenarios de organización y participación activa”, propuso.

Asimismo, el candidato señaló que el “buen vivir” es un pensamiento que orienta un modelo de vida y que “es preciso que la democracia representativa sea complementada por una sociedad que participe en los procesos de consulta y dirección del país”.

“El Buen Vivir es el nombre de nuestro destino”, propuso.

De esta forma el vicemandatario dio a conocer los principales temas que desarrolla en su obra. Entre otros, resaltan la dignificación al adulto mayor, el estado de la democracia, la necesidad de un nuevo modelo económico, la seguridad ciudadana, el tema de equidad género y la educación como herramienta para el cambio.

Al acto de presentación asistió el alcalde de Santa Tecla y candidato a la vicepresidencia, Óscar Ortiz, quien comentó sobre el nuevo libro y felicitó a Salvador Sánchez Cerén por el esfuerzo realizado con esta nueva producción literaria que sin duda será según el edil, una guía e instrumento importante para el debate y la discusión, y para construir juntos el programa de gobierno.

Participaron como comentaristas el presidente de la editorial Ocean Sur, David Deutschmann, la diputada suplente del Dpto. de Ahuachapán por el FMLN, Yeimi Muñoz; la poeta y periodista Marisol Briones; y el economista y docente Carlos Federico Paredes.

En los próximos días el libro será presentado en los departamentos de Santa Ana y San Miguel, porque “El Salvador necesita llenarse de esperanza y optimismo”, según puntualizó Oscar Ortiz, compañero de fórmula de Salvador Sánchez Cerén para las elecciones de 2014.

Fuente: http://www.oceansur.com/noticias/presentado-el-libro-el-pais-que-quiero/

Álvaro Arvelo se solidariza con expresidente Fernández

El expresidente Leonel Fernández y el periodista Álvaro Arvelo observan un libro en la librería de Funglode.

El destacado comunicador Álvaro Arvelo visitó este miércoles la biblioteca Juan Bosch, de la Fundación Democracia y Desarrollo (Funglode), a la que definió como uno de los mayores y más completos centros de esa naturaleza que existen en el mundo.
“Una biblioteca maravillosa. No he visto otra así en el mundo. Y he recorrido algunos países”, sostuvo Arvelo.
“Solo un hombre de la mentalidad moderna; un intelectual con la condición académica y de la erudición de Leonel Fernández es capaz de crear esta institución que tanto beneficia a la República Dominicana”, agregó.
Dijo que la biblioteca Juan Bosch es importante no solo para los jóvenes, sino para el desarrollo intelectual, académico y político de la República Dominicana.
Tras recorrer las diferentes áreas de la biblioteca, el comunicador conversó con el presidente de Funglode y ex mandatario de la nación, a quien expresó su solidaridad ante los ataques de que ha venido siendo objeto por parte de sus opositores políticos.
“Me siento halagado no solo de haber venido a conocer la biblioteca, sino también a saludar, con mucho cariño a mi amigo Leonel Fernández”, dijo.
Consideró los ataques contra Fernández como una acción “muy lamentable, muy injusta, muy desproporcionada y muy irrespetuosa”.
El comunicador destacó que Fernández es el único político en los 168 años de vida republicana del país, que ha ganado tres elecciones de manera abrumadora legítimamente.
Recordó que el fenecido líder del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Juan Bosch, llegó a definir a Fernández como “una mina de oro”.
“En este mundo de inversión de valores, de tanta mediocridad, los dominicanos deben sentirse orgullosos de tener a un estadista, a un intelectual como Leonel Fernández”, recalcó.

 

La transición posfranquista crea un modelo de impunidad que desconoce a las víctimas republicanas

La Memoria Histórica a Debate

Español: Bandera de la Ciudad de Buenos Aires....

Español: Bandera de la Ciudad de Buenos Aires. Vea también la Información histórica provista por el Gobierno de la Ciudad. (Photo credit: Wikipedia)

 

El Equipo Nizkor es una organización internacional de derechos humanos que trabaja específicamente lo que se denomina crímenes graves contra los derechos humanos, principalmente crímenes contra la humanidad.

La organización fue fundada en 1994, cuando las primeras cuentas de correo electrónico y el uso de internet empezaron a ser abordables. De hecho, el Equipo Nizkor forma parte de la historia de Internet al estar entre los primeros 1.500 sitios web que existieron en el mundo, y el primero en materia de derechos humanos.

Nuestro trabajo de documentación on-line se enmarca en la estrategia comunicacional que sirve de apoyo a nuestro trabajo en el ámbito de la lucha contra la impunidad por crímenes graves y, en sentido más amplio, en el ámbito de la aplicación práctica del derecho internacional, lo que incluye también el derecho indígena, área en la que también somos muy activos desde hace unos años en relación con conflictos en América Latina.

También trabajamos el llamado crimen de agresión, es decir, los crímenes contra la paz. En este sentido, somos miembros fundadores del Global Institute for the Prevention of Aggression, una organización de juristas internacionales cuyo lanzamiento formal tuvo lugar en la Universidad de Oxford en mayo de 2011, para responder a las deficiencias que el tratamiento de este tipo de crimen está recibiendo en el seno de la Corte Penal Internacional. El crimen de agresión es el más grave en la escala de crímenes internacionales. Se trata del desencadenamiento de guerras ilegales, como la de Iraq, por ejemplo, o la invasión de Polonia por parte de Alemania, o la actual guerra de Siria.

En lo que hace a crímenes contra la humanidad hemos desempeñado un trabajo importante para conseguir la aplicación en jurisdicción ordinaria interna de este tipo penal que viene del derecho internacional. Esto quiere decir muy sintéticamente que hasta que nosotros aparecimos en el escenario internacional con este tipo de argumentación, los crímenes contra la humanidad en realidad se habían usado en Nuremberg y posteriormente en algunos juicios en Francia. Como ustedes saben, Francia tiene un acuerdo de aplicación de la sentencia de Nuremberg, aplicación limitada por acuerdo de las grandes potencias al final de la Segunda Guerra Mundial.

El trabajo en este ámbito hizo posible que en España llegáramos a la fase de celebración de juicio oral y ulterior sentencia en el caso Adolfo Scilingo |1|, un oficial de la Armada Argentina que intervino en los tristemente célebres vuelos de la muertes, desde lo que se arrojaban presos políticos vivos al mar, tras administrarles pentotal y que participó en los crímenes cometidos en el centro clandestino de detención que funcionó en la Escuela de Mecánica de la Armada en Buenos Aires, donde también desaparecieron varios nacionales españoles. Por imposible que parezca, es en España donde se le enjuició y se trata del primer juicio al margen de los procedimientos de Nuremberg o de crímenes ligados al III Reich donde se aplicó el tipo penal de crímenes contra la humanidad en jurisdicción ordinaria.

Lo significativo de este acontecimiento judicial es que los jueces se declararon competentes, que la justicia se declaró competente para aplicar un tipo penal que hasta entonces sólo se aplicaba por decisión del Consejo de Seguridad. Para simplificarlo, esto quiere decir que podemos perseguir a un criminal por crímenes contra la humanidad en el país donde cometió el crimen o en otro (en el caso de España se exige un vínculo de conexión con nacionales españoles), pero básicamente lo importante es que se aceptó que se pueda aplicar el derecho internacional en la jurisdicción ordinaria. Esto tuvo una enorme repercusión, especialmente en América Latina, donde en este momento hay unas 17 ó 20 sentencias aplicando este tipo penal.

Los modelos de impunidad y su conceptualización desde los derechos humanos y las libertades civiles

En este trabajo que hemos iniciado hace ya más de 15 años lo que modelizamos es lo que se llama la cuestión de la impunidad. Analizamos esta cuestión y también hemos jugado un papel importante en la conceptualización.

A la hora de hacer este análisis partimos, por poner un límite, de la Segunda Guerra Mundial. Ello se debe a que, de alguna manera, fue entonces cuando las potencias aliadas llevaron a cabo un trabajo de racionalización y conceptualización del derecho internacional para aplicarlo a conductas tan graves como las que estaban en discusión, trabajo que empezó con la Declaración de Moscú de 1943 y el Acuerdo de Londres de 1945 |2|, y después ya con los juicios de Nuremberg y sus sentencias |3|.

Poco después de la creación de la Organización de las Naciones Unidas se dio instrucciones en el seno de la misma para preparar lo que tendría que haber sido un código penal internacional |4|. Si bien el trabajo se realizó, en la práctica no se utilizó nunca. Ello es debido a que la denominada guerra fría bloqueó todo avance en derecho internacional. No obstante, ésta es una explicación, pero no es la única. El problema es que, generalmente hablando, a ningún gobierno le gusta aplicar el derecho penal internacional. No les gusta porque los crímenes de que estamos hablando prácticamente sólo los pueden cometer los gobiernos y los estados; es imposible que una persona o grupo privado pueda planificar el exterminio a gran escala de población civil.

La falta de aplicación del derecho penal internacional con origen en los principios de Nuremberg y sus sentencias hizo posible lo que nosotros hemos llamado “los modelos de impunidad”.

Los modelos de impunidad se han basado en que el derecho internacional no era conocido. Así era hasta hace 10 ó 15 años.

Por ejemplo, en el caso concreto de España y para ir entrando en materia, no hay ninguna facultad de derecho que enseñe derecho penal internacional. Peor aún, en el caso de España la mayoría de los profesores -ahora habrá cambiado un poco- venían de la carrera militar, es decir, eran juristas militares.

A ello se suma el que además existe una diplomacia de la impunidad. ¿A qué llamo “diplomacia de la impunidad”? Por ejemplo, las instrucciones del Ministerio de Asuntos Exteriores español del año 1951 son las mismas que utiliza la diplomacia española aún hoy día para explicar lo que pasó en España desde la guerra civil hasta ahora. ¿Qué quiere decir esto? Que un embajador español en cualquier país del mundo, cuando le surge un problema de este tipo, recurre al “Memorando Jordana” y ése es el que se aplica, a lo que se añade una pieza documental poco conocida, que es el informe de Serrano Suñer explicando la aplicación.

Serrano Suñer, quien entre otros puestos ocupó el cargo de Ministro de Asuntos Exteriores de Francisco Franco, elabora un informe en el que argumenta cómo utilizar el derecho internacional para explicar el golpe de estado y la guerra civil. Este informe se sigue aplicando todavía e incluso se sigue utilizando en situaciones referidas a otros países.

Cuando analizamos este problema en relación con los países del Cono Sur de América -Chile, Argentina, Uruguay-, resulta que nos encontramos con que España fue el principal ejecutor de sus modelos de impunidad. Hay tres anécdotas muy simples que ilustran esta afirmación: 1) En Chile, cuando se habla de la constitución chilena, la “Constitución de Pinochet” se la conoce en el argot como la “Constitución de la Embajada”. ¿Qué embajada? La española. Fue España la que promovió el tipo de constitución que permitía la continuidad de Pinochet como senador vitalicio y que tuvo sus teóricos en Felipe González y Martín Villa. 2) En Argentina se da un proceso de impunidad distinto con el que se pergeña un modelo basado en lo que se llamó las leyes de impunidad: la Ley de Obediencia Debida y la Ley de Punto Final. Según la primera, los militares, cuando ejecutaban a personas, cumplían leyes y acataban órdenes, y, a tenor de la segunda, quedaban prohibidos los procesos penales, o sea, que se archivaron todos los procesos penales por los crímenes cometidos por la Dictadura. En una dura reunión con Raúl Alfonsín, quien fue el primer presidente después de las Juntas Militares en Argentina, mantenida tras un seminario, nos confesó visiblemente emocionado que estas leyes le habían sido asesoradas desde España y, una vez más, nos encontrábamos con que el teórico de la segunda de estas leyes había sido Felipe González. 3) En Uruguay existe el mismo problema; Sanguinetti, artífice de la transición en Uruguay, vivió en España y copió el modelo de impunidad español. Aún hoy defiende públicamente que el modelo español de transición es el mejor para Uruguay.

Esto podía haber terminado ahí pero no fue así. Argentina tuvo una intensa participación en Centroamérica, en la época de las guerras civiles de Guatemala, El Salvador y la Contra en Nicaragua. La salida de esos procesos se hizo mediante un modelo de impunidad muy pernicioso y que ha derivado en la disolución social que hoy día viven esos países. El modelo fue impuesto por los cascos azules españoles que reemplazaron a las tropas argentinas en Centroamérica después de la guerra de las Malvinas.

La no aplicación del derecho penal internacional en Europa durante todo el periodo de la posguerrra y la guerra fría se puede analizar a partir del caso SS Totenkopf |5|. Es un caso que iniciamos en España con relación a las víctimas de Mauthausen y teniendo en cuenta que las víctimas de los campos de exterminio -no sólo Mauthausen, aunque es el más representativo-, nunca habían tenido reconocimiento jurídico por parte del Estado español. Con este caso, muy complicado jurídicamente, la Audiencia Nacional hubo de pronunciarse sobre su competencia al respecto y aceptó que era competente |6|.

Este modelo europeo está basado en la no aplicación del derecho penal internacional derivado de Nuremberg. Son temas arduos, pero esta discusión me parece imprescindible si se quiere entender las bases del modelo de impunidad español para hacerle frente.

En Europa ocurrió algo parecido. Así por ejemplo, Alemania aplica el tipo penal de “asesinato” para los SS y, de hecho, desde que terminó la Segunda Guerra Mundial y salvo los juicios llevados a cabo por los aliados en aplicación de la que se llamó “Ley No. 10 del Consejo Aliado de Control”, posterior a los juicios de Nuremberg, y las tres o cuatro mil sentencias que se dieron en la ex Unión Soviética, la sentencia de Nuremberg no se ha aplicado. Según fuentes de la Oficina de Investigaciones Especiales del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, que es una oficina anti nazis que hasta hace dos años seguía existiendo con ese nombre, hay unos 60 000 ex-nazis que nunca han sido juzgados en Alemania y que no van a serlo. Obviamente en los próximos 5 ó 6 años prácticamente no quedará nadie vivo.

Si hablamos de un modelo de impunidad lo hacemos desde el discurso de las libertades civiles y es desde esta óptica como creemos que hay que enfrentarlo. De hecho, una de las bases de la Segunda República fueron precisamente las libertades civiles. Las asociaciones de derechos humanos se crearon durante la Segunda República. Es necesario recalcar esto porque a veces en la concepción del discurso político se olvida el discurso de libertades civiles.

Modelos de impunidad y estado de excepción

Los modelos de impunidad se esconden en lo que yo llamaría un estado de excepción permanente, que permite hablar de cuestiones como, por ejemplo, el concepto de guerra preventiva usado por el ex presidente George Bush y su vicepresidente. Es un concepto de los años 30 que impuso Hitler y que, tras el 11S, impuso Bush públicamente y defendieron varios países europeos. Cuando hablo de estado de excepción |7| lo hago en los términos en que lo definió y desarrolló Carl Schmitt, un teórico del derecho y de teoría del estado que hizo posible la legalización de Hitler y que es muy seguido y utilizado en España.

Carl Schmitt es un teórico que, al término del periodo de recuperación a que le obligaron los aliados, se trasladó a España, fue profesor en la escuela militar de Zaragoza y elaboró un libro que se llama “La teoría del partisano”. Se trata de un manual que en aquel momento redactó para hacer frente al comunismo en China. En realidad, con este manual lleva a cabo una traslación del estado de excepción de los años 30 al estado de excepción aplicado en la guerra del Vietnam. Ya en nuestros días, esta doctrina puede ser aplicada a la guerra de Iraq y a todos los programas de exterminio. Es un librito muy poco conocido y su edición original, si no me equivoco, fue española; no obstante, es un manual de referencia en todas las doctrinas antisubversivas y antirrevolucionarias que aplicó Estados Unidos y que incluso forma parte de los currículos académicos de las academias militares de prácticamente todos los países europeos.

Es este análisis de los modelos de impunidad así concebidos y sus perniciosas consecuencias para las sociedades el que ha marcado el trabajo del Equipo Nizkor y lo que nos ha llevado a trabajar en varios países y llevar casos en tribunales.

La “cuestión española” y su análisis desde la legalidad y la legitimidad.

En lo que se refiere a la cuestión de España, para ustedes, que son exiliados o familiares de exiliados españoles, es muy fácil de entender. Sin embargo, en el interior de España no es así y fuera de España tampoco.

La diplomacia española desde el final de la Guerra Civil y hasta el año 1951 mantiene una cierta lucha con lo que era el Gobierno republicano en el exilio y en torno a la representación en la Organización de las Naciones Unidas. A partir de ese fecha ustedes conocen lo que ocurrió con el Gobierno republicano. España crea un corpus teórico de interpretación del golpe de estado que se refuerza con la alianza con Estados Unidos durante el Gobierno Eisenhower, pero se crea un vacío conceptual. ¿A qué llamo un vacío conceptual? Si ustedes preguntan a cualquier persona de España, incluso a profesores de universidad, acerca de esto que estamos hablando es el desconocimiento total; si hablan con los miembros de los grupos políticos, algunos hasta dudarán de que lo que estamos diciendo sea verdad. El problema es que no sólo hay un desconocimiento total, sino que hay una conceptualización que yo diría que es totalmente franquista: franquista en la concepción ideológica y franquista en la concepción de las categorías jurídicas. Precisamente es este aspecto jurídico al que más nos dedicamos nosotros directamente, pues creemos que el avance en este plano es primordial para resolver la cuestión española que sigue pendiente desde que Naciones Unidas así lo formulara en sus primeros debates y resoluciones. Esta pugna es conceptual, pues el plano jurídico a este nivel nos lleva a la cuestión de la interpretación de los derechos democráticos surgidos de la revolución francesa, interpretación que en España no se aplicó nunca o se aplicó en un periodo tan corto de la historia que no es representativo.

No obstante, éste es un debate que se tiene que dar y que se encuentra también en la esencia de la carta a Rodríguez Zapatero que Ana Viéitez |8| acaba de leer. Es lo que se formula como el concepto de legitimidad y de legalidad. Este análisis permite concluir que el régimen español tiene un problema no solucionado ni solucionable, pero que se ha mantenido fuera del debate público abierto en gran parte gracias a que las fuerzas democráticas republicanas son prácticamente inexistentes. Sin embargo, desde las instituciones españolas se es consciente de esto. En el Estado actual, desde la monarquía hasta el último embajador son conscientes de la ilegitimidad profunda del régimen que surgió de la transición, ilegitimidad que surge por la continuidad del régimen de Franco y que es imposible de ocultar. Si uno lee desde el punto de vista jurídico y de teoría del estado el discurso de investidura |9| como monarca del actual Rey Juan Carlos I ante las Cortes franquitas, no queda lugar a dudas.

Dejando de lado las cuestiones más políticas, no hay posibilidad de crear un estado republicano si no se deslegitima la transición franquista. A la luz de sus características jurídicas, la transición, más que una transición democrática es más bien una transición franquista. En realidad, lo que ocurrió es que el régimen de Franco logró que la constitución recogiera los principios básicos de la impunidad que necesitaban los franquistas para supervivir. Esto no es casual, sobre todo cuando se sabe que la constitución la elaboraron principalmente dos de sus ponentes y fue el resultado del acuerdo al que se llegó en el Parador Nacional de Gredos entre Gregorio Peces Barba, quien ha sido rector de la Universidad Carlos III de Madrid y Manuel Fraga Iribarne. Entre ambos prepararon la constitución, volvieron a Madrid y la Comisión constitucional votó el texto.

Esta Constitución, aparte de la ilegitimidad de que hablamos, recoge además un artículo de la Constitución de Weimar que permite el estado de excepción. No se ha usado nunca hasta ahora (salvo en el caso de la huelga de controladores aéreos, donde se aplicó de facto tras declararse el estado de alarma |10|), pero estuvo a punto de utilizarse en el País Vasco en un momento del Gobierno de José María Aznar.

Ésta es la situación de la que se parte para abordar la cuestión de los crímenes franquistas.

Este mismo debate sobre ilegitimidad versus ilegalidad que se suele dar en las facultades de derecho cuando se estudia filosofía del derecho, asignatura llamada durante mucho tiempo en España “Derecho Natural”, fue llevado a la ley de la memoria histórica |11| en el artículo 3 de la ley, cuando ésta declara la ilegitimidad de los tribunales franquistas pero no su ilegalidad. Es decir, si sólo declara la ilegitimidad está manteniendo que sí son legales. Son legales pero ilegítimos. Y éste es el debate que se dio. Se da también en el Congreso y en las reuniones que había a nivel asociativo. Se dio entre quienes estuvieron implicados en la ley cuando era proyecto de ley. A lo largo de este proceso nosotros también contribuimos a este debate desde el lado asociativo mediante comunicados con los que intentamos clarificar esta cuestión.

En realidad, el debate que se estaba dando en el Congreso en torno a la cuestión de la ilegitimidad versus ilegalidad, se retrotraía a una discusión del año 1930, cuando los abogados republicanos Sánchez Román y Luís Jiménez de Asúa propusieron en el colegio de abogados de Madrid que el Código Penal de la dictadura de Primo de Rivera promulgado por un decreto de 1928, no sólo se derogara, sino que yendo más allá, se anulara. ¿Por qué decían eso Luis Jiménez de Asúa y Sánchez Román? Jiménez de Asúa ha sido una especie de “papa” del derecho penal durante muchos años, un doctrinario de renombre. Sus manuales han tenido peso en las cátedras de derecho penal en países de lengua hispana. Lo que ambos abogados decían es que, dado su ilegítimo origen (este código fue promulgado por un decreto de la dictadura Primo de Rivera) este código adolecía del más rotundo vicio de ilegalidad. O sea, era nulo y había que declararlo ilegal, porque su procedencia era ilegítima… Y en este debate en esos momentos, la mayoría del Colegio de Abogados de Madrid de 1930 estuvo de acuerdo con Jiménez de Asúa y Sánchez Román. Poco tiempo después, la Segunda República adoptó entre sus primeros actos legislativos la declaración de nulidad del Código Penal de la Dictadura de Miguel Primo de Rivera, es decir, consideró que tal Código nunca desplegó efecto alguno.

La contra respuesta a esta decisión del Colegio de Abogados de Madrid vino en ese momento de José Antonio Primo de Rivera, quien devendría fundador de Falange. José Antonio Primo de Rivera publica un artículo en la La Nación, el 15 de abril de 1930, titulado Lo del colegio de abogados, un abuso de la mayoría |12|. ¿Cuáles son los argumentos de Primo de Rivera en este artículo? Afirma “[L]ey no es, por lo tanto, lo que aprueba un Parlamento, sino lo que aprueba el órgano legislativo de un régimen. Ese órgano legislativo pueden formarlo las Cortes, con el jefe del Estado, o el Gobierno con el jefe del Estado. Las Dictaduras siguen el segundo modelo. Luego dentro del régimen de Dictadura, un Código gubernamental legislativo es un Código legal”, y después dice que “[E]l Colegio de Abogados, COLECTIVAMENTE, se ha declarado enemigo de la Dictadura. Como tal Colegio va a pedir que se derogue, por ser fruto de un sistema ilegítimo, el Código de la Dictadura. Al hacerlo, se proclama dogmáticamente enemigo de los sistemas dictatoriales. Y acepta, con tono oficial, determinado criterio político…” Pues esto que decía José Antonio Primo de Rivera es a lo que el Congreso español dio el visto bueno mediante la aprobación de la ley de la memoria, cuyo artículo 3 declara que los tribunales franquistas eran ilegítimos pero legales; ése es el argumento que se usa para no declarar nulas las leyes y otros actos jurídicos del franquismo que con contrarios además a la Constitución actual.

Conceptualmente tenemos pues el problema de la derogación. La derogación implica que hasta el momento en que no se derogue una norma, tal norma tiene vigencia, sigue siendo válida y despliega efectos.

La Constitución española de 1978 tiene una Disposición Derogatoria, al final del texto, que dice que “quedan derogadas cuantas disposiciones se opongan a lo establecido en esta Constitución” |13|.

En la práctica nunca se aplicó, porque nunca se elaboró legislación alguna de desarrollo de esta disposición.

En lo referido, por ejemplo, a los juicios sumarísimos, sostenemos que no hay que derogarlos, sino que hay que anularlos porque fueron ilegales y adolecen de un profundo vicio de nulidad.

Esta discusión, que a ustedes les puede parecer esotérica viviendo en Francia, en España se ha dado en el seno de los tribunales, y de hecho, el propio Tribunal Constitucional mantiene que no se pueden anular las leyes franquistas. Con este criterio, hasta el código de tráfico de la época de Franco podría estar hoy vigente. Lo que sucede es que este código se modificó, no se anuló por tanto, sino que se fue modificando y manteniendo su continuidad en el tiempo. Lo mismo ocurre con todas las leyes de la represión.

Otro argumento esgrimido desde el Gobierno para no anular norma alguna es el de la “inseguridad jurídica”. ¿Qué impide anular la legislación represora? Incluso en un país como Alemania, inmediatamente después de la toma de posesión de los Gobiernos Militares de Ocupación en sus respectivas zonas, se procedió a la anulación de las principales leyes nacionalsocialistas |14|. Mediante la Ley No. 1 del Gobierno Militar sobre “Abrogación de la Legislación Nazi” y la Ley nº 1 del Consejo de Control Aliado de 20 de septiembre de 1945, se dejaron sin efecto las principales leyes políticas y discriminatorias del régimen nacionalsocialista, incluidas las leyes raciales conocidas como “Leyes de Nuremberg”. La nulidad afectó también a las sentencias dictadas en aplicación de ese elenco normativo discriminatorio.

El polémico aspecto pendiente en Alemania era el de las sentencias de muerte por traición dictadas contra militares en aplicación de los artículos 57, 59 y 60 del Código Penal Militar de 1934. Me estoy refiriendo a los casos de desertores de la Wehrmacht. La nulidad ipso iure prevista por la “Ley de Nulidad de las Sentencias Nacionalsocialistas Injustas en la Administración de Justicia Penal”, de 25 de agosto de 1998, no abarcaba las sentencias basadas en estos preceptos. Sólo el análisis del caso particular podía llevar al reexamen de la sentencia.

Tras un intenso y enardecido debate, el Bundestag llegó por unanimidad a la conclusión de que esas disposiciones eran irreconciliables con el estado de derecho y la Constitución. De este modo se aprobó una Ley de Nulidad adicional, el 24 de septiembre de 2009, mediante la cual las sentencias dictadas sobre la base de esos preceptos pasaron también a estar sujetas al vicio de nulidad declarado por esa Ley.

La República, ya hemos dicho, anuló el código penal de Primo de Rivera. En Francia también se ha procedido a la anulación. De no ser así, ¿qué tenemos que decir, que las generaciones futuras tienen que apencar con una herencia viciada por las generaciones precedentes?. Si eso fuera así viviríamos constantemente en el antiguo régimen anterior a 1789. Se puede anular, no hay trabas para ello, no es está vulnerando el estado de derecho y cuando hay que tener un discurso político frente al abandono de las víctimas del franquismo, si no se conocen los elementos jurídicos – desde la óptica de las libertades y de las víctimas- es muy difícil saber construir el discurso.

Esta discusión cobra una enorme dimensión cuando ustedes escuchan los discursos parlamentarios que se dieron durante el debate de la ley de la memoria, discursos que están disponibles íntegramente en Radio Nizkor |15|, de forma que históricamente no se pueda tergiversar la verdad de lo sucedido en el Congreso y de las posiciones defendidas.

Estos discursos reflejan el debate parlamentario en torno a la legitimidad. Así por ejemplo, en un discurso cuando menos perverso, el entonces diputado Joan Herrera |16|, del Grupo Parlamentario de Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya Verds, no sólo defiende la tesis de la legalidad (de lo ilegítimo pero legal) sino que a la hora de hablar de campos de concentración, no usa los campos de exterminio de la Segunda Guerra Mundial, sino que toma los de Camboya, que no tienen que ver con la Segunda Guerra Mundial, pues el papel de la España franquista en ese período histórico constituye el otro drama de la “legitimidad” del régimen español.

El único orador que se desmarcó de esas tesis fue Joan Tardà |17|, del Grupo Parlamentario de Esquerra Republicana, quien les hablará después de todo este avatar legislativo, por lo que no vamos a entrar en ello ahora. Su discurso es una respuesta a todo esto que estamos diciendo y es la única que hubo en el Parlamento.

Como la ley de memoria la conocen y estoy seguro de que ustedes tienen una opinión clara sobre ella, no voy a entrar en las diversas cuestiones que plantea esta ley, sino simplemente en este problema de la legitimidad porque es el problema de fondo. Nosotros decimos que las leyes de Franco fueron ilegítimas e ilegales. Es así de simple. Todo lo demás son artificios jurídicos que se han usado y se siguen usando, como por ejemplo en la Audiencia Nacional y el famoso caso del juez Baltasar Garzón. Estas iniciativas judiciales se han basado en ese mismo principio, esto es, no se basan en la anulación ni en la ilegalidad de los actos jurídicos del franquismo; eso no entra en el debate ni a nivel político ni a nivel social en España.

Creemos que hay que ser precisos en el análisis del modelo jurídico, porque las debilidades del modelo jurídico son las que permiten un discurso político frente a ello. Sin ese análisis, se produce un discurso político pero que no es capaz de enfrentar el modelo; la prueba está en todos los años de silencio en España y en el triste hecho de que en cualquier charla que damos sobre esto, en cualquier lugar del Estado español, lo que acabo de exponer es nuevo para la audiencia, y, para las nuevas generaciones, más todavía. He dado charlas en facultades de derecho donde los alumnos menores de 25 años no podían responder a nada de todo esto, era la primera vez que lo escuchaban. Ése es el problema.

La cuestión de la impunidad en España y los crímenes franquistas

Ante esta situación, en el año 2004 elaboramos un documento |18|, “La cuestión de la impunidad en España y los crímenes franquistas”, que dio inicio a la campaña contra la impunidad en España. Se trata de un documento doctrinal, sintético pero doctrinal. Lo elaboramos precisamente para dar consistencia a las nacientes asociaciones de la memoria, de lo que se llama la memoria, término que a mí no me gusta porque el problema no es la memoria, sino la impunidad. Este documento, elaborado a pedido de dos asociaciones |19|, contó con la adhesión de toda una serie de asociaciones |20| que, en aquel momento, eran prácticamente las que había.

En el marco de esta campaña hemos producido también toda una serie de declaraciones y comunicados en respuesta a las distintas iniciativas gubernamentales o acerca de aspectos concretos de la campaña, como la anulación de los juicios sumarísimos o el problema de los niños de la guerra. La mayoría de estas declaraciones y comunicados |21| están disponibles en francés e inglés y fueron firmados por la práctica totalidad de las asociaciones españolas; diría que con la excepción de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), que promueve los desenterramientos, las restantes asociaciones firmaron todas estas declaraciones, por lo que desde este punto de vista representan a la práctica totalidad de las asociaciones españolas. En aquel momento del 2004 llega ya a haber hasta 76 asociaciones que firman este tipo de declaración.

¿En qué se basan los argumentos que empleamos?

La primera cuestión es la ilegitimidad del régimen franquista, a lo que ya he hecho mención. En segundo lugar están las declaraciones de Naciones Unidas de 1946 que hacen a lo que entonces se llamó “la cuestión española” y cuya publicación por nosotros provocó un gran escándalo. Estas resoluciones, que marcan el último acto jurídico de la República en política exterior, constituyen la declaración de ilegalidad del régimen franquista y el reconocimiento de que dicho régimen es parte de los Países del Eje. Es ésta una discusión que en España no se da o se da desde otro punto de vista.

Así por ejemplo, el diputado del PSOE Ramón Jáuregui, a quien el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero nombra en su primera legislatura como interlocutor con las asociaciones que trabajamos estos temas, plantea que el régimen franquista fue una dictadura que no tuvo nada que ver con la Segunda Guerra Mundial. Esta afirmación la realizó en sede parlamentaria, en una discusión con las asociaciones que presentábamos el documento ” La cuestión de la impunidad en España y los crímenes franquistas” para tratar lo que verán después que son las condiciones jurídicas de este documento.

Estas resoluciones de 1946 están entre las primeras tomadas por la entonces recién creada Organización de las Naciones Unidas, que era el nombre legal que le daban los aliados y que se utilizó por primera vez el 1 de enero de 1942, en plena Segunda Guerra Mundial, cuando representantes de 26 naciones aprobaron la «Declaración de las Naciones Unidas», en virtud de la cual sus respectivos gobiernos se comprometían a seguir luchando juntos contra las Potencias del Eje.

Hay una serie de resoluciones iniciales ligadas a la fundación de las Naciones Unidas que se publicaron en el boletín oficial de esa época pero que, no obstante ser la base de esta Organización, generalmente son desconocidas.

Es importante señalar que el origen de las Naciones Unidas está ligado a la aceptación de los principios contenidos en el Estatuto y las sentencias de Nuremberg. La condena y persecución del nacionalsocialismo, del imperialismo japonés, del fascismo de Mussolini y del franquismo fueron objeto de las primeras resoluciones.

Las referidas a la llamada cuestión española nos costó algo conseguirlas y tuvimos que hacer una gestión en Ginebra para hacernos con el texto. Finalmente, el sistema de Naciones Unidas hubo de publicarlas.

Estas resoluciones |22| proclaman la ilegalidad del régimen franquista, de ahí que se ocultara su existencia en el momento de elaborar la Constitución, o, dicho de otro modo, España tendría que aplicar estas resoluciones conforme al derecho internacional, siendo que además le atañe directamente. Tan simple como eso. ¿Qué se hizo? Ocultarlas y lograr que se ocultaran en el sistema de Naciones Unidas, por eso no se conseguían las copias. Si el contenido de la Resolución 39(I) |23|, de 12 de diciembre de 1946, se aplicara, sería una causa de nulidad de la constitución de 1978, porque esta Constitución desconoce estas resoluciones, y, de hecho, declara legal el franquismo. Es también una de las causas de nulidad de la ley de la memoria. Tal nulidad surge del hecho de que estas normas están desconociendo la ilegalidad del régimen franquista desde el punto de vista del derecho internacional. Eso no es discutible.

El 4 de noviembre de 1950 la Asamblea General de la ONU decide “Revocar la recomendación de retirada de Embajadores y Ministros de Madrid”, y “Revocar la recomendación tendente a excluir a España de las agencias internacionales establecidas por las Naciones Unidas o relacionadas con ella…” Es decir, esta Resolución de 1950 no revocaba plenamente las de 1946. Quedaron vigentes los párrafos relativos a la historia y naturaleza del régimen de Franco y a su condena por Naciones Unidas. La revocación consistió simplemente en la retirada de las medidas que en 1946 la Asamblea General había recomendado a los Estados Miembros de la ONU.

Por todo ello, la equiparación del régimen franquista al régimen de la Alemania nazi de Hitler y de la Italia fascista de Mussolini, su alineación con las Potencias de Eje, lo sitúan bajo el tratamiento jurídico que, al término de la II Guerra Mundial, se dio a los crímenes cometidos por las Potencias europeas del Eje.

Es así desde el punto de vista de las Naciones Unidas y desde el punto de vista del derecho internacional. Cuando el interlocutor nombrado por Moncloa, en sede parlamentaria, insiste en la legalidad del franquismo, es necesario definir exactamente lo que es el franquismo.

Por esta razón la discusión se ha venido evitando en círculos académicos y jurídicos en general. Es un debate molesto en las cátedras de filosofía del derecho.

En lo que se refiere a la negación de la aplicación del derecho internacional en este contexto, en las facultades de derecho españolas se ha mantenido un clamoroso silencio al respecto. No es hasta la sentencia de la Audiencia Nacional en el caso del oficial naval argentino Adolfo Scilingo, de 19 de abril de 2005, que estos principios del derecho internacional son aplicados en jurisdicción interna española. No hay ninguna razón para que los crímenes de la dictadura argentina se conceptualicen de este modo y no se haga lo propio con los crímenes de la dictadura franquista, al menos los cometidos después de la promulgación del Estatuto de Nuremberg.

El Plan de Acción

Nuestro informe sobre “La cuestión de la impunidad en España y los crímenes franquistas” contiene un plan de acción |24| que aceptaron la inmensa mayoría de las asociaciones y que resume lo que significa el reconocimiento jurídico de las víctimas del franquismo. Se trata de un resumen conceptual que sistematiza todo un elenco de cuestiones pendientes, pues no existe un único problema.

Por ejemplo, el primer problema de los abordados es la necesidad de ratificar la “Convención sobre la imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y de los crímenes de lesa humanidad” |25|, una de las pocas no ratificadas aún por el Estado español y que no siquiera ha firmado. Esta convención establece y recoge el principio de derecho internacional de la imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y de los crímenes contra la humanidad. Los defensores del franquismo, o sus protectores, saben que este tipo de crímenes no ha prescrito y que esta Convención facilita la persecución penal de los mismos tanto dentro como fuera de España. Aunque este debate llegó al Parlamento, de hecho España sigue sin adherirse a esta Convención.

El segundo punto del Plan de Acción que formulamos en 2004 se refiere a la promulgación de una ley que declare la nulidad de todas las acciones legales del régimen franquista, ley que ha de hacer mención expresa a las Resoluciones de las Naciones Unidas adoptadas por unanimidad por la Asamblea General de la ONU y que acabo de mencionar. Cuando decimos acciones legales no nos estamos refiriendo sólo a los juicios sumarísimos, que son ilegales, sino a los actos legales del franquismo. El régimen franquista es un régimen ilegal porque tiene su origen en un golpe de estado y, por ende, sus actos son ilegales, es decir, son ilegales las expropiaciones y todos los actos de represión y de control político-social que se llevaron a cabo durante la dictadura. Son igualmente ilegales las actas de defunción falsas, el robo de niños, el secuestro de personas, la participación de España en los campos de exterminio…

En nuestro entorno y en relación con los actos de las Potencias del Eje, se han declarado ilegales tales actos en Italia, en Francia (Régimen de Vichy) o en Alemania. En el caso de Francia se hicieron comisiones para determinar qué normas seguirían vigentes y cuáles no; así por ejemplo, el código de circulación siguió vigente, no se anuló porque se consideró que no afectaba los derechos, pero esta decisión se toma por excepción, es decir, se parte de que tales normas con nulas por provenir de un régimen ilegal, y se decide cuáles no lo serán, pero no al revés, no se declara que todo es legal salvo lo que se decida que va a ser nulo.

El siguiente punto del Plan de Acción tiene que ver con la declaración de nulidad de todos los procesos penales y militares del régimen franquista en razón de su carácter arbitrario e ilegal; esto es, la continuidad del análisis anterior pero aplicado a los procesos penales ante la justicia. Es éste uno de los puntos del que el diputado Ramón Jáuregui no quiso ni sentir hablar. La anulación de estos procesos acarrea la compensación e indemnización a todas las víctimas. Este derecho a la reparación está amparado a nivel interamericano y europeo. La respuesta desde el Gobierno a través de su representante a estos efectos, el Sr. Ramón Jáuregui, es que sería mucho dinero y que mejor no tocar nada.

Otro punto de nuestro Plan de Acción es el referido a la elaboración de una ley para la exhumación y la identificación de las víctimas que tenga en cuenta los tipos de delitos, el necesario conocimiento de la verdad y que fije los procedimientos acordes con el derecho internacional de derechos humanos. Es éste un tema muy difícil de abordar en estos momentos porque se impusieron socialmente los desenterramientos; es el límite de las asociaciones de la memoria, que ha hecho mucho daño. Los desenterramientos que se hicieron y se siguen haciendo en España desde el punto de vista del derecho ordinario y desde el punto de vista del derecho internacional son ilegales. Si nosotros decimos que hay una fosa común en determinado lugar y procedemos a desenterrar los restos, producimos efectos que no tienen reparación posible. El primero, que estamos desenterrando fuera de la legislación forense y eso sería un delito. Es fácil de entender, conforme a la legislación forense en vigor, si aparece un cadáver nadie ha de tocarlo hasta que llegue un forense. Una fosa es exactamente igual, por más que hayan pasado 70 años.

Por otro lado, en la Unión Europea existe un protocolo de desenterramiento en los casos de crímenes graves, o sea, no es lo mismo desenterrar a la víctima de un asesinato que una fosa común. Hay una manera de desenterrar para probar que fue un acto de exterminio. Esta posibilidad probatoria se elimina cuando lo que se realiza es un desenterramiento ilegal, y, lo que más grave, se elimina para siempre la identidad de aquéllos que son sacados de la fosa, salvo en los casos de fosas muy pequeñas donde no hay duda teórica de quiénes yacen en ella, ya que, en todo caso, no existe un acto forense oficial que confirme la identidad con nombre y apellidos de quienes allí están.

En Castilla-León, pongo esto como ejemplo, se han desenterrado prácticamente el 80% de las fosas. En el Equipo Nizkor tenemos una explicación: se han desenterrado las fosas que podían constituir prueba fehaciente de los actos de exterminio sistemáticos, que son los que configuran el tipo penal de crímenes contra la humanidad, y, que por tanto, no prescribirían.

Cuando se iniciaron procedimientos que afectaban a guerrilleros, a la resistencia antifranquista -precisamente nosotros aceptamos llevar uno de estos casos |26|, referido a hechos de 1947, para propiciar el acceso a la justicia pero además tener un caso testigo indubitable de lo que es la actuación de la justicia española en estos procedimientos- se produjo una ola de desenterramientos de guerrilleros; hoy, prácticamente no queda ninguna fosa, ya no son fosas. Ante esta situación no podemos sino afirmar que no estamos seguros de que se actúe con buena fe en los desenterramientos; lo dijimos así desde el primer momento y lo seguimos manteniendo. Los desenterramientos así realizados, sin intervención de autoridad judicial, son actos ilegales que rompen las pruebas de crímenes contra la humanidad y no nos van a permitir saber quiénes eran quienes yacían en esa fosa.

Esta actuación es muy simple de explicar. Si esas fosas se desentierran siguiendo un protocolo legal acorde al tipo de crímenes contra la humanidad y se toman las muestras de ADN, cosa que hoy en día no tiene misterio, siempre sería posible identificar a una víctima. De la manera que se ha hecho, pasamos del siempre al nunca se van a poder identificar. Esto es la realidad. Por eso planteábamos la necesidad de elaborar una ley que especifique cómo se desentierran las fosas del franquismo, como se hizo para las fosas de la antigua Yugoslavia. Existe un manual de Naciones Unidas para crímenes graves y para ejecuciones extrajudiciales. Este protocolo no se siguió nunca en España. Por eso decimos que dicha ley ha de tener en cuenta además los diferentes tipos de enterramientos clandestinos, oficiales, etc. y resolver el caso de las fosas comunes producto del plan de exterminio, de los enterramientos ilegales y de las fosas comunes de las tropas regulares en los frentes de batalla.

También señalamos la necesidad de elaborar un Manual de Antropología forense adaptado a las normas internacionales de derechos humanos, crímenes de guerra y a la situación histórica de la II República y del régimen franquista, que permita ordenar los desenterramientos en orden a la instrucción penal correspondiente en función del tipo de delitos y las víctimas, sean éstas civiles o soldados regulares en los frentes de batalla.

Otro punto importante es la adopción de las medidas legales necesarias a fin de normalizar los bancos de datos de ADN para la identificación de víctimas. La elaboración de un protocolo lleva implícita la creación de un banco de datos. En España existen estos bancos de datos de ADN para los procesos normales, pero no para las víctimas del franquismo. España, como país europeo, está obligada a mantener los bancos legales de ADN y lo hace. De hecho hay 10 ó 12 laboratorios en toda España. El Instituto Anatómico Forense de Madrid está en condiciones de hacer esto con todas las víctimas del franquismo, tal y como ha afirmado personal del Instituto en seminarios, como uno que se celebró hace tiempo en la Universidad de Salamanca. Nunca se les pidió que intervinieran legalmente.

La desclasificación y catalogación de todos los archivos diplomáticos y de servicios secretos hasta la introducción del régimen democrático es también una tarea pendiente. En España los archivos diplomáticos son secretos desde la Guerra de Cuba de 1898. El acceso está restringido a historiadores y en determinadas condiciones. Ningún historiador tiene acceso completo a los archivos, sino que, en el caso del Ministerio de Asuntos Exteriores, por ejemplo, se les coloca en una sala a la que les llevan determinados documentos que han solicitado. ¿Cómo es esto posible? Por la sencilla razón de que no hay un catálogo de los fondos realizado con criterios científicos, lo que, obviamente, impide conocer toda la actuación de Franco y del régimen franquista.

También en relación con este problema de los archivos, es necesario hacer un inventario de los archivos penales, judiciales, carcelarios, militares, de inteligencia, municipales, etc., y acometer su catalogación y reorganización con sistemas tecnológicos actuales, pero aplicando parámetros que sirvan a la defensa de los derechos humanos, pues estamos hablando de los archivos de la represión, y, asimismo, que sean de utilidad al sistema judicial interno y extranjero. Esto quiere decir que no sólo hay que catalogar y archivar, sino que hay que dejar listos estos archivos para que puedan ser usados judicialmente por los jueces o por los abogados de las víctimas. Esto es una obligación que recae sobre los archivos nacionales. Tratándose de archivos que afectan a los derechos civiles, el Estado está obligado no sólo a llevarlos tal cual se llevan clásicamente, sino que se ha seguir una catalogación por descripción que permita la utilización en derecho penal internacional y derecho penal ordinario interno. Obviamente esto no se ha hecho tampoco ni se va a hacer hoy por hoy.

Hemos demandado también la reconstrucción de las listas de víctimas españolas y extranjeras ligadas al régimen franquista y, particularmente, la lista de los niños de la guerra, para lo cual se ha de solicitar, si fuera necesario, la colaboración internacional, especialmente en el ámbito europeo; en este trabajo se ha de contar también con las organizaciones de exiliados u organizaciones extranjeras que hayan colaborado con el exilio republicano.

En este aspecto hay una tema básico: España nunca reconoció las víctimas de la Segunda Guerra Mundial. Existe además una base de datos creada por los aliados y de la que España, por decisión propia, no es parte. Se trata del Internacional Tracing Service (Servicio Internacional de Búsquedas). Es una entidad que tienen su origen en el Departamento que se creó en 1943 en el seno de la Cruz Roja Británica, por iniciativa de la fuerzas aliadas, para comenzar con el trabajo de localización y registro de personas cuyo paradero era desconocido. Este trabajo daría lugar a que el 15 de febrero de 1944 se estableciera el “Central Tracing Bureau” u Oficina Central de Localización, que en 1948 recibió el nombre de “International Tracing Service” (ITS), por el que esta oficina es conocida hoy. El ITS tiene su base jurídica en los Acuerdos de Bonn. El 6 de junio de 1955, los gobiernos de Bélgica, Francia, República Federal de Alemania, Grecia, Israel, Italia, Luxemburgo, Holanda, Reino Unido y Estados Unidos firmaron un acuerdo para el establecimiento de una Comisión Internacional que supervisara el ITS. En su fundación, al ITS se le encomendó con la tarea de suministrar información sobre el paradero de los perseguidos por el régimen nacionalsocialista y reunir a las familias a quienes la guerra había separado. El ITS está bajo la dirección y gestión del Comité Internacional de la Cruz Roja. Su mantenimiento es con cargo al presupuesto federal de la República Federal de Alemania.

Es pues un órgano de coordinación de los archivos que hay en todos esos países con vistas a conocer el paradero o destino de los seres queridos a los que la tragedia de la segunda guerra separó de sus familiares. Allí figuran varias categorías de españoles. De hecho, en el origen por ejemplo de la Convención sobre los Derechos del Niño, se encuentra el problema de los niños españoles que eran apátridas.

La cuestión de las listas de víctimas y represaliados es simple pero que no se ha hecho nunca. Nosotros decimos que hay que reconstruir las listas de víctimas y represaliados desde el levantamiento franquista, de forma legalmente válida, otorgando el reconocimiento jurídico válido y teniendo especial cuidado con los menores, huérfanos y mujeres. Sabemos por una fuente directa que en los archivos militares se encuentra, en fichas, la información sobre los ejecutados como consecuencia de los juicios sumarísimos, pero no existe la lista de ejecutados.

Lo mismo acontece con los registros civiles. Siendo Ministro de Justicia e Interior el socialista Juan Alberto Belloch, promulgó una Orden |27|, el 6 de junio de 1994, sobre supresión del dato relativo a la causa de la muerte en la inscripción de defunción. Esta orden tiene dos artículos. El primero dispone: “En los libros de defunciones del Registro Civil, mientras no sean aprobados nuevos modelos, quedará en blanco y será cruzado con una raya el dato sobre la causa de la muerte”. Y el segundo, referido a las inscripciones anteriores, establece: “A petición del interesado o antes de expedir una certificación cualquiera de la inscripción de defunción el encargado tachará de oficio, de modo que en lo sucesivo el dato sea ilegible, la causa de la muerte que figure en el asiento”.

Gracias a esta Orden, aún con la modificación que se le hizo en octubre de 1994″ |28|, el encargado del Registro puede tachar de oficio la causa de la muerte, con lo que si la persona en cuestión fue fusilada, no figura.

Por tanto, no hay acceso a los archivos de la represión para las víctimas y/o sus familiares, ni tampoco pueden obtener un certificado con la causa de la muerte, con lo que se está blindando la imposibilidad de acceder a la prueba documental de los crímenes cometidos, para, de este modo, proteger el sistema de impunidad pergeñado.

Y por último, como no queda mucho tiempo, enumero los restantes puntos del Plan de Acción:

Establecer un inventario de los bienes saqueados, embargados o expoliados por motivos políticos, religiosos y de represalias. Establecer una legislación que permita la recuperación e indemnización a cargo del estado, o de los responsables patrimoniales si existieran, de los bienes expoliados a personas físicas o legales por motivos políticos, religiosos o de represalias de cualquier tipo. Legislación de reconocimiento de todos los militares que sirvieron lealmente a la II República, restableciendo su condición histórica y adecuando sus méritos reglamentarios a todos los efectos. Legislación de reconocimiento de todos los militares y fuerzas irregulares de origen español que colaboraron con los países aliados en la resistencia contra los países del Eje y contra el régimen franquista, equiparándolos al reconocimiento jurídico, militar y social que se siguió en países como Francia.

Reconstrucción de los mandos de todas las organizaciones franquistas en el interior y el exterior de España, para facilitar el derecho a la verdad y el conocimiento de los perpetradores de los crímenes contra la humanidad. Fijación de un sistema de resarcimiento económico actualizado, en términos actuariales, a todo tipo de víctimas aún vivas, herederos y sus familias, así como adoptar las medidas necesarias para el reconocimiento social y cultural, para lo que se procederá a la localización, catalogación y declaración como patrimonio histórico de los lugares de memoria de la lucha en defensa de la República y de la represión franquista. Todo ello muestra bien a las claras la inexistencia de reconocimiento jurídicos de las víctimas republicanas, y, en general, de las víctimas del franquismo. Sin el cumplimiento de una serie de parámetros que son consustanciales a todo estado de derecho, no hay reconocimiento jurídico de las víctimas.

Ésta es la situación, el estado real de la cuestión.

Toulouse, 3 de diciembre de 2011

Nota documental:

Intervención de los ponentes del Equipo Nizkor Gregorio D. Dionis y Antonia Macías en las Jornadas de Estudios “España: ¿Qué memoria histórica?”, celebradas en Toulouse, Francia, el 3 de diciembre de 2011

Notas

1. Sentencia Núm. 16/2005, Sección Tercera, Sala de lo Penal, Audiencia Nacional, Madrid, 19 de abril de 2005. Disponible a texto completo en: http://www.derechos.org/nizkor/espa… [Volver]

2. Disponible en su versión en inglés en: http://www.derechos.org/nizkor/nure… [Volver]

3. El texto completo de la sentencia del juicio principal de Nuremberg se encuentra disponible en su versión original en inglés en: http://www.derechos.org/nizkor/nure… [Volver]

4. En 1996 la Comisión de Derecho Internacional de la ONU publicó dicho Código, en su última versión, en el Informe sobre la labor realizada en su 48º período de sesiones. El “Proyecto de Código de Crímenes contra la Paz y la Seguridad de la Humanidad” se encuentra disponible, en la versión original en inglés, en: http://www.derechos.org/nizkor/aggr… [Volver]

5. Este caso se encuentra íntegramente documentado en una página especialmente dedicada al mismo: http://www.derechos.org/nizkor/espa… [Volver]

6. Ver: “Texto del Auto declarando la admisión a trámite de la querella formulada en el caso de las víctimas españolas de los campos nacionalsocialistas”, Diligencia previas 211/08, Juzgado de Instrucción número 2, Audiencia Nacional, Madrid, 17jul08. Disponible en:http://www.derechos.org/nizkor/espa… [Volver]

7. Precisamente por su impacto negativo en el estado de derecho y sobre las libertades civiles, el Equipo Nizkor mantiene una página especializada sobre estado de excepción en:http://www.derechos.org/nizkor/excep [Volver]

8. “Carta de Ana Viéitez a José Luis Rodríguez Zapatero fundamentando su solicitud de baja como afiliada al PSOE” disponible en: http://www.derechos.org/nizkor/espa… [Volver]

9. Discurso del Príncipe Juan Carlos de Borbón al ser proclamado rey por las Cortes franquistas, Servicio de Documentación de La Vanguardia, 22 de noviembre de 1975. Disponible en: http://www.derechos.org/nizkor/espa… [Volver]

10. Ver seguimiento de este conflicto en: http://www.derechos.org/nizkor/espa… [Volver]

11. Texto completo de la ” LEY 52/2007, de 26 de diciembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura” disponible en: http://www.derechos.org/nizkor/espa…[Volver]

12. José Antonio Primo de Rivera, Lo del Colegio de Abogados: un abuso de la mayoría, La Nación, Madrid, 15 de abril de 1930. Texto completo disponible en:http://www.derechos.org/nizkor/espa… [Volver]

13. Texto completo disponible en: http://www.congreso.es/consti/const… por última vez el 01 mayo 2012) [Volver]

14. Ver “Texto de la carta-informe enviada a cada uno de los diputados de todos los grupos parlamentarios acerca de la nulidad de las leyes y sentencias nacionalsocialistas en Alemania”, disponible en: http://www.derechos.org/nizkor/espa… [Volver]

15. Debate parlamentario sobre el “Proyecto de ley por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura”, disponible en audio: http://www.radionizkor.org/impuesp/…y texto: http://www.derechos.org/nizkor/espa… [Volver]

16. Discurso íntegro disponible en: http://www.derechos.org/nizkor/espa… [Volver]

17. Discurso íntegro disponible en audio: http://www.radionizkor.org/impuesp/… y texto:http://www.derechos.org/nizkor/espa… [Volver]

18. Equipo Nizkor, “La cuestión de la impunidad en España y los crímenes franquistas”, Madrid, 14 de abril de 2004. Informe disponible en: http://www.derechos.org/nizkor/espa… [Volver]

19. En diciembre de 2003 se celebró la primera reunión de asociaciones de víctimas y “memorialísticas” en el Ateno de Madrid. Al término de la misma, AfarIIREP y la Asociación de Descendientes del Exilio Español solicitaron al Equipo Nizkor la elaboración de un Informe que ayudara a las asociaciones a recuperar el discurso perdido de libertades civiles y derechos humanos e incorporarlo a su trabajo. Esta última asociación participaría posteriormente de la política de Moncloa en relación con las víctimas españolas del campo de exterminio de Mauthausen, situación que expuso Ana Viéitez en su carta a Rodríguez Zapatero -ver supra nota 8, y por lo que el Grupo Parlamentario Socialista hubo de pedir perdón en el Congreso. [Volver]

20. Ver listado de asociaciones firmantes y adherentes en:http://www.derechos.org/nizkor/espa… [Volver]

21. Disponibles en: http://www.derechos.org/nizkor/espa… [Volver]

22. Se trata principalmente de la Resolución 32 (I) [GA Res. 32 (I), Resoluciones aprobadas por la Asamblea General durante la primera parte de su primer período de sesiones, Vigésima sexta sesión plenaria, 9 de febrero de 1946, p. 39 (http://www.derechos.org/nizkor/espa...)] y la Resolución 39(I) de la Asamblea General de la ONU sobre la cuestión española [GA Res. 39(I), Resoluciones aprobadas por la Asamblea General durante la primera parte de su primer período de sesiones, Quincuaésima nona reunión plenaria, 12 de diciembre de 1946, pp. 57-58 (http://www.derechos.org/nizkor/espa...) [Volver]

23. Disponible en: http://www.derechos.org/nizkor/espa… [Volver]

24. Disponible en: http://www.derechos.org/nizkor/espa… [Volver]

25. Disponible en: http://www.derechos.org/nizkor/ley/… [Volver]

26. Nos referimos al caso “Benagéber”, documentado en detalle en:http://www.derechos.org/nizkor/espa… [Volver]

27. Texto de la “Orden de 6 de junio de 1994 sobre supresión del dato relativo a la causa de la muerte en la inscripción de defunción” disponible en: http://www.derechos.org/nizkor/espa…[Volver]

28. Texto de la “Orden de 13 de octubre de 1994 por la que se modifica la de 6 de junio sobre la supresión del

Español: Bandera de la Ciudad de Buenos Aires....

Español: Bandera de la Ciudad de Buenos Aires. Vea también la Información histórica provista por el Gobierno de la Ciudad. (Photo credit: Wikipedia)

dato relativo a la causa de la muerte en la inscripción de defunción” disponible en:http://www.derechos.org/nizkor/espa… [Volver]

 

EU.- ELECCIONES.- Un análisis distinto sobre las elecciones de Estados Unidos

Artículos de Opinión | Dr. Néstor García Iturbe

Português: O presidente dos Estados Unidos, Ba...

Português: O presidente dos Estados Unidos, Barack Obama, e a presidente do Brasil, Dilma Rousseff, durante declaração conjunta, no Palácio do Planalto. Brasília, 19 de março de 2011. (Photo credit: Wikipedia)

 

El análisis de las elecciones presidenciales de Estados Unidos en el año 2012, se ha llevado a cabo por distintos medios de prensa estadounidenses y mundiales de forma tradicional, aplicando los mismos patrones que se han aplicado en elecciones anteriores, que están dirigidos a dar la sensación de que se han llevado a cabo “elecciones libres” y que una vez más la “democracia representativa” se ha puesto de manifiesto.

El sistema está perfectamente coordinado para limitar la participación de aquellos que pudieran, con su voto, cambiar el régimen establecido. Aparentemente solo dos candidatos aspiran a la presidencia, pues las leyes establecidas no permiten que en las boletas electorales aparezcan candidatos de otros partidos a los que se les exigen requisitos que limitan su derecho de ser también aspirantes nacionales. En cada elección se establecen nuevos requisitos para los votantes, con el fin de que al no poder cumplirlos tampoco puedan ejercer su derecho constitucional de elegir al futuro gobernante. Los límites de las circunscripciones se modifican caprichosamente, pero con el interés marcado de favorecer a candidatos que no representan las minorías.

Cuando estas medidas se consideran poco efectivas, se apela a leyes que restringen el derecho al voto a personas que han sido sancionadas por los tribunales, independientemente de la gravedad del crimen cometido. El sistema implantado desde la creación de la nación estadounidense no ha sufrido cambios, pues sigue siendo un instrumento en manos de la plutocracia para poder manejar la contienda electoral en su propio beneficio, como lo han hecho siempre.

En cuanto a denominar las elecciones como un ejemplo de “democracia representativa”, hace años que no lo son y en especial las del 2012 en que fue declarado vencedor Barack Obama nos permiten, con sus propios resultados, destruir cualquier teoría que trate de defenderla.

El verdadero vencedor de las elecciones del 2012 fue el abstencionismo. De los 237,6 millones de posibles votantes, optaron por no participar en las urnas 112,1 millones. De los que votaron, lo hicieron por Obama 63,7 millones, por Romney 59,8 y 2,0 millones que votaron por otros candidatos. Es evidente que esa mayoría, que decidió no participar está enviando un mensaje de repudio al sistema, a lo que recibe del mismo y a las pocas esperanzas de que una elección como esa resuelva algo positivo para ellos.

Como dato interesante resalta que en estas elecciones Obama obtuvo 8 millones menos de votos que en la elecciones del 2008 mientras que los republicanos, a pesar de la figura de Romney obtuvieron 2 millones de votos más.

Un aspecto interesante que siempre se oculta en las elecciones se refiere a la determinación y fórmula utilizada para determinar a qué candidato se le considera ganador de un estado específico. Por lo regular el resultado se ofrece en por cientos, sobre los votos emitidos, diríamos Obama tiene el 61 por ciento de los votos y Romney el 37. Todo el mundo queda satisfecho con esa fórmula y por lo tanto no se explica lo que realmente ha sucedido.

También se les otorga una gran importancia a lo que se denominan “estados pendiculares” que pueden inclinar los resultados de las elecciones hacia uno u otro lado, pero cuando se ofrece el resultado de esos estados, no se explica lo que sucedió en el mismo el día de las elecciones. Lo que se oculta es el poco respaldo popular que tiene este tipo de elección y en especial el candidato que fue declarado ganador.

Sin pretender cansarlos con este asunto, pero para darles un ejemplo del deteriorado y manipulado sistema electoral que se denomina en Estados Unidos “democracia representativa” citaremos con datos concretos los resultados de las últimas elecciones en algunos estados. Estos datos han sido obtenidos en las estadísticas del Buró del Censo de Estados Unidos y las cifras preliminares de las elecciones del 2012, que pudieran tener un ligero cambio cuando se ofrezcan las definitivas, pero que no será significativo.

Ahora, tomando algunos ejemplos, ustedes podrán apreciar quien fue el verdadero ganador

CALIFORNIA.- El estado más importante en cuanto a los votos electorales, el que gane prácticamente ha ganado la quinta parte de los votos necesarios para ser declarado vencedor. Cuenta con 37,7 millones de residentes, de estos en el 2012 estaban 28,4 millones en edad de votar. Asistieron a las urnas 11,9 millones. Dejaron de votar 16,5 millones, muchos más que los votantes, sin embargo eso no causó inconveniente alguno para declarar el vencedor del estado y otorgarle el total de votos electorales del mismo.

LA FLORIDA.- Un estado del que se habla bastante en Cuba durante las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Cuenta con un número apreciable de votos electorales por lo que representa una pieza importante en las aspiraciones de cualquier candidato. Tiene 19,1 millones de residentes, de los que estaban 15,1 millones en edad de votar en las elecciones del 2012. Asistieron a las urnas 8,5 millones de personas, por lo que no votaron 6,6 millones.

ILLINOIS.- Uno de los estados de mayor población y por lo tanto de votos electorales. Residen en el estado 12,9 millones de personas, de estos en el 2012 estaban en edad de votar 9,8 millones de personas. Votaron 5,2 millones, dejaron de votar 4,6 millones.

NEW YORK.- Otro de los baluartes preciados en una elección por la cantidad de votos electorales que otorga. Para la elecciones del 2012 contaba con 19,5 millones de personas que residían en dicho estado, de las que 15,2 millones tenían derecho al voto. Se presentaron a las urnas 6,2 millones, por lo que se quedaron en sus casas y no votaron 9 millones de personas.

TEXAS.- Residen en este estado, de acuerdo con los datos del Buró del Censo, 25,7 millones de personas, de las que tenían derecho al voto 18,7 millones. El día 6 de noviembre se presentaron a votar 8 millones de personas, por lo que no se molestaron en hacerlo 10,7 millones.

Considero que no es necesario continuar dando ejemplos, sin embargo, si algún receptor tiene interés especial en cierto estado, puedo remitirle los datos del mismo, pero aseguro que en muy pocos de ellos encontraran un entusiasmo mayor por votar que el mostrado en estos.

Ahora podemos afirmar una vez más que no es cierto lo que tratan hacernos creer con la llamada “democracia representativa, en especial porque no representa el interés de la mayoría de la población, sino de una minoría, la plutocracia. Que mediante un sistema electoral caduco, pero muy conveniente al 1 por ciento de la población, apoyado por las instituciones mediáticas que sirven a sus intereses, las cuales establecen los parámetros de análisis de las mismas, cada cuatro años designa el gobernante que más le conviene y trata de hacer creer al resto del mundo que representa los verdaderos intereses del pueblo estadounidense.

 

Sobre la necesidad, para los revolucionarios, de hacer trabajo político en las filas del ejército

Rapto de Europa

Rapto de Europa (Photo credit: Becante)

 

Roberto Mérida (Hrod)

Para convertirse en revolución, una revuelta social tiene que plantearse la conquista del poder político, la subversión del orden establecido y un cambio de régimen político que dé participación al pueblo; este cambio de sistema, sólo será posible sostenerlo mediante la fuerza de las armas. En ese sentido, tiene que ser apoyado por las bases de soldados rasos del ejército. Hay que exportar la propia subversión a las filas del ejército, ya que si no logramos que los soldados se rebelen contra sus propios oficiales el ejército, la fuerza militar, siempre estará controlada por este sistema corrupto y oligárquico que la usará como punta de lanza para aplastar, por la vía violenta, cualquier intento de cambio. No hay término medio. Es revolución, o retroceso y barbarie.

 

Un buen ejemplo de esto es Egipto. La caída de Mubârak y el cambio de constitución, aunque totalmente insuficiente, fue posible sólo porque las bases del ejército, los soldados rasos, se manifestaron a favor de la revuelta de las capas populares, la clase media empobrecida y los obreros. El régimen, no se atrevió a dar la orden al ejército de disparar contra la población por temor a una revuelta o insurrección generalizada en las propias filas del ejército.

 

Mubârak, cayó, pero la revolución sigue secuestrada por la Junta Militar continuista, y por un nuevo gobierno reaccionario, el de los Hnos. Musulmanes, colaboracionista yanqui y de impronta saudí, elegido en unos procesos electorales-farsa totalmente demagógicos y manipulados, en que se llama a las masas a elegir entre uno u otro guardián del viejo orden existente; donde las alternativas que sí apuesta por el cambio social quedan completamente relegadas a la marginalidad en los grandes medios de comunicación y de difusión, quedando completamente aisladas del proceso. Ambos agentes políticos, Junta Militar pro-yanqui, y gobierno islamista pro-Saudí, son valedores de los intereses de la clase capitalista y terrateniente egipcia, y de las multinacionales europeas y yanquis. Su apoyo a los cambios, fue sólo formal, en la medida en que las protestas limitaban sus consignas a la caída de la cabeza visible del régimen. Han comenzado a mostrar hostilidad y apostar, una vez más, por la vía de la represión policial como única respuesta en cuanto las consignas del movimiento de masas han comenzado a rebasar los límites legales y constitucionales del sistema “representativo” establecido, ahondando en el contenido social.

 

El cambio de régimen, tiene que seguir; tienen que cambiarse las reglas de juego, creándose organizaciones que den participación a las masas, en sustitución del demagógico parlamento, monopolizado en su inmensa mayoría por políticos de fuerzas pro-capitalistas y oligárquicas. La vieja economía capitalista, incapaz de velar más que por los intereses de un puñado parasitario de ricachos, debe ser sustituida por nuevas formas de economía social y redistributiva, basada en la expropiación y nacionalización de la banca y grandes monopolios de multinacionales, la reforma agraria, el control obrero de la producción, el control y democratización de los medios de prensa por el pueblo, y la redistribución de la riqueza mediante subida drástica de salarios, el fin del desempleo: la reinversión masiva pública en servicios sociales y tejido público productivo, con un reparto, a su vez, del trabajo, rebajando la jornada laboral para crear nuevos puestos de empleo. Finalmente, el nuevo régimen económico, debe basarse en la planificación democrática de la economía.

 

Un cambio así, tan sólo será posible si la mayor parte de las bases de soldados rasos del ejército se posicionan a favor de dicha revolución, apoyando el nuevo régimen, y contradiciendo las consignas de la vieja oficialidad reaccionaria y golpista. Una rebelión de los propios soldados del ejército contra la oficialidad reaccionaria, en apoyo de una insurrección espontánea, u organizada, del pueblo, sería un paso decisivo para preparar un cambio de sistema de gobierno victorioso, que es a su vez el primer paso para llevar a cabo un cambio de sistema económico.

 

Algo está cambiando también en el estado de conciencia de las bases y determinados mandos medios progresistas del ejército, un buen síntoma de ello es el mensaje recientemente publicado por el coronel Amadeo Martínez Inglés en los diarios digitales Insurgente y Canarias-Semanal.com, “Un coronel del ejército español se pregunta a qué esperamos los españoles para sublevarnos” (Canarias-Semanal.com, de Insurgente, Martes, 13 de Marzo de 2012 [http://canarias-semanal.com/not/1643/un_coronel_del_ejercito_espanol_se_pregunta_a_que_esperamos_los__espanoles_para_sublevarnos/ ]). Este hecho, no debe ser interpretado como algo aislado, y anecdótico. A menudo ocurre que lo que se expresa en cuerpos medios o incluso de la oficialidad del ejército en lo que concierne a cambios drásticos en el nivel de toma de conciencia, con manifestaciones de este tipo, es sólo un limitado reflejo de un proceso de radicalización y proliferación de la conciencia política creciente que comienza a manifestarse a nivel de las bases de soldados rasos a las que el oficial de turno representa. Existen ya, por otra parte, precedentes de esto en la famosa declaración de la Asociación de Sargentos del Ejército Portugués, manifestándose contra los recortes sociales, en un tono de denuncia a los organismos gubernamentales y amenazando con apoyar a la población en caso de producirse un estallido social, en lugar de permitir que se les movilizase para reprimir la protesta del pueblo. Un ejemplo todavía más candente es el de las bases progresistas del Ejército de Venezuela, que no sólo dieron origen al movimiento bolivariano, encarnado en la figura de Chávez, sino que se movilizaron junto con amplias capas de la población pobre de Caracas para defender al gobierno legítimamente electo frente al intento de golpe organizado por los reaccionarios en 2002.

 

Puede que una revolución social y política no esté tan lejos como esperamos. Pero para que surta efecto, las organizaciones de vanguardia (revolucionarias) deberán plantearse de lleno la cuestión del trabajo político dentro de las filas del ejército, en situaciones de total clandestinidad e ilegalidad ya que, como sabemos, difundir propaganda política en el ejército, y más aún si es revolucionaria y cuestiona el orden capitalista establecido, es delito. La tarea histórica que se nos impone, como podemos apreciar, es grandiosa. No es para tomársela a broma, desde luego. O pasamos a la acción y empezamos a actuar, o sucumbimos.

 

El conocimiento del cerebro, reto para conquistar el envejecimiento

English: Conversion to svg. Logo of University...

English: Conversion to svg. Logo of University of Las Palmas de Gran Canaria. Español: Conversion a svg. Logo de la universidad de Las Palmas de Gran Canaria. (Photo credit: Wikipedia)

El rector de la ULPGC, José Regidor, Lucas A. Pérez Martín y Carmen Paz Suárez Araujo acercarán sus conocimientos a todos los públicos pero especialmente a los mayores

La sociedad en general debe involucrase en el envejecimiento de forma lo más saludable y activa posible El Foro Mundial sobre envejecimiento de la OMS, señala que envejecer es una conquista tanto social como individual y un reto que involucra a diferentes agentes y como no, a los profesionales que se dedican específicamente a trabajar con los mayores desde distintas áreas de conocimiento. Dichas áreas aportan el saber científico necesario para avanzar, pero muchas veces la ciencia no es capaz de llegar a esos destinatarios.

 

Bajo el lema `Somos nuestro cerebro´ el Gabinete Literario de Las Palmas de Gran Canaria organiza a través de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información del Gobierno de Canarias una serie de conferencias encaminadas a transmitir a la población anciana, los profesionales, las autoridades y la sociedad en general que existen fórmulas para que el ser mayores no sea una lacra. Ser mayor no es una enfermedad en sí mismo, pero el deterioro del organismo humano trae consigo una serie de patologías que hacen de esta población un sector vulnerable al que hay que dar respuestas.

Respuestas que sin duda aportarán los ponentes de estas conferencias enmarcadas dentro de las Semanas de la Ciencia e Innovación en Canarias y que se celebrarán en el salón dorado del Gabinete los días 19, 20 y 21 a las 19.30 horas.

Con motivo de la celebración del Año del Envejecimiento Activo y Solidaridad entre Generaciones y con el objetivo de promover la creación en Europa de un envejecimiento activo y saludable en el marco de una sociedad para todas las edades, una primera conferencia correrá a cargo del Rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, José Regidor, bajo el título `El Arte de envejecer´. El Rector analizará como envejecemos, como cambiamos al envejecer y hará una reflexión sobre el envejecimiento cerebral y sus consecuencias.

Una segunda conferencia el día 20, `Claves y propuestas para lograr un envejecimiento activo pleno´ reflexiona y busca luchar contra sobre los aspectos negativos que la vejez o el envejecimiento tiene en la sociedad en la actualidad y propone líneas de actuación y de actividad de los mayores para desarrollar un envejecimiento activo integrado y participativo en nuestra sociedad.

Esta será impartida por Lucas A. Pérez Martín, Profesor en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), Director del Diploma de Estudios de la ULPGC y Secretario Consejo Canario del Movimiento Europeo. Pérez Martín señala que “la reflexión parte de la experiencia de la ULPGC en el desarrollo de los Programas Formativos Especiales, que desde 1999 trabajan en el ámbito de la educación universitaria para mayores”.

En la charla se apoya al final en un breve vídeo explicativo de unos 10 minutos que plasma en la práctica las líneas de actuación señaladas: Mantén activo el cerebro; Mantén activo tu cuerpo; Aporta tu lado solidario, tu experiencia y tiempo libre a la sociedad; Disfruta de tu entorno.

Confiesa que el público que espera en estas charlas es un público “mayor e interesado por el envejecer de la mejor manera, por lo general activos, comprometidos y habituados a participar en eventos sociales, culturales y académicos”.

Para finalizar este ciclo el día 21, Carmen Paz Suárez Araujo, doctora en Informática y profesora titular de Universidad en Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial. Grupo de Investigación de Neurociencia de la ULPGC, versará sobre `Neurociencia y computación: un presente lleno de futuro´.

Suárez Araujo sostiene que “el Cerebro es el órgano más complejo, espléndido y admirable de la naturaleza, así como el más enigmático. En él descansan el pensamiento, el comportamiento y el sentir del hombre. Incluso, dando un paso más allá, que es lo propio de un científico, se podría llegar a postular que también lo espiritual, pudiendo entonces estar en la línea de pensamiento que afirme que el alma está en el cerebro”.

La profesora de computación opina que “el conocimiento de la estructura y función del cerebro, así como de su estilo de computación, ha sido y sigue siendo, uno de los mayores desafíos de la ciencia”.

No duda, Suárez Araujo, en afirmar que “el conocimiento del cerebro permitirá conocernos a nosotros mismos, avanzar en la comprensión de las patologías cerebrales, muy especialmente en las neurodegenerativas, enfermedades de alta incidencia actual en los países desarrollados, ayudarnos a descifrar desafíos aún abiertos como la inteligencia del individuo y de las máquinas”.

Explicará en su conferencia, que su estudio y análisis han sufrido vaivenes históricos hasta la emergencia de un cuerpo de doctrina enfocado al esclarecimiento del reto planteado, “la Neurociencia”. En su opinión hoy estamos en plena revolución de este campo del saber, presentándose la Neurociencia moderna como el resultado de la convergencia de varias tradiciones científicas: la Anatomía, la Embriología, la Fisiología, la Bioquímica, la Farmacología, la Psicología y la Neurología, incluidas otras disciplinas científicas, la Física, las Matemáticas, y otras más modernas, como la Computación, que se han sumado al reto de comprender el sistema nervioso y las conductas que de él emanan, “jugando un papel esencial en esta tarea”. Esto ha provocado, a su vez, la emergencia de nuevas disciplinas científicas como la neurociencia computacional, con gran potencialidad y personalidad propia. Asimismo, y como metáfora reciproca, la neurociencia también desempeña, un importante papel en el desarrollo de la propia computación, como fuerza inspiradora y como modelo de razonamiento y de organización, en la obtención de modelos y sistemas computacionales con habilidades propias del cerebro.

Será a través de este paisaje hibrido neurocomputacional, del conocimiento del cerebro, por donde se llevará esta charla, “acompañándonos de últimos resultados de investigación que servirán para ilustrar los distintos momentos del viaje emprendido. Algunos de esos compañeros de viaje serán: Modelos computacionales de comunicación neuronal no cableada que influyen en el aprendizaje, neurochips que permitirían la sustitución de neuronas a través de implantes tecnológicos o hacía el cerebro virtual con el proyecto BlueBrain”, concluye.

Las conferencias tendrán una duración de entre 30 y 45 minutos dejando un tiempo para turnos de preguntas, comentarios etc…

 

Revelion: mentiras y medios

                                                           Opinión

 

Sin nombre - No name

Sin nombre – No name (Photo credit: Mataparda)

 

 

La historia ejemplar del cisne asesino: Santiago Alba Rico (28-11-2012)

 
Los medios disputan el poder en Latinoamérica: Diego M. Vidal (28-11-2012)

 
“El País” y la victoria electoral de Hugo Chávez: Salim Lamrani (28-11-2012)

 

 

Entrevista a un trabajador de El País

 

“Tras 36 años sin pérdidas las de este año se deben, paradójicamente, al dinero gastado en las indemnizaciones de los despedidos”: Salvador López Arnal (26-11-2012)

 
Argentina: Histórica elección de Comisión Interna

 

En Clarín hubo un “15 N” :Daniel Satur y Martín Espinoza (25-11-2012)

 
España
CGT denuncia los ataques a la libertad de información y a la independencia profesional en RTVE

 
¿Seguirán hablando de “periodistas independientes”, ahora que serán dirigidos en Cuba por un exagente de la CIA?: José Manzaneda (24-11-2012)

 

 

Comunicadores y comunicadoras debaten sobre medios sociales y estrategias

 

 

(23-11-2012)

 
Ausencias temáticas en el “gran” debate electoral de TV3: Salvador López Arnal (22-11-2012)

 
Lo que la BBC (no) dice sobre el ataque israelí contra Gaza:Amena Saleem (22-11-2012)

 

 

 

Las 25 noticias más censuradas en Estados Unidos (XXV)

 

En Guantánamo matan con dryboarding (asfixia inducida) :Ernesto Carmona

 

Vídeos rebeldes

 

Entrevista a la periodista Olga Rodríguez, especialista universitaria en contenciosos de Oriente Medio por la UNED

 

“Ser ciudadano y ciudadana es poder y saber manejar información y difundirla”

 

 

Los indigestos Desayunos de TVE:César Pérez Navarro

 
Conocimiento Libre
El País pide a sus periodistas que delaten a compañeros que critiquen al periódico en Redes Sociales: Pablo Gutiérrez (20-11-2012)

 
Cultura

 

Actividades en el CAUM (Club de Amigos de la Unesco de Madrid), del 19 al 25 de Noviembre

 

Conferencia: Los medios de comunicación a debate

 

Sin nombre - No name

Sin nombre – No name (Photo credit: Mataparda)

 

Las 25 noticias más censuradas en Estados Unidos (XXIV)

 

Granjeros de Alabama piden trabajo forzado de los presos en las cosechas

 

Ernesto Carmona (19-11-2012)

 

 

 

Barbarie propagandística en la Huelga General del 14-N en España

 

La prensa del odio cainita

 

Antonio Fernández Vicente (18-11-2012)

 

 

 

Las 25 noticias más censuradas en Estados Unidos (XXIII)

 

Obama encubre la masacre afgana de “los carniceros de la Casa Blanca”

 

Ernesto Carmona (18-11-2012)

 
La demagogia falsaria del diario global-imperial

 

Salvador López Arnal (17-11-2012)

 
Al-Yazira, el final de una leyenda

 

René Naba (17-11-2012)

 

Traducido para Rebelión por Caty R.

 

 

 

Las 25 noticias más censuradas en Estados Unidos (XXII)

 

Los grandes bancos de EEUU lavan muy bien, pero el Wachovia Bank lava mejor… para los carteles de la droga

 

Ernesto Carmona (16-11-2012)

 

 

 

Ignacio Ramonet visitó Latinoamérica

 

“Los latifundios mediáticos impulsan la insurrección contra los gobiernos progresistas”

 

Fernando Arellano Ortiz (16-11-2012)

 
El amor a la libertad, la huelga del 14N y los informativos de TV3

 

Salvador López Arnal (15-11-2012)

 

 

 

Las 25 noticias más censuradas en Estados Unidos (XXI)

 

Los Conservadores (R&D) matan el servicio de Correo y a su sindicato para privatizar el servicio

 

Ernesto Carmona (15-11-2012)

 
Trabajadores en huelga de hambre y el derecho ciudadano a la información

 

Salvador López Arnal (14-11-2012)

 

 

 

Las 25 noticias más censuradas en Estados Unidos (XX)

 

Destruir la educación pública beneficia al Complejo Prisión-Industrial

 

Ernesto Carmona (13-11-2012)

 
Opinión
El cáncer oportunista

 

Manuel Navarrete (12-11-2012)

 

 

 

Las 25 noticias más censuradas en Estados Unidos (XIX)

 

La Policía de New York siembra drogas para alcanzar cuotas de capturas

 

Ernesto Carmona (12-11-2012)

 
Argentina

 

Ley de medios y 7D: El día después

 

De profecías, monopolios y caminos alternativos

 

Natalia Vinelli (11-11-2012)

 

 

 

Las 25 noticias más censuradas en Estados Unidos (XVIII)

 

Prisioneras palestinas paren encadenadas

 

Ernesto Carmona (11-11-2012)

 

 

 

Las 25 noticias más censuradas en Estados Unidos (XVII)

 

Estudiantes de EEUU deben un billón de dólares en crédito universitario

 

Ernesto Carmona (10-11-2012)

 
Carta abierta a Juan Luis Cebrián, presidente ejecutivo del Grupo PRISA

 

Mayka de Castro Rodríguez, Marc Delcan Albors y Jorge Ramos Tolosa (09-11-2012)

 

 

 

APAS entrevista a la socióloga venezolana Maryclen Stelling

 

“Los medios son ejércitos en la batalla”

 

Ernesto Espeche (09-11-2012)

 

 

 

Las 25 noticias más censuradas en Estados Unidos (XVI)

 

El Pentágono encubre violaciones de soldados-mujeres

 

Ernesto Carmona (09-11-2012)

 
Cuba

 

Reacción al informe de la UNESCO que respalda educación en Cuba

 

Silenciarlo o desprestigiarlo

 

(09-11-2012)

 
¡Apoyemos la huelga de los trabajadores de El País!

 

Salvador López Arnal (08-11-2012)

 

 

 

Las 25 noticias más censuradas en Estados Unidos (XV)

 

Peligros de la tecnología doméstica

 

Ernesto Carmona (08-11-2012)

 
Huelga de los trabajadores de “El País” e infamias informativas en el diario de don Imperio-Cebrián

 

Salvador López Arnal (07-11-2012)

 
Nigeria y el arte de informar sin contar nada

 

Pablo Cuervo (07-11-2012)

 

 

 

Las 25 noticias más censuradas en Estados Unidos (XIV)

 

¿Quiénes pertenecen al 1 por ciento “top” y cómo se ganan la vida?

 

Ernesto Carmona (07-11-2012)

 
Destacados periodistas firman un manifiesto de apoyo a la revista Cafè amb llet

 

Brais Benítez (06-11-2012)

 
Argentina

 

Entrevista con el director de la emisora, Mariano Randazzo

 

Radio Sur: al fondo están el Che y Tosco

 

Andrés Figueroa Cornejo (06-11-2012)

 
Perlas informativas del mes de octubre 2012

 

Pascual Serrano (05-11-2012)

 

 

 

Las 25 noticias más censuradas en Estados Unidos (XIII)

 

“Reforma a la educación”, caballo de Troya para la privatización

 

Ernesto Carmona (05-11-2012)

 

 

 

Las 25 noticias más censuradas en Estados Unidos (XII)

 

EEUU une sus fuerzas a Al-Qaeda en Siria

 

Ernesto Carmona (04-11-2012)

 
Los medios radicales y la contrastación de las informaciones

 

Salvador López Arnal (04-11-2012)

 

 

 

Colombia

 

Sentencian a 15 años al periodista Fredy Muñoz de TeleSur

 

Ernesto Carmona (03-11-2012)

 

 

 

Las 25 noticias más censuradas en Estados Unidos (XI)

 

Los legisladores, más ricos pese a crisis

 

Ernesto Carmona (03-11-2012)

 

 

 

La tripulación del corsario mediático se subleva

 

“El País”, rebelión a bordo

 

Manuel Medina (02-11-2012)

 

Movimiento 30 de Junio

"A la patria no se le usa, se le sirve"

Mirando por la mirilla

La palabra realidad habría que entrecomillarla siempre. Nabokov. Journalist ©Eva Rueda

La realidad alterna

Diario de sueños, cuentos, poesías y una novela en proceso

Rumbos, utopías y esperanza

Espacio para compartir experiencias, conocimientos y ayudar a difundir la verdad de Cuba.

MundoDelSur

Un blog que mira al mundo en desarrollo

Photo Cuba...Desdemihabana

Cuba vista desde la sed que me anima a recorrer tus calles........

paquitoeldeCuba

Just another WordPress.com weblog

Terence S Jones - a guy with a camera

Altglass and (mostly) available light photography

Brandie Raasch Photography

"Of course, there will always be those who look only at technique, who ask 'how', while others of a more curious nature will ask 'why'. Personally, I have always preferred inspiration to information." ~Man Ray

the contextual life

thoughts without borders

Ecos de sumer

Cuaderno sobre edición

Entre ninfas y náyades

Escritos y fotografías de L.M. Antich

Los Escritos de Agniezka

Hay cosas que queman dentro del alma. Sólo intento evitar el incendio.

DIEGOKEHRIG.COM

NADIE ESCAPA A SU BIOGRAFÍA

ANGEL SOTELO FOTOGRAFO

GALERIA ESTUDIO PHOTO ART ANGEL SOTELO

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.391 seguidores

%d personas les gusta esto: